La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 7

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Después de esto, vi a cuatro ángeles que estaban de pie sobre los cuatro puntos cardinales de la tierra, y que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol.

 2 Y vi que otro ángel, subiendo del oriente, tenía el sello del Dios vivo. Y llamó a gran voz a los cuatro ángeles a quienes les fue dado hacer daño a la tierra y al mar,

 3 diciendo: "¡No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que marquemos con un sello la frente de los siervos de nuestro Dios!"

 4 Oí el número de los sellados: 144.000 sellados de todas las tribus de los hijos de Israel.1

 5 Sellados, de la tribu de Judá, 12.000 de la tribu de Rubén, 12.000 de la tribu de Gad, 12.000

 6 de la tribu de Aser, 12.000 de la tribu de Neftalí, 12.000 de la tribu de Manasés, 12.000

 7 de la tribu de Simeón, 12.000 de la tribu de Leví, 12.000 de la tribu de Isacar, 12.000

 8 de la tribu de Zabulón, 12.000 de la tribu de José, 12.000 de la tribu de Benjamín, 12.000.

 9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud de todas las naciones y razas y pueblos y lenguas, y nadie podía contar su número. Están de pie delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y llevando palmas en sus manos.2

 10 Aclaman a gran voz diciendo: "¡La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado sobre el trono, y al Cordero!"

 11 Todos los ángeles que estaban de pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes, se postraron sobre sus rostros delante del trono y adoraron a Dios diciendo:

 12 "¡Amén! La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. ¡Amén!"

 13 Uno de los ancianos me preguntó diciendo: --Estos que están vestidos con vestiduras blancas, ¿quiénes son y de dónde han venido?

 14 Y yo le dije: --Señor mío, tú lo sabes. Y él me dijo: --Éstos son los que vienen de la gran tribulación; han lavado sus ropas y los han emblanquecido en la sangre del Cordero.3

 15 Por esto están delante del trono de Dios y le rinden culto de día y de noche en su templo. El que está sentado en el trono les dará refugio en su santuario.4

 16 No tendrán más hambre, ni tendrán más sed, ni caerá sobre ellos el sol ni ningún otro calor;

 17 porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará y los guiará a fuentes de agua viva, y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1Los 144,000 son de las tribus de Israel, porque mientras estuvieron en la tierra llegaron a ser judíos espirituales, por la circuncisión del corazón: Sino más bien, es judío el que lo es en lo íntimo, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu y no en la letra. La alabanza del tal no proviene de los hombres, sino de Dio. Rom 2:29.

2 Un segundo grupo de hombres, de todas las naciones, y lenguas. No son judíos; sus corazones no habían sido circuncidados mientras estaban en la tierra. Estos son los gentiles espirituales. Pero ellos tenían vestiduras blancas. A diferencia de la descripción de Apoc. 14:4 de los 144,000, no hay mención de que estos gentiles espirituales han sido redimidos de la tierra, no hay mención de que ellos son las primicias, no hay mención de que ellos han sido seguidores obedientes del cordero, y no hay mención de que ellos son vírgenes castas. Por lo tanto ellos no habían sido obedienes en la tierra. No habían hecho morir las obras de la carne por medio del Espíritu, para obtener un corazón circuncidado, y no habían llegado a ser Hijos de Dios en la tierra. Pero ellos estaban allí.

3 Este segundo grupo de gentiles espirituales obtuvieron sus ropas blancas al lavarlas en la sangre del cordero durante la gran tribulación (mucho dolor y sufrimiento). Ahora, olvide lo que ha oído de todos los guías ciegos acerca de la gran tribulación. Los hombres son tantos que nadie los puede contar; sin embargo Juan puede ver que los ángeles son millares de millares y millones de millones, (100,000,000 y más millones). Y cuando a Jesús se le preguntó si muchos serían salvos (mientras estuvieran en la tierra), Jesús respondió que pocos serían salvos, porque angosto es el camino que lleva a la puerta que crece con la presión, y muchos intentarían entrar pero no podrían. ¿Cómo llegó esta multitud incontable?

La Biblia nos dice que las personas que no encuentran la santidad en esta vida "serán castigados con eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder;" 2 Tes 1:9. ¡Note! Esto no dice que serán torturados en el infierno para siempre.

La Biblia dice en muchos lugares que todos los hombres eventualmente son salvos: esperamos en el Dios viviente, quien es el Salvador de todos los hombres, especialmente de los que creen. 1 Tim 4:10. (¡Tome nota! Todos los hombres, no sólo todos los creyentes). Pablo les dice: Como la ofensa de uno alcanzó a todos los hombres para la condenación, así también la justicia realizada por uno alcanzó a todos los hombres para la justificación de vida. Rom 5:18. Porque Dios encerró a todos [los hombres] bajo desobediencia, para tener misericordia de todos [los hombres]. Rom 11:32. Y toda carne verá la salvación de Dios. Lucas 3:5-6. Jesús hizo las cosas de manera que todos los hombres eventualmente serán salvos: Al día siguiente, Juan vio a Jesús que venía hacia él y dijo: --¡He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo! Juan 1:29. Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados. 1 Cor 15:22. Él es la expiación por nuestros pecados, y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 1 Juan 2:2. Para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos. Heb 2:9.

Pero todos los hombres deben pasar por el fuego antes de estar bien con Dios, ya sea: 1) como las primicias de la tierra que pasan por el fuego insaciable del bautismo de la muerte de la naturaleza pecaminosa por medio del Espíritu Santo, o 2) como aquellos que mueren en sus pecados, que deben pasar por el lago de fuego. Sólo el diablo será echado en el lago de fuego para ser torturado para siempre. Los hombres, cuyos nombres no fueron hallados en el Libro de la Vida fueron echados en el lago de fuego, para recibir su herencia en el lago de fuego; pero no hechados para siempre como el diablo. Esta experiencia de los hombres en el lago de fuego es la "gran tribulación" de Apoc 7:14.

El lago de fuego es un gran dolor y una gran pérdida. El tiempo que cada persona pasa en el lago de fuego es descrito por Jesús como: 1) una cantidad variable de azotes, basado en lo que usted sabía que debía hacer pero no hizo, y 2) un castigo impuesto en proporción a la ofensa. La creencia popular del castigo eterno para los que no son salvos es un mito, que asume que Dios es un monstruo. La simple lógica nos dice que aquel que es amor, no podría torturar para siempre; que cualquier castigo que existiera, sería instructivo, y cuyo propósito sería crear un discípulo que no necesita más corrección.

El tiempo en el lago de fuego podría ser de unos pocos años a cientos de años, dependiendo de cómo uno vivió su vida en la tierra. Lo que uno siembra en su corazón, lo que uno desea, esas cosas deben ser quemadas; al llegar a estar tan saciados con ellas, que uno llega a estar hastiado de ellas y las aborrece.

Entonces me llamarán, y no responderé; me buscarán con diligencia y no me hallarán,
por cuanto aborrecieron el conocimiento y no escogieron el temor de Jehovah.
No quisieron mi consejo y menospreciaron toda reprensión mía.
Entonces comerán del fruto de su camino y se saciarán de sus propios consejos.
Porque su descarrío matará a los ingenuos, y su dejadez echará a perder a los necios. Prov 1:28-32
  

Vea Hay esperanza para todos para más información.

4 Por esto [los gentiles espirituales] están delante del trono de Dios y le rinden culto de día y de noche en su templo. El que está sentado en el trono les dará refugio en su santuario. A pesar de lo maravilloso que es esto, la diferencia entre estos gentiles espirituales y los judíos espirituales es:

Vea Hay esperanza para todos para más información. Y Dios se propuso que por medio de su intervención todas las cosas serían reconciliadas consigo mismo, tanto sobre la tierra como en los cielos, habiendo hecho la paz mediante la sangre de su cruz.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo