La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 10:8,17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Más bien, ¿qué dice? "La palabra está cerca de tí, en tu boca y en tu corazón [para que la puedas oír y obedecer];" esta es la palabra de fe que predicamos:1 [Esto hace referencia a Deut 30:14, que dice: Ciertamente muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la obedezcas. Los apóstoles predicaron que Cristo habla palabras desde el interior de su corazón, para ser oídas, creídas, y después obedecidas en fe; por eso es llamada la palabra de fe. Los apóstoles predicaron las palabras que ellos oyeron habladas en sus corazones, y predicaron que la fe viene por el oír la palabra en su corazón, Rom 10:17. Aquel que va a Él comes para escuchar la palabras que Él habla (desde el interior de su corazón), y después las obedece, edifica su fe sobre la roca sólida. Lucas 6:47. Usted viene a Él al sentarse en humilde silencio, esperando en Él, a medida que usted oye las palabras que Él habla y vela esperando sus revelaciones.]

 17 Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios.5 [La fe viene por la revelación: Cristo, la palabra en su corazón, hablándole desde el interior de su corazón; Rom 10:8. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:63. La fe es una serie de revelaciones. No asuma que una revelación de parte de Dios es la evidencia de que usted es salvo; más bien es el llamado de él para que usted lo busque con todo su corazón y su alma, como la primera prioridad de su vida. El cristianismo enseña incorrectamente que la fe viene por la creencia en el mensaje de la Biblia; si es así, entonces ¿cómo tuvieron fe Enoch, Noé, Job, Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, etc., cuando las escrituras todavía no se habían escrito? De la Palabra del Señor en el interior: "Una vez más, mi palabra está en tu corazón y tu boca, la cual está allí para obedecer. La fe es oír la Palabra de Dios y obedecer. Sólo aquellos que quieren ser limpios pueden oír. Sólo me alcanzan aquellos que tienen un corazón penitente. El Espíritu da la vida con cada palabra que es oída. Escucha y vive."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

5 La fe viene por el oír, y oír la palabra de Dios. Este es un versículo crucial para entender lo que es la fe. La palabra (Verbo) de Dios es el nombre de Cristo, Juan 1:1, Apoc 19:13-16; y Pablo nos acaba de decir en Rom 10:8 que él predica la palabra de fe que está en su corazón. De modo que la fe es oír la palabra de Dios desde el interior de su corazón, y reconocerlas como el Espíritu de Dios hablándole a usted, o Cristo hablándole a usted; y creerlo lo suficiente como para obedecer. Por lo tanto el creer es: creer [confiar, depender, obedecer], en la palabra, Cristo, oída en su corazón. Bienaventurados los que oyen a palabra de Dios y la guardan [la practican, obedecen]. La cristiandad quisiera que usted creyera que oír a alguien leer las palabras de la Biblia es oír la palabra de Dios, y si usted las cree, usted es un "creyente." Pero ésto sólo resulta en una creencia en un libro y una fe en las palabras de un libro. Sin embargo Pablo nos ha dicho que la fe viene por el oír la palabra, la cual se encuentra en nuestro corazón; de modo que para tener una fe real, usted debe ír desde adentro y creer que aquel a quien usted oye es el Hijo de Dios; y creer lo suficiente como para obedecer completamente.

Hay dos clases de fe, y ambas tienen a Cristo como su objeto:

  1. estar de acuerdo con la historia en la Biblia que Jesús era el Hijo de Dios, nacido de una vírgen, resucitó de los muertos, subió al cielo, etc.; esa es fe bíblica externa,

  2. oír la Palabra de Dios, la cual está en su corazón para que usted la obedezca esta es la palabra de fe que los apóstoles predicaron. Oír y obedecer a Jesús hablarle a usted desde el interior de su corazón es fe operacional, fe interna, fe que le es dada a usted por Jesús mismo. Con obediencia persistente a los mandatos que oímos de Dios God dentro de nuestro corazón, esta fe en el interior justifica, purifica, redime, hace recto, santifica, y salva; para darle paz, gozo, y justicia en unión y comunión con Cristo y el Padre — esto es ver y escuchar a su amado, viviendo una vida santa que le agrada a Él.

El cristianismo enseña incorrectamente que la fe viene por la creencia en el mensaje de la Biblia; si es así, entonces ¿cómo tuvieron fe Enoch, Noé, Job, Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, etc., cuando las escrituras todavía no se habían escrito? Si alguien le dice que "la fe viene al oír los versículos de la Biblia (la palabra de Dios de acuerdo con ellos)," ¿no han ellos cortado a Cristo de ser el autor y consumador de la fe, al hacer la Biblia su fuente de fe en vez de la voz viviente que habla del cielo, Cristo el Dios viviente? Si la gente insiste que los versículos de la Biblia son la "palabra de Dios", ¿no han ellos reemplazado a Cristo con la Biblia — haciendo la Biblia su regla, su juez, su fuente de discernimiento, su autoridad — no han hecho de la Biblia su Dios? Piénselo, aunque sea una triste conclusión a la que llegar. En vez de tener a Cristo como la Luz y Palabra viviente dentro de ellos para que sea su maestro, guía, autoridad, regla y Dios; su fe está en la Biblia, como James Parnell, el mártir cristiano de 18 años de edad.

Pablo declara claramente que debemos ser enseñados al oír a Jesús hablándonos:

no os conduzcáis más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes,
teniendo el entendimiento entenebrecido, alejados de la vida de Dios por la ignorancia que hay en ellos, debido a la dureza de su corazón.
Una vez perdida toda sensibilidad [remordimiento de conciencia], se entregaron a la sensualidad para cometer ávidamente toda clase de impurezas.
Pero vosotros no habéis aprendido así a Cristo;
si en verdad le habéis oído y habéis sido enseñados en él, así como la verdad está en Jesús. Efe 4:17-21
.

Bueno y recto es Jehovah; por eso él enseñará a los pecadores el camino.
Encaminará a los humildes en la justicia y enseñará a los humildes su camino. Sal 25:8-9


Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar. Sobre ti fijaré mis ojos. Sal 32:8

Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad ... y os hará saber las cosas que han de venir. Juan 16:13-14

Pero el Consolador, quien es el Espíritu Santo, y a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas. Juan 14:26

Entonces no un libro acerca de Jesús, sino Jesús mismo, quie es la fuente y el autor de su fe: la fe verdadera, de la cual Jesús es el autor y consumador de nuestra fe, Heb 12:2. Por medio de la obediencia a la palabra, es decir Jesús, usted obtiene fe: porque Jesús llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen. Heb 5:9.

La mayoría de las Biblias en inglés traducen este versículo "palabra de Cristo" en vez de "palabra de Dios"; haga click aquí para ver. Esto también muestra que el original griego (haga click aquí para el comentario en inglés) podría haberse traducido correctamente de la siguiente manera:

Consecuentemente la fe viene por el oír, y lo que se oye viene por la palabra predicada de Cristo (y Cristo es el que habla).

Vea las notas en esta página web en inglés, que dicen: 1) la palabra hablada es mucho más probable, 2) los escribas de los primeros manuscritos eran mucho más propensos a cambiar la traducción de Cristo a Dios, y 3) podría fácilmente haber sido traducido de manera correcta como: Cristo es el que habla.

Ahora, debe saber que los eruditos* de la religión organizada (hombres estudiados, no Cristo) y los monjes católicos romanos eran los que hacían las traducciones y copiaban los manuscritos, y ninguno de ellos tenía idea de lo que era la verdadera esperanza o las promesas de Cristo, vea Juan 14 y Juan 17; por lo tanto, el prejuicio de su entrenamiento religioso y las creencias preconcebidas de su orden se reflejaban en las palabras que escogían. Pero debido a que "la palabra de Dios" es el nombre de Cristo, y debido a que Pablo dijo que él predicó la palabra de fe en sus corazones, es claro que Pablo estaba explicando la Palabra, Cristo, oída en su corazón. Aún la Biblia se refiere a las las escrituras como escrituras y a Jesús como la palabra de Dios. A pesar de los sutiles errores en las traducciones bíblicas, recuerde que los primeros cuáqueros sólo tenían la versión King James de 300 años atrás; ésta fue suficiente para que miles de ellos alcanzaran la pureza, la unión con Dios, y entraran en el reino de los cielos mientras estaban vivos en la tierra.

* En los siglos 16 y 17, los eruditos religiosos que tenían conocimiento del griego, hebreo y latín, eran conocidos como "divinos" porque supuestamente tenían las lenguas celestiales. Jorge Fox ridiculizó esto, diciendo que "si saber los tres idiomas lo hace a uno divino, entonces Pilato era divino porque puso un letrero en la cruz de Jesús, escrito en los tres idiomas, que decía: JESÚS DE NAZARET, REY DE LOS JUDÍOS."

La palabra de Cristo habite abundantemente en vosotros, enseñándoos y amonestándoos los unos a los otros en toda sabiduría con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando con gracia a Dios en vuestros corazones. Col 3:16.

Sólo esto quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley o por haber oído con fe? Gal 3:2

El que os suministra el Espíritu y obra maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley o por el oír [lo que se le dice] con fe? Gal 3:5.

De la Palabra del Señor en el interior: "La fe es una serie revelaciones." Usted se sienta y espera a Dios, escuchando, velando, y después obedeciendo. Las palabras habladas por Él imparten la vida de Dios en su corazón, Juan 6:63. Usted crece en la fe con cada revelación que recibe. Por la gracia de sus revelaciones Jesús se convierte en el autor de fe, y finalmente perfecciona su fe, hasta que usted alcanza la salvación, (libertad del pecado), y después la unión con Dios y con Cristo. Usted debe seguir oyendo y obedeciendo hasta que su naturaleza pecaminosa haya sido crucificada en la cruz interna de la negación propia, para entonces recibir la fe como parte del fruto del Espíritu, que lo libera de la ley y lo justifica. Usted debe contender por la fe, crecer en la fe, edificar su fe, aumentar en fe, perfeccionar lo que falte en su fe, pelear la buena batalla de la fe, hasta llegar a la victoria, cuando su fe sea consumada por el consumador; la fe es un proceso y una caminata, cuyo fin es ver a Cristo trayéndole la salvación, para darle la vida eterna.

Por la gracia de su revelaciones Jesús se convierte en el autor de su fe, aumenta su fe, y finalmente perfecciona su fe, hasta que usted alcanza la salvación, (libertad del pecado), y después la unión con Cristo y con Dios. Cuando usted está en unión con Dios y con Cristo, usted ya no camina por vista; más bien camina en la fe, oyendo del Espíritu cada una de las palabras que debe hablar, y el Espíritu le muestra cada cosa que debe hacer, y es vigorizado por el Espíritu — por lo tanto usted está haciendo la obra de Dios, cumpliendo el propósito con el cual él lo creó. Este caminar en la fe es caminar en la luz, el amor, y la vida; caminando en la ley real de amor; sobrepasando la ley porque usted está bajo completo control del dador de la ley; ya no camina en la carne restringida, sino camina como parte del cuerpo de Cristo, completamente bajo en control de la cabeza de la única iglesia, Jesucristo.

_______________________________________