La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 13:14

Mostrar el Capítulo y las notas   

 14 Más bien, vestíos del Señor Jesucristo, y no hagáis provisión para satisfacer los malos deseos de la carne.

1 Pedro 4:1-3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Puesto que Cristo ha padecido en la carne por nosotros, armaos también vosotros con la misma mentalidad, porque el que ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, [De la Palabra del Señor en el interior: "Cualquiera de ustedes que tenga un aguijón duro que soportar, use estos hechos: 1) todos han sufrido antes que ustedes; 2) el pecado es censurado; 3) Dios quitará la carga a su tiempo; y 4) lo mismo es experimentado por todo corazón que desea la pureza en las naciones."]

 2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino [vivir] a la voluntad de Dios.1

 3 Porque ya es suficiente el haber hecho en el tiempo pasado los deseos de los gentiles, habiendo andado en sensualidad, en bajas pasiones, en codicia, en borracheras, en fiestas [con fuertes cantos, bailes, y bebidas alcohólicas], en banqueteos y en abominables idolatrías. [De la Palabra del Señor en el interior: "Modestia: sé modesto en todas las cosas.]

2 Timoteo 2:22

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 Huye, pues, de las pasiones juveniles y aspira y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz con los que de corazón puro invocan al Señor. [La justicia debe ser buscada, seguida y aspirada. Nosotros debemos buscar su justicia como la prioridad más importante de nuestra vida. Mat 6:33. Nosotros debemos esperar pacientemente, por fe, mediante el Espíritu, la esperanza de justicia, Gal 5:5. Nuestra obediencia a lo que oímos que el Señor nos habla nos lleva a la justicia. Rom 6:16. Pablo habla de una comunión con otros quienes tienen un corazón puro. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios, Mat 5:8; Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.