La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 3:31

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Luego, ¿invalidamos la ley por la fe? ¡De ninguna manera! Más bien, establecemos la ley.4 [Un hombre que camina en la ley real de amor, es ordenado y vigorizado por Dios con respecto a qué decir y qué hacer, de modo que cada una de sus acciones y palabras provienen de una obediencia amante a la voluntad de Dios. Él ya no camina según las leyes que restringen su carne, habiendo crucificado su naturaleza carnal y estando muerto a la ley por medio de muchas leyes recibidas como mandatos del Señor, lo cual progresivamente reduce las acciones, palabras y pensamientos de su vida carnal hasta que ya no existen. Verdaderamente ese hombre ama al Señor su Dios con todo su corazón, y con toda su alma, y con toda su mente, y con toda su fuerza; y ama a su prójimo como a si mismo. Ese hombre cumple y establece la ley — honrando así la ley. De la Palabra del Señor en el interior: "Establecemos la ley con honor."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

4 Luego, ¿invalidamos la ley por la fe? ¡De ninguna manera! Más bien, establecemos la ley. De modo que la ley no ha sido invalidada. Usted debe obedecer las partes morales de la Ley, lo cual no es las obras de la ley. Las otras traducciones bíblicas literales también lo aclaran: (haga clic para ver)

La versión Reina Valera dice: ¡De ninguna manera! Más bien, confirmamos la Ley.
La Biblia en Lenguaje Sencillo dice: Al contrario, si confiamos en él, la ley cobra más valor.
La Biblia de las Américas dice: ¡De ningún modo! Al contrario, confirmamos la ley.

Las cartas de Pablo han sido malentendidas, al eliminar toda la ley, y nada podría estar más lejos de la verdad, a menos que usted haya progresado tanto como hasta estar bajo el control completo del Espíritu de Dios. A Jesús se le preguntó: ¿Qué debo hacer para heredar la vida eterna? Jesús respondió: guarda los mandamientos. No asesinarás. No cometerás adulterio. No robarás. No levantarás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y amarás a tu prójimo como a ti mismo. Él enumeró el código moral de la ley que está en el corazón de todo hombre. Entonces él le dijo que debía vender sus posesiones, darle a los pobres, tomar su cruz y seguirle. Seguirle a él es esperar, escuchar en silencio, oír, y obedecer, y así recibir con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. Santiago 1:21.

Mientras nuestro espíritu egoísta todavía está vivo, mientras todavía no está completamente crucificado en la cruz interior de la negación propia, todavía debemos hacer por otros lo que nosotros quisiéramos que ellos hicieran por nosotros; todavía debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos; no debemos robar, mentir, asesinar, cometer adulterio, codiciar, etc. Nuestra justicia debe exceder la de los fariseos. A medida que usted avanza espiritualmente al guardar los mandamientos, el amor de Dios finalmente es perfeccionado en usted, 1 Juan 2:5. Entonces el amor cumple la ley, y nosotros establecemos la ley. Cumplir la ley es obedecerla completamente, haciéndola aún más válida y más fuerte. Uno debe de pasar más allá de la ley, caminando bajo el control completo del Espíritu. De la Palabra del Señor en el interior: "No hay ley cuando se está bajo el control completo del espíritu; uno camina en amor en la obediencia a medida que uno es inspirado—uno no anda en la carne restringida." La Ley fue aplicada al hombre caído, que perdió la vida y la guía de Dios; ninguna ley se aplica al hombre que ha sido restaurado a la imagen espiritual de Dios.

Y a menos que podamos ir al Señor y seguir su consejo para ser cambiados, la ley interna, (que incluye el centro moral de la ley mosaica), es nuestra tutor, un recordatorio para nosotros de nuestros problemas, y un motivador para arrepentirnos de nuestros viejos caminos y buscar ayuda divina para ser aún más diferentes, y así llegar a ser agradables a Dios. Mientras la ley es nuestra guía, nosotros conoceremos los estados en que Pablo describió que él estaba: "Porque no entendía lo que hacía, porque no hacía lo que tenía la intención de practicar; pero lo que odiaba hacer, eso hacía." Rom 7:15, y "De manera que ya no era yo el que lo hacía, sino el pecado que permanecía en mí." Rom 7:17. Pablo pasó por ambos estados, y todos deben pasar por estas etapas antes de llegar a la libertad de los hijos de Dios y así disfrutar la libertad cristiana. (El estado final de Pablo fue: "Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí" Gálatas 2:20.)

Sin obediencia, usted no puede conocer a Jesús: En esto sabemos que nosotros le hemos conocido: en que guardamos sus mandatos. 1 Juan 2:3
Sin obediencia, usted no puede amar a Jesús: Si alguno me ama, mi palabra guardará. Juan 14:23
Sin obediencia usted no es un amigo de Jesús: Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Juan 15:14
Sin obediencia, usted no puede nacer otra vez mientras todavía sigue pecando: Todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado. 1 Juan 3:9.

_______________________________________