La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Tito 2:11-14

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 [La gracia, (el Espíritu, la Luz), es dada a todo hombre para que pueda hacer caso a su aparición suave y anónima y el llamado al arrepentimiento de sus malos caminos, porque Dios quiere que todos los hombres sean salvos.]

     Porque la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres,[Para obener acceso a la gracia, uno debe esperar a Dios, escuchar, velar, y obedecer lo que uno oye. Por gracia por medio de la fe interna el Espíritu nos encarga que neguemos la impiedad y los deseos, enseñándonos cómo vivir justa y piadosamente en este mundo. A medida que oímos, la gracia entonces quita los pecados de nuestro corazón. La salvación es llevada a aquellos que le hacen caso y le obedecen a medida que le esperan persistente y obedientemente. Heb 5:9, 9:28.]

 12 enseñándonosa negar la impiedad y a los deseos mundanales, y cómo vivir sobria, justa y piadosamente, en este mundo presente, [La gracia está en el corazón de cada hombre, esperando a que él vaya hacia su interior para ser enseñado y cambiado, para que llegue a ser justo, puro, y santo. Un "creyente" que muere mientras todavía está pecando está contaminado y es expulsado del cielo; la gracia no es una exucsa para pasar por alto el juicio o el infierno; todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras.]

 13 y recibimos la esperanza bienaventurada, la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo,

 14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [infracción de la ley, pecado] y purificar para sí mismo un pueblo propio, ferviente para buenas obras.1 [Los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne  (la naturaleza pecaminosa) con sus pasiones y deseos  (concupiscencias y afectos). Gal 5:24. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí."]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Porque la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres,
enseñándonos a negar la impiedad y a los deseos mundanales,
y cómo vivir sobria, justa y piadosamente, en este mundo presente,
y recibimos la esperanza bienaventurada, la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo,
quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [infracción de la ley, pecado]
y purificar para sí mismo un pueblo propio, ferviente para buenas obras. Tito 2:11-14

Con respecto a la salvación instantánea por medio de la gracia: de la Palabra del Señor en el interior: "son mentiras torcidas y perniciosas, una falla fatal que extravía al justo." La definición de Pablo recién mencionada es la verdadera definición de la gracia. El Espíritu nos lleva a través del arrepentimiento a la verdad y el Reino de los Cielos por el proceso de enseñanza y purificación de la gracia. La gracia nos enseña lo que debemos negar. La Gracia (Jesús) nos lleva al arrepentimiento. Con nuestra obediencia a su guía y sus mandatos, la gracia entonces quita el pecado, (aún el deseo de pecar), de nuestros corazones - para así redimirnos de todo y purificarnos; la liberación de todo pecado es la verdadera definición de la salvación.

El evangelio de Jesús promete la liberación de la esclavitud del pecado, el reino de Dios mientras estamos en la tierra, y unión con Dios. Para llevar a cabo las promesas de Dios, usted debe buscarle, lo cual Jesús nos dijo que debemos hacer la prioridad más importante en la vida. Mat 6:33. Para buscarle, él nos dijo que debemos venir a Él. Él dijo que el sentarnos a sus pies y escucharle era la mejor parte, la única cosa necesaria, y que no será quitada. Por lo tanto nos sentamos en humilde silencio a medida que escuchamos su voz y sus palabras, y velamos para ver sus revelaciones. Cuando oímos sus mandatos, nosotros le obedecemos. La Biblia le llama a esto esperar a Dios. Esperar a Dios es sentarnos persistentemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar para ver sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle. Esta espera es la manera como recibimos las promesas del evangelio, incluyendo la salvación del pecado:

Y aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan. Heb 9:28

Y habiendo sido perfeccionado, [Jesús] llegó a ser Autor y fuente de eterna salvación para todos los que presten atención y le obedezcan. Heb 5:9

Al esperar a Dios, recibimos las enseñanzas de la gracia, las convicciones de la gracia, y la eliminación del pecado por medio de la gracia, lo cual termina en nuestra salvación por gracia.

la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres: Tito 2:11

la gracia y la verdad nos han llegado por medio de Jesucristo, Juan 1:17, porque Jesús es la verdad, y Jesús es la gracia de Dios.

Dios le da a cada hombre que viene al mundo la verdadera luz, quien es Jesucristo, para que todos crean.

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron.
para que todos creyesen por medio en ella [la Luz, Cristo].
Aquél era la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo. Juan 1:4-5,7,9

Dados a cada hombre son el Espíritu, la Luz y la Gracia; todos son el Espíritu de Dios.
La gracia es el Espíritu, y el Espíritu es el maestro, pero ella debe ser oída y obedecida.

De la Palabra del Señor en el interior: "En todo corazón está la gracia que purifica el corazón y el alma."
La gracia se ha manifestado a todos los hombres, pero la gracia debe ser recibido y obedecido a darse cuenta de la salvación.
Por medio de la gracia la luz le ruega a todos los hombres anónimamente que se alejen del mal; si el hombre ignora la verdad, entonces Dios lo ignora a Él. Si él recibe la verdad, entonces recibe por gracia más sabiduría y Espíritu.

Pedro... les declaró, 'Más bien, esto es lo que fue dicho por medio del profeta Joel:
Sucederá en los últimos días, dice Dios, que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne;
Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños.
De cierto, sobre mis siervos y mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. Hechos 2:14-18

Pero a cada hombre le es dada manifestación del Espíritu para el bien de todos. 1 Cor 12:7

En el antiguo pacto, antes de Jesús, la salvación era sólo a los judíos.
Cristo la luz era el nuevo pacto para ser la salvación de Dios hasta los confines de la tierra:

Yo, Jehovah, te he llamado en justicia, y te asiré de la mano. Te guardaré y te pondré como pacto para el pueblo, y como luz para las naciones, Isaías 42:6

dice: "Poca cosa es que tú seas mi siervo para levantar a las tribus de Israel y restaurar a los preservado de Israel. Yo te pondré como luz para las naciones, a fin de que seas mi salvación hasta el extremo de la tierra.' Isaías 49:6

que el Cristo había de padecer, y que él sería el primero en resucitar de los muertos y anunciar luz al pueblo [judío] y a los gentiles. Hechos 26:23

Pero la salvación le es sólo llevada a aquellos que le prestan atención y le obedecen a medida que le esperan persistente y pacientemente.

Y habiendo sido perfeccionado, [Jesús] llegó a ser Autor y fuente de eterna salvación para todos los que presten atención y le obedezcan; Heb 5:9

Y aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan. Heb 9:28


Esperar a Dios es sentarse persistemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar para ver sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle.

Ni tampoco es la gracia recibida instantáneamente con " creer en Jesús" o el bautismo del agua, y la gracia no es salvación, como se cree ampliamente en la cristiandad.

Con respecto a la salvación instantánea por medio de la gracia: de la Palabra del Señor en el interior:

La definición mentirosa de la gracia dada por el cristianismo supuestamente excusa el pecado en los "creyentes."
Esta mentira apareció por primera vez 2000 años atrás, cuando aquellos que no tenían paciencia dejaron la iglesia verdadera y comenzaron a predicar, como lo describe Judas:

Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, de los cuales desde antiguo se había escrito. Ellos son hombres impíos, que convierten la gracia de nuestro Dios en infracción de la ley y libertinaje, en un permiso para la inmoralidad, y niegan y repudian al único Soberano y Señor nuestro, Jesucristo. Judas 1:4

Estos hombres transfirieron el significado de gracia de la verdad: que con arrepentimiento el Espíritu de Dios nos manda a negar los deseos e impiedad, a medida que nos purifica para vivir una vida sobria y piadosa en este mundo presente lo cual es más bien transferido a la mentira torcida de que la gracia es un permiso para la inmoralidad que excusa todos los pecados pasados, presentes y futuros en los creyentes, excusando así a los creyentes para que vivan en sus deseos y su orgullo como les plazca, sin ninguna ley. Al decir que la gracia excusa todo pecado, estos hombres negaron y repudiaron a Jesús como su Señor y Maestro, quien dijo: "arrepiéntanse o perezcan, y no pequen más." No es lo que uno dice lo que hace a Jesús su Señor o Maestro, sino sus acciones — la indiferencia y la desobediencia a sus enseñanzas y mandatos lo niega a Él como Señor y Maestro.

Una persona que todavía peca podría erróneamente argumentar que está redimida de toda iniquidad, ¡pero no que la gracia lo ha purificado!
Y cuando la verdadera gracia ha lo ha purificado de toda iniquidad, usted ve a Dios, porque el corazón puro ve a Dios. Mat 5:8

Jesús hizo posible que la gracia estuviera disponible a todos los hombres por medio de la fe interna. De la Palabra del Señor en el interior:

Esteban Crisp, quien era uno de los primeros cuáqueros y quien moraba en el reino, escribió una carta a todo el pueblo con respecto al Camino Sencillo, de la cual una porción importante se cita a continuación:

"Porque aunque es cierto, nadie puede obedecer al Señor excepto por la gracia y poder que él les da; sin embargo Él ha hecho que su gracia, aquella que trae la salvación, se manifieste a TODOS los hombres, como en Tito 2:11; y ella apareció en ustedes, a quienes escribo, y ella los reprende. Ustedes deben acercarse a aquello que los golpea; entonces ustedes irán hacia la gracia de Dios; porque es su gracia la que lucha con ustedes, para alejarlos del mal que los reprende, y así fuera del mundo que está en el mal, hacia Dios de quien viene la gracia. Porque cualquiera que se entregue a los llamados del buen Espíritu de Dios, que se mueve en ellos, y en obediencia a él, se niegan a sí mismos de su propia voluntad, deseos y placeres malignos; a ellos no les falta el poder, sino que sienten que él está cerca de ellos, quien obra la voluntad [para arrepentirse] primero, después la acción [el arrepentimiento mismo] de acuerdo a su placer; por lo tanto la gloria llega a ser sólo de él.

Ahora, ustedes conocen el misterio de la cruz, y cómo ella es el poder de Dios, y todos los que rechazan la cruz se quejan por su falta. Por lo tanto, mientras vivan en la cruz, ustedes viven en el poder, la obediencia les es fácil, y todas las cosas les son posibles, por medio de ella; y mientras estén muriendo diariamente a aquello que es corruptible, ustedes sienten más vida, gozo, y placer en aquello que es eterno; sus deseos llegan a ser más y más fervientes después de un gozo completo y perfecto, en la unidad pura del Espíritu. A medida que aquellos buenos deseos crecen en ustedes, el separarse de aquello que los entorpece llega a ser más fácil, aunque es el pecado de su corazón, la Dalila y la favorita de ustedes; todos deben ir por el amor que ustedes tienen de la verdad. Aquellos que sólo tienen este amor, y continúan en él, son considerados dignos de ser herederos del reino de Dios.
.......
El deseo de mi alma es que sus cadenas sean quebrantadas, y que sus almas se puedan escapar; pero esto lo digo en el nombre del Señor a todos ustedes: no hay un camino para su liberación, sino ceder en su obediencia singular a ese testigo fiel y verdadero de Dios, que despierta y se mueve en ustedes en contra de sus pecados; y por lo tanto, esperen para sentir que su mente y su voluntad estén sujetas a él, para que ustedes puedan sentirse como uno de aquellas personas dispuestan en el día del poder del Señor. Dejen sus razonamientos en contra de obedecer la verdad, y de decir que ustedes no pueden [debido a] su falta de poder, y cuando Dios les de su gracia, entonces ustedes obedecerán; porque estos dichos son en vano."

Odie sus vanos pensamientos, palabras profanas, y esclavitud a sus placeres; ellos son sus enemigos. Al comienzo usted no puede detener completamente su mente para que no peque, porque su mente es carnal y la mente carnal es enemistad contra Dios, (y esta mente es destruída en la cruz y reemplazada con la mente de Cristo). Al comienzo usted no puede controlar completamente su lengua para que no peque, (y este control completo viene con la perfección). Sin embargo, usted puede controlar sus pies y sus manos; y usted puede aprender a controlar sus ojos, al practicar apartar la mirada de aquello que lo tienta. El temor de Dios es alejarse del mal. Si usted no deja de pecar al estirar sus manos para cometer el mal, y corriendo hacia el mal con sus pies, usted no está buscando sinceramente a Dios — usted no se ha arrepentido de las cosas básicas que están bajo su control. Para apartarse de la maldad con lo mejor de su capacidad es un requisito previo para buscar sinceramente a Dios y su salvación. La obediencia a aquello que usted entiende, y a lo que es capaz de hacer, lleva a la justicia. Si usted peca deliberadamente, cuando pudiera haber escogido no hacerlo, entonces usted está traicionando la sinceridad al buscar a Dios; y usted puede esperar recibir poca o nada de ayuda, hasta que usted muestre un verdadero alejamiento del mal, lo cual usted es capaz de hacer por la gracia de Dios que apoya su resolución. Por medio de su obediencia continua a aquello que usted conoce y es capaz de hacer, todos los deseos de pecar eventualmente serán quitados de su corazón por la gracia adicional del Señor.

Más bien, creced en la gracia, y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. 2 Ped 3:18

Por eso, sean resueltos de la mente, sean sobrios, y esperan hasta el final la gracia que os es traída en la revelación de (ustedes viendo a) Jesucristo. 1 Ped 1:13

enseñándonos a negar la impiedad y a los deseos mundanales, y cómo vivir sobria, justa y piadosamente,
en este mundo presente:
Tito 2:12

Bueno y recto es Jehovah; por eso él enseñará a los pecadores el camino.
Dirige a los mansos en lo que es justo y enseñará a los humildes su camino. Sal 25:8-9


Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad;3 pues no hablará por sí solo, sino que hablará todo lo que oiga y os hará saber las cosas que han de venir. Juan 16:13

Así ha dicho Jehovah, tu Protector, el Santo de Israel:
Yo soy Jehovah tu Dios que te enseña a tener éxito, y que te conduce por el camino en que has de andar. Isa 48:17


la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él. 1 Juan 2:27

Te instruiré y te enseñaré el camino en que debes andar. Te guiaré con mis ojo. Salmo 32:8

Dejad de confiar en el hombre, cuyo aliento está en su nariz; pues, ¿qué valor tiene? ... ‘¡Mirad a mí y sed salvos, todos los confines de la tierra! Porque yo soy Dios, y no hay otro.’ Isa 2:22, 45:22

Está escrito en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oye y aprende del Padre viene a mí. Juan 6:45

no os conduzcáis más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes,
teniendo el entendimiento entenebrecido, alejados de la vida de Dios
por la ignorancia que hay en ellos, debido a la dureza de su corazón.
Una vez perdida toda sensibilidad [remordimiento de conciencia], se entregaron a la sensualidad para cometer ávidamente toda clase de impurezas.
Pero vosotros no habéis aprendido así de Cristo,
asumiendo que ustedes realmente le habéis oído y habéis sido enseñados por él, así como la verdad está en Jesús. Efe 4:17-21


Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; Juan 16:13

Pero el Consolador, quien es el Espíritu Santo, y a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os hará recordar todo lo que yo os he dicho. Juan 14:26

y recibimos la esperanza bienaventurada, la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo , Tit 2:13

Esto era traducido típicamente así: buscando la bendita esperanza, en vez de recibimos; sin embargo el texto griego de este versículo señala claramente que la palabra griega states es prosdecomenoio, que se traduce como recibir. A aquellos que han sido entrenados en las doctrinad de Babilonia,, recibir a Jesús ve más allá de su experiencia; por lo tanto ellos tuvieron que traducir esto como buscar o esperar el regreso único y físico de Cristo ante todeo el mundo. Sin embargo, como lo dice los siguientes versíclulos; aún David vio su rostro regularmente, si no continuamente.

¿Qué esperanza recibimos? Primero recibimos las enseñanzas de amor, los entendimientos, alientos, mandatos, y convicciones de la gracia de Dios. Con cada revelación nuestra fe aumenta, y nuestra esperanza aumenta, motivándonos a pasar aún más tiempo espearndo los mandamientos y enseñanzas de Dios. A medida que seguimos los mandatos de Jesús que oímos, poco a poco, experimentamos la liberación gradual y milagrosa de los pecados, validando nuestros esfuerzos y motivándonos a perseverar hasta el fin, lo cual Juan explica cómo nuestra purificaicón resulta en recibir nuestra esperanza primordial:

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que seremos. Pero sabemos que cuando él aparezca, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él [Jesús] también es puro. 1 Juan 3:2-3

El rostro de Jesús aparece en su corazón:

La gracia es un proceso de purificación, el fin del cual es ver a Jesús trayéndole su salvación y vida eterna:

Más bien, creced en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. 2 Ped 3:18

Por eso, sean resueltos de la mente, sean sobrios, y esperan hasta el final la gracia que os es traída en la revelación de Jesucristo. 1 Ped 1:13

Conservaos en el amor de Dios, aguardando con esperanza la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. Judas 1:21

Él sólo aparece a aquellos que, habiendo obedecido sus mandamientos en amor del Señor, llegan a ser puros. Jesús claramente explica esto en Juan 14:21-24 a continuación:

El que tiene mis mandatos y los obedece, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.
Le dijo Judas, no el Iscariote: --Señor, ¿cómo es que te has de manifestara nosotros y no al mundo?
Respondió Jesús y le dijo: -- El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, yvendremos a él y haremos nuestra morada con él.
El que no me ama no guarda [y obedece] mis enseñanzas. Y las enseñanzas que escucháis no son mías, sino del Padre que me envió. Juan 14:21-24

El Nuevo Testamento está lleno de referencias a la segunda venida de Jesús como algo que sucedió entonces, no miles de años después. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunas personas que en ese entonces estaban con él, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida en las nubes con el reino antes que ellos murieran. Después Pablo, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. El cristianismo despreocupadamente ignora esta enorme incongruencia entre lo que la Biblia dice claramente en contraste con lo que sus propios guías ciegos les enseñan. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez.

Hay una pagina web entera en este sitio dedicado a esta segunda venida: La segunda venida de Jesús está en el interior de los corazones de los creyentes purificados.

quien se dio a sí mismo por nosotros Tito 2:14

Sin embargo, vemos a Jesús, quien por poco tiempo fue hecho menor que los ángeles, coronado de gloria y honra por el padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos. Heb 2:9

Quien se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. 1 Tim 2:6

Él es el sacrificio expiatorio por nuestros pecados, y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 1 Juan 2:2

La gracia y la verdad nos han llegado por medio de Jesucristo, Juan 1:17.

para redimirnos de toda iniquidad Tito 2:14

Y una vez libertados del pecado, habéis sido hechos siervos de la justicia. Rom 6:18

Pero ahora, siendo libres del pecado y habiendo llegado a ser siervos de Dios, tenéis por vuestra fruto [recompensa] a la santidad, y al fin la vida eterna. Rom 6:22

Todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él, y no puede seguir pecando, porque ha nacido de Dios. 1 Juan 3:9

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no sigue pecando; más bien, Dios protege a aquel a quien ha engendrado, y el maligno no le toca. 1 Juan 5:18

y purificar Tito 2:14

Y no hizo ninguna diferencia entre nosotros y ellos, ya que purificó por la fe sus corazones. Hechos 15:9

Para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados, una liberación de la esclavitud del pecado y una herencia entre los santificados y purificados por la fe en mi. Hechos 26:18

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y purificad vuestros corazones, vosotros de doble ánimo. Santiago 4:8

Since you have purified your souls by obeying the truth through the Spirit to unfeigned love of the brothers, see that you love one another fervently with a pure heart. 1 Pet 1:22

Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él [Jesús] también es puro. 1 Juan 3:3

Muchos serán purificados, y emblanquecidos, y probados; pero los impíos obrarán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá. Pero los sabios, sí entenderán. Dan 12:10

Los que de corazón puro invocan al Señor. 2 Tim 2:22

para sí mismo un pueblo propio Tito 2:14

Los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne  [la naturaleza pecaminosa] con sus pasiones y deseos  [concupiscencias y afectos]. Gal 5:24

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27

Para que unidos en amor, sus corazones sean reanimados hasta lograr toda la riqueza de la plena certidumbre de entendimiento, para conocer el misterio de Dios, es decir, Cristo mismo. Col 2:2

Porque de la manera que el cuerpo es uno solo y tiene muchos miembros, y que todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, son un solo cuerpo, así también es Cristo. 1 Cor 12:12

Yo en ellos, y tú en mí, para que sean hechos perfectos en uno, Juan 17:23

ferviente para buenas obras. Tito 2:14

Dios nos hace un instrumento apto en sus manos para dirigir en obras de amor, para mostrarle al mundo el amor de Dios, para sacudir a las naciones, y para extender la palabra de vida. Las obras de Dios son realizadas por su pueblo con gran gozo porque ellos saben que todas sus palabras y acciones son perfectas y virtuosas, que le agradan a Dios y avanzan la creación; así ellos están obrando verdadera justicia.

Porque Dios es el que produce en vosotros tanto el querer como el hacer, para cumplir su buena voluntad. Fil 2:13

Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, Efe 2:10

Y el Dios de paz, que por la sangre del pacto eterno levantó de entre los muertos a nuestro Señor Jesús, el gran Pastor de las ovejas,
os haga perfectos en toda buena obra para hacer su voluntad, obrando él en ustedes lo que es agradable delante de él por medio de Jesucristo, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Heb 13:20-21


Pero el que hace la verdad viene a la luz para que se muestre que sus obras son producidas [efectuadas, formadas, provocadas, vigorizadas] por medio de Dios. Juan 3:21

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, de modo que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Mat 5:16

Vea La gracia verdadera comparada con la gracia falsa para más doctrinas acerca de al gracia. Vea Cómo recibir el poder de Dios que produce cambio para ver cómo llevar a cabo la gracia.

_______________________________________