La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 13:3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 Os digo que no; más bien, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.1 [Por eso, aunque antes Dios pasó por alto los tiempos de la ignorancia, en este tiempo manda a todos los hombres, en todos los lugares, que se arrepientan; Hechos 17:30. Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoralidad sexual ni impuro ni codiciosa, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Efesios 5:5. Despertad a la justicia, y no pequéis más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergüenza vuestra lo digo. 1 Corintios 15:34.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 ¡Arrepiéntanse o perezcan! El cristianismo arrogantemente ignora esta severa advertencia de Jesús y muchas otras también.
Debemos arrepentirnos de todo mal: lujuria, enojo, envidia, orgullo, borracheras, blasfemia, robos, mentir, andar de fiesta, necedad, avaricia, inmoralidad sexual, orgullo, idolatría, hechicería, odio, argumentos, celos, ira, egoísmo, contiendas, malos pensamientos, etc. Dos veces él nos dice que debemos cambiar o perder nuestra alma.
En el pasado Dios pasó por alto ..la ignorancia, pero ahora manda a todos los hombres, en todos los lugares, a que se arrepientan. Hechos 17:30
Yo reprendo y disciplino a los que amo. Sé, pues, celoso, y arrepiéntete. Apoc 3:19

Este era el simple mensaje de Juan el Bautista acerca de comienzo del arrepentimiento:
——Arrepiéntanse: piensen de manera diferente; cambien su mente, lamentando sus pecados y cambiando su conducta. Mat 3:2
——Compartan de su exceso con aquellos que carecen de las necesidades de la vida.
——Sean honestos en todos sus negocios, nunca exagerando ni aprovechándose de nadie.
——No opriman a la gente ni asusten a nadie, no mientan, no quieran más de lo que tienen, no se quejen. Lucas 3:10-14


Así que, todo lo que queráis que los hombres hagan por vosotros, así también haced por ellos, porque esto es la Ley y los Profetas. Mat 7:12
(Esta es otra manera de decir: amen a sus enemigos como a sí mismos.)

Y antes de que usted pueda oír la Palabra del Señor dentro de su corazón para guiarlo aún más a ser libre de pecado, la ley interna que incluye el centro moral de la ley mosaica es su tutor.
El centro moral de la ley es: ama a tu enemigo como a tí mismo; y no robes; no cometas adulterio; y no mientas; y no codicies; y no cometas asesinato; y honra a tu padre y a tu madre.
Esto es lo mismo que la ley que está escrita en el corazón de cada hombre, y sus conciencas dan testimonio a medida que sus pensamientos los acusan o de otra manera los excusan;
Dios juzgará los secretos de los corazones de todos los hombres, de acuerdo a esta ley, de la cual ningún hombre es excusado. Rom 2:13-16

Claramente, observar estos mandamientos de la mejor manera posible, mientras esperamos la dirección del Espíritu, no es hacer obras de la ley.
La ley interna, que incluye el centro moral de la ley mosaica, nos recuerda nuestras fallas y nos motiva a ir a Dios para recibir su corazón y su gracia purificadora,
para llegar a ser libre de todo pecado, aún del deseo de pecar,
para ser capaz de amar al Señor su Dios con todo su corazón, con toda su alma, y con toda su fuerza, y
ser capaz de amar a su prójimo como a sí mismo.

Además hay obras, que no son hechas por la voluntad del hombre, sino obras de fe;
obras que usted oye que Cristo le ordena desde el interior de su corazón para que las haga, cuando usted va a esperarlo a él, escucha en silencio, le oye, le cree, y después le obedece.
Estas no son obras que usted decide hacer; estas son obras que Dios quiere que haga, y cuando usted las haga, usted está haciendo su voluntad en la tierra así como es hecha en el cielo.
Estas son obras de fe hechas en obediencia amante a los mandatos que usted oye a Dios decirle a usted desde el interior de su corazón.


Las primeras obras que a usted se le ordena que haga son las obras del arrepentimiento, que ocurren al oír al Espíritu y obedecer sus mandatos que él le da a usted.
Las palabras que usted le oye decirle son Espíritu e imparten la vida de Dios, Juan 6:63;
más palabras, más espíritu, hasta que usted tiene tanto de su vida, que usted llega a ser puro.
De la Palabra del Señor en el interior: "La fe en el interior purifica."

_______________________________________