La Cruz Perdida de la Pureza



EPÍSTOLAS 26 - 49

UNA COLECCIÓN

DE



MUCHAS EPÍSTOLAS SELECTAS A AMIGOS,


DE

ESE MINISTRO ANTIGUO, EMINENTE Y FIEL DE



JESUCRISTO,


Jorge Fox


La continuación del Volumen 1

26.-Con respecto a los matrimonios.

Amigos,

Todos aquellos que actúan contrario a la luz
que viene de Cristo Jesús,
y la odian, las obras de los cuales son impías
, y viven en contienda con respecto a las palabras,
y sus mentes están en las cosas terrenales,
defraudando y ofendiéndose unos a otros,
ellos saben cuándo lo hacen,
con la luz que viene de Cristo Jesús.
De manera que esta luz, que les deja ver y conocer, cuando actúan contrario a ella,
con esta luz son condenados.
Y todo lo que hacen es actuar contrario a la luz,
y se unen en matrimonio contrario a la luz,
y están unidos con aquello que es contrario a la luz,
esta es su condenación, la luz, la cual lleva a Dios.
Pero aquellos que están unidos con la luz, están unidos en Dios;
y no dejan que ningún hombre los divida.
Aquí está la verdadera unión;
y habrá un claro testimonio hacia ellos,
que Dios los movió y les mandó, y los unió con su luz,
entre todos los hijos de la luz;
y este matrimonio es honorable, y la cama no está contaminada.
Y a quienes Dios mueve, y manda y une,
esto fue y es por su poder.

Jorge Fox

27.

A todos mis estimados Amigos y hermanos en todas partes,

Aquel que tiene al hijo de Dios, tiene la vida; todos los que no tienen al hijo de Dios, no tienen la vida.
El hijo de Dios es aquel que nos libera de todo pecado,
y ha venido a destruir las obras del diablo,
y para conformarnos a su imagen,
y para desfigurar y destruir la imagen del diablo,
y para renovarnos en la imagen de Dios;
y para así llevarnos a caminar en justicia.
Alabado sea el Dios de gloria para siempre, quien envió a su hijo al mundo,
para quitar el pecado del mundo.
El cordero de Dios, el hijo de Dios,

es 'uno en todos sus hombres y mujeres', hijos e hijas,
y todos son uno en Cristo y Cristo es uno en ellos.
Y, Amigos todos, caminen como es digno de su llamado en toda santidad,
porque en la santidad llegan a ser los santos; sin santidad ningún hombre verá al Señor.
Y todos mejoren sus talentos, trabajando en la viña,
labrando la viña del Señor, para que puedan ser hallados siervos fieles,
que son como los buenos siervos, y todos caminando en el amor al Señor, y los unos a los otros.
Y conózcanse unos a otros en el espíritu que es inmortal;
porque todo el otro conocimiento en la carne oculta lo puro, y estorba el discernimiento.
Crecerán cizañas en el suelo de donde brota el amor.
Por lo tanto moren en el espíritu puro de Dios, y caminando en él,
éste les enseñará a todos en particular, a conocer a Dios el Padre de los espíritus,
y a todos a permanecer desnudos y destapados; y descubiertos ante el Señor Dios viviente.
Porque tienen aflicción todos aquellos que están cubiertos, pero no con el espíritu del Señor;
y los que están cubiertos, pero no con su espíritu, no soportarán su consejo.
Pero todos ustedes que están descubiertos, caminando en el espíritu del Señor Dios,
éste los guardará en su consejo para estar descubiertos ante el Señor,
destapados y desnudos, para recibir instrucción y consejo de parte de él.
¡Que el Dios Todopoderoso esté con todos ustedes!
El rocío del cielo está cayendo sobre ustedes para regar las plantas delicadas;
¡y que las bendiciones de Dios estén entre ustedes, las cuales él derrama sobre ustedes!
El gozo celestial llenará sus corazones,
y los consolará en el hombre interno en todas las tribulaciones
.
La luz gloriosa está brillando, lo inmortal está sacando para salir de la muerte,
los prisioneros tienen esperanza de su perdón, estando ya pagada la deuda,
y siendo ellos comprados libremente por la sangre de Cristo, y él ha venido a la prisión,
para que los prisioneros comiencen a cantar con la esperanza de su libertad eterna,
saltando con gozo de corazón, y la lengua de los mudos cantará alabanzas.
Y las flechas del Todopoderoso son lanzadas en contra de los impíos.
Por lo tanto sean audaces y valientes por la verdad,
triunfen sobre todos los engañadores, y pisoteen sus engaños.

Jorge Fox

28.

A todos ustedes, que son iluminados con la luz que viene de Jesús,
háganle caso a ella, la cual guía al camino correcto de la naturaleza,
la cual los que actúan contrario a ella,
se salen del camino correcto de la naturaleza hacia la borrachera,
la imprudencia, la mentira, la blasfemia, el engaño y la impureza.
Todo esto está fuera del camino correcto de la naturaleza,
y lleva a salirse del camino correcto de la naturaleza, y destruye,
y debe ser condenado con aquello que lleva a la gloria del primer cuerpo,
y lleva a la naturaleza a su camino correcto y al estado correcto,
en el cual estaba el hombre antes de la caída.

Jorge Fox

29.-Con respecto a los diezmos.

Amigos,

El consejo del Dios viviente a ustedes es
que ustedes lleguen a discernir los ministros de Dios y Cristo
de los ministros del mundo, que han obtenido las escrituras o su manto,
y con ellas hacen un color para engañar,
y les dicen a ustedes: 'que ellos son los ministros de Jesucristo,
y Cristo los ha enviado';
que los demandan ante la ley,
y los arrastran ante los magistrados para obtener sus diezmos y mantenimiento,
cuando no hacen ninguna obra por ustedes, ni ustedes los han contratado, y aún así vienen y les dicen,
'el obrero es digno de su comida, y el trabajador es digno de su salario.'
Aquí la costumbre del pecado ha eliminado el sentido; están tan acostumbrados a ello.
Pero alabado sea el Señor Dios, quien nos ha dado su luz,
y con ella todos ellos son vistos, comprendidos y juzgados;
y a los tales no podemos dar los diezmos,
ni contratarlos, quienes no trabajan por nosotros, a quienes no hemos contratado;
porque es contrario a la escritura y a la doctrina de Cristo,
y a lo que es de Dios que está en nuestra conciencia.
No es para la salvación de la tierra (porque ésta es del Señor, y la plenitud de ella)
que nosotros no pagamos los diezmos de los sacerdotes;
porque si lo hiciéramos, estaríamos sosteniendo el primer sacerdocio,
y su posición, quienes tenían sus bodegas, para guardar los diezmos que les eran dados;
y entonces venían todas las viudas, los huérfanos y los forasteros,
y recibían abundantemente a la puerta del sacerdote,
y los sacerdotes debían ministrar con los contenidos de sus bodegas;
como ustedes pueden leer en Malaquías y en el libro de Moisés,
quien recibió una ley de Dios,
y se la dio a los sacerdotes para que recibieran los diezmos.
Por lo tanto con la luz, la cual Cristo Jesús nos ha dado,
con ella llegamos a ser testigos de él, el sacerdote inmutable,
y vemos el cambio del primer sacerdocio, y también el cambio de la ley,
por el cual el sacerdote recibía los diezmos, como ustedes pueden leer en Heb 7:5-18.
Porque testificamos el Nuevo Testamento,
y el nuevo pacto
, y el sacerdote eterno, ¡alabado sea Dios!
y confesamos a Cristo Jesús venido en la carne.
Y todos ustedes que quisieran que les diéramos los diezmos a los sacerdotes, y nos quieren obligar a hacerlo,
ustedes son los que se oponen a la doctrina y los mandamientos que Cristo le dio a sus discípulos,
'Lo que recibieron gratuitamente, denlo gratuitamente';
y ustedes no son dueños de aquello que el sacerdote inmutable le enseña a su pueblo:
ustedes están en contra de la posición del sacerdote inmutable;
ustedes están en contra del nuevo pacto, y el nuevo testamento.
Por lo tanto no podemos defender los diezmos, ni a aquellos que toman los diezmos,
que actúan en contra del mandamiento de Cristo Jesús,
y niegan que él vino en la carne, en la vida, doctrina y poder.
Por lo tanto, sufrimos gozosamente que nuestras posesiones sean tomadas,
es en el nombre de Cristo, el sacerdote inmutable,
y en el nombre del nuevo pacto, y en el nombre del Nuevo Testamento.
Como lo hicieron los hebreos, quienes sufrieron gozosamente que sus pertenencias fueran estropeadas,
y eran un espectáculo para otros;
y por lo tanto nosotros ahora sufrimos por el sacerdocio cambiante,
el cual toma el diezmo, como lo hizo el pueblo de Dios en ese entonces.
Pero si nosotros contratamos cualquier hombre, y lo hacemos trabajar, le daremos su salario y su comida;
pero los tales fingidores, como dicen, la escritura es su regla para ello,
y nosotros ni los contratamos ni los mandamos a trabajar,
todos los tales engañadores son negados, quienes toman las palabras de las escrituras,
y hacen una capa de ella para sus prácticas codiciosas.
No obstante, si algún ministro de Jesucristo, o hijo, o hija,
o siervo, el cual es enviado por Jesucristo, quien dijo,
'Lo que recibieron gratuitamente, denlo gratuitamente', viene a nuestras casas,
y nos ministra cosas espirituales, y nosotros ponemos delante de él nuestras cosas carnales;
y aquel que siembra para nosotros cosas espirituales,
es el menor, a quien nosotros le ministramos de nuestras cosas carnales.
Pero aquel que nos demanda ante la ley por ganancia, y me llama ante las cortes y las sesiones,
y me dice que él es un ministro de Cristo, y que Cristo lo envió,
todas las tales bestias malignas (como dice el apóstol) nosotros negamos,
que se ocupan de las cosas terrenales, el dios de quienes es el vientre,
que no sirven al Señor Jesucristo, sino que sus propios vientres.
Pero si alguno viene a nuestros hogares, como se dijo anteriormente, para predicarnos el evangelio,
nosotros pondremos comida delante de él, y ellos comerán libremente,
como Cristo dijo 'Todo lo que pongan delante de ustedes, cómanlo'.
Pero darle los diezmos a aquellos que no nos predican cosas espirituales,
sino que niegan que Cristo vino en la carne, y sostienen las cosas en las figuras,
a todos ellos nieguen; y en el nombre de la verdad nosotros sufrimos a causa de ellos.
Y ustedes que han comprado los diezmos para obtener así ganancias, a ustedes no podemos pagar los diezmos;
ustedes son tan malos como los sacerdotes por defender tales cosas,
como las que fueron actuadas en las figuras, y niegan que Cristo vino en la carne.
Y aunque ustedes puedan decir, denle a Cesar lo que es de él, por una capa, nosotros negamos esa capa.
No obstante, si nosotros le debemos algo al Cesar,
o a cualquier gobernante, o magistrado, o ministro, se le pagará lo que se le debe.
De manera que el Cesar tendrá lo que le pertenece;
y la figura que es nuestra en su lugar,
y Cristo en su lugar.

Jorge Fox

 

30 .- A un Amigo sufriente.

Estimado Juan,

Que el brazo eterno del Señor te sostenga, y que parta en dos todas tus cadenas,
y te ponga de pie sobre la roca, en la cual tú puedes conocer su presencia,
y su poder eterno y supremo.
¡Y que el Dios de vida esté contigo!
Y ora por tus enemigos, para que el Señor los abra a ellos y sus corazones,
y que se vean a sí mismos y a ti.

Jorge Fox

31.

Estimados Amigos,

Tengan en cuenta la guía firme al Señor,
dónde todos nos encontramos en el espíritu eterno, en unidad,
siendo todos bautizados por él en un cuerpo, teniendo un alimento, el pan eterno de vida,
del cual se alimentan los inmortales, y a todos se les hace beber en un espíritu
,
el cual es la copa de la comunión de la sangre del Señor Jesucristo,
que nos hace perfectos, y nos redime de todo lo que es vano, carnal y terrenal,
y nos lleva a Dios, quien es santo, puro, espiritual y eterno.
Y ninguno de ustedes en sus deseos se aleje de aquello que es puro en ustedes;
entonces sus condiciones serán claras y puras para ver todas las cosas como son,
y se producirá una cara separación entre lo que es del hombre, y lo propio de ustedes,
y aquello que es de Dios; y entonces habrá un crecimiento en aquello que es puro.
Por lo tanto, sean humildes en sus mentes,
esperando la venida de nuestro Señor Cristo Jesús en todos ustedes,
quien es Señor sobre todos, para que sea Señor sobre todo lo que está en ustedes.
¡Por lo tanto que el Señor Dios de poder los guarde a todos!
Adiós.

Jorge Fox

32. - A los Amigos, para que sus mentes no se salgan del espíritu de Dios.

Amigos,

Cuando sus mentes se salgan del espíritu puro de Dios,
y sean alejadas de él, así se perderá la imagen de Dios,
en aquellos cuyas mentes se salen de lo puro, para ser llevados por los deseos de las cosas en las cuales está la caída,
lo cual puede parecer como la verdad en la opinión de la mente;
en esa naturaleza, fuera de la verdad, se aloja el encantador y el hechicero.
Hablar la verdad, cuando uno es movido [por el Espíritu], es una cruz para la voluntad;
si ustedes viven en la verdad de la cual hablan, viven en la cruz para la voluntad.
Porque aquello que se une con la voluntad terrenal, se sale de Dios y de aquello que es puro;
y así hace un lugar para el encantador y hechicero, y para el espíritu despreocupado, para que se aloje;
a través del cual se hace una tumba para el justo,
y la muralla separadora entre Dios y el hombre se establece.
La muerte llega a reinar, y la tumba tiene la victoria sobre los tales;
y en el espíritu despreocupado se aloja el encantador, el cual el Señor reprochará.
Moren en lo puro y lo inmortal, y esperen al Señor viviente,
y sean sus esperanzas renovadas, para ser renovados otra vez en la imagen de Dios,
y la imagen del diablo es desfigurada y el príncipe del aire es echado fuera;
porque él se aloja en la mente que se desespera, y en la mente que es presumida.
Por lo tanto, moren en la luz, y esperen al Señor para que la imagen del Señor sea renovada;
y todos lleguen a testificar por sí mismos para ser restaurados por Cristo a la imagen de Dios,
y para ser hechos por él como Dios, puros, santos, perfectos, y justos.
Esto fue testificado, esto es testificado, y esto será testificado
perceptiblemente entre miles, quienes están creciendo de la caída,
y están saliendo de la tumba.
No dejen que su deseo vaya detrás de ninguna cosa que sea mortal, para ser siervo de aquello;
sino que pongan sus mentes en la unión con la vida.
Así ustedes serán guardados en la imagen de Dios.
No para que puedan usar las criaturas legítimamente, sino que siendo guardados en la imagen de Dios
ustedes son guardados como reyes sobre todas las criaturas, sobre la creación;
así ustedes verán todas las cosas, y verán por quién son sostenidas.
Para el puro todas las cosas son puras, estando en la imagen de Dios sobre todas las criaturas que están debajo de él,
no adorando a los ejércitos de los cielos, ni estando en servidumbre a las criaturas,
ni ocupando la mente en ninguna cosa en comparación con aquello que es inmortal,
lo cual los une con el Señor;
y todos los que hablan aquí, en aquello que es inmortal, están unidos con el Señor.
Pero mantengan afuera y juzguen esa naturaleza que es mortal,
la cual se unirá a la ramera, la carne; de todo eso debe haber una separación.
Y allí, a medida que ustedes son llevados por el poder de Dios, verán la puerta que permanece abierta;
la cual está cerrada para todos los ojos mortales
.
Y todos los curiosos se ven aquí, quienes preguntan acerca de las cosas nuevas y las novedades;
pero el 'hombre sabio no satisface al necio'.
Porque esa parte está por encima de lo que es puro, si no es guardado en la cruz;
lo cual, al no ser desarrollado, se unirá a la carne,
y así se hará uno con la ramera.
Y los tales se unen para darle la muerte Cristo nuevamente.
Por lo tanto moren en aquello que es puro y eterno,
lo cual guía la mente a Dios;
aquí está la paz perfecta para aquellos cuyas mentes se mantienen en el Señor,
del cual, si la mente se aleja de él, se pierde la paz;
y así entra el espíritu ligero y despreocupado en esa naturaleza.
Y si la mente se devuelve, para ir a buscar cosas otra vez, y para hablarlas,
ellos alojarán el espíritu despreocupado también, aunque sean experiencias verdaderas;
y si la vida las habla, por la cual son abiertos,
ella limita el espíritu despreocupado.
Por lo tanto mantengan sus mentes en la sustancia que los guarda en su condición presente,
y aquello que desobedece o se rebela en contra de la palabra del Señor,
en esa naturaleza se aloja el espíritu despreocupado;
y aquello que presta oído a las cosas que son habladas fuera de la vida, que dejan que entre el diablo.
Y así , ustedes llegan a ser poseídos por pensamientos impíos,
y dudas, y razonamientos carnales, y servidumbre, y dificultades;
estas cosas descansarán en ustedes, hasta que la vida se levante otra vez por dentro,
para sacar todo eso afuera, lo cual el oído y la mente carnal han dejado entrar.
Ahora, si ustedes oyen diligentemente, ustedes conocerán su resguardo,
y juzgarán aquello que no es puro, que contamina;
para que los justos puedan tener el dominio.
Y así ustedes verán lo que mancha y lo que contamina,
y los ojos y oídos puros serán abiertos para oír a Dios;
y el mago, el encantador, y el hechicero, y el adivino,
todo eso será puesto afuera y será juzgado.
Porque nada de eso debe vivir en Israel donde no debe haber transgresión.
Porque donde ellos viven, no vive la verdad; y donde vive la verdad, eso no vive,
sino que todo es juzgado.

Jorge Fox

33. - A los Amigos, para que todos esperen y caminen en la verdad.

Todos los Amigos y hermanos en todas partes,
esperen en la vida y el poder del Señor, y no se alejen de él;
sino que sean ustedes manifiestos a la luz de Cristo en todos,
para que el miedo y temor del Señor esté en todos sus corazones,
para que nada pueda reinar sino la vida misma.
Por lo tanto, mantengan todas sus reuniones en todas partes,
esperando en la luz, la cual viene de Cristo, el Salvador de sus almas;
para que la presencia de él se sienta en medio de todos
los que se han reunido en su nombre y poder en su luz,
la cual es su nombre, y se alejan de las reuniones del mundo.
Y si alguno es movido (quienes se acercan a la luz) con el poder que viene de él,
para hacer cualquier servicio para el Señor, sean obedientes a él;
y ustedes verán a Cristo con ustedes hasta el fin del mundo.
Pero si alguno va, antes de ser llamados, y así se alejan de la luz,
él es una piedra de tropiezo, y debe ser juzgado y condenado por la luz;
y está fuera de la sabiduría, y fuera del temor,
y siembra para la carne, y cosecha corrupción, y es condenado por la luz.
Porque aquello no responde a la luz en la conciencia de cada hombre,
ni se extiende hacia la vida, estando el espíritu en prisión;
sino que manifiesta debilidad, y necedad, y desnudez,
lo cual viene de la luz, y es contrario a ella.
Y los tales son piedras de tropiezo,
y no responden al testimonio de Dios en la conciencia.
Por lo tanto esperen en la luz,
para recibir el poder de aquel que no está en el mundo
,
para que puedan ser preservados fuera de la desnudez y la debilidad.
Porque aquello que se sale de la luz, y no es guiado por ella, corre hacia la concupiscencia;
y allí está el perezoso, el cual debe ser juzgado,
y así vendrá la ofensa, lo cual es para aflicción;
porque no responde a lo de Dios en la conciencia;
ni es honorable, ni de buena reputación;
porque aquello que es honorable, y de buena reputación, responde a aquello que es de Dios,
y responde a la luz de Cristo en cada hombre en el mundo con sabiduría,
lo cual viene de la luz,
y aún de aquel por el cual el mundo fue hecho.
Por lo tanto, Amigos todos, este es un encargo para todos ustedes,
y un mandamiento para todos ustedes en la presencia del Dios viviente:
(vaya a otra declaración acerca de la presencia)
'Caminen en la luz, vida, poder y sabiduría de Dios',
para que ustedes puedan ser manifiestos a lo que es de Dios en todos a la vista de Dios,
y para que esto pueda ser testigo por ustedes, que ustedes son de Dios
,
en la conciencia de cada hombre, lo cual testifica en contra del mundo,
y para aquel que no es del mundo.
Y esperen todos en la luz a la sabiduría por la cual fueron hechas todas las cosas,
para usar con ella todas las criaturas del Señor para su gloria,
y para que ninguno haga tropezar a otros con respecto a las criaturas,
porque aquello no proviene de la luz,
y con ese fin fueron creadas,
y con la sabiduría por la cual fueron creadas,
ustedes puedan mantenerse alejados del uso incorrecto de ellas,
en la imagen de Dios, para que ustedes puedan llegar a ver,
que la 'tierra es del Señor, y la plenitud de ella',
y la tierra pueda llegar a dar de su abundancia, y a disfrutar sus días de reposo;
y todos aquellos que caminan contrarios a la luz, puedan volverse hacia la luz,
para que por la luz puedan ver y condenar aquello que es contrario a ella.
Para que todos ustedes puedan ser guardados en la sabiduría de Dios,
y puedan ser establecidos en el temor del Señor y su justicia;
lo cual está lejos de ser opresión, donde todas las cadenas de la injusticia son rotas,
y el príncipe de la oscuridad es juzgado,
y reina el Príncipe de paz, bajo el dominio de quien manténganse y caminen.
Y todo lo que causa contienda debe ser condenado y dejado fuera,

lo cual tiene sus ojos en lo exterior,
y son condenados por la luz,
el dios del mundo ha cegado los ojos de los incrédulos.
Por lo tanto, ustedes que son creyentes de la verdad, esperen en la sabiduría,
para que con ella y en ella ustedes puedan ser ordenados para la gloria de Dios,
para que nada reine entre ustedes, sino la luz, y la vida, y la sabiduría,
y el poder, el temor y el miedo del Señor esté entre ustedes,
y reinen la verdad y la justicia;
lo cual responderá a la luz de Cristo en cada hombre.
Y todo lo que es contrario, dejen que sea condenado por la luz
la cual viene de aquel por medio de quien el mundo fue hecho, quien existía antes que el mundo existiera,
quien 'ilumina a cada hombre que viene al mundo'.

Aunque ellos no crean en ella, aún así ustedes pueden responder por la luz en cada hombre,
aunque sea la condenación de ellos.
De manera que al ser guardados en la luz, la cual viene de aquel por medio de quien fue hecho el mundo,
quien existía antes que éste fuera creado,
ustedes vienen a recibir la sabiduría por la cual fueron creadas todas las cosas,
y con ella puedan ordenarlas y usarlas para la gloria de Dios.
Porque aquello que no proviene de la luz, ni de la sabiduría, es el infractor,
el cual debe ser condenado por la luz que viene de la vida;
y en ella todos ustedes tienen cuidado que sus corazones sean unidos con Dios,
y todo lo que es contrario es condenado.
Por lo tanto, ¡que el Señor Dios Todopoderoso los preserve y los guarde a todos en su sabiduría!

P. D.-Amigos, una advertencia para todos ustedes por parte del Señor,
para caminar en sabiduría, para que puedan adornar a todos, lo que ustedes profesan,
para que ustedes respondan a la medida del espíritu de Dios en cada uno.
Y conozcan al Señor para que los guíe en su entendimiento,
y dejen que su sabiduría sea justificada por todos ustedes,
y ustedes sean guardados en unidad por la medida del espíritu de Dios;
para que ustedes puedan ver brotar y florecer la justicia entre ustedes,
y ningún engaño pueda permanecer, ni nada que es engañoso;
sino que júzguenlo con lo eterno, y limítenlo,
para que nada que es por la espada pueda vivir, lo cual contaminaría la tierra.
Por lo tanto moren en aquello que es eterno, como un sacerdocio real,
en aquello que viene de aquel por medio de quien el mundo fue creado;
quien es un Amigo para todas sus almas,
de quien recibimos el refrigerio.
Para que el Señor Dios Todopoderoso los preserve y los guarde a todos,
para que en su vida, temor y poder ustedes puedan ser preservados.

Jorge Fox

34.

Amigos,

Yo les advierto en la presencia del Dios viviente, (vaya a otra declaración acerca de la presencia)
que no hablen de las cosas de Dios por causa del temor de Dios,
al azar, con una mente presuntuosa;
porque los presumidos orgullosos están excluidos del reino de Dios,

y condenados por la luz de Cristo,
y por la vida que nos dio las escrituras, ellos son juzgados.
Por lo tanto esta es para ustedes la palabra del Señor en la luz,
con la cual Cristo ha iluminado además a cada uno,
esperen en ella, y ámenla, y ustedes tendrán la luz de la vida;
y ésta los llevará a permanecer en el consejo de Dios,
y a mantenerlos alejados de todos los caminos impíos.
Y con ella ustedes verán a todos los encantadores, falsos profetas,
quienes hacen adivinaciones con sus propios cerebros,

las mentes de quienes están alejadas de la luz de Cristo;
con esta luz ellos son condenados.
Todos aquellos que tienen sus mentes alejadas de ella, y la odian, las obras de los cuales son impías,
con esta luz ellos son condenados;

aunque ellos puedan hacer una profesión de las palabras
que proceden de la luz,
de aquellos que vivieron en ella, y caminaron en ella.
De manera que aquellos que se alejan de ella, y odian esta luz,
haciendo profesión con sus palabras que moraban en ella,
y odian aquellos que caminan ahora en la luz, Oh, ¡gran engaño!
todos aquellos deben ser condenados con la luz.
Y aquellos que odian la luz, y la niegan,
aunque hagan profesión de las palabras,
que sí procedieron de la vida, y puedan estar llenos de ellas,
no hacen salir a nadie de sus caminos impíos;
porque no permanecen en el consejo de Dios.

Porque ellos estaban en el consejo de Dios, quien nos dio las escrituras,
quien estaba en la vida de ellos, de quien procedió la letra.

Por lo tanto esperen y caminen en la vida (todos los que están en su medida),
la cual nos dio las escrituras, la cual las abrirá para ustedes otra vez;
si no los negaré a todos ustedes, y de ustedes uno se debe alejar,
porque tienen la forma, pero no el poder.

Y conozcan la vida de Dios los unos en los otros,
y el poder de Dios los unos en los otros;
pero nosotros negamos ese conocimiento en la forma sin la vida,
aunque nunca sea pintado tan finamente, y la ramera nunca sea tan hermosa,
quien se ha alejado de la luz, con la cual Cristo ha iluminado a todos.
Esta es la ramera que se viste a sí misma con las palabras que proceden de la luz,
quien persigue a quienes moran en la luz, que bebe la luz de los santos,

quienes moran en la luz que nos dio las escrituras.
Y con las palabras que procedieron de la luz,
ella se viste, y se prostituye para alejarse de la vida;
y todo lo que ella trae, es contrario a la luz.
De manera que ella es llamada 'la madre de las rameras'.
Pero si ustedes aman esta luz,
y sus mentes son guiadas por ella para ver el rostro de Jesús, y a él la cabeza;
entonces con esta luz ustedes verán todas las rameras,
y la madre de las rameras, y dónde ella está, y aquello a lo cual ella está unida.
La luz es eso, por la cual ustedes llegan a ver.
El que camina en la luz no tropieza.
Pero ustedes tropiezan, quienes son alejados de la luz entre las rameras.
Yo les encargo a todos en la presencia del Dios viviente, para que tomen en cuenta la luz.
Si ustedes aman la luz, ella es el Maestro de ustedes. (vayan a otra declaración acerca de la presencia)
Si ustedes odian la luz, ella es la condenación de ustedes.

Jorge Fox

35.-A los Amigos en el ministerio.

Pónganse de pie, ustedes que son profetas del Señor, por la verdad sobre la tierra;
no apaguen su profecía, ni le hagan caso a los que la desprecian;
sino permanezcan de pie en aquello que los lleva hasta el fin.
No se preocupen por los ojos del mundo, ustedes que son profetas del Señor,
sino que respondan a aquello que está en todos, a lo cual ellos han cerrado sus ojos;
para que ustedes les puedan hablar a ellos de las cosas por venir,
respondiendo a aquello de Dios que está en ellos, lo cual permanecerá.
Quédense en sus habitaciones, ustedes hijos de Dios, para que puedan reinar sobre todo lo que es contrario.
Y ustedes hijas, a quienes les es dado profetizar, manténganse dentro de su propia medida,
recorriendo aquello que es externo, respondiendo acerca de aquello de Dios que está en todos.
Y no desprecien la profecía, y sujeten la naturaleza que la despreciaría,
la cual es la misma que obra contrariamente a lo de Dios en ellos.
Ni sean elevados en sus revelaciones y profecías,
por temor a que ustedes se aparten de aquello que les dio la revelación,
y así lleguen a ser juzgados por el Hijo de Dios,
y se les pida que se aparten por ser hacedores de iniquidad;
porque una persona que hace iniquidad se ha apartado de aquello que guía al Hijo de Dios,
quien es el fin de los profetas.
No apaguen el espíritu, por el cual ustedes pueden probar todas las cosas, y apéguense a lo que es bueno;
porque si el espíritu es apagado, entonces la luz es puesta por oscuridad, y la oscuridad por luz,
y lo malo es puesto por lo bueno, y lo bueno por lo malo.

Esto sucede cuando el espíritu es apagado,
ustedes no pueden probar todas las cosas, entonces ustedes no pueden apegarse a lo que es bueno.
Porque entonces ustedes no pueden ver lo bueno, cuando el espíritu es apagado;
pero cuando el espíritu no es apagado, entonces con el espíritu ustedes verán lo que es bueno,
para tomar lo bueno, y rechazar lo malo.
Y esto lleva a poner una diferencia entre lo precioso y lo vil,
lo profano y lo santo, lo limpio y lo sucio;
el espíritu es lo que prueba todas las cosas.

Jorge Fox

36.

Amigos,

Tomen sus incensarios celestiales,
y ofrezcan sus oraciones espirituales al Dios Todopoderoso,

y teniendo fuego celestial en sus incensarios,
éste consumirá todas las ofrendas y sacrificios falsos,
los cuales son ofrecidos en la naturaleza impía.

Jorge Fox

 

37. - A los Amigos en Cumberland.

Estimados Amigos,

Aprecien su llamado celestial,
por el cual ustedes son llamados a la santidad y la justicia,
sin la cual nadie verá al Señor.

Y dejen que sus conducta sean, como corresponde al evangelio,
el poder santo de Dios, el cual es el evangelio de Cristo,
el Santo, quien sufrió por los pecadores.
Y manténganse en la mente modesta y humilde de Cristo,
y en los frutos de la buena conducta,
y el traslado, y la regeneración que puede aparecer en sus vidas,
como un pueblo redimido de los placeres de la carne,
y el espíritu del mundo, y los deseos que arruinan
;
y para que ustedes puedan obtener la promesa del Dios eterno,
y el poder de la verdad, por medio de la palabra en el corazón, el hombre escondido,
para que ustedes puedan obtener victoria sobre aquello que batalla en contra de sus almas;
por medio de lo cual ustedes pueden ser ataviados y adornados,
y para que ustedes puedan ser preservados y guardados de aquello que no es del Padre,
(los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida),
en la simplicidad y la inocencia de Cristo Jesús,
(sobre toda la sutileza y el engaño fingido),
por medio de lo cual ustedes no deben estimar nada
en comparación con aquello que es de Dios, y a él sobre todas las cosas,
por medio de Cristo, la luz, la verdad,
siendo manifestado el poder de Dios en ustedes.
Y manténganse alejados de todas las libertades falsas
que los llevan a alejarse del temor de Dios;
y en él ustedes serán preservados en el sentido del
poder y la verdad de Dios en sus corazones.
Observen todos en esto,
por medio de lo cual el conocimiento y la virtud son ministrados a ustedes,
y la paz que proviene del Dios de virtud y paz.
Y manténganse alejados de todo aquello que lleva a la contienda, y los rumores, y a las murmuraciones,
y a los chismes, lo cual nos aleja del testigo, observa, y teme a Dios en el interior,

lo cual es leudado en los deseos y naturaleza carnales;
y entonces eso juzga, y esto en lo mismo por lo cual él juzga a otros;
la cual naturaleza y juicio son para juicio y condenación.
Por lo tanto sean sabios, y mantengan su primer amor;
no rompan el matrimonio con el Señor Jesucristo;
guarden su primera habitación,
mantengan sus prendas limpias, porque los que hacen eso son bendecidos;
para que ustedes puedan brillar como luces para el mundo,
y ser ejemplos en virtud, justicia y santidad,
caminando en la verdad en toda paciencia y quietud,
mirando al Señor, la fortaleza de ustedes,

y Cristo Jesús, el conquistador,
y más allá de todas las colinas y montañas;
para que ustedes puedan ser un buen sabor para el Señor, teniendo sal en ustedes mismos.
Dejen que sus lámparas alumbren, y que sus luces brillen,
y entonces ustedes verán sobre todo los sinsabores que están en la familia de Adán en la caída,
quienes viven en Cristo, el poder de Dios, que nunca cae,
y mantienen su matrimonio con él, el Santo y el Justo,
la luz, la verdad y el poder de Dios, quien le da un fin a toda la impiedad.
Así que caminen en la justicia para que sus pies puedan ser guardados en el camino de la paz.
Y mantengan sus lenguas, y manos, y cuerpos, y labios, y mentes,
y palabras fuera de todo aquello, lo cual los profana y los corrompe,
y los lleva a estar bajo la indignación y la ira de Dios,
y a que su mano llegue a estar en contra de ustedes.
Por lo tanto, manténganse en el temor de Dios,
y manténganse en su verdad la cual ustedes recibieron al principio,
porque la verdad nunca cambia.
Y caminen en el espíritu, y después los deseos de la carne no serán cumplidos,
y entonces la contienda se mantiene afuera, lo cual se querrá elevar y levantarse,

por medio de lo cual vienen las contiendas y las guerras.
Por lo tanto mantengan su comunión en el espíritu, en lo cual está la unidad y el vínculo de paz,
y aparecerán los frutos del espíritu, la justicia, santidad, bondad,
paz, sobriedad y mansedumbre, castidad y virtud,
para que por medio de los cuales ustedes puedan tener frutos para alimentar a los hambrientos,
y para aliviar a los enfermos y los pobres.
Porque los infructuosos no caminan en el espíritu, y por lo tanto no llevan fruto;
y así viene la maldición, y las zarzas, y la miseria.
Por lo tanto, observen al Señor Dios en todas las cosas en el espíritu, quien es espíritu;
ustedes pueden distinguir las cosas de él en aquello, y las cosas que son de ustedes,
y lo que es del hombre, y lo que es de Dios,
y lo que se debe mantener vivo, y lo que debe morir.
Por lo tanto sean obedientes al espíritu,
y al buen poder de Dios, el cual los despierta a ustedes;
y vive en ustedes, para que ustedes ya no mueran, porque esto les da vida.
Porque aquellos a quienes se les da vida, y mueren otra vez,
y al ser muertos dos veces, entonces llegan a ser arrancados de las raíces;
los tales yacen muertos sobre la tierra, y la corrompen.
Por lo tanto, no dejen al mundo,
ni dejen que las cosas visibles alejen sus mentes del Señor.
No se preocupen del cuerpo más que del Señor;
no abandonen al Señor; sino que sean de buena fe en la verdad de Dios, y vivan en ella,
entonces vivirán en Cristo Jesús, quien es el camino de ustedes, quien es su maestro,
quien es su profeta, quien es su sacerdote, quien es el obispo de las almas inmortales,
Cristo, quien nunca cayó, ni nunca cambió, y nunca cambiará.
A así ustedes vienen a la semilla, la piedra superior,
quien está sobre el mundo, y existía antes que el mundo,
quien permanecerá cuando el mundo ya no exista;
quien era lleno de gracia, y verdad, y virtud, y vida,
por quien vienen la gracia, que trae salvación,
quien es como todos sus maestros para ustedes.
Por lo tanto conozcan a Cristo, la cabeza y la salvación, en quien hay paz,
y no hay condenación; porque la condenación está sobre aquellos,
que están fuera de la luz.
Y así, vivan en unidad en la luz, ante la cual estaba la oscuridad y la enemistad,
en la cual ustedes tienen paz, y amor a Dios, a Cristo,
y los unos por los otros.

Jorge Fox

38.- Una epístola a los viajeros en el camino del Señor,
con un testimonio en contra de los profetas falsos,
y de aquellos que los defienden.

Amigos,

Todos deben recibir el pan espiritual y el agua
del Padre de la vida,
por el cual ustedes pueden ser fortalecidos y regados por el Padre de la vida,
al ustedes pasar y viajar en su camino espiritual cómodamente y con todo el corazón;
para que ustedes puedan venir a su descanso celestial,
habiendo salido y saliendo de la gran ciudad de Sodoma,
hacia la ciudad celestial de Jerusalén,
donde habitarán eternamente para siempre.

No razonen con carne y sangre, que nunca entrará;
no tomen consejo de aquellas cosas que los acercan a las cosas carnales,
y los lleva a consultar con la razón carnal,
y así lleva los ojos y las mentes de ustedes a las cosas visibles,
y así los lleva a desviarse de su camino;
y si ustedes lo siguen, irán a la muerte, al infierno,
y a la destrucción, a la fosa y la trampa,
y aquello tiene dominio sobre ustedes,
y llega a reinar sobre ustedes, lo que no debiera ser así.
Pero todos esperen en el espíritu puro para que los guíe a Dios,
entonces ustedes verán la promesa de Dios cumplida en ustedes,
y los manantiales de vida abiertos a ustedes,
y el refrigerio diario que viene del Señor;
y entonces ustedes vendrán a caminar con el Señor,
abandonando todo, padre, madre, esposa, e hijos, tierras, viviendas y todo.
Así hay una unión con el Señor, como un espíritu;
y el que no abandona todo, no es digno de él.
Todos los que están en el primer nacimiento, y todos los que razonan con la carne y la sangre, están aquí,
y están para perseguir aquellos que son nacidos del espíritu,
que están pasando para salir de esta ciudad,
para ir a la ciudad cuyo fundamento y constructor es Dios.
Porque en aquella ciudad los justos son asesinados, por aquellos que son de la generación de Caín.
Todos ustedes, que se han levantado para caminar en sus pasos,
profesando a Cristo y profesando ser ministros de Cristo, quienes permanecen en la envidia,
y 'tienen el lugar principal en las asambleas,
y son llamados maestros por los hombres',

¡lo cual Cristo prohíbe! agáchense todos por vergüenza,
los que están en orgullo y opresión, y
en los pasos y lugares de los fariseos,
y tienen la apariencia de las palabras que dijeron los apóstoles,
y que dijo Cristo, y las tienen en tres o cuatro lenguajes;
el Señor los ha descubierto ahora;
el Señor Dios Todopoderoso los ha descubierto por medio de sus profetas y siervos.

Todo el honor, y la gloria, y agradecimiento sean a él para siempre,
quien ahora ha venido a reinar solo con sus santos.
¡Regocíjense, todos ustedes profetas y justos!
La bestia hizo guerra en contra del cordero y los santos;
y el cordero obtuvo la victoria sobre la bestia, y los diez cuernos, los cuales lo empujaron.
Poderoso Padre y Dios eterno,
a ti solamente sea toda la gloria, honor, y agradecimiento para siempre.

Ahora todos ustedes maestros, y los seguidores que los sostienen,
yo testifico en contra de ustedes, para que ustedes sean testigos en contra de ustedes mismos,

y para que ustedes testifiquen por sí mismos que son de la generación de Caín,
y de la generación de los falsos profetas, y los anticristos, y los seductores,
(quienes tienen la forma de piedad, pero niegan el poder de ella),
y de la generación de aquellos que algún día asesinaron la simiente justa, como será aparente.

Ahora todos ustedes, ¡hagan caso!
¿Quienes son aquellos que gobiernan por sus propios medios?
¿Quienes son los asalariados de los cuales ahora hablan las escrituras?
¿Quienes buscan ahora su ganancia desde sus moradas?
¿Quienes se alimentan ahora con la gordura?
¿Quienes buscan la lana,
y se visten ahora con la lana,

y así hacen víctimas de las personas?
¿Dónde están ahora los asalariados?
Los sacerdotes predican por salario, y los profetas profetizan por dinero.

¿Quienes demandan ahora a los hombres por la ley, en contra de los cuales habla Cristo; y
en contra de los cuales habla el apóstol,
quien era un ministro de la verdad viva que testifica en contra de tales prácticas?
¿Quienes van ahora por el camino de Balaam para obtener regalos y recompensas?
¿Quienes son ahora los maestros codiciosos?
¿Quienes son llamados ahora maestros por los hombres?
¿Quienes aman ahora los lugares principales de las asambleas?
¿Quienes andan ahora en ropas largas?
¿Quienes están de pie orando en la sinagoga (las casas de campanario) ahora,

y hablan a partir de la imaginación de sus cerebros,
contra los cuales los ayes fueron pronunciados por Cristo Jesús,
(la sustancia de todas las profecías),
quienes dijeron ayes en contra de todos los fariseos y profetas falsos?

¿Quienes nos jalan (nos arrastran) para afuera de las sinagogas (casas de campanario) ahora?
¿Quienes apedrean y apalean, encarcelan y golpean ahora, y arrastran delante de los magistrados?
Ustedes pueden decir: era la práctica y religión de los Judíos; los judíos hicieron así.
Pero los profetas de Dios testificaron en contra de estas cosas;
y los apóstoles testificaron en contra de todas estas prácticas.
Y Jesucristo testificó en contra de todas las obras impías del mundo;
y todas estas prácticas fueron sostenidas en la generación de Caín.
Por lo tanto, sean ustedes testigos de del hecho que
ustedes están en la generación de los falsos profetas,
y en la silla de los que hablaron adivinaciones de su propio cerebro,
que son llamados maestros por los hombres;
aman los lugares principales en las asambleas;
ponen cargas pesadas sobre la gente;
de aquellos que buscan sus ganancias desde sus moradas,
y de aquellos que van por el camino de Balaam, en la generación de Caín.

Cuando cualquier profeta viene y habla en contra de ustedes,
ustedes tratan de encarcelarlo, o destruirlo, lo cual no hizo Abel (como ustedes pueden leer),
pero Caín, quien era el primogénito, el sacrificio de quien no agradó a Dios;
Dios no se agrada más de las adoraciones que ustedes acostumbran hacer por su propia voluntad,
oraciones y ruegos, que los de Caín.
Porque la generación de Caín era y es la misma que siempre fue,
y no es de la generación de los justos.
Y a menos que todos ustedes sean nacidos otra vez, ustedes no pueden heredar el reino de Dios.
Por lo tanto, así ustedes testifican en contra de ustedes mismos,
que ustedes son de la generación de Caín, la cual siempre asesinó la simiente justa;
y en la generación de los falsos profetas.
Porque ahora ha venido el hijo de Dios;
y ustedes son de la misma generación que eran ellos,
buscando asesinarlo a aquel en donde él fue manifestado.

Pero el Dios eterno y glorioso del cielo y de la tierra, el mismo que siempre ha sido,
se está manifestando a sí mismo en sus hijos e hijas,
quienes son llamados a salir de esa generación y de esa adoración.
Porque él dijo: 'Salid de entre ellos, estén separados,
no toquen nada inmundo, y yo seré un Padre para ustedes,
y ustedes serán mis hijos e hijas'; y esto testificamos, y esto se ha cumplido.

Conocemos la generación de los impíos, y conocemos la generación de los fieles;
aquí hay una separación entre lo precioso y lo vil,
entre lo santo y lo profano.
¡Por lo tanto toda la gente, pesa y ve, en que generación están ustedes!
La generación de los justos brillará;
la generación de los impíos está preparada para el fuego
, y para ser echados al infierno.
Ustedes son el rastrojo; ustedes que son orgullosos, ustedes están para el fuego;
ustedes que son impíos, son la paja que el viento lleva de un lugar a otro;
ustedes que son despreciativos, se han alejado de Dios;

ustedes que son paganos, no conocen a Dios; y todos lo que son paganos no conocen a Dios;
el Señor tomará venganza de ustedes en las llamas del fuego.
El día poderoso del Señor viene, que quemará como un horno.
El fuego está prendiendo la tierra, el cual quemará todo,
raíces y ramas, cabeza y cola;
el Señor de los ejércitos lo ha hablado.
El Señor Dios de poder reinará. ¡Oh, día feliz!
¡Alabanzas! ¡Alabanzas! Alaben al Señor, ustedes que son justos;
¡canten alabanzas al Señor Dios Todopoderoso para siempre!

Todos ustedes mentirosos y disimuladores, ustedes nunca deben heredar la santa ciudad en ese estado.
Y todos ustedes que comenten pecado, y viven en pecado, no conocen a Dios;
quienes son desobedientes, y sostienen la verdad en injusticia,
la ira de Dios está sobre ustedes.

Todos ustedes, que obran iniquidad (y viven y mueren en eso), quienes se separan de Dios,
son malditos, para castigo eterno;
¿entonces dónde lo encontrarán,
de quien hablan con sus bocas y llaman su Salvador?
Ustedes que viven en sus caminos vanos, impíos y profanos, y lo toman a él para que sea su capa,
y dicen: ustedes son redimidos por él, y viven en su maldad,
'Aléjense, malditos', él les dirá : 'No los conozco'.
Plagas, aflicción, y miseria serán derramadas sobre todos ustedes.
Que todos los que hablan en el nombre del Señor se aparten de la iniquidad.
Nadie puede llamarle Señor, sino por medio del Espíritu Santo;
y donde ha venido el Espíritu Santo, allí él es Señor y rey.
Esto se testifica en todos sus santos, donde él lo es;
pero no es así en la generación de Caín, sino que ellos persiguen.
Pero Él ha resucitado y ha venido en sus santos, el que es Señor y rey,
quien reinará sobre todo el mundo, y llevará el gobierno sobre sus hombros.
Porque el Señor es rey en sus santos, y los guarda,
y los guía con su gran poder,
y preserva su simiente y los hijos de la simiente de los impíos,
en su reino de gloria y descanso eterno,
donde ellos encuentran gozo, y paz, y descanso eterno.

¡Toda la gloria y la alabanza sean dadas al Señor Dios Todopoderoso para siempre!

Jorge Fox


39. - A los Amigos en el norte.

Todos los Amigos en Westmoreland, Cumberland, Bishoprick, New Castleside,
Northumberland, y Lancashire,

Esperen en la medida del espíritu del Dios viviente,
para que con él todas sus mentes puedan ser guiadas a estar con el Dios viviente,
y para que hagan caso,
para que ustedes puedan tener dominio sobre estos espíritus que están en la tierra;
para que ustedes se puedan conocerse los unos a los otros en el espíritu del Dios viviente,
y lleguen a reinar con él sobre el mundo
en el poder del Dios poderoso
,
quien sostiene todas las cosas;
y esperen para recibir la sabiduría de Dios,
quien creó las criaturas para su gloria.
Y el Señor Dios Todopoderoso los guarde en el espíritu, y esté con todos ustedes.
Y todos ustedes, vivan en la vida,
para que con ella ustedes puedan llegar a conocer al Padre de la vida;
y al ser guiados con el espíritu del Dios viviente,
ustedes disfrutarán de la presencia del Señor;
y todo lo que es contrario, con ella será juzgado.
Por lo tanto el Señor Dios Todopoderoso los preserve a ustedes en aquello que es puro,
para sí mismo, quien es puro, para recibir su sabiduría,

y para que con ella y en ella, ustedes lleguen a ser ordenados para la gloria de él,
quien es Dios sobre todo;
para quien sea toda la honra y la gloria, Dios sea bendecido para siempre;
para que con ella ustedes puedan llegar a ver el cordero de Dios,
el Salvador de sus almas, quien existía antes que existiera la letra.

Jorge Fox

40.

Amigos,

Yo les advierto y les encargo a todos,
sean fieles en la medida de la vida de Dios, la cual él les ha dado.
Y cuídense los unos a los otros,
para que puedan discernir con aquello que es puro,
y tengan unidad con aquello que es puro.
Y tengan cuidado de cualquier ligereza o atrevimiento,
lo cual es contrario a lo que es puro,
sino esperen y moren en la pureza,
la cual juzga en particular y en general;
para que el jardín del Señor sea abonado,
y ustedes sean preservados y guardados en su sabiduría.
¡Que el gran poder del Señor los guarde a todos en su espíritu,
y con él para sí mismo, estando sus corazones unidos!
Y asegúrense de reunirse,
y ser dirigidos a reunirse en el espíritu y en el poder del Señor;
y de mantenerse alejados de la voluntad impía de todos los hombres,
los cuales son contrarios al poder y la luz.
Este es el consejo del Señor para ustedes.

Jorge Fox

41.

Amigos,

Esta exhortación es para ustedes de la palabra del Señor:
Moren en la vida, para que con ella puedan ver al Padre de la vida.
Y moren en la luz, con la cual el mundo es condenado;
cuya luz comprende la sabiduría del mundo;
cuya luz comprende al mundo y su conocimiento, y todos los engañadores,
los cuales entraron al mundo, (quienes se han alejado de la luz),
con la cual luz ellos son condenados, esto es, el mundo, el cual odia la luz,
porque sus obras son malas
, y ellos no quieren traer sus obras a la luz,
porque la luz los reprenderá
, y ellos la odian, y a ustedes que viven en ella.
Y todos los engañadores, y todos los anticristos,
ellos son los que se alejan de la luz, los que se oponen a Cristo.
A ustedes todos, mis hermanos, que moran en la luz,
la cual es la condenación del mundo, y de todos los engañadores,
quienes se han alejado de la luz;
no es posible que esos engañadores los engañen a ustedes,
quienes son los escogidos
, quienes habitan en la luz, la cual comprende al mundo.
Y les encargo a todos ustedes en la presencia del Dios viviente,
que vivan lo que hablan y profesan;
y que ninguno profese aquello en lo cual no vive;
y que ninguno profese lo que no es
(el tal es un hablador, y no un hacedor; los tales engendran habladores vanos).
Por lo tanto, con la luz todos los tales serán condenados por la vida.
Por lo tanto, les encargo a todos ustedes en la presencia del Dios viviente, que moren en la luz,
la cual es la condenación del mundo, el cual la odia.
(vaya a otra declaración de la presencia)
Aunque ellos puedan profesar todas las palabras
declaradas por aquellos que estaban en la luz de Cristo,
odiando ellos la luz en particular,
ellos y toda su profesión son condenados con la luz.
Y la aflicción será el fin de ellos y de su profesión, lo cual vendrá de Cristo, quien es la luz.
Por eso, les hablo a ustedes, amigos, que moran en la luz, y la aman,
para que ustedes puedan ser manifestados a la luz en todas las conciencias de aquellos que la odian,
(con la cual Cristo Jesús los ilumina a todos),
lo cual es la condenación del mundo.
Todos los Amigos moran en la luz,
la cual comprende al mundo, la cual es su condenación.
La religión más elevada debe doblarse e inclinarse ante ella;
y todo eso debe ser condenado, lo cual es contrario a ella.
Y Amigos todos, moren en la luz, la cual es eterna,
la cual comprende al mundo, para que con ella ustedes puedan comprender al mundo;
y levántense, y salgan adelante en el gran poder de Dios,
como poderosos hombres de guerra en el poder y fortaleza del poderoso Dios de vida,
y Jehová de los ejércitos, quien está con ustedes,
su escudo, adarga, defensa y armadura;
y es él quien los arma para reinar sobre todos los impíos, para triunfar, y pisotear.
Que el Dios Todopoderoso los bendiga, y prospere su obra,
para que ustedes sean manifiestos a la luz en todas las conciencias,
a la medida de Dios, quien es puro,
la cual es dada a todos;
para que con ella todos puedan ver lo que es contrario a Dios.
Y esto es para ustedes de la palabra de Dios.

Jorge Fox

42. - A los Amigos, con respecto a la luz,
en la cual ellos pueden ver a su Salvador,
y a los engañadores.

 

A todos los Amigos en todas partes, esparcidos en el extranjero:

Moren en la luz que viene de Cristo,
para que con ella ustedes puedan ver a Cristo su Salvador;
para que puedan crecer en él.
Porque los que están en él son nuevas criaturas;
y 'las cosas viejas pasaron, y todas las cosas son hechas nuevas'.

Y los que están en él son guiados por el espíritu;
para ellos no hay condenación;
sino que ellos moran en aquello que condena al mundo,
y con la luz ven a los engañadores,
y los anticristos, los cuales han entrado en el mundo.
Y los maestros que trazan reglas por sus propios medios;
y aquellos que buscan la lana,
y aquellos que acosan a la gente,
y son asalariados,
y los que van en el camino de Caín,
y corren codiciosamente tras el error de Balaam;
y los que son llamados maestros por los hombres,
y están de pie orando en las sinagogas,
y tienen los asientos principales en las asambleas,
todos los cuales están en el mundo,
quienes fueron denunciados por aquellos que moran en la luz;
porque ella los condenó
y a todos los que hablaron adivinaciones de su propio cerebro,
y que son soñadores indecentes, que usan sus lenguas,
y roban las palabras de sus prójimos;

con la luz, el mundo y todos ellos son comprendidos,
y todo lo que está en él; y todos los que la odian,
y todos los anticristos que se oponen a ella,
y todos los profetas falsos y engañadores, que se alejan de ella,
con la luz son comprendidos,
y con la luz son condenados,
y todos los que se alejan de ella y la odian.

"Yo soy la luz del mundo", dijo Cristo,
y él ilumina a cada uno que viene al mundo;

y aquel que ama la luz, y camina en la luz, recibe la luz de la vida:
y el otro, él odia la vida,
porque sus obras son perversas, y la luz las reprende.
Y ésta es la condenación,
que la luz ha venido al mundo, en la cual caminan los que la aman;
lo cual es la condenación del que la odia.
Y todos los anticristos, y todos los profetas falsos,
y todos los engañadores, la bestia, y la bien favorecida ramera,
todos ellos con la luz se ve que están en esa naturaleza,
actuando contrarios a la luz;
y con la luz ellos son comprendidos,
y condenados por la luz.

Porque no es un anticristo el que camina en la luz que viene de Cristo;
ni es un engañador, quien camina en la luz que viene de Cristo.
Muchos engañadores han entrado en el mundo.
El mundo odia la luz, y los engañadores se han alejado de la luz,
y los anticristos se han alejado de la luz;
por lo tanto se oponen a ella,
y algunos de ellos la llaman una conciencia natural, una luz natural;
y ellos ponen la letra por la luz [el espíritu].

Pero con la luz, la cual nunca cambia,
(la cual existía antes que el mundo existiera), se ven los engañadores,
cuando entran en el mundo.
Porque muchos engañadores han entrado en el mundo,
y los falsos profetas han entrado en el mundo;
el mundo odia la luz, y su fuera posible,
ellos engañarían aún a los escogidos.
Pero los elegidos moran en la luz,
de la cual se alejan los anticristos, engañadores, y falsos profetas,
y se van hacia el mundo, el cual odia a la luz:
en esa luz que ellos odian viven los hijos de la luz, los elegidos.
Por lo tanto no es posible que los anticristos y los engañadores,
que han entrado al mundo, que odian la luz,
puedan engañar a los elegidos, quienes moran en la luz que ellos odian;
la cual los comprende y comprende al mundo; la cual luz existía antes que el mundo existiera,
y es la condenación del mundo; en la cual caminan los elegidos.
Y por lo tanto no es posible que aquellos que moran en la luz puedan ser engañados,
siendo que esta luz comprende al mundo, y es la condenación del mundo.
La cual llevará a cada lengua a confesar, y a cada rodilla a inclinarse:
cuando los juicios de Dios vengan sobre ellos,
ésta los hará confesar, que los juicios de Dios son justos.

Jorge Fox

43.

A todos mis estimados hermanos, el rebaño de Dios en todas partes,

Manténganse unidos en el poder de Dios,
y ninguno se desanime o descorazone con los enemigos externos,
quienes están sin Dios en el mundo;
sino que todos sean audaces en el poder de la verdad, triunfando sobre el mundo.
Sostengan su libertad, y guárdenla y manténganse firmes,
para que puedan ser armados con sabiduría, y suministrados en su lucha en contra de sus enemigos,
quienes son más sabios en su generación que los hijos de la luz.
Pero la sabiduría del Altísimo se está esparciendo,
y se está haciendo manifiesta en sus corazones,
por la cual ustedes pueden comprender la sabiduría del mundo,
la adoración y el conocimiento del mundo.
Y al latente en aquello que es puro,
esto los guiará hacia aquello que existía antes que el mundo existiera,
antes que existiera la adoración falsa, antes que existieran los seductores,
antes que existiera el anticristo, y antes que existiera el templo externo,
y el falso profeta y los asalariados;
y así ustedes comprenderán al mundo,
y lo que es hecho en el mundo.
Por lo tanto todos ustedes guarden sus habitaciones,
soporten las pruebas, y soporten el día,
y manténganse firmes en su libertad,
mientras Cristo los haya hecho libres;
libres de la voluntad y los mandamientos de los hombres,
los cuales los llevan a la servidumbre;
libres de las modas y los deseos del mundo,
y de la voluntad carnal
, la cual esclaviza y pone una carga sobre los que son puros.
Y ustedes que no pueden testificar de esto, esperen, y piensen en lo puro,
y entonces la carga será fácil;
y esperen la redención y la salvación, para que sea así.
Y la fortaleza de ustedes está en que estén quietos,
para que puedan recibir el refrigerio;
para que puedan aprender cómo esperar,
y cómo caminar ante Dios,
por el espíritu de Dios dentro de ustedes.

De manera que el Dios Todopoderoso esté con ustedes,
y los guarde para sí mismo bajo su propio dominio,
y los saque del dominio de Satanás,
para que ustedes lo puedan pisotear bajo sus pies.

Y, Amigos en todas partes, reúnanse,
pisando y pisoteando sobre todo el engaño bajo sus pies;
y cuídense los unos a los otros en aquello que es eterno,
y todos estén seguros que sus palabras sean de vida eterna.
Examinen y busquen con aquello que es eterno,
lo cual habla a aquello que está encarcelado dentro de otros.
Y ustedes que son guiados a exhortar, y a reprender,
háganlo con toda diligencia, aprovechando todas las oportunidades,
reprendiendo aquello que devora la creación,
y de ese modo destruye la razón muy humana.
Porque la verdad preserva cada cosa en su lugar.
Y todos ustedes reúnanse en todas partes,
y en sus reuniones esperen al Señor;
y tengan cuidado de formar palabras,
sino que piensen en el poder, y conozcan aquello que es eterno,
lo cual los guardará en toda unidad, caminando en el espíritu,
y los dejará ver al 'Señor cerca de ustedes, y entre ustedes.'
Por lo tanto, que el Dios Todopoderoso esté con ustedes, y los multiplique,
y les dé el rocío del cielo, el rocío celestial, las misericordias vivientes,
(el cual nutre las plantas delicadas, el cual causa que crezcan, broten, y den fruto),
y los riega con sus bendiciones.
¡Por lo tanto, que el poder del Señor Dios esté con todos ustedes, mis estimados de corazón!
Yo estoy con ustedes en el espíritu, y en el amor de Dios, quien es Padre de ustedes y mío.
Que el Señor Dios los prospere, guíe, y proteja, y los lleve a todos a su reino de gloria,
ustedes que son elegidos, llamados, escogidos y fieles, que son los corderos.
¡Que el Dios Todopoderoso los bendiga, y los guarde a todos, mis estimados de corazón!
El amor de Dios es un amor que supera el conocimiento,
el cual aguanta todas las cosas, soporta todas las cosas,
espera todas las cosas, no tiene envidia, ni piensa mal.

Y el amor de Dios es el cimiento de todo el amor verdadero en sus corazones,
el cual echa fuera el amor al mundo, y la enemistad,
el cual fue engendrado entre ustedes y Dios.
'El que cree, éste es nacido de Dios;
y el que es nacido de Dios, vence al mundo.'

Por lo tanto, mis mejores deseos para todos ustedes,
y que el Dios Todopoderoso los bendiga y los prospere.

Jorge Fox

Y todos los Amigos que esperan en aquello que es puro en sí mismo,
(lo cual no puede mentir, lo cual no cambia),
esperen al Señor; porque Dios no cambia.
Que toda carne esté en silencio ante el Señor, y que la vida pueda hablar en todos;
entonces la boca del Señor es conocida,
y Dios es exaltado y glorificado con su propia obra, la cual él realiza.
Reúnanse en todas partes, y piensen en lo que los une,
y esperen en aquello que es puro, lo cual los une para salir de la naturaleza del mundo,
y la disposición, conversación, iglesias, formas y costumbres del mundo,
lo cual entretejerá sus corazones junto con el de Dios.
Esto que los une para salir de todas estas cosas, es el espíritu del Señor,
el cual los unirá con él, quien es el Padre de los espíritus;
para que ustedes puedan juzgar, y discernir,
y confundir todo el engaño en el mundo,
y puedan crecer para ser como reyes,
y no dejar que nada reine en ustedes sino lo que está en la vida eterna.
Tengan cuidado de hablar en la presencia del Señor,
a menos que sus palabras sean de la vida eterna,
la palabra eterna de Dios, porque de otra manera no es de provecho, ni fortalece, ni edifica.
Por lo tanto, que el Dios Todopoderoso esté con ustedes en todas sus reuniones,
para que ustedes lo vean como su cabeza, rey, y Señor sobre todo.
Para todos ustedes, que son iluminados con la luz del espíritu
la luz cual les muestra su pecado y maldad, sus obras y acciones impías,
y su engaño y falsedad de corazón.
La luz les enseñará santidad, cómo caminar en ella, y los llevará a la unidad;
y atraerá sus mentes a Dios,
y en él verán más luz.
Pero al odiar la luz, allí está la condenación de ustedes.

Jorge Fox

44.

Amigos Todos ,

Esperen en el poder y espíritu ilimitados del Señor,
el cual los bautiza en un cuerpo:

donde tendrán toda la unidad en aquello que crucifica la carne,
y mortifica todos los deseos impíos,
y se deshace del cuerpo de pecado, del viejo hombre con sus obras,
y circuncida sin manos,
y une los corazones de ustedes con Dios,
de quien vienen las misericordias vivientes,
solamente del Dios viviente, quien es Dios sobre todos, bendito para siempre.
Yo le hablo y apelo a aquello que está en cada una de sus conciencias,
a la medida que Dios ha dado, la luz;
amándola, teniendo consideración de ella, y esperando en ella el poder de Dios,
ella los guiará al Padre de luz, en la cual tendrán toda la unidad;
y odiar la luz será la condenación de ustedes.
¡Oh! Esperen, esperen en el Señor viviente para que alimente las plantas delicadas en ustedes,
para que puedan llevar frutos de justicia a Dios,
porque él acepta éstos, y ningún otro tipo.

Por lo tanto, esperen en el Señor, él tiene una semilla pura entre ustedes.
Dejen que su espera sea en la luz;
y tengan en mente que él es un hombre sabio, el ojo de quien está en su cabeza,
la cual luz es Cristo, el fin de todos los sacerdotes, el fin del templo exterior;
el ojo del necio está en el exterior, va detrás de muchos sacerdotes,
y ellos son llevados a alejarse con conceptos y tentaciones diversas.
Por lo tanto esperen en la luz,
donde ustedes verán a todos los engaños interiores y exteriores.
Porque es un pecado el entrar en la tentación;
pero no es pecado ser tentado.
Cristo fue tentado, pero no entró en la tentación.
Por lo tanto esperen y velen en el temor del Señor.
La luz es aquello que los deja ver el pecado, y la maldad, y las tentaciones;
las cuales si ustedes entran en ellas, la luz será su condenación;
y entonces sus corazones no estarán bien con Dios.
Pero esperen todos ustedes en la luz de Dios,
la cual los llevará a ver dónde está la puerta de la sabiduría;
el temor del Señor es el comienzo de ella.
La sabiduría pura es liberada de la tesorería para entrar en el corazón puro, el cual ve a Dios;
y el temer al Dios viviente,
esto guarda el corazón puro y limpio,
para recibir libremente la sabiduría de la tesorería, quien no reprende.
Y a medida que ustedes se apartan del mal y la iniquidad,
él rompe los vínculos al mostrar misericordia;

y entonces el entendimiento crece puro y claro.
Por lo tanto, vayan con Dios en su poder.

Y el Señor Dios de poder los guarde a todos en su medida para sí mismo,
de todos y sobre todos los caminos malignos del mundo, las carnadas, las costumbres, y las enseñanzas
para pisotearlas en su poder;
para que la sabiduría pueda ser justificada en todos ustedes,
y ustedes puedan ser preservados, y Dios pueda ser glorificado.
A él sea toda la gloria, el honor, y las gracias sobre todo,
¡Sea Dios bendecido para siempre!

Lean estas palabras entre todos mis hermanos y amigos, y envíenlas al exterior a los Amigos,
para que todos puedan conocer el poder del Dios viviente los unos en los otros,
no en palabras, sino en poder.
Así que adiós.

Jorge Fox

45.-Con respecto a los herederos del reino de Dios,
y a cómo era Cristo,
y sus santos son tentados.

Ellos son los herederos del reino de Dios,
y de la generación de Dios, que viven fuera del reino del mundo perverso,
(hacia Dios, en la simiente, para la cual son todas las promesas de Dios), siguiendo a Cristo,
quien estaba en Egipto, y salió de Egipto, la casa de las tinieblas.
Y él estaba en el desierto, y allí el fue tentado a desear a la criatura en verdad;
él fue tentado a apartarse;
él fue tentado a adorar el diablo, (a inclinarse y adorarle).

Él es el capitán de nuestra salvación; él ha ido antes, él soportó la cruz,
él despreció la vergüenza, él sufrió la contradicción de los pecadores
- por la gloria que estaba puesta delante de él
; él ha ganado la corona.
Él ha vencido a Egipto, él ha cumplido la ley,
él ha vencido al mundo, él ha vencido las tentaciones;
él es poderoso para socorrer a los que son tentados.

No es pecado ser tentado, sino entrar en la tentación, eso es pecado.
Él es la cabeza del cuerpo, él es la cabeza de la iglesia,
quien ha borrado las ordenanzas y las tradiciones de los hombres;
quien es el fin del sacrificio diario;
quien es el fin del sacerdocio Levítico;

él es el fin de los templos externos,
quien es la sustancia de los profetas, porque todos testificaron de él.
Él ha ascendido sobre todos los principados y potestades.

Ahora, a todos los estimados, la misma simiente, quien es Cristo,
el mismo espíritu es ahora hecho manifiesto, como siempre lo fue; el mundo ahora es como siempre fue;
las mismas tentaciones, y el mismo diablo, y la misma adoración vana en el mundo,
entretejiéndose en otra forma y color.
Y Jesucristo es el camino, la verdad y la vida,
la puerta, por la cual todos deben entrar, y él es quien la abre;
la puerta que siempre existió,

el mismo Cristo ayer, hoy y para siempre.
Y todos los que siguen a Cristo, la simiente, y son de su generación,
y son sacados de Egipto, la casa de las tinieblas
, y de estar bajo la ley,
la justicia de la ley se cumple en ellos;
los que no andan conforme a la carne sino conforme al espíritu (como dijo el apóstol),
lo cual nosotros testificamos.
Y la generación de la simiente ha pasado por el desierto,
donde han sido tentados a desear la criatura.
Ustedes que han estado en el desierto pueden testificar esto conmigo,
y de las mismas tentaciones, aún a desesperarse, y a alejarse.
El diablo, antes de salir de su reino, él destruiría a todos.
Pero miren al caudillo Jesucristo, quien ha pasado antes,
quien fue tentado (el autor de nuestra salvación)
con las mismas tentaciones a adorar el diablo;
y que si ustedes adoraran al diablo,
ustedes tendrían la gloria del mundo
;
si no, serían llamados un demonio, como Cristo lo fue, y serían llamado un demente, como él lo fue;
y que nadie los seguiría, sino que serían un pueblo maldito (como ellos lo fueron.)
Y aquellos que adoran al diablo, le dieron esos títulos a él.
Y ustedes perderán su buen nombre,
y serán el hazmerreír para aquellos que adoran al diablo, y un escarnio entre ellos,
y una marca para que todos les puedan disparar, y para que los borrachos hagan canciones de ellos.
Esta es la porción de ellos, los que niegan la adoración del mundo,
y la gloria, y el favor, y las modas impías del mismo,
y no se pueden conformar a sus modas; los cuales son tentados por todas estas cosas.
Pero no es pecado ser tentado; sino que al permanecer en el poder del Dios Todopoderoso,
ustedes podrán permanecer en contra y sobre todos las tretas de Satanás.
Por lo tanto moren en el poder del Dios Todopoderoso,
el cual los llevará a través del desierto, y a través de las tentaciones hasta el fin,
y obtendrán la victoria sobre todas las ordenanzas carnales, y los mandamientos,
y las tradiciones de los hombres.
El que venciere se elevará sobre todas estas cosas.
El que venciere se sentará con Cristo en su trono.
Por lo tanto, todos deben de testificar que Cristo ha nacido en ustedes,
pasando por medio de la muerte hacia él, por medio del mundo,
por medio de la ley, por medio de las tentaciones,
por medio del desierto, y para salir del mundo;
y ustedes testificarán que el hijo de Dios es levantado, quien es vencedor,
quien es nacido de Dios.
Y el mismo espíritu ha levantado a Jesucristo,
el mismo espíritu los levanta a ustedes, y despierta sus cuerpos mortales;

y el que no tiene al mismo, no es de él.

Por lo tanto, examínense a sí mismos,
y vean si tienen la comunión con Cristo en sus sufrimientos,
y sean llevados a estar cómodamente con él en su muerte,

y a tener comunión con él en sus tentaciones y reproches,
y los embates, y los desdenes, y las contradicciones de los pecadores,
y para ser escupidos, como él lo fue;
y el que tiene comunión con él en sus sufrimientos,
tendrá comunión con él en su gloria.

Y el que lo confiesa a él en nuestro mundo oscuro,
él le confesará ante su Padre y los ángeles;
y aquel que lo niega en este mundo,
él lo negará delante de su Padre y los ángeles en el mundo por venir.

Ahora a todos ustedes que están convencidos,
y tienen iluminados sus entendimientos,
y la adoración del mundo les parece contraria
a la adoración de Dios y Cristo en el espíritu,
y todos los profetas y los apóstoles,
quienes adoraron al Dios viviente en la novedad de vida, en el segundo nacimiento,
tengan cuidado de no entrar en la tentación, para desear a las criaturas,
y no le den lugar a la mente perezosa, soñadora,
porque ella entra en las tentaciones.
Por lo tanto allí serán contaminados con la contaminación del mundo;
y entonces serán tentados a desesperarse.
Si el diablo obtiene poder sobre ustedes allí,
si ustedes entran en la tentación,
si ustedes siguen sus imaginaciones
al alejarse de la luz de Cristo dentro de ustedes,
y entonces ustedes juzgan con pensamientos impíos;
el diablo vendrá con sus instrumentos, sus ángeles malignos,
para tentarlos a alejarse de la adoración de Dios hacia la adoración falsa,
o si no ustedes perderán su reputación o buen nombre, o su lugar,
o su autoridad donde ustedes están, a menos que se inclinen hacia él.
Y todos se quedarán mirándolos, y la gente los verá y se admirará con ustedes.
Si la mente de ustedes se aleja de la luz, y del temor del Señor,
y ustedes consultan con la carne y la sangre,
las cuales nunca deben entrar en el reino de Dios,

y la razón carnal tampoco debe entrar jamás.
Entonces ustedes tomarán consejo de la ramera,
y así el ojo de sus mentes se alejará de Dios,
y así ustedes estarán bajo el poder del príncipe del aire,
el cual gobierna y reina en los hijos de desobediencia,
y así, bajo el dominio de Satanás.

Y entonces, aunque ustedes tengan la alabanza del mundo,
y la gloria del mundo;
y entonces desobedecen aquello
que los debería haber guiado al reino de Dios,
para sacarlos del dominio de Satanás,

el fin de ustedes será peor que el comienzo.
Y en el mundo ustedes pueden tener honor,
y el hombre carnal es nutrido,
y la gloria y el renombre puede crecer otra vez entre los carnales,
quienes han salido de Dios, y han desobedecido la luz en ellos,
lo cual debiera haberlos sacado del dominio de Satanás,
(bajo el dominio de quien ustedes están ahora),
y llevados a Dios, donde hay gozo eterno,

donde hay riquezas y gloria eterna, y donde hay consuelo eterno;
el reino de quien es para siempre, el dominio de quien es un dominio eterno.
Pero ustedes, quienes abandonan el camino correcto, van a la destrucción eterna.
Ay, ay de ustedes.
Porque el amor al mundo es un enemigo de Dios;
y el que ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

Y ustedes que ponen su mano en el arado,
y miran hacia atrás, no son aptos para el reino de Dios.


Y todos los que pueden testificar del segundo nacimiento, y son nacidos otra vez,
conocen las promesas de Dios en y a la simiente, son el sí y el amén;
y ustedes salen de aquello que estaba en el tiempo,
ustedes van a Dios, quien existía antes que el tiempo.
Esto es un misterio, el que pueda recibirlo que lo haga;

y el que tenga oído para oír, que oiga lo que dice el espíritu.
Abel era el segundo nacimiento, él no era asesino, ni era un pecador; porque Dios lo había llamado.
Y Dios no vio iniquidad en Jacob, sino que Esaú, el primogénito, es odiado, y no es perfecto.
Y a menos que ustedes nazcan otra vez, ustedes no pueden entrar en el reino de Dios.
La carne y la sangre no heredarán el reino de Dios.

Y 'el que es nacido de Dios, no peca, porque la simiente de Dios permanece en él',
ni tampoco puede pecar, porque ha nacido de Dios.

Y el que ha nacido de Dios vence al mundo;
el que es nacido de Dios, no es de este mundo.
Y el que es nacido de Dios testifica en contra de todas las obras del mundo,
y la maldad del mundo;
y el que es nacido de Dios, no comete pecado.
El que comete pecado es del diablo, y no ha visto a Dios en ningún momento.
Así los hijos de Dios son diferenciados de los hijos del diablo;
porque el que peca es del diablo, y no conoce a Dios.
Por este propósito fue manifestado el hijo de Dios, para destruir las obras del diablo;
y el que hace justicia, es justo, así como él es justo.

Y aquellos que eran del segundo nacimiento, eran enseñados por Dios,
y no necesitaban un hombre para enseñarles; y habían venido al pacto eterno.
Y ellos que el segundo nacimiento,
los que han nacido otra vez de la simiente inmortal por la voluntad de Dios, y no por la voluntad del hombre.
Y tantos como recibieron a Cristo,
él les dio potestad de ser llamados hijos de Dios,
los cuales no han nacido por la voluntad del hombre, sino por la voluntad de Dios;

no solamente por el agua, sino por el agua y por el espíritu.

Jorge Fox

46.

A todos los Amigos que están en la unidad, la cual está en la luz; caminen en la luz.
Es una luz la que los convence a todos; y un Cristo, que los llama a todos al arrepentimiento,
para sí mismo, la cabeza, quien es Cristo.
El ojo del hombre sabio está un su cabeza, la cual cambia la mente,
y llama desde arriba a aquello que está por debajo;
él es el único que nos da la fe, y todos los que están en esta fe son uno.
Es uno el poder que levanta la simiente;
y estando la fe de ustedes sin palabras, en el poder,
ustedes son uno, y esa semilla es una; y ustedes todos son uno, aunque sean diez mil;
la simiente de quien es una, la cual es Cristo, y él es el maestro, el cual es uno;
y todos los hermanos que están en el espíritu son uno.
Ustedes todos tienen un ojo, el cual es la luz; un fuego,
el cual consume todo lo que la luz descubre que es impío;

y un espíritu, el cual bautiza a todos en el único cuerpo,
donde no hay confusión, sino pureza y unidad.
Por lo tanto, Amigos todos, tengan en mente la unidad,
y aquello que los guarda en la unidad y la unanimidad,
es eso lo que los mantiene fuera del mundo;
y esta luz los guía para salir de la oscuridad hacia el día eterno,
donde ustedes ven la iglesia de Dios.
Pero al vivir en la oscuridad, y seguir esa mente,
ésta los lleva a las asambleas del mundo, quienes tienen la letra de las palabras de los santos,
pero viven fuera de la vida
, golpeándose los unos a los otros, peleando por las cáscaras.
Pero al tener la mente en el interior, ésta los lleva a las asambleas de los justos,
quienes están en la vida.
El grano se puede encontrar adentro, la cáscara está afuera, de la cual se alimentan los puercos,
pero la perla está escondida de ellos;
y los puercos y los perros devorarían aquellos en quienes se encuentra la perla.
Ellos son externos, y se alimentan de lo externo.
Dios que hizo el mundo, y todas las cosas que están en él,
siendo que él es el Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos con manos humanas,
y ha hecho todas las naciones de los hombres, quienes moran sobre la faz de la tierra, de una sangre,
y ha señalado los tiempos y las estaciones,

y le ha dado a cada uno una medida de acuerdo con su capacidad.
Dios le ha dado capacidad a cada uno de acuerdo con su medida (los que son fieles a ella),
y así se recibe la justicia de Dios,
y la ira de Dios es revelada en los hijos de la desobediencia.
La gracia de Dios ha aparecido sobre todos,
la cual enseñó a los santos a negar la impiedad, y nos enseña;

lo cual el mundo transforma en libertinaje,
y camina impíamente en contra del espíritu de gracia;
y aún así tienta a Dios y pide gracia.
Estos son los que establecieron los maestros externos.
Y Cristo dijo que él es la luz del mundo,
y ha iluminado a todos los que vienen al mundo;
y el que ama la luz lleva sus obras a la luz, a él,
no hay ocasión de tropezar;

y esta enseñanza nos guía hacia Dios, el Padre de la luz.
Y el otro, él odia la luz, porque la luz los reprochará;
así él sabe que sus obras son impías, por la luz.
Y ésta es la condenación, que la luz ha venido al mundo,
y los hombres aman la oscuridad más que la luz.

Y así ustedes deben llegar a estar en silencio,
oh carne, que tientas a Dios para que te de una visión de tus pecados;
porque Cristo los ha iluminado, y les ha dado una visión de sus pecados,
los cuales serán su condenación, odiándola.
Porque ustedes que la odian, la tienen.
Y son ustedes, que ponen la letra por la luz,
la cual fue dada por la luz, para aquellos que caminaron en la luz;
pero al odiar la luz que les ha sido dada,
ustedes no conocen la condición de los que tenían la luz,
sino que ponen la oscuridad por la luz, y la luz por la oscuridad; y ¡ay de ustedes!
Son ustedes los que ponen lo malo por lo bueno, y ¡ay de ustedes!

Y son ustedes los que están cubiertos, y no con el espíritu de Dios.
Y son ustedes los que no permanecen en el consejo del Señor,
sino que siguen en cambio sus propias imaginaciones
, que se alejan de Dios;
así que ¡ay de ustedes!
Y el reino y la corona de ustedes es el orgullo; y ¡ay del rey del orgullo!
Y ustedes son los impíos, los que olvidan a Dios, quienes deben ir al infierno;
y viven en la perversidad, y son hijos de desobediencia,
que desobedecen la luz; y así la ira de Dios está sobre ustedes.

Pero los que aman la luz, y caminan en la luz,
Jesucristo es su rey, el evangelio de quien es predicado a toda criatura.
Porque habiendo pasado la muerte sobre todos los hombres,
todos los que están en la primera naturaleza son hijos de la ira,
y todos los de la segunda son hijos de Dios.
La semilla es sembrada en toda clase de tierra;
sobre la tierra en el camino, la tierra con espinas, la tierra pedregosa, y la buena tierra.

Y Cristo le ha dado a todos una medida, y una capacidad de acuerdo con su medida;
el que no mejora su medida.
Él tiene ojos, pero no ve;
y oídos, pero no oye,
y un corazón, y no entiende.
Y él es el ladrón que roba las palabras de los apóstoles, y las palabras de Cristo.
Y es el borracho el que no permanece en la luz;
que se ha salido de su medida, y por lo tanto no permanece en la doctrina de Cristo.
Y esta luz será la condenación de ustedes,
y cuando sea abierto el libro de la conciencia, el cual debiera ejercitar sus conciencias,
y el cual los condenará.
Y la ira de Dios permanece sobre los hijos de la desobediencia.

Jorge Fox

47.-A los Amigos en Cumberland, Bishoprick, y Northumberland.

Amigos en todas partes,
quienes con la luz que nunca cambia son convencidos y alejados de la oscuridad,
moren en la luz, para que puedan llegar a aprender de Cristo en la vida,
y con ella puedan conocer los movimientos del espíritu de la vida en ustedes,
que se mueve en contra de todas las obras de la muerte, y así obra la libertad.
Una medida de este espíritu y poder vivientes es conocida en todos,
y ustedes se mantuvieron en ella, con ella ustedes se mantienen diligentes, rápidos y animados,
para caminar en la vida;
porque es la vida la que redime, la única que vence, y nos da una entrada en el descanso.
Por lo tanto cada uno de ustedes conozca una medida de ese espíritu,
el cual ejercita mansedumbre, verdad y fidelidad en ustedes con poder, el cual,
como se sabe, rompe los vínculos de la iniquidad, y esparce los ejércitos de los extranjeros;
para que todos ustedes puedan saber lo que es seguir al Cordero con gozo y paz en sus mentes,
con sus corazones rectos para que los guíen.
Tengan cuidado de que ninguno de ustedes camine solamente imitando a otros.
Porque aunque la manera en que ellos caminan sea buena para aquellos que están en la luz,
ustedes todavía están en la oscuridad, y no saben hacia dónde van,
ni tampoco pueden recibir ninguna fuerza de Dios para llevarlos por este camino,
ni recompensarlos por ello;
y la comunión de ustedes no está con Dios en ese camino, sino que con los hombres,
y en este camino ustedes no pueden ser limpiados
, sino que al final el trabajo de ustedes se perderá.
Y de esta clase son aquellos que se vuelven a alejar, y hablan mal del camino de Dios,
cuando ellos nunca entraron en el camino de Dios,
ni en su vida, su paz o su poder; éste es un camino que ellos nunca conocieron.
Por ellos viene la ofensa, y la piedra de tropiezo, por la cual muchos son ofendidos:
pero ¡ay de aquel por causa de quien viene la ofensa!

Y tengan cuidado de juzgar la medida de otros,
sino que cada uno preocúpese de la suya;
y así ustedes harán perecer las mentes ocupadas y la alta presunción,

y así la paz brota entre todos ustedes, y la división es juzgada.
Y sepan esto, que hay diversidad de dones, pero un espíritu,
y unidad en él para todos los que con él son guiados.

Y aunque el camino parezca diverso para ustedes;
no juzguen el camino, por temor que puedan juzgar al Señor,
y que no sepan que hay varios caminos (que aparentan ser razonables)
por los cuales Dios ha sacado a su pueblo; sin embargo todos son uno al final.
Esto es, para que él pueda ser visto
desde todos los 'extremos de la tierra, para ser guía y dador de la ley;'
y para que nadie pueda juzgar ante él.

¡Profundo es el misterio de la piedad!
Por lo tanto silencien toda la carne, y asegúrense que sus propios caminos estén limpios;
y a medida que crezcan en ello, el camino de la paz será más apreciado por ustedes,
y llegarán a conocer el vínculo perfecto.

Y todos los que están establecidos así permanecerán en la fortaleza,

cuando otros caigan a la mano derecha y a la izquierda.

Estimados amigos, ustedes han estados convencidos por un largo tiempo,
y tenían al Señor en palabra y forma;
por lo tanto búsquenlas, ustedes deben ser probados y enjuiciados,
no solamente su fe y paciencia en la persecución por parte del enemigo exterior,
(porque muchos de ustedes han escapado eso),
sino que todos ustedes deben ser probados con aquello que está más cerca,
aunque haya una apostasía entre ustedes.
Y es bueno que la firmeza de todos sea conocida.
Porque muchos se han infiltrado desprevenidamente, quienes son 'egoístas, glotones ociosos,
que aman al mundo más que a la cruz de Cristo,
quienes son altos en las formas, y hablan muchas palabras infladas,'
las cuales ellos pueden pronunciar para ventaja propia en las cosas terrenales,
engañando con ellas a los simples,

quienes no se han elevado sobre la contaminación del mundo.
Esto fue ordenado desde el tiempo antiguo,
para manifestar a aquel que es aprobado.
Y con ese ojo que lidera para salir de la caída, él se ve como caído,
quien ha obtenido las palabras de los santos
para rogar por aquello que está en la caída para defenderlo.
Y así el opresor quisiera establecer su residencia más rápido que antes,
estando ahora el diablo transformado a la semejanza de un ángel de luz.
Y así se cumple la escritura,
'Hijitos míos, esto les he escrito,
para que cuando vean que esto se cumple no se asombren,
como si alguna cosa extraña hubiera sucedido con la iglesia de Dios;
sino que lo mismo de antes,
para probarlos, y para perfeccionarlos en contra del diablo;
así es él manifestado, en que ustedes conozcan sus trampas.'
Y esto producirá gran firmeza en todos,
los que tienen cuidado de su lugar sobre Cristo la roca,
y tienen sal dentro de sí mismos para darle sabor a todo.
Pero aquello que no viene al fundamento eterno,
es bueno para ser echado de un lado para otro con los espíritus despreocupados,
quienes ahora se han salido al mundo,
para engañar aquellos que en sus corazones buscan las cosas mundanales.
Por lo tanto permanezcan con sus mentes ceñidas en Dios sobre todo el mundo,
por temor a que ustedes corran en vano, y pierdan su corona;
la cual nadie recibe, sino aquel que continúa hasta el final.


Jorge Fox

Que esto vaya a todas las iglesias de los santos.

48. - A los Amigos, con respecto a juzgar.

Amigos, para todos ustedes esta es la palabra del Señor:
tengan cuidado de no juzgarse los unos a los otros;
no se juzguen los unos a los otros con aquello que debe ser juzgado;
(yo les encargo en la presencia del Señor) (vaya a otra referencia de la presencia)
ni tampoco saquen al descubierto las debilidades de los otros detrás de sus espaldas;
porque ustedes los que hacen eso, son de la familia de Cam, la cual está bajo maldición.
Pero cada uno de ustedes en particular con la luz de Cristo,
(con la cual él los ha iluminado), vean por ustedes mismos,
que el yo sea juzgado con la luz que está en cada uno.
Ahora, al amar todos la luz ninguno puede permanecer en el yo,
sino que es juzgado con la luz; y así todos están en unidad,
y así no se puede levantar la voluntad del yo, ni el dominio;
sino que todo es juzgado.
Y que no hayan murmuraciones entre ustedes;
sino que en amor, ustedes que moran en la luz y ven claramente, háblenle a los otros,
cuyas mentes se han alejado de la luz;

de otra manera, como dije antes, si ustedes hablan detrás de sus espaldas,
eso significará que tienen ojo malignos y la mente sucia, la cual no se atreve a hablarles en su cara.
Y, por lo tanto, la mente que condena detrás de la espalda de otro, es para condenación;
y por lo tanto el yo debe ser juzgado primero.
Así ustedes se mantendrán vigilantes en el temor puro y el amor de Dios,
y todo lo del yo será juzgado entre ustedes,
el cual preferiría juzgar en secreto;
lo cual es obra de oscuridad.

Y tengan cuidado de no tener una humildad fingida,
(yo les encargo a todos ustedes en la presencia del Dios viviente)
y un amor fingido, el cual está fuera de la luz,
y también de usarlos como un saludo acostumbrado o un gesto formal;
lo cual es todo para condenación, y para ser dejado afuera, estando fuera del pacto.
Por lo tanto asegúrense que todas sus acciones sean en la luz y vengan de la luz;
así ustedes serán mantenidos puros y limpios,
y llegarán a ser sellados en el pacto eterno de Dios,
con la luz que viene de Cristo.

Y nuevamente, les encargo a todos en la presencia del Dios viviente, (vaya a otra referencia de la presencia)
que no dejen que sus mentes se salgan para contender
con aquellos que no son de la verdad,
y en aquello que está fuera de la verdad,  (la mente de cualquiera que no haya sido destruída está fuera de la verdad)
los cuales deben ser condenados con la verdad.
Porque esa mente se jactará y se levantará,   (las palabras habladas de la mente carnal son del orgullo y la vanidad)
lo cual está fuera de la verdad y alcanza las cosas en la comprensión,

aunque no viva en ella, sino que es excluida de la luz, y no entrará en ella;  (usted debe detenerse para poder entrar en el reino)
sino que es para condenación. (tales palabras acumulan condenación sobre el que las dice y esparcen a los oidores)
Y, por lo tanto, para ustedes éste es el consejo del Señor Dios de poder y paz,
para que en la paz ustedes puedan ser preservados para esperar
el espíritu de gracia, y de sabiduría, y de entendimiento. (cuando usted habla palabras del Espíritu)

Y, Amigos en todas partes, reúnanse esperando al Señor,
para que sus mentes puedan ser guiadas por el espíritu de Dios hacia Dios.
Y conozcan la vida de Dios los unos en los otros,
con la cual todos son extraños, cuyas mentes están afuera, y con el pacto de la promesa;
porque el pacto y la promesa de vida están con la simiente y son para la simiente:
y no hay pecado, iniquidad o transgresión en el pacto;

porque todo eso es juzgado, estando fuera del pacto de Dios.
Y por lo tanto, esperen,
para que todos puedan llegar a testificar del pacto de vida hecho con sus almas,
y para encontrar al testigo, el sello del espíritu, con el cual son sellados para Dios,
y para que todos ustedes puedan testificar que el pecado y la transgresión se han terminado,
y son borrados por Cristo Jesús, el nuevo pacto de Dios;
y para que todos ustedes puedan llegar a conocer al Señor, y a amar la luz,
la cual Cristo les ha dado para enseñarles;
entonces ustedes testificarán del pacto,
sí, decenas de miles testificarán del pacto, Cristo Jesús.
Porque el Señor dijo,
'Yo los entregaré para pacto de luz con los gentiles, para abrir los ojos cegados';
y, por lo tanto, esta luz abre los ojos de los ciegos.
Todos ustedes eran ciegos como los gentiles, o los judíos,
y saben que sus ojos son abiertos con la luz, y ven el nuevo pacto,
el sacerdote inmutable, y el pacto inmutable.
Por lo tanto, moren en aquello que no cambia, para que aquello que sí cambia y tambalea,
pueda ser juzgado y condenado con aquello que no cambia.
Y aunque la ministración de la condenación era y es gloriosa en su tiempo,
aún así la ministración del espíritu excede en gloria, la cual no cambia;

y no hay condenación en aquellos que están en Cristo Jesús, el nuevo pacto,
quienes caminan en el espíritu.

Pero aquellos que están en aquello que cambia,
corriendo en caminos cambiantes y obrando exteriormente,
y que están en la naturaleza que odia la luz,
todos los tales son para condenación por la luz,
la cual es eterna, y nunca cambia.
Y todas las concupiscencias, tradiciones y rudimentos pobres
de los hombres, los cuales actúan en esta naturaleza, contrarias a la luz,
son para condenación por la luz.

Por lo tanto, morando en la luz, la cual es inmutable,
ustedes llegan a juzgar todos los caminos y adoraciones cambiantes,
los cuales son variables y cambiantes,
con aquello que viene de Dios, lo cual no cambia;
y con su luz, la cual él nos ha dado, todas esas cosas son juzgadas.
Por lo tanto, morando en el juicio, ustedes serán llenos de misericordia;
ya que primero el juicio, y luego la misericordia se debe esparcir sobre todos,
para que los justos puedan reinar sobre todos.

Y amigos,
les encargo a todos ustedes en la presencia del Dios viviente,
no dejen que ninguna comunicación impía,
ni ninguna palabra impía proceda de sus bocas.
Y si ustedes encuentran que la raíz en ustedes no ha sido eliminada,
que llevaría a cabo tales cosas,
moren en la luz que les permite ver las comunicaciones impías,
y con la luz júzguenlas de manera particular,
y primero júzguenlas allí; porque eso es lo que corrompe los buenos modales.
Y no hay buenos modales,
sino que todo está corrompido mientras haya una comunicación impía,
y toda esa profesión es abominación al Señor, mientras permanezca.
Por lo tanto, eliminen toda comunicación impura de sus bocas,
y toda ira, injusticia e impiedad
, con la luz verán todas ellas;
y caminando en la luz, y amándola,
ustedes pueden juzgar todas esas cosas con la luz,
y con ella pueden llegar a conocer los buenos modales y la comunicación pura.
Y al caminar en esta luz, ésta mantendrá fuera todas las comunicaciones impías entre ustedes,
porque los modales corruptos están allí, y proceden de esas cosas;
y toda la profesión que se lleva a cabo en esa naturaleza,
mientras permanece la comunicación impía, es abominación, y para condenación;
porque todos los modales impíos corrompen, y toda su profesión es corrupta y es para el fuego.
Por lo tanto, caminen todos en la luz con la cual han sido iluminados,
porque ella les enseñará todos los buenos modales y la comunicación pura,
y condenará todos los modales corruptos y la comunicación corrupta;
para que el corazón y la mente sean limpios de todas tales cosas.
Y caminen todos en la luz, ustedes tienen la escoba;
trabajen para barrer la tierra de todas los tales modales corruptos y comunicación vana,
y con la luz todo eso llega a ser juzgado.
Por lo tanto la luz es el juez, y la condenación;
y caminen en la luz, y ustedes brillarán.
Y, mis estimados hermanos en el pacto de la vida,
manténganse en el sí y el no, y (llamen los días),
primer día, segundo día, tercer día, cuarto día, quinto día, sexto día,
y séptimo día, como ellos fueron dados, y llamados por Dios en el principio.
Ustedes son hechos partícipes de las riquezas sin fin,
y han llegado a tener una porción de la herencia eterna,
herederos con Cristo en el reino que nunca se marchitará;
y 'ustedes que sufren con Cristo, reinarán con Cristo.'
Y a todos ustedes, amigos, que no han venido al pacto,
y que no pueden testificar que han venido a él, y que son sellados (por el espíritu),
no sigan a los que hacen imágenes, sino que sigan a la luz que los guía, la cual es eterna,
la cual labrará toda las imaginaciones,
y las semejanzas, y las imágenes,
y a los escultores de imágenes,
para que el Dios glorioso, el Padre de la vida, sea exaltado,
el cimiento de toda la verdad.
Y amigos, ninguno de ustedes hable en el exterior,
sino a medida que sean movidos por Dios
con el espíritu del Señor, y sean obedientes a ello,
como siervos fieles,
para que ustedes puedan entrar en el gozo de su Señor.

Y, amigos, yo les advierto y les encargo a todos,
que no tengan cosas viejas guardadas en la mente o la memoria,
ni tengan oposición los unos en contra de los otros, o murmuraciones entre ustedes,
ni hablen impíamente los unos de los otros; sino que juzguen aquello con la luz de Cristo.
Y moren en la vida de Dios, y entonces todos ustedes en esta vida de Dios tendrán unidad.
Y tengan cuidado y no aguanten aquello en ustedes que contiende para salirse de la verdad;
sino que júzguenlo con la verdad.
Y reúnanse en todas partes, conociéndose unos a otros en el espíritu,
y no en la carne;
y esperen a Dios en el espíritu de Dios, el Padre de los espíritus.
Y, amigos, no vivan en aquello que está fuera de la verdad, sino que manténganse todos humildes;
para que puedan vivir y alimentarse de aquello que es puro de Dios, y que viene de Dios.
Y para que no sean alimentados con amor fingido,
sino con aquello que es puro y eterno, sin mezcla ni mancha;
para que todo lo otro pueda ser extraído, y pisoteado,
y pisado, 'tierra a la tierra, polvo al polvo;'
para que ustedes puedan mantenerse puros, y en el gozo,
esperando las riquezas eternas del Dios eterno.
Para que todos conozcan el ministerio y la oración, los cuales son del espíritu y están en él,
y en él todos son uno;
y por él todo lo contrario es juzgado.
Y tengan cuidado con el orgullo, sino que con el espíritu eterno mantengan todo eso fuera, y júzguenlo.
'Los sacrificios de los impíos son abominación al Señor,
y él no oye a los hipócritas;
pero las oraciones de los justos son oídas.


Jorge Fox

49.

Amigos,

Moren en la vida y el poder de Dios,
el cual les enseña a negarse a sí mismos,
el cual los guarda de toda disputa, y de todo engaño,
para que nada aparezca, sino que todo sea juzgado por el espíritu puro;
y que por el espíritu de Dios, todos ustedes puedan ser guardados en él,
quien es un Dios de orden, y no de confusión.
Porque todos los que están en confusión, están en esa naturaleza que es contraria a la luz,
quienes están con ella para ser confundidos.
De manera que el Dios de vida esté con todos ustedes,
para que el temor del Señor pueda ser establecido en todos sus corazones,
para que el miedo, el terror y el temor del Señor pueda permanecer entre ustedes,
y para que todos ustedes puedan llegar a recibir fe de él, y el amor.
Y dejen que el amor proceda de los unos a los otros, de la fe que purifica,
para que todas las acciones puedan ser llevadas a la luz;
para que todos las obras que son contrarias a la luz, puedan por ella ser condenadas;
para que ustedes puedan crecer en paz y justicia en todo aquello que es eterno,
guiados a él quien es eterno, teniendo todos cuidado de la medida de la gracia de Dios,
para que con ella sus mentes sean guiadas hacia Dios, el Padre de la vida,
y que todas sus mentes puedan ser mantenidas con lo eterno para él, quien es eterno.
Para que todos ustedes puedan ver el reino de Dios,
esperando en la luz, teniendo cuidado de ella, la cual llama al arrepentimiento,
la cual informa sus mentes hacia el reino de Dios,
donde no hay fin, sino amor, gozo y paz para siempre.
Y esperen en luz para recibir el poder para eliminar la parte terrenal,
para que todos ustedes presencien el reino, y el gozo en el espíritu santo;
para que con la luz sus mentes puedan ser guardadas para Dios,
quien es puro, y para que en ella todos ustedes puedan tener unidad,
quienes caminan en la luz de la vida.
Porque aquellos que caminan contrariamente a la luz, ésta es su condenación.
Y no dejen que ningún discurso desagradable, ni blasfemia, ni libertinaje,
ni holgazanería, ni suciedad esté entre ustedes,
sino que sean diligentes, sirviendo al Señor en la luz;
porque todo lo que es contrario a la luz, con la luz debe ser condenado.
Y para ustedes esta es la palabra del Señor,
para que con el espíritu del Señor, que viene del Padre de los espíritus,
todos ustedes puedan llegar a testificar del espíritu de la promesa,
y pongan sus sellos en que Dios, el Padre de los espíritus, es verdad.
Por lo tanto, en el nombre y poder del Señor Jesucristo, sean guardados y preservados todos ustedes;
y manténganse juntos, y reúnanse,
para que ustedes puedan crecer en la medida de la gracia de Dios.

Jorge Fox

Y, estimados Amigos, moren en lo eterno, para que puedan crecer como las plantas del Señor;
y ustedes que son los encargados de la viña, manténganse alejados de los zorros sutiles y astutos,
que hacen sus hoyos en la tierra.
Si todos ustedes moran en la luz, la cual existía antes que existiera la tierra,
con ella ustedes preservarán las plantas delicadas.

Y, Amigos todos, esperen pacientemente en aquello que es puro para heredar la sustancia;
y moren en aquello que ve más allá de las sombras, los tipos, las tradiciones, y los deseos impíos.
Y moren en la vida, para que puedan ser nutridos con el alimento viviente,
y puedan ser mantenidos sobre el mundo en la luz,
para que el hijo de Dios no sea crucificado otra vez
con aquello que aleja de la luz y lleva hacia la concupiscencia.
Por lo tanto, todos ustedes que tienen una visión de esto, y que han venido aquí, esperen en la luz,
para que puedan crecer en la palabra viviente para comprender al mundo;
para que todas sus almas puedan llegar a encontrar su descanso,
donde no hay cargas, y las labores en la voluntad del hombre se han acabado.
Porque todas esas labores y cargas están entre aquellos que actúan contrarios a la luz,
y la carga es de ellos, y la labor es de ellos;
lo cual debe ser condenado con la luz que lleva a la vida.
Por lo tanto que el poder del poderoso Dios de la vida esté con ustedes,
el cual está levantando su semilla viviente, y la semilla es una,
la cual está levantando la tierra, y partiéndola por la mitad,
y sacándola de su lugar,
y llevando a la fe de Abraham,
y al Dios de Abraham.
Que el Señor Dios esté con ustedes que moran en la luz,
las mentes de quienes son llevadas hacia Cristo, el camino,
para alejarlas de todo aquello que Cristo, la luz, descubre que es impío.
Ustedes, hijos de la luz, traten de llevar a muchos a la luz,
y tráiganlos a la puerta de la sabiduría,
para que ustedes puedan llegar a ser porteros en la casa del Señor,
y vean lo que debe mantenerse fuera de su casa,
y que se debe recibir en la casa;
y no hagan sacrificio sino aquel que viene de parte de los vivos,
el cual es aceptado por el Señor.

Jorge Fox

<arriba><cartas anteriores><cartas siguientes>

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio