La Cruz Perdida de la Pureza



EPÍSTOLAS 75 - 99

 

UNA COLECCIÓN

DE



MUCHAS EPÍSTOLAS SELECTAS A AMIGOS,


DE

ESE MINISTRO ANTIGUIO, EMINENTE Y FIEL DE



JESUCRISTO,


Jorge Fox


La continuación Volumen 1

 

75.

Estimados amigos y hermanos,
moren todos en el poder, y la vida, y la semilla de Dios,
sirviéndose los unos a los otros en amor y en la sabiduría de Dios,
para que con ella ustedes puedan ser ordenados a la gloria del Señor Dios;
para que nada pueda reinar sino la vida misma, y que ustedes sean fieles en ella.
Mantengan todas sus reuniones, y conozcan el poder del Señor Dios entre todos ustedes.
Ustedes no deben hacer nada por el Señor por medios terrenales, ni confiar en ellos;
sino esperen en el poder del Señor Dios, y sean ordenados por ello para su gloria.
Ustedes nunca estarán en lo cierto, hasta entonces, y eso debe guardar la paz entre ustedes.
Y tengan cuidado con el altruismo,
porque esto enaltecerá esa parte que no debe ser exaltada;
y si aquello que debe ser juzgado surge para gobernar, entonces si herirá.
Pero cuando venga a reinar aquel que tiene el derecho,
entonces la paz y la buena voluntad serán dadas a todos los hombres;
y no se verá dolor en todo el santo monte del Señor.

Jorge Fox

76.

¡Oh Amigos todos!

Vivan en la vida y el poder inmutables, y en la semilla de Dios,
y estén alejados del espíritu indigno, terrenal, y cambiante del mundo,
el cual es dado al cambio y las sacudidas, y las tempestades y las olas
, las cuales avientan tierra.
¡Oh! Por lo tanto, vivan en la vida y el poder de Dios y su semilla, la cual nunca cambia,
por medio de la cual todos pueden permanecer en el poder de Dios,
y en esta vida y sabiduría, por medio de la cual todos ustedes pueden vivir.
Y permanezcan firmes en la vida y la semilla inmutable de Dios,
lo cual existió antes de los cambios y las alteraciones;
y lo cual continuará cuando todos ellos se hayan ido.
Por lo tanto, que el Señor Dios Todopoderoso los guarde,
en el cual ustedes pueden tener la bendición entre ustedes,
y la sabiduría de Dios para ordenarlos (tanto hombres como mujeres) para su gloria;
para que en su temor ustedes puedan ser guardados para la gloria de Dios, en su sabiduría y vida,
en aquello que no cambia,
en aquello que ustedes pueden sentir la comunión inmutable.
Y amigos, sean sabios y humildes, y tengan cuidado de abusar el poder de Dios;
sino que vivan en él, y en la vida silenciosa, paciente, para responder a lo bueno en todos,
para el refrigerio de los unos a los otros, y no para el tropiezo.
Sino que piensen en aquello que guarda la unidad, en la vida, aunque nunca tan pequeño.

Jorge Fox

77.

Amigos,

Esperen en la medida de la vida de Dios,
para que guíe sus mentes hacia el Padre de la vida, donde no hay sombra ni cambio.
A medida que ustedes progresan, deben conocer la expulsión y el cambio de aquello que cambiará,
con aquello que no cambia;
para ello, tengan cuidado de guiar todas sus mentes, para que ninguno sea hallado desnudo.
Porque aquellos que son hallados desnudos, están en aquello que tiene un fin, y que cambia,
y que causa ceguera
.
Y, por lo tanto, para todos ustedes, esta es la palabra del Señor: esperen en la medida de la vida,
para que ésta pueda unir sus corazones a la vida del Padre,
para que todos ustedes lleguen a recibir esas ropas y esa justicia,
y lleguen a sentir que su fortaleza se renueva por el Dios de toda la fortaleza,
a cada uno de ustedes de acuerdo con su medida, y vean a aquel que muestra misericordia.
Y así vivan en paz, la cual viene del Dios de toda la paz,
que hiere a Satanás bajo los pies de ustedes, quien ha gobernado.
De modo que aquí el amor de Dios llegará a ser esparcido exteriormente en sus corazones,
cuyo amor es uno, y no cambia;
moren en él, y crezcan y abunden,
para que así, sobre todo aquello que es contrario al Señor de la vida, quien destruye la muerte,
ustedes puedan reinar sobre sus propios corazones, y deseos, y afectos viles,
y sus antiguas conversaciones viles, disposición, y naturaleza, y voluntad.
De modo que ustedes puedan llegar a conocer el estado de los santos,
ante quien todas las cosas fueron hechas nuevas, y las cosas viejas pasaron;
y aquello que no cambia, lo cual es nuevo, en eso piensen,
para que guíe todas sus mentes hacia el Dios viviente, de quien proviene la luz, la vida y el poder.
Así que el Señor Dios de la vida los guarde en esto,
para que en él ustedes puedan ser un olor grato;
para aquello que corromperá, y corrompe,
y se hará más andrajoso, y llegará a rasgarse,
y morirá por sí mismo y se marchitará, se desvanecerá, y apestará en la nariz de Dios,
es aquello que es contrario a la medida de la vida de Dios,
y es condenado con la luz.
Por lo tanto esperen, (les advierto a todos en la presencia del Señor viviente),
en la medida de la vida de Dios, en ella crezcan en el amor, en la virtud, y en la inmortalidad,
en aquello que no se desvanece, lo cual une sus corazones;
y que todos sean condenados con la luz, los que son contrarios a ella.
Porque aquello que contamina, está fuera del reino de Dios,
y es visto y condenado con la luz;
en la cual caminan los hijos de la luz,
y tienen unidad los unos con los otros, y con el hijo de Dios, de quien proviene.
Y, mis queridos amigos, mantengan sus reuniones,
y sentirán la semilla de Dios entre todos ustedes,
aunque nunca se hable una palabra entre ustedes.
Pero sean fieles, para que puedan responder a aquello que es de Dios en todos.
Y no abandonen sus talentos,
sino que sean fieles en el poder y la vida de Dios, la cual ustedes han recibido.
Y moren en la vida, en el poder, y en el amor de Dios los unos con los otros.

Jorge Fox

78.

Amigos,

Moren en el poder y la vida de Dios, en unidad los unos con los otros,
para que con la vida de Dios ustedes puedan responder a eso de Dios en cada uno.
Y manténganse en la humildad, para que nada pueda reinar entre ustedes, sino la vida;
y sean obedientes en el poder de Dios.
Y, amigos, en la salida de la vida y el poder hacia las cosas que cambian,
hay una contienda, sobre la cual está la vida;
y todas las cosas fueron creadas por este poder de Dios,
en el cual se recibe la sabiduría para ordenar todas las cosas para su gloria.
De modo que conozcan la semilla de Cristo en todos ustedes, la cual está sobre toda la tierra,
y hereda la promesa de Dios, para que todos ustedes puedan ser herederos de la promesa de Dios.
Y cesen de usar sus propias palabras, sino vivan en el poder;
éste rompe las rocas, las montañas, los fundamentos antiguos y arenosos, y la esclavitud del pecado,
y cubre la brecha entre el hombre y Dios,
y quebranta aquello que creó la brecha.
De modo que conózcanse los unos a los otros en la semilla, la cual es Cristo;
quien, de acuerdo con la carne, era de Abrahán, y de acuerdo al espíritu, el hijo de Dios.
Y ésta es la palabra del Señor Dios a todos los Amigos,
y un cambio de parte del Señor Dios para todos ustedes,
y vivan en paz los unos con los otros,
y que la paz, la vida, y la sabiduría de Dios gobierne sobre todos ustedes.

Jorge Fox

79. - A todos los Amigos, para que moren en su llamado.

A todos los estimados amigos, que son llamados, que son iluminados,
cuyas mentes son alejadas de la adoración y los maestros del mundo,
manteniendo sus ojos en la luz y en la guía que está en el interior,
la cual los está guiando para salir de este mundo oscuro, y sus conversaciones antiguas y vanas,
hacia Dios y el mundo que no tiene fin;
¡que la misericordia y la paz de Dios el Padre sea multiplicada entre ustedes!
Cada uno de ustedes more en su llamado, esperando a Dios donde él los ha llamado.
Y tengan cuidado de razonar con la carne y la sangre,
porque allí se levanta la desobediencia, el orgullo y la presunción;
y allí ustedes crecerán hasta ser árboles que no dan fruto,
y como la higuera que tiene hojas pero no tiene fruto, y como pozos sin agua
.
¡Oh! Por lo tanto, piensen en lo que es puro,
lo cual los alejará de este mundo corrupto, pagano y oscuro y sus vanos caminos,
y de la destrucción y la muerte hacia la vida.
Y así el Señor Dios de poder los bendiga, los guíe,
y los guarde en su camino hacia la santa ciudad,
cuando sean llamados para salir de la ciudad impía;
porque aquel que los ha llamado es santo.
Ahora, muchos son los llamados pero pocos los escogidos.
¡Oh! por lo tanto, moren en aquello que los ha llamado, (lo cual es santo y puro),
en aquel que es santo y puro,
y que el tiempo pasado de sus caminos impíos sea suficiente,
en el cual ustedes vivieron en la impiedad, y en los caminos de esta generación indigna;
por temor de que sus mentes se vuelvan hacia Egipto y el mundo,
y así causen que el nombre digno del Señor sea blasfemado (quien los ha llamado a ustedes),
al apartarse, y crecer en la dureza de corazón,
y alejándose de la conciencia pura, y haciendo de ella un fracaso, y también de la fe.
Porque ustedes pueden ver lo lejos que muchos pueden ir, y se han ido,
y se alejaron de muchas cosas;
sin embargo se fueron hacia al mundo otra vez.
De modo que tengan en cuenta su guía presente, y su condición presente,
y su llamado, aquello de lo cual son llamados, y aquello a lo cual son llamados;
porque aquellos que el Señor ha llamado y escogido, son los hombres libres del Señor.
Y así, cada uno de ustedes moren en su llamado con Dios, donde Dios los ha llamado,
y allí caminen en la novedad de vida, y no en la antigüedad de la letra;
porque aquel que se aleja del que llama, no camina en la vida de Dios.
Por lo tanto, Amigos todos, caminen en la verdad y en el amor de ella hacia Dios;
y cada uno en particular haga caso a su guía, para que puedan crecer en sabiduría,
y mejorar sus propios talentos, y el don que Dios les ha dado.
Y tengan cuidado de las palabras sin vida,
porque ellas tienden a alejarlos del poder para vivir en la verdad,
y fuera de sus condiciones;
y esta naturaleza no tendrá paz, excepto que tenga palabras.
Pero cada uno en particular sométanse a aquello que es de Dios en ustedes, para que los guíe hacia Dios.
Y sean todos ustedes siervos de la verdad, y sean diligentes en sus llamados,
y sírvanse los unos a los otros en amor, en el cual pueden lavarse los pies los unos de los otros.
De modo que sírvanse los unos a los otros en amor,
y no se entreguen a sí mismos sin el temor de Dios;
porque como nubes sin agua,
los que tienen las palabras pero no el poder, han subido en el aire;
los cuales tienen una luz, y sin embargo son como estrellas deambulantes,

que se van hacia la presunción;
y ustedes que están en esa condición, sus ropas están contaminadas,
porque ustedes se alejan del espíritu que debiera santificarlos;
porque ustedes son santificados a través de la obediencia al espíritu.
Por lo tanto, cada uno de ustedes en particular, camine en el espíritu y obedézcalo,
entonces todos ustedes tendrán unidad los unos con los otros en el espíritu,
y verán que el conocimiento, las lenguas y las profecías cesarán;
pero aquel que llega hasta el fin, hasta aquel que abre toda la verdad, es bendito.
Por lo tanto, amigos todos, obedezcan aquello que es puro dentro de ustedes,
y conózcanse los unos a los otros en aquello que los lleva a esperar al Señor;
para que ustedes puedan todos testificar del alma viviente, y de ustedes mismos saliendo de la muerte.
Porque estas cosas ustedes encontrarán en el interior, allí esta su paz,
y allí viene el refrigerio a sus almas de parte del Señor.
Y permanezcan quietos en la luz interior, y allí esperen,
y verán al Salvador, Cristo Jesús, levantándolos para sacarlos de la muerte;

por la cual obra él es glorificado.
Porque las obras del Señor lo adoran, las que son maravillosas para el mundo.
Ahora, cada uno en particular, hagan caso de aquello que es puro dentro de ustedes,
porque las vírgenes castas siguen a Jesucristo, el cordero de Dios,
que quita el pecado del mundo;
y los que no son castos, no lo seguirán
.
Porque aquello que no es casto en cada uno de ustedes,
no se someterá a lo puro, lo cual los guía hacia Dios,
sino que se somete a sus propios pensamientos, y los sigue,
y corre detrás de ellos y de su propia voluntad, y busca llevarla a cabo;
de modo que aléjense de esa generación cuyos pensamientos no eran como los pensamientos de Dios,
ni sus caminos eran como los caminos de Dios.

Por lo tanto, todos sean vigilantes, y moren en sus llamados;
la luz es aquello que les dejará ver sus transgresiones y su alejamiento,
y las veredas y los caminos torcidos, y la generación de serpientes y víboras.
Y esta luz es Cristo, quien muestra todas estas cosas.
Ahora, antes de que estas cosas sean conocidas y juzgadas correctamente,
el juicio debe ser llevado hacia la victoria;
y debe ser establecido en la tierra, donde este estado es observado.
Ahora, la mujer (la cual es la iglesia), debe estar sujeta a su esposo en todas las cosas.
Jesucristo es el esposo;
en todo ella debe estar sujeta a él.
Aquellos que están en la carne no saben nada de esto en la primera naturaleza,
porque es el misterio del cual habla el apóstol;
de modo que todavía es un misterio,
pero en aquellos en los cuales es abierto y manifestado,
los tales están sujetos al esposo Jesucristo.
Ahora, tengan cuidado de poner estas palabras en la comprensión,
y la mente ligera que las habla, eso es peligroso;
sino que todos ustedes puedan esperar para ser comprendidos, y para caminar en la verdad.
Mis hijitos en el Señor Dios Todopoderoso, éste es mi gozo,
que todos ustedes sean ordenados y guiados por el gran poder de Dios, y que moren en él,
y se conozcan los unos a los otros, y conozcan la voz que habla,
y el sonido de las palabras, y el poder de ellas.
Porque las palabras sin poder destruyen la simplicidad,
y llevan hacia la apariencia, y alejan de la obediencia de la verdad.
Y por lo tanto, caminen en el poder de la verdad,
para que el nombre del Señor Dios sea glorificado entre ustedes,
y su renombre se pueda ver en ustedes y entre ustedes,
y todo el mundo sea asombrado,
y el Señor sea admirado en el orden de su pueblo,
quienes son guiados por su sabiduría, y en ella son hallados.
Y tengan cuidado de salir corriendo, y de hacer sabios a los vanidosos;
porque entonces ustedes consumirán aquello que el Señor les ha dado sobre sus deseos,
y así darán las cosas santas a los perros, y las perlas a los cerdos
por falta de
sabiduría, y olor, y sal, y discernimiento.

Por lo tanto, tengan sal en sí mismos, y sean humildes de corazón;
la luz es humilde en ustedes, y les enseñará a ser humildes,
y a aprender esa lección de Jesucristo,
para arrancar todos los pensamientos altos y las imaginaciones.
Y tengan cuidado con la contienda en sus mentes;
y si es así, entonces no se gloríen, porque la mente es vana, y esto no es bueno.
No dejen que haya contienda entre ustedes,
y que ninguno busque el lugar más alto, porque allí está el fariseo que se ha separado;
sino que sean humildes y condescendientes los unos con los otros de forma modesta,
y sopórtense los unos a los otros en la paciencia; y no sean altaneros, sino tengan temor.
Y todos los que son siervos, obren en amor, como para Dios,
porque 'la tierra es del Señor, y la plenitud de ella;'
y obren en sencillez, como para el Señor.
Y todos los que tienen familias, gobiérnenlas en el poder y el amor a Dios,
para que ese amor pueda liderar entre ustedes.
Porque viene el tiempo en el que se hará 'como con el siervo, así con el amo;
y como con la sierva, así con la señora
.'
Porque es una semilla la que los ha levantado con un poder,
fuera de la tumba, la muerte, y todas las promesas de Dios son para esta semilla;
y a medida que ustedes pasan a la muerte, testificarán del cumplimiento de las promesas de Dios,
las cuales son para la semilla, destruyendo la una y levantando la otra en ustedes.
De modo que, amigos todos, esto es para ustedes que conocen la voz del Dios viviente,
y conocen su llamado, permanezcan firmes, y no flaqueen,
por temor a perder la recompensa de su galardón;
sino que sean firmes, para que puedan recibir la recompensa de su galardón.
Porque Dios es justo en todos sus caminos, y permanece fiel.
No se aparten, por temor a aquel que puede tomar su espada, y cortarlos en dos;
porque ustedes que hacen esto, los ayes los seguirán.

Por lo tanto, Amigos,
pongan su mente en aquello que es de Dios en ustedes, lo cual es puro, lo cual es una sola cosa,
para que los guíe hacia el Padre de la vida quien les da alimento, vestiduras, y fortaleza;
para que puedan tener fortaleza, y florecer,
y sus almas se deleiten en la grosura,
y se alimenten y coman de la abundancia de las riquezas con él y de él, quien llena todas las cosas,
y del pan diario - que viene de arriba,
del cual nadie se puede alimentar, sino aquellos que están sobre el mundo
;
porque los que están debajo, nunca pueden ni podrían,
sino que están listos para apedrear a los que confiesan que comen el pan de vida, y se lo darían a ellos.
Estimados Amigos, esperen en el Señor, para que todos ustedes puedan crecer en el hombre interior,
y sean consolados y amados allí, en las cosas que son eternas.
De modo que con las entrañas de amor para todos ustedes, descanso.
Lean esto entre los Amigos, quienes tienen un entendimiento y son llamados por el Señor;
y así me despido.

Y permanezcan en la voluntad del Señor, y sean obedientes a él.
Y la gracia de nuestro Señor Jesucristo,
la cual nos enseña a negar toda la impiedad y los deseos mundanos
,
que esa gracia llene y establezca sus corazones,
que sus corazones puedan crecer en esa gracia para Dios,
de quien provienen todos los dones y las gracias. Amén.
Y Amigos, tengan todos cuidado con la rebeldía, y el hablar vanamente y los que hablan vanamente,
porque los tales no son obedientes a la verdad; por lo tanto evítenlo y rehúyanlo y a ellos.

Jorge Fox

80. - Buscar primeramente el reino de Dios.

Amigos,

Busquen primeramente el reino de Dios y su justicia,
y esas cosas: 'lo que comerán, y lo que beberán,
y aquello con lo que se vestirán,' serán añadida y les seguirán.
Por lo tanto no piensen en aquello que comerán, o en lo que beberán, o cómo se vestirán;
porque los gentiles buscan estas cosas,
quienes no buscan el reino de Dios y su justicia.
Sino busquen el reino de Dios y su justicia.
Y consideren los lirios del campo, y quién viste la hierba del campo,
y quién alimenta a los hijos de los cuervos que claman.
Mat 6:25-33

Y cuando se busca que reino de los cielos, y su justicia,
el que está aquí vive de las criaturas para el Creador,
lo cual lo hace diferente de la gente del mundo,
quienes piensan, (en los cuales pensamientos ellos viven),
'lo que comerán, lo que beberán, y con qué se vestirán.'

Y aquellos que están allí, están fuera de la sabiduría de Dios, en la cual están los santos,
que han buscado y han encontrado el reino de Dios y su justicia;
la cual (sabiduría) los lleva a usar las criaturas para su gloria;
ya sea que coman, o que beban,
todo es hecho para la alabanza y la gloria de Dios.
Los que habitan allí, no pueden hacer nada en contra de la verdad,
la cual los ha hecho realmente libres;
quienes han venido al reino del amado hijo de Dios,
el cual no tiene fin,
cuyo reina sobre los reinos del mundo.

Jorge Fox

81.

A todos los Amigos en todas partes,

Para ustedes ésta es la palabra del Señor Dios:
moren en la vida y el poder de Dios, y en la semilla de Dios,
la cual hereda la promesa de Dios;
para que todos los espíritus ligeros, apresurados, despreocupados, y ebrios puedan ser limitados y detenidos, y juzgados,
y toda la necedad y lo indeseable, y la confusión (la cual causa distracción),
que la causa de ellas pueda ser quitada,
y que todos sean guardados en la autoridad y el poder de la verdad,
que conoce el poder de Dios manifestado entre ustedes.
Y conociendo ustedes esto, y la vida, moren en ella, y no la abusen en ninguna manera;
sino que esperen la sabiduría de Dios, para que sea justificada en sus hijos,
y Dios sea glorificado, y honrado, y exaltado,
y lo precioso de su verdad sea bien considerada, la cual ustedes han comprado;
y no la vendan por cosas que cambian,
por cosas que pasan, y subsisten por un tiempo corto.
Sino a medida que la verdad gloriosa brota y se manifiesta entre todos ustedes,
vivan y caminen como dignos de aquello a lo cual han sido llamados,
el alto llamado en Dios y en Cristo Jesús, sobre todo el mundo,
fuera de todo aquello que cambia, donde se siente la vida que es inmortal,
y una corona que no se marchita, ¡una corona de vida que dura para siempre!
Vivan en el dominio de la vida que está escondida en Dios,
y todos en particular lo conocen, los unos en los otros.
Y vivan en el poder de Dios, y en la vida, para que ustedes puedan ver el día de la tempestad,
sobre el día de la oscuridad, y la negrura, y las neblinas
;
y sientan, y conozcan, y vayan a aquello que comprende al mundo;
para que todos ustedes puedan ser guiados con sabiduría, y ordenados para la gloria de Dios.
Y sean todos obedientes a la verdad, de la cual toda la enemistad está alejada;
y conozcan la vida de Dios en todos ustedes, para que con ella todos ustedes sean guiados,
y sus corazones se puedan unir con Dios, el Padre de la vida;
para que todos ustedes puedan ser herederos del poder de una vida eterna,
y del mundo, en el cual no hay fin, y poseedores de la sustancia.
Y sientan la semilla de Dios en todos ustedes, la cual hereda la promesa de Dios;
y esta semilla está sobre la cabeza de la serpiente.
Y mantengan aquello que debajo de ello se alimenta del polvo
, sobre el cual está la gloria y la vida;
y esta semilla quebranta la fortaleza de todos los hombres,
y hereda la fortaleza del Todopoderoso, el poseedor del cielo y la tierra;
y esta semilla es Cristo, que nos da dominio sobre el primer Adán,
sobre lo terrenal
, y que derriba todo lo que mancha.
De modo que sientan la semilla, la cual es Cristo en todos ustedes,
y todos ustedes sentirán el Cordero de Dios 'que quita el pecado del mundo,'
quien nos da a ver, donde no hay sombra, ni cambio, ni alteración, ni variabilidad;
en el cual todos ustedes pueden llegar a heredar las bendiciones de Dios,
y llegan al camino viviente.
Porque aquellos que caminan en el camino que perece, yerran del principio viviente de Dios en ellos;
porque aquellos que caminan en el camino que vive, ellos responden al principio de Dios en cada hombre;
aunque actúen contrario a aquello que está en el camino que muere, y no viven,
sino que cambian y alteran; y para ustedes ésta es la palabra del Señor.
De modo que el Cordero debe obtener la victoria en cada uno de ustedes,
quien es Cristo en el hombre y en la mujer;
quien nos lleva a la casa del Padre,
(de todas las congregaciones de los muertos, y sus casas de oscuridad),
en la cual todos llegan a tener su mansión,
y su alimento de vida, de Dios el Padre de la vida, ¡quien es alabado para siempre!
El reino y la gloria de quien son revelados y revelan,
y es establecida en la vida, y el poder, y la sabiduría de Dios.
El Señor Dios Todopoderoso los guarde y los conserve a todos en el amor, en la paz y la unidad
unos con otros, en la luz y el pacto con Dios, y los unos con los otros;
y esta luz es la condenación de todos los que la odian.
Y mis queridos corderos, y pequeños, y plantas de Dios,
cada uno de ustedes moren en lo suyo propio, para que puedan sentir los preciosos manantiales de Dios.
Y, amigos, moren todos en la autoridad de la verdad, el poder del hijo de Dios,
y sientan el poder y el temor del Cordero, el cual ha de someter a todos los otros poderes.
Todo poder en el cielo y en la tierra es dado al hijo;
y su autoridad permanece sobre todo el mundo, y lo someterá,
y hará que los reinos del mundo lleguen a ser el reino de Dios.
De modo que vivan en el amor, la mansedumbre, la paciencia, y el poder y la sabiduría de Dios, la cual está sobre todo el mundo.
Suenen, suenen la trompeta del Señor de los ejércitos,
cuyo el día terrible de quien ha llegado y viene, y ruega con toda la carne por medio del fuego y la espada.
El día poderoso del Señor viene sobre toda la tierra,
para que todos los corazones sean rasgados y manifestados:
por lo tanto, mientras tengan el tiempo, arrepiéntanse.
Éste es el mensaje del Señor para todas las naciones,
que todas sus leyes sean de acuerdo con aquello de Dios en todas las conciencias.

Jorge Fox

82.

La palabra del Señor a todos los Amigos,
quienes son llevados a la verdad eterna de Dios,
cuyas mentes son guiadas para salir de la tierra e ir al Señor, (quien es su dueño),
y han recibido la sabiduría de Dios; para que con ella ustedes puedan llegar a saber
cómo ordenar la creación con la sabiduría con la cual todas las cosas fueron hechas.
Esto les encargo y les advierto a todos en el temor del Dios viviente,
para que ninguna criatura sea destruida por holgazanería, flojera, y suciedad,
ni por los deseos; porque si ustedes dejan que eso gobierne y sea establecido, será para condenación,
y aquello que lo establece, es condenado con la luz, que lleva hacia la sabiduría,
por medio de la cual la creación debe ser ordenada.
Y, amigos, yo le hablo a la luz en todos ustedes:
asegúrense que no haya holgazanería entre ustedes, sino que todos manténganse en la diligencia y en el ánimo;
porque aquel que es holgazán, y tiene la apariencia,
puede tener una mente tranquila, pero es un ejemplo impío;
y todos los tales deben ser juzgados con la luz,
para que puedan llegar a conocer el lugar del siervo, y ser diligente.
Y aquellos que han andado por todos lados mendigando,
si ustedes han recibido a los tales entre ustedes,
con la luz, la cual los ha convencido,
asegúrense que sean guardados en diligencia, y que no anden vagando,
sino que sean guardados en la obediencia a la luz,
para recibir la sabiduría de Dios, para saber cómo obrar en la creación;
y asegúrense que tengan cosas decentes y necesarias, y que su desnudez esté cubierta,
para que ni reproche ni vergüenza pueda venir sobre la verdad entre los que están en el exterior;
sino que con la luz puedan ser condenados todos los que actúan contrario a ella;
para que ustedes puedan caminar en la luz que condena al mundo,
y reciban la luz del hijo de Dios,
sobre la cual tropieza el mundo, la cual es su condenación,
y en la cual los santos tienen unidad
.
Y al ser todos guardados en la diligencia, y caminando en la luz, no habrá holgazanería;
y ninguno tendrá intereses propios al recibir a alguien,
sino que esos intereses serán juzgados con la luz que es eterna.
Ni tampoco ninguno puede venir a estar entre ustedes, que tenga esas intenciones, para hacer presa de ustedes;
sino que al morar ustedes en la luz que es eterna, él es juzgado,
y sus intereses propios, con la luz que es eterna;
la cual es una con la luz en su conciencia, la cual la condena.
Entonces si él toma responsabilidad por su condenación, debe ser recibido entre ustedes en la luz,
en la cual todos ustedes tienen unidad con Cristo y con Dios.
Y éste es el consejo de Dios para ustedes.

Jorge Fox

Para que sea esparcido entre los Amigos en todas partes.

83.

Estimados amigos en la verdad eterna de Dios,
cuyas mentes por la luz de Jesucristo son llevadas hacia Dios,
reúnanse a menudo en el temor del Señor, y hagan caso de la luz,
para que con ella sus mentes puedan ser guardadas en Dios, de quien proviene.
Y en todas sus reuniones esperen humildemente en su temor,
para que puedan llegar a conocer la vida y el poder de la verdad los unos en los otros.
Y todos ustedes a quienes el Señor ha hecho supervisores de su iglesia en sus varios lugares,
sean fieles al Señor, y cuiden el rebaño de Cristo con toda diligencia;
ustedes que son fuertes, cuiden a los débiles, y despierten aquello que es puro los unos en los otros;
asegúrense que todas sus reuniones sean mantenidas en orden.
Sean fieles al Señor donde él los ha puesto, y así no perderán su galardón.
Siervos, sean fieles a sus amos,
no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres,
sino con corazón sincero, como para el Señor
;
para que ustedes puedan llegar a deshacer las cargas pesadas;
siendo fieles en sus lugares, donde el Señor los ha puesto, allí está el servicio correcto.
Y tengan cuidado de las mentes adelantadas, y de correr por delante de su guía,
porque eso nos lleva al libertinaje; y los que son así quieren tener libertad,
y andan en su propia voluntad, y deshonran al Señor;
y la voluntad desenfrenada obtiene la libertad, y surge un espíritu exaltado,
y el orgullo, la arrogancia, y las grandes obras.
Y así son aquellos que añadir a la carga, y no quitárselo.
Por lo tanto todos ustedes esperen en el temor del Señor,
y no sean apresurados o precipitados, sino que asegúrense que el camino esté despejado;
y a medida que el Señor los mueva, hagan esto, y regresen rápidamente, (cuando lo hayan hecho),
al lugar donde ustedes moran, y permanezcan fieles allí;
para que la verdad de Dios no se hable de manera impía entre ustedes,
a medida que hablan de vagabundos y errantes, para que no sea así entre ustedes.
Aquellos que corren delante de sus guías son vagabundos y errantes.
Y, amos, gobiernen sobre sus siervos en amor, con toda diligencia y mansedumbre,
sabiendo que ustedes tienen un señor en el cielo.

Y, amigos, en todos los lugares, examinen a cualquiera que pase cerca cuando estén yendo al exterior,
para saber hacia dónde van, y cuáles son sus intenciones.
Y si ellos no pueden dar cuenta, exhórtenlos a regresar,
y moren fielmente en sus lugares hasta que ellos vean que su camino está despejado.
Así que me despido en el Señor.
Que el Dios eterno de poder y sabiduría los dirija y los guíe para su alabanza eterna,
para que su nombre sea honrado y glorificado en ustedes y a través de todos ustedes.
Todos sean diligentes en sus lugares, donde el Señor los ha puesto,
porque la obra del Señor es grande;
y que el Dios Todopoderoso los guarde para ser fieles obreros en su obra.

De parte de uno que es un amante de sus almas,
y cuyo cuidado es sobre la iglesia de Dios,
para que pueda ser guardada en orden, y para que todos los que son guiados por su espíritu,
puedan ser llevados hacia todo buen orden.

Jorge Fox

Londres, el día 15 del tercer mes, 1655

 

84.-A los Amigos, para que se sienten bajo su propia vid.

Mis estimados Amigos,

Cada uno de ustedes siéntense bajo su propia vid,
y allí nadie los atemorizará;
y en ello ustedes producirán fruto abundante para Dios, para su alabanza.
Y a medida que ustedes permanecen en la vid, todos ustedes llegarán a ser herederos de Cristo,
y todos llegarán a conocer la semilla,
la cual es heredera del poder del mundo en el cual no hay fin,
y herederos del reino, y así lo llegan a poseer.
Y vivan en la semilla, la piedra principal, la cual existía antes de la enemistad,
en la cual ustedes sentirán unidad y virtud,
y amor y paz;
en esto mantengan sus reuniones.

Jorge Fox

 

85. -Una epístola a los Amigos,
para que con la luz ellos puedan ver su salvación.

Amigos,

Todos para la luz, con la cual Jesucristo los ha iluminado a todos,
tengan cuidado, para que con la luz de Cristo, el Salvador de sus almas,
todos ustedes pueden llegar a ver y a disfrutar el reposo;
y todos pueden testificar del nuevo pacto,
en el cual ustedes no necesitan ningún hombre que les enseñe, que les diga, conozcan al Señor.
Y esta luz les muestra el pecado, y el mal del mundo, y la concupiscencia de él,
y las modas vanas de él, que pasan
,
y la injusticia, y la impiedad de él;
porque ellos no están en el pacto con Dios,
sino que son contrarios a la luz, y deben ser condenados con la luz.
Por lo tanto los dirijo a la luz, para que con ella se puedan ver a sí mismos;
entones permanezcan en ella
, para que con ella ustedes puedan ver a Jesús, de quien proviene.
Y no se unan con sus pensamientos vanos,
ni con aquello que consulta, y establece e instala los caminos;
allí está el que hace ídolos, y el que hace imágenes, y el fundador de las imágenes,
a quien ustedes verán con la luz, si hacen caso de ella.
Y así, el fundador de la imagen será destruido,
y con eso ustedes llegarán a oír la voz del hijo de Dios;
y el que oiga su voz vivirá.

Y Esteban, quien fue apedreado hasta la muerte, testificó de la sustancia,
y las palabras de Moisés se cumplieron, quien dijo,
'Como a mí Dios levantará un profeta, a él oirán ustedes.'
Él oyó a este profeta, y negó al primer templo y a los sacerdotes;
y así, negó aquello que Dios ha mandado
fue más que negar a éstos a los cuales Dios nunca mandó.
Por lo tanto, consideren durante sus vidas,
cuánto tiempo ustedes han pasado oyéndolos,
y lo que les asegura que tienen una herencia eterna la cual nunca se marchita.

Jorge Fox


86. - A los Amigos en Londres

Hay algo que se acerca a ustedes, asegúrense que así sea.
Tengan cuidado con la tierra, y manténganse por encima de aquello que estorba la mente;
y moren en el amor y la paz los unos con los otros.

Jorge Fox

87.

Amigos,

Avancen en el poder del Señor, y recojan con él para llevar hacia el redil,
y esparzan el nombre y la verdad del Señor por afuera;
y en su servicio sean diligentes,
y sean valientes por su verdad sobre la tierra, y por causa de su nombre.
Y moren en aquello que cortará los corazones de los paganos,
y derribará sus costumbres paganas, y quitará sus coberturas falsas;
y sean diligentes en el poder del Señor,
respondiendo al testigo de Dios en todas sus conciencias.
Y moren en la paz y amor entre ustedes;
confundan el engaño, y pongan la verdad sobre las cabezas de los paganos,
para responder al testimonio de Dios en todos ellos.
Y ésta es la palabra de Dios para ustedes.
Vivan en la semilla,
y allí ustedes sentirán el ministerio de la vida y el espíritu en sus propias personas;
en el cual ustedes pueden ser serviciales para otros que están en el exterior, y entre ustedes mismos.
Y que los paganos conozcan las plagas, y las maldiciones, y la ira,
y ay de aquellos que viven fuera de la verdad;
porque la ira, la envidia y la contienda están fuera de la verdad,
y la venganza de Dios debe venir sobre aquellos que no la obedecen,
donde está el fuego ardiente y candente.
Y déjenles saber que la gloria de Dios se ha levantado
.
Y caminen en el poder del Señor, y en su sabiduría,
para que en los lugares donde ustedes vienen, ustedes los puedan sazonar,
y sean todos un buen olor en los corazones de todos,
y sean para el Señor una bendición en su generación.

Jorge Fox

88.

Amigos,

Reúnanse juntos, esperando al Señor,
para que nada más que la vida pueda reinar entre ustedes;
y para que en la vida, el amor, y la sabiduría ustedes puedan crecer.
Y todos esperen en la medida de la gracia de Dios para que guíe sus mentes hacia Dios.
Y, Amigos, les encargo a todos que se aseguren que sus reuniones sean hechas en orden.
Para que el Señor Todopoderoso los guarde a todos en su gloria, en su sabiduría para sí mismo. Amén.

Jorge Fox

Para ser leída entre todos los Amigos en sus reuniones.

89 .- Para Plymouth.

Amigos,

Mantengan sus reuniones, para que en la verdad ustedes puedan reinar,
y en el poder ustedes la puedan esparcir en el exterior.
Y manténganse en la verdad, para que ustedes puedan ver y sentir la presencia del Señor entre ustedes;
y sean valientes por ella sobre la tierra, y conózcanse los unos a los otros en el poder de ella.
Para que el Señor Dios Todopoderoso los guarde en su poder para su gloria. Amén

Jorge Fox

90.

Amigos,

Todos ustedes cuyas mentes son llevadas con la luz hacia Jesucristo,
de quien proviene, en ella esperen, para que con ella todos puedan ver a Jesús,
y que todo lo que es contrario a ella sea condenado;
para que así ustedes puedan ser alejados de todos
los extremos, las pasiones, y la prisa, la presunción, y la desesperación.
Porque al morar en la luz que nunca cambia,
ésta mantiene sus mentes fuera de todas las cosas mencionadas anteriormente,
la cual saca a la naturaleza de su verdadero curso;
y con la luz todo es visto y condenado, lo que es contrario a ella.
Y aquello que condena, los mantiene a ustedes en paz y orden,
y lleva hacia la puerta de la misericordia, y la naturaleza hacia su curso apropiado,
y hacia la virtud de esa palabra por la cual las criaturas fueron criadas,
para usarlas a todas por medio de ella para su gloria.
Y esta luz es la condenación de la sabiduría carnal
y el conocimiento del mundo impío, y la condenación de los desobedientes,
y la condenación de aquellos cuyos actos son impíos, quienes odian la luz.
La cual lleva a testificar que la palabra es como un fuego,
para quemar aquello que debe ser condenado, y para limpiar el suelo,
y quemar la paja con un fuego inextinguible,
y para juntar el trigo en el granero
.
Por lo tanto, en esta luz moren y esperen, de donde procedieron las verdaderas palabras,
para que con ella todas esas palabras puedan ser abiertas otra vez,
y todos ellos condenados con la luz que tiene las palabras, los que actúan contrarios a ella;
los tales deben irse vacíos.
Y para ustedes ésta es la palabra del Señor,
para que ustedes puedan llagar a tener un aroma y sal dentro de ustedes.
Porque morando en la luz, ustedes serán manifestados a la luz en sus conciencias,
(aunque la odien), quienes tienen las palabras declaradas por la luz;
los tales se alejan vacíos de Dios, quien es luz.
Y todos aquellos que moran en la luz del Señor,
ven que todos ellos están fuera del verdadero curso de la naturaleza,
quienes actúan contrarios a la luz, que deshonra la carne;
y ellos son los que antiguamente fueron ordenados a la condenación con la luz.

Jorge Fox

91.-Una epístola general para los Amigos, con respecto a los sacerdotes.

Amigos Todos,

En el espíritu del Dios vivo esperen a Dios,
para aprender de él y ser enseñados por él.
Porque ahora la bestia abre su boca en blasfemia,
hablando con grandes palabras infladas.
Y ahora se ve la jaula de las aves impuras, y los espíritus inmundos,
los cuales se han ido hacia la tierra, se han visto.
Y ahora se ven las langostas, y se conocen las orugas.
Y ahora los siete truenos hacen sonar sus voces.
Y ahora está cayendo el granizo,
y las copas de la ira de Dios se están derramando sobre la bestia y el falso profeta.
Y ahora se ven las paredes emblanquecidas, y las tumbas pintadas,
las que adornan las tumbas de los justos,
y edifica las tumbas de los profetas, llenas de huesos de hombres muertos.

Ahora se ven los lobos que son internamente voraces,
que se han vestido con ropas de ovejas.

Y ahora se ven los falsos profetas,
los que por la codicia hacen mercancía de la gente.
Y ahora se ven los cardos, y las zarzas, y las espinas, donde no crecen los higos.
Y ahora se ven los que hacen mercancía
de las palabras de los profetas, de Cristo, y de los apóstoles,
y por medio de la pretensión hacen largas oraciones;
quienes devoran las casas de las viudas.

Y ahora se conocen los tales, que llevan cautivas a las mujercillas,
quienes siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad,

algunos a los treinta, cuarenta, algunos a los sesenta años de edad.
Y ahora los tales son conocidos y vistos, y manifestados con la luz,
de la cual habló Cristo, los que golpeaban a sus seguidores en las sinagogas,
y los arrastraban ante los magistrados por causa de su nombre;

sí, si ellos los mataban, pensaban que le hacían un servicio a Dios.
Y ahora son conocidos y vistos los tales maestros,
que se gozan durante el día, y caminan de acuerdo con sus propios deseos impíos.

Y ahora se ven los que andan en el camino de Caín, quienes están dispuestos a matar,
y matan en sus corazones, quienes están en la envidia,
quienes son los vagabundos, y los fugitivos,
los cuales no tienen una morada en Dios, quien es amor.
Y ahora son vistos y conocidos los tales, que andan en el camino de Balaam,
quienes aman la paga de la injusticia, sus dones y galardones.

Y ahora se ven y se conocen los tales, que dirigen por sus propias manos,
y el pueblo así lo quiso;

sosteniendo la cosa horrible y sucia que se cometió en la tierra, como en el tiempo de Jeremías.
Y ahora se ven y se conocen los tales pastores,
que buscan ganancias financieras o mundanas por su posición.
Ahora se ven y se conocen los tales, que buscan la lana y el vellón,
y hacen presa de la gente;
y los tales son asalariados, contra los cuales el Señor envió a Ezequiel y a Miqueas.
Y ahora se ven y se conocen aquellos contra los cuales el Señor Jesucristo clamó ayes;
quienes están de pie orando en las sinagogas, y tienen los asientos principales en las asambleas,
y son llamados maestros por los hombres,
quienes devoran las casas de las viudas.
Y ahora se ven y se conocen los tales engañadores,
que por medio de sus mentiras y ligereza han hecho errar a la gente;
quienes hablan adivinaciones de sus propias mentes, y usan sus lenguas,
y dicen que el Señor los envió, cuando él nunca los envió.

Y ahora han venido los burladores y despreciadores, de los cuales hablan las escrituras,
quienes se burlan, apedrean, y persiguen a los hijos de la luz,
a medida que pasan por las calles;
y muchos casi han sido asesinados por ellos en los caminos y las iglesias.
Y ahora se cumplen las escrituras, que dicen,
"que la bestia y el dragón harán guerra en contra del cordero y de los santos;"
porque los tales son manifestados ahora, que son como bestias salvajes,
y lo que conocen, lo conocen de manera natural, sin poseer la vida que nos dio las escrituras;
sino que son hallados en la auto-separación (del espíritu de Dios),
habiendo obtenido las palabras, la cuales son declaradas por el espíritu de Dios,
asesinando y destruyendo (cuanto hay en sus corazones),
aquellos que están en la luz y la vida de esos hombres santos de Dios,
que nos dieron las escrituras.
Ahora es vista la vergüenza de toda su profesión, la cual es abominación para el Señor,
quienes profesan las palabras que son declaradas por la luz de Dios,
pero son extraños a la luz y la vida.
Y ahora las cosas desagradables se pueden oler, y probar,
y son vistos entre muchos de los profesantes de la religión,
quienes son más como cerdos que desgarran,
y como perros que se muerden y se devoran los unos a los otros
, que como hijos de la luz.
Lo cual pone de manifiesto que son contrarios a la luz;
y todos los que son contrarios a ella son condenados por la luz.

Jorge Fox

92.-A toda la simiente de Abraham, quienes sufren por negar las costumbres
del mundo, y porque no pueden sostener al sacerdocio corrupto que está
en él; o por testificar en contra del mundo, que las obras del mismo son impías.

A todos los Amigos y hermanos en todas partes, que están encarcelados por causa de la verdad,
entréguense a sí mismos en ella, y ésta los hará libres,
y el poder del Señor los llevará por encima de todos los perseguidores,
el cual existía antes que ellos existieran.
Porque desde el comienzo a surgido esta persecución;
por lo tanto vivan y reinen en ese poder que permanece cuando el otro se ha ido,
en él ustedes tendrán paz y unidad con Dios, y los unos con los otros,
quienes sufren por no dar de comer a los profetas falsos,
por clamar en contra de ellos, y por no jurar,
y por no darle al mundo elogios y honor, el cual el Señor ha manchado;
quienes están sufriendo por reprender el pecado en la puerta.
Sean fieles en la vida y el poder del Señor Dios,
y sean valientes por la verdad sobre la tierra,
y no pongan su vista en sus sufrimientos, sino en el poder de Dios,
y eso producirá algo bueno durante todos sus sufrimientos;
y sus encarcelamientos alcanzarán a los encarcelados,
a quienes el perseguidor aprisiona en sí mismo.
De modo que sean fieles en sus sufrimientos en el poder del Señor,
quien sufre ahora por causa del sacerdocio falso por sus diezmos, juramentos, y templos,
los que han existido desde los días de los apóstoles.
Porque así como los apóstoles y los cristianos verdaderos sufrieron
por negar el templo judío, y el sacerdocio, los diezmos, y los juramentos,
así sufren ustedes por causa y entre los cristianos falsos y apóstatas,
quienes han estado desde los días de los apóstoles.
De modo que el poder, y la vida, y la sabiduría del Señor Todopoderoso los guarde,
y los preserve para terminar su testimonio hasta el fin,
para que cada uno de ustedes pueda testificar de una corona de vida eterna,
en la cual ustedes puedan cantar alabanzas al Señor, y en ese triunfo.
De modo que sean fieles en aquello que vence, y da la victoria.

Jorge Fox

93. - Que los Amigos deberían tener un sentido de los sufrimientos los unos de los otros

Amigos,

Vivan en el poder de Dios, el cual sube sobre las cabezas de todo el mundo,
de modo que en poder ustedes puedan testificar de la verdad en sus cortes;
y entonces si ustedes sufren, por su sufrimiento obtendrán el dominio sobre sus cabezas.
Y rindan y ofrezcan sus vidas los unos por los otros.
Y aquí está el amor, y se manifiesta a los hermanos, el que entreguen sus vidas los unos por los otros.
Pero el amor de Cristo es más grande; él dio su vida por sus enemigos.
De modo que moren humildemente en la vida, para que puedan responder a aquello que es de Dios en cada uno.

Jorge Fox

94.

Amigos,

Les advierto y los exhorto a todos ustedes en la presencia del Señor Dios, (vaya a otra referencia de la presencia)
moren en la medida que Dios les ha dado de sí mismo,
en la cual no hay contienda, sino unidad.
Por lo tanto, cada uno de ustedes more en ella.
Y de esto les advierto, 'no hagan alarde de sí mismos más allá de su medida,'
sino que moren en la verdad misma;
para que con la medida del espíritu viviente del Dios viviente ustedes puedan ser guiados hacia Dios,
en cuyo espíritu todos ustedes tendrán unidad, en la medida más pequeña de él.
Así que cada uno de ustedes juzgue el yo, porque éste quisiera tener el dominio;
el cual debe ser condenado con la luz, en la cual hay unidad.
De modo que el Dios eterno de luz, y de vida, y de poder esté con todos ustedes, y en todos ustedes.
Y los guarde de toda contienda, y sobre ella en el amor y unidad en cada lugar.
Y amigos,
la causa de la contienda y la confusión es irse de la Vida hacia lo que cambia.

Jorge Fox

95.

Crezcan en la grandeza de Dios, mis queridos hijos,
y conozcan toda su seguridad en el Señor,
y la semilla de cada uno de ustedes, para la cual es la promesa de Dios.
Y sean obedientes a lo justo, y caminen en la verdad de Dios, y el amor de ella.
Y, mis queridos de corazón, moren en la semilla,
la cual les da la victoria sobre el mundo, y que ustedes sean guardados en la sabiduría,
la cual hiere bajo sus pies a lo que es contrario;
a través de la cual ustedes pueden reinar en la vida de Dios, y ser como los que cuidan y riegan las plantas,
y que todo lo contrario sea aplastado;
para que en el eterno poder de Dios ustedes puedan ser guardados,
el cual les da dominio sobre todo, y condena lo contrario.
Y que el Señor Dios Todopoderoso los guarde en su gloria. Amén.

Vivan en la vida de Dios, y siéntanla.
Y, amigos, tengan cuidado de estar apresurados con muchos pensamientos;
sino que vivan en aquello que está sobre todos ellos.

Jorge Fox

96.-Una advertencia a los Amigos para que se mantengan en la luz,
fuera del engaño y la contienda, en la unidad.

Amigos,

Les advierto y los exhorto a todos ustedes en la presencia del Señor Dios,
(vaya a otra referencia de la presencia)
a que se reúnan juntos en la medida de la vida, para que con ella ustedes puedan ser guiados a Dios,
y en la unidad manténganse juntos con él, el Padre de la luz y la vida;
¡y que el Dios Todopoderoso esté con ustedes!
Y que el temor y el terror del Señor esté entre ustedes,
y el engaño sea confundido;
y que con la medida de la vida todas sus mentes puedan ser guiadas a Dios,
para que todos ustedes puedan ser guardados en la paz y el amor.
Y que esto se envíe entre los Amigos, para ser leído en todas sus reuniones.

Jorge Fox

97. - A un amigo

Permanezcan en la voluntad de Dios, con su propia voluntad ofrecida a él,
y suyo era el que dijo: 'no se haga mi voluntad, sino la tuya.'
Y tengan cuidado de esforzarse en su propia voluntad en contra de la providencia eterna y poder,
los cuales ahora obran invisiblemente, en contra de todos los poderes de las tinieblas.
Y esperen en el temor del Señor, para que ustedes puedan saber cuál es su deber hacia el Señor,
cuyo amor eterno es para ustedes;
cuya bendición los alcanza,
si ustedes son fieles con el fiel Abrahán, quien recibió la bendición,
y para su semilla después de él
.
Por lo tanto tengan cuidado,
por temor a que por su imprudencia y precipitación ustedes traigan una maldición sobre ustedes,
y así quebranten su paz en el pacto con el Señor Dios.
Que el Dios eterno les de fe en Cristo Jesús,
en quien la promesa es sí y amén.

Jorge Fox

98.

Estimados amigos,

Permanezcan en la fe, la cual les da la victoria sobre todo el mundo,
en el cual todos ustedes tendrán la victoria, y así llegarán a ser de la fe de Abrahán,
y conozcan la palabra, la cual les da la vida, y los reconcilia con Dios,
y aplasta lo que es contrario.
De modo que vivan en el poder y la vida de Cristo Jesús,
y en ello todos ustedes serán guardados para su gloria.

Jorge Fox

99.-A todos los que hacen mención del nombre del Señor,
y que profesan su verdad viviente.

Amigos,

Una advertencia y un encargo para todos ustedes desde la presencia del Dios viviente,
para dejar que toda la ligereza y la despreocupación, la necedad, la obstinación y la trivialidad sean juzgadas en la paciencia;
dejen que estas cosas vengan al fuego y sean quemados,
con la paja, la madera, el rastrojo, y todo aquello que está sobre la semilla;
el que edifica allí, está por encima del fundamento,
sus obras deben ser quemadas, él sufrirá pérdida.

Por lo tanto, manténganse todos humildemente en la semilla de Dios, y sientan aquello sobre todo,
y esta semilla hereda la promesa de Dios;
para que nada pueda reinar sino la semilla misma, la cual hereda de Dios.
De modo que todos vengan a la autoridad de Dios, la cual no es usurpada,
la cual da el dominio sobre toda la autoridad usurpada
para que todos ustedes puedan vivir en el poder del hijo de Dios,
el cual lleva a todos a la unidad y somete todas las cosas que causan enemistad.
De modo que el poder, y el alma, y el corazón, y la mente son testificados;
aquí la gloria es revelada entre ustedes, y la cabeza (Cristo), la semilla,
y todos ustedes son de una familia.
Aquí es conocido el poder del hijo de Dios,
y todo el poder le es dado a él;
y este poder y semilla hieren la cabeza de la serpiente, y la quebrantan
,
en la cual está el enemigo.
De manera que todo el poder es dado al hijo para gobernar, para someter, y para juzgar.
Así, vivan en el poder,
y vivan en la unidad, vivan en la paz,
vivan en toda la sujeción los unos a los otros en el temor del Señor;
todos vivan en la semilla, la cual es una,
la cual los mantiene por encima de la cabeza de la serpiente,
y mantiene su cabeza abajo, y la pone debajo.
De modo que alimenten la semilla de Dios en cada persona para que sea la cabeza en el hombre y en la mujer,
así ustedes llegan a ser huesos de sus huesos, y carne de su carne,
y a heredar cada uno la promesa de Dios en su persona;
por medio de la cual ustedes pueden llegar a ser herederos en la fortaleza del Señor,
sintiéndola y profesándola en sus propias personas.
Así la semilla de la serpiente es derribada con la semilla,
que es Cristo en la persona, él nos lleva a ver sobre todo lo que es contrario.

Jorge Fox

<arriba><cartas anteriores><cartas siguientes>

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino


Arriba | Quienes Somos | Inicio