La Cruz Perdida de la Pureza



EPÍSTOLAS 100-124

 

UNA COLECCIÓN

DE



MUCHAS EPÍSTOLAS SELECTAS A AMIGOS,


DE

ESE MINISTRO ANTIGUIO, EMINENTE Y FIEL DE



JESUCRISTO,


Jorge Fox


La continuación Volumen 1



100.-Respecto a todos aquellos que establecen cruces externas

Amigos,

En el poder del Señor Dios moren y vivan,
para que puedan permanecer sobre el mundo, en aquello que lo comprende,
para que ustedes puedan emplear la palabra de Dios correctamente,
la cual es como un martillo, y es como una espada que divide lo precioso de lo vil;
y es un fuego, para quemar aquello que es derribado con un martillo, y que es dividido de lo precioso.
Y esperen en la sabiduría de Dios, para que puedan responder a aquello de Dios en cada uno;
y esta luz los alejará de esas cosas, las cuales ellos han establecido en esa naturaleza,
la cual se ha alejado de la luz.
Y la luz pasa sobre estas cosas, y nos lleva a ver el comienzo y el fin de todos ellos,
de quienes Cristo dijo que ellos vendrían, quienes Juan vio que habían venido,
que salieron de ellos, detrás de quienes se fue todo el mundo
;
entre quienes han surgido todas estas cabezas y cuernos, y Babilonia,
y la bestia, y el falso profeta, y la madre de las rameras, quien se ha sentado sobre las aguas,
las cuales eran pueblos, naciones y lenguas.
Y estos se han alejado de la luz, y así de la roca, y del fundamento verdadero;
y los reyes de la tierra han bebido de la copa de su fornicación.
Y todas las naciones, que se han alejado de la vida y el fundamento de Dios,
han estado en esta fornicación, alejados de Cristo el esposo
.
De modo que ahora la gente debe ser llevada por la luz hacia Cristo, su esposo,
la roca, la piedra angular,
y deben ser sacados de sus cruces externas para ir a la cruz de Cristo,
el poder de Dios que está dentro de ellos,
y de la imagen muerta hacia la imagen de Dios,
la cual ellos han perdido porque se han alejado de la luz,
y así han perdido el poder de Dios.
Y todas estas cruces de madera y de piedra, y el fundador de ellas,
todo debe ser derribado por el poder de Dios, el cual es la cruz de Cristo;
y deben ser llevados hacia la luz, la cual responde a aquello de Dios en todos,
antes que ellos lleguen a sentir que Cristo gobierna y reina en ellos.
Entonces ellos no necesitarán las cruces muertas externas de piedra, madera, plata, u oro
(para tenerlas) para hacerlos recordar de Cristo, o para ponerlo a él en sus mentes;
porque los que han ido hacia la luz con la cual Cristo los ha iluminado a todos,
y creen en ella, ellos sentirán el poder de Dios,
ellos sienten a Cristo y su cruz, la cual es el poder de Dios.

Jorge Fox

101. - Una exhortación a la paciencia en el tiempo de sufrimiento.

Estimados amigos y hermanos en la semilla eterna de Dios, la cual tiene la sabiduría,
y la vida eterna, y el dominio sobre todo lo que está en la caída,
en la cual es conocida la bendición del Dios eterno, y su vida que nunca se marchita;
y en esta semilla (que tiene el dominio sobre todo lo que está en la caída)
está la sabiduría que es pura y suave, la cual existía antes que existiera la sabiduría de abajo.
Y así, Amigos, todos ustedes estén listos para ofrecerse a sí mismos en el poder de Dios,
uniéndose con la semilla sufriente, en la cual ustedes se ofrecen a sí mismos a Dios en la paciencia,
en sus sufrimientos, sintiendo la semilla que existía antes que aquello que causa sufrimiento.
Porque el cordero debe tener la victoria, la marca, el cordero, y no la naturaleza violenta
la cual ha surgido desde que el hombre cayó de la imagen de Dios;
el cordero debe tener la victoria sobre aquello.
De modo que entreguen todo en la naturaleza del cordero, para que en ella todos ustedes se puedan reunir en la vida, en el poder,
en la victoria, y el dominio sobre todo lo que está en la caída,
conociendo el nacimiento que perseguirá, y el nacimiento que es perseguido;
y conociendo el nacimiento que es nacido de la carne y el nacimiento que es nacido del espíritu.
No hay nada más que estos dos nacimientos, y el mayor debe servir al menor;
y el mayor es el primer nacimiento.
Por lo tanto, todos ustedes sientan a Jacob, y la semilla de Dios,
entonces ustedes podrán llegar a sentir aquello que permanece para siempre.
Por lo tanto, permanezcan y moren en todo esto, para que ustedes sean una bendición para el Dios poderoso,
y un olor agradable en los corazones de toda la gente, siendo valientes por la verdad sobre la tierra,
y tengan cuidado de afligir al espíritu, sino que sean fieles;
y tengan cuidado de provocar,
y derriben todo aquello con el espíritu de Dios, aquello que es contrario a Dios,
por medio del cual ustedes pueden responder a aquello de Dios en cada uno.

Jorge Fox

102.

Amigos,

No animen ni a sus esposas ni a sus hijos,
a buscar la fama y el honor de este mundo;
porque aquello que los anima a hacer esto, es carnal;
y la mente carnal no está sujeta a la Ley de Dios.
Si ustedes hacen caso a aquello de Dios que está dentro de ustedes, esto los llevará hacia Dios,
lejos del honor del mundo, y de la amistad, y las palabras, y los caminos,
y la comunión, y las preferencias, costumbres, y modas,
hacia el reino eterno de Dios,
donde hay gozo eterno para siempre.

Jorge Fox

103.-Para mantenerse en el testimonio de Dios.

Amigos,

Tengan cuidado con la oscuridad, o de ir más allá de sus bordes o límites, sino que manténganse en el temor de Dios,
para que ustedes puedan recibir su sabiduría de lo alto,
para que con ella ustedes puedan ordenar todas las cosas para su gloria,
respondiendo al testigo de Dios en cada uno,
manteniéndose en la sinceridad y simplicidad piadosa, la mansedumbre, la paciencia,
y la humildad, justicia, verdad y misericordia;
esto le da honra a un gobierno, y es una alabanza para todos aquellos que hacen bien,
y es un terror para aquellos que hacen el mal
.
Porque aquellos que hacen el mal, se alejan del testigo de Dios en sus propias conciencias,
y entonces el poder de lo alto viene sobre ellos.
Por lo tanto manténganse en el testigo de Dios en sí mismos,
y ésta es la palabra el Señor para ustedes;
y entonces ustedes tendrán el peso justo, y la medida, y la balanza,
y el verdadero entendimiento, para responder al principio justo de Dios en cada uno.
Inclínense y sométanse a sí mismos al poder del Dios poderoso del cielo y la tierra,
y no a ningún engaño, y tengan cuidado de llevar algún engaño hacia aquello.
Y tengan cuidado de respetar a las personas en el juicio;
y esa es la manera de obtener el favor del Señor, y su bendición.
De aquel que ama la paz y el bien eterno de sus almas.

Jorge Fox

104.

A todos los Amigos en todas partes,

Moren en el poder de Dios, y conózcanlo sobre todo para que los guarde.
Y no pierdan el poder de Dios que los guarda en la humildad, y los amansa, y quebranta
todos los espíritus salvajes, apresurados y precipitados, los cuales correrán sin el poder;
y estos espíritus no alcanzan a la semilla y al testimonio de Dios en los hombres,
y no deshacen lo terrenal,
ni reciben la sabiduría para ser ordenados para la gloria del Señor Dios.
Y hay seguridad en el poder;
y allí se siente la sabiduría del Altísimo,
y el poder de la vida eterna.
Y esta es la palabra del Señor Dios para todos ustedes en todas partes.
Moren en el poder del Señor Dios, y vivan en él;
porque este poder lleva a todas sus almas hacia la paz, y hacia la unidad, hacia Dios,
de quien provienen, quien los tiene a todos en su mano.
Y en el poder ustedes llegarán a sentir el fin de las palabras,
la vida, de quien provienen todas las palabras de la verdad;
y el poder derribará todos los espíritus precipitados, apresurados, libertinos y lujuriosos,
o ellos no engendrarán nada para Dios, sino que se alejan de su temor.
Por lo tanto ésta es la palabra del Señor Dios,
y un encargo para todos los Amigos sobre la tierra, para que todos moren en su poder;
entonces su temor, miedo, terror y majestad estará con ustedes, y entre todos ustedes,
para limpiar, lavar, regar, regenerar, y santificar la vasija,
los que así serán aptos para ser usados por el Señor
.
De manera que si uno vive en el poder, esto nos mantiene sobre todo el mundo
en el temor y la majestad de la verdad, en la limpieza y la novedad de vida;
y para conocer la ira del cordero en contra de todos sus enemigos.
Y el poder del Señor Dios
derribará la lujuria que causa orgullo, contienda, y controversia;
éste los llevará a vivir en amor y unidad los unos con otros,
y a conocer el reino del Altísimo, que permanece en poder, gobernando en todos ustedes.
Y derribará todas sus coronas, que son mortales,
y levantará la semilla y traerá la vida y la inmortalidad hacia la luz;
donde es conocida la corona que es inmortal,
y es poseída la gloria que no se desvanece.
Y todos los espíritus que son rebeldes y están fuera del poder, deben ser juzgados por él, y ser sometidos;
porque aquello que vive en el poder, es engendrado por la semilla que es Cristo,
el nuevo hombre, que es creado a semejanza de Dios en justicia y santidad.
Este nacimiento es de la semilla inmortal por la palabra y la voluntad de Dios,
no es engendrado ni traído por la voluntad del hombre
.
Y ninguno apague la inspiración del espíritu en ninguna manera, ni tampoco ninguno vaya más allá.
Y no se alimenten de aquello que muere por sí mismo, sino de aquello que proviene de lo alto.
Conozcan la carne del hijo del hombre, la cual es el pan de ustedes,
y su sangre, la cual es su bebida;
y el que come y bebe de ellos, ya no tendrá hambre,
ni tendrá más sed, sino que tiene la vida eterna
.
Ni ninguno escriba, imprima, o hable (por Dios), sino que a medida que sean inspirados por el Señor Dios;
porque esto alcanza aquello que es de Dios en otros, y es eficaz.
Ni ninguno de ustedes deje de escribir o hablar, cuando sean inspirados por el espíritu del Señor Dios,
o por el poder del Señor Dios que está para ordenar,
y para mantener abajo aquello que sería apresurado, o aquello que no es obediente,
porque aquello lleva hacia el desierto (en cada camino), sobre lo cual el poder, y la vida, y la semilla de Dios deben estar,
la cual los mantiene encima del mundo, y los lleva hacia el comienzo.

Y a todos los Amigos en todas partes, conozcan y sientan el poder en todas sus reuniones,
y la semilla (que es la heredera de la promesa) del Señor Dios entre ustedes, sobre ustedes, y dentro de ustedes;
entonces en ella ustedes sentirán la presencia del Señor Dios morando en medio de ustedes.
Y sus corazones serán llevados hacia el Señor,
y esto los acercará los unos a los otros,
y los llevará hacia el amor dulce y la unidad,
y a tener los corazones abiertos y dispuestos;
y los guardará de todo aquello que los contamina, o los hiere, o los corrompe.
A través de lo cual la sabiduría les será dada a ustedes,
con la cual ustedes serán ordenados para la gloria de Dios;
por medio de la cual ustedes sentirán su bendición, y ordenarán las criaturas para su alabanza.
Y ustedes serán calzados con el evangelio.
Y al permanecer y morar en el poder de Dios,
ustedes recibirán el escudo de la fe,
la cual les da la victoria sobre el mundo,
con la cual todos ustedes tienen acceso a Dios;
y este misterio de la fe permanece en la conciencia pura
.
De modo que al vivir ustedes en el poder de Dios,
viven en la autoridad del Cordero, en el dominio del Cordero;
y la victoria a través de él sobre todo el mundo que ustedes llegarán a obtener,
para responder a aquello de Dios en todas las conciencias, en la pureza de corazón y mente.

Y, Amigos, moren todos ustedes en la vida y el poder que permanece en Dios,
para que ustedes puedan tener unidad con Dios, y los unos con los otros,
y sientan su presencia entre ustedes.
Y conozcan la semilla, y la vida, y el poder, y la sabiduría de Cristo,
en todos ustedes, y los unos en los otros.
Y el Señor Dios Todopoderoso los guarde,
y los mantenga en su poder, su vida y su dominio,
lo cual les deja ver a aquel que estaba en el comienzo, antes que el mundo fuera creado;
para que nada gobierne sino la vida misma;
para que ustedes puedan sentir la presencia de Dios en ustedes y con ustedes,
para que la verdad y la vida puedan ser esparcidas sobre todo el mundo.
De modo que el Señor Dios Todopoderoso los guarde en la vida, y el poder, y la sabiduría de Dios,
para que todos puedan ser ordenados para su gloria.

Jorge Fox

Esto es para ser leído en todas sus reuniones.

105.-Con respecto a la Luz. (Para ser leída entre los Amigos.)

A todos los Amigos en todas partes,

Mantengan sus reuniones esperando en la luz que viene del Señor Jesucristo;
así recibirán poder de él,
y tendrán los manantiales refrescantes de vida abiertos en sus almas,
y serán sensibles a las misericordias del Señor.
Y conózcanse los unos a los otros, (ustedes los que se han acercado a la luz),
en el poder, el cual viene del Señor Jesucristo,
quien es la luz y la vida de ustedes;
para que todos ustedes puedan ver en sí mismos a Cristo reinar en la vida,
quien es la verdad, de quien ustedes reciben la luz.
Aquí la serpiente antigua es encadenada, y puesta en el pozo del abismo,
y Cristo es conocido para reinar y ustedes para reinar con él;
herederos con él, coherederos, y herederos de Dios.
Aquí se recibe el dominio y es testificado por el mundo que no tiene fin,
y la promesa de la vida del Padre de la vida para ustedes,
que son llevados al hijo, quien es el camino hacia el Padre,
quien es el mediador entre el Padre y ustedes.
Esperen para recibir el reposo eterno,
el pacto eterno de Dios, de la luz, la vida, y la paz;
y en este pacto no entra el pecado, ni la oscuridad, ni la muerte,

sino la bendición del único Dios sabio, el Padre de la vida, es conocido aquí,
donde ningún hombre terrenal se puede acercar.
Pero aquel que es de Dios conoce la verdad de Dios;
y aquel que es del diablo, hace sus lujurias, quien es un asesino desde el comienzo,
y en quien no hay verdad, y quien no permaneció en ella.
De modo que el diablo habla con mentiras, y habla de sí mismo, y no de la palabra de Dios;
porque él está fuera de la verdad
.
Pero ustedes que se han acercado hacia la luz, caminen en la luz,
caminen en la verdad, donde no hay oscuridad;

para que con esa luz, la cual nunca cambia,
ustedes puedan llegar a ver aquello que estaba en el comienzo, antes que existiera el mundo,
donde no hay sombra ni oscuridad
.
Y mientras ustedes esperan en esta luz,
llegarán a recibir la palabra de la fe en sus corazones,
la cual nos reconcilia con Dios, y es un martillo, para golpear todo lo que es contrario;
y como una espada, para dividir lo precioso de lo vil;
y como un fuego, para quemar aquello que es contrario a lo precioso
:
y esta palabra es pura, y perdura para siempre;
la cual existía al principio,
y ahora es testificada otra vez y es manifestada.
Por lo tanto esperen en la luz,
para que puedan recibirla,
la misma palabra que siempre ha existido,
por medio de la cual fueron dadas las escrituras.
De modo que, amigos, mantengan sus reuniones;
y a medida que sean inspirados por el Señor, sean obedientes a él,
y mantengan sus habitaciones.
Y no estén turbados;
sino que miren aquello que les permite ver sobre el mundo.
Para que el Señor Dios Todopoderoso los guarde a todos ustedes en su gloria. Amén.

Jorge Fox

106.-Para los Amigos, para guardarlos en la vida, fuera de los argumentos

Amigos,

Permanezcan fieles a sus medidas del don de Dios,
que viene de aquel que existía antes que el mundo fuera creado;
para que ustedes puedan estar sobre todo el mundo, y todos los espíritus traidores en él,
para que nada pueda reinar sino la vida en todos ustedes.
Y manténganse fuera de los argumentos y las competencias,
en aquello que tiene la habilidad de mantenerlos encima de todo por Dios; esperen en todo aquello.
Y manténganse fuera de todos los alborotos del mundo,
en el pacto de la paz con Dios.

Jorge Fox

107.

Mis estimados amigos,

En el poder del Dios eterno,
el cual comprende el poder de la oscuridad, y todas las tentaciones que están en él,
moren en el poder de Dios,
el cual los guardará y los llevará a la palabra que existía desde el comienzo,
la cual los guardará en la vida, y para alimentarlos de ella,
sobre el poder de la oscuridad.
En éste ustedes encontrarán fortaleza, y sentirán el dominio y la vida,
y los dejará ver, antes que existiera el tentador, y sobre él;
y el tentador no puede venir a aquello, porque él está fuera del poder y la verdad.
Y moren en esa vida, en la cual ustedes conocerán el dominio.
Y por lo tanto, que la fe de ustedes esté en el poder,
y sobre la debilidad y las tentaciones, y no las miren a ellas;
sino que miren en la luz y el poder de Dios a la fortaleza del Señor,
el cual será hecho perfecto en el estado más débil de ustedes.
Y miren la gracia de Dios en todas las tentaciones, para que les traiga la salvación,
la cual es la guía de ustedes para que les enseñe
;
porque cuando ustedes miran o escuchan las tentaciones,
ustedes se salen de su guía, la gracia de Dios, y así son oscurecidos.
La gracia de Dios es suficiente en todas las tentaciones
para alejarlos de ellas, y para mantenerlos encima de ellos.

Jorge Fox

108.

Amigos, esperen en la luz,
para que con la luz cada uno de ustedes lleguen a ver que Cristo es su sabiduría,
y su justicia
, y así lleguen a ver el cuerpo, su iglesia, de la cual él es la cabeza:
y esperando al Padre de la vida en la medida de la vida,
ustedes puedan llegar a reinar en la vida.
Todos los que son guardados así, están en el gozo y el amor puro.
Y esperen en la luz, para que ustedes puedan ver las rameras y los idólatras, etc.
los que deben ser alimentados con el juicio.
Y no perdonen aquello que es para la espada, y para el fuego;
que todos los de mente carnal sean pisoteados bajo sus pies.
Y permaneciendo en el poder, ustedes verán la semilla eliminando la gordura,
y encadenando y terminando con los rebeldes, y socorriendo a todos los corderos y los bebés.
Ésta es la palabra del Señor para ustedes.

Jorge Fox

109.-Con respecto a juzgar.

Amigos,

Manténganse en la paciencia: éste es el consejo del Señor para ustedes.
No juzguen los unos a los otros detrás de sus espaldas, ni hablen mal los unos de los otros,
porque esto es lo que les muestra la enemistad entre los hermanos.
Ni se juzguen los unos a los otros delante del mundo,
porque esto es lo que está en los extremos, las pasiones, y la precipitación;
y así ustedes dejan que el espíritu del mundo se regocije sobre ustedes,
y esto está fuera de la paciencia, y del amor, y de la sabiduría, y del temor de Dios y su verdad.
Y cada uno de ustedes more en la semilla y la vida de Dios, y en ello conózcanse los unos a los otros,
y reunidos en aquello ustedes pueden llegar a ver al Señor Jesús en medio de ustedes.
Y, amigos, no vayan hacia esa parte agravante para esforzarse con ella,
por temor a que hieran sus almas, y vayan hacia la misma naturaleza;
porque la paciencia debe obtener la victoria, y responde a aquello de Dios en cada uno,
lo cual alejará a todos de lo que es contrario.
Dejen que su moderación, y temperancia, y paciencia sean conocidas por todos,
porque aquello que nos une a la parte agravante, establece la parte agravante,
y engendra confusión, y no alcanza al testigo de Dios en cada uno.
Y, Amigos, manténganse fuera de la parte que es sabia mundanamente,
porque ésta nunca dejará a la gente juntarse y unirse (en la verdad)
la cual entra en la tierra, y en la aprensión de las palabras;
sino que la inocencia sea la vestidura, y la verdad y la simplicidad sean la cubierta.
Entonces en la inocencia ustedes tendrán unidad, donde no hay malos pensamientos,
sino amor que no piensa maldad.
Por lo tanto cubran la desnudez los unos de los otros;
que todo sea hecho en amor, y esto los edificará.
Y dejen que el peso y la belleza de la verdad esté en sus ojos,
y que sea estimada sobre todas las cosas por ustedes.
Porque éste es mi dolor, cuando oigo cualquier cosa entre los Amigos,
que entorpece su unidad, y causa una brecha, (por medio de la cual lo malo gana terreno),
quienes deben vivir en la semilla, la cual rompe el yugo de la iniquidad,
y cierran todas las brechas;
y brillen en esta semilla, respondiendo al testigo de Dios en cada uno,
la cual hiere la parte terrenal bajo aquello que produce zarzas y espinas,
y se esparce sobre el mundo, y todo lo contrario.
Por lo tanto todos ustedes, quienes han conocido el poder del Señor Dios,
y han probado la semilla de Dios,
vivan en aquello en lo cual ustedes llegan a tener unidad;
para que la parte terrenal pueda ser rebajada.
Y el ojo malo, que busca las debilidades de otros,
éste debe ser mantenido abajo, aún aquello donde está el calor, y las quemaduras, y la enemistad;
la semilla de Dios debe ser puesta sobre todos, en aquello en lo cual está la unidad.
Por lo tanto, si hay alguna desnudez en alguno, o entre alguno, cúbranla,
y vayan hacia la semilla de Dios en sus propias personas;
porque en esto está la virtud para sanar, sí, todas las naciones.
Las matanzas, las heridas, y las cortadas son las otras armas en la otra parte,
la cual está fuera de la semilla de Dios, el fin de la cual es la paz; en la cual está la unidad,
la cual es la piedra principal sobre toda la enemistad, y es puesta sobre todo, y hiere todo.

Soy un amante del bien eterno de sus almas, y su paz y unidad,
en el reino que está en el poder que no tiene fin.

Jorge Fox

110. - A los prisioneros en Exon.

Amigos,

Hagan caso de aquello que los mantiene a todos mansos y humildes, para ser guiados con aquello.
Y consideren aquello que los mantiene en el camino de la paz;
para que ninguno de ustedes pueda revolcarse en su propia sabiduría carnal, la cual debe ser confundida,
la cual ha sido expulsada del reino de Dios.
Esperen para tener dominio sobre aquello, para que ustedes puedan conocer la paz y la unidad,
y el amor de Dios que no cambia.
Y no luchen los unos con los otros, por temor a que se hieran los unos a los otros;
porque no es el espíritu apresurado el que obtiene la victoria,
sino el cordero, quien debe reinar sobre el mundo, y que existía antes que fuera creado.
Y la mente que es apresurada, juzgue y more en el camino de la paz;
y que ustedes puedan ser modelos en sus encarcelamientos
para aquellos que están fuera de la imagen del hijo de Dios.
A los prisioneros en Exon;
escrito mientras Jaime Naylor estaba allí, con muchos más en la prisión.

Jorge Fox

111.-.Una advertencia del Señor para usar sencillez de palabra.

Amigos de Dios y hermanos,

Esta es una advertencia para todos ustedes del Señor Dios y Jesucristo,
para que todo lo que ustedes hablen, sea en sencillez de palabra,
de acuerdo con aquello de Dios en todas las conciencias,
y que esto proceda de aquello de Dios en ustedes, la luz de Cristo;
para que todas sus palabras sean palabras de vida para la vida,
y muerte para la muerte, donde reina sobre la luz.
Y que todas las palabras, que son habladas, sean en sencillez de palabra;
para que la luz de Cristo en todas las conciencias, la cual ha iluminado a todos,
pueda testificar que sus palabras son palabras de vida;
para que morando en la luz, ustedes sean manifestados a aquello de Dios en todas las conciencias;
la cual será la condenación para los que la odian.
Ustedes que moran en la luz, y caminan en la luz,
usen sencillez de lenguaje y palabras sencillas, palabras simples en la vida simple,
palabras puras en la vida pura, palabras sazonadas, sazonadas con gracia,
la cual les enseña a negar toda impiedad y deseos mundanos
.
Aquellos que viven en la impiedad y los deseos mundanos,
se alejan de la gracia de Dios hacia la lascivia
, quienes son ligeros y vanos,
cuyas palabras son desagradables, no sazonadas con la gracia, cuyas palabras no edifican;
sobre quienes Dios traerá venganza en llamas de fuego,
quienes serán separados de su presencia y sus ángeles.

Por lo tanto, amigos, moren todos en la sencillez de palabras;
porque al morar en la luz, ésta los llevará a la sencillez y la escasez de palabras,
para vivir en la vida, la cual nos dio las escrituras,
la cual existía antes que las escrituras fueran dadas;
y con ella ustedes verán la condición de aquellos que moran en la vida, que nos dio las escrituras.
Y con esta luz ustedes verán la condición de aquellos en contra los cuales se testificó
(quienes estaban fuera de la vida) por aquellos que moraban en la luz;
y con ella todo lo que llega a ser visto, leído, y entendido,
lo cual fue dado con la vida y de la vida;
todo llega a ser conocido en la sencillez,
y es hablado con sencillez otra vez.
La cual no viene por voluntad humana;
porque ninguna profecía de las escrituras vino por voluntad humana;
todas las profecías en ellas estaban fuera de la voluntad de los hombres;
y ellas testificaron y profetizaron de Cristo,
quien no nació por voluntad humana;
quien se suponía que era el hijo de José, pero era el hijo de Dios.
Y todos los apóstoles fueron hechos ministros por la voluntad de Dios,
y no por hombre, ni del hombre, sino por la voluntad de Dios;
y así ellos testificaron a Cristo, quien no nació por la voluntad humana,
quienes fueron hechos ministros no por la voluntad del hombre;
y ellos testificaron que ninguna profecía de las escrituras en el tiempo antiguo
vino por voluntad humana, ni tampoco era de interpretación privada;
sino que los hombres santos de Dios hablaron movidos por el espíritu santo
,
el santo inspirador, el cual era sólo uno.
Y todos los que estaban en su propia voluntad, y tienen las escrituras,
y hacen una profesión fingida de ellas, (las cuales no fueron dadas por la voluntad del hombre),
están en la presunción;
y con la luz de Cristo,
con la cual él ha iluminado a todos los que han venido al mundo,
con esa luz ellos serán condenados, aún los que la odian, y viven en su propia voluntad.

Y así la unidad de los santos está en aquello que condena al mundo;
y todos los que viven en su propia voluntad, y aún así hacen profesión de las escrituras,
están en las sectas y las opiniones, y no hay unidad,
y no tienen unidad entre ellos;
sino sólo una unanimidad en la naturaleza, aunque no una unidad en los significados de la letra.
Aquello que no viene por la voluntad del hombre, sino que es contrario a su voluntad,
y es contrario a los caminos impíos del mundo, y los derriba,
lo cual está de acuerdo con aquello de Dios en todas las conciencias, con esto tengan unidad;
lo cual testifica en contra de cada hombre, cuando actúa contrario a él,
con esto él será juzgado, y condenando en su propio conocimiento y entendimiento.
Y al caminar todos ustedes en esta luz,
ésta los llevará a toda la sencillez y unidad de habla;
lo cual hará que el engaño tiemble, y el misterio de la iniquidad sea sacudido,
lo cual se aloja en el templo y se sienta allí, donde no debe sentarse,
y es exaltado sobre todo aquello que es llamado Dios
;
ahora, con el brillo de su venida esto es descubierto,
y con el aliento de su boca ha de ser consumido
.
Por lo tanto moren en el poder eterno de Dios, y en su luz pura,
para que puedan ser un terror para todos los que hacen iniquidad, y para toda la impiedad,
y para todos los que actúan impíamente, y viven en la impureza.
Y así ustedes llegarán a usar palabras sencillas y sencillez de habla con todos ellos,
y que no haya adulación entre ustedes, ni viva ningún encantador ni bruja,
ni ninguna hipocresía permanezca delante del tribunal de Dios;
sino que ellos serán como la paja, llevados de un lado para el otro; para que la escritura se cumpla entre ellos.
Y todos los que están fuera de la sencillez, con la luz eterna,
con la cual Cristo los ha iluminado a todos,
ellos serán condenados y confundidos en su tiempo;
porque esta luz existía antes del tiempo, y está en mí,
la cual deja que todos los hombres y mujeres vean todas sus acciones hechas en su tiempo;
y odiando esta luz, ésta es su condenación.
Pero todos los que aman esta luz, y caminan en esta luz,
ustedes llegarán a caminar en aquello que es la condenación del mundo;
y los llevará a ver que el mundo se ha alejado de Dios, de Cristo,
y todos los que son de Dios.
Y éste es el consejo de Dios para ustedes,
que en aquello que es contrario a sus voluntades carnales,
todos ustedes puedan esperar y caminar, aquello que los alejará de todos los pensamientos vanos,
y todos los deseos impíos;
allí esperen, y ustedes testificarán que el nacimiento ha nacido, no por la voluntad del hombre;
y este nacimiento es heredero de otro mundo, y heredero de ciertas riquezas,
lo cual es manifestado a aquello de Dios en todas las conciencias.
De modo que para todos ustedes ésta es una advertencia del Señor,
quienes están en la luz, y aman la luz, con la cual Cristo Jesús los ha iluminado a todos ustedes,
lo cual es contrario a todas sus voluntades, y todas las voluntades de los hombres;
para que con ella ustedes puedan usar simplicidad de palabra con todos,
y así sea manifestado hacia aquello que ellos odian,
lo cual es su condenación, la luz.
Y morando en Cristo, quien en la vid,
todos llegarán a testificar que ustedes son pámpanos habitando en la vid
,
que se sientan debajo de la vid.

Esto fui inspirado por el Señor a enviar al exterior entre ustedes,
como un mensaje para todas las plantas del Señor.

Si ustedes dicen alguna cosa contraria a la luz,
con la cual Cristo los ha iluminado,
con la luz ustedes deben ser condenados.
Y si alguno de ustedes habla de experiencias anteriores,
y no mora en la luz, sino en la hipocresía, y la presunción, y la envidia,
fuera del temor de Dios, ustedes han de ser derribados, y condenados con la luz;
y los ayes proceden de Dios y de Cristo sobre sus cabezas,
y deben ser echados fuera, y juzgados con la luz y con la vida.
Por lo tanto moren y caminen en la vida todos en particular;
entonces ustedes tendrán unidad los unos con los otros,
y crecerán para llegar a ser árboles de justicia, la plantación del Señor.

Jorge Fox

112.

A todos los Amigos,

Háganle caso a la luz, y moren en ella, y ésta los mantendrá encima de todo el mundo;
y háganle caso a la semilla de Dios, y conózcanla, y estén contentos en ella.
Moren en la semilla, la cual es heredera de la promesa de la vida eterna,
y moren en la posesión de ella.
Y en todas sus acciones (y palabras) sean fieles al Señor, y a los hombres;
que ésta sea su experiencia diaria.

Jorge Fox

113. - A un Amigo en el ministerio

Estimado hermano,

Obedezca al Señor, y permanezca en su voluntad y su consejo.
No mire al tiempo o al lugar,
sino mire a la casa de su Padre, donde sea que esté.
Y moren en la medida pura de Dios en ustedes,
y allí ustedes verán al Señor Dios presente en ustedes.
Porque para sacar a muchos de la prisión, ustedes han sido establecidos allí;
porque he aquí que la palabra del Señor no puede ser atada.
El Señor Dios de poder les de sabiduría, valor, y virilidad,
y osadía para trillar todo el engaño.
Estimado de corazón, sea valiente, y obedezca el espíritu puro de Dios en usted,
para que lo guíe hacia Dios, para derribar todo el engaño por dentro y por fuera.
De modo que me despido. Que el Dios Todopoderoso los guarde a todos.

Jorge Fox

114.

Estimados hermanos,

Continúen en el gran poder de Dios,
y ante este poder del Dios del cielo y de la tierra, todos los poderes de la tierra se deben inclinar;
para que ustedes sean manifestados hacia aquello de Dios en todas sus conciencias,
para que aquello que es de Dios en ellos pueda testificar que ustedes son enviados por Dios.
Moren en la vida de Dios, para que puedan ministrar a los espíritus en la prisión,
y para que sea manifestado que ustedes no son engañadores, sino salvadores,
y que han sido enviados a alejarse de todos los engañadores, y a testificar en contra de ellos.
De modo que en el gran poder de Dios sigan predicando el evangelio a toda criatura,
y sigan disciplinándolos en el nombre del Padre, el hijo, y el Espíritu Santo.
En el nombre de Cristo prediquen el poderoso día del Señor
a todas las conciencias de aquellos que han estado por mucho tiempo en la oscuridad, (y bajo sus cadenas),
aquí brilló la luz, pero la oscuridad no la podía comprender.
Así, continúen en el poder del Señor Dios,
trillen aquello que ha sido alimentado con el espíritu de la ramera,
y hagan morir de hambre a la ramera, la cual ha encarcelado y encarcela a los justos.
Yo les encargo en la presencia del Dios viviente, (vaya a otra referencia acerca de la presencia)
moren en su poder, para que con su poder ustedes puedan ser llevados
a ministrar a los espíritus encarcelados por el engaño.
A medida que se levanta la vida de Dios, ésta los llevará hacia Dios, el Padre de la vida;
en ésta sus frutos nunca se marchitarán.
Pero sigan adelante y planten una viña, y árenla, para que puedan comer del fruto de ella;
y para plantar en esperanza, y para trillar en esperanza,
para que puedan ser hechos partícipes de su esperanza.
Y para trillar el maíz, y así el viento pueda esparcir la paja,
para que el maíz pueda ser juntado en el granero.
Así, en el poder del Señor Jesucristo prediquen del evangelio eterno,
para que por su poder el enfermo pueda ser sanado, el leproso limpiado,
los muertos levantados, los ojos de los ciegos abiertos, y los demonios echados fuera.
Sigan adelante en el nombre del Señor Jesucristo,
para que aquello de Dios en todas sus conciencias pueda testificar,
que ustedes son enviados por Dios, y son de Dios;
y hablen de acuerdo con esto, y lleven a todos hacia la cabeza que es Cristo,
y hacia la vida que nos dio las escrituras;
porque allí está la unidad, y fuera de ella está la confusión.

Jorge Fox

115.-A los Amigos, con respecto a la palabra de vida.

Amigos y hermanos,

La palabra eterna de Dios, de la cual ustedes tanto han hablado como ministrado a otros,
es la palabra de vida, la palabra de paz, y la palabra de reconciliación,
la cual hace que dos sean un nuevo hombre;
y si ustedes permanecen allí, no hay división
sino unidad en la vida que existía antes que existiera la muerte, y antes que existiera la división.
Por lo tanto, aquello que está dividido es del reino que no puede permanecer,
y es para la condenación por la vida y la palabra de reconciliación.
Yo niego aquello que habla el lenguaje impío;
porque aquello que habla así no ve completamente.
Por lo tanto, esperen en la luz, donde está la unidad, donde está la paz,
donde está la unidad con el Padre y con el hijo, donde no hay desgarradura ni división;
sino que todos son uno en Cristo Jesús, la fuente eterna de vida y el pacto de paz.
El hijo del hombre no viene para ser ministrado, sino para ministrar.
Donde mora la vida y la plenitud éstas nos esconden y nos cubren de aquello para lo cual es la maldición;
para que éstas puedan ministrar a la semilla de la semilla.

Suenen, suenen la trompeta en el exterior,
ustedes soldados valientes de Cristo en su reino, ¡el cual no tiene fin!
Todos los anticristos en los reinos (de los hombres caídos) están armados en contra de Cristo.

Jorge Fox

116.-Con respecto a juzgar en las reuniones.

Amigos,

No se juzguen los unos a los otros en las reuniones, ustedes que ministran en las reuniones;
porque al hacer esto ustedes han herido al pueblo, tanto por dentro como por fuera,
ya se han puesto a sí mismos bajo su juicio.
Y al juzgarse los unos a los otros en las reuniones, esto ha incitado a otros a disputar,
y a juzgarlos a ustedes también en las reuniones.
Y esto ha sido todo fuera de orden, y del orden de la iglesia también.
Ahora, si ustedes tienen algo que decirle a alguien, quédense hasta que se termine la reunión,
y entonces háblenles en privado entre ustedes,

y no pongan al descubierto las debilidades los unos de los otros;
porque hacer eso es debilidad y no sabiduría.
Porque el juzgarse los unos a los otros en las reuniones casi ha destruido algunos Amigos,
y los ha distraído.
Y esto no es por falta del amor que soporta todas las cosas;
por lo tanto que esto sea enmendado.
No más, sino mi amor.

Amigos, si alguno entre ustedes es inspirado a hacer algún servicio por el Señor,
cuando lo hayan hecho que regresen rápidamente otra vez a su habitación,
y sirvan allí al Señor en su generación;
para que no haya pereza entre ustedes.
Sino manténganse todos ustedes en la diligencia, para que no se le dé ocasión a ninguno de hablar impíamente de la verdad;
para que puedan responder a aquello de Dios en todos.
De modo que no ofendan;
porque ay de aquellos por quienes vienen las ofensas.
Sin embargo no apaguen el espíritu.

Jorge Fox

117.

Mis estimados amigos,

Mantengan sus reuniones, y ustedes sentirán que se levanta la semilla,
aunque nunca se hable una palabra entre ustedes.
Y sean fieles, para que puedan responder a aquello de Dios en todos.
Y no abandonen sus talentos,
sino que vivan en la vida y el poder de Dios, los cuales ustedes han recibido.
Y, mis estimados amigos, moren en la vida, y el poder, y el amor de Dios,
los unos con los otros.
Amigos, moren en la medida del espíritu de Dios,
y hagan caso de ésta, para que en ella puedan crecer;
porque el amor verdadero y que perdura procede de Dios, quien es eterno.
Y morando en la medida de la vida, ustedes tendrán paz y amor, que nunca cambia;
si ustedes se alejan de la medida, la iniquidad se levanta, y así el amor se enfría,
y en esto alojen los pensamientos impíos, los celos, la voluntad impía, y las murmuraciones.
Esperen en la luz, la cual es de Dios,
para que ustedes puedan testificar del hijo de Dios, y testificar de aquello que nunca se marchitará;
así ustedes verán y sentirán que Dios está cerca.

Jorge Fox

118.

Que ningún Amigo vaya más allá de su propia medida que Dios les ha dado,
ni se regocijen en la línea de otro hombre preparada por sus manos
;
por temor a que esto se levante, y sea justificado, lo cual es condenado.
Y aquello que hace alarde, y es justificado a la vista de hombre,
es excluido fuera del reino.
Por lo tanto esperen en la medida de la vida,
y sean guiados por él a tener poder sobre su propia voluntad,
(la cual es mortal y cambia),
para que el camino a la justicia pueda ser hallado, donde nuestra voluntad es dejada fuera,
la cual causa precipitación y contienda, para encontrarse con las palabras fuera de la vida,
donde el juicio y la condenación los superan.
Por lo tanto regocíjense en el juicio, el cual lleva hacia la puerta de la misericordia.

Jorge Fox

119.

Amigos,

Esperen en la vida, la cual los guardará encima de las palabras,
y guarda sus mentes en Dios, el Padre de la vida,
y condena y juzga a todos aquellos que prefieren las palabras más que la vida.
Que el Dios Todopoderoso esté con ustedes en la medida de la vida, para que puedan crecer en ella;
y para que con ella sus mentes puedan ser llevadas hacia él, el Padre de la vida.

Y que toda la contienda pueda ser derribada con la vida,
y todos los espíritus ligeros sean juzgados con aquello que comprende el mundo,
y lo juzga.
De modo que el Dios Todopoderoso esté con todos ustedes,
y los guarde en su gran poder consigo mismo,
y condene todo aquello que es contrario a él y su luz.

Jorge Fox

Para ser leído en las reuniones.

120.

Mis estimados amigos,

Moren en la semilla eterna de Dios,
en la cual todos ustedes sentirán la vida eterna, que nunca tiene fin;
y en ella reúnanse y mantengan sus reuniones.
Y moren juntos en el amor y la vida de Dios, con la cual todos ustedes pueden ser llenados,
y por medio de este amor ustedes pueden cubrir una multitud de pecados,
y responder a la vida de Dios en todos;
en la cual ustedes pueden sentir las bendiciones de Dios Todopoderoso cubriéndolos como un manto.
Y así vivan en la posesión de la vida;
en la cual todos ustedes tendrán unidad y comunión con Dios, y los unos con los otros.
Estimados amigos, exhorten a todas sus familias en cuanto a los tiempos y las estaciones,
ya sea que ellos sean siervos o hijos, para que puedan ser informados en la verdad.
Porque cuando ustedes eran profesantes, muchos de ustedes exhortaron y los instruyeron a ellos en la apariencia,
cuando ustedes tenían esto y no el poder.
Y por lo tanto ahora que son traídos hacia la verdad,
ustedes deberían ser más diligentes en exhortar, amonestar, e instruirlos.

Jorge Fox

121. - A los Amigos, para cuidar a aquellos que sufren por tener la verdad.

Amigos,

Moren en la sabiduría y el poder de Dios,
por el cual todas las cosas deben ser ordenadas para su gloria,
en el cual ustedes puedan hacer todas las cosas para su gloria;
y para que con la sabiduría de Dios ustedes puedan ordenar y mantener la creación,
y todo lo que es bueno.
Y si algún siervo es convertido, y alejado de su lugar por causa de la verdad,
Amigos sean sensibles con ellos, para que no se pierdan; sino que sean guardados.
Y si algún soldado es echado del ejército por causa de la verdad,
que pueda ser nutrido y apreciado;
y que ningún hijo se aleje de sus padres,
ni ninguna esposa creyente de su esposo incrédulo,
para que ellos puedan ser amonestados a caminar sabiamente hacia ellos.

Y todos los prisioneros, que tienen poco para sí mismos,
que haya quien los cuide,
y también a los cojos y los enfermos.
Y si algún Amigo es oprimido en alguna manera,
que otros puedan ayudarlo.
Y que todos sean como una familia, edificándose los unos a los otros, y ayudándose los unos a los otros.
Y si alguno desea reuniones de alguna manera para el servicio de la verdad, los Amigos no deben mirar hacia afuera;
sino morar en la vida y el poder de Dios, y así responder a ella.
Y todos los Amigos en todas partes, en el poder, y la vida,
y en la semilla de Dios mantengan sus reuniones, para que la piedra principal pueda estar sobre todos,
y ustedes puedan ser guardados en la sabiduría y la paciencia,
y puedan ser guardados para Dios como un olor agradable, y en los corazones de todo el pueblo.
Y todos sean obedientes a la vida y el poder del Señor Dios,
y esto los guarde de ser como un desierto;
sino que sean fieles y estén quietos, hasta que cesen los vientos, y la tormenta se acabe.

Jorge Fox

122.

Amigos,

Le hablo a aquello que es puro, en lo cual está la unidad, en lo cual no entrará ninguna cosa contaminada.
Silencien toda la carne, ustedes que se esfuerzan con las palabras, en las cuales no hay ganancia;
las cuales los sacarán a ustedes de su condición,
y a otros de su condición.
Por lo tanto sean humildes, y obedezcan aquello que es humilde, para que los saque de su controversia.
Y no se esfuercen por tener dominio, y no ejerciten señorío los unos sobre los otros;
sino que obedezcan aquello que es puro, lo cual los mantiene en el temor del Señor Dios.
Porque si sus mentes se salen de aquello que es puro, lo cual los lleva hacia Dios,
su desnudez aparecerá ante el mundo;
entonces ustedes se irán en su propia voluntad y fortaleza;
y así hay un asiento para el dominio y el orgullo, fuera de la voluntad de Dios,
y esto está fuera de la unidad, fuera de la unanimidad, fuera del camino;
y en vez de construir, ustedes destruyen;
y en vez de edificar, ustedes se van de vuelta hacia el mundo.
Por lo tanto sean todos humildes, y esperen en el Señor,
y sean rápidos para oír, lentos para hablar, y lentos para la ira;
sean humildes, y esperen a Dios, para recibir el alimento viviente de Dios,
para alimentarlos en su tiempo, con aquello que existía antes del tiempo;
para que Dios en todas las cosas pueda ser glorificado.
De modo que el Señor Dios Todopoderoso los dirija y derribe todos los deseos carnales;
para que lo puro pueda ser levantado.
De manera que reúnanse juntos y esperen al Señor, si es que no hubiera una palabra, les encargo.
Tengan cuidado con la contienda, porque en ella ustedes llegan a estar encima de aquello que es de Dios en la conciencia,
y así se salen del temor del Señor.

Jorge Fox

123.-Los hombres en la caída están en las guerras y la contienda,
pero la verdad los restaura y los lleva hacia la paz.

Estimados Amigos,

Mi amor es para todos ustedes en la semilla eterna de Dios, que nunca cambia ni falla,
ni se da a sí misma por aquello que cambia,
lo cual no es de este mundo, sino que está sobre él, y existía antes de la fundación del mundo;
en lo cual está la firmeza, la seriedad, y la vida eterna.
La cual reina sobre todos los espíritus despreocupados, (y todo aquello que cambia), y permanece,
y es como la fruta de invierno, y permanece cuando todos los higos verdes ya no están.
Tomen nota, y la semilla no es como el maíz que crece sobre los techos de las casas, que se marchita;
Porque las hojas que esta semilla produce, nunca se marchitan ni caen;
porque sus hojas sanan las naciones que son heridas.
El segundo Adán está sobre Adán en la caída, y sus hijos e hijas que riñen,
que pelean los unos con los otros con sus armas carnales,
que permanecen en sus adoraciones carnales, comunión carnal, y enseñanzas carnales.
Pero aquellos que están en la semilla noble y real, todos están en la paz, y en el amor, y en la vida,
y en la unidad, y en la adoración espiritual, y en la comunión espiritual, y la enseñanza espiritual,
estando en la semilla, que es Cristo, que nunca cae, y que nunca caerá,
y que nunca cambió, y nunca cambiará.
En esta semilla, que es Cristo, está la paz y el reposo, fuera de todos los problemas, fuera de todas las cosas banales,
sueños tontos, imaginaciones, fantasías, visiones falsas, revelaciones falsas.
Porque la semilla, en la cual está la bendición, es sentida, y la vida, y la luz,
y la justicia, y la verdad,
que responde al testimonio de Dios en todos los hombres y las mujeres,
si es que ellos lo oirán o se abstendrán.
Y así, todos los que están en Adán en la caída, tanto hombres como mujeres,
y allí permanecen en el todo, ellos nunca están en reposo o en paz,
sino que están en tribulaciones, guerras, contiendas, luchas; y los deseos son el fundamento de todo esto.
Y las cosas banales y las imaginaciones, las fantasías, las visiones falsas, los sueños falsos,
la arrogancia, el orgullo, la ambición, la soberbia, y el estado altivo;
todo lo cual trae vergüenza y los cubre a todos con vergüenza;
la cual poseen aquellos que están en la caída, fuera de Cristo, el segundo Adán, que nunca cayó.
Porque en Adán en la caída está todo el mal tiempo (interno), las tormentas, tempestades, vientos, contiendas,
la familia completa de ello está en la confusión,
estando todo fuera del espíritu y el testigo de Dios en sí mismos,
y el poder y la luz;
y en este poder, luz, y espíritu está la comunión con Dios y los unos con los otros,
a través de la cual ellos se salen de Adán en la caída,
hacia el segundo Adán que nunca cayó, el dador de la vida,
quien despierta a los hijos del viejo Adán en la caída, de su sueño de pecado,
y los saca de sus caminos para guiarlos a sí mismo, el camino,
que es Cristo
, quien nunca cayó ni cambió,
y fuera de sus maestros, y sacerdotes, y pastores, etc., que cambian y caen,
hacia el sacerdote, pastor, y profeta, que nunca cayó ni cambió,
y nunca caerá ni cambiará, ni deja el rebaño en el tiempo frío, ni en el invierno,
ni en las tormentas, ni en las tempestades; ni la voz del lobo asiste a ninguno en su rebaño.
Porque la luz, el poder, la verdad, la justicia,
¿alguna vez los dejó a ustedes en cualquier clima, o en alguna tormenta o tempestad?
De modo que sus ovejas conocen su voz y lo siguen, quien les da vida eterna abundantemente;
quien les dijo a todos los que están muertos en Adán: 'He venido,' tomen nota, he venido,
'para que ustedes (muertos en Adán) puedan tener vida.
'
Cristo, el segundo Adán ha venido, para que los muertos en el primer Adán puedan tener vida,
y puedan ser animados, y puedan ser despertados para justicia,
quienes están dormidos en la injusticia.
Y así él invita a toda la posteridad de Adán a venir a él,
para que por medio de él todos puedan creer, y puedan venir a la luz, y venir a la vida,
y puedan llegar hacia la paz y el reposo;
porque en el segundo Adán ustedes tienen paz, y tienen reposo.
De modo que ellos no tienen paz ni reposo en el Adán antiguo en la caída,
pero en el segundo Adán, Cristo, que nunca cayó, está el descanso, y la paz, y la vida.
Pero en Adán en la caída no hay ni reposo, ni paz, ni vida;
ni oscuridad, ni dificultades, ni dolor, ni cargas, ni cambios.
Y los hijos y las hijas de Adán en la caída heredan y poseen en el mundo.
Por lo tanto salgan de Adán en la caída,
y vayan con prisa hacia aquel que nunca cayó, ni nunca cambió;
en quien todos ustedes tienen tanto reposo, como paz, y vida,
que estaba con el Padre antes de la fundación del mundo.
Y así, en el nombre del Señor Jesucristo, que nunca cayó, mantengan sus reuniones,
ustedes que se han reunido en su nombre;
y entonces ustedes verán sobre todas las reuniones de los hijos y las hijas del antiguo Adán,
pero que están en la caída y fuera de su nombre.
Pero al estar ustedes reunidos en su nombre, que nunca cayó,
Cristo Jesús, sientan la semilla de Dios puesta sobre todo aquello que hace sufrir;
la cual existía antes que aquello, y que permanecerá y continuará cuando todo eso se haya terminado.
Así que me despido.

Jorge Fox

124.

Mis Amigos,

Sean fieles, y mantengan sus reuniones; y esperen en esta luz,
la cual viene de la cabeza, que es Cristo, en quien están todas sus vidas;
de quien ustedes obtienen su luz, la cual es la vida en el hijo.
Y ustedes, que testifican del supremo llamado en Cristo Jesús,
y son redimidos por él para sacarlos de este mundo, y se han convertido en nuevas criaturas,
caminen por encima del mundo, y no sean apresurados; sino que esperen en la luz y la vida,
para que con ellas sus mentes puedan ser dirigidas y guiadas,
y unidas con aquello que es inmortal y que no está contaminado,
en un espíritu, hacia el Dios inmortal.
Y para que con el espíritu que él les ha dado,
ustedes puedan testificar del único bautismo del cuerpo,
y todos ustedes puedan ver con la luz la fe única,
de la cual Cristo es el autor y el consumador
;
y que todos ustedes puedan ver el fin de su fe, la salvación de sus almas,
con aquello que les da la victoria sobre el mundo.
Y teman al Señor, y tengan cuidado de la contienda, y vivan en paz y amor los unos con los otros,
creyendo todos en la luz que pone en manifiesto;
para que todos ustedes puedan ser los hijos de la luz.
Y esta creencia les da la victoria sobre el mundo.
Aquel que es de esta fe, es nacido de Dios;
aquel que cree en la luz no vivirá en la oscuridad, y nunca será confundido.
Porque el que cree en aquello que manifiesta estas cosas,
con lo cual somos confundidos y tropezamos;
éste no será confundido, sino que tendrá la luz de la vida.
Y aquel que no cree en la luz ya ha sido condenado con la luz.
Y aquel que no oye la voz del hijo de Dios no vive, sino que está en la muerte.
Por lo tanto, aquel que no oye la luz que viene de Cristo, quien es la vida,
no oye la voz del hijo de Dios, y no viene a la vida.
Y la hora ha llegado cuando aquellos que han estado en las tumbas,
han oído la voz del hijo de Dios, vivirán;
y aquellos que no oyen la voz del hijo de Dios no viven,
sino que están en la muerte y en la tumba.
Y aquellos que llegan a creer en la luz oyen la voz del hijo de Dios y viven,
y han llegado a estar fuera de la condenación;
y viven sobre la muerte, y la tumba, y el infierno, y así vienen a la vida.

Jorge Fox

<arriba><cartas anteriores><cartas siguientes>

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino


Arriba | Quienes Somos | Inicio