La Cruz Perdida de la Pureza



EPÍSTOLAS 125 - 149

 

UNA COLECCIÓN

DE



MUCHAS EPÍSTOLAS SELECTAS A AMIGOS,


DE

ESE MINISTRO ANTIGUIO, EMINENTE Y FIEL DE



JESUCRISTO,


Jorge Fox


La continuación Volumen 1

125.

Amigos,

Esta es la palabra del Señor para todos ustedes.
Conozcan la semilla de Dios los unos en los otros, y esta semilla es Cristo.
No miren hacia afuera; así ustedes no deambularán sino que estarán encima de los que deambulan.
La semilla, la cual es Cristo, es conocida los unos en los otros,
para la cual es la promesa de Dios, cada uno de ustedes ven la promesa cumplida en ustedes;
por medio de la cual todos ustedes testifican de la bendición de Dios cumplida con ustedes, y en ustedes.
De modo que el Señor Dios Todopoderoso los guarde a todos en su gloria,
y que todos ustedes puedan saber que la carne de Cristo es su alimento, y conozcan su reino.

Y no apaguen el espíritu, y no detengan el poder;
sino que moren en él, el cual detiene y apaga el engaño.
Y para ustedes ésta es la palabra del Señor Dios.

Y, Amigos, todos ustedes obedezcan y hagan caso de la vida y el poder del Señor Dios;
porque todos los que están fuera de ellos, están, y serán confundidos.
Por lo tanto, moren en aquello que los condena, en lo cual estará la paz de ustedes.

Jorge Fox

126.-Para los Amigos, para que moren en el amor y la unidad.

La palabra del Señor Dios a todos los Amigos.
Moren en la paz y la unidad con Dios, y los unos con los otros,
para ustedes sean un olor agradable para el Señor, y los unos a los otros,
y también para aquellos que odian la luz;
para que ustedes puedan llegar a testificar de la adopción, y de ser herederos de Dios,
y tengan unidad en el espíritu, la cual es el vínculo de paz.
Y obedezcan la semilla de Dios, y la vida.

Jorge Fox

127.

A todos los Amigos en todas partes,

No se deleiten en las ropas, no se deleiten el la criatura, más que en el Creador.
No confíen en las riquezas dudosas, las cuales se desvanecen y se acaban;
sino que confíen en el Dios viviente, y amen las riquezas que perduran, y no se desvanecen.
No se deleiten en el mundo que se acaba, sino en el mundo que no tiene fin;
para que en él ustedes lleguen a tener una seguridad de la vida eterna.

Jorge Fox

128. A todos los Amigos, para mantenerlos en el poder de Dios,
fuera de los cuidados del mundo.

Amigos todos,

Hagan caso de aquello que es puro,
para que con ello todas sus mentes puedan ser guardadas para Dios, quien es puro;
para que todos ustedes puedan crecer como el lirio, y recibir la sabiduría de Dios
de cómo usar las criaturas en sus lugares, para glorificar a aquel que las creó.
Porque ay de ustedes, que almacenan para los tiempos postreros con codicia;
ustedes actúan en al naturaleza contraria a la luz, pensando para el futuro
'que comerán, y que beberán, y con qué se vestirán.'
Miren a la vida que es más que los alimentos, y el cuerpo que es más que las vestiduras;
y consideren los lirios y las aves, y quién las alimenta, y quién viste la tierra.

Para que en la fe ustedes puedan permanecer, y con ella ustedes puedan ver a aquel que es invisible.
Aquel que guarda para el día postrero con codicia, se aleja de aquello
que los mantendrá fuera de los días, para llevarlos a Dios, el comienzo de los días;
así se llega a ver el Anciano de Días, y la vida de los manantiales de muerte,
y se conoce una porción importante de Dios, y todos proveen para su familia.
Porque aquel es peor que el incrédulo, que no lo hace.
Obedezcan aquello que existía antes que existieran los días, lo cual los llevará a ser diligentes, y a servir al Señor;
y esto derriba al destructor.
Y esto derriba el principio codicioso y carnal,
y aquello que prefiere observar los días.
Y esto mantiene la vida, fuera de la tierra,
y nos guarda de confiar en las riquezas que son inciertas,
y nos lleva a confiar en Dios, quien es viviente,
quien es el condenador de todos los dioses, que tienen ojos pero que no ven;
que mantienen a la gente bajo su dominio, alejados de la luz.
Pero todos los que hacen caso de la luz, ven a Dios, quien ve todas las cosas.

Jorge Fox

129.

Mis estimados amigos y hermanos,

Manténganse en la semilla de paz, la cual existía antes que existieran la enemistad y el adversario,
en la cual ustedes tendrán la vida y la paz, y la unidad y el dominio;
y en aquello ustedes verán como Cristo reina, quien existía antes de la fundación del mundo;
en quien ustedes pueden conocer su elección,
y sentarse en los lugares celestiales en Cristo Jesús, sobre todos los lugares terrenales de abajo,
y las tradiciones y costumbres viles de los hombres;
sentándose en Cristo Jesús se mantienen alejados de éstas cosas, porque él existía antes que ellas.
Y que todos los Amigos en todas partes le oren al Señor,
para exaltar su verdad para su gloria, y su reino que no tiene fin,
sino que es desde siempre y para siempre.

Jorge Fox

130. - A todos los Amigos, para que moren en la verdad, la vida de Dios, la luz, etc.

Amigos Todos,

Moren en la verdad;
en la casa de mi Padre hay muchas mansiones, dijo Cristo.
Y todos ustedes, que conocen la vida, no se alejen de ella.
No hagan caso de las palabras que no tienen vida;
sino que hagan caso de aquello que les deja ver y conocer al Padre.
Porque las montañas se levantarán, y se pueden levantar.
Pero esta es la palabra del Señor Dios,
y un encargo para todos ustedes en la presencia del Señor Dios, (vaya hacia otra referencia a la presencia)
consideren el poder y la vida, el poder que ustedes han conocido y probado anteriormente;
y éste los guardará, hasta el día de la salvación,
y éste los lleva a conocer el reino de Dios para permanecer en justicia,
y éste los llevará a comprender el engaño, y a descifrarlo,
y a llevarlos a estar encima del engaño del mundo.
De modo que ustedes que conocen el poder del Señor Dios, háganle caso,
y éste eliminará los cuestionamientos de sus mentes;
éste eliminará aquello que causa que vengan dificultades a sus mentes.
Pero si ustedes se alejan del poder, la parte formal se levanta en ustedes,
y ustedes comenzarán a ver las señales.
Pero el poder de Dios es el evangelio;
y ustedes que han recibido el poder de Dios, han recibido el evangelio;
y el que predique cualquier otra cosa es maldito, sí, aunque sea un ángel del cielo.
Porque Cristo es el poder de Dios, ante quien los ángeles deben inclinarse.
Y Cristo Jesús, quien nació (de una virgen), fue crucificado, y ascendió,
(y no hay otro), todos ustedes, que se han acercado a la luz,
esperen hasta que él nazca en ustedes, en todas sus personas.
'Yo soy la luz del mundo,' dijo Cristo, por medio de quien el mundo fue creado,
quien ilumina a 'cada hombre que viene al mundo
.'
Quien es el 'pan de vida, que vino desde lo alto;
y el que come de este pan vive para siempre.'

Ahora, cada uno de ustedes, teniendo la luz de Cristo, el pan de vida, esperen,
y con esto y a partir de esto ustedes verán, conocerán, y tendrán su alimento a su tiempo.
Todos los que vienen al mundo, teniendo la luz de Cristo Jesús,
quien no es del mundo,
y al acercarse a esta luz con la cual son todos iluminados,
se acercan a Jesucristo, de quien provienen.
Y así ninguno dirá 'He aquí está Cristo, o helo allá está Cristo;'
sino que todos verán a Cristo con la luz que viene de él,
(y verán al Padre, por medio del espíritu que procede del Padre y del hijo),
y la gloria que Cristo tenía con el Padre antes de la fundación del mundo.
Y todos tendrán dominio con la luz sobre todo lo que es contrario
en el hombre y la mujer, teniendo una luz de él,
que da la 'luz del conocimiento de la gloria de Dios, en la faz de Cristo Jesús,'
y esta luz brilla en sus corazones;
y allí todos sentirán su tesoro en la vasija terrenal,
y el poder que es de Dios
.
Ahora, el que se aleja de la luz, con la cual todos han sido iluminados,
va hacia la oscuridad, y va hacia las señales;
y corre hacia afuera mirando y diciendo: 'Helo aquí, helo allí.'
Yo he venido a ser una luz para el mundo, (dijo Cristo),
con la cual todos los que han venido al mundo han sido iluminado,
y esta luz es el pacto;
y cada uno de los que están en la luz,
está en el pacto con Dios.

De modo que Amigos en todas partes, mantengan sus reuniones,
(esta es la palabra del Señor Dios para ustedes),
y no hagan caso del 'helo aquí' o 'helo allí',
ni sean turbados;
sino que en todas partes hagan caso de la vida de Dios,
y no se alejen vagando de la verdad interior,
para que ustedes puedan ser guardados fuera de todas las tormentas crecientes, alborotos, y tempestades,
y con ella ustedes puedan ser guardados sobre el mundo, para aquel y con aquel que no es de este mundo.
Y tengan cuidado de negar la verdad;
y los que lo hacen, se alejan de la luz que está dentro de ustedes,
y así se van a la oscuridad, y se van hacia las señales.
Y aquellos que se alejan de la luz interior, se alejan de Emanuel,
del Salvador interior, Cristo Jesús, y de la verdad en las partes interiores
,
y del mediador entre ustedes y Dios, y de la vid;
y así, ustedes no llevan fruto para la gloria de Dios.
Y al alejarse de la luz en el interior, ustedes se alejan de la paz y el pacto con Dios;
y al alejarse de la luz interior, ustedes se alejan de la vida,
donde todos reciben la luz de la vida.
Y el que se aleja de la luz interior, se alejan del crecimiento que Dios da;
quienes se alejan de la luz interior, se alejan del ungimiento dentro de ellos,
y así no continúan en el hijo, ni en el Padre.
Todos los que se alejan de la luz interior se alejan del pacto de la vida eterna.
Pero todos los que caminan en la luz interior, la cual han recibido,
allí reciben el pan de vida, Cristo, de quien proviene la luz.
Y así, teniendo el alimento en el interior, ustedes no saldrán a recogerlo;
pero aquel que está en la luz, y cree en ella, llega a conocer la cosecha,
donde es juntado el trigo,
y la paja, la que ha de ser quemada con un fuego que no se apagará,
y el suelo será completamente limpiado
; y se conocerá la corona inmortal.

Por lo tanto, Amigos, todos ustedes manténganse en el poder,
y conozcan el poder de Dios los unos en los otros, y la vida que permanece en Dios;
para que puedan ser sacados de toda la sequedad y la esterilidad,
y puedan ser guardados en el espíritu y el poder viviente y eterno.
Y así, el Dios de gloria los guarde del mal que está en el mundo,
en la gloria, y en la unidad, todos en sus medidas.
Ahora, el poder de Dios nunca será sacudido;
aquello que ha de ser sacudido (o echado), está fuera del poder, y el poder permanece;
por lo tanto moren en el poder que derriba todo lo que puede ser sacudido, (o echado),
y levanta aquello que nunca puede ser derribado o sacudido.
Y para ustedes esta es la palabra del Señor Dios.
Y moren en eso, y manténganse en eso,
que los mantiene fuera y encima del conocimiento
de aquello que entra en la parte sensual; ambas cosas fallarán.
Por lo tanto moren en el poder y la vida de Dios;
esto comprende el mundo, y alcanza y comprende sobre todo.
En esto moren y vivan, aquí encontrarán su paz;
lo cual los mantendrán fuera de la contienda, y las combustiones, y los montones.
Porque todo esto llega a ser comprendido, encadenado, y derribado por el poder eterno,
y es atado y fajado para el fuego, y juzgado,
junto todo lo que nace a partir de ello, para que nada pueda reinar sino la vida misma;
y todo lo contrario, la suciedad y la escoria,
es consumido y quemado con el fuego que nunca se apagará.
Esperen para conocer todo esto, aquí está el camino de la justicia y la pureza;
y nada permanecerá sino la montaña del Señor.
Gloria al Señor en la belleza de la santidad, la cual se siente y se ve.
Y al mantener todo en la luz,
y caminar en ella, con la cual todos son iluminados, ustedes no pueden estar en la contienda;
porque la enemistad está fuera de la luz, y del charlatán vanidoso,
el cual llega a ser nada, sino que es juzgado y condenado.
Y cuando estén reunidos en la luz, escúchenla,
para que puedan sentir el poder de Dios en cada uno de ustedes.
Así llega a ser abierto el oído de ustedes para oír el consejo del Señor Dios;
y así llega a ser abierto el ojo para ver al Señor Jesucristo en medio de ustedes,
al estar todos ustedes sentados bajo sus viñas.
De modo que todos ustedes personalmente esperen en él, quien no recibió honor del hombre, ni se glorificó a sí mismo;
pero la luz, que ilumina a todos los que vienen al mundo,
es un testigo en contra de todos aquellos que buscan su propia gloria,
o que se glorifican a sí mismos, o dan testimonio de sí mismos.
Ahora aquellos que reciben honor del hombre, son de la luz,
tanto el que la da, como el que la toma;
y debe ser manchado, y la luz lo mancha, y lo condena.

De modo que para cada uno de ustedes, ésta es la palabra del Señor Dios,
conozcan al hijo de Dios revelado en ustedes.

Y conozcan la semilla, la cual es Cristo, para la cual es la promesa de Dios;
para que todos ustedes puedan testificar del la semilla de la mujer que hiere la cabeza de la serpiente en cada uno.
Para que todos ustedes puedan testificar que han ido hacia aquel que existía en el comienzo;
y a la semilla de la mujer, que hiere la cabeza de la serpiente
y cada uno de ustedes en sus propias personas.
Entonces todos ustedes llegarán a alimentarse del pan de vida que viene de lo alto.
Ellos testifican que son redimidos de la transgresión.
Pero, donde la semilla de la mujer (Cristo) no ha herido la serpiente de la cabeza,
y aquello que no permanece en la verdad, reina; en esto está el transgresor.
De modo que si reinar aquello que está fuera de la verdad, y si la serpiente es la cabeza,
ésta sembrará su semilla, su semilla saldrá de él, y su comida, y su alimento es el polvo;
porque él no se puede alimentar de la vida que habita en la verdad.
El que no habita en la verdad (la vida), su comida es el polvo y es atormentado.
Y los que están fuera de la verdad, están fuera de la adoración de Dios;
por los que son los que adoran del Padre, deben estar en la verdad y en el espíritu.
Y al estar en el espíritu y la verdad, ellos están fuera de la morada del diablo.
Todos los caminos falsos, y los seductores, y los engañadores, y los adoradores falsos están fuera de la verdad.
Y los adoradores de Jerusalén, y los adoradores de Samaria,
y la adoración que está en la montaña,
y los adoradores idólatras, y la adoración de los demonios;
todos estos están fuera de la verdad, y fuera del espíritu que no cambia.
Pero que están el la verdad y en el espíritu, ellos están encima del mundo,
y encima de aquel que no mora en la verdad;
sus pies están calzados con la verdad.
Por lo tanto, cada uno de ustedes que han venido al mundo,
al llegar a la luz todos ustedes vienen a su armadura,
ustedes vienen a aquello que los deja ver el pecado;
que es a armadura en contra de él;
es el ojo, con el cual ustedes pueden ver aquello que debe ser cortado y juzgado para la muerte.
Y en esta verdad, la cual es la luz, tenemos comunión los unos con los otros.
Y éste es el consejo del Señor Dios para ustedes:
"moren todo ustedes en el poder de Dios, el cual es el evangelio de paz."
Y el poder de Dios es la cruz de Cristo;
y ustedes que sienten el poder de Dios, ustedes sienten a Cristo; porque Cristo es el poder de Dios.
El poder de Dios no es más que uno, y la luz no es más que una,
y la cruz de Cristo no es más que una, la cual es el poder de Dios;
y el evangelio de la verdad no es más que uno, el cual es el poder de Dios, y no hay otro.
Ustedes que llegan a conocer estas cosas, no busquen otras.
Y Cristo es uno en el hombre y en la mujer;
Cristo es la semilla, para la cual es la promesa de Dios;
y allí todos esperan para encontrarlo, recibirlo.
'No saben ustedes que Cristo Jesús está en ustedes, a menos que sean reprobados,' dijo el apóstol;
de modo que si ustedes son reprobados, ustedes son los que miran y se maravillan en Adán,
en la transgresión, fuera de la luz, fuera de la vida, fuera del poder,
fuera de la verdad, fuera del camino, el cual es Cristo.
Pero al estar en la vida, ustedes están en el camino, en la verdad, en el poder de Dios,
en Cristo, fuera de la transgresión, en el segundo Adán, el Señor del cielo,
fuera de la transgresión del primer Adán.
Y si Cristo Jesús está en ustedes, el cuerpo de pecado está muerto, y ustedes son llevados hacia Dios;
y cuando Emanuel es conocido, 'Dios con nosotros' es testificado por cada uno de ustedes,
que son redimidos por él para sacarlos de la transgresión y así en el segundo Adán.
De modo que si Cristo Jesús está en ustedes, y ustedes en él, el cuerpo está muerto;
y ustedes están vivos a la justicia, y la muerte es llevada hacia la muerte.
Amigos, moren en la luz, y entonces ustedes morarán en el pacto con Dios,
y ustedes tendrán paz con Dios.
Y, amigos, moren todos en la luz, para que puedan recibir la sabiduría de Dios,
por la cual todas las cosas fueron creadas;
y con esta sabiduría ustedes pueden llegar a ordenar todas las criaturas.
Y sean humildes, como criaturas y niños pequeños, porque los niños pequeños reciben el reino.
Y así, todos conozcan la promesa que es para la semilla;
y conozcan la semilla de Dios los unos en los otros, para que no haya ningún maestro sino Cristo,
quien hiere la cabeza de la serpiente, donde están el debate y la enemistad,
las cuales son la causa de la contienda.
De modo que sea la semilla el maestro en el hombre y en la mujer,
para que el fundamento de la contienda, la cual quisiera ser el maestro, pueda ser derribado,
y la semilla, la cual la tumba no pudo retener, sea el soberano;
para que ustedes puedan testificar acerca de la roca contra la cual no pudieron prevalecer las puertas del infierno,
ni pueden tampoco prevalecer las tentaciones del diablo.

Jorge Fox

131.

Amigos en todas partes,

Moren en el poder del Señor Dios, el cual no tiene fin,
en el cual todos ustedes pueden tener unidad.
Y tengan cuidado de esforzarse por cosas terrenales,
lo cual es la parte no redimida que está fuera del paraíso y del jardín de Dios;
sino que con la sabiduría de Dios ustedes puedan llegar a ser ordenados,
y ordenar las criaturas por medio de aquello por lo cual fueron hechos y creados,
para que por medio de ello ustedes lleguen a ver que son gobernados.
Y después que aumenten las riquezas, tengan cuidado de poner sus corazones sobre ellas,
o ellas se convertirán en una maldición y una plaga para ustedes.
Porque cuando ustedes fueron fieles al principio, el mundo los evitaba
y no quería comerciar con ustedes;
pero después, cuando ellos vieron que ustedes eran fieles y justos en las cosas,
y justos y honestos en sus negocios y transacciones,
entonces ellos llegaron a hacer más negocios y transacciones con ustedes,
porque ellos saben que ustedes no los engañarán, ni los estafarán.
Entonces ustedes llegaron a tener más comercio, el doble de lo alguna vez tuvieron,
y más que el mundo.
Pero este es el peligro y la tentación para ustedes;
llevar sus mentes hacia sus negocios,
y estorbar sus mentes con cosas de negocios,
de modo que ustedes apenas podrán hacer alguna cosa para el servicio de Dios.
En cambio ustedes estarán llorando: mi negocio, mi negocio;
y sus mentes se irán hacia las cosas, y no pasarán por encima de las cosas;
y ustedes no van hacia la imagen de Dios, en la cual está el dominio.
Si sus mentes están en las riquezas y son así absorbidos,
ustedes volverán hacia aquello en lo que estaban antes;
y después, si el Señor Dios los contraría, y los encabeza por mar y por tierra,
y toma sus bienes y sus clientes de ustedes,
para que sus mentes no sean estorbadas;
entonces esa mente que es estorba, se inquietará, estando fuera del poder de Dios.

Y, Amigos, todos tengan cuidado con las luchas y las contiendas,
porque estas cosas acabarán con la semilla en ustedes.
No guarden ningún rencor ni abriguen ningún resentimiento
porque esto acabará con lo bueno en ustedes,
y ustedes sufrirán en sus propias personas en vez de morar en el amor y la vida,
y en el poder y la semilla de Dios, el cual es un estado honorable y real.
Y hablen y prediquen de eso en el exterior,
asegúrense que estén en la vida, y el poder, y la semilla de Dios, la cual edificará el cuerpo,
y no en una mente frágil, malhumorada, apresurada y ansiosa;
sino que moren en aquello que limita lo que es contrario,
para que aquello que edifica el cuerpo en amor pueda hablar.
Y todos tengan cuidado con las palabras vanas, y de balbucear palabras ociosas, sino en todas partes paren estas cosas;
para que el amor continúe en el cuerpo,
y que la semilla se pueda esparcir sobre todos, para que la unidad sea guardada.
Y Amigos en todas partes, si los Amigos son pobres, o tienen necesidad, o están en la prisión,
para que en la sabiduría ustedes puedan aliviar y mantener a los tales.
Y Amigos en todas partes, detengan el engaño, que quiere devorar y destruir,
el cual está fuera de la verdad, y la sabiduría verdadera.
El engaño debe ser limitado; que viola el espíritu de Dios.
Porque desde los días de los apóstoles, la iglesia verdadera ha estado en el desierto,
y la bestia, el falso profeta, el anticristo, y la iglesia falsa ha gobernado y reinado;
entre los cuales han habido muchos nombres y cuernos entre los cristianos apóstatas,
quienes se han profesado a sí mismos como ancianos.
Entre estos ancianos ellos han tenido gobernantes externos y terrenales,
quienes se han levantado desde los días de los apóstoles;
pero los que vienen a Cristo, quien era y es la cabeza del verdadero Cristiano,
él es su gobernante, por medio de quien todas las cosas fueron hechas.
Y cuando los cristianos apóstatas se salieron de las doctrinas de los apóstoles para ir hacia el mundo,
ellos establecieron muchos gobernantes entre ellos, y muchas cabezas;
cuando se salieron de la semilla de Dios en sí mismos, en el hombre y en la mujer,
ellos abandonaron a su cabeza, Cristo Jesús.
Y así, los que se salen de la semilla de Dios en sí mismos, y establecen otras cabezas,
ellos pierden la cabeza, la cual es Cristo Jesús;
y después llegan a estar cubiertos con oscuridad,
y la semilla llega a estar agobiada, como una carreta con gavillas.
Entonces los apóstatas se alejan de muchas maneras, y establecen muchas cabezas,
cuando ellos se alejan de la semilla en el hombre y la mujer, la cual es la única cabeza.
Y entonces surgen las luchas acerca de las cosas terrenales,
y la guerra habla con armas carnales acerca de cosas terrenales, y el interés propio,
y el honor del hombre y los títulos, y alrededor de sus iglesias, y religiones, y adoraciones,
y ministerios, los cuales han sido establecidos desde los días de los apóstoles, y desde la caída.
Los judíos sí mataron los paganos con la espada externa, y los unos a los otros;
pero Cristo Jesús, el príncipe de la vida, cumple la ley,
y termina con los tipos externos de los judíos, las figuras, y las sombras, las ordenanzas y las armas carnales.
Como rey de toda la tierra, él viene a salvar las vidas de los hombres,
y aún así asesina y 'mata con la espada del espíritu, la cual es la palabra de su boca.'
Y los apóstoles, que siguieron a Cristo, no lucharon contra carne ni sangre.
De modo que todos vienen a testificar a Cristo que reina y gobierna,
(quien es el príncipe de la vida, que salva las vidas de los hombres), y lo siguen,
no luchan con sangre ni carne, ni buscan destruir las vidas de los hombres.
Y así llega a ser conocida la sabiduría,
que es de arriba, que es pura y gentil, y fácil de rogar
;
no es sensual, carnal, ni diabólica.
De modo que en el tiempo de la ley habían luchas externas entre los judíos;
pero en el tiempo del evangelio de Cristo Jesús, quien vino a terminar con la ley,
ellos debían amar a los enemigos, y no matarlos;
y amar a los que los odian, y no a matarlos.
Pero en los tiempos desde los días de los apóstoles, en los tiempos de los cristianos apóstatas,
ellos han estado clamando de la espada externa otra vez.
La espada externa es el poder del dragón y de la bestia,
el príncipe de la muerte, que ha reinado desde los días de los apóstoles.
Pero los que llegan a seguir a Cristo, ellos llegan a reinar en espíritu,
sobre todos estos luchadores con armas carnales que se han levantado desde los días de los apóstoles.
Por lo tanto los que ahora han llegado hacia el poder del Señor Dios,
y a la semilla que es real, que fue elegida, antes de la fundación del mundo,
mantengan sus reuniones, y moren en el poder de Dios,
en el cual ustedes pueden conocer su imagen, y puedan ir a ella;
con lo cual ustedes pueden reinar espiritualmente, y tener dominio sobre el mundo,
y gobernar en él por encima de ellos y sus vanidades,
y derribarlos sin armas carnales, en el poder de Dios.
De modo que mantengan sus reuniones, tanto en particular como en general,
en el poder del Señor Dios,
y moren en la vida, y el poder, y la sabiduría del Señor,
para que toda la impureza que exista pueda por el poder del Señor
ser derribada y arrancada de raíz
;
y que tales cosas no tengan dominio ni autoridad entre ustedes,
aunque ellos nunca sean tan justos o excelentes de habla;
pero que todos los tales sean puestos bajo el poder del Señor Dios, quien debe reinar sobre él;
para que en la dulzura y la unidad ustedes puedan llegar a ser un aroma agradable para el Señor Dios,
y en los corazones los unos de los otros,
y que no haya impureza entre ustedes.
Y Amigos en todas partes, tengan cuidado de imprimir cualquier cosa más de lo que es requerido por el Señor Dios.
Y Amigos en todas partes, tengan cuidado de vagar de arriba para abajo en ocasiones innecesarias,
porque hay peligro de entrar en las palabras descuidadas,
lejos de la seriedad, el peso, y el aroma agradable.
Y Amigos en todas partes, tengan cuidado de ofender al mundo,
o a alguna persona, en tratos, o de extralimitarse con ellos;
sino que moren en el fresco, dulce, y santo poder del Señor Dios,
y en la justicia, para que pueda permanecer entre ustedes; y esto los mantendrá en la humildad.
Y Amigos en todas partes, tengan cuidado con la pereza y con dormir en sus reuniones;
porque al ser así ustedes serán malos ejemplos para otros, y se herirán a ustedes mismos y a ellos.
Y tengan cuidado de andar de arriba para abajo ministrando,
sino a medida que son movidos por el Señor Dios, o para hablar en las reuniones, o en cualquier otro lugar;
porque viajar a las tales es peligroso para levantarlos,
yendo entre reuniones establecidas, las cuales están establecidas.
Porque hay una diferencia entre los Amigos que se van al mundo,
y en venir entre aquellos que han venido a las reuniones silenciosas, y alimentarse allí;
porque aquello que puede ser conveniente para el mundo, puede que no lo sea para ellos.
Por lo tanto que todos vivan en la semilla, y la sabiduría, y el temor,
y consideren, antes que ellos se pronuncien, que la luz está encendida;
a través de lo cual todo puede ser establecido, y ellos mismos pueden ser lavados.
Y moren en la semilla, para que todos ustedes puedan conocer a Cristo que viene a reinar entre ustedes;
para que sea hecho y hablado por el poder y dentro del poder del Señor Dios,
esto es hecho y hablado, y no fuera de ello:
y en ello ustedes tendrán unidad en el registro de la vida,
en el cual puede venir el poder de Dios y la semilla de Dios,
que es el heredera de la bendición y la promesa;
para que ustedes puedan llegar a conocer el lugar donde no hay maldición,
y el poder del Cordero, el trono, la vida, el dominio.
Y en la sabiduría de Dios moren todos, para que sean un olor agradable para él,
y una bendición en los corazones de toda la gente;
para que nada pueda gobernar o reinar entre ustedes, sino la semilla misma, y la vida de Dios.

Jorge Fox

Que esto sea leído en sus reuniones.

132
Una epístola para los Amigos, para que todos se mantengan en la luz,
para cuidar los unos de los otros.

A todos los Amigos y hermanos en todas partes,
caminen en la verdad, y conózcanse los unos a los otros en la medida de la vida,
para que en ella sus mentes puedan ser guiadas al Padre de la vida;
y permanezcan en su consejo, para que él solo pueda ser amado con todas sus fuerzas,
con todas sus mentes, y con todas sus almas
;
para que ustedes puedan conocerse los unos a los otros en la vida y la luz,
para que ustedes sean guardados de los ídolos.
Porque si ustedes se conocen los unos a los otros en carne solamente,
ese amor que se levanta de ese conocimiento que es fingido, se marchitará,
y estará bajo la condenación de la luz.
Por lo tanto todos esperen en la medida de la vida, para que con ella sus corazones puedan ser unidos.
Y que ninguno sea apresurado, ni desee ninguna cosa;
aquel que desea su propia voluntad no recibe nada de Dios.
Porque 'ninguna profecía de las escrituras vino por voluntad humana.'
Pedro, que no era un hombre educado, sino por Cristo, vio esto.
Y la escritura es para el 'perfeccionamiento del hombre de Dios,'
lo cual se aprende de Dios, y no vino por voluntad humana.
De modo que ahora preocúpense de su crecimiento, y su perfección,
y su firmeza en la luz, en la cual está la unidad.
De modo que esperen todos en la luz, la cual viene de Cristo, quien es la cabeza,
de quien proviene el alimento
, que nutre el cuerpo y todos los miembros;
de quien proviene el pan de vida, el cual es de arriba, y el agua de vida.
Por lo tanto esperen todos en su medida, y caminen en su línea,
la cual es la luz que viene de Cristo, quien es su vida;
para que todos ustedes puedan tener adoración y consuelo en el mismo,
y cada uno de ustedes pueda ser guardado en el camino de la justicia y la paz
hacia el Señor, quien es justicia y paz.
Así se ve la esperanza bendita con la luz
que proviene de él por medio de quien el mundo fue creado.
Para que todos ustedes lleguen a testificar del pacto de la luz, la vida, y la paz,
y todos lleguen a tener dominio y gobierno sobre sus propios espíritus.
Si el espíritu del hombre no es dominado por el espíritu del Dios viviente,
éste desea la envidia, por lo tanto esperen y tengan esto en cuenta,
por temor a que sea revelada la desnudez que no está justificada ante la vista de Dios.
Y tengan cuidado con la presunción, por temor a que se salgan del Dios viviente;
sino moren en el espíritu, para que puedan reinar sobre todo aquello,
y lleguen a ser registrados en el libro de la vida, y esta vida existía antes de la fundación del mundo.
Y esto los lleva a verse y a leerse los unos a los otros,
como epístolas escritas en los corazones los unos de los otros,
donde ustedes llegarán a morar en unidad, amor, y paz,
en la vida del espíritu del Dios viviente, en al cual los santos tenían unidad,
lo cual los llevó a ser enseñados por el Dios viviente;
y así escribieron las escrituras, y fueron movidos por el espíritu santo.
De modo que ninguna profecía en el tiempo antiguo fue dada por la voluntad humana, sino que fue aprendida de Dios.
De modo que ahora ustedes están esperando en el espíritu en todas partes,
para ser enseñados por Dios el Padre de los espíritus,
su guía está presente con ustedes, y es una en todos ustedes, de acuerdo con sus medidas.
Y este espíritu es dado a cada uno de ustedes para que lo aprovechen;
y la escritura fue dada por este santo espíritu.
El mundo, que es sensual sin el espíritu santo, tiene las escrituras
pero ellos están luchando acerca de sus interpretaciones superficiales del significado de las escrituras.

Y allí está el mar, del cual se levanta la bestia, en pos de la cual se maravilló todo el mundo;
y allí está la madre de las rameras, con todos sus colores falsos,
cuyos ojos están fuera de la luz que viene de aquel por medio de quien el mundo fue creado;
allí pueden ir ustedes, y tener un nombre para vivir, pero están muertos.
Ahora, estén todos dispuestos a esperar en la medida de aquello que es eterno,
para que no se encuentre ninguna fornicación entre ustedes, ni engaño;
para que todos puedan llegar a recibir la sabiduría de Cristo, quien es la sabiduría de Dios.
Para que esta sabiduría pueda ser justificada en todos ustedes,
y que ustedes sean guardados en la luz, y aquello que es contrario es condenado.
De modo que todos ustedes sean alejados de la mortandad y la ociosidad,
en el temor del Señor Dios, y así se mantengan limpios sus corazones.
Y así el Señor Dios Todopoderoso los guarde.

Amigos, mantengan sus reuniones en todas partes, esperando al Señor,
para que puedan ser un olor agradable para él.
Y cuídense los unos a los otros con la medida del espíritu del Señor.
El Señor Dios Todopoderoso los preserve,
y los guarde en su voluntad, sabiduría, luz, vida y poder.

Jorge Fox

Que esto sea leído entre los Amigos.

133.

Amigos,

Caminen en sabiduría hacia todos los hombres, y sean amables con todos los hombres.
Porque los mansos heredarán la tierra, 'y recibirá la bendición.'
Y 'aquellos que tienen sed de justicia heredarán la justicia,' y la bendición.
Y los 'misericordiosos obtienen misericordia' y bendición.
Y 'los puros de corazón verán a Dios,' y recibirán la bendición.
Y 'Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.'
Y 'Bienaventurados los pacificadores, porque ellos son hijos de Dios.'
Y 'Bienaventurados son cuando son perseguidos por causa de la justicia,
porque de ellos es el reino de Dios;'
Y 'Bienaventurados son ustedes cuando los hombres los vituperen y los persigan,
y digan toda clase de males contra ustedes falsamente por causa de Cristo.'

Y es el amor el que edifica, y la edificación está en la fe más santa,
y esta fe es el don de Dios, la cual nos da victoria sobre el mundo;
y en esto está la bendición, lo cual purifica el corazón,
y esto es lo que nos lleva a agradar a Dios.
Y aquello que edifica es la fe viviente, y no la fe muerta;
y el amor se regocija en la verdad, y no en la iniquidad, porque esto no está en el amor.
De modo que ustedes que están en el terreno del Señor, (¡tomen nota!) y que son su herencia,
y están en el pacto con Dios, con él ustedes tienen paz;
y este pacto es dado a todo el mundo.
Pero aquellos que odian la luz están fuera del pacto con Dios,
y son condenados con la luz;
y aquellos a quienes la luz sí condena están fuera del pacto.

Jorge Fox

134.

Vivan en paz, todas mis queridas criaturas de Dios, unos con otros,
porque la paciencia obtiene la corona, y tiene la victoria.
Y vivan el la pureza por encima del engaño,
y respondan al testimonio del Señor Dios en cada uno.
Y manténganse en la semilla y la vida del Señor Dios,
para que ustedes puedan sentir la bendición del Señor Dios entre ustedes y sobre ustedes.

Permanezcan en aquello que les deja ver sus pecados, y ustedes verán a su Salvador,
quien existía antes de la fundación del mundo, aquel por medio de quien el mundo fue creado,
'glorificado con el Padre antes de la fundación del mundo;'
él será su estadía y su reposo.

Estimados amigos, moren en la semilla de Dios, conózcanla en todo ustedes,
para que ustedes puedan ver que ella reina, la cual es heredera del poder;
y vivan y moren en esto, y en esto mantengan sus reuniones.
Y nosotros debemos tener la paciencia para soportar toda clase de males
hechos o hablados en contra de nosotros por causa de Cristo, y regocíjense en ello.

Jorge Fox

135.
Para Francis Howgil y Eduardo Burrough.

Estimados amigos y corderos,

Pónganse la armadura de la vida, y el escudo de la verdad, y la coraza de la justicia,
para que ustedes puedan permanecer en la batalla en contra de los filisteos, y los enemigos de Dios,
siendo dirigidos y guiados con el espíritu hacia Dios, el Padre de los espíritus;
para que lo que ustedes engendren pueda ser para él y para su imagen,
y para que aquello que ustedes presentan, pueda ser perfeccionado. Así que hagan caso de esto.
No siembren escasamente, porque el Señor tiene una semilla en ese camino.
De modo que el Señor Dios Todopoderoso los guarde.
Y agiten en el exterior mientras la puerta esté abierta, y la luz brille;
y así continúen en aquello que les deja ver el mundo, para comprenderlo,
y para ver lo que está encarcelado por causa de él y que sufre por causa de él.
De modo que el Señor les de un entendimiento en todas las cosas,
y que su brazo vaya con ustedes, para que ustedes puedan ser para su gloria.
¡Y que la bendición del Señor esté con ustedes!

Estimados Francis y Eduardo, esperen en la vida de Dios,
para que ustedes puedan ser dirigidos por ella y guardados para recibir la sabiduría de Dios,
para que ustedes puedan ordenar todas las cosas con ella,
y ser manifestados al testimonio de Dios en todo aquello que ustedes pueden engendrar para Dios;
para que como buenos aradores, y buenos trilladores que ustedes son, puedan sacar el trigo.
De modo que el Señor Dios Todopoderoso los guarde y los preserve.

Jorge Fox

136. -A los Amigos, para que moren en aquello que mantiene la paz.

Estimados Amigos,

Moren en aquello que guarda su paz, y comprende el engaño,
y responde a aquello de Dios en cada uno.
Y que los Amigos mantengan sus reuniones, y nunca escuchen los cuentos, y las cosas en el exterior;
sino que guarden su paz, y conozcan la vida y el poder, la unión y la comunión,
que permanece en Dios, en aquello y con aquello con lo cual ustedes pueden permanecer sobre el mundo
en el poder, la vida, y la sabiduría, y así ser guardados para la gloria del Señor Dios.
De modo que el Señor Dios Todopoderoso los guarde en aquello que es puro.

Jorge Fox

137.

Amigos,

Que la sabiduría de Dios tenga la estancia en sus mentes,
y que sea el fin de todas sus palabras;
tengan cuidado de ese espíritu que nos aleja de ella para llevarnos a cualquier cosa.
Viene un día en el cual algunos desearán que hayan caminado en la sabiduría,
como tocando las debilidades los unos de los otros, o las fallas los unos de los otros;
porque ¿qué saben ustedes, que pueden permanecer o pueden caer en el día de la prueba de Dios?
Entonces muchos, que han sido inestables,
desearán que ellos hubieran guardado sus secretos en sus pechos,
y que hubieran buscado restaurar todo en la sabiduría de Dios, y no esparcir;
como lo hace ese espíritu que no puede llevar o cubrir las debilidades de los unos por los otros
quienes todavía están en el desierto, donde las pruebas son muchas.
He visto un gran peligro en esto.
Por lo tanto tengan cuidado de ese espíritu que no puede tolerar al uno con el otro,
o perdonar los unos a los otros; porque aquello que no puede, descubrirá en vez de cubrir,
y pondrá una nube sobre muchos, donde sea que es recibido,
y levantará lo contrario en muchos, y velará al justo, (puede ser en reuniones completas),
por falta de sabiduría para permanecer en el espíritu manso,
el cual prueba a todos los espíritus, y les da una vista clara de las cosas.
Por falta de esto muchos pueden ser echados, y escasamente ser restaurados otra vez.
Por lo tanto yo digo, lean sobre los muertos, y aquello que obra en la naturaleza,
y alcancen el testigo en cada persona;
para que ustedes puedan permanecer para Dios, y Dios los bendecirá en el día de la prueba.

Jorge Fox

138.- A los prisioneros

Amigos,

Ustedes que son los prisioneros del Señor Jesucristo en las ligaduras externas,
que testifican de aquel por quien el mundo fue creado, quien es el Rey de los santos,
y que son de él, y que llegan a estar bajo su dominio y gobierno,
ustedes no se pertenecen;
sino que son comprados con su sangre
, la cual los lava y los limpia,
y los justifica, cuyos cuerpos son su templo.
Aunque él soporta que ustedes estén encarcelados, aún así sus cuerpos son guardados en su poder,
y sus espíritus también
; y ustedes testifican por su maestro,
por su rey, por su profeta, por su pacto de luz, por su sabiduría de Dios,
(aquel por medio de quien todas las cosas fueron creadas),
por la palabra y el poder, por medio de lo cual todas las cosas fueron creadas y sostenidas,
en contra de los poderes de la oscuridad, los que están fuera de la luz, fuera de la verdad,
quienes no pueden atar, detener ni limitar el poder ilimitado,
el cual está por encima de él, y lo comprende.
Aquellos que son nacidos del mundo, y en el poder que sostiene todas las cosas,
sobre aquello, y en el poder del maligno, tienen victoria, y cantan sobre el profeta falso.
Porque el diablo era engañador, que no permaneció en la verdad;
y allí está el profeta falso, que habla por sí mismo, y no del Señor;
y allí está la bestia, que hace guerra en contra del cordero y sus santos,
quienes testifican del testimonio de Jesús, y la palabra de Dios.
Por lo tanto obedezcan la palabra de Dios, ustedes hijos de la luz,
que están en la luz, que viene de la palabra;
obedezcan la palabra de Dios, la cual es un martillo, y es como un fuego,
y es más cortante que una espada de dos filos.
Y ustedes que son del Señor, no se pertenecen;
sino que aquellos que están en su propio tiempo, no ven el tiempo que está en la mano del Padre;
su tiempo es siempre, y hacen su propia obra,
y no las obras de Dios, las cuales hizo el hijo de Dios.

Jorge Fox

139.

Amigos,

Conozcan la oración en el espíritu, y con el entendimiento;
entonces ustedes llegarán a conocer los suspiros y los gemidos que no pueden ser pronunciados.
Porque los que no tienen el espíritu que nos dio las escrituras para guiarnos,
son como eran los fariseos, en las oraciones largas, y en la ira,
y en la duda, y no levantan las santas manos.
Esto hace la diferencia entre orar en el espíritu,
y las oraciones largas de los fariseos, que devoraron las casas de las viudas.

Y ninguno tiene la luz como está en Jesús,
sino aquel que tiene la luz con la cual Cristo lo ilumina.
Y ninguno tiene la verdad,
sino aquel que conoce la luz que viene de Cristo, la verdad.
Y ninguno viene al Padre,
sino aquel que tiene la luz que viene de Cristo, la cual lo guía.
Ni ninguno tiene al hijo,
excepto aquel que tiene la luz que viene de él.

Porque al morar todos en la luz que viene de Jesús, ésta nos aleja de las guerras,
nos aleja de la contienda, nos aleja de las ocasiones de guerra,
y nos aleja de la tierra hacia Dios,
fuera de la mente carnal hacia la mente celestial;
y lleva las mentas a estar en el cielo.

Jorge Fox

140.- A los Amigos, con respecto a recaudar sus sufrimientos, etc.

Amigos en todas partes,

Que sufren por no pagar los diezmos, y son servidos con órdenes judiciales para comparecer en Londres,
tomen copias de sus citaciones y órdenes judiciales, para que ustedes puedan tenerlas cuando comparezcan,
para mostrárselas a la corte;
a través de lo cual ustedes pueden mantenerse por encima de los perseguidores y los hacedores del mal.
Y guarden una copia de todos sus sufrimientos por los diezmos en cada condado,
para que aquello que es causa de sus sufrimientos pueda ser puesto sobre sus cabezas.
Y a todos los Amigos que sufren encarcelamientos, o que son multados por no jurar,
mantengan una copia de sus sufrimientos en cada condado,
y los nombres de los hombres que les causan sufrimientos, por causa de los diezmos, y por no jurar.
Y todos los Amigos que sufren por no dar dinero para reparar las iglesias,
mantengan una copia de sus sufrimientos, en cada condado, y por causa de quien.
Y a medida que ustedes sufran por estas cosas,
o por no inclinarse ante ningún engaño,
que una copia simple y verdadera sea enviada a Londres.
Y los que son amados por el Señor para ir hacia las iglesias,
y son golpeados, derribados, o encarcelados;
que una copia de todos tales sufrimientos sea enviada como fue mencionado anteriormente,
para que estas cosas sean puestas sobre las cabezas de aquellos que causaron los sufrimientos.
Y si alguno es golpeado o herido al ir hacia las reuniones,
o atacado o herido en las reuniones, o sacado de las reuniones o encarcelado;
que copias de estas cosas sean tomadas, y enviadas como fue mencionado anteriormente,
por mano de dos o tres testigos; para que la verdad sea exaltada,
y para que vivan en el poder y la vida de Dios.
Y si algún Amigo es citado con órdenes judiciales, o convocado
a comparecer personalmente para responder acerca de los diezmos, que lo hagan,
para que la verdad pueda permanecer sobre la cabeza del mentiroso;
la cual puede responder acerca de la verdad en cada uno.
Y a medida que son movidos, sean obedientes a la verdad, para que nada pueda reinar sino la verdad.
Aquellos que dicen que ustedes deben comparecer personalmente, y cuando ustedes aparecen,
dicen que ellos no querían decir eso, sino que ustedes debían comparecer por medio de un abogado;
esto no es verdad, esto está compuesto por una mentira,
y debe ser juzgado por aquellos que moran en la verdad.

Si algún Amigo es inspirado a escribirles a los que les causaron sus sufrimientos, que lo haga;
sin embargo que envíen copias de sus sufrimientos como se mencionó anteriormente.
Y también cualquiera que sufre por no quitarse el sombrero por asuntos de conciencia,
que envíe copias de estas cosas de la misma manera.

Jorge Fox

Que esto sea enviado entre todos los Amigos en todos los condados de esta nación.

141.- A los Amigos, para que reúnan sus sufrimientos y los pongan ante los jueces.

A todos los amigos en todas partes,

Que están en cualquier sufrimiento, que sus sufrimientos sean juntados en cada condado,
ustedes que han sufrido por mano de los jueces, guardias, o alguaciles;
que sus nombres sean puestos con sus sufrimientos, y uno o dos nombres como testigos,
y los nombres de los que causaron sus sufrimientos.
Y después que hayan juntado sus sufrimientos en cada condado,
en el condado de donde vienen los jueces, que sus sufrimientos sean puestos antes ellos,
quienes son enviados desde la cabeza y las cabezas de la nación,
(y esta nación o naciones deben ser gobernadas como una familia,
en justicia y verdad, y juicio, y rectitud.)
Porque aquel que es la cabeza en la nación, le da sus cargos a los jueces;
porque todos ellos son sus siervos.
Los jueces vienen hacia varios condados, y los condados son como sus familias;
y ellos les dan sus cargos a los jueces, comisarios, jurados, alguaciles y guardias.
Los jueces y alguaciles de los condados,
ellos deben ver su lugar como a sus familias;
los guardias principales y otros guardias en sus lugares, como a sus familias;
y el guardia debe cuidar a su pueblo como a su familia.
Los jueces les presentan sus cargos a todos en sus lugares.
Ahora, estos no juzgan ni hacen justicia,
alguaciles, jurados, guardias, que no obran justa, recta o equitativamente;
al reunir los sufrimientos, de manera corta y verdadera,
y sus acciones que no han sido justas y rectas,
quienes causaron que los justos sufrieran y la verdad cayera en sus puertas, y en las calles,
esa equidad no puede entrar, (porque la equidad no puede entrar donde la verdad ha caído;
porque aquello que permite que entre la equidad es la verdad.)
Reúnan estos sufrimientos en cada condado,
de quienes sufren a mano de los injustos e impíos, y los entregan ante los jueces
para que ellos puedan verlo; para que ellos puedan juzgar justamente
y vean lo que ha sido hecho en la familia a quien ellos les dan su cargo,
y lo que los siervos de sus amos han hecho, jueces, alguaciles, guardias.
Y si el juez que se sienta en la puerta no juzga rectamente,
ni ruega por la causa de los inocentes, ni ayuda a los indefensos,
ni rompe las mandíbulas de los impíos que rompen y rasgan a los inocentes,
(sino que son son ligeros y vanos), Dios, quien es justo, está listo para rogar por su causa,
y para juzgar y echar fuera a los jueces injustos.

Porque Aquel que juzga entre los jueces,
(y alivia a los oprimidos, y ayuda a los inocentes,
y fortalece a las manos débiles y a las rodillas frágiles,
y da justicia a todos los que la aman,
a todos cuyas intenciones son rectas y sencillas)
entrega un juicio verdadero que es agradable para sí mismo en cada uno,
y cruza los fines y las intenciones de cada uno que es de esto,
y da un juicio sobre los injustos.
Y que una copia de todos sus sufrimientos,
los cuales son llevados a los jueces en cada condado, sea guardada y
enviada a aquel que es la cabeza en la nación,
(quien envía a los jueces como a sus siervos),
para que él pueda ver, medir, y pesar, lo injustamente que han juzgado,
y lo que sus siervos han hecho, lo cual causa la división de su familia;
y por la falta de juicio en las calles,
la equidad no puede entrar porque la verdad ha caído.
Y al ser puestas estas cosas sobre las cabezas de la nación
para que ellos puedan sentir o ver que el juicio de Dios es justo;
y vendrán sobre ellos si no juzgan justamente,
y no miden justamente, y no pesan verdaderamente.
Para que en cada circuito y sesión de tribunal
los sufrimientos de todos los Amigos sean reunidos y enviados a cada juez en su circuito,
una copia de dichos sufrimientos, (que fueron puestos de esta manera ante un juez),
pueda ser traída después y enviada a la cabeza de la nación;
esa verdad, rectitud y justicia pueda reinar,
y los Amigos estén libres de la sangre de todos los hombres.
Para que la semilla de Dios pueda reinar, la cual reina sobre todos los impíos.

Jorge Fox

142.

A todos mis estimados amigos,

Mantengan sus cabezas sobre las aguas y el mar, en las cuales hay una tempestad.
No teman al diablo, ni a todos sus dardos y armas,
ni a todos sus soldados e instrumentos que él mantiene en su liga;
sino obedezcan el poder de Dios y la luz de Jesús,
y vístanse, y pónganse la armadura de la luz, y el yelmo de la salvación,
y la coraza de la justicia, el escudo de la fe,
en la cual ustedes tienen la victoria, y la unidad, y el acceso a Dios.
Y moren en la paciencia y el amor a Dios, y los unos a los otros;
porque el cordero tiene la victoria sobre todos ellos,
la bestia salvaje en el campo o en el desierto, quien han caído y se ha alejado de Dios.
Y aunque los cuernos de estas bestias sean muy largos, aún así el cordero los conquistará;
quien obtiene la victoria, y vence, y quita el pecado.
Y el cordero tiene sabiduría, el cordero tiene poder;
síganlo, entonces tendrán su mente, sabiduría, y paciencia;
y en esto ustedes seguirán al espíritu de la verdad, y serán dirigidos por él
(en contra de lo cual no hay ley) en lo cual hay vida y paz,
y compañerismo con el hijo y el Padre, y todos los santos, y sus palabras.
Por lo tanto vivan en la verdad, y así vivirán en Cristo, quien es el camino, quien vive,
quien existía antes que existiera la falsedad,
y en esta falsedad están los muchos caminos en el desierto.
Y viviendo en la verdad ustedes viven en el amor y la unidad,
sí, en aquello que existía antes que la enemistad y la imperfección;
y en esta verdad está toda la perfección de amor, y vida, y luz
y en esta luz, vida, y verdad está el camino a Dios,
en quien está la iglesia, de la cual Cristo es la cabeza.
Y los que vienen a esta iglesia, vienen hacia Dios el Padre de nuestro Señor Jesucristo.
Y los que quienes vienen a Dios, llegan a estar en la luz, la vida y la verdad.
Y ese es el camino en el cual la gente es renovada
en la imagen de Dios de santidad y justicia
otra vez, en la cual se ve a Dios.
Y este camino está fuera de los caminos del hombre,
que han caído de la imagen de la justicia de Dios y la verdadera santidad;
y en este camino están todos los vagos sin destino separados de Dios, fuera de la vida.

Jorge Fox

143.

A todos los amigos y hermanos,

Vivan en la semilla noble de Dios, que tiene la promesa de la vida,
la cual es la piedra principal y angular, Cristo establecido sobre todos,
en quien está la vida eterna y la plenitud para todos ustedes, en la vida, la paz, y la sabiduría.
Y la semilla de Cristo destruye al diablo y sus obras,
y esta semilla, Cristo, vive para siempre.
Sientan y conozcan aquello en ustedes que nunca tendrá un fin;
y entonces ustedes conocerán aquello que permanece y continúa
cuando el diablo y sus obras sean destruidas y se hayan acabado.
La semilla permanece, Cristo, el poder de Dios, el cual está por encima del poder del diablo.
En Cristo está la unidad de los santos, que es eterna;
la cual nos lleva a la iglesia que está en Dios.
De modo que vivan en el poder del Señor Dios y la semilla,
la cual está por encima de todo aquello que no es su vida pura;
en la cual todos ustedes tienen la unidad que no tiene fin.
Mi amor es para ustedes en la semilla, en la cual está la vida.

Jorge Fox

144.

Amigos,

No obtengan el conocimiento en la parte no santificada y no regenerada.
Porque el conocimiento no santificado que es declarado
no será oído ni entendido por aquellos a quienes es declarado.
Ni las palabras que vienen de la parte no santificada y no regenerada,
se pueden sentir saliendo de ustedes con gozo y vida;
porque la parte equivocada de ustedes glorificará y hará alarde, y se jactará y dirá,
he hecho esto, y he dicho esto;
y no me he gloriado en el Señor.
De modo que esto no satisface, y el espíritu en la prisión no es refrescado por esas cosas.

Jorge Fox

145.

Amigos,

Cuando haya contienda entre alguno de ustedes,
obedezcan la luz para que la juzgue y la condene.
Con la luz sus mentes pueden ser guiadas hacia Cristo, donde no hay contienda,
para aprender de él, y para condenar todas esas cosas con la luz,
la cual le daría al mundo un fundamento para reprochar la verdad, y para ver su desnudez.
Porque aquello que está fuera de la luz caerá y se confundirá a sí mismo.
De modo que obedezcan aquello que guarda la paz de ustedes, y condena aquello que lleva hacia la debilidad;
Lo que da cabida al prejuicio, se aleja de la luz.
La debilidad y el prejuicio deben ser condenados
con la luz que lleva hacia Cristo, el pacto de paz.
Y donde hay contienda que lleva hacia muchas palabras,
las tales eventualmente se marchitarán y estarán bajo condenación.
Las tales deben estar en silencio y obedecer aquella que las condena;
para que la vida en ellas se pueda levantar hacia donde no hay contienda.
Porque donde los espíritus de los hombres son altivos, algo está agitando que debe ser mantenido abajo;
tengan cuidado que no llegue a gobernar.
De modo que primero aprendan del ministerio de condenación en sí mismos,
para que la vida pueda levantarse, antes que el ministerio en el espíritu sea conocido
,
que predica la paz por medio de Jesucristo, en quien no hay contienda.
Por lo tanto esperen para conocer el tiempo del silencio y obedezcan aquello que los condena.

Y Amigos, que la paciencia y moderación de ustedes sea conocida a todos los hombres;
porque nada bueno se consigue con la contienda, porque ésta está fuera de Cristo en voluntad propia,
lo cual debe ser condenado con la luz (donde está la unidad),
la cual viene de Cristo, y nos lleva hacia Cristo, el pacto de vida.
Y tengan cuidado, Amigos todos,
de causar que su nombre sea blasfemado por ustedes entre los paganos,
sino que obedezcan y esperen para recibir el amor de Dios
el cual lleva todas las cosas, y soporta todas las cosas;
y así llega a recibir la armadura de la justicia,
la cual apaga todos los dardos ardientes de Satanás
,
para que la paciencia que aguanta y soporta todas las cosas sea testificada.

Jorge Fox

146.- A los Amigos en Irlanda.

Amigos,

Sientan todos el poder del Señor Dios en ustedes mismos para guiar sus mentes hacia Dios,
y para darles dominio sobre toda debilidad,
y para fortalecerlos y sanarlos.
Y no miren hacia afuera, sino que todos sientan el poder de Dios en sus personas,
y dejen que su fe permanezca en esto;
entonces ustedes tendrán unidad, y en eso ustedes tendrán dominio y victoria,
y los mantendrá en orden.
En lo cual ustedes tendrán virtud, y en lo cual ustedes sentirán el espíritu,
en el cual ustedes tendrán comunión y consuelo.
Y sean humildes y estén quietos en la vida y el poder, y no apresurados ni precipitados;
para que ustedes puedan responder a eso de Dios en todos en la vida y el poder,
que clama por paz y reposo.
De modo que moren en el amor de Dios, esto les advierto y les encargo a cada uno de ustedes;
su fe permanece en esto y en el poder de Dios,
entonces ustedes sentirán la presencia del Señor Dios entre ustedes.

Jorge Fox

147.- A los Amigos en Gales.

Amigos,

Vivan en la sabiduría del Señor, porque esto es lo que los mantiene puros,
y animados, y amables, por encima de aquello que es bajo.

Y vivan en el aumento de Dios, y en su virtud, poder y amor,
para que por medio él sus corazones puedan ser establecidos y llenos de esto mismo.
Que la justicia y la verdad en todas las cosas esté entre ustedes,
y Cristo Jesús sea conocido en medio de ustedes como un profeta, sacerdote y rey,
(quien los ha reunido en su nombre), para inspirarlos y revelarles a ustedes,
y para gobernarlos, quien es el espíritu avivador en quien los sacrificios espirituales son ofrecidos.
Por lo tanto, yo digo, conozcan a Cristo, quien es la sustancia de todos los tipos, figuras,
y sombras, por medio de quien el mundo fue creado,
quien destruye al enemigo entre la gente, y al diablo (el autor de la enemistad);
En Cristo está tanto la vida como la paz.
La ofrenda elevada era una figura de Cristo, la única ofrenda;
los sacerdotes, y la ley, y el primer pacto,
eran figuras del pacto eterno, Cristo Jesús.
Juramentos que terminaron con la contienda en el tiempo de la ley y antes,
eran figuras de Cristo, el juramento de Dios, quien juró por sí mismo;
y Cristo Jesús termina este juramento,
y destruye el diablo, el autor de la contienda,
y lleva a la gente al sí y al no,
que juzga el juramento falso y termina con la verdad.
Porque no habían juramentos antes de la caída;
de modo que no habrá ninguno en la restauración y la redención de Cristo.

Ellos ven su doctrina renovada otra vez (en la medida) hacia la imagen de Dios,
y se han ido hacia la obediencia, a la doctrina de Cristo
y la del apóstol, como lo fue en los tiempos primitivos;
y vean el fundamento de los juramentos entre los judíos,
y vean el fundamento del juramento surgiendo desde el día de los apóstoles,
entre los apóstatas de la práctica primitiva en la iglesia en los días de los apóstoles.
Y ellos ven que los juramentos no fueron dados al hombre antes de la caída,
y ven que no deben estar en la restauración;
ni estaban en los tiempos primitivos, ni en el comienzo, de acuerdo a la doctrina de Cristo,
quien es el primero y el último, quien debe ser obedecido, y su doctrina,
quien es la piedra principal y angular.
Y ahora la novia es su esposa, que sale del desierto,
a donde ella ha sido llevada, y ha sido alimentada por Dios
en este tiempo de la bestia, del dragón, de la iglesia falsa, y la adoración de la ramera,
la cual se ha levantado desde los días de los apóstoles.
Por lo tanto caminen todos en la luz del cordero, para que puedan ser lavados por su sangre;
para que por medio de ella y el testimonio del Señor Jesús ustedes puedan vencer.
Y reúnanse en el poder de Dios, y en este poder guarden sus reuniones;
para que cada uno de ustedes pueda heredar el poder de Dios,
y así llegar a sus propias herencias.
De modo que vivan en el amor, la paz, y la unidad, los unos con los otros;
porque el cuerpo se edifica a sí mismo en amor.
¡Y la gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con ustedes, amén!
Para enseñarles, y para sazonar y establecer sus corazones, y llevarlos a su salvación;
y vivan en esto que estaba antes de la enemistad.

Jorge Fox

148.- Una exhortación a la oración ferviente y la fe segura,
en el tiempo de los problemas y ejercicios más grandes.

¡Oh mis estimados amigos y hermanos en todas partes!

Que todos sus llantos y oraciones sean para el Señor con corazón sincero,
en su espíritu y poder, y creyendo en Dios por medio de Cristo,
para recibir la respuesta a sus oraciones y llantos.
Porque los oídos del Señor están abiertos a los llantos de los pobres y afligidos.
De modo que, que sus llantos sean día y noche para él, quien se preocupa de ustedes en todas sus angustias.
Porque Cristo es afligido en nuestras aflicciones.
Y es oprimido en todas nuestras opresiones.
Y es encarcelado en todos sus encarcelamientos.
Y sufre con todos sus sufrimientos.
Y en todas sus persecuciones es perseguido.
'Saúl, Saúl, ¿por qué me persigues?' dijo Cristo.
Y, Amigos, manténganse alejados de las modas vanas del mundo en su manera de vestir,
y no corran detrás de cada nueva moda que el mundo invente o establezca.
Manténganse en las modas sencillas, para que ustedes puedan juzgar la vanidad del mundo
y su espíritu, en sus modas vanas, y muestren un espíritu constante en la verdad y la simplicidad.
Y sean moderados y castos en todas sus familias,
y en todos sus encarcelamientos manténganse en el ayuno al Señor,
el cual rompe el yugo de la iniquidad,
por medio del cual crece la salud de todos.
Y ustedes también pueden ver cómo Cristo Jesús nos anima a orar, Marcos 13:33.
'Mirad, velad y orad: y lo que les digo, se los digo a todos, velad."

Y en Lucas capítulo 11 versículos 5-13, donde él nos aconseja a orar más,
donde Cristo dice, "¿Quién de vosotros que tenga un amigo,
va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes,
porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante;
y aquél, respondiendo desde adentro, le dice:
No me molestes; la puerta ya está cerrada,
y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos?
Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo,
sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite.
Y yo os digo: Pedid, y se os dará;
buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
Porque todo aquel que pide, recibe;
y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.."

Y por esto Cristo nos anima a llamar, orar y buscar.
"¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra?
¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?
¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?
Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos,
¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?"

Y así nos sigue animado a orar. Lucas 18:1-8.
Él les dijo una parábola, sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar,
diciendo, "Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre.
Había también en aquella ciudad una viuda,
la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario.
Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí:
Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre,
sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia,
no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. "
Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto.
¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos,
que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?
Os digo que pronto les hará justicia."

Así que tengan en cuenta la promesa de Cristo que no cambia, sino que será cumplida.

Y Cristo relata la parábola del fariseo, (quien era un hombre que oraba públicamente),
y del publicano, que estando lejos, clamaba por misericordia
;
quien al tener temor, estaba más justificado que el fariseo,
quien estaba orando públicamente.
De modo que oren en el espíritu y en la fe; sin dudar ni vacilar.
Y busquen y velen en el espíritu, cada uno en su medida, que ustedes han recibido,
y sean así guardados;
y Cristo, quien es la vida, los inspirará, y el espíritu les dará un entendimiento,
y les hará distinguir el estado de pedir, y de no recibir,
y de buscar, y de no encontrar, y de orar en la vacilación y en la duda,
lo cual no es en el espíritu de Dios.
Sino que pide en la naturaleza que duda, y los consumiré en sus deseos.
De modo que pidan en la fe, la cual nos da la victoria sobre la naturaleza vacilante e incrédula.
Y lo que ustedes pidan creyendo les será dado; es la promesa de Cristo.
Juan 14 ver. 13-14. Porque Cristo dijo: "Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre,
lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.
Si me amáis, guardad mis mandamientos."

De modo que las oraciones de todos les están aseguradas,
y sus pedidos son efectuados en su obediencia,
y amando a Cristo, y obedeciendo sus mandamientos.

Jorge Fox

149.- A los Amigos, para que se conozcan los unos a los otros en la luz.

Amigos en todas partes,

Reúnanse y esperen en la medida del espíritu de Dios,
para que con él sus mentes sean guiadas hacia Dios, para recibir sabiduría de Dios.
Para que todos ustedes lleguen a saber cómo pueden caminar hacia él en su sabiduría.
Para que ésta sea justificada en ustedes, y ustedes sean guardados en ella para Dios, y sean glorificados.
Y, Amigos, reúnanse y conózcanse los unos a los otros en aquello que es eterno,
que existía antes de la fundación del mundo.
Porque al conocerse los unos a los otros solamente en la carne y la letra,
esto los diferencia poco de las bestias del campo;
porque lo que saben lo saben naturalmente.
Pero al conocerse todos en en la luz que existía antes de la fundación del mundo,
esto los diferencia de las bestias del campo,
y del conocimiento del mundo,

y los lleva a conocerse los unos a los otros en la semilla elegida que existía antes de la fundación del mundo.
Y si ustedes se alejan de esta luz, se hacen extraños;
y si así descuidan sus reuniones, se enfrían,
y sus mentes se van hacia la tierra y se ponen cansados y perezosos,
y descuidados, y pesados, y emborrachados, y apagados, y muertos.
Entonces ustedes pueden hablar de cosas que fueron inspiradas alguna vez por la luz,
aunque ahora ustedes estén alejados de ella.
Pero todo eso es condenado con la luz que está en la unidad.
Y en esta (luz) está la comunión con el hijo, de quien proviene la luz,
la cual los mantiene animados, la cual los aleja de pereza,
y de todas estas cosas que fueron mencionadas anteriormente, las cuales son contrarias a la luz;
y el que se aleja de ella, se va hacia ella.
Por lo tanto esperen y caminen en la luz,
para que puedan tener comunión los unos con los otros.
Yo les encargo a todos ustedes, en la presencia del Dios viviente,

que ninguno de ustedes se jacte más allá de su medida de luz;
porque si lo hacen serán bofeteados.
Porque los tales se van hacia la presunción, y así al reproche.
Y ese espíritu no tomará el reproche pacientemente, sino que se levantará en presunción;
lo cual debe ser condenado con la luz, la cual es la unidad,
que nos guarda de la desesperación y la presunción.
Ellos se alejan de la luz, la enemistad entra en ellos,
y la envidia, y el homicida se levanta por dentro y mata a los hombres;
y ninguna persona tal tiene la vida eterna morando dentro de él
, porque está alejado de la luz
la cual viene de Cristo Jesús, quien es la vida.
Todos los que moran en la luz que viene de Cristo, llegan a recibir la vida eterna.
Y así el amor de Dios es esparcido exteriormente en el corazón;
y al morar en el amor ustedes moran en Dios,
y el amor eterno fluye de la vida,
y esta vida viene del Padre de la vida, cuyo amor no cambia.
Y así con la luz (y ustedes morando en aquello que lleva hacia la vida)
ustedes llegarán a testificar de la fe no fingida, y la humildad que no es fingida,
y la fe que obra por amor, la cual purifica el corazón;
esperando en la luz que viene de Cristo Jesús, esto es recibido de él.
Porque con la luz el hombre se ve a sí mismo,
y esta (luz) viene de Cristo, quien es el autor y consumidor de su fe;
y esta fe le da la victoria
sobre aquello que él ve que es contrario a la luz y a la palabra.
Y ésta es la única fe;
y así son conocidos y vistos el primer Adán y el segundo Adán.

Jorge Fox

Que esto sea leído entre los Amigos en todas partes.

<arriba><cartas anteriores><próximas cartas>

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino


Arriba | Quienes Somos | Inicio