La Cruz Perdida de la Pureza



 EPÍSTOLAS 200-217

 

UNA COLECCIÓN

DE



MUCHAS EPÍSTOLAS SELECTAS A AMIGOS,


DE

ESE MINISTRO ANTIGUIO, EMINENTE Y FIEL DE



JESUCRISTO,


Jorge Fox


La continuación Volumen 1


200.

La línea rectitud y justicia se expandió sobre todos los mercaderes, etc.
Y una exhortación a todos los Amigos y toda la gente
que son mercaderes, comerciantes, labradores, o marineros,
que tratan con mercancías, trabajan en comprar y vender por mar o por tierra, o trabajan de labradores,
que hagan lo que es justo, y equitativo, y recto ante la vista de Dios y el hombre, y a todos los hombres.
Y que usen pesos y medidas justas, y hablen y hagan aquello que es verdadero, justo, y correcto en todas las cosas.
Para que así sus conversaciones, vidas, prácticas, y lenguas puedan predicar a toda la gente,
y responder al principio bueno, justo, y recto de Dios en todos ellos.
En aquello que puede ser de servicio para Dios, y a la creación en nuestra generación,
y una bendición tanto para Dios como para el hombre.

A todos los amigos en todas partes,

Vivan en la semilla de Dios, la cual es la justicia misma,
y hereda la sabiduría y es la sabiduría misma;
y con esta sabiduría ustedes pueden ordenar el gobierno,
y gobiernan todas las cosas que están bajo sus manos
(que Dios les ha dado) para su gloria.
Gobiernen y ordenen con esta sabiduría todas las criaturas que tienen por debajo,
y todos los intercambios, mercancías, y labranzas.
Hagan lo que hacen en la sabiduría de Dios, y con ella,
la cual es pura, proveniente de arriba, y suave, fácil de entender.
Con esta sabiduría (la cual no es terrenal, sensual, ni diabólica)
ustedes hacen bien a todos y no hieren a nadie,
ni a sí mismos; porque es pura y conserva la pureza.

De modo que esta es la palabra del Señor Dios para todos ustedes.
Manténganse todos en el poder de Dios sobre todo el mundo injusto;
y este poder de Dios existía antes que el mundo.
Y en este poder de Dios ustedes serán guardados en justicia, en verdad,
en balanzas justas, y pesos y medidas,
en la verdad, la rectitud, y la honestidad para todas las personas.
De modo que todos aquí en esto son serviciales a Dios en su generación,
y a la creación, y son una bendición.
Actúen correctamente; esa es al palabra del Señor Dios para todos ustedes,
ya sea que ustedes sean comerciantes, o de otro llamado o profesión,
o de otra clase, o labrador.
Actúen correcta, justa, santa y equitativamente con todas las personas en todas las cosas;
y eso está de acuerdo con aquello de Dios en cada hombre,
y al testimonio de Dios, y la sabiduría de Dios, y la vida de Dios en sí mismos;
y así ustedes son serviciales en su generación,
trabajando en aquello que es bueno,
lo que no estropea, ni destruye, ni gasta la creación con los deseos.

Y a todos los mercaderes, marineros, y traficantes por mar o por tierra;
ésta es la palabra del Señor Dios para todo ustedes:
"Actúen justamente, y hablen con la verdad, a toda la gente."
Entonces ustedes serán un espanto y un terror para los injustos.
"No hagan mal a ningún hombre, no se excedan con ningún hombre,"
(si es que no es para ventaja de ustedes),
sino que sean sencillos, justos, y santos:
en esto ustedes son serviciales a su propia nación y la de ellos,
por su cambio e intercambio de cosas y mercancía,
y llegan a ser una bendición para el Señor Dios en la creación y la regeneración.
"Vivan en la vida de la verdad, y dejen que la verdad hable en todas las cosas, y la justicia;
y que se actúe con justicia y santidad en todas las cosas,
sin ningún engaño, ni fraude, ni mentira;
ya que eso es agradable para Dios y los hombres, de acuerdo con aquello que es de Dios en todos."
y esto muestra los frutos de los creyentes que han pasado de la muerte a la vida;
de la muerte, que vino por el pecado,
el original que es del diablo.
De modo que habiendo pasado de la muerte a la vida, la cual pasa por encima de el diablo;
sobre él, yo digo, quien es el autor de toda injusticia.
Ahora, en la verdad y la justicia todos ustedes tendrán paz, favor, y las bendiciones del Señor en todas las cosas.
Y esto mantiene afuera a la mente codiciosa, y los deseos codiciosos;
el poder y la vida de Dios, que está sobre el poder de la muerte, que trajo el pecado.
Aquello que nos mantiene sobre esto, tiene la bendición y el aumento de las riquezas celestiales;
y eso no tendrá necesidad de ninguna cosa creada,
y el Señor no quitará ningún bien de ellos.
De modo que tengan cuidado de hacer bien en todas las cosas a toda la gente.
Sírvanlo en el temor de Dios,
y sean diligentes, y no sean testarudos en nada,
sino flexibles en el poder de Dios,
esto los mantiene sobre todos los poderes de la injusticia;
actuando así en ella, para que ustedes puedan ser un olor agradable en todas las naciones, islas, y lugares donde ustedes van,
en el corazón de toda la gente,
actuando sincera, y sencilla, recta, fiel, justa, y honestamente,
de acuerdo con la luz de Cristo Jesús en todo hombre;
para que puedan testificar a todos.
Entonces sus palabras, su vida, y sus conversaciones predicarán y manifestarán,
que ustedes sirven a Dios en la nueva vida;
y que ustedes han quitado el hombre viejo y sus obras, que son injustas;
y que ustedes se han puesto el hombre nuevo, que es renovado según Dios en justicia y santidad, de acuerdo a su imagen.

Odien el engaño y toda injusticia, dureza de corazón,
ofensas, mentiras, trampas, o trato injusto;
pero vivan y reinen en la vida justa y el poder de Dios,
y la sabiduría, (que pisa todo los demás),
y para responder al principio bueno y justo en toda la gente;
y eso hará que se ganen a la gente cuando traten con ellos,
"usando la verdad con todos, sin hacer acepción de personas;
con los que están en lo alto y lo bajo, jóvenes o viejos, ricos o pobres".
Y así sus vidas y sus palabras predicarán donde quiera que ustedes vayan.

Todos los labradores, y los que hacen algún tipo de agricultura, con ganado o con la tierra,
para ustedes, todo esto es la palabra del Señor Dios:
actúen correcta, santa, justa, honesta, sencilla, y verdaderamente con todos los hombres y toda la gente, con quien quiera que tengan que tratar;
no hagan mal en ningún caso, aunque alguna vez sea para su ventaja.
Niéguense a sí mismos, y vivan en la cruz de Cristo, el poder de Dios,
porque eso destruye la injusticia;

y 'sin santidad nadie puede ver a Dios;
y fuera de la justicia no hay paz verdadera.'
Por lo tanto, todos, de cualquier clase, o cualquier llamado que sean, practiquen la justicia,
(ya sean ustedes maestros o siervos, padres o madres, hijos o hijas),
los unos con los otros, y con todos, hagan aquello que es justo y recto, recta y santamente;
en esto ustedes tendrán paz, y verán a Dios.

De modo que en toda labranza hablen la verdad, actúen la verdad, obrando de manera justa y recta en todas sus acciones,
en todas sus prácticas, en todas sus palabras,
y en todos sus tratos, compras, ventas, intercambios y comercio con la gente,
que la verdad sea la cabeza, y practíquenla.
Y en todas sus palabras que hable la verdad.
Esto trae la justicia, y el engaño al juicio.
No ofendan a ningún hombre, ni codicien, ni engañen, ni opriman, ni estafen a ningún hombre en ningún caso;
sino que mantengan su dominio en la verdad, en la justicia, santidad, y equidad,
en el poder, y la luz, y la sabiduría de Cristo.
En esto ustedes responden a la luz de Cristo en todos,
y son una bendición al Señor Dios, y ustedes son serviciales a su generación;
y llegan a caminar en la vida nueva, en la cual se sirve al Dios justo y santo.
Y en esta justicia ustedes tienen paz; y en esta santidad ustedes ven a Dios.
Porque 'el reino de Dios permanece en justicia, paz, y gozo en el espíritu santo'.

De modo que hablen la verdad, ya sean mercaderes o comerciantes,
o cualquier clase de gente que sea, en todas sus ocasiones,
y en todos sus intercambios, tratos, y acciones,
hablen la verdad, actúen la verdad, y caminen en la verdad;
y esto trae la justicia.
Porque responde al testigo de Dios en cada uno;
lo cual hace que todos vean todos los hechos y acciones que ellos han hecho mal,
y las palabras que han hablado mal.
De modo que el testigo de Dios dentro de ellos levanta un testimonio rápido en contra de ellos,
por sus palabras que ellos han hablado mal,
y por sus acciones que ellos han hecho mal,
y los lleva al juicio, y la condenación.
Así es producida la justicia,
y así comienza a ascender el aroma dulce del Señor Dios;
y la verdad y la equidad se levanta tanto para ser actuada y hablada.

De modo que Amigos todos, de cualquiera que sea el llamado, que moran en el poder de Dios,
y sienten el poder de Dios, y la luz de Cristo Jesús:
moren en eso, y actúen en eso;
para que ustedes puedan responder a aquello de Dios en todos sobre la tierra con sus acciones,
y por nuestras conversaciones, y por sus palabras, que son correctas, justas y verdaderas.
Esto pasa por encima de lo injusto, lo que no es verdadero, no es santo, y no es recto en el mundo entero;
y alcanza lo que es bueno y el principio verdadero de Dios en toda la gente,
que les dice cuando no actúan de manera equitativa, justa, recta y santa.
De modo que esta es la palabra de Dios para todos ustedes amigos, de cualquier llamado que ustedes sean.
'Vivan en poder de la verdad, y sabiduría de Dios,'
para responder a ese principio justo de Dios en toda la gente sobre la tierra;
y al responder a él, ustedes llegan a ser como una ciudad sobre un monte,
que está encima de esa montaña, que está en el mundo entero,
que está por encima del principio justo de Dios en cada uno allí,
sobre lo cual está el poder de Dios.
De modo que hagan que sus vidas prediquen,
y que su luz brille para que sus obras puedan ser vistas,
para que su Padre sea glorificado;
para que sus frutos puedan ser para santidad,
y que su fin sea la vida eterna.

Moren en el poder del Señor Dios, y la luz y al vida,
con la cual ustedes pueden sentir y ver, antes de que existiera la injusticia;
en esto ustedes verán que se presenta la justicia eterna,
que responde al principio justo de Dios en cada uno,
el cual ustedes deben llegar a tener,
para que los guíe y los lleve,
para que les enseñe a hablar y actuar justa, recta y santamente.
Y esto tiene el dominio que habla, actúa y piensa justa, santa y rectamente;
y esto obtiene la alabanza de Dios;
y los que hacen esto llegan a responder a aquello que Dios requiere,
'amará la misericordia, actuar justamente, y caminar humildemente con Dios.'
Y esto es más que todos los que hablan la justicia, la rectitud, y la santidad,
cuya vida niega lo que sus lenguas profesan y de lo que hablan.
Por medio de eso Dios y Cristo son deshonrados.
De modo que éstos no son buenos ejemplos,
ni son serviciales en su generación ni en la creación,
ni lo es ninguno sino aquellos que viven en el poder de Dios, y en su sabiduría;
en lo cual ellos tienen la justicia, paz, verdad, santidad, justicia, y equidad.
Estas cosas son atractivas y agradables tanto para Dios como para el hombre.

Y todos, de cualquiera sea su comercio o cualquier llamado, manténganse alejados de las deudas;
no le deban nada a ningún hombre aparte de amor
.

No vayan más allá de sus propiedades,
para que no se acarreen problemas a sí mismos, ni angustia, ni una trampa;
manténganse humildes y mansos en todas las cosas que hagan.
Porque un hombre que quiera ser grande, y que vaya más allá de sus propiedades,
se eleva a sí mismo, se mete en deudas, y vive altaneramente de los medios de otros hombres;
él es un derrochador de los medios de otros, y un destructor.
Él no es de servicio a la creación, sino un destructor de la creación y las criaturas,
y se carga a sí mismo y molesta a otros,
y es elevado, y pareciera que es alguien;
pero estando alejado de lo honesto, lo justo, y lo bueno, cae en la vergüenza.
Por lo tanto moren cada uno de ustedes bajo su propia vid,
(para que conozcan la redención de la tierra),
y no busquen ser grandes,
sino moren en la verdad, la justicia, la rectitud, y la santidad;
y así es engrandecida la bendición.

Y nadie, (de cualquiera sea el llamado), se metan en deudas, usurpación, o exigencias;
porque mucha gente ha sido dañada así;
aquellos que les han usurpado, quienes así han aparecido como grandes personas,
vivieron más allá de lo que ellos eran, y así parecía.
Por lo tanto sean verdaderos y honestos, santos y rectos,
todos, en aquello que ustedes tienen.
No le deban nada a nadie aparte de amor; y en esto ustedes sentirán la bendición,
y llegarán a ser serviciales en la creación,
sirviéndose los unos a los otros en amor, y no en la opresión y los impuestos.
Y esto mantiene derribado todo en el poder, la sabiduría y la vida de Dios;
y doblega todas las mentes para que se esfuercen para el bien los unos por los otros,
y para ayudarse los unos a los otros en aquello que es bueno, justo, y recto,
y servirse los unos a los otros en eso;
en que ustedes viven en la vida, y en la semilla,
el poder, y la justicia que es eterna,
que es de Dios, y su sabiduría,
a través de la cual ustedes llegan a responder al principio bueno, justo, y santo de Dios en todos sobre la tierra.
En este poder ustedes tienen dominio;
en el cual ustedes llegan a vivir la vida que es bien agradable para Dios,
una vida que permanecerá cuando el mundo se acabe.
Y en esta vida, poder y sabiduría de Dios que es infinita,
ustedes son un terror para todos los que están en la sabiduría inferior;
ustedes son un terror para todos los que están en las acciones y palabras injustas.
Y ustedes son un terror para todos los que están en las acciones injustas y desiguales,
y todos los estafadores, engañadores, tramposos, excesivos, mentirosos, y los que hacen mal.
En el poder de Dios, y su vida,
en la cual ustedes tienen justicia, tienen verdad, ustedes tienen equidad, ustedes tienen rectitud;
y llega a ustedes como algo natural;
sus palabras, sus vidas, sus conversaciones, su presencia, y sus prácticas tanto juzgan como predican;
y ustedes serán un terror a todos aquellos que están en la vida justa y la rectitud eterna, Cristo Jesús;
viviendo en su sabiduría, y caminando en él, y hablando la verdad como está en él en todas las cosas;
su vida y sus palabras son un terror para todos los que no hablan en la verdad en sus tratos,
y a todos los que no actúan verdadera y justamente en sus obras,
sus vidas los juzgan, y son jueces para ellos;
y por medio de su consistencia, fidelidad, y vida, que es eterna,
ustedes llevan a muchos a la corrección.
Porque tanto la vida, como las acciones, las palabras y la conversación predica,
(todas estas cosas predican al mundo injusto),
estando en la justicia eterna, que tiene dominio sobre el mundo;
y a través de esta vida, poder, semilla de Dios, y sabiduría ustedes alcanzan,
y responden al principio bueno y justo de Dios en todos;
y esto hará que al fin ellos confiesen,
aunque ellos puedan seguir en lo contrario por un tiempo.

De modo que en ese poder, y sabiduría, y fortaleza,
que les da dominio sobre todo, y para responder a aquello de Dios en todos,
el amor y poder del Señor Jesucristo los guarde y los mantenga a todos en su sabiduría, su vida, semilla y dominio,
para que para él ustedes sean una bendición, y un olor agradable en los corazones de toda la gente.
Y que todas sus acciones y palabras sean una con el testigo de Dios en toda la gente. Amén.

Los impíos y los injustos deben envidia y odio,
y con eso ellos pagan sus deudas;
pero los rectos, justos, e inofensivos, que no deben nada a nadie sino amor,
con eso ellos pagan su deuda
.
Pero los borrachos, adúlteros, malhablados, alborotadores, quienes comen y beben, y se levantan para jugar,
y viven en los placeres licenciosos sobre la tierra,
luchadores, reñidores, envidiosos, maliciosos, injustos, impíos;
todas esas acciones y prácticas son juzgadas fuera del poder de Dios,
y fuera de su reino.

Y Amigos todos en todas partes,
que son comerciantes o mercaderes, o factores, o cualquier otro oficio,
manténganse humildes en el poder de Dios, y no vayan más allá de su capacidad,
ni traten de alcanzar más cosas de lo que pueden realizar justamente, y respondan a todos los hombres;
pero sean justos y verdaderos en todos sus lugares,
para que todos puedan responder a todos los hombres por dentro y por fuera,
y la verdad y la justicia en sus regresos,
para que ustedes puedan cumplir sus palabras, así digan y así hagan;
lo cual es la ley real de la libertad en todos sus oficios,
de otra manera ustedes son un deshonor para la cristiandad.
Por lo tanto cuiden sus asuntos, para que lo que ustedes hacen, lo que ustedes dicen, ustedes puedan realizar,
para que no rompan sus promesas y falten a su palabra;
porque si lo hacen ustedes pierden.
Ni tampoco son maestros de lo que toman en su mano;
porque un maestro debería estar encima de las cosas, y estén en aquello que puede comandar cosas.

Y ninguno sea negligente en sus negocios, sino den un informe con palabras o escritos,
de cómo están las cosas con ellos, cuando otros les escriben;
para que ninguno pueda ofender a otro en estas cosas externas, ni oprimir a nadie,
sino que sean serviciales los unos con los otros, cumpliendo su palabra,
(el ir hacia cosas que son más allá de su habilidad, los hace faltar a su palabra),
manteniéndose dentro de su alcance realista con aquello con lo cual pueden responder a otros,
para que ninguno sea elevado.
Porque es malo ser elevado,
y hacer ruido y un espectáculo por un tiempo con los bienes de otra gente,
y no poder guardar su palabra, su promesa, su día;
los tales pueden ser elevados por un tiempo, y quebrantarse, y caer, y salir como una peste,
y ser una gran deshonra para Cristo y los cristianos verdaderos.
Por lo tanto, cumplan su palabra, su día,
y mantengan su medida justa, su peso justo, que deja fuera la opresión.
Y al seguir esa medida y peso justo, y sus palabras y su día,
por el poder de Dios su espíritu en sus propios corazones,
así la bendición es redoblada, así ustedes llegan a ser ricos,
y ustedes son un olor agradable para Dios, y en los corazones de toda la gente.

De modo que esfuércense todos para ser ricos en la vida,
y en el reino y las cosas del mundo que no tiene fin;
porque el que codicia ser rico en las cosas de este mundo,
cae en muchas trampas, y deseos dañinos.
Y por lo tanto, que aquel que compra, o vende, o posee, o usa este mundo,
sea como si no hiciera estas cosas.
Sean amos sobre el mundo en el poder y el espíritu de Dios,
y sepan que no le deben nada a nadie excepto amor;
pero sirvan a Dios en verdad, y los unos a los otros en su generación.

Porque, Amigos, si ustedes no son fieles en el tesoro externo, y las riquezas externas,
¿quién les confiará el verdadero tesoro?

O ¿quién puede creer que ustedes tienen el tesoro verdadero,
sino que hablan por habladurías acerca de él?
De modo que yo digo, asegúrense que sean fieles en estas riquezas externas,
este tesoro externo de las cosas de esta vida, de este mundo,
fieles a su palabra, fieles a sus días, fieles a sus promesas,
en todas sus transacciones, tráficos, y negocios;
verdaderos y justos, y rectos y honestos en estos tesoros externos o riquezas,
con respecto a las cosas de este mundo, de esta vida, de estas riquezas externas;
justos y fieles, hombres y mujeres verdaderos y honestos en estas cosas externas.
Yo digo, como dijo Cristo: ; "¿Quién les confiará los tesoros verdaderos y celestiales," sino como antes?
Por lo tanto yo les digo, que sean fieles en estas cosas externas,
que es muestra de un hombre honesto, y una mujer honesta;
fieles en todos sus asuntos y prácticas entre el hombre y la mujer,
y entre mujeres, lo cual muestra un corazón honesto,
y un hombre y una mujer fiel en las cosas externas,
que responde al principio de fidelidad en toda la gente.
De modo que todos los hombres y mujeres sean fieles en estas cosas externas los unos con los otros,
que muestra cómo el buen corazón recibe el tesoro verdadero,
para que ustedes puedan ser fieles en él a Dios,
quienes han sido fieles en su tesoro externo o riquezas los unos con los otros.
De modo que la conversación de todos sea sin codicia;
que ésta no sea nombrada ni una vez entre los santos.
Y traten a todos los hombres como quisieran que ellos los trataran,
esa es la ley y los profetas;

si no, ustedes serán juzgados por ambos.

Porque el reino permanece en justicia, (note, permanece en ella),
y en paz y en gozo en el espíritu santo, (note, en él.)

Porque la santidad se convierte en la casa de Dios.
Quien actúe impíamente, deshonra su casa, y no se convierte en ella.
Quien actúe de manera infiel en este tesoro externo o riquezas,
o en el tesoro verdadero de Dios, no es justificado ante la vista de Dios ni del hombre;
porque son justificados por la fe, por medio de la fidelidad tanto a Dios como al hombre.
Porque quien practica la justicia, es de Dios;
y aquel que no practica la justicia, no es de Dios.

Porque Dios ama al justo, y se deleita en él;
pero no en aquellos que practican la impiedad.
Porque en la justicia ellos tienen paz; pero fuera de la justicia la gente tiene dificultades.
De modo que todo el pueblo de Dios, sus hijos, sus santos deben ser santificados, como él es santo;
y por lo tanto hagan aquello que es santo y justo en todas sus vidas y conversaciones.
Y que lo que ustedes hagan, que se haga para la alabanza y la gloria de Dios, (tomen nota de esto).
Tengan la alabanza de Dios y su gloria en sus ojos en todos sus discursos y acciones,
entonces ustedes serán guardados para su gloria, y entonces ustedes le honrarán;
y aquellos que lo honran, él los honrará y los embellecerá,
y los vestirá con lino fino, que es la justicia de Cristo,
para que los hombres no puedan ver su desnudez.

Porque Dios tendrá un pueblo santo, para que le sirva en santidad;
un pueblo verdadero, para servirle en verdad, y en su espíritu, y en su camino nuevo y viviente,
por encima de todos los caminos muertos que han venido por el pecado y la injusticia,
y las transgresiones de su espíritu, y poder, y mandamiento.
De modo que todos ustedes que conocen su poder y su espíritu, vivan en ellos,
para que puedan glorificar a Dios en todas sus vidas, y conversaciones y palabras,
para que ustedes puedan responder a aquello de Dios en todos;
para que ustedes puedan glorificar a Dios en sus cuerpos, almas, y espíritus,
que son de él, quien los hizo, y se los da a ustedes para ese propósito.
A quien sea la gloria y el honor para siempre,
quien creó todo para su gloria y para su honor.
¡De modo que el Señor Dios Todopoderoso los guarde y los mantenga fieles en todas las cosas para su gloria y su honor para siempre!
'Camina en su integridad el justo; sus hijos son dichosos después de él.' Prov 20:7

'Pesa falsa y medida falsa, ambas cosas son abominación a Jehová.' Prov 20:10

.. el que toma prestado se hace siervo del que presta. Prov 22:7

...prestarás entonces a muchas naciones, pero tú no tomarás prestado. Deut 15:-6

Jorge Fox

201.

Estimados Amigos,

Moren en la quietud y el silencio del poder del Todopoderoso,
que nunca varía, ni se altera, ni cambia,
sino guarda por encima y fuera de todas las adoraciones cambiantes, y religiones,
ministerios, iglesias, enseñanzas, principados y poderes cambiantes,
con el poder de Dios, que nos guarda sobre todas estas cosas, para el reino de Cristo,
que es eterno, en el cual no hay cambio,
quien es Rey de reyes, y Señor de señores.
Todo el poder en el cielo y la tierra le es dado ha él,
cuya luz, vida, poder, y sabiduría, gracia, y riquezas ustedes han recibido,
que viene de él, que no cambia.
De modo que vivan en aquello que no cambia,
la vida que no cambia, la mente que no cambia, el espíritu y la sabiduría que no cambian,
y la adoración y la iglesia que no cambian, de las cuales Cristo es la cabeza que no cambia,
quien permanece el mismo ayer, hoy y para siempre;

en eso ustedes sentirán la bendición y la presencia del Señor Dios de la vida entre ustedes,
a medida que todos ustedes moren en el reino, el domino, el poder y la vida que no cambian,
quienes son herederos de ello de acuerdo a su medida,
quienes han recibido la luz, y han recibido la vida y la gracia,
y el poder de un reino y un mundo que no tiene fin.
De modo que esperen todos en él, para que puedan poseer y heredar el reino,
y la vida y el poder que no tiene fin,
y las promesas, que son sí y amén;
y no dejen que nada que sea de este mundo, los altere,
sino que los guarde en aquello que los mantiene en el reino eterno de Dios.

Jorge Fox

El tercer día del tercer mes del año 1661.

202.-Una respuesta a la carta enviada a Jorge Fox con respecto la contribución voluntaria al rey.

Amigos,

Con respecto a la pregunta que ustedes me hicieron, acerca de este asunto, mi respuesta es:
Debido a que el rey y sus amigos no desean que sea como un impuesto o un gravamen,
sino un regalo libre de la gente, lo cual no se puede decir que es una opresión;
por lo tanto se les da la libertad a todos los Amigos a que hagan como plazcan.
Y lo que el mundo hace, los Amigos no lo deben mirar,
quienes establecen una cosa, y después no les gusta;
pero los Amigos deben obedecer el poder universal del Señor Dios,
para que puedan hacer aquello que hacen libremente en su propio poder,
lo cual es mejor que por obligación, impuesto, o gravamen:
porque si todas las cosas fueran hechas así, sería lo mejor, en el estado libre, en la prodigalidad, y el amor,
lo cual rompería más los corazones de la gente, que por fuerza de gravamen o impuesto.
De modo que las cosas son dejadas a la sabiduría y el espíritu universal del Señor Dios,
que pasa por encima de las cabezas de todos en la caída;
para que con el poder viviente y la sabiduría de Dios ustedes los puedan vencer,
de modo que hagan de acuerdo con su libertad.

Jorge Fox

203.

¡Qué! ¡Amigos! ¿Ustedes reinan como reyes?
¿Acaso no pueden arrancar a uno (de ustedes) de las manos del Padre?
¿Han sido ustedes presentados?
¿Testifican ustedes de esa escritura que se ha cumplido;
presentada para seguir al Rey de reyes,
(el pastor), que da vida abundantemente?
Dejen que su gozo esté quieto en eso, y que su comodidad permanezca;
en el cual ustedes sentirán el reino y dominio sin fin.
Que el Señor esté con ustedes en eso,
quien es su fortaleza, consuelo,
y plenitud para siempre, ¡un mundo sin fin!
Y, amigos, obedezcan la luz, y moren en ella,
y ésta los guardará por encima de todo el mundo;
y obedezcan la semilla de Dios, y conózcanla, y estén contentos en ella.

Moren en el poder de la verdad,
y no sean negligentes en ella,
sino diligentes, sirviendo al Señor, cada uno en su medida;
para que cada uno de ustedes sea una bendición al Señor Dios,
y un olor agradable a él en su creación y generación,
sintiendo y conociendo el poder de Dios cada uno de ustedes en sí mismos,
sí, el poder de una vida sin fin, y de un reino que no tiene fin,
y de un dominio que está por encima de todos los dominios.

Y en el poder del Señor Dios eterno,
ustedes pueden sentir la semilla de Dios que se levanta en cada uno de ustedes,
la cual hereda el mismo;
para que ustedes se sienten en su propia posesión de la vida eterna.
Y en ella reúnanse,
esperando al Señor,
y en ella mantengan sus reuniones,
donde ustedes pueden sentir al pastor principal
que los lleva hacia los pastos de vida.

De modo que ¡la bendición del Señor esté con ustedes!

Jorge Fox

204. - A todos los Amigos, prisioneros.

Estimados amigos y hermanos, sientan la semilla de Dios en sí mismos,
la cual es la heredera del poder de Dios,
para que ustedes se puedan sentar en la posesión de ella;
heredando el poder, y la promesa, y el evangelio.
Y en este poder está la comunión, y ustedes son herederos de la misma,
y miembros de esa comunión que nunca tiene fin,
que trae al vida y la inmortalidad a la luz;
y este poder de Dios existía antes de aquellos que oscurece la vida y la inmortalidad en las personas.
De modo que caminen en la verdad, entonces ustedes caminarán con el Dios de la verdad;
y caminen en la justicia, y entonces ustedes caminarán con la justicia de Dios en toda la paz.
Caminen en santidad, y entonces ustedes caminarán en aquello en lo cual ustedes ven a Dios;
y los que no hacen esto, no lo ven.

Por lo tanto caminen en el poder de Dios,
el cual pasa por encima del poder de la oscuridad, que existía antes de aquel;
y este poder de Dios está en el evangelio, en el cual está el misterio de la comunión,
un misterio (yo digo) para todas las comuniones que están fuera del poder de Dios.
Por lo tanto conozcan la semilla de Dios, la cual es la piedra principal,
para que sea puesta sobre todos, que hiere la cabeza de la serpiente,
la cual es el cumplimiento de los profetas y las profecías;
y esta semilla nos lleva hacia el principio, donde están los pastos de vida.
De modo que reúnanse en eso, en esa semilla,
esperen en ella, en el poder de Dios,
en el cual tienen vida, y en ella mantengan sus reuniones;
la cual los lleva a sentir aquello que existían antes que el poder de la oscuridad.
Y esperen para heredar la sabiduría de Dios,
para que con ella ustedes puedan todos ser ordenados para la gloria de Dios en su vida,
en la cual ustedes pueden sentir la unidad con él, y los unos con los otros,
y su presencia y bendición entre ustedes,
en el poder y la semilla de Dios, la cual existía antes que la enemistad;
la cual es la unidad, y la voluntad santa y el dominio.
Y este poder de Dios nos saca de todas las montañas estériles,
donde está la muerte, hacia el principio, donde está la vida.

Mi amor es para todos los Amigos en esa semilla eterna de Dios que tiene la promesa de vida,
y hereda la misma en la cual está la comunión con Dios, y los unos con los otros.

Jorge Fox

Londres, el día 22 del tercer mes, del año 1661.

205.

Amigos Todos,

Vivan en el dominio de Dios, y el poder y la vida,
que existía antes que las tormentas y las tempestades,
en los cuales ustedes pueden sentir la vida y el dominio, el poder, y la victoria,
cuando se vive en el poder del Señor, que existía antes que las tempestades,
en las cuales ustedes tendrán la victoria.

Hay una religión de verano, que aparece cuando el sol brilla sobre ellos;
y en el tiempo de verano todas las criaturas venenosas salen de sus hoyos, esquinas, y guaridas,
y las moscas, avispas y serpientes;
pero cuando llega el invierno, y vienen las tormentas y tempestades,
y se ha ido la religión de verano,
desaparecen la religión de las víboras y criaturas venenosas.
Pero la religión que está en el poder de Dios permanece,
que existía antes que el diablo, y todas sus obras y sus hijos.
Y por lo tanto esa es la religión que permanece que está en el poder de Dios,
que existía antes que el poder de la oscuridad.
Y, amigos, ustedes que conocen la luz de Cristo Jesús, y han probado su poder,
por el cual ustedes llegan a ser reunidos en el nombre de Jesús,
no dejen de reunirse en sus asambleas;
sino que provóquense unos a otros, y exhórtense los unos a los otros en amor, y para buenas obras,

y no dejen que los poderes, ni los principados, ni las prisiones, tronos, ni dominios,
estropeen sus bienes, y que los burladores, mofadores, ni reprochadores, ni los que golpean, ni los que arrancan el pelo,
los puedan separar del amor de Dios que ustedes tienen en Cristo Jesús.

Él conquistó la muerte y el diablo, que es el poder de ella,
el adversario, el maligno, el enemigo.
Cristo es la vida, la luz, el amor de Dios a la humanidad.

Ahora ustedes llegan a ser reunidos en Cristo, quien destruye al diablo y sus obras,
la Vida que destruye la muerte, y la Luz que destruye a la oscuridad,
y la Verdad que destruye al error y toda la falsedad,
y el Poder de Dios, que destruye al poder del diablo,
y al ser reunidos en Cristo y en su Nombre,
mantengan sus reuniones en el poder de Dios y en su luz y su vida,
cuya reunión está por encima de todas las reuniones en la tierra.
Y el Nombre de Cristo está por encima de todos los otros nombres en la tierra.
Y sientan la semilla de Dios establecida sobre todo aquello que nos hace sufrir;
que existía antes que eso, y permanecerá cuando eso se halla ido.
De uno que ama sus almas, y su bien eterno.

Jorge Fox

206.

En el poder de Dios que es eterno, y que permanece en éste el día de su prueba,
permanezcan en él, del cual ustedes son partícipes, y lleguen a ser herederos del mismo;
y en él está su paz y su reino.
Y aunque ustedes no tienen ni un pie de tierra donde pararse,
aún así ustedes tienen el poder de Dios para saltar y brincar en ella;
permaneciendo en aquello que es su vida, que es eterna.
Quienes por el poder de Dios están reunidos en el comienzo,
para vida eterna, quienes llevan a cabo sus reuniones en él,
de quien ni la muerte ni el poder de ella los puede separar,
ni del poder de Dios,
porque éste existía antes que la muerte o que el poder de ella;
en él están sus reuniones vivientes, y sus asambleas,
y el edificar la casa espiritual de piedras vivientes,
reunidos por medio y a través del poder de Dios.
Y en este poder de Dios está la casa de la fe, y esta fe les da la victoria;
y cuando ustedes están en este poder de Dios,
están unidos por encima de los judíos, los gentiles, y las reuniones y asambleas de los cristianos apóstatas,
quienes están en la enemistad y la confusión, y fuera del poder de Dios;
que ponen el trigo en lugar de las malezas, y persiguen a lo elegido,
y esta elección existía antes de la fundación del mundo, de la cual ustedes son hechos partícipes.
Por lo tanto manténganse firmes en su confianza, en aquello que no tiene fin,
en aquello en lo que se ve la vida sin fin, en el poder de Dios, y la luz;
que gobierna por encima de los poderes, los tronos, los principados, y los dominios.
El poder de Dios pasa sobre ellos,
y al ustedes vivir en él, nada los puede separar del amor de Dios,
que ustedes tienen en Cristo, que es la semilla, que existía antes de la fundación del mundo,
glorificado con el Padre, quien tiene a todos los reyes y los reinos en su mano,
que es su poder; que la fe de ustedes permanezca en esto.
Y todos ustedes pueden ser vestidos en con ese poder inmortal,
que los cubre y los guarda por encima de lo mortal.
Y las prisiones, las cadenas, los calabozos, y los sufrimientos,
para la semilla real, y los herederos de la promesa,
qué son estas cosas para ustedes, quienes están desposados con el Cordero,
que fue inmolado desde la fundación del mundo;

en contra de quien ellos lucharon y aunaron sus fuerzas,
y tomaron consejo en contra del Señor y su ungido,
quien rompe sus cadenas en dos;
a quien ni la muerte, ni la tumba, ni todos los poderes del mundo
pudieron sostener ni contener, sino que se levantó sobre todos, (la semilla), y reina,
hasta que haya puesto a todos sus enemigos en su estrado.
¡La honra y la alabanza sea para el Señor, el Dios viviente, que vive para siempre!
De modo que todos ustedes que están reunidos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
cuyo nombre es llamado el poder de Dios, la palabra, que existía desde el comienzo,
sobre los poderes de la oscuridad, antes que ella existiera,
y antes que las adoraciones obligatorias, los ministerios, la mantención, y las iglesias existieran;
y el mundo injusto no los puede separar de esta asamblea, esta reunión en el nombre, el poder;
porque está encima de ella, y existía antes que ella.
En ese poder ustedes tienen el reino y el dominio, en el poder,
reinando sobre todo aquello que ha estado fuera del poder.
Y ustedes que son partícipes del poder, tienen poder con Dios,
en aquello nosotros no necesitamos decirles que mantengan sus reuniones;
porque ustedes se han reunido en el redil de Cristo Jesús,
y son presentados por él, y son sacados desde abajo de eso,
que aleja de Dios, por el poder de Dios.
En esta reunión por el poder en el nombre de Cristo, (que es el poder),
con el poder él es sentido en el medio, quien es Rey de reyes, y Señor de señores,
y príncipe de la vida y la paz, y profeta para revelar por medio de su poder y su vida en todos ustedes,
y un sacerdote para siempre, que vive para ofrecer el sacrificio espiritual y la alabanza a Dios;
y cuando él se siente entre ustedes, y en todos ustedes,
ustedes tendrán a cada uno de ustedes, en su propia persona en particular,
gozo, paz, consuelo, seguridad, confianza, y satisfacción,
cuando todas las asambleas, reuniones, cielo y tierra, tipos, y figuras, y sombras,
y profetas, y profecías se hayan acabado.
Y jurando ante la ley y en la ley, y todos los juramentos inventados desde la ley,
y entre los paganos,
cuando éstos hayan desaparecido, pasado y cumplidos, la elección, y la semilla,
y las reuniones en el nombre de Jesucristo, el Señor de la vida, siguen y permanecen,
y su trono y su dominio; en el cual no hay maldición, sino una bendición.
De modo que dichosos ustedes que son partícipes de esto,
herederos de esta bendición, y herederos de la promesa,
y de la vida, y del mundo que no tiene fin:
¡que tienen su confianza y seguridad en él!
De modo que todos ustedes han sentido la luz y se han ido hacia ella,
en esa luz ustedes sienten el pacto con Dios, quien es luz;
lo que los lleva a estar familiarizados con la vida de Dios,
y les da conocimiento de Cristo su Salvador y Redentor,
quien es la salvación hasta los confines de la tierra.
Y por esta luz y este pacto ustedes son alejados de la oscuridad,
y del poder de Satanás
, que los separó de Dios, quien era el enemigo,
por medio de quien ustedes no tenían paz con Dios.
Pero ahora, habiéndose alejado de él, hacia la luz y el poder,
en este pacto de luz y poder ustedes tienen paz con Dios,
que destruye al enemigo, y han llegado a recibirlo;
y así son herederos del reino que es eterno.
Estén en paz los unos con los otros, y en amor y ternura,
y en la sabiduría de Dios ordenen y guarden,
y nutran y aprecien todas las cosas para su gloria;
en las cuales ustedes sentirán su bendición, y tesoro, y riquezas,
y plenitud en ustedes, con ustedes, y entre ustedes.
De modo que pónganse la armadura de luz, para que con ella ustedes puedan defender,
y ver, y caminar, y permanecer en contra de todas las flechas y dardos

que están en el mundo injusto, y antes que ellos existieran,
como hijos de la luz, e hijos del día, donde la oscuridad ha pasado.
Pónganse su coraza de justicia, para salvar y guardar sus corazones y sus mentes,
y para guardarlos de todo aquello que quisiera contaminarla y embriagarla,
o causar que ustedes estén cansados, o piensen que la guerra o el tiempo es largo.
Porque el poder es eterno, y la justicia es eterna,
que destruye las obras del diablo, y también a él,
con lo cual la semilla de Dios llega a ser establecida en la cabeza de todo;
¡gloria y alabanza sea a él para siempre!
Por lo tanto pónganse el escudo de la fe, y por medio de esta fe (su escudo) ustedes tienen la victoria.
Porque la fe es un misterio que se tiene en una consciencia pura, por la cual ustedes tienen acceso a Dios;
y en esta fe ustedes agradan a Dios, en esta fe ustedes tienen unidad,
lo cual les da la victoria sobre aquello que nos separa de Dios
— la enemistad.
En esta fe tengan gozo, la cual es la fe de los elegidos de Dios, que los lleva por encima del mundo,
y hacia aquello que existía antes de su fundación.
Y esta es la fe por la cual vive el justo, por la cual él es salvado y justificado,
por lo cual él vive y conquista, y tiene la victoria sobre el injusto;
¡gloria al Altísimo!
Pónganse el yelmo de salvación, y tomen la espada del espíritu, (la palabra de Dios),
y cuando su yelmo esté puesto, nada podrá destruir ni dañar su salvación,
Cristo Jesús es su yelmo y su cabeza, quien destruye al diablo y sus obras,
la espada del espíritu que mortifica,
que crucifica, bautiza, corta, sumerge todas las corrupciones que se han levantado desde la transgresión;
entonces ustedes en el espíritu adorarán a Dios, y tienen comunión y armas espirituales,
y llegan a ser hombres espirituales,
y no como el mundo carnal que gobierna y lucha con armas carnales, y con carne y sangre.
La piedra cortada de la montaña sin manos,
estrellará y romperá en pedazos a todos los que cortan con manos,
y los hombres armados con armas carnales con respecto a la religión, la iglesia, y la adoración;
y su reino es un reino eterno, y su dominio no tiene fin.
Esta piedra es aquella que humilló la cabeza de Nabucodonosor,
y lo llevó a comer pasto como una bestia;
quien no sabía que el reino del Altísimo gobernaba a los hombres.

De modo que ustedes que conocen esta piedra cortada de la montaña sin manos,
todos ustedes saben que el reino del Altísimo gobierna en ustedes,
y su dominio que es eterno, y llegan a ser su templo.
Porque había un templo en toda la tierra ordenado por Dios,
como una figura de Cristo, quien quiere morar en el hombre, en el varón y la mujer,
quienes deberían ser templos de Dios, en quienes debería estar su nombre y poder.
Bendiciones, honor, y gloria, y alabanzas sean dadas al Señor Dios para siempre,
por todos aquellos que son testigos de esto.

De modo que todos ustedes estimados corderos, y niños, y hermanos,
dichosos y benditos son ustedes que conocen la semilla,
que es heredera de la bendición, y el poder, y la vida y el reino,
y el mundo que es eterno y sin fin.
Sean calzados con el evangelio, el cual es el poder de Dios,
que ha traído la vida y la inmortalidad a la luz, y ha abolido la muerte y todavía lo hace;
Yo digo, sean calzados en el poder, y que entonces sus pies no se resbalen ni se deslicen,
y ustedes no caerán, y permanecerán firmes,
estando calzados con el evangelio eterno, en la preparación de él.
Y permaneciendo en el poder ustedes permanecen sobre los que obran iniquidad,
y toda la injusticia en el mundo, y los caminos resbalosos,
permaneciendo en el poder que existía antes que existiera la muerte, la oscuridad,
y el poder de la oscuridad y la muerte,
que ha oscurecido la vida y la inmortalidad de la gente,
de modo que ellos no podían caminar ni salir adelante en su propio camino hacia el Señor.
Pero en el poder de Dios, (el evangelio), estando en él, y con él calzados,
sus pies permanecen en el poder, ustedes están sobre la muerte, la oscuridad, y el poder de ella
y pueden estar de pie, caminar, ir, y saltar (que existía antes que ella),
allí está la fidelidad y la firmeza, y allí ustedes pueden caminar sin dudas.

Y guarden la palabra de la paciencia, y tomen para ustedes la palabra de Dios;
y quienes han nacido de ella, (de la semilla inmortal),
nutridos por la leche de la misma para vida eterna,

conocen las cosas como eran al comienzo, ellos se alimentan de aquello que vive,
y no de aquello que está en la palabra y en la caída,
que está por debajo del mundo, y debajo del poder, y debajo de la verdad, y fuera de ella;
que conocen al pastor y su cayado que los arranca,
él les muestra los pastos de vida, en los cuales se deben alimentar.

Todos los que conocen el poder y la vida, y por ella son guiados y llevados a él,
sienten y saben esto.
Y así, ustedes que tienen la palabra de paciencia, ustedes tienen el martillo,
ustedes tienen aquello que existía desde el comienzo;
ustedes que tienen aquello que vive, y permanece, y perdura para siempre.
Ustedes saben para qué es el martillo;
y ustedes saben que la palabra es como un fuego, y para qué es el fuego.
De modo que ustedes que tienen la palabra, tienen el fuego,
que quema todo aquello que no permanece, y que no perdura,
y no vive para siempre, y la palabra sí vive; que es la palabra de sabiduría.
De modo que ustedes que tienen la palabra, tienen la sabiduría que existía al comienzo,
antes que existiera lo que es bajo.
De modo que ustedes que tienen la palabra tienen la espada, sí, más aguda que una espada de dos filos;
que cortará todo aquello que se ha levantado desde el comienzo,

que ha transgredido el espíritu justo, y quemará aquello
que se ha levantado desde el comienzo, en la transgresión.
Y esta es la palabra que limpia, y nos reconcilia con Dios;
y es la palabra de reconciliación.
Y esta es la palabra de la paciencia para guardarlos;
y ustedes serán guardados en la hora de la tentación,
que viene sobre aquellos que moran sobre la tierra.

Porque la palabra de Dios existía antes que el tentador, y pasa sobre él y lo destruye;
en esa vida, en su vida que es eterna, que sí permanece.
¡De modo que el Señor Jesús los guarde en esto!
Porque en eso se ejercita la paciencia, en esa palabra,
que comprende todo aquello que se ha levantado desde el comienzo;
porque con ello ustedes pueden ser probados.
Pero la palabra está sobre todo, en aquello vivan, que martilla, quema, corta, y reconcilia,
en contra de quien el tentador y la tentación no pueden acercarse para prevalecer;
y esta rompe su cabeza.
Ni se entrometan o se mezclen con los poderes del mundo, ni las cosas de abajo;
sino vivan en el poder de Dios, que es pacífico.

Y puesto que somos escandalizados como si fuéramos conspiradores,
nosotros, en el poder de Dios, comprendemos el poder de la oscuridad;
y este poder existía antes que los poderes de la oscuridad,
que destruye la oscuridad y su poder.
Y nosotros no podemos conspirar; es imposible que lo hagamos,
permaneciendo en aquello que destruye la oscuridad, y al diablo, y su poder,
quien es el autor de las conspiraciones
, y la enemistad en la mente de las personas,
esclavizando y llevando a las criaturas hacia el cautiverio;
en lo cual nosotros, en el poder Dios, quisiéramos que estuvieran todas las personas de abajo,
y no quisiéramos que nadie en el mundo entero fuera herido;
sino que en el poder de Dios quisiéramos que todos los hombres fueran salvos, y buscamos la paz de todos los hombres.

Y así, aquello que manifiesta todas las conspiraciones, y el autor de ella, el diablo,
en aquello que lo juzga, y lo destruye y sus conspiraciones,
estamos en eso, y somos hechos partícipes de Él,
quien redime y salva, y sana, y libera, quien es el poder de Dios.
De modo que todos ustedes son partícipes del poder de Dios,
que han sido llevados hacia la luz, y reciben el poder de Dios, Cristo Jesús,
que les ha dado el poder para llegar a ser hijos de Dios;
y en esta luz y poder de Dios, por los cuales ustedes han sido llevados hacia él,
ustedes van hacia la libertad, la libertad de la adopción, hacia el poder de Dios,
que redime y salva, y destruye aquello que nos aleja de Dios, que contamina,
y destruye, y nos da dominio:
Ese es el poder de Dios en el cual los santos tienen libertad,
donde los hijos de Dios cantan juntos, y alaban, glorifican, y honran a su Padre;
¡a quien sea la gloria, alabanza, y honor para siempre!
Quien en él triunfa en gloria, y puede decir, Emanuel ha nacido, y un hijo nos es dado.
De modo que moren en la vida y el poder de la semilla y la sabiduría de Dios, que es eterna,
y conozcan la semilla de Dios en cada uno de ustedes,
en sus propias personas, hombres y mujeres, y esta semilla es la heredera de la promesa,
la heredera de la sabiduría, y heredera del mundo que no tiene fin, de una vida eterna,
y heredera del reino que es eterno, y la heredera de la bendición,
donde no hay maldición.
Y todos llegan a heredar un heredero de poder, de la bendición del reino,
y llegan a poseer su propia herencia,
y entonces se sientan en su propia posesión;
en la cual todos ustedes pueden conocer su elección, (en la semilla),
que existía antes del comienzo del mundo,
y así a ser poseedores y herederos de la vida y la sustancia.
La sustancia es la semilla, la piedra principal; encima de la ley, encima de los profetas,
encima de los tipos, figuras, sombras, parábolas, y fines de todo,
y encima de todos los inventos de los paganos, aunque ha sido un misterio escondido por las edades.
Vean ahora, la semilla, la semilla del Cordero y sus bodas son conocidas,
y el Cordero reina, donde no hay maldición, sino la bendición.
La maldición está fuera de su dominio,
quien destruye al autor de la maldición, la ira, las plagas, y la angustia,
que tiene la bendición, la semilla, Cristo Jesús.

Y Amigos todos, mejoren sus talentos, para que se le pueda decir a todos ustedes,
'Bien hecho, buen siervo y fiel;'
porque aquellos que no lo hacen, sus talentos les son quitados,
quienes han sido holgazanes, quejumbrosos, y ociosos.

Que sus lámparas brillen, tengan aceite en sus propias lámparas, y sal en sí mismos;
entonces ustedes serán como las vírgenes prudentes que entraron con el novio.
La palabra de Dios no puede ser atada,
que nos hace ricos, que vive para siempre; en la cual está la vida.
Por lo tanto, no apaguen el espíritu, ni añadan a la profecía, ni le disminuyan;
la cual nos guarda de las plagas,
y para ver sus nombres escritos en el libro de la vida del Cordero:
allí permanece su gozo eterno, por medio del cual ustedes ven la piedra blanca,
por medio de esta luz, poder, y semilla, ustedes vencen aquello que se ha alejado de Dios.
De modo que al ustedes morar en el hijo de Dios, ustedes ya no se saldrán más,
sino que heredarán todas las cosas.
De modo, que ¡adiós!

Manténganse en el poder del Señor Dios, que pasa por todo el mundo,
para que la huida de ustedes no sea en invierno.
Y tengan cuidado, para que la huida de ustedes no sea en el día Sábado,
(el significado del cual es reposo)

sino que moren todos en el poder del Dios viviente, en el cual ustedes pueden sentir vida, paz y reposo,
y un lugar para morar; una cámara secreta a la cual ir,
hasta que pase la indignación y la ira del Señor,
que debe venir sobre todos los transgresores.
Y si el juicio comienza primero en la casa de Dios,
y los justos pasan por el camino recto hacia la salvación,
¿dónde aparecerán los hipócritas y los pecadores?

Sobre quienes debe venir y pasar el gran azote.
Por lo tanto moren todos en la vida, poder y amor de Dios.
Y el apóstol dijo: 'No dejando de congregarnos,
como algunos tienen por costumbre,'
sino edifíquense los unos a los otros en la luz y la vida, así como el día cuando aparece:

y para decir que la gente no debe reunirse para adorar a Dios,
podrían decir en vez: ustedes no pueden ser cristianos.
Porque los perseguidores siempre fueron ciegos,
y ellos taparon sus oídos para no oír el espíritu de Dios en sí mismos anteriormente;
de modo que estaban en el celo ciego, y se fueron en contra de aquellos que estaban en el celo verdadero,
en el espíritu de Dios.

Jorge Fox

Que esto sea copiado cuidadosamente, y enviado entre los Amigos.

207.

Mis estimados amigos,
Miren por encima de todos los sufrimientos que están en el exterior, en la semilla de Dios,
que existía antes de aquello que hace sufrir;
y la semilla de Dios, Jesucristo, permanecerá,
cuando aquello que hace sufrir, ha desaparecido:
y así, vivan en la semilla de Dios,
y acuéstense en ella, la cual es Cristo,
la vida, el camino a Dios, el Padre de la vida.
Los diezmos de los judíos, y los diezmos de los cristianos apóstatas
se debe dar testimonio en contra de todos ellos,
por aquellos que son redimidos de la tierra,
y reinan sobre ello, en su vida, y poder, y sabiduría.
Y así, tengan la buena fe, y nunca presten atención,
sino que hagan guerra en justicia en contra de la bestia, el dragón, la ramera y sus seguidores;
porque gracias al Señor ustedes han pasado y saltado muchas murallas y muchas tropas,
y el Señor les ha dado dominio sobre aquello que hizo guerra contra ustedes;
y por el poder del Señor ustedes han vencido,
y en el poder del Señor ustedes vencerán todo,
y en eso permanecerán, cuando todo lo que sea contrario desaparezca.
Y conozcan su porción, y siéntense en la posesión de ella;
y así cada uno de ustedes esté en su posesión y su herencia,
y con el escudo de la fe y el yelmo de la salvación,
y la coraza de la justicia,
y la espada del espíritu, la palabra de Dios,

que existía antes que existiera el engaño,
que martillará, y romperá,
y cortará todo lo que es contrario.
Y estando calzados con la preparación del evangelio,
que es el poder de Dios,
el cual existía antes que existiera la caída,
en eso permanezcan, en el poder de Dios,
que existía antes que existiera el diablo,
y permanecerá cuando él se haya ido.

Jorge Fox

208.

Todos ustedes prisioneros del Señor por causa de su verdad,
y por guardar el testimonio de Jesucristo,
en contra de todos los inventos, tradiciones, rudimentos, adoraciones voluntarias,
humildad fingida y justicia propia, que están en la caída,
(y están fuera del poder y la justicia de Dios),
que no tienen otras armas sino las carnales, como lo son ellos mismos;
su paciencia debe vencer todos los espíritus duros en el mundo,
y su amor debe llevar todas las cosas.
Porque la paciencia obtiene la corona que es inmortal, que corre la carrera;
de modo que el Cordero debe tener la victoria sobre todos los espíritus inmundos y despreocupados,
y sobre aquel que está fuera de la verdad.
Por lo tanto sean mansos y humildes, y así sigan el ejemplo de Cristo,
y lleguen a llevar la imagen del justo, quien fue abofeteado por el injusto;
y pónganse su justicia, quien sufrió a manos de los injustos,
cuya espalda fue golpeada, su pelo fue arrancado, y su cara fue escupida,
y sin embargo clamó: 'Padre, perdónalos;'
así el mantuvo su dominio, aunque sufrió, y tuvo la victoria,
la cual los seguidores del Cordero tratan de obtener (en medida).
Por lo tanto, vístanse de paciencia; dejen que se conozca su lealtad al Rey,
que ha conquistado al diablo, la muerte, y el infierno;
caminando en justicia, paz y verdad,
sintiendo el poder de Dios predicando y alcanzando el testimonio de Dios en cada uno,
cuando las palabras no eran pronunciadas.
Y que su fe sea en el poder, que pasa por todas las cosas, y sobre todas las cosas,
y escúchenlo.
Y así conocerán el poder del Dios todopoderoso, y su brazo, y cómo obra,
y la mano, cómo los llevó
, la cual los sacará de la tribulación y la esclavitud,
y el Egipto espiritual, hacia la paz.
Y éste es el poder de Dios, vivan y moren en él, en el cual ustedes lo sentirán,
quien existía antes que existiera la enemistad.
Y estén en paz los unos con los otros, entonces ustedes vivirán en la paz del Príncipe de príncipes,
y en su reino, dominio y vida;
en lo cual está la unidad, que existía antes que existiera la enemistad, y que la destruye.
Y así, en el poder del Señor ustedes son fortalecidos,
el cual pasa por encima del poder de la oscuridad,
y existía antes que todo aquello que estaba fuera del poder de Dios.
Y todas las personas que se han alejado del testigo de Dios en sus propias personas,
todos son débiles, y frágiles, y tambalean.
Toda la fortaleza del hombre y la mujer está en el poder de Dios,
que está por encima del poder de la oscuridad.
De modo que sientan todo esto en ustedes, para llevarlos a través de todo, y sobre todo,
y en esto prediquen y trabajen para Dios,
y presten oído a esto, y escúchenlo los unos en los otros,
y por medio de esto sientan la semilla que se levanta entre ustedes, la cual es heredera del poder;
para que cada uno de ustedes conozca su porción.
Porque toda la gente que se ha alejado del testimonio de Dios en sus propias personas,
que han errado, y que odian la luz,
ellos están llenos de oscuridad, pecado, e iniquidad, y están lejos de la inspiración y la revelación,
mientras sus mentes están alejadas del espíritu de Dios en sí mismos, que está escondido de ellos.
De modo que cuando sus mentes se vayan con la luz y el espíritu de Dios hacia Dios,
entonces con esto ellos conocerán algo de revelación e inspiración;
a medida que son alejados del mal por aquello que es de Dios, y son vaciados de ello,
entonces habrá lugar en ellos para que algo de Dios sea revelado e inspirado en ellos.
Y allí en eso, ellos tendrán profecía, viendo las cosas que sucederán,
siendo alejados del mal que los ha oscurecido y los ha separado de Dios;
en lo cual ellos verán el pacto,
por el cual ellos llegarán a tener paz con Dios.

Y Amigos todos, ustedes pueden suavemente enviar sus sufrimientos hacia aquellos que los hacen sufrir,
ya sea los alguaciles, subtenientes, o jueces, y que ellos vean,
que la idea de Cristo o de los apóstoles, no era encarcelar a nadie, ni ellos encarcelaron a nadie;
y así ustedes pueden aclarar su inocencia a la conciencia y el testimonio de Dios en todos los hombres.

Jorge Fox

209 - A los Amigos, en Norfolk y Lyn, y sus alrededores, etc.

Mis estimados amigos,

moren en el poder de Dios y su semilla inmortal,
en la cual todos ustedes tendrán vida eterna, y heredarán la sustancia y el dominio,
y un reino de vida, que nunca se desvanece, ni tendrá fin.
Y así moren todos en el poder del Señor Dios,
en el cual todos ustedes pueden sentir y saber que su fortaleza es renovada en aquello que es inmortal;
y ser de una mente en el poder de Dios,
y vivir en amor y paz
, conociendo el reino del mismo,
que permanece en el poder de Dios, que existía antes que el poder de Satanás.
Y comiencen su comunión en el mismo poder de Dios,
su comunión está en aquello que es eterno, y que nunca tiene fin.
Y la comunión en la iglesia está en Dios, y la adoración está en el espíritu, y en la verdad;
y esta verdad existía antes que la falsedad,
y permanece cuando toda la falsedad en el mundo ha desaparecido.
Vivan y moren en esto, en lo cual todos ustedes tendrán unidad y comunión;
en lo cual ustedes sentirán la vida eterna entre ustedes.
En eso reúnanse y mantengan sus reuniones, y esperen juntos al Señor,
quienes están reunidos en el nombre de Jesús;
cuyo nombre está por encima de todo nombre.
Y así su reunión está por encima de todas las otras reuniones;
y esta reunión permanece cuando todas las otras reuniones se han terminado.
Y la salvación no es traída por ningún nombre bajo el cielo, sino en el nombre de Jesús;
en cuyo nombre están sus reuniones;
en cuyo nombre todos ustedes conocen su salvación, y la conocerán;
a medida que todos ustedes moren en el poder de Dios, que se mantiene hasta el día de la salvación.
De modo que sean fieles al Señor Dios,
obedeciendo a la semilla, y sintiéndola, y conociéndola en ustedes mismos;
que destruye al diablo, el destructor, y el opresor, asesino, y mentiroso,
el padre de toda injusticia e impiedad, y todo lo que es malo,

lo que la semilla destruye, y esta semilla es Cristo.
Por lo tanto conozca ese reino, y la piedra principal puesta sobre todos;
en la cual todos ustedes sentirán la vida, y tendrán vida eterna,
llegando a ser herederos del poder de Dios,
conociendo cada uno de ustedes que esa es su porción,
y que son herederos del evangelio, y lo heredan.
Entonces ustedes poseen comunión, la comunión del evangelio, la cual es eterna,
la cual es el poder de Dios.
Así que, ¡adiós!
Y el Señor Dios Todopoderoso los guarde y los cuide.
De modo que mi amor en la semilla eterna de Dios es para todos ustedes.

Jorge Fox

Desde Mendlesham, este día 11 del primer mes.

210.

Amigos,

No confíen en el hombre, ni el el brazo de carne, ni pongan su confianza en ellos, sino en el Señor.
Juzguen por sí mismos, y contengan aquello que se jacta, y aquello que se quiere elevar;
mantengan eso bajo juicio, por el poder de Dios en sí mismos,
temiendo que el Señor Dios traiga sobre ustedes algo que esté fuera de ustedes para derribarlos,
quienes no mantienen eso derribado en sí mismos.
Y por lo tanto mantengan todo eso abajo con el poder del Señor Dios en sí mismos;
entonces ustedes tendrán dominio sobre todo eso, en el poder del Señor Dios.
Y vivan todos en el poder de Dios, que existía antes de la caída,
en lo cual ustedes tendrán comunión sobre todas las comuniones en la caída,
y sobre todas las cosas externas que tienen un fin;
y esta comunión ve sobre todo aquello que está en la contienda.
Porque en el poder de Dios su comunión no tiene fin,
que existía antes de la caída y la contienda, en la cual está la paz;
y esta comunión permanecerá cuando todo aquello que está en la caída se desaparezca,
y en lo cual está la unidad perfecta,
que mantiene sobre todas las tales cosas que se van hacia las cosas externas;
de la cual se levantan las riñas, y la contienda, y las imperfecciones.
Y por lo tanto, manténganse en el poder del Señor Dios que es eterno,
en lo cual está la comunión que no tiene fin; en eso vivan y moren.
Y sientan la semilla de Dios sobre todo aquello que hace sufrir,
que permanecerá cuando todo eso se haya desaparecido,
en eso ustedes sentirán la vida sobre la muerte, y la luz sobre la oscuridad.
De modo que el Señor Dios Todopoderoso los guarde, y los mantenga en el dominio.
Este día yo llegué a la Isla de Ely, donde no oigo nada, pero las cosas son apacibles,
y las mentes de los Amigos mantenidas sobre todos la confusión en el mundo, y no tomen mucha nota de esto;
sino obedezcan el poder de Dios, que existía antes de la caída; y en esta caída está la confusión.
De modo que sean fieles al Señor Dios.

Jorge Fox

211.

Amigos,

Todos ustedes que han conocido el camino de la verdad, y han probado el poder de la misma,
y ahora se vuelven hacia las modas y las costumbres del mundo,
ustedes detienen a aquellos que están saliendo del mundo, ustedes los hacen tambalear en la verdad,
ustedes cuestionan el camino del Señor,
el cual está fuera del camino del mundo, y de sus caminos;
y ustedes afligen a los justos, y entristecen los corazones de los rectos y los simples.
Hubiera sido mejor que nunca hubieran conocido el camino de la luz, la vida y el poder;
ustedes son la causa de que muchos se queden en la oscuridad;
ustedes son la causa de la jactancia de los impíos,
y hacen que los impíos los tomen como ejemplo,
y sus objeciones en contra de la verdad, y aquellos que viven en ella, que aleguen en contra de sus caminos.
Hubiera sido mejor que nunca hubieran nacido; sus días serán tristes,
problemas y venganza serán su prenda y su ropa en ese estado;
y será una cosa difícil para cualquiera de ustedes el arrepentirse,
porque ustedes hallarán una cosa más sutil en ustedes que lo que era antes que conocieran el camino a la verdad;
quienes han descuidado el oír la voz de Dios, por causa de lo cual sus corazones son endurecidos.
ustedes son la causa por la cual muchos esposos y muchas esposas se jactan en contra de la verdad, y los siervos y los hijos de ellos;
porque en algunas familias hay siervos que están convencidos, e hijos que están convencidos,
y en otros hay esposos que están convencidos pero no las esposas,
o las esposas pero no los esposos, y los siervos pero no los amos, e hijos pero no los padres.
De modo que ustedes que se alejan de la verdad, ustedes son la excusa para aquellos que no están convencidos,
para irse en contra de aquellos que están convencidos.
¡Angustia y miseria para ustedes!
Hubiera sido mejor que ustedes nunca hubieran nacido, ni hubieran conocido el camino de la verdad;
cuyo fin es peor que el comienzo,
cuando el camino de paz está escondido de sus ojos,
y ustedes no pueden encontrar un lugar de arrepentimiento, aunque laven su altar con lágrimas;
estando en la vida manchada, donde están todos los chismosos, cuentistas,
personas inmundas, envidiosas, murmuradores y quejumbrosos,

y están fuera de la vida, y del poder, y de la sabiduría de Dios,
que tiene el dominio real, y posesión de la semilla real.
Por lo tanto vuélvanse, vuélvanse todos los que no estén endurecidos y pasados de los sentimientos,
y oigan la voz, para que puedan conocer el camino de paz y arrepentimiento,
y el camino de la vida y la salvación, y vivan en él;
y sobre todos sus carruajes, caminatas, palabras y acciones,
ustedes pueden llegar a recibir juicio,
y por medio de esto ustedes pueden recibir poder para vivir una vida nueva,
en la cual Dios es servido en la verdad,
y no el diablo, quien está fuera de la verdad;
porque en la verdad está la santa unidad y el dominio puro,
y la vida eterna prometida y recibida, y la semilla real,
la cual los elegidos tienen donde tienen el pan de vida.

Jorge Fox

212. - A un amigo bajo un ejercicio del espíritu.

Manténganse humildes en el poder, y su ojo en la semilla,
que destruye el diablo y sus obras, y hiere su cabeza;
y vive en la semilla, que existía antes que el diablo existiera,
para que en ella ustedes puedan tener vida y paz en aquello que existía antes que existiera la muerte.
Y en la semilla que es Cristo, ustedes tendrán dominio sobre sus enemigos,
y verán antes que ellos existan.
Y aquello que les deja ver su dureza, oscuridad, pensamientos, y tentaciones,
y el temperamento, y su confusión, mortandad, y sus deseos,
es la luz, y poder, y espíritu de Dios en ustedes,
y el espíritu maligno los persuade a esforzarse en esos problemas.
Y entonces ustedes murmuran y se quejan, y están descontentos, y no están en silencio,
y entonces el enemigo y la muerte los cubre,
y por medio de eso la mente llega a estar desestablecida.
Por lo tanto manténganse en el buen espíritu dentro de ustedes,
que manifiesta el pecado y el diablo;

y al estar su mente en esto, les informará.
Y mantengan su mente en la semilla, y ésta es su vida;
y vean lo bueno, y no lo malo, sino por encima de ello.
Porque no es un pecado el ser tentado;
ni aquello que el acusador les trae ustedes,
y la mente de ustedes está en contra de eso, y no se rinde ante eso,
y nunca se les acusará de eso;
y ustedes verán como con el poder del Señor ustedes sí vencen.
Y Dios les da dominio en la vida, y el poder, y la verdad,
en lo cual está la bendición, y la paz;
y el Señor Dios Todopoderoso los bendiga en eso.
No duden, ni desmayen, ni cuestionen;
porque Eva fue engañada por la serpiente, la cuestionadora;
por lo tanto manténganse por encima de él en el poder de Dios, y en aquello está el reino.
Y no tengan creencia en la serpiente, ni tomen alimento de ella,
sino que tengan un ayuno de aquello que está en la caída;
porque eso los aleja del Señor,
para alimentarse del alimento del acusador y tentador, que alimenta la incredulidad.
Y por lo tanto tengan su ayuno en el Señor,
y aliméntense de aquello que desciende de arriba, en lo cual está la vida;
y eso fortalece la fe que tiene la victoria.
Y por lo tanto tengan la buena fe en él que existía antes que el diablo,
Cristo, el primero y el último; y siéntense en él, quien es el Amén.
Y cuando ustedes hayan sido afligidos, y resistan al tentador,
¿acaso el ángel del Señor no les ministra después a ustedes,

para su fortalecimiento?

Jorge Fox

213.

Estimados amigos,

Moren en la vida y el poder de Dios,
por el cual ustedes fueron criados, y por el cual ustedes son nutridos y refrescados;
que es el fundamento seguro que nunca se derrumbará,
porque es puesto por Dios, y ningún hombre puede poner otro.
Y ustedes que sienten la vida y el poder de Dios en sí mismos,
sientan a Cristo, la salvación, la rectitud, y la sabiduría de Dios,
y así ustedes por el poder y la sabiduría de Dios
son guardados y cuidados
en la sinceridad y la integridad para Dios;
y por lo tanto llegan a ser establecidos sobre la roca,
contra la cual las puertas del infierno no pueden prevalecer,
ni todos los dardos ardientes del toque maligno.

Y en el poder de Dios, ustedes son reunidos y establecidos,
y permanecen y viven en aquello que esparce las nubes,
y mantiene sus ojos limpios para el Señor Dios;
por cuyo poder ustedes lo ven (en medida) con un buen entendimiento,
por medio de todos los poderes malignos y los espíritus que obran en la oscuridad en contra de él,
y por el poder de Dios son guardados fuera de ellos, y establecidos encima de ellos,
donde ustedes reinan como reyes en la semilla inmortal de Dios,
por la cual la cabeza de la serpiente es quebrantada, y su semilla es destruida.
Porque la libertad verdadera está en el hijo,
quien sufrió y murió, y se ha levantado otra vez en la vida,
y ha traído la vida y la inmortalidad a la luz otra vez;
y en esta vida y luz ustedes son los hijos del Dios Altísimo,
y herederos del reino eterno de Dios,
donde ustedes tienen una porción segura en gozo, y paz, y la bendición de Dios,
en la cual ustedes se sientan y mantienen su habitación.
Y el Dios de vida y paz, y el amor sin fin esté con todos ustedes,
y vístanse con la prenda de la alabanza eterna;
para que en todas las cosas ustedes puedan darle a él la gloria
que vive para siempre.

Jorge Fox

214.-Con respecto a quedarse con el sombrero puesto durante el tiempo de oración.

Amigos,
el poder del Señor Dios está sobre todos aquellos que mantienen sus sombreros puestos durante la oración,
y ellos no se dejan puesto el sombrero durante la oración por el poder de Dios, o por el espíritu de Dios,
sino por un espíritu terrenal y oscuro en contra del espíritu de Dios,
y en contra de aquellos que están en el poder de Dios.
Este fue el primer fundamento de eso, tanto en Juan Perrot como en su compañía,
cuando él corrió hacia afuera, y Jaime Naylor cuando él corrió;
y esto fue hecho primero en oposición hacia aquellos que estaban en la verdad,
y en el poder de Dios;
pero el poder de Dios despedazará ese espíritu fingido, oscuro y terrenal,
y debe ir hacia la tierra y el hoyo,
con todas sus pretensiones fingidas y falsas;
y el poder del Señor Dios y su verdad reina sobre todo.

Los primeros que se pusieron en esta posición de dejarse sus sombreros puestos durante la oración en contra de los Amigos, fueron los Ranters.
El siguiente fue Jaime Naylor, pero él rápidamente, por el poder del Señor, lo vio y lo juzgó;
y después fue Juan Perrot, cuyo fin fue de acuerdo a su trabajo, y así serán los que continúen en esto.

Porque el poder de Dios está sobre ellos, en su espíritu oscuro y terrenal:
y el poder de Dios existía antes que ellos existieran,
y permanecerá cuando ellos se hayan ido, y reina sobre todos ellos.
Y esa es la palabra del Señor Dios a todos ustedes.
Y de mi parte, yo vi como un sacerdote se paraba en una reunión,
como uno de estos espíritus oscuros y terrenales con sus sombreros sobre sus cabezas, cuando los Amigos oraban;
porque ellos no pueden engañar a los Amigos.
Porque yo he estado más cargado con su espíritu oscuro, sutil y sofisticado,
que con el sacerdote,
que no mostraba más reverencia a Dios (en eso) que a un caballo,
cuya aparente justicia externa ha engañado a muchos,
pero el poder de Dios, que destruye al engañador, quita el engaño,
y lleva a la gente a aquello que los convenció primero.
Y aquellos que se dejaron los sombreros puestos cuando oraban los Amigos,
después de un tiempo algunos de ellos corrieron a los sacerdotes para que los casara,
y algunos corrieron para oírlos en las iglesias;
entonces este espíritu oscuro y terrenal puede inclinarse, y sacarse su sombrero por sí mismo;
el espíritu oscuro, que se dejó puesto el sombrero en las asambleas de los justos,
en oposición al espíritu y el poder de Dios.
Y así, este espíritu ha llevado a la gente hacia un amor y libertad fingidas,
lo cual el espíritu y poder de Dios no pueden tener,
sino que juzga y está por encima, y reina sobre esas cosas,
si ellos mantienen su morada en el poder, y la vida, y la verdad de Dios que reina.

Si ellos, que están y han estado en este espíritu oscuro y terrenal,
no tenían consideración del poder de Dios y su verdad,
ellos tendrían que ser sensibles, y temerosos de ofender en cualquier manera,
tanto a los que están en el interior, como a los que están en el exterior,
para llevar sus mentes a mirar hacia aquello ha sido promovido por su espíritu terrenal;
y así a poner piedras de tropiezo, y establecer un ídolo y una imagen a la cual mirar,
que aleja los ojos de las personas del testigo de Dios en sí mismos.
Pero el poder de Dios ha pasado por encima de eso, y lo romperá.
Y así, este espíritu de Belial, que quisiera estar sin yugo,
clama a los que en amor exhortan, y juzgan: "ustedes tratan de enseñorearse de nosotros".
Y así este espíritu terrenal y oscuro,
que se ha subido por encima del testigo de Dios en sí mismos,
que no es sensible a los movimientos del espíritu y poder de Dios,
establece su propia forma terrenal,
la cual nunca fue establecida por el poder de Dios, pero juzga.
Y este espíritu terrenal juzga a todos,
los que son reunidos en el poder,
y que son constreñidos por el poder y el amor de Dios,
en un manera familiar, para tomarse los unos a los otros de la mano,
por medio de lo querido y lo cercano del amor de Dios,
y la vida pura, limpia, y santa;
y también son movidos por el poder del Señor Dios para sacarse sus sombreros en la oración.
Este espíritu oscuro, sofisticado, y terrenal,
ha entonces juzgado estas prácticas del pueblo de Dios antes mencionadas,
para ser no más que una forma, que es hecho en el poder de Dios,
estando esto fuera del poder mismo, y de la comunión y la unidad de él.
Y debido a que ellos, que están en él,
se han alejado de aquello que los convenció al principio, hacia las cosas externas,
y hacia su forma en el espíritu terrenal,
juzga a aquellos que no lo siguen,
y ellos han perdido el poder de Dios.

Y así muchos de ellos son oscurecidos con un espíritu enmohecido, y oxidado,
que los corromperá, y ha destruido a muchos.
Y esto es aquello que ha traído la plaga de la dureza de corazón,
por medio de la cual ha habido un espíritu desconocido,
y no unidad, ni familiaridad, ni cercanía en la verdad;
y ¿cómo podría?, cuando ellos se han alejado de aquello que los convenció al principio.
Todos deben ir hacia eso,
antes que tengan comunión y unidad verdadera en el poder y verdad de Dios;
lo cual, si ellos hubieran obedecido, los hubiera llevado a seguir,
"todo lo que es bueno, todo lo que es amable,
todo lo que es de buen nombre,"

y las cosas pacíficas.
Pero este espíritu ha seguido a lo contrario,
y por lo tanto el poder del Señor Dios,
y la vida y la verdad, están en contra de eso, y han pasado encima de eso, y reina.
Y ustedes, con su espíritu terrenal y forma terrenal;
ha dado ocasión para que el mundo diga que
"el pueblo de Dios llamado los cuáqueros, está dividido,
algunos con los sombreros puestos, y algunos sin ellos,
y por lo tanto están opuestos los unos a los otros."
Y éstos son los frutos del espíritu terrenal,
que quisiera traer oscuridad y tierra sobre todo;
pero el poder de Dios está sobre este espíritu oscuro y terrenal,
y el mundo, y los que están en él;
y mira sobre ellos y al mundo como una cosa,
en contra de la verdad y el poder de Dios.
Y el pueblo de Dios llamado los cuáqueros son uno y no están divididos en el poder de Dios y su verdad;
y en el poder de Dios y espíritu ellos están en unidad en la verdad y el poder de una vida sin fin.
El Señor Dios me movió para escribir esto.

Jorge Fox

215. - A los Amigos que trabajan en el ministerio, para que sus vidas puedan predicar.

Estimados amigos y hermanos,

Entre quienes se manifiesta la vid,
y que están (por fe) injertados en ella,
por medio de lo cual ustedes pueden llevar fruto para glorificar a Dios;
sean sabios en todas las cosas, e inofensivos,
para que sus vidas, conversaciones, e inocencia puedan predicar,
y alcanzar los corazones de todos los que se les oponen y los persiguen.
Y sean fieles y valientes por la verdad sobre la tierra,
y sensibles los unos a los otros en todas las cosas externas convenientes, porque ese es el menor amor.
Y moren en aquello que los redime de la tierra, el poder de Dios,
en el cual ustedes pueden conocer el reino que es eterno,
y llegan a ser herederos de eso;
para que ustedes se puedan sentar en sus propias posesiones,
conociendo la semilla de Dios, que existía antes que la semilla de la serpiente,
conociendo el nacimiento nacido del espíritu, que existía antes del nacimiento nacido de la carne.
Y así vivan en la verdad,
por medio de la cual ustedes pueden ver sobre aquello que mancha, corrompe, destruye, y sobrecarga la creación;
por medio de este poder y esta verdad de Dios ustedes pueden responder al espíritu de Dios en todo,
a quien los malignos afligen, irritan, y apagan
por sus deseos impíos, y conversación impura, y palabras desagradables.
No teman los sufrimientos, que los llevan a tener una corona.
No le teman a aquel que puede destruir solamente el cuerpo, sino al que puede herir el alma;
porque aquel que es inmortal pasa sobre él.

Teman a Dios, y no teman al que puede estropear los bienes;
porque la tierra es del Señor y su plenitud.
Sino obedezcan el poder de Dios, y que la paciencia de ustedes sea perfecta,
y todas sus palabras estén sazonadas con gracia, para que puedan edificar;
con las cual ustedes pueden sazonar la tierra,
estando sus corazones establecidos en lo mismo,
sobre todas las palabras desagradables y los habladores,
y vivan en la verdad que está por encima de ellos.
Y que sus espaldas y sus mejillas estén preparadas para los azotadores;
para que puedan vencer al mal con bien,
y puedan amontonar ascuas de fuego sobre sus cabezas.

Porque es el bien que vence al mal,
y el cordero que tiene la victoria; el rudo macho cabrío no debe tenerla.
De modo que la moderación de ustedes sea conocida por todos los hombres,
honrando a todos los hombres, teniendo a todos en estima;
para que los puedan poner en el camino de la salvación y la vida.
Para que el poder de Dios los pueda venir sobre ellos,
para que su mansedumbre y amabilidad pueda prevalecer sobre lo rudo,
y en osadía en el camino inalterable y santo ustedes puedan ser guardados;
el cual es el camino nuevo y viviente, el cual es la luz y la vida,
que nos lleva hacia el pacto con Dios, en el cual hay paz.
En el cual el Señor Dios Todopoderoso les da dominio,
y los preserve por su poder, en la vida sin fin,
donde todos ustedes pueden conocer la felicidad y la paz en los pastos de vida,
donde todas las ovejas y corderos se alimentan;
¡que el Señor Dios Todopoderoso los guarde en eso!

Jorge Fox

Que sean enviadas copias a Virginia y Maryland.

216. - A los Amigos en Nueva Inglaterra, y las islas más allá del mar.

A todos mis queridos amigos y hermanos,
entre aquellos a quienes la verdad preciosa y el amor de Dios ha sido declarado, y recibido gozosamente,
cuya creencia, confianza, e inocencia están esparcidas en el exterior,
quienes han venido a la vid, Cristo Jesús, que es su sombra;
a quien las cadenas y la muerte no han hecho desmayar,
por el valor de la causa de la verdad.
Y ni los grillos, ni los fierros, azotes, llagas, la toma de bienes,
y crueldades o persecuciones por el estilo no los han intimidado,
cuyo coraje, valor, y audacia por la verdad,
se han mostrado mucho entre una generación torcida y perversa que profesa a Cristo,
y entre quienes él no ha tenido ni siquiera un lugar de entretenimiento,
como en su pesebre en el exterior;
cuyos corazones son guaridas de dragones, y lugares de oscuridad,
y cuya religión y profesión ellos han avergonzado,
siendo infructuosos en los caminos de Dios y Cristo, obreros de oscuridad,
cuya iniquidad ha florecido y sus pecados han brotado como la hierba;
y su locura y vergüenza puede cubrirlos,
y que ellos puedan estar confundidos en su iniquidad.

De modo que ustedes permanezcan en el poder del Señor Dios,
en su poderío, y fortaleza, y su mano, que les trae salvación,
y cuyo poder y brazo ustedes ven por encima de aquello que trajo destrucción;
y este poder, que es el evangelio, la vida y la inmortalidad, viene a la luz,
y cautiva aquello que escondió la vida y la inmortalidad;
viviendo en el poder de Dios, vean por encima de eso,
y cuando permanecen en eso, todos sus pies están seguros.
Y en este poder de Dios, el evangelio,
que pasa por encima del poder de la oscuridad, y que estaba antes que él,
que ustedes ven antes que toda la transgresión, y cómo todas las cosas fueron bendecidas;
y este poder pasa por encima de todo aquello que trae maldición,
ira, angustia, miseria, esclavitud, cautiverio, y cadenas,
y por este poder de Dios el poder de la oscuridad es llevado cautivo.
Vivan y moren en el poder de Dios;
en el cual todos ustedes tienen unidad, paz, concordia, amor, y comunión en el evangelio,
que pasa por encima de la enemistad, y existía antes que ella;
líguense y únanse en esto, y ustedes están establecidos, y son unidos con Cristo,
quien existía antes de la transgresión, que estaban esparcidos lejos de Dios.
En el poder de Dios miren por encima de todas las reuniones y asambleas,
que están en la transgresión, desestablecidas, como agua;
en este poder está la oración hacia el Dios viviente, que vive para siempre.
Y entonces el evangelio, que es eterno, es predicado a todas las naciones de la humanidad,
y a todos los que son alejados de Dios en el poder de la oscuridad;
con la intención de que ellos puedan volver a Dios otra vez,
y traigan la vida y la inmortalidad hacia la luz por su poder Todopoderoso,
que expulsa la muerte y la oscuridad.
De modo que en este evangelio, el poder de Dios, permanezca toda su fe,
y entonces serán como uno.
Y así todos ustedes que han probado el poder,
siéntense bajo su propia vid, y moren en ella, entonces ustedes producirán fruto
por medio del poder de Dios y de Cristo Jesús, quien es la vid,
que pasa por encima de los poderes de la oscuridad, lo cual es la causa de no producir fruto.
Y este poder de Dios, Jesucristo, destruye al diablo y sus obras de oscuridad;
y al morar ustedes en el poder de Dios,
cada uno de ustedes tendrá una morada en él.
Porque el poder de Dios ha brotado en sus corazones,
de modo que no lo abusen de ninguna manera por medio de contienda o discusiones, porque esto carcome.
Pero vivan y moren todos en el poder de Dios, lo cual los sujeta a Dios,
y los unos a los otros en su temor, que los guarda del pecado y el mal,
que es el autor de la contienda;
y por medio del poder de Dios todos ustedes serán guardados en unidad, paz, y amor.
Y tantos como reciben la luz, que es Cristo Jesús, el poder de Dios,
con la cual él los ha iluminado,
a quien se le ha dado todo el poder en el cielo y la tierra,
Él les dará poder para llegar a ser hijos de Dios.
Por lo tanto cada uno reciba a Cristo, la luz, quien los ha iluminado,
y ustedes sentirán el poder, en cuya luz todos ustedes tendrán comunión;
y esta luz les dará a cada uno de ustedes el conocimiento de la gloria de Dios,
en el rostro de Cristo Jesús, su Salvador.

Y en el poder del Señor Dios,
que los ha unido sobre los poderes de la oscuridad, y todas las reuniones de ella,
vivan en ese poder de Dios, que es eterno, y mantengan sus reuniones;
en ellas ustedes pueden sentir la plenitud de la vida, y la sabiduría de lo alto, que estaba antes de lo que es de abajo,
por medio de lo cual todos ustedes pueden ser ordenados para la gloria de Dios,
y ordenen todas las cosas bajo sus manos para su honor.
Por medio de esta sabiduría ustedes pueden ser una bendición para el Señor Dios en su generación,
y un olor agradable para él en los corazones de toda la gente sobre la tierra,
sí, los mismos paganos, que son iluminados,
para llevarlos a la luz, con la cual Cristo Jesús los ha iluminado;
para que ellos puedan llegar al conocimiento de la misma salvación o condenación.
De modo que esparzan la verdad en el exterior, ustedes que están en ella, y la tienen,
y el diablo está fuera de ella, quien ha oscurecido al pueblo de Dios, y su pacto, y su camino;
por medio de lo cual ellos son extraños para su vida, y su reino que no tiene fin, y su dominio que es eterno;
vagando por caminos extraños en el mundo oscuro, que está en la injusticia,
que el diablo ha hecho como un desierto, lleno de zarzas y espinas,
para que los corderos que están allí apenas puedan caminar o trabajar.

Sin embargo, trabajen y laboren ustedes en el poder del Señor Dios que vive para siempre;
y en él hagan viñas y plantaciones,
para la renovación de las mentes de las personas en la luz y el poder de Dios,
y el conocimiento de Cristo Jesús,
alejándolos de la enemistad y la oscuridad, el poder de Satanás,
hacia la luz, y hacia Dios,

para que ellos puedan ser renovados en su imagen y semejanza;
para que la imagen del diablo, y su semejanza, pueda ser desfigurada,
la cual se ha levantado en los corazones de los hombres y de la gente desde el comienzo, en la transgresión.
De modo que tráiganlos al gran sacrificio, el Señor Jesucristo, la semilla de la mujer,
quien se ofreció a sí mismo por los pecados del mundo, la piedra principal, que está puesta sobre todo,
quien está restaurando por medio de su poder, quien tiene todo el poder en el cielo y la tierra,
quien está restaurando todas las cosas hacia el lugar, como estaban en el comienzo,
y reconciliando en uno, por su poder, todas las cosas en el cielo y las cosas en la tierra,
destruyendo aquello que hizo la separación, y que rompió la unidad,
lo cual es enemistad en la mente de las personas,
lo cual es destruido por la luz que ilumina a todo el que viene al mundo;
por medio de lo cual toda la gente llega a tener paz con Dios, y comunión, quienes creen en él.
De modo que esparzan la verdad en el exterior, y sean valientes por ella sobre la tierra,
mejoren sus talentos, y sean como las vírgenes prudentes, con aceite en sus lámparas;
para que ustedes puedan entrar con el novio.
Tengan sal en sí mismos, para que puedan saborear todas las cosas,
y mantengan sus conciencias limpias y puras hacia Dios y todos los hombres.
Vivan en la cruz de Cristo, y regocíjense en ella, la cual es el poder de Dios,
y pasen sobre todo aquello que vive fuera de Dios,
y que está en la transgresión, y sus frutos, para la cual es la muerte;
a esta cruz, el poder de Dios, todos deben inclinarse y reverenciar.
Y la comunión de la cruz está en el poder de Dios,
que está por encima de todas las comuniones del mundo, y las crucifica.
Y así ustedes son herederos del poder de un mundo que no tiene fin, y un reino que es eterno,
siéntense en sus herencias del poder, del reino, de la bendición, de la promesa, que son herederos del mismo;
para que ustedes puedan aumentar en lo eterno, en la bendición, y las riquezas celestiales.
Y aunque los opresores de la tierra no les dejarán tener ni un pie de terreno,
ustedes tienen el poder de Dios para permanecer en él,
y así ustedes son herederos de ese poder, y Cristo Jesús, de quien son la tierra y todas las cosas en ella,
y ustedes están en el poder de Dios,
separados del poder de la oscuridad, el diablo,
y han llegado hacia aquello que existía antes de él,
y ustedes no tienen nada que perder, porque todo lo de ustedes es del Señor.
Porque ellos están separados por el pecado y la transgresión, llevados hacia la tierra,
allí ellos se pegan rápido, y tienen mucho que perder;
cuyos corazones están llenos de la tierra, y a ella están pegados;
y toda su comunión está fuera de la cruz de Cristo, el poder de Dios,
y están dentro del poder de la oscuridad y su dominio,
sobre quienes la oscuridad tiene supremacía;
sobre lo cual el poder de Dios está encima,
en lo cual está la libertad del hijo, y la comunión de los santos,
que vive para siempre, por medio de lo cual ellos tienen vida eterna.

Que esto sea copiado, y enviado a las islas en el exterior,
y hacia Nueva Inglaterra y Virginia.

Jorge Fox

217.-Con respecto a juzgar, etc.

A todos mis estimados amigos y hermanos, quienes han probado el gran poder de Dios,
el cual los ha llevado a la medida de la vida de verdad,
y a sentir a Dios en él; hacia lo cual ustedes son acercados,
como un camino que es viviente y que no tiene fin, que es Cristo Jesús, quien es el camino de paz,
y quien destruye al diablo, el autor de la contienda.
Todos ustedes que se han acercado hacia este camino viviente por el poder del Dios poderoso del cielo y la tierra,
vivan en paz los unos con los otros, y en unidad;
y no se juzguen los unos a los otros, porque eso carcome y gasta lo bueno,
y crea enemistad e impide el crecimiento en la verdad.
Mantengan eso por debajo, y vivan en amor y paz, que edifica.
Y a todos en todas partes, para ustedes esta es la palabra del Señor Dios:
vivan en el poder del Dios poderoso del cielo y la tierra,
que pasa sobre el mundo injusto,
que está en la contienda, y en el diablo, y sus obras;
y este poder de Dios existía antes que ellos;
en eso ustedes sentirán unidad, que existía antes que la contienda.
De modo que moren en eso, en lo cual ustedes pueden tener un reino que no tiene fin,
y el dominio que está por encima de todos los dominios sobre la tierra.
En este poder de Dios ustedes pueden aumentar sus fronteras,
y esparcir la verdad en el exterior tanto a los judíos, como a los cristianos y los paganos;
teniendo el poder de Dios, que pasa sobre todos ellos, y que existía antes que ellos existieran.
Con el poder ustedes responderán al testimonio de Dios en todo,
y los llevará al poder con el cual ellos pueden tener parte en el reino de Dios;
y compartir con ustedes lo mismo;
en lo cual ustedes tendrán paz, vida, gozo, dominio y prosperidad.
Y por lo tanto la vida de ustedes será hacer el bien, y así promover la vida, hacia Dios;
y en ese poder, que hace esto, ustedes no obrarán en vano.
Sino por encima de todas las cosas tengan cuidado de juzgarse los unos a los otros,
porque así ustedes pueden destruirse los unos a los otros, y dejarse atrás los unos a los otros,
y llevarse los unos a los otros de vuelta al mundo, y comer de lo bueno de los otros;
y así impedir la unidad, impedir el crecimiento en la vida y el poder de Dios,
en el cual ustedes deben tener paz y gozo los unos con los otros,
y el amor, que edifica, y vence, y obtiene la victoria.
De modo que sigan en la verdad, respondiendo a eso en todos en las partes internas,
y en el poder de Dios, que comprende el engaño,
y este poder existía antes que el engaño, y en ese poder está su vida,
y en eso se siente el reino que nunca tiene fin,
y los dominios que están sobre todos los dominios;
en eso permanece su paz y gozo, en el espíritu santo, el cual es el espíritu de Dios,
que sumerge todo aquello que separa de Dios;
en aquello estará su comunión, que permanecerá y seguirá cuando todas las comuniones de la tierra hayan desaparecido.
En esta comunión en el espíritu ustedes tendrán comunión con Dios, el Padre de los espíritus,
y todas las escrituras son dadas por el mismo espíritu,
y con todos los santos que las dieron, y con sus espíritus;
por medio de lo cual el espíritu de Dios será traído,
y vendrá a los espíritus de los hombres justos, que son hechos perfectos, y a Dios, el juez de todo.
En lo cual ustedes tendrá una comunión eterna,
y en este espíritu ustedes tendrán un entendimiento,
y en este espíritu ustedes llegarán a adorar a Dios, el Padre de los espíritus, y en la verdad,
fuera de la cual están el diablo y sus obras, y todos los que adoran por su voluntad.
De modo que en esto ustedes conocerán el dominio real y la comunión real;
y en este espíritu ustedes tendrán el espíritu de sabiduría,
en el cual ustedes sabrán cómo orar a Dios, quien es un espíritu,
y a adorar y glorificar al Dios eterno, quien vive por siempre y para siempre, ¡amén!

Y en eso ustedes llegarán a conocer y ver hasta el comienzo, antes de la fundación del mundo,
y aquello que apaga, y aflige, y desconcierta el espíritu de Dios;
y eso ora, y eso predica, y eso alaba,
y sin embargo aflige, desconcierta, y apaga el espíritu de Dios;
y este Dios, el Padre de los espíritus, no acepta,
que juzguemos, ni desgarremos, ni nos rompamos en pedazos los unos a los otros con respecto a los inventos.
Ahora ustedes son llevados por el espíritu de Dios hacia Dios, el Padre de los espíritus,
en lo cual ustedes tienen la comunión,
ustedes serán guardados fuera de todo aquello;
y en ese espíritu de Dios, el Señor Dios Todopoderoso los guarde y los mantenga,
y en eso reúnanse y moren,
en lo cual sus reuniones serán guardadas sobre todo aquello que está en el mundo, que está fuera del espíritu de Dios;
quienes están en confusión, discutiendo acerca de las palabras.
Por lo tanto, ustedes, en el espíritu de Dios, respondan a aquello de Dios en todos ellos.
De modo que moren y vivan en eso, y no dejen que ningún hombre tome su corona.

Envíen copias de esto a todos los Amigos que están convencidos en Nueva Inglaterra,
Barbados, y todas las islas que están allí.

Jorge Fox

 

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio