La Cruz Perdida de la Pureza



 

El temor de Jehová es aborrecer el mal.
Aborrezco la soberbia, la arrogancia,
el mal camino y el engaño.
Proverbios 8:13


El ojo de Jehová está sobre los que le temen.
Salmos 33:18

El que le teme y obra justicia, le es acepto.
Hechas 10:35


El secreto de Jehová es para los que le temen.
Salmos 25:14

El texto en azul claro o azul claro "en negrita" se puede hacer clic para obtener la escritura correspondiente o detalles en escrito.

Comentarios del editor de este sitio

Referencias bíblicas

Ay de aquellos que se llamen a sí mismos cristianos que no tienen el temor de Dios; que continúan pecando a través de sus vidas, pensando que Cristo es su excusa para pecar; quienes no tienen temor de la ira de Dios y el castigo por continuar pecando; quienes temen aquellos que matan el cuerpo, pero no temen a aquel que puede destruir el cuerpo y el alma, y echarlos en el infierno. No es muy tarde para despertar.

Ay de aquellos que piensan y se jactan de que tienen pase libre al cielo sólo con creer mientras todavía estén pecando.

De la voz del Señor: tu pacto con la muerte será quitado.

No es muy tarde para despertar.

Ay de aquellos que piensan que Dios es tan injusto, arbitrario, y caprichoso para mandar a los pecadores creyentes al cielo, mientras que los pecadores no creyentes van al Infierno.

Si es así, a usted le han lavado el cerebro con mentiras de que Dios excusa que usted continúe pecando. Despierte y lea las letras pequeñas.

¡No es muy tarde para despertar!

Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoral ni impuro ni avaro... tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con vanas palabras, porque a causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. Efe 5:5-6. No es muy tarde para despertar.

Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Éstas son: fornicación, impureza, desenfreno, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas
...los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gal 5:19-21
. No es muy tarde para despertar.

Sin santidad nadie verá a Dios. Heb 12:14

Cada vez que usted peca, traspasa a Cristo en su interior. Si usted siente dolor y arrepentimiento, y toma la resolución de no repetir el mismo error otra vez, su dolor piadoso es un bálsamo suave para las heridas que usted ha infligido. En el día del Señor, el cual todos experimentarán, usted verá a quien ha traspasado, y se lamentará. Apoc 1:7.


Entonces, ¿acaso los homicidas creyentes van al cielo? (¡Esta debería ser una pregunta fácil!)

¿Acaso los violadores creyentes van al cielo? (Otra pregunta fácil — ¡espero!)

¿Acaso los ladrones creyentes van al cielo? ¿Aún si roban un poco, de vez en cuando?

¿Acaso los mentirosos creyentes van al cielo? ¿Aún si dicen mentiras piadosas?

¿Acaso los borrachos creyentes? ¿o los drogadictos?

¿Un creyente que se enfurece, o que se enoja fácilmente?

¿Un creyente que disfruta la pornografía?

¿Un creyente que practica el adulterio?

¿Un creyente que mira a una mujer o un hombre con deseo?

¿Un creyente que quiere un Mercedes, o un vestido nuevo, o un celular nuevo, o una vacación en Hawaii? ¿Que quiere cualquier cosa que no sea lo que necesita?

¿Un creyente que pelea u odia a su prójimo?

¿Un creyente que hace trampas con sus impuestos, sus cuentas de gastos, o exámenes escolares?

¿Creyentes adictos a las compras?

¿Creyentes que envidian a aquellos que son ricos, o resienten sus riquezas?

No es muy tarde para despertar.

Para aquellos que temen a Dios, y desean agradar a Dios, el propósito de este sitio web es mostrarle cómo ser liberado del pecado al ser beneficiados con el poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz, que lleva a la unión con Dios en su reino, ahora en la tierra, y después para siempre.

El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2 Ped 3:9

 

Después que el Señor le haya mostrado el mal en su corazón y en su vida, y después que usted se haya alejado del mal, odie el mal, y rehuya el mal, eventualmente será lleno con el fruto del Espíritu Santo, incluyendo el amor de Dios. Entonces el amor será perfeccionado en nosotros. Y usted no tendrá temor, porque el amor perfecto echa fuera el temor; y su conciencia será rociada con la sangre de Jesús, que purifica aún la memoria de su culpa, para que usted pueda servir al Dios viviente. Usted tendrá confianza en el día del juicio. Pero todavía tendrá reverancia hacia Dios con admiración por su poder y gloria; como dijo Jorge Fox en su libro doctrinal con respecto al temor piadoso "Temer a Dios, no es afligirle ni ofenderle, sino estar sujeto a Él y reverenciarlo."

Lucas 1:74-5
una vez rescatados de las manos de los enemigos, le sirvamos sin temor,
en santidad y en justicia delante de él todos nuestros días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 






Proverbios 8:13
El temor de Jehová es aborrecer el mal. Aborrezco la soberbia, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa.

Proverbios 3:7
No seas sabio en tu propia opinión: Teme a Jehová y apártate del mal.

Deuteronomio 13:4 
En pos de Jehová vuestro Dios andaréis, y a él temeréis. Guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz. A él serviréis y a él seréis fieles.

Deuteronomio 10:12
La esencia de la ley: “Ahora pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti? Sólo que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, que ames y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.

Isaías 29:13
Porque este pueblo se acerca con su boca y me honra sólo con sus labios; pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí está basado en mandamientos de hombres [el temor verdadero de Dios debe ser experimentado].

Proverbios 2:1-5
El valor de la sabiduría: Hijo mío, si aceptas mis palabras y atesoras mis mandamientos dentro de ti, si prestas oído a la sabiduría e inclinas tu corazón al entendimiento, si invocas a la inteligencia y al entendimiento llamas a gritos, si como a la plata la buscas y la rebuscas como a tesoros escondidos, entonces entenderás el temor de Jehová, y hallarás el conocimiento de Dios.

Salmo 86:11
Enséñame, oh Jehová, tu camino, y yo caminaré en tu verdad. Concentra mi corazón para que tema tu nombre.

Mateo 10:27-28
Jesús enseña el temor de Dios
“... No temáis a los que matan el cuerpo pero no pueden matar al alma. Más bien, temed a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno.

Deuteronomio 6:24 
Y Jehová nos mandó que pusiéramos por obra todas estas leyes y que temiésemos a Jehová nuestro Dios, para que nos fuera bien todos los días y para conservarnos la vida, como en el día de hoy.

2 Reyes 17:39
Sólo temed a Jehová vuestro Dios, y él os librará de mano de todos vuestros enemigos.

Salmo 66:16
Venid; oíd, todos los que teméis a Dios, y contaré lo que ha hecho por mi vida.

Salmo 147:11
Jehová se complace en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia.

Job 28:28
Y dijo al hombre: "Ciertamente el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal es el entendimiento.

Proverbios 16:6
Con misericordia y verdad se expía la falta [del corazón], y con el temor de Jehová uno se aparta del mal.

Eclesiastés 12:12-13
Además de esto, hijo mío, queda advertido: El hacer muchos libros es algo sin fin, y el mucho estudio fatiga el cuerpo.
La conclusión de todo el discurso oído es ésta: Teme a Dios y guarda sus mandamientos, pues esto es el todo del hombre.

Malaquías 2:5
Mi pacto con él fue de vida y de paz. Estas cosas le di, y él me temía y guardaba reverencia ante mi nombre.

2 Corintios 7:1
Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Hebreos 12:28
Así que, habiendo recibido un reino que no puede ser sacudido, retengamos la gracia, y mediante ella sirvamos a Dios, agradándole con temor y reverencia.

Filipenses 2:12-13 
De modo que, amados míos, así como habéis obedecido siempre--no sólo cuando yo estaba presente, sino mucho más ahora en mi ausencia--, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor; porque Dios es el que produce en vosotros tanto el querer como el hacer, para cumplir su buena voluntad.

Salmo 119:120
Mi cuerpo se estremece por temor de ti, y tengo reverencia por tus juicios.

Jeremías 5:22
¿A mí no me temeréis?, dice Jehová ¿No temblaréis delante de mí, que puse la arena como límite del mar, por decreto eterno que no lo podrá traspasar? Se levantarán sus olas, pero no prevalecerán; rugirán, pero no lo pasarán.'

1 Crónicas 16:30
tiemble ante su presencia toda la tierra. Ciertamente ha afirmado el mundo, y no será movido.

1 Samuel 12:24
Solamente temed a Jehová y servidle con fidelidad y con todo vuestro corazón, considerando cuán grandes cosas él ha hecho por vosotros.

Salmo 2:11
Servid a Jehová con temor y alegraos con temblor.

Salmo 19:8-9
Los preceptos de Jehová son rectos; alegran el corazón. El mandamiento de Jehová es puro; alumbra los ojos.
El temor de Jehová es limpio; permanece para siempre. Los juicios de Jehová son verdad; son todos justos.

Salmo 25:14
El secreto de Jehová es para los que le temen; a ellos hará conocer su pacto.

Isaías 11:2-3
Sobre él reposará el Espíritu de Jehová: espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de fortaleza, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová Él se deleitará en el temor de Jehová No juzgará por lo que vean sus ojos, ni arbitrará por lo que oigan sus oídos;

Salmo 33:8
Tema a Jehová toda la tierra; témanle todos los habitantes del mundo.

Salmo 33:18
El ojo de Jehová está sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia.

Salmo 34:9 
Temed a Jehová, vosotros sus santos, porque nada falta a los que le temen.

Salmo 34:11
Venid, oh hijos, escuchadme; el temor de Jehová os enseñaré:

Salmo 36:1
La transgresión habla al impío dentro de su corazón; no hay temor de Dios delante de sus ojos.

Salmo 103:17 
Pero la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen; y su justicia sobre los hijos de sus hijos.

Salmo 111:10
El principio de la sabiduría es el temor de Jehová Buen entendimiento tienen todos los que ponen esto por obra.

Salmo 115:11 
¡Los que teméis a Jehová, confiad en Jehová! Él es su ayuda y su escudo.

Salmo 115:12-13
Jehová se acuerda de nosotros...Bendecirá a los que temen a Jehová, a pequeños y a grandes.

Salmo 118:4
Digan, por favor, los que temen a Jehová: "¡Para siempre es su misericordia!"

Proverbios 1:7
El temor de Jehová es el principio del conocimiento; los insensatos desprecian la sabiduría y la disciplina.

Proverbios 1:28-32 
Entonces me llamarán, y no responderé; me buscarán con diligencia y no me hallarán, por cuanto aborrecieron el conocimiento y no escogieron el temor de Jehová No quisieron mi consejo y menospreciaron toda reprensión mía. Entonces comerán del fruto de su camino y se saciarán de sus propios consejos. Porque su descarrío matará a los ingenuos, y su dejadez echará a perder a los necios.

Proverbios 9:10
El comienzo de la sabiduría es el temor de Jehová, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

Proverbios 10:27
El temor de Jehová aumentará los días, pero los años de los impíos serán acortados.

Proverbios 14:26
En el temor de Jehová está la confianza del hombre fuerte, y para sus hijos habrá un refugio.

Proverbios 14:27 
El temor de Jehová es fuente de vida, para apartarse de las trampas de la muerte.

Proverbios 15:33
El temor de Jehová es la enseñanza de la sabiduría, y antes de la honra está la humildad.

Proverbios 19:23
El temor de Jehová es para vida; el hombre vivirá satisfecho con él y no será visitado por el mal.

Proverbios 22:4
Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová

Isaías 8:13
¡A Jehová de los Ejércitos, a él tratad como santo! Y si él es vuestro temor, y si él es vuestro temblor,

Isaías 33:6
Y él será la seguridad de tus tiempos, un depósito de salvación, de sabiduría y de conocimiento. El temor de Jehová será su tesoro.

Malaquías 3:16
Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno con su compañero, y Jehová prestó atención y escuchó. Y fue escrito un libro como memorial delante de él, para los que temen a Jehová y para los que toman en cuenta su nombre.

Hechos 9:31
Entonces por toda Judea, Galilea y Samaria la iglesia tenía paz. Iba edificándose y vivía en el temor del Señor, y con el consuelo del Espíritu Santo se multiplicaba.

Hebreos 5:7
Cristo, en los días de su vida física, habiendo ofrecido ruegos y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído por su temor reverente.

Hebreos 11:7
Por la fe Noé, habiendo sido advertido por revelación acerca de cosas que aún no habían sido vistas, movido por temor reverente, preparó el arca para la salvación de su familia. Por la fe él condenó al mundo y llegó a ser heredero de la justicia que es según la fe.

Apocalipsis 15:4
Oh Señor, ¿quién no temerá y glorificará tu nombre? Porque sólo tú eres santo.
Todas las naciones vendrán y adorarán delante de ti; porque tus juicios han sido manifestados.

 

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.

 

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio