La Cruz Perdida de la Pureza



Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas.
1 Juan 1:5


Creed en la luz, para que seáis hijos de luz.
Juan 12:36


               
El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente.

  1. Juan 1:4
    En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.1

    La palabra, que es Jesús, es la vida de Dios y la luz de los hombres. La vida de Dios en medida para controlar a los hombres se perdió para todos los hombres cuando Adán desobedeció a Dios y cayó. Cuando usted ha crucificado su vida pecaminosa y egoísta y es restaurado a la justicia y la santidad de la imagen de Dios, Cristo — usted vive en Cristo, Cristo vive en usted, controlando todas sus palabras y hechos; y esta vida es entonces eterna. La vida eterna es ser una nueva criatura en Cristo sobre la tierra y para siempre.

  2. Juan 1:5
    La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron.2

    La luz de la Palabra, Cristo, brilla en la oscuridad de los corazones de los hombres, pero los hombres no entienden que es Cristo, razonando con ellos de manera amable y anónima, intentando reprenderlos por sus caminos impíos. Efe 5:13.  Si los hombres creen lo que Cristo les dice, ellos creen y aman la verdad, pero si niegan el razonamiento, amando sus caminos egoístas e impíos, ellos odian la verdad y la luz, quien es Cristo.]

  3. Juan 1:7
    Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen en ella [la Luz, Cristo].3

    Juan vino a dar testimonio de la Luz, para que todos los hombres por medio de él, la Luz de la Palabra, pudieran creer lo que la luz revela que es verdad — esto es creer en Jesús. De la Palabra del Señor en el interior: "Hagan caso a la luz, lo cual es consentir con la verdad." Jesús nos dice: "creed en la luz, para que seáis hijos de luz." Juan 12:36. Esta Luz había sido profetizada como la salvación de Dios hasta los confines de la tierra, tanto a los judíos como a los gentiles.

  4. Juan 1:9
    Aquél era la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo.4

    Todos los hombres tienen una pequeña medida de la luz (Cristo) que les es dada para que puedan creer las convicciones anónimas de la luz de que nuestros caminos son verdaderos. Si nosotros hacemos caso persistentemente a la luz y la palabra en nuestros corazones que nos reprende, entonces nosotros recibimos más de su Espíritu, eventualmente somos liberados de todo pecado y vemos a Jesús trayéndonos nuestra salvación vida eterna. Con un hambre por justicia nosotros buscamos a Dios al exponernos a nosotros mismos a sus otros mandamientos y enseñanzas al esperarle a él en humilde silencio a medida que escuchamos velamos.

    Dios es luz, 1 Juan 1:5. De la Palabra del Señor en el interior: "Hay una presencia dentro de tí, que es lo mismo que Diosla luz en tí es lo mismo de lo cual se originó. La luz nos muestra nuestra imagen, lo extravagantes que hemos llegado a ser. Bendito aquel que afirma que la luz es verdadera. Aquellos que oyen en la luz, yo quiero que caminen en mi vida. La obra de la cruz es sentarse en la luz y mirar a tu voluntad. Y a aquellos que obedecen, él aparecerá como una estrella magnífica en su corazón. La luz viene de la fe en la voz. Uno ve la luz de Cristo. Hagan caso a la luz para que puedan ser hijos de la luz. Caminen en comunión en la luz."

  5. Juan 3:19
    Y ésta es la condenación: que la luz ha venido al mundo [cada hombre], pero los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

    Todos los hombres tienen una pequeña medida de la luz (Cristo) que brilla en la oscuridad dentro de ellos para exponer el mal en sus corazones a medida que les ruega de manera anónima que alejen de sus caminos egoístas e impíos; pero los hombres, al amar sus caminos impíos, ignoran las suaves súplicas de Dios y por lo tanto permanecen en la oscuridadcometiendo pecado, caminando de acuerdo con su mente carnal y su imaginación impía. El que me desecha y no recibe mis palabras tiene quien le juzgue: La palabra que he hablado le juzgará en el día final. Juan 12:48.

  6. Juan 3:20
    Porque todo aquel que practica lo malo [pecado] aborrece la luz [por lo tanto aborrece a Cristo, quien es la luz], y no viene a la luz, por temor de que sus obras sean expuestas y reprendidas.

    La verdadera luz es dada a cada hombre que viene al mundo para que pueda creer. Juan 1:9. La luz brilla en las tinieblas pero los hombres no entienden que es Cristo razonando de manera anónima con ellos, trantando de mostrarles (reprenderles) por su impiedad. Juan 1:5, Efe 5:13. Amando su vida egoísta, y odiando la luz (que es Cristo) que intenta corregirlos (reprenderlos), los hombres impíos huyen de la luz (Cristo) y así permanecen en la condenación, caminando en oscuridadcontinuando en pecado, satisfaciendo la lujuria y los deseos de su carne.

  7. Juan 3:21
    Pero el que hace la verdad viene a la luz para que se muestre que sus obras son producidas [efectuadas, formadas, provocadas, vigorizadas] por medio de Dios.

    Aquellos que han estado experimentando la eliminación del pecado de sus corazones realizada por el Espíritu, aman la luz y ansiosamente vienen a la luz para que el pecado sea destruído aún más. Aquellos que han sido liberados del pecado, vienen ansiosamente a la luz para ser dirigidos por Dios a realizar obras de amor, para obtener gozo y para la gloria de Dios: Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las buenas obras. Efe 2:10. El hombre viene a la luz al esperar a Dios en silencio, velando y escuchando con la esperanza de un cambio por medio de Jesús. Aquellos que vienen a la luz, aman a Cristo, como es puesto en evidencia por la obediencia a la verdad de lo que la Luz y la Palabra les revela; y ellos llegan a ver más luz, la cual los guía en todas sus palabras y acciones.

  8. Juan 5:35
    Él [Juan el Bautista] era antorcha que ardía y alumbraba, y vosotros quisisteis regocijaros por un poco en su luz.

  9. Juan 8:12
    Jesús les habló otra vez a los fariseos diciendo: --Yo soy la luz del mundo [de cada hombre]. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.2

    La Luz (Cristo) es dada a cada hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, John 1:7; y al permanecer en la Luz y obedecer la Luz, recibir la salvación para llegar a ser un hijo de la luz, un hijo de Dios. Seguir a Jesús es obedecer lo que Él le muestra y le dice a usted por medio de la revelación. Si usted no guarda ni obedece las palabras que le oye a Cristo hablarle a usted, esas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48.

  10. Juan 9:5
     Mientras yo esté en el mundo, luz soy del mundo.

  11. Juan 11:9-10
    Respondió Jesús: --¿No tiene el día doce horas? Si uno camina de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo.  Pero si uno camina de noche, tropieza porque no hay luz en él."1

    Caminar en la noche es caminar en oscuridad, todavía pecando , todavía tropezando; pero si el hombre estuviera lleno de la luz de Dios, él vería por medio de la luz qué hacer y qué decir, caminando en la luz de Dios con fe obediente. Jesús nos está diciendo que cuando Dios hace que Su luz brille en su corazón y que el lucero de la mañana salga en su corazón, entonces usted no tropezará a través de la vida por las decisiones egoístas y defectuosas de su mente carnal, todavía pecando, todavía caminando en la oscuridad; sino que usted estará caminando por la luz de Dios, en perfecta obediencia a Dios, hablando y obrando a medida que Él le mande.

  12. Juan 12:35
    Entonces Jesús les dijo: --Aún por un poco de tiempo está la luz entre vosotros. Andad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas. Porque el que anda en tinieblas no sabe a dónde va.

    Cuando Adán cayó, los seres humanos perdieron la vida y la luz de Dios; perdimos su luz guiadora, y por lo tanto todos caminamos en oscuridad, lo cual significa ser espiritualmente ciegos. Jesús vino para que "El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida." Juan 8:12. Tenemos que ser restaurados a la vida de Dios para que podamos ver espiritualmente hacia dónde vamos.


  13. Juan 12:36
    Mientras tenéis la luz, creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. Estas cosas habló Jesús, y al apartarse, se escondió de ellos.4

    [La Luz (Cristo) es dada a todo hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y al morar en la Luz y obedecer la Luz, reciban salvación para llegar a ser hijos de la luz, hijos de Dios. Creer en la luz es aceptar lo que ésta le muestra por medio de la revelación como verdad, y entonces guardar y obedecer sus enseñanzas; esto es creer en Jesús porque Jesús es esa luz. Si usted no guarda ni obedece las palabras que usted le oye a Cristo decirle, aquellas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48.

    Porque Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas. 1 Juan 1:5. Por lo tanto al hombre se le da una pequeña medida de luz para que él pueda creer lo que ella le muestra, aquello de lo cual lo convence — mientras el hombre está vivo en la tierra. Si el hombre es totalmente obediente a la luz, él llega a ser un hijo de Dios, un hijo de la luz. Pero si él odia la luz porque lo reprende de su estilo de vida y comportamiento egoísta, entonces él muere en sus pecados; y cuando el hombre muere mientras todavía está pecando, Cristo, la luz, sale de él, dejando al hombre en completa oscuridad, lo cual es el infierno. Entonces la medida de la luz que el hombre tiene es dada a otro que mejoró su talento mientras todavía estaba vivo. El resultado: eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder. 2 Tes 1:9; el hombre es separado de la vida, el poder, y la gloria de Dios, y mora en completa oscuridad.

    Por lo tanto, oh hombre, cree (acepta la reprensión y las convicciones) en la luz, mientras tienes la luz porque perder la luz es ser echado hacia la oscuridad donde será el lloro y el crujir de dientes. En la vida del hombre, la luz razona con nosotros anónimamente para que nos separemos del mal y hagamos el bien. En nuesto egoísmo, la ignoramos; pero cuando morimos, veremos cada intento que nos es mostrado otra vez ante nuestra vista, y reconoceremos que escogimos voluntariamente ignorar el consejo de Dios.

  14. Juan 12:46
    Yo he venido al mundo [a cada hombre] como luz, para que todo aquel que cree [depende, confía, obedece] en mí no permanezca en las tinieblas.6

    La Luz (Cristo) es dada a cada hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y para que al permanecer en la Luz y obedecer a la Luz, reciban la salvación para llegar a ser hijos de la luz, hijos de Dios, viviendo y caminando en la luz en vez de la oscuridad: con gozo damos gracias al Padre que os hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. Col 1:12

  15. Efesios 5:13
    Todas las cosas que son reprobadas [pecados] son manifestadas [reveladas] por la luz; pues lo que revela es luz.

    Reveladas por la luz de la palabra, Jesús, quien reprende a cada hombre de pecado con luz que le revela los pecados de su corazón; la luz nos ruega anónimamente que dejemos nuestro comportamiento impío, pero los hombres en su oscuridad no comprenden la luz. Aunque el hombre pueda olvidar la reprensión de sus pecados que proviene de la luz, cuando él muera, verá toda reprensión de Dios durante su vida mostrada de manera vívida y ellas serán su juez; él las recordará y estará avergonzado por haber ignorado las suaves súplicas de Dios.

  16. Efesios 5:14
    Por eso dice: "¡Despiértate, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y Cristo te dará luz!"

    El significado de muerta es: cuando Adán desobedeció en el jardín, él perdió la vida de Dios y le fue cortado el acceso al árbol de la vida; así, él y sus descendientes pasaron de la vida (de Dios) a la muerte en la vida de Dios. De modo que estamos muertos hasta que somos restaurados a la imagen espiritual de Dios en toda justicia y santidad, lo cual sólo ocurre en aquellos que han crucificado el espíritu egoísta y pecaminoso dentro de sí mismos, el cual es reemplazado con el Espíritu de Cristo, quien es el Camino, la Verdad, y la Vida. Con Cristo dentro de nosotros, controlando nuestras palabras y hechos, tenemos Vida; pero no hasta entonces. De manera que ¡Despíertate, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo! Efe 5:14. Porque en él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres; la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo. Juan 1:4,9

  17. Mateo 4:16
    El pueblo que moraba en tinieblas vio una gran luz. A los que moraban en la tierra y sombra de muerte, la luz les amaneció.

    Cada hombre está viviendo en la oscuridad espiritual en su naturaleza caída heredada de la caída de Adán en el jardín del Edén. Todos andamos a tropezones por la vida en la oscuridad por causa de la decisiones egoístas y defectuosas de nuestro cerebro; pero cuando la luz haya amanecido sobre usted, podrá caminar por la luz de Dios, siempre recibiendo palabras perfectas de virtud para hablar, y se le mostrará obras perfectas de virtud para que las realice. Jesús promete sacarnos de la oscuridad para que vivamos en su luz maravillosa mientras todavía estamos vivos en la tierra y después para siempre. Jesús es la Luz, la luz que ilumina a cada hombre que viene al mundo, dado a todo hombre para que crea, Juan 1:7,9; de modo que cada hombre pueda creer la verdad de lo que la luz le muestre acerca de su comportamiento impío. Jesús es la luz del mundo, quien si el hombre le sigue (cree lo que se le dice), tendrá la luz de la vida, y será reconciliado y restaurado con Dios, quien es luz, para llegar a ser hijos de la luz.


  18. Mateo 5:14-16
    "Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un monte no puede ser escondida. Tampoco se enciende una lámpara para ponerla debajo de un cajón, sino sobre el candelero; y así alumbra a todos los que están en la casa.  Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, de modo que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

    Después que un discípulo es liberado de todo pecado y trasladado al reino de Dios, entonces el lucero de la mañana (Jesús) surge en su corazón, entonces usted ha sido llamado a salir de la oscuridad hacia su luz maravillosa, entonces usted comparte la herencia de los santos en la luz, entonces usted está caminando en la luz como Jesús está en la luz, entonces Dios habrá hecho que usted llegue a ser un hijo de la luz, y entonces usted es la luz del mundo; por medio de su caminar y hablar en obediencia a la guía continua de Dios, Él le mostrará al mundo la sabiduría, amor y poder de Dios. De la Palabra del Señor en el interior: "Nosotros demostramos el amor de Dios a la tierra."

    Cuando usted es liberado del pecado y del mal en su corazón, la luz de Dios brillará en su corazón, para guiar sus pensamientos, palabras, y obras. Dios nos hace un instrumento apto en sus manos para dirigir en obras de amor, para mostrarle al mundo el amor de Dios, para sacudir a las naciones, y para extender la palabra de vida. Las obras de Dios son realizadas por su pueblo con gran gozo porque ellos saben que todas sus palabras y acciones son perfectas y virtuosas, que le agradan a Dios y avanzan la creación; así ellos están obrando verdadera justicia.

  19. Mateo 6:22-23
    "La lámpara del cuerpo es el ojo [el ojo espiritual, el ojo del corazón]. Así que, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz. Pero si tu ojo es malo, todo tu cuerpo estará en tinieblas. De modo que, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande es esa oscuridad!

    Jesús dijo que él vino para hacer ciegos a aquellos que decían que podían ver (quienes pensaban que entendían la justicia) y a hacer a los ciegos (aquellos que sabían que no eran justos) ver.

    Los judíos tenían gran conocimiento de las escrituras, pero eran ciegos espiritualmente porque no tenían luz; no habían estado oyendo la Palabra de Dios en sus corazones, y por lo tanto pensaron que Jesús era impío. Sus oídos espirituales estaban tapados y sus ojos espirituales estaban cerrados; no habían sido enseñados y cambiados por el Espíritu de Dios y no tenían luz para ver por medio de ella. A menos que fueran enseñados por el Espíritu Santo, como todos los hombres, los judíos estaban en oscuridad. Ninguna cantidad de estudio de las escrituras puede producir luz para disipar la oscuridad.

  20. Mateo 17:2
    Y fue transfigurado delante de ellos. Su cara resplandeció como el sol, y sus vestiduras se hicieron blancas como la luz.

  21. Lucas 2:32
    luz para revelación de las naciones y gloria de tu pueblo Israel.

    Jesús vino en la carne a los judíos, pero él es una Luz revelada a los gentiles: una luz para ser revelada a los gentiles. Jesús dijo: ‘Yo soy la luz del mundo. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.' Juan 8:12. La promesa por seguir a Jesús es salir de la oscuridad, caminar en la luz, tener la luz de la vida; esto es ser restaurados a la vida de Dios, exactamente la vida que Adán y Eva perdieron en el Edén; como Dios les había dicho que ellos por cierto morirían, y murieron a la vida de Dios, ya que después vivieron en la vida de Satanás. Pero así se cumple la gloriosa promesa, que Dios restauraría al hombre otra vez a la vida de Dios — y esta es nuestra oportunidad, al creer en la Luz, que ilumina a todos los hombres, por medio de la obediencia a esa luz, podemos llegar a ser hijos de la Luz, restaurados a la luz de la vida, la vida de Dios, restaurados a la imagen espiritual de Dios. El Padre y el Hijo sólo son conocidos por medio de la revelación, por medio del hijo revelándolo.  Porque lo que se conoce acerca de Dios se revela en ellos, pues Dios se lo manifestó, Rom 1:19; no leer acerca de Dios, no escuchar a alguien hablar acerca de Dios, porque Dios es conocido por medio de la revelación en su corazón, donde usted lo oye y lo ve a él enseñándole acerca de la revelación del pecado, la justicia, y acerca de sí mismo.

  22. Lucas 8:16
    "Ninguno que enciende una lámpara la cubre con una vasija, o la pone debajo de la cama, sino que la pone sobre un candelero, para que los que entren vean la luz.

    Una persona que produce fruto llega a ser una luz, caminando en la luz de Dios; oyendo qué palabras virtuosas debe decir, viendo qué cosas virtuosas debe hacer, mientras es vigorizado por el Espíritu de Dios — así su vida y obras muestran el amor de Dios y son para la gloria de Dios.

  23. Lucas 11:33
    "Al encender una lámpara nadie la pone en oculto, ni debajo de un cajón, sino sobre un candelero para que todos los que entren vean la luz.

    No hay cosa tal como un cristiano verdadero pero secreto, que ha entrado en el reino de los cielos, en unión con Dios, para convertirse en una luz. Dios no esconde su luz de la tierra. En Inglaterra durante el siglo 17, cuando decenas de miles de cuáqueros entraron el el reino de los cielos, el Señor le dijo a Jorge Fox: "Si sólo un hombre o una mujer fuera levantado por su poder, para permanecer y vivir en el mismo espíritu en el que estaban los profetas y apóstoles que nos dieron las escrituras, ese hombre o mujer debiera sacudir toda esa región con su profesión por diez millas a la redonda." Porque la gente tenía las escrituras, pero no estaban en la misma luz, poder, y espíritu en el que estaban aquellos que nos dieron las escrituras: de modo que ninguno conocía a Dios, ni a Cristo, ni las escrituras correctamente; ni tenían unidad los unos con los otros, ya que estaban fuera del poder y el espíritu de Dios. Y el Señor ciertamente no escondió a Jorge Fox debajo de un cajón; él era el hombre más famoso en Inglaterra durante su tiempo. Aún Oliverio Cromwell, el revolucionario "Señor Protector," quien destronó al rey Carlos I, estaba impresionado con Jorge Fox.

  24. Lucas 11:34
    La luz de tu cuerpo es tu ojo [el ojo espiritual, el ojo del corazón]. Cuando tu ojo está sano [claro, sin vigas ni pajas], también todo tu cuerpo está lleno de luz. Pero cuando es malo, también tu cuerpo está en tinieblas.

    Jesús dijo que él vino para hacer ciegos a aquellos que decían que podían ver (quienes pensaban que entendían la justicia) y a hacer a los ciegos (aquellos que sabían que no eran justos) ver. Los judíos tenían gran conocimiento de las escrituras, pero eran ciegos espiritualmente porque no tenían luz; no habían estado oyendo la Palabra de Dios en sus corazones, y por lo tanto pensaron que Jesús era impío. Sus oídos espirituales estaban tapados y sus ojos espirituales estaban cerrados; no habían sido enseñados y cambiados por el Espíritu de Dios y no tenían luz para ver por medio de ella. A menos que fueran enseñados por el Espíritu Santo, como todos los hombres, los judíos estaban en oscuridad. Ninguna cantidad de estudio de las escrituras puede producir luz para disipar la oscuridad.

  25. Lucas 11:35
     Mira, pues, no sea que la luz que hay en ti sea tinieblas.

  26. Lucas 11:36
    Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz y no tiene ninguna parte oscura, estará todo lleno de luz como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor.

    Tener el cuerpo lleno de luz es caminar por medio de la luz de Dios, en vez de la luz del sol y la luna. Entonces su oscuridad será como el sol al mediodía. La luz es tan brillante, que una persona nunca más puede volver a ver el mundo como lo ve ahora; el mundo como usted lo ha conocido y lo ha visto habrá pasado.

  27. Lucas 16:8
    Y el señor elogió al mayordomo injusto porque actuó sagazmente, pues los hijos de este mundo son en su generación más sagaces que los hijos de luz.

  28. Hechos 9:3-5
    Mientras iba de viaje, llegando cerca de Damasco, aconteció de repente que le rodeó un resplandor de luz desde el cielo. Él cayó en tierra y oyó una voz que le decía: --Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?  Y él dijo: --¿Quién eres, Señor? Y él respondió: --Yo soy Jesús, a quien tú persigues;

  29. Hechos 13:47
    Porque así nos ha mandado el Señor: Te he puesto por luz a los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

  30. Hechos 26:13-18
     En el camino a mediodía, oh rey, vi que desde el cielo una luz, más resplandeciente que el sol, alumbró alrededor de mí y de los que viajaban conmigo. Habiendo caído todos nosotros a tierra, oí una voz que me decía en lengua hebrea: "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? ¡Dura cosa te es dar coces contra el aguijón!"[tratando de advertirte que dejes tus persecuciones homicidas].  Entonces yo dije: "¿Quién eres, Señor?" Y el Señor dijo: "Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Pero levántate y ponte sobre tus pies, porque te he aparecido para esto: para constituirte en ministro y testigo de las cosas que has visto de mí y de aquellas en que apareceré a ti. Yo te libraré del pueblo [judío] y de los gentiles, a los cuales ahora yo te envío para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados, una liberación de la esclavitud del pecado y una herencia entre los santificados y purificados por la fe mi.

  31. Hechos 26:23
    que el Cristo había de padecer, y que él sería el primero en resucitar de los muertos y anunciar luz al pueblo [judío] y a los gentiles.

  32. Romanos 2:19
     Tú estás persuadido de que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas,

  33. Romanos 13:12
     La noche está muy avanzada, y el Día está cerca. Despojémonos, pues, de las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz.

    El Día está cuando la luz de Dios, Jesús el lucero de la mañana, aparezca en el corazón. Las obras de la oscuridad son pecado, son caminar de acuerdo a la lujuria y los deseos de su carne en vez de caminar en la luz con la guía de Dios en palabas para hablar y obras para realizar.

    Pónganse la armadura de la luz. A medida que usted es purficado, la luz aparece en su corazón, como el lucero de la mañana, para brillar en nuestro corazón y permitirnos ver la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús. El ponerse la luz es morar [vivir, permanencer] en la luz, donde ningún demonio puede estar; moren en la luz. Jorge Fox escribe acerca de esto:

    ‘La noche está muy avanzada, y el día está cerca. Despojémonos, pues, de las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz.’ Esta armadura de luz no es natural, sino divina y espiritual, para todos los hijos de la luz, y del día. Esta armadura de luz existe desde antes que las tienieblas, y antes que el diablo y su poder, y él, el poder de las tinieblas, no puede atravesar esta armadura de luz; y esta armadura de luz está por encima de toda armadura natural y carnal; y todos los hijos de la luz, que caminan en esta luz, y en esta armadura, caminan honesta, y decentemente, como en el día; porque aquellos que caminan ‘no en orgías ni borracheras, ni en pecados sexuales y desenfrenos, ni en peleas o envidias. Más bien, vestíos del Señor Jesucristo, y no hagáis provisión para satisfacer los malos deseos de la carne,’ los tales están desnudos con respecto a la armadura de la luz, y aunque ellos puedan hacer profesión de Cristo, no entran en él.

  34. 1 Corintios 4:5
    Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, quien a la vez sacará a la luz las cosas ocultas de las tinieblas y expondrá las intenciones de los corazones. Entonces tendrá cada uno la alabanza de parte de Dios.

    Los corintios todavía no habían avanzado mucho espiritualmente. Pablo les dice que todavía debían terminar mientras Dios nos muestra los pecados secretos en nuestro corazón, para que podamos arrepentirnos de nuestro comportamiento impío y egoísta. Encadenado en la oscuridad de nuestros corazones, como una luz que brilla en la oscuridad, Cristo nos habla o nos revela algo; cada vez que esto ocurre, él ha venido a nosotros. Cuando usted busca a Dios, al esperarlo, velando silenciosamente y escuchando, él viene a enseñarle acerca de usted mismo y de él; él viene a enseñarle por medio de la revelación, revelando las cosas escondidas de su corazón por medio de su luz, y por medio de sus palabras que enseñan, alientan, y le ordenan. De la Palabra del Señor en el interior: "Él ha venido en cada palabra."

  35. 2 Corintios 4:4
    Pues el dios de esta mundo [Satanás] ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no les ilumine el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, quien es la imagen de Dios.

  36. 2 Corintios 4:6
    For God, who commanded the light to shine out of darkness, has shined in our hearts to give the light of the knowledge of the glory of God in the face of Jesus Christ.
    Porque Dios, quien mandó a que la luz resplandeciera de las tinieblas, ha resplandecido en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo.

    Jesús aparece en el corazón purificado de los creyentes — y allí es visto. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él en ese entonces, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida en las nubes con el reino antes de morir. Después Pablo, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez.

    Después que usted alcanza la pureza, usted ve a Dios en el rostro de Cristo Jesús. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8. Sin un corazón puro, usted está, y estará, excluído del cielo. Él aparece en el corazón purificado del creyente — él es visto. Esta es su segunda venida — esta vez en los puros de corazón. Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo. 2 Cor 4:6. Cristo es revelado en su corazón; usted ve, y tiene conocimiento de la gloria de Dios. El lucero de la mañana replandece en sus corazones. 2 Ped 1:19. Jesus es resucitado en nosotros para ser nuestro verdadero Señor. 2 Cor 4:14, Col 2:11-12,3:1, Efe 2:6. Y luego :

    cuando se manifieste Cristo, vuestra vida, entonces también vosotros seréis manifestados con él en gloria. Col 3:4. [Cuando él aparece, usted entra en el Reino, y usted también aparece en la gloria.]

    todos nosotros, mirando a cara descubierta, contemplamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, por el Espíritu del Señor. 2 Cor 3:18. Ponemos sobre la naturaleza creada nuevamente [de Cristo] que ha sido creado a la imagen de la verdadera justicia y santidad de Dios. Efesios 4:22-24.

    Cuando él sea manifestado, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él también es puro. 1 Juan 3:2-3
    Sólo aquellos que son puros como él le verán manifestarse. Invoque al Señor con un corazón puro. 2 Tim 2:22
    Sus almas están purificadas al obedecer la verdad, por medio del espíritu. 1 Ped 1:22. Sus corazones están purificados por la fe. Hechos 15:9
    Las sectas deficientes enseñan que usted no tiene que ser puro, no tiene que ser perfecto, no tiene que ser santo.
    Si, como ellos enseñan incorrectamente, él vino para todo le mundo, entonces ninguno de ellos lo hubiera visto, porque no estaban purificados.
    El mundo no me verá más; pero vosotros me veréis. Juan 14:19.
    Porque si alguno tiene la esperanza de pureza y de ver a su salvador, entonces purificará su corazón, por fe y gracia, para ver a Dios aparecer dentro de su corazón.

    Todo hombre comienza en la oscuridad espiritual, caminando en oscuridad, sin la guía de la luz de Dios. La luz resplandece en la oscuridad, exponiendo nuestros pecados. Después del arrepentimiento obediente y después de muchas revelaciones acerca de oír su palabra dentro de nuestros corazones, Dios ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas para darnos la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús. Jorge Fox explica esto aún más en su documento titulado La luz explicada:

    La luz verdadera que ilumina a todos los hombres que vienen al mundo, y esta luz resplandece en la oscuridad, y la oscuridad no lo sabe.

    Ahora tomen nota, la luz está allí. ¿Qué? ¿Acaso resplandece en la oscuridad, y sin embargo la oscuridad no la puede extinguir? ¿No es éste el estado en el cual el mundo no lo conoció, y los fariseos no lo conocieron, aunque el reino del cielo estaba dentro de ellos, Lucas 17:21? Y la luz resplandeció en la oscuridad, y la oscuridad no pudo extinguirla; éste es el estado no convertido. De modo que él vino a los suyos, y los suyos no lo recibieron; la luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la pueden extinguir. Porque antes ustedes eran oscuridad, dijo el apóstol, Efe 5:8, pero ahora ustedes son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz. Ahora, tomen nota, antes era tiempo de oscuridad, pero ahora ellos son la luz del Señor. Ahora, aquí estaban los convertidos y los no convertidos. Ellos no debían tener comunión con las obras infructuosas de la oscuridad. La luz resplandece en la oscuridad, aunque la oscuridad no la puede extinguir, y ustedes una vez fueron oscuridad, y la luz resplandece en la oscuridad, y la oscuridad no la puede extinguir; esto es lo que define el estado no convertido, y el estado convertido.

    Dios ha mandado que la luz brille en la oscuridad, y ha brillado en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. Ahora, tomen nota, aquí está la luz que resplandece de la oscuridad. Dios ha mandado que resplandezca de la oscuridad. ¿Qué? ¿Acaso no estaba allí antes? Ahora ha aparecido; antes estaba en la oscuridad, la luz resplandecía en la oscuridad, y Dios ha mandado que resplandezca de la oscuridad, y antes ustedes eran oscuridad, pero ahora son la luz del Señor, y esta luz que resplandece en el corazón, nos da la luz del conocimiento de la gloria de Dios; éste es el estado convertido. Ahora, cuando la luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad no puede extinguirla, ese es el estado no convertido, 2 Cor 4:4-6, Juan 1:5.

    El apóstol fue enviado para convertir a la gente de las tinieblas hacia la luz, del poder de Satanás hacia Dios. Ahora, éste era el estado donde se les predicaba a ellos mientras estaban en la oscuridad, a quienes el Dios de este mundo había cegado. Ellos predicaron de tal manera que la luz del evangelio glorioso de Cristo resplandeciera en ellos. Noten, replandeciera en ellos. Por lo tanto, el dios del mundo ha cegado sus mentes, y para ellos el evangelio está escondido. Porque las tinieblas no pueden extinguir la luz, mientras el dios del mundo ha cegado sus mentes. Por lo tanto el apóstol fue enviado a convertirlos de las tinieblas a la luz, la luz que resplandece en la oscuridad. De manera que el dios de este mundo los ha cegado, para que la luz del glorioso evangelio no resplandezca en ellos. Ahora, cuando ésta brilla en el corazón, da el conocimiento de la gloria de Dios, de donde proviene. Y cuando ésta brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la pueden extinguir, el dios de este mundo ha cegado la mente, y para los tales el evangelio está escondido, el cual es el poder de Dios; y la luz del evangelio glorioso no puede ser extinguida, que es la imagen de Dios; y no resplandece en ellos, para darles la luz del conocimiento de Dios. Ahora, a medida que los tales son llevados hacia la luz, los ojos se abren, y éstos salen de las tinieblas; y éstos salen del poder de Satanás, el dios de este mundo, que ha cegado sus ojos, y la luz del evangelio glorioso resplandece en ellos, para darles la luz del conocimiento del la gloria de Dios. Para ellos el evangelio no está escondido, por la manifestación de la Verdad, recomendándonos a toda conciencia humana en la presencia de Dios. Ahora, éste es el estado que no se ha convertido de la oscuridad a la luz, y sus ojos no se han abierto; entonces el dios de este mundo los ha cegado. Los tales están en un estado no convertido. Para los que no están convertidos, el evangelio está escondido, aunque la luz brilla en la oscuridad, y el dios de este mundo ciega sus mentes. De modo que éste es el tiempo en el cual aquellos que están en las tinieblas no se han alejado todavía de las tinieblas, y la oscuridad no extingue la luz. Ahora, cuando Dios manda a que la luz resplandezca de la oscuridad, (noten, de la oscuridad), ellos llegan a convertirse de las tinieblas a la luz, los tales testifican de la conversión, y la imagen de Dios resplandece en ellos.

  37. 2 Corintios 6:14
    No os unáis en yugo desigual con los no creyentes. Porque ¿qué comunión tiene la justicia con la injusticia? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas?

  38. Efesios 5:8-9
    porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor. ¡Andad como hijos de luz!
    Pues el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad.

    Estar en oscuridad es estar todavía pecando; ser un hijo de la luz es haber persistentemente creído en la luz y seguido la luz, quien es Cristo.

  39. Colossiens 1:12-13
    Con gozo damos gracias al Padre que os hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz.
    Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado,

    Participar es compartir la herencia de un hijo, quien está en unión con Cristo y el Padre.

    Y Jorge Fox en su carta número 172 nos da evidencia:

    De modo que cada uno de nosotros, que ha venido a la semilla de Dios, que hiere la cabeza de la serpiente, que alejó al hombre de Dios, quien es el príncipe del mundo, el príncipe de la oscuridad, y el príncipe del aire, el padre de las mentiras, un asesino desde el comienzo, el que corrompe a la humanidad, el autor de la separación de Dios, y del pecado original, el comienzo de él, el cual nos alejó de su dominio sobre las obras de Dios; y esta semilla real, que es Cristo, destruye y renueva al hombre otra vez a la imagen de Dios, y lo lleva otra vez a su dominio sobre las obras de Dios. Y ahora cientos de miles están tesificando esto; por lo cual ellos llegan a ser reyes, y redimidos de la tierra y llegan a ser reyes sobre la tierra, en la imagen de Dios, sobre las obras de Dios, en la sabiduría por la cual fueron creados. De modo que todos los poderes que son un terror a los hacedores del mal, que no llevan la espada en vano, para nosotros son una alabanza para hacer el bien. Y todos los reyes de la tierra, que son ungidos de Dios, figura de nuestro Cristo, el rey ungido, él termina con todos, y hace reyes que reinan sobre la tierra. Entre éstos Cristo es rey, lo cual es testificado por miles. Entre éstos él es rey.

    Mediante ellas nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. 2 Ped 1:4

    Porque somos hechos partícipes de Cristo, si de veras retenemos firme el principio de nuestra confianza hasta el fin, Heb 3:14

    A los ancianos entre vosotros les exhorto, yo anciano también con ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y también participante de la gloria que ha de ser revelada, 1 Ped 5:1

  40. 1 Tesalonicenses 5:5
    Todos vosotros sois hijos de luz que ha de ser e hijos del Día que ha de ser.

    De la Palabra del Señor en el interior: "Tú eres un hijo cuando Jesús aparece en tu corazón para guiarte. Yo estoy con aquellos que han sido liberados del pecado."

    Como Pablo dice en el versículo 8 siguiente, ellos debían "ponerse la coraza de la fe y el amor; y como casco, la esperanza de salvación." Por lo tanto los tesalonicenses todavía estaban sin salvación y esperando por una salvación que todavía estaba por venir. Usted no puede ser un hijo de luz (o hijo del día), hasta que usted haya experimentado la salvación, la cual es ser liberados de todos los pecados. Usted no puede ser un hijo de Dios o un hijo de la luz hasta que usted haya crucificado sus deseso y afectos en la cruz interna de la negación propia — para así llegar a ser libre de pecado y recibir salvación.

  41. 1 Timoteo 6:16
    el único que tiene inmortalidad, que habita en luz que ningún hombre [no regenerado] puede acceder, a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver. A él sea la honra y el poder eterno. Amén.

    Pero sus santos regenerados habitan como una parte de él en esa luz.

  42. 2 Timoteo 1:10
    y ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Cristo Jesús. Él anuló la muerte y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por medio del evangelio,

  43. Hebreos 10:32
     Recordad los días del pasado en los cuales, después de haber sido iluminados, soportasteis una gran batalla de aflicciones.

    Esto viene después: El lucero de la mañana se levanta en su corazones. 2 Ped 1:19. Esto viene después: Porque si bien en otro tiempo erais tinieblas, ahora sois luz en el Señor. ¡Andad como hijos de luz! Efe 5:8. Y después: Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. Y después de que la luz aparece en usted, entonces las persecuciones sobrenaturales se intensifican.

  44. 1 Pedro 2:9
    Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable.

    De la Palabra del Señor en el interior: "todo pecado es oscuridad." Para ir a su luz maravillosa, usted primero debe permitir que su espíritu pecaminoso y egoísta sea destruído por la gracia de Dios.

    La luz no es una figura retórica. Es más brillante que el sol, siete veces más. Usted sólo ve en la dimensión espiritual. La luz natural es cancelada por una luz más brillante. Usted ve a través los ojos de Dios porque usted es una parte de cuerpo de Cristo, huesos de sus huesos, carne de su carne. Desde nuestro punto de vista, y el mundo está pasando, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1 Juan 2:17. Cuando usted camina en la luz, usted es guiado por Cristo, quien es la luz; usted es guiado en cuanto a qué palabras hablar y qué debe hacer, lo cual es su supremo gozo y la gloria de Dios. Vea la nota 1 en 2 Cor 4:6 para obtener la explicación detallada de Jorge Fox acerca de salir de la oscuridad a la luz.

  45. 2 Pedro 1:19
    También [como oímos la voz de Dios desde el cielo sobre el monte] tenemos la palabra profética [la palabra en su corazón] que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta el día esclarezca y el lucero de la mañana [Jesús] se levante en vuestros corazones.

    Yo (Jesús) soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Apoc 22:16..Porque así como el relámpago sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre. Mat 24:27. Aquel que venza, ..yo le daré la estrella de la mañana. Apoc 2:26-28. De la Palabra del Señor en el interior: "La luz viene de la fe en la voz."

    Antes de que puedan ver a Cristo en la luz, ustedes deben oír y obedecer la palabra de Dios, hablado a usted en su corazón. Usted puede leer la Biblia continuamente, y nunca verá la estrella de la mañana levantarse en su corazón; pero si usted escucha diariamente la palabra viviente, y oye y obedece — hasta que aclare el día y el lucero de la mañana [la luz] se levante en vuestros corazones. Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6. Cristo es revelado en sus corazones; usted ve, y tiene conocimiento, de la gloria de Dios.Cristo es revelado en sus corazones; usted ve, y tiene conocimiento, de la gloria de Dios. Porque así como el relámpago sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre. Mat 24:27.

    Hasta que esto ocurra, usted debe obedecer la voz del Señor. Más bien, bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios y la guardan. Luc 11:28. Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la palabra de Dios y la hacen. Luc 8:21. Entonces de la nube salió una voz que decía: "Éste es mi Hijo, el Escogido. A él oíd." Luc 9:35.
    Por lo tanto usted debe ir a Jesús, escuchar en silencio, oírle cuando él le hable, y después obedecer lo que él le mande hacer. Venga, oiga, escuche, obedezca.

  46. 1 Juan 1:5
    Y éste es el mensaje que hemos oído de parte de él y os anunciamos: Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas.

    Ciertamente contigo está el manantial de la vida; en tu luz veremos la luz. Salmos 36:9

  47. 1 Juan 1:7
    Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Cristo Jesús nos limpia de todo pecado.

    Andar en la luz es ya no andar en la luz del sol o de la luna. Andar en la luz es ver por medio de la luz de Dios. Después de ver, después de oír, después de ser fielmente obediente por un período de tiempo, Dios hará que su luz brille en su corazón, dándole conocimiento de Dios en el rostro de Cristo Jesús, cuyo rostro ustedes contemplan, como un espejo, a medida que son restaurados a la imagen de Dios en la gloria que va en aumento. Aquellos a quienes Juan está escribiendo aun no han visto la vida eterna, ni han sido liberados de sus pecados. Juan los está animando, declarando que él mismo y los cristianos maduros tienen comunión con el Padre y el Hijo. Él les está diciendo que ellos pueden esperar caminar en la luz y tener una comunión en el Espíritu (no en la carne), con otros creyentes también.

    Juan no está hablando de ver y oír y tocar con los sentidos físicos la persona carnal de Jesucristo. Él está hablando a todos los creyentes maduros que ven, oyen, y tocan la palabra de Vida (el Espíritu de Jesucristo) en el Espíritu. En los versículos que están a continuación él además explica que esta vida, que es el Espíritu de Jesús el verbo, Juan 1:1-4, 14:6, es mostrada a otros creyentes, y que todos ellos tienen comunión en el Espíritu con el Padre y el Hijo y otros creyentes en muchos lugares.


  48. 1 Juan 2:8
    Otra vez os escribo un comando nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando y la luz verdadera ya está alumbrando.

  49. 1 Juan 2:9-10
    El que dice que está en la luz y odia a su hermano, está en tinieblas todavía.
    El que ama a su hermano permanece en la luz, y no hay ocasión de tropezar.

  50. Santiago 1:17
    Toda buena dádiva y todo don perfecto proviene de lo alto y desciende del Padre de las luces, en quien no hay variación, ni hecha sombra cuando se da vuelta.

    Cuando la fuente de luz se da la vuelta, no hay sombra que se pueda ver. Dios es luz y la fuente de toda bondad, virtud, amabilidad, misericordia, sabiduría, pureza, limpieza, mansedumbre, dominio propio, honor, paz, fe, humildad, amor, gozo, conocimiento, vida, poder, gloria, santidad, y luz.]

    Mientras tenéis la luz, creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. Juan 12:36. Y: Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor. ¡Andad como hijos de luz! Efe 5:8. Y: Todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día. No somos hijos de la noche ni de las tinieblas. 1 Tes 5:5. Y: si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7. Cuando comenzamos a esperan en silencio al Señor, oímos su voz. Si persistimos en oír y obedecer lo que oímos, Dios causará que su luz brille en nuestros corazones. Entonces caminamos en la luz de Dios, como hijos de la luz.

  51. Revelation 21:23
    La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna, para que resplandezcan en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lámpara.

    Cuando el lucero de la mañana se levanta en su corazón, cuando usted camina por medio de la luz resplandeciente de Dios, usted no tiene necesidad de la luz del sol o de la luna.

  52. Apocalipsis 21:24
    Las naciones andarán a la luz de ella, y los reyes de la tierra llevan a ella su gloria.

  53. Apocalipsis 22:5
    No habrá más noche, ni tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol; porque el Señor Dios alumbrará sobre ellos, y reinarán por los siglos de los siglos.

  54. Isaías 42:6
    "Yo, Jehovah, te he llamado en justicia, y te asiré de la mano. Te guardaré y te pondré como pacto para el pueblo, y como luz para las naciones,

    Jesús debe ser dado como una luz a los gentiles. Él visitó a los judíos en forma física; pero a las naciones de los gentiles, él nos pastorea como la Luz que ilumina a todos los hombres que vienen al mundo. Debemos esforzarnos para oír la Palabra de Cristo, obedecerla, hasta que él aparezca en nuestros corazones como una estrella gloriosa, y vemos la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús después que Dios ha hecho que su luz brille en nuestros corazones. De la doctrina de Jorge Fox:

    Y para los hijos que han venido de lejos, este es el testimonio; he aquí, dijo el Señor, las naciones andarán en tu luz, y los reyes al resplandor de tu amanecer, Alza tus ojos en derredor y mira: Todos ellos se han reunido y han venido a ti; y dijo el Señor, levántante, resplandece, porque ha llegado tu luz, porque la gloria de Jehová ha resplandecido sobre tí. Porque he aquí que las tinieblas cubrirán la tierra; y la oscuridad, los pueblos. Pero sobre ti resplandecerá Jehovah, y sobre ti será vista su gloria. El profeta [Isaías] vio que los gentiles debían ir hacia esta luz, y los reyes al resplandor de su amanecer. Y el Señor dijo por medio de sus profetas, poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob; tomen nota y restauren al remanente de Isarel, tomen nota otra vez; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.

  55. Isaías 42:16
    Conduciré a los ciegos por un camino que no han conocido, y por sendas que no han conocido les guiaré. Delante de ellos transformaré las tinieblas en luz, y los lugares escabrosos en llanuras. Estas cosas haré por ellos y no los desampararé.

  56. Isaías 49:6
    dice: "Poca cosa es que tú seas mi siervo para levantar a las tribus de Israel y restaurar a los preservado de Israel. Yo te pondré como luz para las naciones, a fin de que seas mi salvación hasta el extremo de la tierra."

    De las Doctrina s de Jorge Fox:

    Y Así ha dicho Jehovah: "En tiempo favorable te he respondido, y en el día de salvación te he ayudado. Te guardaré y te pondré por pacto para el pueblo, a fin de que restablezcas la tierra. Yo te pondré (dijo el Señor) como luz para las naciones, a fin de que seas mi salvación hasta el extremo de la tierra. Ahora, aquel que establece la tierra, testificó del pacto, por medio de quien todas las cosas fueron hechas. ¿Qué? ¿Es él salvación hasta los confines de la tierra, el pacto de la luz? Sí, quien ilumina a cada hombre que viene al mundo, de quien habló Isaías, sobre lo cual sus padres tenían su voluntad. Y así dijo el Señor: Te guardaré y te pondré por pacto para el pueblo, a fin de que restablezcas la tierra y poseas las heredades desoladas; [tome nota de] este pacto del pueblo para establecer la tierra, que posee las heredades desoladas, y le dice a los presos '¡Salid!'; y a los que están en tinieblas: '¡Mostraos!' lo cual ahora se cumple y se está cumpliendo. En los caminos serán apacentados, y en todas las cumbres áridas estarán sus pastizales, y ellos testifican de los manatiales de agua, y esto es testificado entre aquellos que son testigos de este pacto, y son convertidos a Dios, para servir al Dios viviente en justicia, quienes han ido hacia la vida de los profetas, y poseen aquello de lo que hablaron.

    He aquí, dijo el Señor, las naciones andarán en tu luz, y los reyes al resplandor de tu amanecer, Alza tus ojos en derredor y mira: Todos ellos se han reunido y han venido a ti; y dijo el Señor, levántante, resplandece, porque ha llegado tu luz, porque la gloria de Jehová ha resplandecido sobre tí. Porque he aquí que las tinieblas cubrirán la tierra; y la oscuridad, los pueblos. Pero sobre ti resplandecerá Jehovah, y sobre ti será vista su gloria. El profeta [Isaías] vio que los gentiles debían ir hacia esta luz, y los reyes al resplandor de su amanecer. Y el Señor dijo por medio de sus profetas, poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob; tomen nota y restauren al remanente de Isarel, tomen nota otra vez; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.

    Ahora escuchen, la luz a los gentiles, y salvación hasta el fin de la tierra, que ahora los gentiles profesan; el profeta que estaba en la vida vio esto. Como fue dicho antes, muchos testifican de esta luz a los gentiles y salvación hasta el fin de la tierra, el redentor de Israel, el que levanta a las tribus de Jacob. Este es el Redentor de Israel y el Santo suyo, al de alma menospreciada, al abominado por las naciones, al siervo de los tiranos: "Los reyes lo verán y se levantarán; también los príncipes, y se postrarán, a causa de Jehovah, quien es fiel, y por el Santo de Israel, el cual te escogió.

    Y así dijo Jehová: levantaré mi mano a los gentiles, y estableceré mi estandarte en las personas, y el pueblo testifica de este estandarte, y la gente testifica de este estandarte, y la mano es testificada, que el Señor Dios levanta en contra de los gentiles.

    He aquí mi siervo, a quien sostendré; mi escogido en quien se complace mi alma. Sobre él he puesto mi Espíritu, y él traerá justicia a las naciones. Los gentiles ahora testifican de este jucio que es traído a ellos, y este juicio es establecido en la tierra; No se desalentará ni desfallecerá hasta que haya establecido la justicia en la tierra. Y las costas esperarán su ley. Ahora muchas de las islas testifican de esta ley, quienes lo han esperado, que es real.

  57. 2 Crónicas 21:7
    Sin embargo, Jehovah no quiso destruir la casa de David, a causa del pacto que había hecho con David. Porque había prometido darle una luz a él y a sus hijos continuamente.

  58. Salmos 4:6
    Muchos dicen: "¿Quién nos mostrará el bien?" Haz brillar sobre nosotros, oh Jehovah, la luz de tu rostro.

  59. Salmos 13:3
    ¡Mira; respóndeme, oh Jehovah, Dios mío! Alumbra mis ojos para que no duerma de muerte.

    David está hablando de iluminación espiritual, cuando Dios causa que su luz brille en nuestro corazón; sin su luz, estamos en el sueño de la muerte a pesar de las ceremonias religiosas, rituales, lectura de escrituras, oraciones, cantos, o reuniones en las que participemos.

  60. Salmos 18:28
    Ciertamente haces que mi lámpara alumbre. Jehovah, mi Dios, ilumina mis tinieblas.

  61. Salmos 19:8
    TLos preceptos de Jehovah son rectos; alegran el corazón. El mandamiento de Jehovah es puro; alumbra los ojos.

    De la Palabra del Señor en el interior: "La luz viene de la fe en la voz."

  62. Salmos 27:1
    Jehovah es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehovah es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me he de atemorizar?


  63. Salmos 36:9
    Ciertamente contigo está el manantial de la vida; en tu luz veremos la luz.

    Ciertamente contigo está el manantial de la vida

    En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:4
    Jesús le dijo: --Yo soy la resurrección y la vida. Juan 11:25
    El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

    Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tenga sed, yo le daré gratuitamente de la fuente de agua de vida. Apoc 21:6, 22:13
    El que cree en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su interior. Juan 7:38
    Pero cualquiera que beba del agua que yo le daré, nunca más tendrá sed, sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. Juan 4:14

    en tu luz veremos la luz.

    Jesús es la luz del mundo [de cada hombre]. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

    Jesús es la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo para que todos creyesen por medio en elle [la Luz, Cristo]. Juan 1:7,9

    Jesús mora en la luz inaccesible. En el cielo no hay sol ni luna, porque Jesús es la luz. Cuando el hombre continúa oyendo y obedeciendo la voz del Señor, Dios hace que la luz brille en el corazón del hombre, lo cual revela a gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús. Cuando el hombre es purificado y la luz se levanta en su corazón, entonces él camina por la luz de Dios, no por el sol ni la luna; y es hecho partícipe de la herencia de los santos en la luz. Col 1:12.

  64. Salmos 38:10
    Mi corazón palpita fuertemente, y mi vigor me ha abandonado. Aun la luz de mis ojos ya no está conmigo.

    La luz de tu cuerpo es tu ojo [el ojo espiritual, el ojo del corazón]. Cuando tu ojo está sano [claro, sin vigas ni pajas], también todo tu cuerpo está lleno de luz. Pero cuando es malo, también tu cuerpo está en tinieblas. Lucas 11:34


  65. Salmos 43:3
    Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán. Ellas me conducirán a tu monte santo y a tus moradas.

  66. Salmos 44:3
    No se apoderaron de la tierra por su espada, ni su brazo los libró; sino tu diestra, tu brazo, y la luz de tu rostro; porque tú los favorecías.

  67. Salmos 49:19
    entrará en la generación de sus padres, y nunca más verá la luz de la vida.

    La luz de la vida está por verse. De la Palabra del Señor en el interior: "Uno ve la luz de Cristo."

  68. Salmos 56:13
    Porque has librado mi vida de la muerte y mis pies de la caída, para que ande delante de Dios en la luz de la vida.

    Jesús les habló otra vez a los fariseos diciendo: --Yo soy la luz del mundo [de cada hombre]. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

  69. Salmos 76:4
    ¡Usted está esplendoroso de luz, majestuoso más que las montañas eternas!

  70. Salmos 89:15
     ¡Bienaventurado el pueblo que conoce el grito de júbilo! Andarán a la luz de tu rostro, oh Jehovah.

    porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor. ¡Andad como hijos de luz! Eph 5:8

  71. Salmos 90:8
    Has puesto nuestras maldades delante de ti; nuestros pecados secretos están ante la luz de tu rostro.

    Cuando vamos al Señor, para esperar en silencio, escuchando su voz, él primero nos anima, nos habla acerca de sí mismo, y nos da profecías de nuestra vida que se cumplen. Entonces, una vez que sabemos que él es Dios y nuestro amigo que quiere ayudarnos a ser puros y santos, él comienza a mostrarnos nuestros pecados. Él nos muestra de manera no condenadora, en una manera que podemos reconocer fácilmente como la verdad, en una manera que es innegable para todos excepto los más testarudos, y en una manera que nos avergüenza y nos motiva a arrepentirnos o cambiar. Cuando él nos muestra nuestro yo, esa es su luz que expone nuestros pecados secretos, esa es su palabra, que discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. No existe cosa creada que no sea manifiesta en su presencia [continua]. Más bien, todas están desnudas y expuestas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta [Dios]. Heb 4:12-13. Y, más importantemente, cuando tenemos dolor por nuestra condición, que él nos ha mostrado, resolvemos cambiar, y entonces él nos da ayuda sobrenatural para ser diferentes, al quitar el deseo de pecar de nuestro corazón.

  72. Salmos 97:11
    La luz está sembrada para el justo, la alegría para los rectos de corazón.

    La luz es plantada en los corazones de los justos. Dios es luz. Dios es plantado en los corazones de los justos. Con la luz de Dios en el corazón, el hombre ve por medio de la luz de Dios, no la luz del sol o de la luna. La luz siempre le muestra al hombre cómo hacer lo que es noble; el hombre ve sólo lo que Dios quiere que vea, y ve lo que se necesita hacer. YO SABRÉ cuando yo esté en la Luz, caminando en la luz, cuando:

    Yo pueda caminar por la luz de Dios, en vez de la luz del sol o de la luna. Entonces mi oscuridad será como el sol del mediodía. La luz será tan brillante, nunca más podré ver al mundo como lo veo ahora; el mundo que he visto y he conocido habrá pasado.  

    Cuando yo sea la Luz, tendré comunión con el Padre y el Hijo; si no contínuamente, ciertamente por gran parte del tiempo.

    Cuando esté en la Luz, habré recibido la luz que brila en mi corazón, y así veré a Dios, resplandeciendo en el rostro de Cristo Jesús.  Habré recibido un corazón puro, para ver a Dios. Él vendrá por segunda vez trayendo salvación a aquellos que lo han estado esperando ansiosamente. Y sabemos que cuando él sea manifestado, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él también es puro.

    Cuando no estoy en la Luz, debo esperar a Dios lo más que pueda, y escuchar y velar. Cuando oigo un mandamiento, debo obedecerlo para crecer. Cuando él me muestre mi debilidad en la luz, que brilla en un lugar oscuro por un momento, entonces debo lamentar esa debilidad, y hacer todo lo que esté en mi poder para evitar caer en esa debilidad en el futuro; si hago esto, obtendré su poderosa ayuda. Cuando obedezco estos momentos de luz, y la palabra que oigo, me acerco al lucero de la mañana que se levanta en mi corazón pureza, unión, y el reino.

  73. Salmos 104:2
    Tú eres el que se cubre de luz como de vestidura, que extiende los cielos como una tienda,

  74. Salmos 105:39
    Extendió una nube por cortina [para cubrir su gloria], y fuego para luz de noche.

  75. Salmos 112:4
    Para el justo, la luz plantea en la oscuridad de su corazón; él es clemente, misericordioso y justo.

    Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6. Cristo es revelado en su corazón; usted ve, y tiene conocimiento de la gloria de Dios.
    El lucero de la mañana se leventa en vuestros corazones. 2 Ped 1:19.
    Jesús es resucitado en nosotros para ser nuestro verdadero Señor. 2 Cor 4:14, Col 2:11-12,3:1, Efe 2:6
    Pablo dijo que Jesús fue resucitado en él: Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí.
    Por lo tanto, busque su rostro, y siga buscando hasta que él aparezca. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8.
    Sin un corazón puro, usted está ahora, y estará en el futuro, excluído del cielo.
    Él aparece en el corazón purificado de los creyentes — él es visto. Esta es su segunda venida — esta vez en los purificados de corazón.
    Esta es la segunda venida, la revelación de Cristo, en los corazones de los creyentes individuales;
    en aquellos que han preparado el camino para él en sus corazones para que el Señor entre, sea revelado, y gobierne como Señor.
    Él, que ha estado escondido en el interior, es revelado. Como dijo Pablo: Dios tuvo a bien revelar a su Hijo en mí para que yo le anunciase.
    Cuando él sea manifestado, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
    Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él también es puro.
    1 Juan 3:2-3
    Sólo aquellos que son como él, puros, lo verán aparecer. Los que de corazón puro invocan al Señor. 2 Tim 2:22
    Vuestras almas son purificadas al obedecer la verdad, por medio del espíritu. 1 Ped 1:22. Sus corazones son purificados por la fe. Hechos 15:9
    Las sectas deficientes enseñan que uno no tiene que ser puro, que no tiene que ser perfecto, que no tiene que ser santo.
    Si, como ellos enseñan incorrectamente, él vuelve al mundo entero, ninguno de ellos lo vería, porque ellos no son puros.
    El mundo no me verá más; pero vosotros me veréis. Juan 14:19.
    Porque si ellos tuvieran la esperanza de pureza y de ver a su salvador, purificarían sus corazones, por la fe y la gracia, para ver a Dios aparecer dentro de sus corazones.

  76. Salmos 118:27
    Jehovah es Dios y ha hecho su luz brille en nosotros. Atad ramas festivas junto a los cuernos del altar.

    La luz es un regalo de Dios, que viene cuando somos obedientes a los mandamientos que oímos: También tenemos la palabra profética [que oímos] que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que aclare el día y el lucero de la mañana se levante (llegue a estar) en vuestros corazones. 2 Ped 1:19. Yo, Jesús.. soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Apoc 22:16.

    Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8. Sin un corazón puro usted ahora está, y estará en el futuro, excluído del cielo.
    Él aparece en el corazón purificado de los creyentes — él es visto. Esta es su segunda venida — esta vez en los purificados de corazón.
    Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6. Cristo es revelado en su corazón; usted ve, y tiene conocimiento de la gloria de Dios.

  77. Salmos 119:105
    Lámpara es a mis pies tu palabra [oída en el interior], y lumbrera a mi camino.

    Cuando el hombre ha sido limpiado suficientemente para recibir su unción, debe oír y ver las instrucciones de Dios para saber qué cosa noble hacer o decir. Un hombre tal está en la luz de Dios, que le muestra y le instruye acerca de qué decir y hacer.
    Aún Jesús no juzgó, ni habló, ni actuó sin la inspiración específica del Espíritu:
    Yo no puedo hacer nada de mí mismo. Como oigo, juzgo, Juan 5:30
    Lo que yo hablo, lo hablo tal y como el Padre me ha hablado. Juan 12:49-50
    el Hijo no puede hacer nada de sí mismo (por decisión propia),
    sino lo que [el hijo] ve hacer al Padre. Juan 5:19.

    David también dijo en el versículo 133 de este salmo: Afirma mis pasos con tu palabra, [la palabra en el interior], oída en el corazón. Pero muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. Deut 30:14.

  78. Salmos 119:130
    La exposición [aceptación] de tu palabra alumbra; hace entender a los ingenuos.

    De la Palabra del Señor en el interior: "La luz viene de la fe en la voz."

  79. Proverbs 4:18
    Pero la senda de los justos es como la luz de la aurora que va en aumento hasta que es pleno Día.

    El pleno Día está cuando la luz de Dios, Jesús el lucero de la mañana, aparezca en el corazón. Las obras de la oscuridad son pecado, son caminar de acuerdo a la lujuria y los deseos de su carne en vez de caminar en la luz con la guía de Dios en palabas para hablar y obras para realizar.

  80. Proverbs 13:9
    La luz de los justos brilla con alegría, pero la lámpara de los impíos se apagará.

    Esta semilla, luz, o espíritu de Dios es su talento, el cual debe ser aumentado en esta vida; si usted no lo hace crecer, en la próxima vida le será quitado y le será dado a otro que haya aumentado su talento, mientras usted es echado fuera hacia la oscuridad, como un siervo indigno, donde será el llanto y el crujir de dientes. Si el hombre es totalmente obediente a la luz, él llegará a ser un hijo de Dios, un hijo de la luz. Pero si él odia la luz porque reprende su estilo de vida y comportamiento egoísta, entonces él muere en sus pecados; y cuando un hombre muere todavía pecando, Cristo, la luz, se sale de él, dejando al hombre en completa oscuridad, lo cual es el infierno. Entonces la medida de la luz que el hombre tenía es dada a otro que haya aumentado su talento mientras durante su vida. El resultado: eterna destrucción que nos aleja de la presencia del Señor, y de la gloria de su poder, 2 Tes 1:9; el hombre es separado de la vida, el poder y la gloria de Dios, y mora en completa oscuridad. De la Palabra del Señor en el interior: "Cuando la luz se aleje, tú tendrás pánico; todos los impíos tendrán pánico."

  81. Ecclesiastes 2:13-14
    Yo vi que la sabiduría tiene ventaja sobre la necedad, como la ventaja que la luz tiene sobre las tinieblas.
    El sabio tiene sus ojos en su cabeza, pero el necio anda en tinieblas. También yo entendí que lo mismo acontecerá a todos ellos.

    El hombre sabio tiene su ojo espiritual abierto para ver y caminar por medio de la luz de Dios, pero el insensato continúa caminando en la oscuridad, lo cual es pecado.

  82. Eclesiastes 11:7
    En verdad la luz es dulce, y una cosa agradable lo es para los ojos para ver la luz del Día.


    La luz es tan dulce y maravillosa que Jorge Fox escribió: "Treinta minutos en la luz vale una vida entera."

    La luz del Día
    es cuando la luz de Dios, Jesús el lucero de la mañana, aparece en su corazón para guiarle. Entoces usted está caminando en la luz con la guía de Dios en cuanto a las palabras que se deben decir y las acciones que se deben realizar, en vez de caminar de acuerdo con la lujuria y los deseos de su carne cuando usted habla y actúa en la oscuridad y el pecado.


  83. Job 24:13
     Ellos están entre aquellos que se rebelan contra la luz; ellos no conocer sus caminos, ni morar en sus sendas.

    En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. Juan 1:4-5 ...y los hombres amaron las tinieblas más que la luz, porque sus obras eran malas. Juan 3:19. Una vez más, este es un conocimiento de la verdad que raramente se veía, excepto en los profetas del Antiguo Testamento, la iglesia primitiva del Nuevo Testamento, y los primeros cuáqueros. La generación de Job sobrepasó el conocimiento de Dios y la luz en todo el cristianismo de hoy en día.

    Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros (en el Espíritu, no en la carne), y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7....Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. 1 Juan 1:4....Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. Sal 119:105. La Luz, que es Cristo, ilumina a todo hombre que viene al mundo. Juan 1:1-4,9; y que tenemos que creer en la luz para llegar a ser hijos de la luz y poder caminar en la luz, y no en las tinieblas como hemos visto, Juan 12:36,46.

  84. Isaías 2:5
     ¡Oh casa de Jacob, venid y caminemos a la luz de Jehovah!

  85. Isaías 5:20
    ¡Ay de los que a lo malo llaman bueno; y a lo bueno, malo! Que llamada las tinieblas luz y la luz tinieblas. Consideran lo amargo como dulce, y lo dulce como amargo.

    Ellos le dicen a la gente que son justos mientras están pecando; excusan el pecado, ignorando todas las advertencias de Jesús: ¡No pequen más! ¡Arrepiéntanse o perezcan! [para perder su alma]. Si tu mano te hace tropezar, córtala. Mejor te es entrar manco a la vida que teniendo dos manos, ir al infierno, al fuego inextinguible. Si tu pie te hace tropezar, córtalo. Mejor te es entrar cojo a la vida que teniendo dos pies, ser echado al infierno. Y si tu ojo te hace tropezar, sácalo. Mejor te es entrar con un solo ojo al reino de Dios que, teniendo dos ojos, ser echado al infierno. Mar 9:43-47. 'De cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado.' Juan 8:34

  86. Isaías 9:2
    El pueblo que andaba en tinieblas vio una gran luz. A los que habitaban en la tierra de sombra de muerte, la luz les resplandeció.

    Todos caminamos en tinieblas hasta que hayamos buscado al Señor y hayamos sido purificados por él, de modo que su luz se levanta en nuestros corazones, y nosotros vemos la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús. Y esta es la razón por la cual Jesús vino: a fin de abrir los ojos que están ciegos y sacar de la cárcel a los presos, y de la prisión a los que moran en las tinieblas. Isa 42:7

  87. Isaías 10:17
    La Luz de Israel será por fuego; y su Santo por llama que consume y devora en un día sus cardos y sus espinos.

    Jesús es la Luz de Israel. Jesús es la luz del mundo. Jesús es la Palabra de Dios. La palabra de Dios es como un fuego y un martillo.

    Al oírle hablar en su corazón y entonces al obedecer la palabra del Señor, el resultado es que el pecado es quemado dentro de usted y la naturaleza pecaminosa es martillada.

  88. Isaías 30:26
    La luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol será siete veces mayor, como la luz de siete días, en el día en que Jehovah ponga vendas a la fractura de su pueblo y cure las contusiones que él le ha causado.

  89. Isaías 50:10
    ¿Quién entre vosotros teme a Señor y escucha la palabra de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Señor y apóyese en su Dios.

    Todo hombre comienza en la oscuridad espiritual, caminando en oscuridad, sin la guía de la luz de Dios. Light comes by listening to the Lord and obeying his voice in faith. De la Palabra del Señor en el interior: "La luz viene de la fe en la voz."

  90. Isaías 51:4
    Estad atentos a mí, oh pueblo mío, y oídme, oh nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi mandato será para luz de los pueblos.

    El juicio del señor nos guiará; Él nos dirigirá con su juicio en cuanto a dónde debemos ir, cuándo debemos ir, qué debemos hacer, y qué debemos decir. Su juicio es mostrado en la luz.

  91. Isaías 53:11
    A causa de la angustia de su alma, verá la luz de la vida y quedará satisfecho. "Por su conocimiento mi siervo justo justificará a muchos, y cargará con los pecados de ellos.

    Al seguir al Señor, el hombre sufre en tribulación para terminar con el pecado; entonces la luz viene sobre él. "Yo soy la luz del mundo [de cada hombre]. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida." Juan 8:12.

  92. Isaías 58:8-10
    Entonces despuntará tu luz como el alba, y tu recuperación brotará con rapidez. Tu justicia irá delante de ti, y la gloria de Jehovah irá a tu retaguardia. Entonces invocarás, y Jehovah te escuchará. Clamarás, y él dirá: '¡Aquí estoy!' "Si quitas de en medio de ti el yugo, el acusar con el dedo y el hablar vilezas; si tu alma provee para el hambriento y sacias al alma humillada, tu luz irradiará en las tinieblas, y tu oscuridad será como el mediodía.

  93. Isaías 59:9-10
    Por esto el derecho se ha alejado de nosotros, y no nos ha alcanzado la justicia. Esperamos luz, pero he aquí tinieblas. Esperamos resplandor, pero andamos en la oscuridad.
    Como ciegos palpamos la pared; andamos a tientas, como si no tuviésemos ojos. Tropezamos tanto al mediodía como al anochecer; estamos como muertos entre los robustos.

    A menos que el hombre ha sido purificado y la luz surja en su corazón, de manera que vea con los ojos de Dios, viendo sólo lo que es virtuoso y ordenado por Dios, el hombre camina como un hombre ciego, o como un hombre en la oscuridad. Rebota en las paredes, tratando esto, y tratando lo otro; siempre fallando, siempre golpeando las paredes, siempre tropezando, cayendo en las zanjas. Sin Dios, no somos capaces de tomar las decisiones correctas; lo mejor que podemos hacer es elegir la alternativa menos mala, que aún así es impía.

    Andad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas. Porque el que anda en tinieblas no sabe a dónde va. Juan 12:35
    La lámpara del cuerpo es el ojo [espiritual]. Así que, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz.
    Pero si tu ojo es malo, todo tu cuerpo estará en tinieblas. De modo que, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande es esa oscuridad! Mat 6:22-23

    En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. [Él es Jesús, la vida y la luz de los hombres.]
    La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. [Pero los hombres en sus tinieblas no entienden.] Juan 1:4-5

    Yo soy la luz del mundo. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

  94. Isaías 60:1
    "¡Levántate! ¡Resplandece! Porque ha llegado tu luz, y la gloria de Jehovah ha resplandecido sobre ti.

  95. Isaías 60:3
    Entonces las naciones vendrán a tu luz, y los reyes al resplandor de tu amanecer.

    ¿Cuál amanecer o mañana? El lucero de la mañana, quien es Jesús, se levanta en su corazón después que usted ha sido limpiado y purificado por medio de la obediencia a los mandatos pronunciados por el Señor que usted oye a medida que persistentemente espera en Él.

  96. Isaías 60:19
    El sol nunca más te servirá de luz durante el día, ni te alumbrará el resplandor de la luna. Jehovah será para ti luz eterna; tu Dios será tu gloria.

    Cuando usted entra en el reino, ya no ve por la luz del sol y de la luna, sino que camina por medio de la luz de Dios.

  97. Isaías 60:20
    Tu sol no se pondrá jamás, ni te será quitada la luna; porque Jehovah será luz eterna para ti, y los días de tu duelo se acabarán.

    Cuando usted entra en el reino, ya no ve por la luz del sol y de la luna, sino que camina por medio de la luz de Dios.

  98. Jeremías 13:16
    Dad gloria a Jehovah vuestro Dios, antes que él haga que se oscurezca; antes que vuestros pies tropiecen contra montañas tenebrosas y la luz que esperáis él os la vuelva densa oscuridad y la convierta en tinieblas.

  99. Lamentaciones 3:2
    Él me ha guiado y conducido en tinieblas, y no en luz.

  100. Daniel 2:22
    Él revela las cosas profundas y escondidas; conoce lo que hay en las tinieblas, y con él mora la luz.

  101. Miqueas 7:8
    Tú, oh enemiga mía, no te alegres contra mí; pues aunque caí, me levantaré. Aunque yo habite en tinieblas, Jehovah será mi luz.

  102. Miqueas 7:9
    Porque pequé contra Jehovah, soportaré su ira, hasta que él juzgue mi causa y me haga justicia. Él me sacará a la luz, y yo veré su justicia.

________________________

Los guías ciegos, no perfeccionados la cristiandad no saben nada acerca de la luz. Ni tampoco pueden aceptar este versículo, que muestra que Cristo, la luz, está en cada hombre que viene al mundo, Juan 1:9;  dada a todos los hombres para que puedan creer, Juan 1:7.  Ni pueden aceptar los siguientes tres versículos que muestran lo mismo:

Pero a cada hombre le es dada manifestación del Espíritu para el bien de todos. 1 Cor 12:7
Sucederá en los últimos días, dice Dios, que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne. Hechos 2:14-18

La gracia de Dios, que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres. Tit 2:11
(La gracia aparece a todos, pero cada hombre debe escoger responder a la gracia para recibir salvación.)

Ellos insisten en su incredulidad de que los versículos recién mencionados se aplican a todo hombre. ¿Por qué? Porque si Cristo está en cada hombre, entonces no hay diferencia entre los pecadores dentro de su secta y los pecadores afuera de su secta; ellos pierden su distinción imaginaria de que Cristo sólo está en sus creyentes; lo cual es una distinción imaginaria que es necesaria para negar el verdadero evangelio que habla de ser liberado del pecado y hecho puro por medio de la gracia de Dios. Si todo hombre en el mundo tiene la luz, y si a todo hombre en el mundo se le ha dado el espíritu, entonces ¿qué tienen las sectas para ofrecer? ¡Nada aparte de mentiras! Ellos sólo son una apariencia de piedad sin el poder para cambiar al hombre y hacerlo piadoso, puro, santo, limpio, y perfecto, mientras está en la tierra. Las sectas no entienden cómo Dios purifica al hombre, y piensan que la pureza en la tierra es imposible: Muchos serán purificados, y emblanquecidos, y probados; pero los impíos obrarán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá. Pero los sabios, sí entenderán. Dan 12:10. La mentira la cristiandad que dice que uno debe invitar a Jesús en su corazón, y el hacerlo resulta en la salvación, muestra la ignorancia de aún el entendimiento básico de Dios. Tenga cuidado de la ceguera y completa ignorancia de ellos; considere que el resto de sus enseñanzas también están equivocadas, porque sí lo están. ¡Ellos ofrecen muerte, no salvación, ni el cielo, ni la vida eterna en Dios! De la Palabra del Señor en el interior: "el medio cristiano mismo se conforma a la muerte." Pero si creemos en la luz, lo que la luz nos muestra que es verdad, podemos llegar a ser hijos de la luz. Juan 12:36

Tratando de guardar las apariencias, los ministros la cristiandad niegan que la luz es Cristo en cada hombre, llamándola una luz natural o metáfora del conocimiento, no el Espíritu de Jesús:

De la Palabra del Señor en el interior: "Cambiar o atacar la luz está prohibido; negar la luz es suficiente."

Si ellos no hablan de acuerdo con esta palabra, es que no les ha amanecido. Isa 8:20
Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Apoc 22:16

Usted puede estar pensando: "Yo no sé nada de esta luz, pero conozco a Dios; leo la Biblia todos los días."
Pero la Biblia dice que Dios sólo se conoce por medio de la revelación:

De la Palabra del Señor en el interior: "Lo conoces o sólo pretendes conocerlo; conocerlo es haberse encontrado con él y haberlo escuchado."
Dios y Jesús sólo pueden ser conocidos por medio de la revelación en su corazón: Cristo, la palabra en el interior, quien es la gracia de Dios, y quien explica los caminos de Dios;
y finalmente por Cristo, la luz de la palabra, quien le muestra la gloria de Dios en el rostro de Jesús.
Incluso la fe debe ser creada por Cristo, y esto debe ocurrir por medio de la revelación de Cristo: Pero ahora que ha venido la fe, 3:25, la fe que había de ser revelada. Gal 3:23

No confunda la luz de Cristo con la luz que los gurús orientales dicen tener, algunos de los cuales le pueden pasar su luz con sólo estar en su presencia. La luz de ellos no exige obediencia, nunca condena, nunca limpia, nunca purifica, nunca une con Dios, nunca enseña acerca de Cristo, nunca enseña acerca de la justicia, nunca lo juzga, y nunca trae salvación con la vida eterna de Dios. La luz de ellos es un viaje de placer de origen satánico.

Hay dos escritos detallados acerca de la luz disponibles en este sitio para obtener más entendimiento: 1) la introducción es El misterio de la Luz, y 2) el documento más avanzado es de Jorge Fox, La Luz explicada.

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio