La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Juan 3:4-10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 Todo aquel que comete pecado también infringe la ley, pues el pecado es infracción de la ley.

 5 Y sabéis que él aparece para quitar los pecados y que en él no hay pecado. [Debido a que no hay pecado en Jesús, entonces es imposible para una persona que todavía esté pecando estar en Cristo o ser una parte del cuerpo de Cristo o estar en unión con Cristo. ¿A quién viene Jesús a quitarle el pecado?—A aquellos que están esperando a Dios, quienes persistente y pacientemente se sientan en humilde silencio, escuchan su voz y sus palabras, velan para ver sus revelaciones, oyen sus mandatos, y después le obedecen. De la Palabra del Señor en el interior: "Vamos a él, y él hace llover ayuda sobre nosotros; este ejercicio de Dios purifica bien a aquellos que lo hacen."]

 6 Todo aquel que permanece en Él, no peca. Todo aquel que peca, no le ha visto ni le ha conocido. [Usted no puede estar todavía pecando y conocer a Dios o ver a Dios. El pecado incluye: ira, inmoralidad sexual, lujuria, ambición, codicia, envidia, orgullo, andar en fiestas, necedad, obscenidad, mentir, odiar, deshonestidad, engaño, etc. Cuando usted es liberado de todo pecado y es puro, usted lo ve a Él, lo cual es ver la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús, la sustancia y la imagen del Dios invisible. Entonces usted realmente lo conoce. Hasta entonces: "Vosotros adoráis lo que no sabéis." Juan 4:22]

 7 Hijitos, nadie os engañe. El que practica justicia es justo, como él es justo.3 [Jesús sólo habló, juzgó, e hizo lo que Dios le había ordenado hacer; para practicar la justicia nosotros también debemos poder sólo hablar lo que le oímos que nos ordena a decir y sólo hacer lo que Dios nos ordena hacer. Esta habilidad sólo viene después que hemos crucificado nuestro espíritu egoísta y el pecado ha sido destruído por el Espíritu al llevar la cruz interna de la negación propia; entonces nosotros estamos caminando el mismo camino que Él caminó y estamos en el mundo como Él estaba con perfección, pureza, y santidad.]

 8 El que comete el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo.4 [Que nadie lo engañe, diciendo que todavía se puede pecar y pertenecer a Dios; los que aún están pecando sirven al diablo. Cristo es revelado en nuestra carne para destruir las obras del diablo, al condenar los pecados secretos en nuestro corazón, y después destruir aún nuestro deseo de pecar. Pablo confirma a Jesús destruyendo las obras del diablo en cada creyente purificado: "el Dios de paz aplastará en breve a Satanás debajo de vuestros pies." Rom 16:20.]

 9  Todo aquel que ha nacido de Dios no comete el pecado, porque la simiente de Dios [Cristo] permanece en él, y no puede seguir pecando, porque ha nacido de Dios.5

 10 En esto se revelan [distinguen] los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, no es de Dios, ni tampoco el que no ama a su hermano. [De la Palabra del Señor en el interior: "Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí."]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

5 Cualquiera que diga que ha nacido otra vez, pero todavía esté pecando, es repudiado por Juan. Él también dice que cualquiera que no vive rectamente no es de Dios. Jesús dijo: De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34. Aquel que comete el pecado es del diablo. 1 Juan 3:8.

_______________________________________