La Cruz Perdida de la Pureza



 

¡El regreso de Jesús con su reino
es una experiencia personal!



La segunda vez, ya sin relación con el pecado,
aparecer á para salvación
a los que le esperan.

Heb 9:28

Pero sabemos que cuando él sea aparece, seremos semejantes a él,
porque le veremos tal como él es.
Y todo aquel que tiene esta esperanza en él,
se purifica a sí mismo, como él [Jesús] también es puro.

1 Juan 3:2-3

Ahora, hijitos, permaneced en él
para que, cuando aparezca, tengamos confianza
y no nos avergoncemos delante de él, en su venida.
1 Juan 2:28

El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente.

El regreso físico de Cristo con la destrucción completa del mundo, de la cual se especula tanto, no es verdad. En cambio, el regreso de Cristo por segunda vez, la revelación (Apocalipsis) de Cristo, es en los corazones de los creyentes individuales que han preparado el camino para que él regrese en ellos; él, quien ha estado escondido en el interior, es revelado. Como dijo Pablo: Dios tuvo a bien revelar a su Hijo en mí para que yo lo anunciase. El regreso de Cristo, su revelación dentro de usted, y el entrar en el reino de los cielos es la salvación completa. En el corazón del creyente purificado cuyo corazón ha-sido preparados por el Señor, Él es visto, Él es manifieste, Él es revela. Miles ya han experimentado su regreso como está documentado en las escrituras y en los escritos de Jorge Fox, el fundador de los cuáqueros. Primero veamos lo que dicen las escrituras.

En las escrituras se registra seis veces a Jesús diciendo (presione aquí para ver) que antes de morir algunos que entonces estaban con él verían su regreso o que todas las profecías del fin del mundo se cumplirían antes que esa generación, 2000 años atrás, pasara.

Él regresó 2000 atrás, 350 años atrás, y en cualquier otro tiempo cuando los verdaderos creyentes prepararon el camino para que él entrara en sus corazones. Él regresará muchas veces más. Porque el Reino de Dios está dentro y alrededor de nosotroses una dimensión diferente para vivir, una dimensión espiritual en la que uno entra por medio de tribulaciones personales mientras uno está todavía en tierra físicamente; y después morar allí para siempre. Pero, a menos que usted entre en el reino de Dios en esta vida, usted nunca tendrá herencia en el reino de Cristo o de Dios.

El apóstol Pablo nos ayuda a entender el Reino de Dios dentro y entre nosotros, cuando escribe en la Biblia, en el libro de Hechos: Dios .. no está lejos de ninguno de nosotros, puesto que en él vivimos, nos movemos y existimos, (Hechos 17:27-28); pero sabemos acerca de esto, porque estamos en una dimensión física más baja. La dimensión física comparte el mismo espacio con las dimensiones espirituales más altas; un solo Dios y Padre de todos, quien es sobre todos, a través de todos y en todos. Efe 4:6. Porque entrar en el reino de Dios dentro de nosotros y alrededor nuestro, no significa ser trasladados dramáticamente a la dimensión espiritual de la conciencia y la vista, en unión con Cristo y Dios, sino caminar en la tierra por la luz de Dios. El mundo se acaba cuando uno entra en el reino.

En Mateo, Marcos y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos que estaban con él, hace 2000 años, verían su gloriosa venida sobre las nubes con el Reino antes de morir. También dijo que el sumo sacerdote judío que insistió en su muerte, lo vería venir sobre las nubes de los cielos. Esto no es una generación en particular que está por venir. El cielo aparece ante nuestros ojos espirituales, como en una neblina o en las nubes — así, su llegada será en las nubes del cielo, dentro del corazón de los creyentes purificados — así como ascendió: fue elevado, y una nube le ocultó de sus ojos. Hechos 1:9. Incluso en el año 538 a. C. Daniel vio a Jesús viniendo en las nubes del cielo: Estaba yo mirando en las visiones de la noche, y he aquí que en las nubes del cielo venía alguien como un Hijo del Hombre. Llegó hasta el Anciano de Días, y le presentaron delante de él. Dan 7:13.

Las profecías se cumplieron 2000 años atrás, y se han estado cumpliendo y se cumplirán muchas veces más, porque su regreso con su reino es para los creyentes individuales que han tomado la cruz y han crucificado sus deseos y pasiones, (Gal 5:24), purificándose a sí mismos, (1 Juan 3:2-3); destruyendo sus naturalezas pecaminosas con la ayuda de el Espíritu de Dios. Rom 8:13.
Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo.
1 Juan 3:8
Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo. Gal 6:14
Esto se logra por medio de la tribulación en estos individuos.
Por favor
lea esta sección completamente antes de concluir que no es cierto — ¡usted estará feliz de que lo hizo!

Biblia en línea con comentario
que muestra la verdadera esperanza, la verdadera fe, y la verdadera salvación. Comience con Juan 14 y Juan 17
Revise las escrituras que muestran las consecuencias de no obedecer
la voz del Señor
Vea los significados de:
El Padre nuestro
El Sermón de la montaña
El Salmo 23

Los versículos bíblicos, siempre tan convenientemente ignorados por los profetas de las especulaciones bíblicas, muestran claramente que el concepto de que el regreso de Jesús es un evento físico que puede ser visto o notado, no es correcto, y mucho menos será un final cataclísmico del mundo en medio de guerras.

El reino de Dios no viene con señales que se puedan observar o con despliegues visibles,
No van a decir: ¡Mírenlo aquí! o ¡Mírenlo allá! Porque
he aquí,
el reino de Dios está entre ustedes.
Lucas 17:20-21

Y oí una gran voz del cielo que decía:
He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos
como su Dios.
Apocalipsis 21:3

Pero sabemos que cuando él sea aparece, seremos semejantes a él, porque le veremos.
Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él [Jesús] también es puro.
1 Juan 3:2-3
Todavía un poquito, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis. Sólo aquellos que son puros como él, lo verán cuando venga.
Las sectas deficientes le enseñan que usted no tiene que ser puro, que no tiene que ser perfecto, que no tiene que ser santo.
Si él va a regresar para todo el mundo, como ellos enseñan incorrectamente, ninguno de ellos lo podría ver, porque no son puros.
Pero si alguna persona tiene esperanza de ver a su salvador, purificará su corazón, por fe y gracia, para ver a Dios aparecer dentro de su corazón.

Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8.
Él aparece en el corazón purificado de los creyentes—y allí es visto. Esta es su segunda venida—esta vez en el corazón purificado.
Para ser purificado, usted debe ir a él, oírlo, escucharlo, y obedecerle—repetidamente, por mucho tiempo.
Usted es purificado por medio de la fe en Jesús—fe en que sus convicciones son verdaderas, y suficiente fe para obedecer sus mandamientos.

La segunda vez, ya sin relación con el pecado, aparecerá para salvación a los que le esperan persistente y pacientemente. Heb 9:28.
Esperarlo a Él es sentarse persistentemente en humilde silencioescuchar su voz y sus palabrasvelar para ver sus revelacionesoír sus mandatos, y después obedecerlesólo aquellos que hacen caso y obedecen reciben salvación. Heb 5:9 
Note que él aparece para traer salvación. Pero él no trae salvación a todo el mundo— sólo  aquellos que han estado esperándolo persistente y pacientemente — sólo aquellos que hacen caso y obeecen lo que ellos le oyen decir.
Ni tampoco aparece a todo el mundo, sólo a  aquellos que le esperan persistente y pacientemente, y que muetran su amor por Él al obedecerle.
La salvación ocurre cuando él aparece en el interior para traer salvación a aquellos que han esperado, escuchado, oído, y obedecido—aquellos que lo aman.

Judas (no el Iscariote) le dijo: —¿Por qué, Señor, estás dispuesto a manifestarte a nosotros, y no al mundo?
Le contestó Jesús: —El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra vivienda en él.
[una vivienda en el corazón de aquellos que obedecen]
El que no me ama no obedecerá mis enseñanzas.
En aquel día ustedes se darán cuenta de que estoy en mi Padre, y que ustedes en mí, y yo en ustedes.
¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él. Juan 14:20-23.

De modo que él sólo se aparece a aquellos que han oído sus mandamientos, y le han obedecido.
Este misterio... es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria. Col 1:27

Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8. Sin un corazón limpio, usted nunca verá a Dios.
Él aparece en el corazón purificado de los creyentes—y allí es visto. Esta es su segunda venida—esta vez en el corazón purificado.
Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo. 2 Cor 4:6. Cristo aparece en su corazón, lo cual le da conocimiento de la gloria de Dios.
El lucero de la mañana sale en sus corazones. 2 Pedro 1:19.

Cuando Cristo, que es la vida de ustedes, se manifieste, entonces también ustedes serán manifestados con él en gloria. Col 3:4
Cuando Cristo aparece en usted, trayendo su reino, usted aparecerá allí también—en el reino dentro de usted—en la gloria.
¿Cómo va a aparecer en a gloria, a menos que esté dentro de su corazón, en los ojos de su mente? Escondida de la palabra.
Aparte del fruto del Espíritu, el mundo no ve a Cristo; porque la vida de una persona tal está escondida en Cristo Jesús. Col 3:3

El reino de Dios no es algo que pueda verse.
Tampoco se puede decir: "¡Aquí está!" o "¡Allí está!" Porque el reino de Dios ya está entre ustedes. Lucas 17:20-21

El reino y Cristo están dentro de usted, esperando para ser revelados cuando la gracia traiga la salvación.

La gracia de Dios se ha manifestado para salvación a toda la humanidad,
y nos enseña que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos,
vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,
mientras aguardamos la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.
Él se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. Tito 2:11-14


Él le dijo a sus discípulos: No los voy a dejar huérfanos...volveré a ustedes. [mientras los discípulos estuvieran en la tierra]
Dentro de poco el mundo ya no me verá más, pero ustedes sí me verán. Y porque yo vivo, también ustedes vivirán.
En aquel día ustedes se darán cuenta de que yo estoy en mi Padre, y ustedes en mí, y yo en ustedes. Juan 14:23
..voy.. vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo esté, vosotros también estéis. Juan 14:3
            Éste es el regreso de Cristo. El mundo no lo ve. Él regresa con el Padre. Ellos llegan a ser uno con nosotros.
           Ésta es una experiencia personal. Ésta no es la resurrección. Él está hablando acerca de llegar a ser uno con los discípulos.  
No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno. Juan 17:15
De modo que Jesús quiere dejarnos en el mundo, pero protegernos del maligno, mientras estemos en el mundo—para ser santificados.
Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo. Juan 17:24
Físicamente todavía estamos en el mundo, pero nuestra consciencia y nuestra vista se trasladan al Reino de los cielos, a una dimensión más alta.
Dios está en esta misma dimensión más alta; en él vivimos y nos movemos y existimos; él está sobre todo, en todo, a través de todo.
Y allí tenemos comunión con el Padre y el Hijo.
De modo que con obediencia a la cruz, podemos entrar en el paraíso mientras estamos vivos en la tierra, para estar allí para siempre, aún después de la segunda muerte.


No ruego sólo por éstos. Ruego también por los que han de creer en mí por el mensaje de ellos, Juan 17:20.  
Todos estos versículos en esta oración de Jesús al Padre se pueden aplicar a nosotros también, porque nosotros estamos leyendo las palabras y enseñanzas de los discípulos.
Pero nosotros tenemos que tomar nuestra cruz diariamente y seguirlo como sus discípulos para llegar a ser purificados.

La segunda venida de Jesús, la unión con Jesús, ser trasladado al reino de Dios, y la salvación—todo ocurren simultáneamente.
Pero sólo a aquellos que han purificado sus corazones por la fe y la gracia en la cruz interna de la negación propia para preparar el camino del Señor.

Tanto Juan el Bautista como Jesús le estaban diciendo a la gente 2000 años atrás que el reino de Dios estaba muy cerca:
En aquellos días se presentó Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea. Decía: "Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca." Mat 3:1-2
Desde entonces comenzó Jesús a predicar: "Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca." Mat 4:17
Jesús no estaba mintiendo cuando dijo: Se ha cumplido el tiempo. El reino de Dios está cerca. Mat 3:2, 4:17, 10:7, Mar 1:15.
Hay ciento cuarenta referencias al Reino del Cielo solamente en el Nuevo Testamento (presione aquí para verlas),
y era el tema dominante de las parábolas de Jesús. Él dijo que estaba cerca en ese entonces y disponible en ese entonces.

2000 años atrás Jesús dijo esto:

¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Les cierran a los demás el reino de los cielos, y ni entran ustedes ni dejan entrar a los que intentan hacerlo. Mat 23:13

Note que 2000 años atrás él estaba criticando seriamente a los fariseos, quienes no querían entrar en el Reino en aquel entonces,
ni permitían que aquellos que estaban a punto de entrar en el Reino del Cielo entonces lo hicieran.
De modo que el Reino del Cielo estaba disponible en ese entonces, 2000 años atrás;
pero como los ministros de hoy, los fariseos estaban estorbando el camino, sin tener una idea de cómo entrar ellos mismos.
Claramente, él no estaba hablando de la muerte física; él estaba criticando a la gente que estaba viva por no entrar mientras estuvieran vivos y por estorbar el camino para que otros entraran.

Jesús les dijo: "Les aseguro que los recaudadores de impuestos y las prostitutas van delante de ustedes hacia el reino de Dios.
Porque Juan fue enviado a ustedes a señalarles el camino de la justicia, y no le creyeron, pero los recaudadores de impuestos y las prostitutas sí le creyeron. E incluso después de ver esto, ustedes no se arrepintieron para creerle. Mat 21:31-2


y Jesús dijo: Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora,
el reino de los cielos ha venido avanzando contra viento y marea, y los que se esfuerzan logran aferrarse a él. Mat 11:12

Las dos citas anteriores de Jesús en Mateo muestran que algunos estaban entrando en el Reino del Cielo hace 2000 años.
De modo que no es necesario esperar el Reino físico. Los recaudadores de impuestos, las prostitutas, (es decir, Mateo y María Magdalena),
y los hombres violentos estaban en el proceso de entrar en el Reino en ese entonces, arrepintiéndose, tomando lo más importante del mensaje de Juan el Bautista:
Arrepiéntanse (piensen de manera diferente; cambien sus mentes, lamenten sus pecados y cambien sus conductas), porque el reino de los cielos está cerca. Mat 3:2


Los Judíos habían estado esperando por muchos años la llegada del Reino, porque ellos pensaban que iba a ser un reino físico,
que iba a restablecer la gloria física de los reinos de Israel de David y Salomón.
Pero Jesús les está diciendo que ellos tenían que entrar en el Reino en ese entonces porque los recaudadores de impuestos, las prostitutas, y los hombres violentos ya estaban entrando por medio del arrepentimiento; por lo tanto éste no un reino físico que nosotros podamos ver.
Es una dimensión espiritual que no es visible ni viene con señales visibles o externas — pero es invalorable
Confundidos, los fariseos preguntaron cuándo llegaría este reino, el cual ellos estaban esperando; Jesús dijo:

El reino de Dios no viene con señales que se puedan observar o con despliegues visibles,
Ni la gente dirá: "¡Mírenlo acá! ¡Mírenlo allá!"
(porque no será visible para el mundo)
Porque he aquí que el reino de Dios está entre ustedes. Lucas 17:20-21

De modo que no será perceptible para ninguno de los que estén alrededor de un creyente purificado cuando Cristo regrese a establecer su Reino en el corazón de ese creyente,
porque la vida de ellos está escondida en Cristo. Dos mil años atrás todos estaban sentados esperando que el Mesías estableciera el reino físico;
dos mil años más tarde, todos todavía están sentados esperando el regreso de Jesús para que establezca el reino físico.

Cien generaciones de cristianos se han sentado a esperar un regreso físico,
perdiendo así la oportunidad de prepararse para su regreso personal dentro de ellos.
Este es un gran engaño con consecuencias desastrosas para aquellos que son engañados.
Aprecien su tiempo; úsenlo sabiamente, porque es finito. Pero busquen el reino de Dios y su justicia. Mat 6:33

El reino de Dios es un reino espiritual, que no es de este mundo, y que está dentro y alrededor de nosotros. Jesús dijo: Mi reino no es de este mundo.
Hoy Jesús describiría su reino como una dimensión diferente a la cual nosotros entramos, aunque físicamente todavía estemos sobre la tierra;
porque este reino está dentro y alrededor de nosotros. Y el reino es la recompensa por la finalización de la salvación.
Jesús incluso dijo que la razón por la cual él vino a la tierra era para predicar las buenas nuevas del Reino (que estaba cerca en ese entonces):
Es preciso que anuncie también a los demás pueblos las buenas nuevas del reino de Dios, porque para esto fui enviado. Lucas 4:43.
Él también nos dijo que pusiéramos el alcanzar el Reino del Cielo como nuestra prioridad principal en la vida:
Pero busquen primeramente su reino, el cual no viene con señales que se puedan observar o con despliegues visibles,
el cual está dentro y entre ustedes.

Cuando morimos al yo, a través del arrepentimiento a la pureza, Jesús y el Padre regresan a nosotros con su reino glorioso. De modo que por la gracia de Dios, nosotros debemos negar personalmente la impiedad y los deseos mundanos, para vivir sobria, justa y piadosamente en este siglo, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. Tito 2:11-13. Negar la impiedad y los deseos mundanos es arrepentimiento. Este sitio le muestra cómo tener acceso a la gracia de Dios que lleva al arrepentimiento, el cual lleva a la finalización de la salvación y el reino; para tener comunión con Jesús y el Padre; para vivir en su presencia, para ser guiados por el Espíritu de Dios; y vivir en el paraíso — mientras estemos en la tierra.

Aquí hay dos extractos del Diario de Jorge Fox: (Presione aquí para ver quién era Fox.)

"Mientras estaba en la prisión, los bautistas y los de la quinta monarquía profetizaban que Cristo bajaría aquel año a la tierra sobre la que reinaría por mil años; y tenían este reino por externo, cuando Él venía a reinar interiormente, en los corazones de Su pueblo. Pero aquellos eclesiásticos no querían recibir a Cristo en esta forma, y por esto fallaron sus profecías y esperanzas, y no poseyeron a Cristo. Mas Cristo ha venido, y mora en los corazones de Su pueblo y en ellos reina. Millares le han abierto sus corazones a los que Él había estado llamando; y Él entró y cenó con ellos, y ellos con Él; cena celestial con el Hombre celestial y espiritual. Y así fue como estos bautistas y monárquicos se convirtieron en los mayores enemigos de los que poseían a Cristo; mas, por encima de toda su envidia, El reina en los corazones de Sus santos." (esto fue escrito en 1656)

La religión verdadera es la verdadera regla y la manera correcta de servir a Dios. Y la religión es una corriente pura de justicia que fluye de la imagen de Dios, y es la vida y el poder de Dios plantado en el corazón y la mente por la ley de la vida. Esto lleva al alma, la mente, el espíritu, y el cuerpo a conformarse a Dios, el Padre de los espíritus, y a Cristo; para que ellos lleguen a tener comunión con el Padre y el Hijo, y con sus santos ángeles y santos. Esta religión que es pura de arriba, sin mancha ante Dios, lleva a visitar a los huérfanos, las viudas, y a los forasteros, y nos guarda de las manchas del mundo. Esta religión está sobre todo las religiones contaminadas y manchadas en el mundo, las cuales no nos guardan de las manchas y de la contaminación, sino que dejan a sus creyentes en un estado impuro, bajo y manchado; cuyos huérfanos, viudas, y forasteros andan pidiendo por las calles.

Y de los escritos de otro de los primeros cuáqueros, William Dewsbury:

De modo que por medio de la justa ley del Espíritu de la Vida en Cristo Jesús," él dijo: "Yo fui y soy hecho libre del cuerpo de pecado y muerte; y por medio de estas grandes tribulaciones, mis ropas son lavadas y blanqueadas en la sangre del Cordero, quien me ha llevado a la nueva Jerusalén, donde nadie entra de los que obran abominaciones o dicen mentiras, sino aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero. Aquí ahora mi alma se alimenta del árbol de la vida, del cual yo había tenido hambre y sed por tanto tiempo, que está en el paraíso de Dios. Aquí no hay más maldición ni noche; sino que el Señor Dios y el Cordero son mi luz y mi vida para siempre. Y yo testifico que he sido regenerado y he nacido otra vez de la semilla inmortal, y he participado de la primera resurrección, sobre la cual la segunda muerte no tiene poder." (escrito en 1655)

En la cita anterior Dewsbury habla claramente acerca de: 1) haber pasado por la gran tribulación, 2) ser trasladado al Reino del Cielo, estando en la Nueva Jerusalén, y 3) de alimentarse del árbol de la vida que está en el paraíso de Dios. Por lo tanto el testificó del cumplimiento de todas las promesas de las escrituras.

Con respecto a su regreso para establecer su Reino, Jesús dijo, como se registra en Mateo:

Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras. Mat 16:27

De cierto os dijo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino. Mat 16:28

Y Marcos registra lo mismo que dijo Jesús con respecto a su regreso para establecer su Reino:

Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
Mar 8:38

También les dijo: De cierto os dijo que hay algunos de los que está aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder. Mar 9:1
(Marcos 9:1 es el versículo que le sigue a Marcos 8:38)

Y Lucas registra lo mismo que dijo Jesús con respecto a su regreso para establecer su Reino:

Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles. Lucas 9:26

Pero os digo en verdad, que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios. Lucas 9:27

2000 años atrás él dijo que algunos no morirían hasta vean el regreso de Cristo en su Reino.

Sabemos que no hay personas que tienen 2000 años de edad que andan caminando por el mundo; de modo que para algunos, Cristo ya ha regresado en su reino.
Su resurrección no es el regreso, porque después que él había resucitado, sus discípulos le preguntaron si es que el reino sería establecido en ese entonces,
y él les dijo: "no os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones," y después se elevó hacia el cielo, dejándolos. Hechos 1:6-9.
Ni tampoco el registro de cómo se apareció a los discípulos después de la resurrección encaja con los que dicen las profecías:

Ellos ven al Hijo del Hombre que viene en su reino. Mat 16:28
hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder. Mar 9:1
él vendrá en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles. Lucas 9:26
Ni su resurrección encaja con las profecías de Mateo, Marcos, y Lucas que debían cumplirse antes que pasara esa generación.

Pero sabemos que su regreso ya ha ocurrido para algunos que estaban con él hace 2000 años.
Uno de los que estaban con él, que vieron su glorioso regreso con su reino, fue el discípulo Juan, quien después escribió en el libro de Apocalipsis:
Así como Jesús le dijo a sus discípulos: No los voy a dejar huérfanos...volveré a ustedes.
Yo, Juan, hermano de ustedes y compañero en el sufrimiento, en el reino y en la perseverancia que tenemos en unión con Jesús. Apoc 1:9
Los "algunos" que se mencionan son aquellos que se arrepintieron para prepararse para el reino.
Y Él aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan persistente y pacientemente.
Heb 9:28
(Aquel que ha estado escondido, es revelado; la revelación de Jesucristo, dentro del creyente purificado.)

que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación preparada para ser revelada en el tiempo final. 1 Ped 1:5
Por lo tanto, la salvación ocurre cuando Cristo se revela o aparece en un hombre.
El regreso de Cristo, el reino y el salvación son eventos simultáneos.
Pero cada uno en su orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. 1 Cor 15:23

Algunos de los que estaban con Él en ese entonces, vieron el regreso de Cristo antes de morir; ellos se habían arrepentido y se habían preparado para Él.

Todos los que no se arrepienten, y no preparan sus corazones para su regreso, lo ven regresar al momento de su muerte.
He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron: [los judíos y romanos]
y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, Amén. Apoc 1:7

2000 años atrás, Jesús le dijo al Sumo Sacerdote de los judíos y a los fariseos durante su juicio...
Y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.  Mar 14:62

Aquellos que no están purificados, para ver el regreso de Jesús antes de la muerte, lo ven cuando mueren, como lo hacen todos los pueblos, todas las naciones, todas las generaciones.
Esta no es una generación especial. Cada generación ha pensado que ellos eran la generación especial que vería el regreso físico de Jesús.

Esta no será una experiencia placentera, particularmente para aquellos que pensaban que Él los conocería.
Durante el juicio, Jesús dijo que él rechazaría a muchos que lo llamaron Señor y que incluso realizaron milagros en su nombre
diciéndoles claramente: '
Jamás los conocí. ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad [ellos todavía están pecando]! Mat 7:21-23
Hasta que oigamos su voz, obedezcamos su voz, moremos en Él, y seamos purificados por él, todavía pecamos y él no nos conoce.
Las vírgenes insensatas que no tenían aceite en sus lámparas, dijeron: Señor, Señor, ábrenos. (sin morar en Él, en su Luz y la Palabra Viviente, su voz)
Respondiendo, Jesús dijo: De cierto os digo, que no os conozco. Si no moramos en Él, él no nos conoce.
Jesús conoce a los oyentes: Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27
Si vosotros permaneciereis en mi palabra, [la voz del Señor], seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:31-32
Ciertamente les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado. Juan 8:34
Usted no puede continuar siendo un esclavo del pecado y servir a Dios, ni siquiera esperar su aprobación. Rom 8:8

Para obtener más información vea La gracia verdadera versus la gracia falsa, y La cruz perdida.
o vea Como beneficiarse del poder de Dios que produce cambio a través del arrepentimiento, que lleva al regreso de Cristo con su reino.

Jesús ha sido registrado seis veces diciendo (presione aquí para ver) que antes de la muerte algunos que estaban en ese entonces con él verían su regreso o que todas las profecías de los últimos tiempos se cumplirían antes que pasara esa generación, que existió hace 2000 años.

Tenemos el testimonio de los apóstoles, quienes dijeron que ya estaban en el reino, con el regreso de Jesús, en ese entonces
:

Pablo dijo: Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado. Col 1:13
Pablo dijo: Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Gal 2:20
Pablo dijo que él recibió el evangelio a través de la revelación de Jesucristo, y que Dios tuvo a bien revelar a su hijo en mí.
Así que Pablo (y otros) habían sido liberados del pecado, habían sido trasladado hacia el Reino de Cristo, y estaban viviendo en unión con Cristo;
y Pablo además tenía la revelación de Jesucristo en su interior y estaba viviendo en unión con Cristo.
Todas las grandes promesas, experimentadas por Pablo mientras estaba vivo, y testificadas para nuestro beneficio.
Juan dijo: Yo Juan, vuestro hermano y copartícipe en la tribulación y en el reino y en la perseverancia en Jesús, estaba en la isla llamada Patmos por causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús. Apoc 1:9
(Juan había estado en tribulación, y estaba en el Reino)

Jorge Fox y sus cuáqueros testificaron que su regreso ocurrió en miles de ellos hace 350 años.

Y Jesús dijo que las prostitutas, los recaudadores de impuestos, y los hombres violentos estaban entrando en el reino en ese entonces, hace 2000 años.

De modo que tenemos las declaraciones de Cristo,
los testimonios de Pablo y de Juan de que estaban en el reino, y el testimonio de los cuáqueros.

Así que ya ha ocurrido para algunos y ocurrirá para otros, y ocurrirá para otros,... y ocurrirá para otros.

cada uno en su orden. 1 Cor 15:23

A continuación tenemos extractos del diario y cartas de Jorge Fox que describen su experiencia personal del fin del mundo, y su entrada al Reino: (Presione aquí para ver quién era Fox.)

Entonces me elevé en espíritu, por medio de la espada encendida,* al paraíso de Dios. Todas las cosas eran nuevas, y toda la creación tenía otra fragancia para mí, más allá de lo que las palabras puedan expresar. Yo no conocía nada más que la pureza, la inocencia, la justicia, y el ser renovado a la imagen de Dios en Cristo Jesús; de manera que alcancé el estado de Adán, el estado en que se encontraba antes de la caída. La creación fue abierta a mí, y se me mostró cómo se le dio nombre a todas las cosas de acuerdo con su naturaleza y su virtud. Llegué a un punto en mi mente, en el cual debatía si debía practicar medicina para el bien de la humanidad, viendo que la naturaleza y la virtud de las criaturas me habían sido reveladas de tal manera por el Señor. Pero fui llevado inmediatamente en el espíritu, para ver otro estado más inquebrantable que el estado de inocencia de Adán, a saber, el estado de Cristo Jesús, que nunca caería. Y el Señor me mostró que los que eran fieles a él, en el poder y la luz de Cristo, podían alcanzar el estado en que se encontraba Adán antes de caer; en el cual las obras admirables y las virtudes de la creación pueden ser conocidas, por las revelaciones de esa palabra divina de sabiduría y por el poder por el cual fueron hechas.

* Expulsó, pues, al hombre; [Adán] y al oriente del huerto del Edén puso querubines, y una espada encendida que giraba en todas direcciones, para guardar el camino del árbol de la vida. Gén 3:24

Vi que nadie podía leer las palabras de Juan correctamente y con un entendimiento verdadero de ellas, sino por medio y en el mismo espíritu divino por el cual Juan las habló; y por medio de su luz ardiente y brillante que es enviada por Dios. Porque por medio del espíritu sus naturalezas torcidas se pueden enderezar, sus naturalezas ásperas pueden ser hechas suaves, y el hombre avaro y violento en ellos puede ser echado fuera; y aquellos que habían sido hipócritas pueden llegar a tener frutos dignos de arrepentimiento, sus montaña de pecado y mundanalidad puede ser aplastada, y sus valles pueden ser llenados para que pueda haber un camino parejo para el Señor en ellos; y entonces el más pequeño en el reino es más grande que Juan. Pero primero todos tienen que conocer la voz que clama en el desierto en sus corazones, que por medio de la transgresión se ha convertido en un desierto.

También vi las montañas ardiendo, y los escombros, y las sendas y los lugares escabrosos y torcidos hacerse parejos y planos, para que el Señor pueda venir a su tabernáculo. Estas cosas se encuentran en el corazón del hombre; pero hablar de estas cosas que son internas parece extraño a los que son toscos, torcidos y a los montañosos. Aún así el Señor dijo, 'ah tierra, ¡escucha la palabra del Señor!'

Nota: el versículo para comparación con la experiencia de Fox: Todo valle será rellenado, toda montaña y colina será allanada. Los caminos torcidos se enderezarán, las sendas escabrosas quedarán llanas. Lucas 3:5

No cedan a los deseos de los ojos o a los deseos de la carne; porque la vanagloria de la vida permanece en la lujuria que nos mantiene alejados del amor del Padre; y sus juicios y su ira permanecen sobre el orgullo, en el cual el amor al mundo es buscado, y la corona mortal es buscada. En este terreno entra lo malo, lo que es maldito; lo cual produce espinos y zarzas, donde reina la muerte, y la tribulación y la angustia están sobre toda alma, y se oye la lengua egipcia; todo lo cual es condenado por la luz. Está el mundo, el cual debe ser quitado. El mundo es visto por medio de la luz, y por medio del poder el mundo es quitado, y el mundo es sacudido fuera de su lugar; ante lo cual los truenos hacen sonar sus voces, antes que sean abiertos los misterios de Dios, y Jesús sea revelado. Por lo tanto, todos ustedes, cuyas mentes se hayan vuelto hacia la luz, esperen en el Señor Jesús la corona inmortal, la cual no se desvanece.

De la carta 25
Y ustedes que aman sus almas, aman la luz, para esperar a Cristo, el Salvador de sus almas;
y ustedes que oyen la palabra, esperen en la luz, que viene de la palabra, que lleva hacia la palabra que existe desde el principio,
que parte el mundo en pedazos, el cual permanece en la maldad,
y lo quema como si fuera con fuego;
y separa lo precioso de lo vil.

De la carta 33
Y si alguno es movido (quienes se acercan a la luz) con el poder que viene de él,
para hacer cualquier servicio para el Señor, sean obedientes a él;
y ustedes verán a Cristo con ustedes hasta el fin del mundo.

De la carta 51
La cruz es para la parte carnal, la cual es la base de las imaginaciones, la base de los seductores, y la base del falso profeta y del anticristo; la cruz es para esa base, para la raíz y la vida de ella. Al tener esto en mente, lo cual es puro y eterno, se hace una separación con todos los otros amantes, lo cual lleva a Dios, y la base de los pensamientos impíos llega a ser abierta, y la cruz es para esa fundamento; y esta cual cruz vuelca el mundo en el corazón. Esta cruz debe ser cargada por todos aquellos que siguen a Jesucristo para salir del mundo que tiene fin, para ir al mundo que no tiene fin; y todas las cosas impías del mundo deben ser negadas. Porque 'el que ama al mundo, el amor del Padre no está en él'; pero donde permanece el mundo, no se vive en la cruz. Pero al morar en la cruz para el mundo, el amor de Dios es esparcido hacia afuera en el corazón, y se abre el camino hacia la heredad que no se desvanece; donde nada entrará en aquello que está contaminado.

Francis Howgill tiene una serie de escritos excelentes en este sitio, que explican cómo el Día del Señor ocurre en los individuos que han preparado sus corazones por medio de la sumisión al Espíritu de Dios.

Muchas escrituras más

Ahora, veamos las muchas declaraciones bíblicas con respecto al tiempo del regreso de Jesús. Cuando usted lee los versículos siguientes, hay sólo tres explicaciones posibles:

  1. Jesús, Pedro, Juan y Santiago eran grandes exageradores (obviamente que esto no es verdad),

  2. los traductores de la Biblia se equivocaron en todo (no es posible, hay muchas traducciones, muchas partes para que todas estén equivocadas al mismo tiempo),

  3. el tiempo del regreso de Jesús era muy pronto para ellos, la iglesia primitiva; era pronto entonces, y pronto ahora — por necesidad, una experiencia personal, que ocurre en un creyente cuando él o ella ha sido purificado por medio de hacer morir las obras del cuerpo a través de la ayuda del Espíritu Santo.


Considere las siguientes citas de las escrituras:

Sí, Jesús dijo que esta generación no pasaría hasta que todas las profecías se hayan cumplido.
Su regreso es para los individuos que se han preparado para el Reino por medio del arrepentimiento. Todo lo que se ha predicho en una experiencia individual.

Presione en Marcos 13:30 y Lucas 21:32 para la confirmación de esto.

Los apóstoles testificaron acerca de haber entrado en el reino (Pablo y Juan). Presione sus nombres para ver los versículos.

Los apóstoles le dijeron a sus seguidores que el reino y el regreso de Cristo ocurriría pronto para ellos, como se describió anteriormente en detalle.

Y los cuáqueros testificaron que Cristo había regresado en gloria a miles de ellos.

Y nosotros sabemos que su regreso ha ocurrido para algunos que estaban con él 2000 años atrás.
Los "algunos" que se mencionan eran aquellos que se arrepintieron para prepararse para el Reino.

El regreso de Cristo, el reino, y la salvación son eventos simultáneos, cuando él es revelado dentro de usted.  Ainsi le Christ a été offert une fois pour porter les péchés de plusieurs. À ceux qui L'attendent patiemment et assidûment, il apparaîtra une seconde fois, non pas pour porter les péchés, mais pour apporter le salut. Heb 9:28. ¿Realmente piensa que esta es una generación especial? Si es así, ¿como Dios puede ser tan injusto con todas las otras generaciones? Ya que se supone que todo ojo verá la segunda venida de Cristo, entonces si Cristo regresa a la tierra con un cuerpo físico, ¿cómo puede todo hombre ver este evento físico? El dicho común en el cristianismo hoy es: sigue mirando hacia arriba. Pero para ver el regreso de Cristo, usted debe continuar mirando hacia adentro, velando, velando, velando. Porque lo que se conoce acerca de Dios se revela en ellos, pues Dios se lo manifestó. Rom 1:19. El misterio de Dios que había estado oculto desde los siglos y generaciones, pero que ahora ha sido revelado a sus santos. A éstos, Dios ha querido dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre las naciones, el cual es: Cristo en vosotros, la esperanza de gloria. Col 1:26-27

Se ha registrado a Jesús seis veces diciendo (presione aquí para ver) que antes de la muerte algunos que en ese entonces estaban con él verían su regreso o que todas las profecías de los últimos tiempos se cumplirían antes que pasara esa generación, que existió hace 2000 años.

Yo me maravillo de que aquellos que han pasado todas sus vidas como 'eruditos bíblicos,' no se den cuenta de esto. Pero no espere que los predicadores de su iglesia admitan su error, porque hacer esto los dejaría sin trabajo y sin salario; estarían admitiendo que nunca tuvieron ni una idea acerca del punto principal del mensaje de Jesús — es decir que son guías ciegos. Ellos tendrían que admitir que le han prometido una salvación falsa, ¡sin que ellos entiendan lo que es la salvación! Déjenlos; son guías ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en un hoyo. Mat 15:14

Los guías ciegos que son suficientemente inteligentes para reconocer lo que dicen estas escrituras dicen: "Oh sí, Cristo regresó una vez para esos discípulos; pero ese regreso no cuenta por el otro regreso que era el que él realmente quería decir;" ellos se llaman a sí mismos "Preteristas." Algunos incluso dicen: ¡felicitaciones! usted está en el Reino y no lo sabe; o tal vez es por su falta de fe que usted no lo ve. Explicaciones ridículas por su ignorancia y falta de fe en el poder de Dios para llevar el reino a los individuos de todas las generaciones que, por medio del arrepentimiento y la cruz, entran en el reino.

El regreso de Cristo, el reino, y la salvación son una experiencia individual.

De Las obras de Francis Howgill:

La aparición de Dios, quien es vida eterna, en su día, en su Luz inmensurable, es un gran gozo, y una fuente de gozo para los justos. Porque él es una luz eterna para su pueblo, y en su luz ellos llegan a ver la luz.

Él revela los misterios secretos de su reino en aquellos que ven que su día aparece en sus corazones, que pone de manifiesto todas las cosas, aún los secretos del Señor, y su tesoro escondido, y sus riquezas duraderas, que nunca se corrompe, sino que son frescas, y guardan su imagen pura y su impresión. Por medio de esta Luz todos los justos, que han esperado la aparición de Dios, llegan a verlo. Como está escrito: “He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación.¿Realmente viene aquel a quien ustedes han esperado? Sí, viene, “y su recompensa con Él;” y los que lo encuentran, encuentran satisfacción en Él, y en su recompensa. Y, ¿cuál es su recompensa? Gozo, felicidad, paz en la conciencia, seguridad del amor de Dios, sellados en el corazón por el Espíritu puro del Señor, las corrientes de Vida fluyendo continuamente desde la gran profundidad, las cuales refrescan y se mantienen frescas en la extremidad más grande y el calor de la tentación; y aquellos que han esperado disfrutan esto y lo esperan; incluso en el cuerpo ellos testifican de Él y de su venida. ¿Cuál fue el testimonio de sus discípulos? "El Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento." ¿De qué? De Dios, de su día, de su aparición, de su poder, de su sabiduría, de su reino, de la esperanza, de la fe, de la seguridad, de la paz, del gozo, y del consuelo. ¿Qué? ¿En esta vida? Sí, yo podría traer una nube de testigos en tiempos anteriores, y también en esta época, bendito sea el Señor; pero mi testimonio, que me da seguridad, está más cerca de mí que todos sus testigos, aunque todos ellos son verdaderos. Abraham, el padre de los fieles, y de los justos, que creyó en Dios y fue aceptado, vio el día de Cristo y estuvo feliz; esto es, por fe; sí, él y todos los que vieron el día de Cristo, o del Padre, lo vieron por fe; por fe vieron a aquel que es invisible: "He aquí Dios es salvación mía." Isaías 12:2. ¡Qué! ¿Usted ya lo disfruta? Sí, Él se ha convertido en mi salvación; y Simeón, quien esperó la consolación de Israel, dijo: "Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, porque han visto mis ojos tu salvación." Lucas 2:30. Y esto dijo él, quien conoció la consolación: "Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación." Ellos fueron hechos partícipes de su naturaleza divina, y se sentaron en los lugares celestiales junto con Cristo Jesús: y aquellos que están en Él, y disfrutan de Él, quien es el poder de Dios, y la sabiduría de Dios, conocen el reposo; y paz, y salvación, tanto de la culpa como de los actos pecaminosos. Y el apóstol, escribiendo a los Hebreos, dijo que "cuando el Hijo de Dios quitó nuestros pecados," (hablando acerca de la expiación,) "se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas;" él miró más allá del pecado, a aquel que quitó el pecado; y esto que ha sido quitado del pecado llega a ser manifestado en aquellos que creen, por el Espíritu de Jesús, quien es Cristo el Cordero, el brazo que trae la salvación, quien es el autor de la salvación eterna a todos los que creen. Él lo comienza y lo perfecciona en su día, porque Él obra en el día, como Él mismo dijo: "Mi Padre obra aquí en esto, y yo obro." Él destruye las obras del diablo; ésta es su obra en el hombre, lo cual sienten y ven aquellos que han llegado hasta este día, la obra de Dios en sí mismos; y sus propias obras lo alaban a Él, porque sólo ellas pueden. Y aquellos que no han llegado al día, no conocen la obra de Dios en sí mismos; y aquellos que no han hecho caso de esto, en sí mismos lo cual manifiesta que todas las cosas son reprobables, y que reprueba, no han llegado a conocer todavía la aparición de la vislumbre de la luz o del día en sí mismos, lo cual los santos testifican en sí mismos, incluso todos los que son santificados.

Aquellos que miran el exterior [buscando una apariencia visible y externa] no pueden ver la aparición del Señor, o su día. Aquel que no sabe en qué consiste, no sabe cómo buscarlo, así como los Judíos, que eran expertos en las escrituras y hombres educados, no sabían en qué consistía el reino de Dios. Y los creyentes literales, cuya fe está fundada sobre la letra [la Biblia/las escrituras], y sobre lo que es visible, ya no saben dónde se encuentra el reino de Dios. Este día del Señor, el cual es brillo eterno, aparece en el corazón; y el amanecer y su comienzo se debe esperar allí; y es testificado, y manifiesta lo malo, y lo lleva a la luz, y declara en contra de lo que es contrario a su propia naturaleza. Cristo, el pacto de la luz, el don de Dios, quien es enviado y ungido por Dios, para predicar y proclamar el año aceptable del Señor, y el día de la venganza de nuestro Dios, lo proclama en el corazón; porque Él no viene a traer paz, sino espada, y su espada es la espada del Espíritu. Esto es lo que divide, y percibe los pensamientos y los propósitos del corazón, y descubre su maldad desesperada. En los corazones mundanos donde Él no encuentra fe, Él enciende un fuego y ejecuta su venganza; y para aquellos que no tienen fe su día es un día de gran perplejidad. Sus espíritus llegan a ser heridos; sus corazones se hacen débiles, y el dolor los llena, y están en conflicto; y en este estado Él encuentra a todos los que no están convertidos; sin fe; sin esperanza; y por lo tanto Él quita la paz. Muchos han hablado del día del Señor; pero cuando aparezca, ellos no podrán soportarlo; sino que correrán hacia cualquier cosa, [el refugio de la oscuridad continua] en vez de ver al Señor de la vida aparecer para ejecutar su venganza sobre sus enemigos.

Aquellos que todavía no ven este día de la venganza del Señor en sí mismos, nunca han visto el día de la salvación. El profeta clamó: "¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste?" Y muchos han sido testigos del día terrible del Señor, que ha aparecido en ellos, donde toda la paz ha sido escondida de sus ojos: y todos los que alguna vez llegaron a ver el día de gozo y felicidad, primero conocieron el terror y el día terrible del Señor en sí mismos. Por lo tanto el apóstol dijo: "Conociendo, pues, el temor del Señor, persuadimos a los hombres." Ahora, este día del Señor no viene con observaciones: "Helo aquí, o helo allí;" así los fariseos buscaron el reino del cielo que vendría, cuando Cristo les dijo que estaba "dentro de ellos." Yo digo, que si alguno contempla la luz que brilla de la Vida Eterna, esa persona debe esperar en lo que es de Dios, por medio de lo cual Él manifestará su día y poder en ellos; y a medida que ellos ponen su atención en lo que les manifiesta lo que es malo, y les muestra lo bueno, ellos verán cómo se aparece; así como el relámpago brilla desde el este hasta el oeste, así será la venida del día del Señor; y el ojo que es espiritual lo ve. El poder y la gloria del Señor se ven en el día que es puro y espiritual en el corazón; y el ojo que es puro descubre cuándo viene, de dónde viene, y cómo viene; mientras que está escondido de los ojos de los buitres, y está escondido de los ojos que no pueden dejar de pecar.

Ahora el día del Señor no viene donde la mente carnal pueda imaginar, ni cuando el hombre desea; ni de acuerdo al deseo del corazón carnal; ni de acuerdo con el ojo maligno que mira, puede ser visto.

Y como el día del Señor es un misterio, el Espíritu del Señor es el único que lo descubre; porque nadie puede conocer las cosas de Dios, sino por medio del Espíritu de Dios. El día del Señor, aún su brillo en el corazón del hombre, es una de las cosas gloriosas de Dios, que sólo el Espíritu de Dios le da conocimiento al hombre, y en el hombre. Mientras más se alejen los hombres de la Luz, más oscuros se hacen sus corazones; y sus entendimientos se cierran, y no pueden contemplar al Señor, ni su gloria, la cual es revelada sólo por el Espíritu Santo de Dios; y este Espíritu está cerca del hombre, aunque él no lo vea.

A través del Nuevo Testamento hay referencias al fin del mundo en ESE entonces, (en ese tiempo, no hoy en día ni en algún tiempo futuro). Pablo, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. El cristianismo despreocupadamente ignora esta enorme incongruencia entre lo que la Biblia dice claramente en contraste con lo que sus propios guías ciegos les enseñan. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez.

Nuevamente, estos apóstoles no están locos diciendo que el mundo se acabaría 2000 años atrás. No, el fin del mundo es una experiencia personal que puede ocurrir en cualquier momento en el que un creyente individual ha sido purificado en estos "tiempos finales" en los que hemos estado desde el Pentecostés.

Nuevamente: "El reino de Dios no es algo que pueda verse. Tampoco se puede decir: "¡Aquí está!" o "¡Allí está!" Porque el reino de Dios ya está entre ustedes." Lucas 17:20-21
"Está dentro y alrededor de ustedes." Hoy nosotros describiríamos eso como otra dimensión. Cuando nosotros entramos en el reino del Cielo, el mundo como lo conocemos se desaparece; vemos a partir de otra dimensión, aunque nuestros cuerpos todavía estén en la tierra. El reino del Cielo está dentro y alrededor de nosotros; es otra dimensión de la realidad. Todo lo que vemos ahora desaparecerá de nuestra vista. (Los físicos nos dicen que hay varias otras dimensiones aparte de las tres más el tiempo que vemos ahora.)

Considerando cómo Pablo a continuación les describe Dios a los atenienses en el libro de Hechos, esto es confirmado y tiene sentido:

Esto lo hizo Dios para que todos lo busquen y, aunque sea a tientas, lo encuentren. En verdad, él no está lejos de ninguno de nosotros,
puesto que en él vivimos, nos movemos y existimos. Hechos 17:27-28

Vivimos en Dios, nos movemos en Dios, y existimos en Dios; pero no estamos consientes de ello, porque estamos en una dimensión más baja.
Cuando entramos en el reino de Dios, todavía estamos aquí, pero nuestras conciencias entran en una dimensión más alta — el cielo.

No hay señales externas o despliegues visibles. Todo es interno.
Usted es trasladado a otra dimensión. Todas las cosas son nuevas. Todo lo viejo ha pasado.
El mundo pasa.
El libro de Apocalipsis está lleno de símbolos; no es literal.
De modo que ¿qué podemos decir de los temblores — "temblar ante la palabra del Señor?" — Es interno
Muchos profetas falsos se levantarán — están alrededor nuestro, afirmando que son sus ministros, pero cobran dinero y no tienen frutos.
El mundo se acaba — usted entra a otra dimensión, pero todavía está aquí. Juan 17:15, Juan 17:24
Muchos dirán que son Cristo—mientras esté en silencio, usted oirá muchas voces de engaño, que afirmarán que ellos son Jesús.
Gran sufrimiento, tribulación—sí, nuevamente una experiencia personal (vea a continuación) 1 Pedro 1:5-7
La abominación desoladora aparecerá — antes que Cristo sea revelado, él tiene que mostrarle el Espíritu de Satanás en su corazón. 2 Tes 2:3
¿Nación contra nación? Una guerra interna: 1) el espíritu de Cristo versus 2) el espíritu de Satanás — Interna.
Reino contra reino — el reino de Dios haciendo guerra en contra del reino del infierno.
La luz que será más brillante que el sol — usted ya no caminará en la luz del sol o la luz de la luna, sólo en la Luz de Dios. Isa 60:19, Apoc 22:5
Dos hombres estarán en el campo. Uno será llevado, el otro dejado. Una experiencia personal, no visible ni con señales externas — Interna.

De la carta #300 de Jorge Fox.

Y todos ustedes han recibido el poder de Cristo en sus corazones,
no han visto qué guerras, y qué rumores, y nación contra nación,
como fue en los dos nacimientos en el vientre, que aparecieron,
dos naciones, dos nacimientos, nación contra nación;
y mucho se puede ver, qué guerras externas han habido, y derribado,
antes que aparezca y recibamos al Señor;
y así cuando él es recibido, hay gente contra gente, y nación contra nación,
y terremotos, y sacudidas por dentro y por fuera.
Aquellos que reciben el poder del Señor deben sentir esto, y saber esto,
y ver el cumplimiento de esto, y no mirar hacia afuera, al reino exterior,
como un grupo de fariseos, helo aquí, helo allá,
pero como Cristo, el poder de Dios es conocido en el interior,
(como Cristo dijo, el reino del cielo está en el interior),
y a medida que ellos lo sienten allí, ellos conocerán las sacudidas y los temblores,
y las guerra, y los rumores, y esa parte que se refiere a las naciones,
eso debe ser sacudido antes que ellos lleguen a ser parte de la nación santa,
la cual está en contra de la otra;
y esto debe ser conocido, y visto, y sentido, y cumplido
con el poder de Cristo Jesús, y por medio de su espíritu;
como los que viven en eso deben tomar una perspectiva de estas cosas maravillosas
y estas obras del Señor Dios y su poder en este tiempo.

Jorge Fox

Anticristo, Ramera, Bestia

Hijitos, ya es la última hora;
y como oísteis que el anticristo había de venir,
así también ahora han surgido muchos anticristos
.
Por esto sabemos que es la última hora.
1 Juan 2:18

Los anticristos ya estaban en el mundo en el tiempo de los apóstoles, así que ¿por qué los estamos buscando? Veamos la prueba de un anticristo.

 Y todo espíritu que no confiesa a Jesús no procede de Dios.
Éste es el espíritu del anticristo, del cual habéis oído que había de venir
y que ahora ya está en el mundo.
 1 Juan 4:3

Ningún profeta falso que tenga un poco de inteligencia diría que Jesucristo nunca caminó en la tierra como un hombre de carne y hueso; nadie necesitaría que se le advirtiera acerca de un fraude tan obvio. Ese no es el significado de esta prueba. Lo que este versículo significa es lo siguiente: Cualquier persona que no admita que (la unción) Jesucristo ha venido en su carne, para que el Señor controle sus palabras y acciones, es antiCristo. Cualquiera que no confiese la unción, Espíritu de Cristo, lo controla, es controlado por un espíritu diferente que el de Cristo. El ungimiento que es verdad, les enseña todas las cosas, para que el creyente sepa todas las cosas.

Pero vosotros tenéis la unción de parte del Santo y conocéis todas las cosas. 1 Juan 2:20
Y en cuanto a vosotros, la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él. 1 John 2:27

Pero esta unción sólo es dada a aquellos creyentes que le obedecen: y también el Espíritu Santo que Dios ha dado a los que le obedecen. Hechos 5:32. Por lo tanto, si usted no conoce todas las cosas, es porque a usted no se le ha dado el Espíritu Santo en suficiente medida.

La palabra clave para entender es confesar. La palabra usada por Juan, confesar, significa aceptar, o admitir que Jesucristo ha venido en la carne [su carne]. Como prueba de esta afirmación, vea el versículo 4:15:

"El que confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. "
1 Juan 4:15

Es obvio que cualquiera que simplemente diga que Jesús es el Hijo de Dios no tiene a Dios morando dentro de él, y él no mora en Dios; pero cualquiera que tenga a Jesús el Hijo de Dios, tiene a Dios morando en él, y él mora en Dios. Aún los demonios dicen que Jesús es el Hijo de DiosConfesar que Jesús es el Hijo de Dios significa confesar la unción mencionada anteriormente. La unción es tener a Dios morando en uno, y morar en Dios, y es el resultado final de la caminata cristiana. Mire lo que Jesús dijo acerca de una persona que moraba en él y en quien Dios estaba, en Juan 14:19-25:

Todavía un poquito, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis. Porque yo vivo, también vosotros viviréis.
En aquel día vosotros conoceréis que yo soy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.
El que tiene mis mandatos y los obedece, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.
Le dijo Judas, no el Iscariote: --Señor, ¿cómo es que te has de manifestar a nosotros y no al mundo?
Respondió Jesús y le dijo: -- El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él [en su corazón].
El que no me ama no guarda [y obedece] mis enseñanzas. Y las enseñanzas que escucháis no son mías, sino del Padre que me envió. Juan 14:19-25.

Por lo tanto, si usted obedece los mandatos y enseñanzas de Jesús, mostrando su amor, usted será amado por Jesús y por el Padr. Usted recibirá la unción del Santo Espíritu. Y entonces después ellos vendrán y harán morada con usted; ellos viven en un reino, así que ellos traen ese reino a su corazón, el reino dentro de usted, el cual comienza como el grano de mostaza más pequeño, pero el cual crece por su amor obediente hasta ser la más grande de todas. El reino es el fin de la gracia:  Sean sobrios, y esperan hasta el final la gracia que os es traída en la revelación de Jesucristo. 1 Pedro 1:13. Ustedes me verán; en aquel día sabran. Juan 14:19-20 .

Cualquiera que no tiene la unción, es decir a Cristo, controlándolo, es de un espíritu diferente que el de Cristo. "Porque muchos engañadores han entrado al mundo, quienes no confiesan que la unción de Jesucristo ha venido en la carne. Tal persona es un engañador y el anticristo. 2 Juan 1:7." Por lo tanto, otra vez, ¿por qué estamos buscando al "anticristo?" Ellos ya existieron alrededor de 2.000 años atrás, y están alrededor de nosotros hoy en día. Una persona es controlada ya sea por el espíritu de Cristo, o por el espíritu de Satanás. Obviamente, cualquiera que sea controlado por el espíritu de Satanás, no es "pro Cristo," sino más bien "anti Cristo." Ellos pueden hablar acerca de Cristo todo el día; ellos pueden citar la Biblia entera; pero, a menos que posean su Espíritu y sean controlados por él, ellos todavía son del otro espíritu. Esa es la razón por la cual Jesús no quería el testimonio del hombre, "porque él sabía qué espíritu estaba en los hombres."

Del documento de Jorge Fox acerca de La Perla Hallada:

Cristo dijo en el capítulo 7, y el 24 de Mateo que vendrían falsos profetas y anticristos a sus discípulos antes que él fuera ofrecido, y Cristo le dio a sus discípulos las marcas por las cuales ellos los conocerían, que ellos serían rapaces en el interior, esto es, devoradores, teniendo ropas de oveja, esto es en el exterior, pero eran lobos en el interior; ¿acaso los hombres obtienen uvas de las espinas, o higos de los cardos? por sus frutos los conoceréis. Ahora, antes que los discípulos murieran, Cristo les dijo a ellos que vendrían falsos profetas y anticristos, y después los discípulos vieron que los falsos profetas ya habían venido al mundo, como dice Juan 2:18-19,4:1. Hijitos, ya es la última hora; y como oísteis que el anticristo había de venir, así también ahora han surgido muchos anticristos. Por esto sabemos que es la última hora. Porque hay muchos anticristos, muchos falsos profetas ya en el mundo, y ellos salieron de nosotros para que fuera evidente que no eran de nosotros, porque si hubieran sido de nosotros, sin duda hubieran continuado con nosotros. Pero él dijo: ustedes tienen una unción que mora en ustedes (a los santos) y no necesitan que nadie les enseñe, sino que la misma unción les enseña, y así como les enseña, ustedes continuarán en el Hijo de Dios y el Padre. Cristo, quien dijo que ellos vendrían, le dijo a los discípulos que no los siguieran, los falsos profetas y anticristos que eran rapaces por dentro. Juan vio que ellos habían venido; él le dijo a los santos que la unción estaba en ellos para que les enseñara, y los falsos profetas y anticristos, los cuales ellos habían oído que vendrían, ya estaban en el mundo, y salieron de ellos, y eran rapaces por dentro, y todos los que moran en la tierra los siguieron, y todo el mundo llegó a adorar a la bestia y al falso profeta, y todas las naciones bebieron del vino de sus fornicaciones, es decir, de la ramera.

Y ahora claman los profesantes y maestros del mundo, el anticristo apenas ahora está viniendo y nuestros tiempos son los últimos tiempos; pero acaso no dijo Juan que era el tiempo del fin cuando todas las naciones habían bebido de la copa de la fornicación, y todos los que moran sobre la tierra habían adorado a la bestia. [El mundo entero se maravilló y siguió a esta bestia la cual cambió a ser una bestia con cuernos como los de un cordero, apoyando a la iglesia cristiana falsa de muchos nombres.] Ahora decimos que los falsos profetas y anticristos han venido, aquellos que Cristo dijo que vendrían, quienes Juan vio que habían venido, que salieron de ellos, a quienes siguieron todos los que moraban sobre la tierra, y todas las naciones vinieron a beber la copa de sus fornicaciones, y ella se sienta sobre las aguas, y las aguas son gentes, y naciones, y lenguas y multitudes, Apoc 17:1-5,15, donde ella se sienta, las lenguas son aguas, la gente son aguas, los lenguajes son aguas, las naciones son aguas, las multitudes son aguas, porque aquellos que han sido de la roca, aquellos de quienes Cristo dijo que vendrían, y Juan vio que habían venido, que habían salido de ellos, y habían sido como aguas, y así la primera bestia salió del mar, y la segunda bestia salió de la tierra; y toda esta Babilonia edificando y derrumbando, y todas estas cruces e imágenes, cuadros y adoraciones de nombres e ídolos, y todos estos púlpitos, sacerdotes, diezmos, iglesias, con cruces en los patios de las iglesias, y al final de las iglesias, han sido de ellos, y todo esto de hacer ministros por la voluntad de los hombres, por sus escuelas y colegios, para fines codiciosos, y prácticas codiciosas, están entre los apóstatas, que han apostatado de los discípulos de Cristo, quienes salieron libremente, enviados por él, y todos estos nombres de blasfemia entre la gente llamada cristianos son de la bestia, y dados por la bestia desde los días de los apóstoles en la apostasía; en sus días no habían tantos nombres dados a los cristianos. De modo que lo que Cristo dijo que vendría, que Juan vio que había venido, quienes habían salido de ellos, los cuales fueron seguidos por todo el mundo, quienes adoraron a la bestia y al falso profeta.

De acuerdo con Juan, cualquiera que no confiese que Cristo es [ha] venido en la carne (este es su regreso en la carne de ellos, no su regreso a la tierra en la carne) es un anticristo.

Cualquier persona a quien Cristo no controle es de un espíritu diferente al de Cristo. "Porque muchos engañadores han entrado en el mundo, que no confiesan que Cristo Jesús ha venido en la carne. Ellos son engañadores y anticristos."  2 Juan 1:7. Así que, nuevamente, ¿por qué estamos buscando al "anticristo?" Ellos ya estaban presentes hace 2000 años, y están alrededor nuestro hoy en día. Una persona es controlada por el espíritu de Cristo, o es controlada por el espíritu de Satanás. Obviamente, cualquier persona que sea controlada por el espíritu de Satanás no estará a favor de Cristo, ellos son "anticristo". Ellos pueden hablar de Cristo todo el día; pueden citar la Biblia entera; pero a menos que posean su Espíritu y sean controlados por él, ellos todavía son del otro espíritu. Esta es la razón por la cual Jesús no quiso el testimonio del hombre: "porque él conocía el espíritu estaba en los hombres." Vea los escritos de Jorge Fox para más información.

Nosotros pensamos como una bestia (nuestra mente está marcada), para cualquier cosa en la que pongamos nuestra mano (nuestra mano está marcada), actuamos y pensamos como una bestia - por egoísmo. Una osa que es madre "ama" sus cachorros, y ella obviamente es una bestia. Incluso nuestro amor humano es egoísta; esperamos amor a cambio y nos desilusionamos si no lo recibimos — no como Dios que le da la lluvia al justo y al injusto — quien ama a sus enemigos. Hasta que nuestra naturaleza egoísta sea destruida por la gracia de Dios, y recibamos en su lugar el fruto de Su Espíritu, incluyendo el amor, seremos controlados por la naturaleza de la bestia; para que Dios los pruebe, y para que vean que ellos mismos son semejantes a las bestias. Ecl 3:18. La bestia somos nosotros, antes de ser completados por Cristo.

La bestia del libro del Apocalipsis es la bestia de la autoridad religiosa pagana, cuyo poder fue severamente reducido [una herida en la cabeza] por la cristiandad durante sus primeros años, particularmente en la región del Mediterráneo. Pero una segunda bestia se levantó poco tiempo después, que tenía cuernos como los de un cordero, pero era una bestia. Note que esta bestia parece ser cristiana, y bajo la presencia de la autoridad del Cordero (aunque actúa a través del poder derivado de la primera bestia de la religión pagana) obliga a los hombres a acceder a tales tradiciones, ceremonias y rituales (por deber Cristiano), que se asemejan a las costumbres de los paganos, en su adoración idólatra y superstición. Toda la tierra siguió a esta bestia, y todavía lo hace. A Él [la bestia] también se le permitió hacer guerra contra el pueblo santo de Dios y vencerlos. Y se le dio poder para extender su autoridad sobre toda tribu, todo pueblo, toda nación y toda lengua. Por lo tanto, se levantó la iglesia falsa, y nadie pudo espiritualmente comprar o vender, (como las vírgenes insensatas con el aceite de sus lámparas), a menos que ellos obedecieran a la bestia y recibieran la marca de la iglesia falsa. Y cualquiera que negara esta iglesia falsa, o tratara de comprar o vender (obras espirituales de la mente o la mano) sin el consentimiento de la iglesia falsa, eran martirizados, como sus predecesores lo habían sido antes, bajo el poder pagano, o la primera bestia.

De la Palabra del Señor en el interior:
"Se puede ver que cualquier hombre que estuviera actuando fuera de las normas
o en disconformidad con la iglesia Católica era asesinado."

Durante la Edad media (del 800 A.C. hasta el 1500 D.C.) nueve millones de almas fueron llevadas a la muerte por la iglesia Católica, acusadas de brujería. Y aunque esta iglesia falsa es a menudo identificada por los protestantes como la iglesia romana, los protestantes son parte de la misma ramera falsa, (la bestia tiene muchos nombres), la salvación basada en decir ciertas palabras, agua, pan y vino — todos rituales supersticiosos — en vez de un completo cambio de corazón — circuncidado para llegar a ser un nuevo corazón y mente.

Cualquiera que tratara de aumentar su medida de Cristo de cualquier manera que fuera diferente a la doctrina de la iglesia falsa (comprar o vender aceite espiritual para sus lámparas de manera diferente), no era solamente detenido; era asesinado — lo cual realmente hacía que no pudieran comprar o vender.

La marca de la bestia es vista por medio lo que las frutas espirituales que un hombre exhibe: frutos de la carne en lugar de los frutos del Espíritu. Aquellos que tienen la marca de la bestia dedican su espíritu, alma y cuerpo a sostener la religión del hombre, como fue inventada por el hombre; buscando justificación por medio de las obras carnales, ceremonias, y rituales; ellos están buscando una cubierta, para permanencer en su naturaleza caída, no redimida, impura, no regenerada, imperfecta, profana, carnal, orgullosa, lujuriosa, egoísta, y bestial. En su Introducción al Diario de Jorge Fox, William Penn escribe de la besita que llegó a ser la iglesia falsa de Babilonia:

"Así surgió y montó su trono la iglesia falsa. Pero aunque había perdido su naturaleza, ella trataba de de mantener su buen nombre como la esposa del Cordero, la cual es la iglesia verdadera y madre de los fieles. Esta iglesia falsa forzaba a todos a recibir su marca, ya sea en la frente o en la mano derecha; esto es, pública o privadamente.* Pero en hecho y en verdad ella era la Babilonia misteriosa, la madre de las rameras; madre de aquellos quienes, con todas sus demostraciones y religión externa, habían adulterado y se habían salido del espíritu, la naturaleza y la vida de Cristo; y habían comenzado a ser más vanidosos, mundanos, ambiciosos, codiciosos y crueles, los cuales eran los frutos de la carne, y no del espíritu."

* La marca en la frente es simbólica de una posesión pública o práctica de frutos de la carne, que son vistos fácilmente por todos; y la marca en la mano derecha es simbólica de una posesión privada o práctica de frutos de la carne, (o naturaleza bestial), que se ven al ser examinados. (Una religión que acepta el pecado en el hombre como inevitable hasta la muerte es una religión de la bestia y de Satanás.)

En la inquisición de la Edad Media, cualquiera que tratara de aumentar su medida de Cristo de cualquier manera que fuera diferente a la doctrina de la iglesia falsa (comprar o vender aceite espiritual diferente para sus lámparas), no sólo no les era permitido comprar o vender; se les quitaba la vida — lo cual realmente les quitaba toda posibilidad de comprar o vender (vea en Persecuciones en la Edad Media como 9.000,000 fueron asesinados en toda Europa)..

Vea las palabras comprar y vender espiritualmente: Compra la verdad, y no la vendas; también la sabiduría, la enseñanza y la inteligencia. Prov 23:23. Obviamente uno no puede comprar la verdad, es una metáfora para adquirir la verdad, y vender es una metáfora para dejar que las enseñanzas del espíritu de Cristo se enfríen debido a la desobediencia; las enseñanzas que uno oye son espíritu y dan vida (la vida de Dios): Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida. Juan 6:63. Entonces, ,¿qué es la vida de Dios? Jesús nos dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida, Juan 14:6; y yo soy la luz del mundo. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida, Juan 8:12. En la parábola de los talentos, se hace referencia al Espíritu Santo como talentos. En Apoc 3:18, se hace referencia al Espíritu Santo como a oro y colirio: Yo te aconsejo que de mí compres oro refinado por el fuego para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se descubra la vergüenza de tu desnudez, y colirio para ungir tus ojos para que veas. Las vírgenes sabias le dijeron a las vírgenes insensatas que fueran a obtener más verdad, más vida, más luz, más Santo Espíritu usando la metáfora de comprar y vender aceite. Isaías también nos muestra como comprar es una metáfora para adquirir más del Espíritu Santo al oír:

Oh, todos los sedientos, ¡venid a las aguas! Y los que no tienen dinero, ¡venid, comprad y comed! Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no satisface? Oídme atentamente y comed del bien, y vuestra alma se deleitará con manjares. Inclinad vuestros oídos y venid a mí; escuchad [y obedeced], y vivirá vuestra alma. Isa 55:1-3.

La marca de la bestia consistía en ser miembro de la secta católica; aquellos que no eran miembros acreditados eran asesinados. A ellos no se les permitía adorar ni buscar a Dios (comprar y vender) de ninguna otra manera que no fuera por medio de la misa católica que incluída comer el pan y beber el vino. Toda la especulación en el cristianismo acerca de ser literalmente incapaz de compara o vender es sólo una distracción de la verdad; la cual es que el horror de no poder comprar o vender está en el pasado, sin embargo aquellos que todavía están en las secta católica y la protestante están sirviendo actualmente a la bestia y por lo tanto están así espiritualmente marcados. Todas las religiones del mundo están sirviendo a la bestia, negando las consecuencias de continuar pecando y negando la naturaleza humana caída, cada una de las cuales debe ser restaurada a la pureza de la justicia y santidad antes de ser aceptables a Dios y el cielo después de la muerte. Incluso los ateos sirven a la bestia porque ellos se hacen a sí mismos Dios, negando el pecado, sirviendo sus deseos, pasiones y orgullo. Todos los hombres sirven a la bestia caundo ellos caminan en la oscuridad, de acuerdo a su mente carnal e imaginaciones impías en vez de caminar en el Espíritu y la luz, guiando todos sus pensamientos, palabras y acciones.

Jorge Fox escribe de dos, (de los muchos), ejemplos de la marca de la bestia:

"Con respecto a rociar a los bebés,* es algo que las escrituras no sostienen, pero que ha surgido desde los días de los apóstoles; no es testificado por las escrituras, sino es una tradición de los hombres, un invento de los hombres; y entonces todos pueden ver si no es una marca de ese espíritu bestial que se ha alejado de los apóstoles, y se ha ido fuera del poder."

*Aunque el bautismo de los bebés en realidad incluye hacer el signo de la cruz en la frente del bebé, la marca de la bestia no es una marca física; marca es una metáfora de la posesión de los síntomas, o características, (una señal), de un espíritu bestial, como es puesto en evidencia por los frutos de la carne en vez de los frutos del Espíritu Santo, por los cuales ustedes los conocerán. Debido a que la marca no es una marca, sino sólo una señal de su espíritu bestial, por medio del arrepentimiento el hombre puede ser liberado de ser parte de ese espíritu bestial.

...........................

"Ustedes muestran que no son ministros de Cristo, sino que son aquellos que siempre estuvieron fuera de la vida de los santos, quienes fueron hallados en el espíritu de los homicidas y perseguidores; de quien ustedes ustedes son quienes están fuera de la verdad, que quieren beber la sangre de los santos; esta es la marca de la bestia y los falsos profetas, que quiere matar las criaturas, y lucha con carne y sangre."

Nosotros podemos añadir muchas más marcas de la bestia a lo que Jorge Fox ha explicado: la trinidad (que no se menciona en ninguna parte en las escrituras), el casamiento por los sacerdotes, edificios vanos y orgullosos que son llamados santos, iglesias con campanas, túnicas negras, camisas negras, cuellos especiales, credos, leer sermones, sacramentos, vicarios, empleados, clérigos, coadjutores, licenciaturas en arte, magister, padres, Navidad, Pascua de Resurreción, y licenciatura en divinidad, separación de los clérigos reverenciados en contraste con los laicos de segunda clase, plataformas elevadas, coros, púlpitos elevados, confesiones, penitencias, control por parte de los obispos o sacerdotes, diezmos, la cruz y el crucifijo, ave maría, el rosario, el hábito, conventos, monasterios, seminarios, papas, cardenales, servicios programados, llamados del altar, la oración del pecador, y expiación de los pecados con palabras, agua, pan y vino — todo como dijo Jorge Fox: "cosas que las escrituras no sostienen, pero que han surgido desde los días de los apóstoles; no es testificado por las escrituras, sino es una tradición de los hombres, un invento de los hombres; y entonces todos pueden ver si no es una marca de ese espíritu bestial que se ha alejado de los apóstoles, y se ha ido fuera del poder;" — inventos de hombres caídos gobernados por el espíritu bestial de Satanás y que poseen los frutos de la carne.

Ustedes, quienes todavía están especulando acerca de qué puede ser esa marca en el futuro, lean lo que Juan dijo: Aquí hay sabiduría: El que tiene entendimiento calcule el número de la bestia, porque es número de un hombre; y su número es 666. Es el espíritu, cuerpo y mente del hombre; el viejo yo carnal, la vieja naturaleza pecaminosa, el viejo hombre, el incircunciso de corazón, el corazón de piedra, la mente carnal, la vieja criatura no regenerada, que sigue tras los deseos de la carne — en vez de caminar en el Espíritu, en la fe, en el amor, en la luz.  Si se supone que la bestia todavía está por venir, entonces todas las generaciones pasadas de cristianos se les dijo deliberadamente que hicieran lo imposible — calcular el número con inteligencia y perspicacia. Si usted todavía piensa que hay un [solo] anticristo que va a aparecer, explique la declaración de Juan en 2 Juan 1:18: Hijitos, ya es la última hora [2000 años atrás]; y como oísteis que el anticristo había de venir, así también ahora han surgido muchos anticristos [2000 años atrás]. Por esto sabemos que es la última hora. Juan nos ha dicho que dos mil años atrás habían muchos anticristos; salieron de entre nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros. Pero salieron, para que fuera evidente que no todos eran de nosotros. 1 Juan 2:19. Los anticristos eran creyentes que los habían dejado. De la Palabra del Señor en el interior: "ellos no tuvieron paciencia;" ¿no tuvieron paciencia para qué?—con el tiempo, ellos no pudieron llevar la cruz y su necesario sufrimiento. Ellos fueron como los muchos falsos profetas han ido hacia el mundo, quienes trataron de seducir a los verdaderos cristianos con su falso evangelio y falso Jesúsprometiendo libertad sin la necesaria muerte de la naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia. Cualquiera persona que predica sin la unción del Espíritu de Cristo, es un anticristo. Cualquiera persona que predica, enseña, o testifica, y no confiesa que la unción de Cristo controla su pensamientos, palabras y acciones, es un anticristo; las bestias son religiones hechas por el hombre, que buscan aplacar a Dios con algún ritual pagano, obras, acciones, o sacrificios. La segunda bestia, con cuernos como un cordero [apareciendo como cristiana], representa las así llamadas sectas cristianas de hoy.

Muchas persecuciones católicas romanas fueron justificadas por las famosas palabras de San? Agustín: "¿Por qué ... no debería la iglesia usar fuerza para forzar a sus hijos perdidos a regresar, si los hijos perdidos fuerzan a otros a ir a su destrucción?" - Un clásico ejemplo de "el fin justifica los medios", que hacer perder de vista el mandato principal de Cristo para "amar a los enemigos," no destruirlos. Otro supuesto santo?, Tomás Aquinas escribió: De parte de la Iglesia, sin embargo, hay misericordia que busca la conversión del errante, por lo cual ella no condena de inmediato, sino "después de la primera y la segunda amonestación," como el apóstol los dirige: después de eso, si él es todavía rebelde, la Iglesia ya no espera su conversión, sino busca la salvación de otros, al excomulgarlo y separarlo de la Iglesia, y además lo entrega a un tribunal secular para ser exterminado así del mundo por la muerte. Estos reverenciados santos(?) ignoraron la respuesta de Cristo a sus discípulos cuando ellos desearon castigar a la gente que no le oía, reprochándolos severamente con lo siguiente: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois. Si alguien está violando los estándares de la iglesia, (pecando), ellos deben ser advertidos por una persona, después advertidos por dos o tres, después censurados por todo el cuerpo de creyentes, y si ellos no se arrepienten de su error, deben ser expulsados y rechazados - no asesinados, ni encarcelados, ni torturados ni privados de su propiedad. Se supone que debemos amar y orar por nuestros enemigos, no destruirlos.

Los protestantes también mataron herejes. Juan Calvino fue el fundador principal del protestantismo, y tuvo gran influencia sobre los presbiterianos, congregacionalistas, bautistas, y aún luteranos. Calvino hizo arrestar a Servet y presentó cargos de herejía en contra de él, y testificó en contra de él durante su juicio; el crimen de Servet fue haber negado el apoyo bíblico de la trinidad y el bautismo infantil. Los cargos en su contra que Calvino presentó y su eventual arresto resultó en que Servet fuera quemado en la estaca. Calvino también hizo que treinta y cuatro mujeres fueran quemadas en la estaca como brujas acusadas de ser responsables por una plaga, mientras que otra versión le atribuye a su teocracia en Ginebra 58 sentencias de muerte. Calvino justificó la ejecución de los herejes, al escribir: Quien sea que sostiene ese mal que es hecho a los herejes y blasfemos al castigarlos se hace a sí mismo un cómplice en su crimen y culpable como ellos. Aquí no hay duda de la autoridad del hombre; es Dios quien habla, y es claro qué ley él hubiera guardado en la iglesia, aún hasta el fin del mundo. Por lo cual él demanda de nosotros una severidad tal, aunque sea para mostrarnos que no le damos el honor debido, mientras que no pongamos su servicio por encima de toda consideración humana, de modo que no perdonemos ni familiares, ni la sangre de ninguno, y nos olvidemos de toda la humanidad cuando el asunto sea combatir para su gloria. Los defensores de Calvino, derramando sangre y olvidando toda humanidad, mencionan que muchos otros protestantes mataron herejes también — (la defensa de "todos lo han hecho"; mejor dicho es: ¿todos los grandes hombres de Dios? ellos fueron asesinos).

Jesús dijo: .. cualquiera que os mate pensará que rinde servicio a Dios. Juan 16:2

Otro protestante venerado era Martín Lutero, que estaba lleno de odio por los judíos. Lo siguiente es parte del artículo de Wikipedia acerca de Martín Lutero:

Lutero inicialmente recomendó ser amables con los judíos, pero sólo con la intención de convertirlos al cristianismo, lo que se llamaba Judenmission. Cuando sus esfuerzos para convertirlos fracasaron, él se hizo cada vez más hostil hacia ellos. Sus obras principales con respecto a los judíos fueron su tratado de 60,000 palabras llamado Von den Juden und Ihren Lügen (Sobres los judíos y sus mentiras), y Vom Schem Hamphoras und vom Geschlecht Christi (Sobre el santo nombre y el linaje de Cristo) — que fueron reimpresos cinco veces durante su vida — ambos escritos en 1543, tres años antes de su muerte. Él dijo que los judíos ya no eran el pueblo escogido de Dios, sino que eran "el pueblo del demonio." Eran el pueblo degradado y adúltero, es decir, no el pueblo de Dios, y su jactancia de ser el linaje, la circuncisión y la ley debía ser considerada como suciedad." La sinagoga era una "novia contaminada, sí, una ramera incorregible y una mujerzuela impía ..." y los judíos estaban llenos de "las heces del diablo ... en las cuales se revuelcan como cerdos." Él recomendó incendiar las sinagogas, destruir los libros de oraciones de los judíos, prohibirle predicar a los rabinos, confiscar la propiedad y el dinero de los judíos, y asegurar que estos "gusanos venenosos" fueran forzados a hacer trabajos pesados o expulsados "para siempre." Él también parecía sancionar su asesinato, cuando escribió "somos culpables por no destruirlos."

Según la opinión del Dr. Robert Michael, las obras de Lutero adquirieron un estatus de escrituras en Alemania, y él llegó a ser el autor más leído de su generación, en parte debido a la naturaleza tosca y apasionada de sus escritos. La opinión prevaleciente entre los historiadores es que su retórica anti-judía contribuyó de manera importante al desarrollo del antisemitismo en Alemania, y en la década de 1930 y 1940 proveyó un fundamento ideal para los ataques del partido nacionalsocialista (NAZI) sobre los judíos. Reinhold Lewin escribió que "cualquiera que escribiera en contra de los judíos por cualquier razón creía que tenía el derecho a justificarse a sí mismo de manera triunfante si se refería a Lutero." Según Michael, casi todos los libros en contra de los judíos que se imprimieron durante el Tercer Reich contenían referencias y citas de Lutero. Heinrich Himmler escribió con admiración acerca de sus escritos y sermones sobre los judíos en el año 1940. La ciudad de Nuremberg presentó una primera edición de Sobres los judíos y sus mentiras a Julius Streicher, editor del periódico Nazi Der Stürmer, en su cumpleaños el año 1937; el periódico lo describió como el tratado más radicalmente anti semítico que se haya publicado. En el 17 de diciembre, 1941, siete confederaciones protestantes regionales emitieron una declaración en la que concordaban con la norma que obligaba a los judíos a usar una banda amarilla, "ya que después de su amarga experiencia Lutero ya había sugerido medidas preventivas en contra de los judíos y su expulsión del territorio alemán."

Tal vez usted está comenzando a ver que para el año 388 d. C., el cristianismo se había transformado en sinagogas de Satanás, con ministros de Satanás transformados para parecer ministros de justicia. Agustín y Tomás son dos de los cuatro pilares del catolicismo romano. Calvino y Lutero son los fundadores principales del protestantismo. Si los venerados fundadores de las sectas son impíos, ¿cómo pueden las sectas mismas y las doctrinas que promulgan no ser también impías? Cuando la raíz es mala, no importa cuántas ramas estén en el árbol — son malas también. De la voz del Señor en el interior: "Ellos son corruptos, hasta la médula;" y "ay de aquellos que tratan de sacar algo bueno de lo malo."

Y la ramera estaba ebria de la sangre de los santos — la inquisición de la iglesia romana y las masacres a través de toda Europa, en la cual durante la Edad media (del 800 A.C. hasta el 1500 D.C.) nueve millones de almas fueron llevadas a la muerte, acusadas de brujería; los fanáticos seguidores de Lutero en la guerra de los campesinos asesinaron a 100.000; Enrique VIII, el fundador de los episcopales mató a 72.000 adversarios. Esto fue seguido en el siglo 17 por los protestantes en Inglaterra y América, quienes en 50 años fueron responsables de la muerte de más de 869 cuáqueros, también encarcelando a miles. Los perseguidores de los cuáqueros incluían los episcopales, presbiterianos, congregacionalistas, y bautistas. Ella se jacta que no es una viuda y que no verá llanto. Ella se jacta de que Cristo es su esposo; pero estas iglesias falsas son la ramera de Babilonia, quienes ignoran el mandamiento de Cristo de arrepentirse, sus enseñanzas, sus requisitos, sus advertencias, su necesaria santidad, su evangelio, su Reino, su promesa de libertad del pecado, y su cruz de negación propia — la Cruz Perdida de la Pureza.

De la carta 306 de Jorge Fox:

Y cada uno de los que entran en el espíritu, y en la verdad,
y los verdaderos adoradores del Dios de la verdad, quien es espíritu;
y todos los que no están en el espíritu y la verdad, están en la adoración de la bestia,
(fuera del espíritu de Dios), y en su ira bajo el poder del dragón.

Y sabemos que antes que Cristo regrese a nosotros, el hombre de pecado debe ser revelado en nosotros. Vemos la abominación de la desolación, de la cual habló Daniel el profeta, en el lugar santo; nuestro ego o "espíritu de la carne" que está en nuestro corazón, donde Jesús debe estar reinando. Hasta que Jesús destruya esta naturaleza pecaminosa, seremos gobernados por ella; un espíritu sembrado por su padre, Satanás. Cuando Jesús regresa, él hiere la cabeza de la serpiente, el "hombre de pecado y el hijo de la perdición" 2 Tes 2:3. Esto es lo mismo que cuando dijo: "Muy pronto el Dios de paz aplastará a Satanás bajo los pies de ustedes." Rom 16: 20. El hijo de perdición (Satanás) que se sienta en el templo de nuestro corazón debe ser revelado en nosotros. 2 Tes 2:3-4. Esto no es placentero; la luz nos muestra nuestra condición; pero Dios nos cambia para que Cristo gobierne nuestro corazón, por el poder de la cruz y por medio de la gracia. Las escrituras también nos describen este proceso de matar el Espíritu de Satanás con el resplandor de su venida. Cuando Cristo aparezca, su Luz Santa quemará el pecado residual que permanece en nosotros, dejándonos puros como él es puro. Este es el paso final de muchas operaciones de gracia para quitar nuestros deseos y afectos de nuestros corazones; el paso final para la muerte del yo en la cruz. Esto sucede cuando Cristo regresa en su gloria para establecer su reino en nuestros corazones, y cuando somos trasladados al paraíso, entrando en otra dimensión donde todas las cosas son nuevas y las cosas viejas han pasado. La finalización de la salvación.

Los que son de Cristo Jesús han crucificado la naturaleza pecaminosa, con sus pasiones y deseos. Gal 5:24

Del Diario de Jorge Fox:

Si ustedes esperan [en Dios] en aquello que es puro en ustedes, ustedes podrán encontrar y ver, porque Dios les ha dado una medida de su espíritu, por el cual ustedes pueden comprender las cosas y ver los engaños. Ahora cuando la mente se sale de esa medida pura, la cual les permite ver los engaños, la simplicidad es atrapada, y Dios ya no está en los pensamientos de ustedes; en cambio, el hijo de perdición que está en ustedes se sienta en el templo de Dios, donde no debe sentarse. Con el nacimiento del Señor [en ustedes], este hijo de perdición es descubierto, y con el brillo de la venida del Señor [en ustedes], él es consumado; ese hombre de pecado es revelado [en ustedes], y así ustedes testificarán el cumplimiento de las escrituras. Pero ustedes deben esperar en aquello que es puro, lo que les mostrará cuando su mente se aleje en desobediencia.

De Los Principios de la Fe de Jorge Fox, escrito en 1661: (Presione aquí para ver quién era Fox.)

Se habla mucho de los profetas falsos y los anticristos en esta parte del mundo que se llama cristiandad, y ellos mencionan el capítulo 7 y el capítulo 24 de Mateo, y dicen que ellos sólo vienen ahora o en el futuro.

A lo cual yo respondo que Cristo dijo que ellos debían venir, que ese anticristo y profetas falsos debían venir; a los discípulos él les dijo que vendrían a ellos, es decir a sus discípulos [en ese entonces, 2000 años atrás, mientras los discípulos todavía estaban vivos]; y él les dijo las señales por las cuales los conocerían: Un árbol corrupto no puede producir buen fruto, ni un árbol bueno puede producir fruto malo; pero si fuera posible, ellos engañarían aún a los escogidos. Porque ellos se visten con ropas de ovejas; pero Él les dijo que ellos no debían seguirlos, porque en el interior eran lobos feroces, vestidos de ovejas. Estos eran los anticristos, y los falsos profetas, los falsos cristos, y los engañadores que devoraron interiormente alejados de la luz, y por lo tanto de la Simiente, el verdadero Cristo. Y como Cristo dijo, que ellos vendrían a sus discípulos, antes que los discípulos murieran, así vinieron; como se puede leer en la primera epístola de Juan, cap. 4:1. y en el cap. 2:18. Quien dijo, Hijitos les escribo para decirles que éste es el último tiempo, cuando ustedes han oído que vendría el anticristo, así ahora ya han surgido muchos anticristos y falsos profetas que ya han salido al mundo. De modo que Cristo había dicho antes que ellos vendrían, y sus discípulos dijeron que habían venido, los cuales salieron de ellos, estando internamente privados del espíritu, lo cual ocurrió hace mil seiscientos años; y Juan, quien vio que habían venido, guardó a los santos en el ungimiento que estaba en ellos, y les dijo que no necesitaban que ningún hombre les enseñara, pero que a medida que les enseñaban, ellos debían continuar en el Padre y en el Hijo.

Y así estos anticristos, profetas falsos, lobos, cristos falsos, devoradores interiores, debían llevar zarzas, espinas y cardos, los cuales Cristo dijo que debían venir, sus discípulos dijeron que habían venido, los cuales salieron de ellos hacia el mundo. Y en el Apocalipsis se dice que todo el mundo los siguió [la iglesia falsa de Roma y las derivadas protestantes]. De modo que ellos se salieron de la comunión de la iglesia, el evangelio; ellos se salieron de la comunión del Espíritu, siendo devorados en el interior al alejarse de ella; ellos se salieron del ungimiento interior para enseñar; se salieron de la ley en el corazón, el nuevo pacto; se salieron del reino interior; se salieron de la Palabra en el corazón que se debe obedecer y cumplir; se salieron de la luz en el corazón, la cual entrega el conocimiento de Dios en el rostro de Jesús.

Salid de ella pueblo mío, para que no sean partícipes de sus pecados, ni reciban parte de sus plagas. Apoc 18:4-7
Sí, todas las sectas deficientes de hoy componen la ramera de Babilonia en el Apocalipsis, de la cual todas las naciones han bebido del vino de la ira de su fornicación, porque todas las sectas son simplemente variaciones evolutivas de la iglesia del imperio romano, tanto en el este como en el oeste, las doctrinas de la cual eran dictadas por el emperadores beatificados Constantino y Justiniano el déspota, eliminando así el verdadero evangelio para el año 390 D.C. La iglesia fornicó con los reyes de la tierra. Las creencias protestantes eran sólo variaciones de las mismas creencias básicas: salvación instantánea por medio de hablar palabras, el bautismo de agua, comer pan/beber jugo de uva, escuchar sermones, etc.; la misma forma ritual de salvación y adoración. Ella [las sectas deficientes] cometió adulterio con los reyes de la tierra, y los comerciantes de la tierra se enriquecieron a costa de sus lujos excesivos. Ella se jacta de que no es viuda y que nunca verá llanto. Ella se jacta de que Cristo es su esposo; pero ella, la ramera, sólo habla de su nombre pero ignora el mandato de arrepentirse, ignora sus enseñanzas, sus requerimientos, sus advertencias, su santidad, su evangelio, su reino, su promesa de libertad del pecado, y su cruz de negación propia — la Cruz perdida de la pureza.

Aún mientras el apóstol Juan todavía estaba vivo, mientras escribía el libro de Apocalipsis, seis de las siete iglesias se habían alejado del camino verdadero para ir a la apostasía.

Tribulación

Jesús también nos dijo que la tribulación sucedería para algunos antes que pasara la generación que entonces estaba el la tierra con él:

29 Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y
verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.

31
enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

32
De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.

33
Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.

34 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.

(Note el énfasis, al usar la expresión De cierto. Él está tratando de convencernos de que él está hablando clara y verdaderamente.Él conocía la gran confusión y la ficción que resultaría de la especulación acerca de su regreso.)

De modo que la gran tribulación y el regreso de Jesús ya ocurrió para algunos en esa generación.
Vea todas sus seis declaraciones (presione aquí) con respecto a su regreso durante la vida de esta generación.

Considere lo siguiente que dice Juan en el Apocalipsis:

Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Apoc 1:9

Aquí Juan dice que él ya participó en la tribulación y que él estaba en el reino hace 2,000 años atrás. ¿Estaba Juan mintiendo, exagerando, confundido? Por supuesto que no; él lo experimentó en ese entonces, así como nosotros necesariamente tenemos que experimentarlo ahora para que ser completados; y si Juan estaba pasando por la tribulación, entonces nosotros deberíamos esperar pasar por la tribulación también, como parte del proceso de purificación mientras estemos en la tierra. La tribulación estaba sucediendo en ese entonces; la tribulación sucede ahora.

Y en Hechos 14:22-23, Pablo estaba "fortaleciendo a los discípulos y animándolos a perseverar en la fe. [Diciéndoles:] «Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios» Ellos están hablando acerca de la tribulación por la que pasaron los discípulos 2,000 años atrás en el libro de Hechos. La tribulación estaba sucediendo entonces; la tribulación está sucediendo ahora. Es en un nivel espiritual, en aquellos se han preparado y han persistido.

¿Qué podemos decir acerca de la tribulación? El cuerpo debe ser tomado (en realidad ellos vienen a usted), donde las águilas se juntan. Lucas 17:37 — (torturadores espirituales). Se requiere una cantidad importante de sufrimiento para perfeccionar el amor y alcanzar la revelación y el regreso de Cristo en usted, para establecer su reino en usted, para ser trasladado al paraíso. Pedro dice:

1 Pedro 4:12-13 "No os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría."
(Aquí está otra vez esa palabra "revelación", así como en la Revelación de Jesucristo.
Aquel que se ha escondido es revelado; la Revelación de Cristo dentro del creyente purificado.)

En 1 Pedro 1:5-7 él dice: [ustedes] "que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo." (Cuando Jesucristo es revelado en nosotros — una experiencia personal después de ser afligidos en diversas pruebas.
Aquel que ha sido escondido es revelado; la Revelación de Cristo, dentro del creyente purificado.)

De hecho, considero que en nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros. Rom 8:18 .(Jesucristo, en gloria, revelado en nosotros, después de las aflicciones.
Aquel que se ha escondido es revelado; la Revelación de Cristo dentro del creyente purificado.)

Porque el Señor disciplina a los que ama, y azota a todo el que recibe como hijo...Lo que soportan es para su disciplina, pues Dios los está tratando como a hijos. ¿Qué hijo hay a quien el padre no disciplina? Si a ustedes se les deja sin la disciplina que todos reciben, entonces son bastardos y no hijos legítimos. Hebreos 12:6-8

"La tribulación es un gran tesoro con el cual honra Dios en esta vida a los suyos; por eso los hombres malos son para los buenos necesarios, y también los demonios, que por solicitar nuestra ruina, nos afligen, y en vez del mal, nos hacen el mayor bien que se puede imaginar. Para que la vida humana sea aceptable para Dios, no puede estar sin la tribulación, así como el cuerpo sin el alma; el alma sin la gracia y la tierra sin el sol. Con el viento de la tribulación Dios separa, en el campo del alma, la paja del grano. Ten lástima de las almas que no se les puede persuadir que la tribulación y el padecer son el mayor bien." Miguel de Molinos

Para obtener más escrituras que muestran cómo la tribulación se aplica a todas las generaciones, vea: Referencias a la tribulación en las escrituras.

La tribulación no es un día difícil en la oficina, un accidente de automóvil, divorcio, muerte en la familia, o alguna dificultad natural. Esta tribulación es derramada sobre usted desde lo alto, sobrenaturalmente. La tribulación debe ser sobrenatural; varias copas de sufrimiento y aflicción son derramadas sobre usted desde lo alto. Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. Apoc. 21:9

En el proceso de ser purificado y ser preparado para el regreso de Cristo, debemos pasar por sufrimientos naturales para desarrollar las características necesarias para el Amor -- paciencia, humildad, fe, y mansedumbre. Así mismo serán perseguidos todos los que quieran llevar una vida piadosa en Cristo Jesús. 2 Tim 3:12. Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios. Pero recuerde, nunca se nos pedirá que hagamos más de lo que somos capaces de hacer, ya que él nos dará la fortaleza para soportar cualquier cosa que él permita; y la recompensa es mucho más grande que cualquier tribulación por la que tengamos que pasar -- porque cosas que ojo no vio, ni oído oyó, son las que Dios ha preparado para los que le aman. 1 Cor 2:9 Y sobrepasará grandemente nuestras esperanzas más maravillosas. Cuando esta "cosa extraña" le suceda a usted, no se aleje de Dios, Lucas 17:33, sino que más bien regocíjese de haber sido considerado digno de sufrir por su causa 1 Pedro 4:13. (por un corto tiempo). Y Pablo dice en Romanos 8:18 "Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse." Cristo en ustedes, la esperanza de gloria. Col 1:27

Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo,
asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado, para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas sino cumpliendo la voluntad de Dios. 1 Ped 4:1-2
Así es como somos purificados del pecado, por medio del sufrimiento en el cuerpo durante esta vida, en el horno ardiente que quema la escoria.

Esto es lo que le sucedió a Jorge Fox, y él enumera sus sufrimientos en su Diario, donde él relata el regreso de Cristo y cuando él es llevado a los cielos con Cristo para sentarse en Cristo. Lea la primera parte en el título de la barra lateral " Los primeros años y su traslado." Todos los que determinaron seguir a Cristo sufrieron. Todos tienen que ser probados. Lea la sección acerca del sufrimiento en Cómo beneficiarse del poder de Dios que produce cambio.

Las presiones de alcanzar la pureza a través de la tribulación en la tierra son tan grandes que cuando algunos hayan sido "convencidos" y "condenados" (habiendo entrado en el Ministerio de la condenación y la tribulación), ellos podrían llegar a estar tan cansados y agotados que no tengan la fortaleza de seguir adelante; entonces ellos se "duermen" en Cristo, (ellos mueren, pero mientras están en Cristo). Un grupo de creyentes a menudo estaban juntos madurando unidos como un cuerpo, estando juntos en comunión y creciendo juntos; algunos no pudieron perseverar. Pero ellos deben ser trasladados primero durante la próxima venida del Señor, como se dice en 1 Tes 4:13-18, la reunión en el aire. La misericordia y bondad infinita del Señor los saca del mundo para protegerlos del mal y de caer, y para que estén seguros hasta su resurrección, en la cual saldrán de la tumba para ir hacia el Cielo. (Esto es maravillosamente especial para mí porque nos dice que cuando alguien entra en el Ministerio de la condenación, la salvación de ellos mientras están en la tierra está asegurada; qué Amor y Cuidado tiene él por nosotros -- para asegurarnos que podamos llegar, aún si somos débiles bajo presión. Yo no pienso que algún día llegaré a saber lo grande que es nuestro Dios — él está más allá de nuestras mentes. Pero sabemos que él es limpio, puro, lógico, sensible, bondadoso, gentil, misericordioso, justo, fiel y verdadero más allá de cualquier medida).

Entonces, ¿nos sentamos en nuestras naturalezas pecaminosas, esperando morir para ir al cielo o esperamos el rapto que nos lleva al cielo dentro de nuestro cuerpo de pecado? ¿O nos esforzamos "con todo nuestro corazón nuestra mente, alma y fuerzas" para entrar por la puerta estrecha? Si amamos a Dios, buscaremos crucificar nuestra pasiones, deseos, lujurias y afectos de la naturaleza pecaminosa para que él pueda regresar a construir su morada con nosotros y para llegar a ser nuestro Dios en palabra y hechos.

Por supuesto que podemos confiar que Dios sabe lo que es absolutamente mejor para nosotros; él nos entiende mucho mejor de lo que nosotros nos entendemos a nosotros mismos. Él nos creó para saber y hacer ciertas cosas; él tiene un plan para cada uno de nosotros; nosotros debemos esforzarnos para ponernos en una posición en la cual él pueda completar nuestra restauración hacia la imagen divina — el fin del mundo dentro de nosotros y el reino del cielo en nosotros, y nosotros en el reino, y Él en nosotros, y nosotros en Él, y Él es nuestro Señor y Rey que nos gobierna en amor y controla nuestras palabras y hechos. Él está haciendo su morada con nosotros para que nosotros estemos con Él y Él sea NUESTRO DIOS, Apoc. 21:3. Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. Juan 14:22-23. Éste es el regreso de Cristo. El mundo no lo ve. Es una experiencia natural.

Y para que Cristo regrese a establecer su reino en nuestros corazones y gobernarnos,
debemos dejar que él nos purifique como Él es puro, porque todo el que tiene esta esperanza en Cristo, se purifica a sí mismo, así como él es puro. 1 Juan 3:2-3. Debemos hacer morir los deseos y los afectos de la carne. Debemos morir al yo carnal en la cruz. Vea Jesús nos quiere enseñar Él mismo y Perfección y Pureza para más información acerca de cómo esto es posible, y vea Cómo beneficiarse del poder de Dios que produce cambio para leer acerca de cómo recibir la gracia purificadora de Dios que produce gracia.

La Nueva Jerusalén

Vosotros, en cambio, os habéis acercado al monte Sión, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos. Os habéis acercado a Dios, Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos. Heb 12:22-23

Nuevamente del Diario de Jorge Fox:
(Presione aquí para ver quién era Fox.)

Mientras yo estaba bajo estas tribulaciones y sufrimientos espirituales, el estado de la ciudad de la Nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, me fue revelado; el cual algunas personas de mente carnal han visto que es como una ciudad externa que salió de los elementos. Pero yo vi la belleza y la gloria de ella, lo largo, lo ancho y lo alto de ella, en su proporción completa. Vi que todos los que están dentro de la luz de Cristo, en su fe, quien es el autor, en el espíritu santo, en el cual estaba Cristo, los santos profetas y los apóstoles, y dentro de la gracia, la verdad y el poder de Dios, las cuales son paredes de la ciudad; los tales están dentro de la ciudad, son miembros de esta ciudad, y tienen el derecho de comer del árbol de la vida, el cual produce su fruto cada mes, y las hojas del cual son para la sanidad de las naciones. Pero aquellos que están fuera de la gracia, la verdad, la luz, el espíritu y el poder de Dios, son aquellos que resisten el Espíritu Santo, apagan y afligen el espíritu de Dios, los que odian la luz, se alejan de la gracia de Dios para ir a la lascivia, e ignoran desdeñosamente el espíritu de la gracia. Los tales han errado de la fe, la convierten en un naufragio, como también la buena conciencia, quienes abusan del poder de Dios, y desprecian la profecía, la revelación y la inspiración, estos son los perros y los incrédulos que están fuera de la ciudad. Éstos componen la gran ciudad de Babilonia, la confusión, y su jaula, el poder de la oscuridad; y el espíritu impío del error los rodea y los cubre. En esta gran ciudad de Babilonia están los profetas falsos; en el poder falso y el espíritu falso; la bestia en el poder del dragón, y la ramera que se ha salido para fornicar y alejarse del espíritu de Dios, y de Cristo su esposo. Pero el poder de Dios está sobre todo este poder de la oscuridad, y de la jaula, ramera, bestia, dragón, profetas falsos y sus adoradores, los que están para ir al lago que arde con fuego. Muchas otras cosas vi con respecto a la ciudad celestial, la Nueva Jerusalén, las cuales son difíciles de describir, y serían difíciles de comprender. Pero, resumiendo, esta ciudad santa está dentro de luz; y todos los que están en la luz, están dentro de la ciudad; las puertas de la cual están abiertas todo el día (porque allí no hay noche), para que todos puedan entrar. Al ser derramada la sangre de Cristo por todos los hombres, él probó la muerte por cada hombre, y él ilumina a cada hombre que viene al mundo; y su gracia, que trae salvación, al haber aparecido a todos los hombres, no deja lugar o lengua donde su voz no se pueda oír. Los cristianos en los tiempos primitivos fueron llamados por Cristo 'una ciudad sobre un monte;' también fueron llamados 'la luz del mundo,' y ‘la sal de la tierra;' pero cuando los cristianos pierden la luz, la sal y el poder de Dios, ellos llegan a ser pisoteados bajo los pies, como sal que ya no tiene sabor. Así también los judíos fueron resguardados más que todas las otras naciones mientras ellos guardaran la ley de Dios, pero cuando le dieron la espalda a Dios y a su ley, ellos fueron pisoteados bajo los pies de otra nación. De la misma manera, Adán y Eva, mientras obedecieron a Dios, fueron guardados en su imagen y en el paraíso de Dios, con dominio sobre todas las otras obras de sus manos; pero cuando desobedecieron a Dios, perdieron la imagen de Dios, la justicia y la santidad en la cual fueron creados; perdieron su dominio, fueron echados del paraíso, y así cayeron bajo el poder oscuro de Satanás, y llegaron a estar bajo las cadenas de la oscuridad. Pero la promesa de Dios era que la simiente de la mujer, Cristo Jesús, 'heriría la cabeza de la serpiente,' rompería su poder y autoridad, la cual había llevado hacia la cautividad, y lo mantuvo en la prisión. De modo que Cristo, quien es el primero y el último, libera el hombre, y es la resurrección del justo y del injusto, el juez de los vivos y los muertos; y los que están en él están llenos de reposo y paz eterna, fuera de todas las labores, tribulaciones, y miserias de Adán en la caída. De modo que él es suficiente y totalmente capaz de restaurar al hombre para que llegue al estado en el que estaba antes de la caída; y no sólo a ese estado, sino al estado que nunca cayó, y aún más allá de ese estado hacia sí mismo.

La religión verdadera es la regla verdadera y la manera correcta de servir a Dios. Y la religión es una corriente pura de justicia que fluye de la imagen de Dios, y es la vida y el poder de Dios plantados en el corazón y en la mente por la ley de la vida. Esto lleva al alma, la mente, el espíritu, y el cuerpo a conformarse a Dios, el Padre de los espíritus, y a Cristo; para que aquellos lleguen a tener comunión con el Padre y el Hijo, y con sus santos ángeles y santos.

¿Qué debemos hacer para preparar su camino hacia nosotros?

Y Pablo habla acerca de Cristo siendo revelado en su explicación de la gracia:

Porque la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres,
enseñándonos a negar la impiedad y a los deseos mundanales,
y cómo
vivir sobria, justa y piadosamente, en este mundo presente,
y
recibimos la esperanza bienaventurada, la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo,
quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [infracción de la ley, pecado]
y
purificar para sí mismo un pueblo propio, celoso de buenas obras. Tito 2:11-14

Jesús vino para destruir al diablo y sus obras [el pecado] en nosotros — si nosotros vamos a él.
Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo. 1 Juan 3:8

De modo que tengamos gozo porque tenemos, como todas las generaciones han tenido desde el Pentecostés, la oportunidad de que Jesús regrese a nosotros para establecer su reino en nosotros. El reino que se gana por medio del arrepentimiento, que lleva a la justicia, que es puesto en evidencia por el fruto del Espíritu. Cristo en ustedes la esperanza de gloria. Col 1:27. Ainsi le Christ a été offert une fois pour porter les péchés de plusieurs. À ceux qui L'attendent patiemment et assidûment,
il apparaîtra une seconde fois, non pas pour porter les péchés, mais pour apporter le salut. Heb 9:28. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo, se purifica a sí mismo, así como él es puro. 1 Juan 3:2-3. Aquel que ha estado escondido es revelado; la Revelación de Cristo, dentro del creyente purificado.

Vea Cómo beneficiarse del poder de Dios que produce cambio
para más información acerca de la preparación para recibir a Cristo y su reino.


Presione aquí para regresar al comienzo.

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio