La Cruz Perdida de la Pureza



El AMOR de los primeros cuáqueros

Un mandamiento nuevo les doy:
que os améis los unos a los otros.
Como os he amado, amaos también vosotros los unos a los otros.
En esto conocerán todos que sois mis discípulos,
si tenéis amor los unos por los otros.

Juan 13:34-35


Si vosotros producís mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado,
y ustedes muestran que son verdaderamente mis discípulos [verdaderos seguidores].

Juan 15:8

Así que, por sus frutos los conocerán.
Mat 7:20

Pero el fruto del Espíritu es: amor,
gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe,
benignidad [o mansedumbre, o humildad ], y dominio propio.
Gal 5:22-23

El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente.
Cuando usted haya entrado en el sitio de la Biblia en línea,
usted puede cambiar y actualizar el pasaje para ver cualquier versión de la Biblia que usted prefiera.

Yo recuerdo cuando en 1980 yo estaba buscando evidencia en la historia cristiana de algo cercano a lo que estaba descrito en la Biblia, en cuanto a amor y poder. Encontré un libro, llamado Antiguos escritos cuáqueros, que no estaba escrito por cuáqueros, donde se mencionaba que los primeros hombres cuáqueros se escribían cartas entre ellos, expresándose su amor los unos por los otros - algo que ellos dicen es único en toda la investigación histórica que han hecho. Ese fue el indicio para mí para investigar más el registro de los primeros cuáqueros. Las cartas exhibidas a continuación son una reflexión del amor cristiano que todos los hermanos y hermanas en Cristo sentían los unos por los otros - un amor puro, limpio y santo, que ponía en evidencia su verdadera cristiandad. Un amor que sólo es posible cuando nuestro espíritu egoísta ha muerto en la cruz interna de la negación propia, para ser reemplazado con el Espíritu de Amor, como Cristo pidió para sus discípulos y aquellos que seguirían sus palabras y enseñanzas; para que ellos fueran llenos del mismo amor que el Padre le había otorgado a Jesús:

Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo daré a conocer todavía, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo en ellos. Juan 17:26.

Y Cristo también declaró que este amor piadoso, que sobrepasa cualquier cosa vista en este mundo, sería la marca de sus discípulos, para que el mundo los conociera:

Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros. Como os he amado, amaos también vosotros los unos a los otros.
En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros. Juan 13:34-3

Cuando añadimos su amor los unos por los otros, a sus persecuciones, y consideramos el poder que ellos exhibieron - su autenticidad es indudable. Y también lo es, por lo tanto, su promesa de perfección y pureza, porque aquello que trae salvación nos muestra nuestros pecados, y también los quita.

Con respecto al cuidado de los Amigos dentro de la Sociedad: viudas, huérfanos, enfermos, pobres, encarcelados, viejos, jóvenes; los cuáqueros los cuidaban a todos. Si una asamblea estaba sobrecargada con los gastos de los cuidados, otras asambleas contribuían para asistirlos, en todo el país y en el extranjero. El cuidado que tenían por los suyos era tan eficiente que "no habían mendigos entre ellos," y cuando el gobierno local descubrió que ellos proveían asistencia, lo cual el gobierno estaba obligado a patrocinar, el gobierno suspendió repentinamente su oposición a sus reuniones y asambleas. Del Diario de Jorge Fox: "Los jueces y oficiales confesaron que nosotros hacíamos el trabajo de ellos, y se fueron en pacífica y amigablemente, elogiando la práctica de los Amigos."

Con respecto a su cuidado por todos los hombres: del Diario: "A veces habían doscientos de los otros pobres (no cuáqueros) que venían y esperaban hasta que la reunión se acabara, (porque todo es país sabían que nos reuníamos por los pobres); y después de la reunión, los Amigos mandaban a pedir pan de los panaderos, y le daban a todos los pobres una barra, sin embargo había muchos de ellos; porque fueron enseñados a 'hacer el bien a todos, aunque especialmente a los de la familia de la fe.'"

La carta de James Parnell a los hermanos y hermanas en Londres,
escrita desde la prisión donde murió,
siendo él el primero de 869 cuáqueros en morir en la prisión.


(Comentarios del Editor del Sitio: Aunque por seguro hay otros escritos cuáqueros que se comparan, he descubierto que ninguno le sobrepasa en belleza de palabras, en ánimo, y especialmente en el amor que se comunica en esta carta de Jaime Parnell.)

A mis queridos Amigos, hermanos, y hermanas en la ciudad de Londres.

Mi amor fluye a ustedes, los trasladados, a partir de la vida. Ustedes que son trasladados y renovados en el corazón y la mente; [Ser trasladado es estar en el reino], ustedes que están separados y redimidos de entre los hijos de este mundo, y toda la contaminación y abominaciones en las que ellos viven. En ustedes están establecidas las obras de la nueva creación, donde mora la justicia. Ustedes son hermosos por dentro, y están adornados por dentro, y son decentes por dentro, y son purificados y limpiados por dentro por la sangre preciosa del Cordero, con quien ustedes están crucificados; quienes están en Él; quienes se han puestos las ropas de bodas, y son admitidos a la mesa del Señor, y son partícipes de la santa unión.

Oh, ustedes benditos del Señor, ustedes criaturas e hijos del Altísimo, quien mora en la pureza y reina en la majestad, que ha puesto y establecido su trono en sus corazones. En ustedes está mi gozo y mi gran deleite. Sí, yo los recuerdo, cuando ustedes eran pequeños y estaban creciendo, pero al esperar en el Señor, ustedes han renovado sus fuerzas, y mi gozo es completo en ustedes aún más; y ustedes son preciosos ante mi vista, ustedes son los judíos interiores, de la circuncisión del corazón, redimidos de los pueblos, lenguas, y naciones, que han venido a la Jerusalén celestial, allí para adorar al Padre en espíritu y en verdad, a quienes Él ha elegido para llevar su santa imagen, la cual ha sido muy desfigurada en el mundo, y para exaltar y glorificar en ustedes su nombre en santidad entre los paganos, y entre aquellos que no lo conocen, ahora en este día, en el cual Él está visitando la tierra con juicio, y con misericordia, y con gran poder, para llamar a los habitantes de la tierra a dar cuentas. Y benditos son ustedes, que han respondido a Su voz; ustedes cantarán, y se regocijarán cuando otros lloren, y se lamenten, y aúllen; aunque su porción [ahora] entre ellos sea sufrimiento, desdén, burlas, ridículo, murmuraciones, injurios, persecuciones, llagas, y encarcelamientos; aún así ustedes han aprendido a contar estas cosas como riquezas, ustedes que conocen al Consolador dentro de ustedes, y al Redentor dentro de ustedes. Yo me regocijo en todas estas cosas, siendo ahora partícipes de todas ellas. Yo no soy desconocido para ustedes; mi voz ustedes conocen de mucho tiempo. Oh, como deseo ver sus rostros, pero en esto yo estoy enderezado por un tiempo. Mi vida está vinculada a muchos de sus corazones, lo cual hace que no los pueda olvidar, de modo que mi cuerpo es mantenido en cadenas apretadas; pero las cadenas serán será quebradas, cuando Él haya perfeccionado SU adoración en ellos, quien es mi único guardador y ayudador.

Oh, ustedes palomas simples, ¡que se sientan sin engaño en sus bocas! Oh, ¡como estoy embelesado con el amor de ustedes, cuando los contemplo en espíritu! Ustedes que se rendido a la muerte, el hambre, la espada, y al fuego; y se han sometido pacientemente a la voluntad del Padre, y han sacrificado voluntariamente sus deseos y afectos; su fe es imputada en ustedes por su justicia; y el Dios en quien ustedes han confiado y creído, los enriquecerá en Él, y les dará una sustancia incorruptible, y una herencia que nunca se desvanece. En medida ustedes pueden poner sus sellos en aquello que está escrito en ustedes.

Pero algunos han escuchado el espíritu maligno, el cual les ha traído malas noticias de la buena tierra; y ellos se han vuelto hacia Egipto y se han unido con los magos allí para endurecer el corazón del faraón en contra de los inocentes, y llenaron la boca de los paganos con palabras blasfemas. Pero dejen que sigan adelante; "el que es inmundo, sea inmundo todavía;” porque Aquel que viene pronto, cuyo galardón está con Él para darles de acuerdo a sus obras. Pero todas las cosas les ayudan a bien, a aquellos que permanecen en la fe, que no son movidos con los vientos que soplan o las tormentas que vienen en contra de ustedes, que ven la mano de la Providencia en todas estas cosas, lo cual saca lo bueno de lo malo para ustedes, hijos de Dios, que permanecen en la Verdad, y no se apartan.

De modo que, así como ustedes han probado, sentido, conocido y experimentado en Él, así confíen en Él, y permanezcan en su segura confianza, la cual ha sido creada en ustedes por Su Palabra; y sean como luces en el mundo oscuro tanto por palabra como por conversación, para que en todas las cosas ustedes puedan ser aprobados por el [Espíritu] del Padre en sus conciencias, como hijos fieles y obedientes, cada uno en su llamado, en el cual ustedes fueron llamados, para que puedan obtener el premio al final de la carrera. Oh, levanten sus cabezas y vean al Padre, y vean cómo él los ha sensibilizado, y cómo su amor ha sido ofrecido a todos ustedes todo este tiempo, quien no los ha dejado sin maestros y padres cariñosos, quienes los han cuidado con tierno amor. En mucho amor y cariño soy llevado hacia ustedes, pequeños, que surgen de la raíz de la vid, porque ustedes llevan la imagen de mi Padre. Por mucho tiempo he esperado para escribirles, y hace poco tuve una inspiración [habiéndolos visto en el Espíritu] acerca de ustedes, lo cual causó que los visitara con una epístola; porque ustedes a menudo han estado en mi memoria, aunque no podía escribir. Y ahora ustedes deben leer mi carta en ese amor, que la lengua no puede expresar, y en aquella epístola que está escrita en sus corazones, sin papel ni tinta, por la Palabra de vida inmortal, y allí ustedes conocerán mi nombre.

De modo que el Señor Dios Todopoderoso, el que guarda a Israel, los cubra, y en su santa presencia los mantenga puros e inocentes, para que puedan mostrar Su adoración en la tierra, y hacer brillar su adoración en la tierra, y brillar como hijos e hijas de Sión; y yo los entrego a su bendita protección, y me postro con ustedes, y sufro en ataduras externas por la voluntad de los hombres por causa de la Semilla inocente, pero estoy en libertad con los fieles, y soy llamado:

Jaime Parnell

Escrito desde el Castillo de Colchester,
El día 12 del primer mes, del año 1656

(Cuando esto fue escrito, poco tiempo antes de morir, Jaime Parnell tenía 19 años de edad, habiendo sido un ministro por Cristo en los tres años pasados, durante los cuales él engendró espiritualmente a muchos. Sus memorias están disponibles en este sitio. La fortaleza de sus escritos no sólo testifica de su amor, sino también de las obvias enseñanzas recibidas del Maestro, Cristo.)

Carta de Isaac Penington a un Amigo

ESTIMADO AMIGO,

Yo siempre tuve un amor por usted, y un profundo sentido de la seria obra de Dios en su corazón, y de los deseos rectos de su alma por Él. Y que el Señor lo mantenga vivo, en medio de una debilidad tan grande y languidecente, que es maravillosa ante mis ojos, y, espero, tiene una tendencia hacia el honor en su nombre, y es buena para usted. Yo he preguntado a menudo acerca de usted, y estuve contento de averiguar aquello que había inquirido, por una carta de mano de usted; después de leer acerca de ello en un sentido retirado de mi corazón, sentí que un amor surgía hacia usted, que respiraba al Señor por usted; y ¡Oh! espero que usted pueda sentir completamente, y que sea unido a la semilla de la vida, la semilla del reino, la cual nuestro Señor Jesucristo, en los días de su carne, no despreció que era un maestro de ella. ¡Oh, mi querido Amigo! Que ninguna parte de su vida esté en las nociones sobre la semilla, sino que todo esté en la semilla misma, en su espera por el Señor que se levanta en usted, y en los sentimientos que hace surgir. Oh, ¿qué pasa con la carne, y el yo, y la justicia propia, cuando esto vive en el corazón? Mi religión, por la cual ahora yo bendigo diariamente a Dios, comenzó en esta semilla; la cual, cuando yo sentí primero, y y conocí con discernimiento del Señor, mi clamor hacia él era: Oh, ¡esto es aquello que yo he anhelado y esperado! Oh, ¡une mi alma en esto contigo para siempre! Éste es el don de tu Hijo de parte tuya, al gracia de tu Hijo, la verdad de tu Hijo, la vida de tu Hijo, y el Espíritu de tu Hijo! Yo no deseo nada más que ser hecho como nada en mí mismo, para que esto sea todo en mí; y, aquello que yo veo y testifico aquí, lo que siento que el Señor Jesucristo es hecho aquí, nadie sabe, o puede posiblemente saber, sino aquellos que sintieron el poder puro del Espíritu de la vida, y han sido llevados por él hacia la misma santidad y experiencia bendita.


¡Ah! El pecado no tiene lugar aquí, en esta bendita semilla; sino que está excluido por la vida y el poder que son más fuertes que él. Aquí, Cristo es formado en el alma, de una verdad. Aquí, las prendas negras de la injusticia (sí, y también de la supuesta justicia del hombre), son quitadas; y las ropas blancas son puestas a cambio. Aquí, la imagen santa es traída hacia el corazón, aún la imagen del estimado Hijo, que es partícipe de la naturaleza divina del Padre. Aquí, el alma es creada como nueva en Cristo Jesús. Aquí, no se encuentra engaño de ninguna clase, sino sólo la verdad de Dios, aún la verdadera vida, luz, virtud, poder del Señor Jesucristo, como se siente por experiencia en el corazón, como opera efectivamente allí, como siempre lo hizo el poder del pecado. [La victoria sobre el pecado y la muerte].

¡Oh! que usted pueda discernir esto diariamente, y sentir que esto crece en ustedes más y más, y morir a todas las nociones, aún a las cosas celestiales en sí mismas, fuera de esto; para que su alma pueda vivir plenamente en la vida, el Espíritu, y el poder del Señor Jesucristo; y nada sino su vida, Espíritu y poder pueda vivir en usted; para la gloria de Dios el Padre, ¡y para el gran gozo y felicidad en su corazón en su presencia! Amén.

Su Amigo, en el amor verdadero y sincero de la semilla celestial y eterna.

I. P.

El día 13 del duodécimo mes, del año 1678

 

Fragmentos de una carta de William Edmundson,
a Margarita Fox
,
escrita en Dublín, el día siete del noveno mes, del año 1672.

Estimada Margarita Fox:

A quien amo y estimo, y honro en la bendita verdad que no cambia, en la cual consiste nuestra preservación y bienestar eterno, en el cual mi amor eterno y mi vida los saluda. Y mi querida Margarita, esto puede darles un registro de nuestros viajes en América.........
... y en Long Island y Shelter Island y vi a su estimado esposo. Él estaba muy bien, y no lo he visto más saludable y alegre en muchos años, por lo cual todos estamos muy contentos....
.. De modo que mi estimada Margarita, con mi verdadero amor a usted y el suyo en la verdad eterna, reposo como su verdadero amigo y hermano.

William Edmundson

De William Penn, fundador de Pensilvania, con respecto al amor de los cuáqueros
(Tomado de la extraordinaria Introducción del Diario de Jorge Fox )

El amor de los cuáqueros los unos por los otros ha generado comentarios en todo tipo de personas con respecto a ellos: 'Ellos se reúnen, ellos se ayudan y se mantienen unidos.' Es común oír a algunos decir: 'Vean cómo los cuáqueros sea aman y se cuidan los unos a los otros.' Otros menos moderados dirán: 'Los cuáqueros no aman a nadie sino a sí mismos.' Y si al amarse los unos a los otros, y al tener una comunión íntima en la religión, y cuidado constante para reunirse a adorar a Dios y ayudarse los unos a los otros es una señal de la cristiandad primitiva, ellos lo tenían en abundancia, bendito sea el Señor.

Pero ellos también amaban a sus enemigos, porque Cristo enseñó y enseña a amar a nuestros enemigos: Esto ellos enseñaron y practicaron; porque nunca buscaron venganza por los daños que se les hicieron, y condenaron la venganza como proveniente de un espíritu no cristiano. Pero ellos perdonaron libremente, sí, ayudaron y aliviaron a aquellos que habían sido crueles con ellos. Ellos perdonaron y ayudaron, aún cuando tenían el poder de vengarse; de lo cual muchos ejemplos se pueden revelar; esforzarse, por medio de la paciencia, para vencer la injusticia y la opresión, y la predicación de esta doctrina como cristianos para que otros la sigan.

Mientras que los cuáqueros nunca buscaron venganza, el gran Dios en el cielo a menudo buscó su venganza. presione aquí

Un fragmento del testimonio de Tomás Ellwood para Isaac Penington

Yo estoy presionado en mi espíritu a escribir unas pocas líneas también con respecto a mis estimados amigos que han fallecido; a lo cual, yo les confieso, estoy persuadido, y de alguna manera dedicado, por la doble obligación de afecto y gratitud. Yo lo amé, y ese amor fue enteramente, estoy seguro, muy merecido; porque él era digno de verdad del amor de todos los hombres, pero más especialmente de mí, con quien él ha sido abundantemente bondadoso; porque en el día en el cual le agradó al Señor despertar mi alma, y me llama para sacarme de la contaminación del mundo, tanto con respecto a la adoración y la conversación, (por lo cual me convertí en una burla en mi país, el escarnio y el desdén de mis amigos y conocidos, y también de alguna manera un marginado, expuesto como debía ser en el mundo para cambiarlo), ¡qué grato fui entonces para él! ¡Con qué cuidado me cuidó! ¡Qué cariñosamente y como un padre él me cuidó, para que no fuera llevado de vuelta, y se alguna manera ser traicionado de la simplicidad de la verdad, como la había recibido! ¡Y podría yo olvidar su amor, o dejar que su bondad múltiple se aleje de mi vida! Oh no; el recuerdo de él es agradable para mí, y no puedo pensar acerca de él sin deleitarme. Porque como a un Amigo, lo amé verdaderamente; como a un padre, (porque su cuidado de él para mí lo hizo volver hacia mí), yo lo reverencié; como a un anciano, lo honré, y aquello (como él lo mereció correctamente), con doble honor. Mi espíritu fue verdaderamente unido al de él; sí, mi alma fue unida y entretejida con él en el pacto eterno de vida, el cual la muerte no ha sido capaz de disolver. Esperen entonces conmigo por un corto tiempo, les imploro, quien sea que son ustedes, bajo el ojo de quien esas líneas puedan caer, si tomo la libertad de expresar mi sentido de mi amado amigo; en lo cual si parezco algo particular, sepan que mi conocimiento de él fue así.

Amor tan fuerte,
que se ofrecieron voluntariamente a tomar el lugar de sus hermanos en la cárcel


El amor que existía entre los primeros Amigos era muy fuerte, tanto que cuando algún Amigo sufría un encarcelamiento duro o largo, otros Amigos iban a las autoridades y ofrecían tomar su lugar en la cárcel y pagar cualquier multa necesaria para dejarlos ir. Entre las muchas ofertas ocurrió un acontecimiento famoso, en el cual se hizo una oferta al protector Oliverio Cromwell, para tomar el lugar de Jorge Fox en la cárcel. Uno de ellos fue al protector, Oliverio Cromwell, y ofreció ser encarcelado en Doomsdale en lugar de Jorge Fox. El protector, impresionado con este acto de amistad, preguntó a sus seguidores: "¿Cuál de ustedes haría esto por mí en las mismas condiciones?" Y aunque Cromwell no aceptó la oferta del Amigo, diciendo: "no puede hacerlo, porque es contrario a la ley;" aún así esta acción de amor lo impresionó poderosamente como la verdad.


A continuación está la carta de Humphrey Norton a Jorge Fox, contándole acerca de la oferta. Del Diario de Cambridge:

Humphrey Norton a Jorge Fox 1656

Estimado Jorge Fox:

Usted, la belleza y encanto de quien en palabras no pueden ser expresados. Fui inspirado a escribir esto y a darme a mí mismo libremente por amor a la semilla; y el amor a la semilla que está un usted, para poner ante usted este mensaje. En el día 17 del mes pasado, yo había estado esperando al Señor. En mi vida, usted apareció. Desde entonces, ha pesado sobre mí el hacer algo que le tocara a usted; y ahora estoy persuadido a estar en este lugar donde estoy ahora. Ya que usted es prisionero de Oliverio, ahora es necesario que le ofrezca a él mi cuerpo por el cuerpo de usted en la prisión, y estoy preparado para hacer esto aunque me pueda llevar a la muerte. Si usted recibe la oferta que está en esta carta, considera que esta oferta es sabia, y me permite recibir la suma de sus sufrimientos injustos y multas monetarias para presentarlas ante él, para que él no tenga excusa, y yo tenga en claro lo que se requiere de mí. Usted es estimado y escogido; espero poder oír de usted, porque veo una gran necesidad de que usted sea liberado. Yo fui uno de los primeros en estar en Swarthmore, y en esas reuniones habían muchos predicando y orando, y cantos como yo nunca había escuchado antes; y de la misma manera la iluminación que había entre ellos, la cual yo vi y sentí. Siento la necesidad de poner esto ante usted y Jaime Naylor, siendo que ambos son suficientes para estas cosas, (y para la causa de ellas y la diferencia con Kendall). La necesidad de que usted se muestre en Israel recae sobre mí. Hasta que oiga de usted, quien tiene palabras genuinas, estoy preparado para entregar mi vida por aquello
                        por lo cual yo, Humphrey Norton, en la voluntad del Padre,
                       y por su poder, estoy listo para hacer lo mencionado anteriormente.
Londres en este cuarto día del segundo
         mes (1656)

Del Diario de Jorge Fox, donde habla acerca de las persecuciones bajo Cromwell:

Ahora, este fue un tiempo de gran sufrimiento; y estando muchos Amigos en la cárcel, muchos otros Amigos fueron inspirados a ir al parlamento, a ofrecerse a sí mismos para estar en las mismas cárceles donde estaban sus amigos, para que los que están en la cárcel pudieran salir, y no perecer en las cárceles pestilentes. Hicimos esto por amor a Dios y a nuestros hermanos, para que ellos no murieran en la cárcel; y por amor a aquellos que los echaron, para no poner sangre inocente sobre sus propias cabezas; la cual nosotros sabíamos que clamaría al Señor, y traería su ira, venganza y plagas sobre ellos.

Carta a Margarita Fell de Ricardo Farnsworth:

La carta siguiente, dirigida a Margarita Fell por Ricardo Farnsworth, unos pocos meses después que ella se convenció, puede servir para mostrar el amor y el continuo interés que él tenía en el establecimiento de la verdad:-

"Balbie, Yorkshire, el duodécimo mes, del año 1652

ESTIMADA HERMANA:-

Trate de permanecer en el consejo del Señor, lo cual mantendrá abajo cualquier cosa que quisiera ser exaltado, y no dejará que usted se conforme a cualquier cosa que no sea lo que es puro. ¡Oh! sea fiel, sea fiel a lo que usted conoce; y esa perfecta en la voluntad del Señor; y el Señor la mantendrá, en su propio poder a sí mimo y lo armará en todas las formas con su amor y su poder. Permanezca en su consejo, y éste descubrirá todas los consejos del enemigo; y dispersará todas las imaginaciones, y no permitirá que tengan lugar en ustedes, para que sean nada más que obedientes a Él. No amen al mundo, sino obedezcan aquello que hagan caso de aquello que los lleva a vivir en la obediencia pura hacia aquel que es puro; y al estar en el temor puro, éste los todos los temores esclavizantes, y no permitirá que ustedes se conformen al mundo en ninguna cosa; pero ustedes serán guardados en obediencia al Señor en aquello que él requiere; porque el temor al Señor guarda el corazón limpio; y los guardará limpios, y abiertos para recibir las enseñanzas del Padre ¡Oh! permanezcan firmen en la libertad con la cual Cristo los ha liberado, y ésta los guardará de enredarse en el mundo; en fin de lo cual es su preservación, al estar en el consejo del Señor, quien es el poderoso Consejero, el eterno Príncipe de paz; que los llevará y los guiará hacia el reino eterno del Padre, donde hay paz y gozo, reposo, quietud y seguridad para siempre. Entréguense completamente al Señor, quien los guardará en la fidelidad y la pureza; y el eterno Señor Dios Todopoderoso los guarde, y a todo el resto de nuestros estimados Amigos, en el poder de su amor, y en el poder de su verdad, perfectos en su voluntad; para que ustedes puedan crecer de fortaleza en fortaleza, y ser establecidos en la verdad eterna; y para que solo Él sea glorificado, quien es el Señor de señores, y Rey de reyes; ¡para quien sea la gloria, y el honor, y la alabanza, y el agradecimiento, de siempre y para siempre! Amén.

Recibí su carta, la cual me regocijó mucho. Cuando llegó su carta, traída por Jaime y Jorge, yo me había ido hacia Derbyshire, donde me encontré con una iglesia reunida. He estado muy ocupado en el servicio desde que me alejé de ustedes. Los amigos son muy audaces y valientes, quienes han encontrado aquí una gran oposición y persecución; pero todo ha parado; el enemigo ha sido acallado grandemente; y el Señor lleva su propia obra, para su propia alabanza; ¡solo a Él sea la gloria, y el honor, por siempre y para siempre!

Mi estimada, el amor en el Señor se presenta a sí mismo a todos ustedes, a su hijo Jorge, y a sus hijas, y a todos aquellos siervos en la verdad de Dios; y que el Señor haga que todos crezcan en la verdad, para que Él sea exaltado entre todos ustedes. Todos mis estimados de corazón, aprecien el amor y la misericordia del Señor, y ocúpense diariamente de su crecimiento hacia aquello que es eterno; y el amor y el poder eternos del Señor los guarden en en toda fidelidad en Él en aquello que ustedes conocen. Manténganse en la cruz, y la pureza crecerá. El camino más seguro es la cruz; tomen la cruz diariamente; ocúpense de ser guiados por aquello que es contrario a su propia voluntad, y esto traerá cada palabra ociosa y pensamiento y obra al juicio en ustedes; y así el hombre viejo será crucificado, con sus afectos y deseos; y ustedes encontrarán al Señor sentado como un fundidor, para juzgar toda la levadura antigua, la naturaleza antigua; y así el hombre nuevo se levantará; y Cristo, el poder de Dios, gobernará y reinará en justicia en ustedes, quien es el rey de los santos; ¡a Él solo sea toda la alabanza y el agradecimiento para siempre! ¡Amén!"

Ricardo Farnsworth

De William a Margarita Fell

“¡Oh! el amor que abundó en ese día entre nosotros, especialmente en esa familia! y ¡Oh! la frescura del poder del Señor Dios, el cual estaba entonces entre nosotros; y el celo por Él y su verdad, el consuelo y refrigerio que tuvimos de su presencia, la cercanía y cariño que estaba entre nosotros hacia otros, ¡las inspiraciones y revelaciones que teníamos entonces! Mi corazón está afectado con el recuerdo de ellos en este mismo día.

William Canton

Además el escribe en su Diario:

Mi amiga especial Margarita Fell, la esposa del juez, notando mi condición, no quiso permitirme que siguiera en la escuela en la cual estaba libre, sino que hizo que me quedara en la casa para enseñarle a sus hijos, y para ir con ella cuando fuera al extranjero, y para escribir para ella, y éste fue un tiempo feliz para mí. Después que me fui de la escuela, estuve muy ocupado escribiendo cosas preciosas y sanas con respecto a la Verdad; y llegué a tener buenas oportunidades de conversar con Amigos, en quienes comenzó a brotar y aparecer la vida de la justicia, y quienes crecieron en amor y unidad, con los cuales mi corazón estuvo grandemente afectado; y yo deseé mucho ser uno con ellos en esto, para que yo pudiera compartir con ellos así, porque mi alma estaba encantada con esto y en esto, mucho más allá de los placeres y deleites de este mundo transitorio...

¡Oh! el amor que en ese día abundó entre nosotros, especialmente en esa familia, y la frescura y el poder del Señor Dios, el cual estaba entonces entre nosotros; y el celo por Él y su verdad, el consuelo y refrigerio que teníamos por su presencia, - la cercanía y cariño que estaban entre nosotros los unos por los otros, - ¡las revelaciones e inspiraciones que teníamos! Les confieso que me encuentro incapaz de declarar estas cosas de la mejor manera posible; ni tampoco ahora tengo la intención de ir y describirlas particularmente; porque entonces estaría haciendo un volumen mucho más grande de lo que ahora tengo la intención de hacer; pero, mi corazón está afectado con el recuerdo de ellos en este día.

En esos días las reuniones eran extremadamente preciosas para nosotros, de tal modo que algunos pocos de nosotros pasamos un tiempo cada noche esperando al Señor; sí, a menudo después el resto de la familia se había ido acostar: y ¡oh! el consuelo y el refrigerio que teníamos junto, y el beneficio que cosechamos por esto, ¡cómo lo declararé! Porque si hubiéramos sufrido la pérdida en el día y el tiempo, cuando habíamos estado en el exterior por causa de nuestros negocios o cosas por el estilo, entonces llegamos en gran medida a estar restaurados otra vez, por medio del amor, poder, y misericordia de nuestro Dios, lo cual abundó mucho en nosotros.

Elogio fúnebre de Francis Howgill para su estimado amigo Eduardo Burrough:

Cuando su estimado amigo y compañero de predicaciones, Eduardo Burrough, había muerto en la prisión de Newgate un tiempo antes, Francis Howgill entonces entregó el siguiente testimonio hermoso y poderoso: [lo cual también es descriptivo de los logros de Francis]

¿Desgastarán tu nombre los días, o los meses, o los años, como si tú no hubieras existido? ¡Oh no!
¿No vivirán tus nobles y valientes actos, y las poderosas obras que has obrado
a través del poder de aquel que te apartó desde el vientre, durante las generaciones por venir? ¡Oh sí!
Los hijos que todavía no han nacido, te tendrán en sus bocas,
y tus obras testificarán de ti, en generaciones que todavía no viven, y te considerarán bendito.
¿Se acabará tu vida como una vela que se extingue? ¡Oh No!
Tú has penetrado los corazones de muchos, y la memoria del justo vivirá para siempre;
y tendrá renombre entre los hijos de los hombres para siempre.
Porque tú has llevado a muchos a la justicia,
y brillas como una estrella de Dios en el firmamento del poder de Dios, por siempre y para siempre;
y aquellos que están en esto, te verán a ti, y se gozarán por ti,
aunque tú ya te hayas ido, y no puedas ser visto en la mutabilidad;
y aún así tu vida y tu espíritu serán paralelos a la inmortalidad.
¡Oh, Eduardo Burrough!
No puedo hacer más que llorar por ti,
pero no como uno que no tiene esperanza ni fe,
sabiendo y teniendo un testimonio perfecto de tu bienestar en mi corazón, por el Espíritu del Señor;
sin embargo tu ausencia es grande, y los años por venir conocerán tu falta.
¿No lamentaré como lo hizo David por un hombre peor que tú, por Abner;
cuando en la ira pereció por la mano de Joab, sin ninguna causa, aunque él era un hombre valiente?
David lamentó a Abner, y dijo: ¿murió Abner como un necio? (¡Oh, No! Él fue traicionado y perdió su vida.)
Y así tú has perdido tu vida por mano de un opresor, cuyas habitaciones están llenas de crueldad.
Oh, tu alma, no vengas a su secreto,
porque tu sangre será pedida de las manos de aquellos que tuvieron sed de tu vida;
y clamará como la de Abel, quien estaba en la fe;
así también estabas tú, y esto pesará como una gran piedra de molino sobre sus cuellos,
y los aplastará, y será como un gusano que roe, y no morirá.
Cuando pienso en ti, me derrito en lágrimas de verdadero dolor;
y por la falta que causa la herencia del Señor en ti, aún mi sustancia es disuelta así.
No diré como David dijo de Saúl y Jonatán, cuando ellos murieron en el monte de Gilboa,
la belleza de Israel es asesinada sobre los lugares altos;
y aún así tú fuiste sofocado en horribles hoyos, en prisiones, y muchos más que eran preciosos ante los ojos del Señor:
y por seguro tú fuiste precioso para mí, oh estimado Eduardo;
Estoy angustiado por ti, mi hermano, tú has sido muy grato para mí,
y mi amor por ti era maravilloso, sobrepasando el amor de una mujer:

Oh, cuyo arco nunca se volvió hacia atrás, y cuya espada no estaba limpia de la sangre de los asesinados;
que hicieron a las naciones y a las multitudes sacudirse con la palabra de la vida en sus bocas.
Tú fuiste muy temible para los enemigos del Señor, porque tú cortaste como una navaja.
Y sin embargo para la semilla de Dios que ha sido traída, tus palabras cayeron como aceite, y tus labios como panal de miel.
Tú serás registrado entre los valientes de Israel, que alcanzaron el grado más alto,
por medio del poder del Señor, que obró poderosamente en ti durante tus días,
y fuiste digno de doble honor, por causa de tus obras.
Tú fuiste experto en manipular tu arma,
y por ti han caído los poderosos,
y los que han sido eliminados por el Señor han sido muchos.
Muchos han sido atravesados en el corazón por el poder de palabra de la vida;
y brasas de fuego de tu vida salieron de tu boca,
que en muchos matorrales, y entre muchas zarzas y espinas llegó a estar encendida,
y devoró mucho rastrojo que tapaba el suelo, y manchaba la tierra.
¡Oh, qué sonido seguro dio tu trompeta!
¡Y qué gran alarma diste en tu día,
que hizo que los ejércitos de los incircuncisos estuvieran grandemente afligidos!
¡Qué hombre tan valiente, como Goliat de Gat, no se hubiera encontrado con tu valor,
mientras que muchos despreciaron tu juventud!
¡Y cómo te he visto con tu honda y tu piedra, (armas despreciadas para ir a la guerra), hiriendo a los poderosos!
Y lo que había parecido despreciable a los del dragón, así como la quijada de un asno,
con esto tú has matado montones de filisteos, como lo hizo Sansón.
Tú has puesto tu mano en el martillo del Señor,
y a menudo has puesto clavos en las cabezas de los enemigos del Cordero, como Jael lo hizo con Sísara;
y tú has pulido y enderezado muchas piedras toscas, y las has hecho aptas para los edificios de Dios;
y has labrado mucha madera nudosa, la cual no era apta para construir la casa de Dios.
Oh, tu que eres profeta del Señor,
tú estarás para siempre registrado en el libro de la vida del Cordero, entre los dignos del Señor,
que han seguido al Cordero a través de grandes tribulaciones,
como muchos pueden testificar de ti desde el comienzo;
y al final has vencido,
y has sido hallado digno de permanecer con el Cordero sobre el monte de Sión, la colina de Dios;
como a menudo te he visto a ti,
y tu corazón bien entonado como un arpa, para alabar al Señor, para anunciar su salvación;
la cual muchas veces alegró los corazones de aquellos que creyeron,
y fortaleció su fe y su esperanza.
Bueno, tú estás descansando, y ligado en el haz de la vida;
y yo sé que las lágrimas fueron limpiadas de tus ojos, porque no había causa de dolor en ti:
porque sabemos que tú testificaste que las cosas antiguas se acabaron, y no había maldición,
pero las bendiciones fueron derramadas sobre tu cabeza como lluvia, y la paz es una poderosa lluvia,
y los problemas estaban lejos de tu morada;
aunque en el hombre externo tiene problemas por todos lados,
y has tenido una porción más grande de esto, por causa del evangelio, (aunque eras joven), en tu tiempo, que muchos otros;
pero ahora tú has sido liberado de esto, y has obtenido un nombre por medio de la fe, con los santos en la luz.
Bueno, ¿tenías más que dar que tu vida por el nombre de Jesús en este mundo? No;
y sellar el testimonio dado a ti con tu sangre,
como lo dijiste a menudo durante tus día, lo que permanecerá como una corona sobre ti por siempre y para siempre.

Y ahora tú estás liberado de las tentaciones de aquel que tenía el poder de la muerte;
y de los enemigos externos, que te odiaban por causa del amor que moraba en ti;
y permaneces a la diestra de Dios, donde hay gozo y placer para siempre en la luz eterna;
de la cual tú has testificado, de acuerdo a la palabra de la profecía en tu corazón,
la cual fue dada a ti por el Espíritu Santo;
y tú estás descansando en esa perfección, en la belleza de la santidad;
aún así tu vida y tu espíritu yo sentí como presente, y tienes unidad con ello, y en ello,
más allá de todas las cosas creadas y visibles, las cuales están sujetas a mutaciones y cambios;
y tu vida entrará en otros, para testificar de la misma Verdad, la cual existía desde la eternidad hasta la eternidad;
porque Dios ha levantado, y levantará hijos a Abraham, de aquellos que han sido como piedras muertas;
su poder es Omnipotente, grande en su pueblo en medio de sus enemigos.'  

Con estas expresiones sublimes Francis Howgill lamentó a su muy amado amigo Eduardo Burrough. Hay secciones en este sitio dedicados tanto a Francis Howgill como a Eduardo Burrough.

Vea la carta de Francis Howgill con amorosos consejos a su hija joven a medida que veía que su vida se terminaba durante los últimos años de su encarcelamiento de por vida por no jurar.

Carta de William Penn a Esteban Crisp, otro cuáquero,
a medida que Penn se hacía a la mar para ir a Pensilvania por primera vez:

Estimado Esteban,

Nosotros nos conocemos. No necesito decirle mucho a usted; pero esto le diré, que su partida está conmigo, o más bien el amor que me demostró durante mi partida. Qué inocente, qué cariñoso, como un niño pequeño sin engaño. El Señor bendecirá esas tierras, (Filadelfia). Yo también recibí una carta de usted que me consoló; porque muchas son mis pruebas, aún así no más que mi suministro de parte del Padre celestial, cuya gloria yo busco; y seguramente, Esteban, hay suficiente trabajo para hacer, y lugar para trabajar. Seguramente Dios vendrá para hacer su parte en esta obra de sembrar, y esa levadura leudará la masa a su debido tiempo. Yo no creo que la providencia del Señor haya ido por su camino hacia mí, sino que Él tiene un fin celestial y un servicio en ello. De modo que los dejo a todos con Él, y a mí mismo, y a usted, y su querido pueblo. <

William Penn

Vea la maravillosa carta de amor y gran sabiduría de William Penn a su esposa y su familia, escrita cuando él estaba yéndose por primera vez a Pensilvania.

Carta de Jorge Fox a todas las reuniones de cuáqueros del mundo:

Estimados y queridos Amigos,

Mi amor es para ustedes en la verdad de Dios;
y mis oraciones y el deseo de mi alma son para Dios,
para que ustedes sean guardados en la simplicidad de la verdad de Cristo Jesús,
creciendo en el poder de su resurrección,
y sean conformables a su muerte,
y tengan comunión con él en sus sufrimientos;

y que todos sus corazones puedan ser entretejidos en amor,
y en un espíritu único hacia Dios,
y puedan ser dejados fuera de todas las costumbres malignas del mundo, las modas,
palabras, obras, modales, ordenanzas, y mandamientos,
todos los cuales perecerán, los cuales el mundo sostiene en la mente carnal,
y la mente carnal sí las hace.
Porque lo que es visto con el ojo carnal, es carnal.
Vean si encuentran algo en sus entendimientos que sea hechos manifiestos,
lo cual es eterno, para guiar sus mentes fuera de todas las cosas externas,
que se marchitan y se desvanecen.
Porque la cruz es para la mente carnal;
sus mentes carnales se van hacia las cosas carnales y terrenales,
o sus ojos y deseos hacia la tierra,
donde está la ligereza, la precipitación, el disgusto, y la presunción,
entonces la lengua correrá al azar, y estará en libertad;
y el que no tiene poder sobre su lengua, su religión es vana,
y es gobernado por la mente ligera.
Pero la luz interior, que sí los convence,
les mostrará, cuando la mente se manifiesta;
y les muestra la cruz diaria, la cual es para crucificar la mente carnal;
porque la mente carnal obedece las cosas carnales;
y la cruz es para la voluntad del hombre,
porque nunca entrará.

Por lo tanto no le den lugar a su voluntad,
no se ocupen a sí mismos ni sus mentes
con palabras descuidadas e innecesarias, ni cosas por el estilo,
porque ellas los velarán, y alejarán sus mentes de Dios.
Pero manténganse en el interior.
Y cuando ellos digan, 'helo aquí,' o 'helo allá está Cristo,'
no vayan; porque Cristo está dentro de ustedes.

Y ellos son seductores y anticristos,
que alejan sus mentes de las enseñanzas que están dentro de ustedes.

Porque la medida está adentro,
y la luz de Dios está adentro,
y la perla está dentro de ustedes, la cual está escondida;
y la palabra de Dios está dentro de ustedes,
y ustedes son el templo de Dios;
y Dios ha dicho que él morará en ustedes, y caminará en ustedes.
Y entonces, ¿qué necesidad tienen ustedes de ir a los templos de los ídolos que están afuera de ustedes?
La verdadera iglesia (los santos) está en Dios;
pero la iglesia que es una imitación está en el mundo, fuera de Dios.
Los seductores están en el mundo;
los anticristos y engañadores están en el mundo,
y los falsos profetas están en el mundo;
y la codicia está en el mundo;
y toda la hipocresía, y toda la herejía,
y el disimulo, y todo el orgullo,
y la búsqueda del honor está en el mundo;
y el que busca estas cosas, es del diablo.
Y todas las bromas ociosas y necias, y todas las palabras ligeras y vanas,
que no son adecuadas ni convenientes, están en el mundo.

Por lo tanto desechen toda la inmundicia
y la abundancia de malicia,

y teman a Dios, y denle gloria a él,
y no adoren a la bestia;
porque la bestia y el falso profeta deben ser echados en el lago de fuego.
Las figuras y los tipos estaban afuera,
y son visibles para el ojo y la mente exterior;
pero la mente carnal debe ser quitada y destruida.
Porque las figuras sí tipificaron la sustancia;
cuando la sustancia había venido,
las figuras fueron quitadas, y los tipos fueron terminados.
Y las imitaciones (falsas) de Cristo y de Dios estaban en el mundo;
y las adoraciones vanas del mundo son las adoraciones de la bestia,
y no son de Dios.
Porque 'Dios es un espíritu; y aquel que lo adora,
debe adorarlo en espíritu y en verdad.'

La naturaleza en el hombre y la mujer sostiene a la bestia,
y sus costumbres y adoraciones;
y las plagas de Dios deben ser derramadas sobre la bestia,
y todos los que adoran a la bestia y el falso profeta.
Y aquellos que habitan en la verdad,
no adoran a la bestia internamente, ni externamente,
sino que niegan la adoración de la bestia y del falso profeta,
y adoran a Dios en espíritu y en verdad.
Y aquello que no habitan en la verdad,
sostiene la adoración de la bestia, y el falso profeta;
y aquellos que lo hacen, tendrán su porción juntos.
Las plagas serán derramadas sobre los tales.
Y ustedes que conocen a Dios,
moren en la verdad, y pisoteen el engaño;
porque sólo Dios será glorificado.
¡A quien sea la gloria y el honor para siempre!
Amén.

Jorge Fox

Carta de Enrique Fell (no está relacionado con) a Margarita Fox

Estimada Margarita Fox

Mi muy estimada y bien amada amiga en el Señor, a quien yo amo y honro. Su carta del primer mes, el octavo día, 1672, que recibí de Swarthmore, la cual fue muy grata para mí, y cuyo consejo para mí por dentro fue muy conveniente como el consejo de una madre amante para su hijo. No puede hacer nada más que recibir y alabar este consejo como proveniente de una fuente de amor, la cual el Señor ha abierto en su corazón. Yo siento su tierno cariño, el cual yo sé que ha sido dirigido hacia mí para mi bienestar y preservación, desde que me convencí primero de la bendita verdad del Señor. Si yo hubiera continuado y me hubiera mantenido fiel en la verdad, yo podría de alguna medida haberle regresado el amor y cariño que usted tenía por mí, lo cual hubiera sido un regocijo y un consuelo para ambos, y no el dolor y pena que ha sido. Sin embargo, su recompensa está en el Señor, quien recompensa y recompensará (yo creo) su trabajo y amor en su propio pecho.

Estimada amiga, mi muy estimado amor en estos momentos es para usted, en mi medida de la verdad y la Luz eterna de Cristo Jesús, la cual es el pacto bendito que el Señor ha hecho con todo el pueblo, ya sean judíos o gentiles, siervos o libres. Todos deben ir hacia la Luz, en la cual todos deben caminar, de otra manera no pueden conocer al Señor o tener comunión con Él, o comunión con sus santos [en el espíritu]. Ni tampoco puede la sangre de su eterno pacto ser conocida o testificada, la cual nos lava y nos limpia de todo pecado e injusticia. Pero a medida que nos sometemos a esta luz, y la obedecemos y caminamos en ella, así como testificaron los profetas de antaño, diciendo: todas las naciones de aquellos que son salvos deben caminar en su luz. Y es sembrada para que los justos caminen en ella, y es el camino del hombre justo, donde el impío y el injusto, y el maligno no pueden caminar ni nunca caminaron; y están tan alejados de Dios, en quien no mora ninguna injusticia, y de quien un obrero de injusticia es alejado para siempre.

Bendito sea el nombre del Señor, quien nuevamente ha abierto los ojos en mí. Con su infinita misericordia y bondad, él me ha hecho ver mi caída y pérdida en una gran medida; y no sólo mi caída, sino también el camino para salir y regresar a él. Él me ha llevado a ese camino en medida, y hacia la guerra espiritual en contra de lo que me separó de Dios. Él me ha llevado a esperarlo a él, en el camino de sus juicios. Mi esperanza es que él sea llevado hacia la victoria; y la cautividad sea revocada; lo que me llevó a la cautividad para siempre sea llevada cautiva, por el poder de la bendita semilla (la cual era la promesa antigua de herir la cabeza de la serpiente), por Cristo Jesús, cuyo derecho es reinar sobre todo para siempre.

Oh, no puedo hacer más que recordar el grande y maravilloso amor de Dios para mí y muchas pobres almas aquí en esta isla, al enviar a sus apóstoles y siervos a visitarnos aquí, a saber, Jorge Fox y el resto de los que están con él. Oh, fue una bendita visitación de amor para nosotros, aún para que mi alma sea levantada de la muerte, la cual estaba muerta en pecados y transgresiones; pero ahora ha sido despertada por el poder del evangelio eterno, por el cual los ciegos llegan a ver, los sordos a oír, y los muertos a ser levantados - así como Lázaro fue levantado de la tumba. De modo que mi alma tiene una gran causa para adorar y magnificar el nombre del Señor por causa de ellos [Fox y sus asociados], cuya labor de amor el Señor tiene y recompensará para siempre.....

Por lo tanto, estimada Amiga, yo deseo oír a menudo acerca de usted si tiene la libertad y la oportunidad. Porque estoy contento de oír acera de usted en cualquier momento. De modo que en mi medida de la bendita verdad, mi amor la saluda y le dice adiós mientras yo permanezco

Su amigo a medida que soy guardado en aquello
que es un Amigo para mi alma
Hen. Fell.

Escrita en 1654 desde Barbados durante la conclusión de la visita de Jorge Fox a la isla.

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio