La Cruz Perdida de la Pureza



 

 

 

CRISTO exaltado en su T R O N O y las E S C R I T U R A S Poseídas en su Lugar

UN MENSAJE DE UN JOVEN DE 18 AÑOS,
CONVERTIDO EN MINISTRO POR CRISTO A LOS 16 AÑOS

por Jaime Parnell, 1654

Todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución. 2 Tim 3:12
Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Mat 5:10

Perseguido, él murió en la cárcel, poco después de escribir este y varios otros tratados.
Al final de este documento se encuentra un breve resumen de su vida.
Una biografía completa de su corta vida, con varias cartas maravillosas también se encuentra en este sitio.

La mayoría de la gente diría, si se le preguntara, que Cristo reina, no las escrituras. 
Sin embargo, para que Cristo reine en usted, usted debe ir a Él
al sentarse paciente y persistentemente en humilde silencio a esperarlo a Él
a medida que usted oye esperando sus palabras habladas dirigidas a usted y vela esperando sus revelaciones
entonces usted debe obedecer lo que sea que él le ordene. 
Sólo entonces usted está siguiendo a Jesús, y sólo entonces él lo gobierna

El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente.
Cuando usted haya entrado en el sitio de la Biblia en línea,
usted puede cambiar y actualizar el pasaje para ver cualquier versión de la Biblia que usted prefiera.

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:5-7

Y este es el Verbo que existía en el principio, por medio del cual todas las cosas fueron hechas; y en él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:1-4. Por esta Luz fueron inspirados todos los hombres santos de Dios en los días antiguos. Por esta Luz Moisés vio las cosas que fueron hechas al principio, y las escribió. Y esta Palabra era una lámpara a los pies de David, y una lumbrera a su camino. Sal 119:105. Esta Luz moró en los profetas y los hombres santos, por la cual ellos vieron el día de Cristo, y escribieron acerca de él, (Isa 49:6 y 60:19), y hablaron como inspirados por ella; y por ella vieron el engaño, las iniquidades y la transgresión de Israel; y declararon en contra de ella, tanto en los sacerdotes, como en la gente, y en los gobernantes; predicando la Palabra del Señor fielmente, ya fuera que ellos la oyeran o no. Eze 2, Miq 3, Isa 56

Y esta Palabra vino a los profetas, la cual fue como un fuego y como un martillo en sus huesos, ( Jer 20:9 y 23:29), y esta palabra, en el momento indicado, se hizo carne, y habitó entre los apóstoles, y ellos vieron su gloria como la gloria del Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y verdad, (Juan 1:14), de quien Juan da testimonio, que es la Luz del mundo, que ilumina a todos los que vienen al mundo. Juan 1. Y Pablo fue enviado a esta Luz para convertir las mentes de los paganos. Hechos 26:17-18. Esta Luz es la condenación del mundo, de aquellos que aman la oscuridad más que la Luz, porque sus acciones son malas; y aquel que la odia, la tiene, aunque no lleva sus obras a ella, para que por ella sean probadas; por lo tanto ésta es su condenación. Juan 3:19-21

Y hay un tiempo en el cual la luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella, y esta es la causa por la cual muchos tropiezan con ella, y se ofenden con ella. Juan 1:5

Y hay un tiempo en el cual la Luz brilla de la oscuridad, y la oscuridad huye, y entonces se ve el día perfecto, donde caminan los hijos del día. Isa 42:16, Mat 4:16, Efe 5:8. Y esta Luz es la que prueba verdaderamente a los espíritus, y les da discernimiento a los espíritus, y descubre las obras de la oscuridad, y pone de manifiesto las obras de la oscuridad; y por medio de ella se ven los secretos del corazón, y se buscan las cosas escondidas; por medio de ella son manifestadas todas las cosas; y aquello que pone de manifiesto es la Luz, (Heb 4:12, Efe 5:13), todo lo cual es desconocido para el hombre natural, y por lo tanto no puede recibir las cosas de Dios, pero por esta Luz son vistas y juzgadas; porque por esta Luz el hombre espiritual puede discernir y juzgar al hombre natural, pero él mismo no es juzgado por nadie. 1 Cor 2:14-15. Porque ella es juez del mundo, y por ella es juzgado el príncipe del aire, donde sea que gobierne, (Juan 16:11), y por lo tanto se enfurece, y provoca a sus siervos para que la persigan, donde es manifestada; y así es una piedra de tropiezo y una roca de caída para los hijos del mundo, en quienes el príncipe de este mundo se aloja. Rom 9:33

Y el apóstol Pablo da testimonio de que esta Palabra es viva y activa, más aguda que una espada de doble filo, que penetra hasta dividir el alma y el espíritu, la coyunturas y la médula de los huesos; ésta juzga los pensamientos y las actitudes del corazón, (Heb 4:12), y el apóstol Pablo dirigió las mentes de la gente a esta palabra, de estar buscando externamente a encontrarla externamente. Rom 10:8. Y por esta misma Palabra los apóstoles pronunciaron las escrituras; y esta Palabra es su guía, y regla, y Maestro todo este tiempo desde el comienzo; por la cual tanto los apóstoles, como los profetas, y los hombres santos actuaron, se movieron, y fueron llevados en el poder de ella, a declarar que por ella fueron enseñados. 1 Juan 1:2, 2 Ped 1:21. Y esta es la gracia gratuita de Dios, que trae salvación, y que ha aparecido a todos los hombres, (Tit 2:11-12), la cual es la condenación de aquellos que caminan despreciativamente en su contra, (Heb 10:29), pero ella fue la guía de los santos, por la cual ellos fueron enseñados a negar toda impiedad y deseos mundanos, y para vivir piadosa, justa y sobriamente en este siglo. Tito 2:11-14

Y este es el ungimiento, que enseña todas las cosas libremente, que es la Verdad, y no miente, y lleva hacia toda la Verdad; y aquel que conoce esto, no necesita que ningún hombre le enseñe; sino que ha llegado hasta el final de las enseñanzas de los hombres, 1 Juan 2:27, hacia el cual ha venido el Profeta, y por eso clamó: "vengan libremente, compren vino y leche sin dinero o precio. ¿Por qué gastan el dinero en lo que no es pan, y su trabajo en lo que no sacia?" Isa 55:1-3. Y de esto habló el apóstol libremente, sin codiciar plata ni oro; sino así como ellos habían recibido libremente, dieron libremente. Hechos 20:33. Y aquel que habla de esto, habla gratuitamente, y su ministerio lleva hacia el fin de las enseñanzas; y que aquí calle toda carne delante de Jehová. Zac 2:13

Y que todos los asalariados, y pastores codiciosos, cierren sus bocas, quien claman "paz, paz" a aquellos alimentan sus bocas, pero si no lo hacen, ellos incluso preparan guerra en contra de ellos, y los tales que el profeta vio en la Luz, y por ella testificó en contra de ellos. Mic 3:5. Y las escrituras dan testimonios de todo esto, lo cual fue dicho por la Luz; pero las escrituras no son la Luz, ni la Palabra, ni la Vida, ni el juez, ni el gobierno, ni la guía, ni la que prueba los espíritus; porque todo eso pertenece a Cristo, que discierne los pensamientos y las intenciones del corazón, (Heb 4:12), quien es la Luz, (Juan 8:12), quien es el Verbo, (Juan 1:14), quien es la Vida, (Juan 14:6), quien culpó a los fariseos por pensar que en las escrituras podían encontrar la vida eterna, pero no que querían ir a él para que puedan tener Vida, (Juan 5:39-40), quien es el ungimiento, quien es guía y Maestro, y el gobierno, (1 Juan 2:27), quien cuando nos vamos hacia la derecha o la izquierda, clama: "Este es el camino, caminen por él." Isa 30:21. Del cual las escrituras son una declaración verdadera de la palabra hablada por este Verbo de Verdad, y todos tienen una medida de esta Luz, que para ellos es el don gratuito de Dios para provecho, y esta Luz en a consciencia reprende por el pecado y la iniquidad, y pone de manifiesto el engaño del corazón, y contiene a la criatura cuando jura, o miente, o hace algo malo, diciéndole que no debe hacer cosa tal; y llama hacia el arrepentimiento y la corrección de la vida, y lleva hacia lo mismo que se tiene y se sigue; y todos los que la reciben, les da potestad de llegar a ser hijos de Dios. Juan 8:12 y Juan 1:12, Rom 2:4

Pero aquel que practica el mal odia la Luz, y no llevará sus obras hacia ella, para que sean probadas, y para él ésta es condenación; pero aquel que ama la Luz lleva sus obras hacia la Luz, para ver si fueron hechas por medio de Dios. Juan 3:20-21. Pero ustedes, personas y maestros del mundo, son ignorantes de esta Luz, y así están adorando las escrituras externamente, con sus mentes oscuras en ese lugar, con los fariseos ciegos, buscando la Vida donde no puede ser hallada; pero no quieren ir a Cristo, que es la Luz, para que puedan tener vida; sino que lo quieren sacar de su trono, y exaltar las escrituras por encima de él, llamándolas juez, y la Luz y la Palabra, y la regla, y la guía, y así con sus mentes oscuras ustedes quieren quitarle la autoridad a Cristo y dársela a la letra muerta, la cual no es más que una declaración de estas cosas. Y así sus líderes los hacen errar, (Isa 3:12), para sus propios fines, y hacen un ídolo de las escrituras, para obtener dinero, al añadir sus propios significados, interpretaciones, y construcciones sobre ellos, los cuales son todos los conceptos e imaginaciones de sus propios corazones, por lo cual los guían a ustedes en ceguera, siempre aprendiendo, y nunca pudiendo llegar al conocimiento de la Verdad en sus corazones; pero están buscando externamente, adorando externamente en la letra, actuando e imitando a la Vida fuera de la Luz, (2 Tim 3:6,7), y así en la oscuridad, haciendo sus propias obras, (Isa 1:2), las cuales no son pedidas de sus manos, pero son para condenación por la Luz. Y así en vano, (Juan 4:22), ustedes están adorando a Dios, a quien no conocen, clamando sus ordenanzas, y clamando sus mandamientos, y clamando las escrituras, exaltándolas en lugar de Cristo, y así llegando cerca de él con sus labios, y sus corazones están lejos de él, (Mat 15:9), viviendo todavía en la naturaleza corrupta y pecadora, ignorantes de la gracia gratuita de Dios, que debería llevarlos al arrepentimiento y a corregir sus vidas. Efe 2:5-8

Y debido a que nosotros testificamos de este misterio, que ha estado oculto desde las edades y generaciones pasadas, ahora manifestada en nosotros, que es Cristo en el interior, la esperanza de gloria, (Col 1:26-27), quien es la Luz del mundo, que ilumina a cada uno que viene al mundo, quien es el verdadero Pastor, (Juan 10), y el Maestro verdadero, que ya no es más relegado a una esquina, (Isa 30:20, I Juan 2:27), quien es el ungimiento, que enseña todas las cosas, y es el fin de las enseñanzas de los hombres. Por lo tanto, ustedes ministros de la letra, que hacen un comercio y ganancia de la letra, al idolatrarla, y establecerla en la habitación de Cristo, al tomar la autoridad de Cristo, y aplicarla a la letra, para que sus mentes, que son enseñadas por ellas, puedan ser llevadas hacia afuera aún más, para verla, e idolatrarla, esperando vida y salvación por ella, y ninguna esperanza sin ella, para que ellos ya no puedan hacer mercancía de ustedes, y todavía sostener su comercio, y obtienen ganancia de él, ahora ven que esta nuestra doctrina de Cristo está en todos, y que sin él no podemos hacer nada, (Juan 15:5), pero que por él podemos hacer todas las cosas sin la ayuda de las escrituras, o nada más que esté en el exterior, (Fil 4:13), y que no hay otro nombre bajo el cielo por el cual podamos ser salvos, sino que él puede salvar perpetuamente a los que se acercan a Dios por él, (Heb 7:25), y que él es la Palabra y las escrituras no lo son; y que él es la Luz, y las escrituras no lo son; y que él es la regla y guía, y Maestro, y Juez, y las escrituras no lo son; sino que son una declaración de que él lo es. Y que las escrituras todo el tiempo testifican con nuestra doctrina que son una con ella, y que la de ellos es otra doctrina, que las escrituras no mantienen, sino que están en contra de ella, y solo es traída por causa del dinero para satisfacer sus propios fines carnales, para que ellos puedan gobernar por medio de sus medios, como los profetas falsos hicieron antes de ellos. Jer 5:30-31

Y esta Luz durante todo el tiempo los pone de manifiesto en todos sus colores y falsas cubiertas de modo que ellos no pueden ocultar que son engañadores, y también ellos saben esto, que si todos llegan a conocer y a encontrar un Maestro en su interior, que les enseñe la voluntad de Dios, y les permita obedecerla, de modo que ellos no necesiten que ningún hombre les enseñe; entonces de verdad ellos ya no gastarán su dinero en cosas que no son pan, ni su trabajo en aquello que no aprovecha, y ya no serán más presa para ellos. De modo que no solo su oficio, y comercio, e ídolos les fallarán; sino también sus grandes ganancias y riquezas les serán quitadas, y todo su honra, y fama y dignidad llegarán a ser como nada. Por lo tanto ellos en su acalorada furia, y ferocidad, y enemistad de sus espíritus, se oponen a esta Luz, donde quiera que aparezca; y persiguen a los que publican esta doctrina, recriminándolos como engañadores, y seductores y portadores de luces falsas, y como aquellos que niegan las escrituras, y que le quieren robar su autoridad, y se la dan a una Luz que está dentro de ellos (la cual los sacerdotes llaman luz natural) e insuficiente para llevarlos a la salvación sin la ayuda de las escrituras, u otra ayuda externa; y así quisieran establecer las escrituras por encima de la Luz de Cristo; diciendo entre ellos: si dejamos ir la autoridad de las escrituras, entonces todo se acabó; (es decir) quiten nuestros ídolos, quiten nuestro mantenimiento, y entonces nuestro ministerio se va abajo.

De modo que aquí está en fundamento claro en el cual ellos permanecen, y esta es la causa por la cual ellos le llaman a las escrituras su fundamento; y así toda esta autoridad, que ellos ponen sobre las escrituras, ellos le quitan a Cristo, quien es el único fundamento de los fieles, de quien las escrituras son una declaración; y así nosotros las tenemos por medio de lo mismo que la entregó, que la abre y la revela a nosotros, y les muestra que están fuera de la Vida de ella, y así por esta Vida son juzgados y condenados, como fue probado anteriormente. Y aunque ellos le llaman la Palabra, sin embargo de la misma manera testifica en contra de ellos, y testifica que Cristo es la Palabra antes que las escrituras fueran escritas. Juan 1 Y aunque ellos le llamen a las escrituras Luz, sin embargo ésta testifica en contra de ellos, y testifica que Cristo es la Luz antes que las escrituras fueran escritas, y que tiene poder para salvar a todos los que vienen a Dios por medio de él; y aquellos que suben por otro Camino, esos son ladrones y salteadores. Juan 10:1

Y por lo tanto no es una Luz natural insuficiente, como aquellos que no lo conocen reportan de él, y por lo tanto se muestran a sí mismos tan ignorantes como los fariseos, quienes sólo pensaron que él era el hijo de José, sin embargo se maravillaban con su poder, y las obras que fueron hechas por él; como éstos ahora se maravillan de la prosperidad de este ministerio de la Luz, y de ver cómo prevalece sobre los corazones de la gente, de modo que ellos no saben qué pensar de esto; ellos no pueden encontrarse con ella, pero ven que golpea tanto a su Diana, y está de tal manera sobre su fundamento, de modo que hace que su edificio se tambalee, por lo tanto los gobernantes, sacerdotes y fariseos se aconsejan unos a otros, diciéndose los unos a los otros: si dejamos a esta gente, todos los hombres los seguirán, y ellos acarrearán a naciones completas; por lo tanto ellos toman el mismo camino, igual que los profetas antiguos, uniéndose con los poderes terrenales para hacer guerra en contra del Cordero, persiguiendo, poniendo en el cepo, azotando, encarcelando y tratando vergonzosamente a sus mensajeros, a quien el Cordero envió para dar testimonio de su Luz en la conciencia de la gente (donde tenemos un testimonio tanto en aquellos que creen, y aquellos que perecen) y también, esforzándose de todas las formas que ellos pueden, por su indignación maligna, mentiras, recriminación, y acusaciones y reportes falsos para difamar esta Luz, y leudar sus mentes en contra de ella (si esto fuera posible) para quitarla, que ellos todavía puedan sostener el reino de su Padre en oscuridad, y gobernar por sus medios sobre los ciegos, llevando cautivas las mentes de la gente.

Pero ¿quién puede hacer guerra contra el Cordero, o quién podrá soportar el día de su venida? Saulo, Saulo, dura cosa te es dar coces contra el aguijón. Y aunque ellos le llaman a las escrituras su regla y guía, sin embargo en esto ella testifica en contra de ellos, que están en el camino de Caín, y el camino de Balaam, y en la contradicción de Coré, y por lo tanto no tienen Dios, (Judas 1:11, 2 Juan 1:9), y son hallados como la generación que ha nacido según la carne, persiguiendo a aquellos que han nacido según el Espíritu. Gal 4:29

Y aunque ellos le llaman a las escrituras su regla y guía, no reciben poder de ella que les permita caminar de acuerdo a ellas; sino que han errado completamente de ellas, en cualquier cosa que se cruce con el yo; mas todos los que reciben la Luz, reciben el poder para seguirla, y salen de la naturaleza pecaminosa, en la cual viven aquellos que no conocen la Luz, (Juan 1:12), y así la Luz está por encima de las escrituras.

Y aunque ellos dicen que las escrituras son su juez y la que prueba los espíritus, sin embargo las mismas testifican en contra de ellos, que son mentirosos, y dan testimonio de que Cristo es juez, y es el que prueba, y escudriña los corazones, y discierne los pensamientos, (Heb 4:12, Rom 1:16, 1 Ped 4:5), y que aquello que pone de manifiesto es la Luz, (Efe 5:13), por lo tanto aquello que manifiesta los espíritus falsos es la Luz, y no es la letra, y esta Luz manifestó y descubrió los espíritus falsos antes de que se escribieran las escrituras. Y también, aunque ellos dicen: las escrituras son juez y prueban los espíritus, sin embargo ellos no pueden discernir ni juzgar los espíritus por las escrituras; de otra manera, ¿qué es lo que hace toda esta diferencia en juicio entre aquellos que profesan probar los espíritus por las escrituras, y profesan que es su regla, y fundan sus juicios sobre ellas, sin embargo están tan confundidos en las mismas, y nunca alguien sabe cuál es la Verdad, cuando el camino es sólo uno?

Así que se entiende que ellos no tienen nada más que las escrituras en el exterior, y todavía están en el exterior, en la oscuridad y la confusión, como todos aquellos que parecen ser aquellos que llaman a las escrituras su regla, y guía, y juez, y las que prueban los espíritus, y sin embargo no conocen la Verdad; sino que están riñendo, y discutiendo, y argumentando, y disputando, y contendiendo acerca de las escrituras, todos con un juicio severo sobre él. Seguramente esta distracción no está en las escrituras; porque fue hablado de uno, y en todo está de acuerdo en uno.

Por lo tanto ustedes que así profesan las escrituras, vean si ustedes pueden encontrar por las escrituras, y ver dónde están ustedes; pero aquellos que están en la Luz tienen comunión los unos con los otros, (1 Juan 1:7), y son uno de corazón, y uno de alma, (Hechos 4:32), y todos están de acuerdo en uno, y son epístolas escritas en el corazón los unos de los otros, (2 Cor 3:2), y por la Luz ellos prueban y disciernen los espíritus falsos, y en ella son capaces de juzgarlos, y abren las escrituras sin reñir, ni añadir o disminuir; y por ella ellos saben que ellos son de Dios, porque se aman los unos a los otros con el mismo amor con el cual Cristo los amó; (1 Juan 4), no es ese amor que está hoy, y que mañana es contrario a la voluntad, y se convierte en ira y enojo; no es ese amor que permanece en la voluntad corrupta, sino que este amor permanece en el vínculo de paz que perdura; y aquí otra vez la luz está por encima de las escrituras; y aunque ellos dicen que la luz debe ser recibida de las escrituras, sin embargo en esto, las escrituras testifican en contra de ellos, y dan testimonio de que Cristo es la luz del Mundo, que ilumina a todos los que vienen al mundo.

Y aquellos que no pueden leer, tienen esta luz, lo cual es suficiente para enseñarles y llevarlos hacia la verdad, después de que ellos llegan a tener conocimiento de ella; y de esta luz fueron habladas las escrituras, (2 Ped 1:21), y sin esta luz nadie puede leer las escrituras sin entendimiento; y así la luz está antes de las escrituras, y fuera de ella todos los hijos de la oscuridad son dejados fuera, con sus mentes ocupadas y espíritus contenciosos y vanidosos; y aunque ellos digan que deben recibir la vida y la salvación de las escrituras, en esto las escrituras testifican en contra de ellos y testifican de que solamente Cristo es la Fuente de Vida y Salvación, y que no hay ningún otro nombre bajo el cielo en el cual podemos ser salvos. Sal 30:9 y Sal 144:10

Y que los fariseos tenían las escrituras, sin embargo no tenían la Luz, ni tampoco podían ver que él era el Cristo, aunque las escrituras dieron testimonio de él; ni tampoco quisieron ir a él para tener Vida y salvación, sino que confiaron en las escrituras, pensando que allí encontrarían Vida eterna, y no la encontraron allí. Juan 5:39-40

Como están todos ustedes ahora, que están buscando al que está vivo entre los muertos, y así otra vez la luz está por encima de las escrituras, y esta Luz que está dentro de nosotros es la esperanza de gloria, (Col 1:26-27), y aquellos que no pueden testificar esto son reprobados, aunque tienen las escrituras en el exterior; (1 Cor 13:5), y de la Luz recibimos vida y salvación, y de nadie más, y sólo ella es nuestra guía, Maestro, Juez, y dador de la ley, si nunca vemos la letra; (Lucas 1:79, Juan 6:45, Isa 33), y sólo ésta es terreno y fundamento de nuestra fe y esperanza, por la cual podemos clamar Abba Padre. 1 Cor 3:11, Rom 8:15. Y aquí no es el yo el que juzga o condena, sino Cristo que vive en nosotros, Gal 2:20, y no es el yo que nos justifica, sino Cristo que vive en nosotros; y así Cristo es exaltado en su trono, y la escritura es tenida en su lugar, sin despreciar ni subestimar

Y ellos son hallados como ministros del anticristo, que quieren quitar a Cristo de su trono, y tomar las escrituras fuera de su lugar para exaltarlas por encima de él, aplicándoles esa autoridad que sólo le pertenece a él, para sus propios fines secretos; de modo que en eso, ellos le aplican esta autoridad a las escrituras, y al hacer esto le roban a Cristo su autoridad, lo subestimaron, como lo hicieron los fariseos, quienes pensaron que en las escrituras podían encontrar vida eterna, pero no querían ir a Cristo para poder tener vida; en cuyos pasos ustedes y sus maestros son hallados ahora, profesando a Cristo en palabras, pero en la vida lo niegan, y por lo tanto deben ser juzgados y condenados por él, como ellos lo fueron.

Y sus sacerdotes alegan, hay una luz falsa, como también una Luz verdadera; yo respondo a eso, está en ustedes, la cual ciega sus mentes, de modo que ustedes no pueden recibir el evangelio, sino que está escondido de ustedes. (2 Cor 4:3-4). Y por lo tanto ustedes traen otro evangelio, llamando a los cuatro libros, Mateo, Marcos, Lucas y Juan, el evangelio; en lo cual, estos cuatro libros testificarán en contra de ustedes, y darán testimonio de que Cristo es el evangelio, el cual es el poder de Dios para salvación; quien es el Cordero de Dios, inmolado desde la fundación del mundo, quien vino a quitar los pecados del mundo; y benditos son aquellos que no lo ofenden. Juan 1:26, Juan 1:13, Lucas 7:23

Y también, esa es una Luz falsa en ustedes, que los lleva hacia la forma o semejanza, o muestra externa de santidad, pero que niega la Vida y el poder, (2 Tim 3:5), y hacia profesar que las escrituras son su regla, pero en la vida y práctica la niegan; y para ser breve, los lleva hacia una profesión sin posesión; pero aquello que los lleva hacia la Vida y el poder no es la Luz falsa; porque ésta lleva hacia la posesión, antes que a la profesión, y así es la profesión de la posesión; pero su profesión está en la posesión de otro, y así se vanaglorian en la línea de otros, por la cual ustedes se burlan tanto de ustedes mismos, y de otros; y por lo tanto en eso ustedes se ocupan y se arman a sí mismos con las escrituras, para oponerse a la Luz, exaltándola por encima de la Luz, pensando así rebajar la Luz, y así mantener las mentes de la gente alejadas de la Luz, para que ellos puedan todavía permanecer en oscuridad y ceguera, por debajo ustedes.

De la misma manera ustedes traen un arma para cortar sus cabezas, y armar una guerra para destruirse a sí mismos, y dar más luz a la gente, y manifestarse a sí mismos como odiosos, y para ser guías ciegos de la nación; que deben ser negados, (2 Juan 2:9-10), y debemos alejarnos de ellos, porque son engañadores, y deben ser considerados como malditos, quienes traen otra doctrina en oposición a la doctrina verdadera que es sostenida en las escrituras; porque las escrituras y la Luz están de acuerdo como una cosa, y ustedes son dejados fuera de ambas, por sus espíritus que están en la contienda y la disputa, con lo cual ustedes pueden arrancar las escrituras de su lugar, para chocar en contra de su Original, y así sostener el reino de su padre el anticristo, y en eso ustedes manifiestan aún más de que son ministros del anticristo, quienes, bajo profesión del Cristo verdadero, se oponen a él y hacen guerra en contra de él, (2 Cor 11:13-15), pero sus armas son débiles, y esto se manifiesta diariamente.

Jaime Parnell

La biografía de Jaime Parnell

Jaime Parnell nació el año 1636 en Retford, Nottinghamshire, en Inglaterra. Parnell relata que a la edad de 14 años, él era “tan perfecto en pecado” como cualquier otro en el pueblo donde vivía, y que él excedía a muchos en la impiedad de su vida. A pesar de ser un obrador principal de maldad en su comunidad, cuando él era reprobado por una luz; y esta luz lo llevó más y más lejos del pecado y del mundo, hasta que finalmente su corazón estaba tan cargado que fue rechazado por su familia y su comunidad. Los sacerdotes lo odiaban, porque sus frutos exponían su falta de los mismos. Y sus antiguos amigos y asociados estaban tan enojados con su buen comportamiento que ellos amenazaron con matarlo. Cuando Jaime Parnell supo que los sacerdotes eran carnales, y que, con la gente que los seguía, sólo tenían una apariencia, mientras que negaban la vida y el poder de la religión verdadera, él se separó de ellos, y buscó a gente con la cual pudiera tener unidad.

Parece probable que fue en el año 1651, cuando él tenía alrededor de catorce años de edad, que él se separó de los profesantes carnales, y buscó a la gente con la cal pudiera unirse en comunión religiosa; y él dijo: “había gente con la cual yo fui hallado en unión, que estaban unas miles de millas del pueblo donde yo vivía; a quienes el Señor estaba reuniendo, sacándolos del mundo oscuro, para sentarse juntos y esperar su nombre." Con esto él llevó "el vituperio de Cristo," y estaba dispuesto, por causa de él, a ser contado entre aquellos que eran considerados como la escoria de la tierra; pero en sus aflicciones y persecuciones por causa del Salvador, ellos se regocijaron en recordar que fue escrito que aquellos que viven piadosamente en Él, sufrirán persecución; y consideraban como una gran riqueza ser de su pueblo, y sufrir el odio y el desprecio de todos, en vez de disfrutar de "los placeres del pecado por un tiempo;" y sabiendo que ellos estaban sufriendo por su causa, sintieron que su confianza estaba fija sólo en Él, y en su fortaleza fueron elevados por encima de sus pruebas. "Alrededor de este tiempo," dice Jaime Parnell, "yo tenía alrededor de quince años de edad; y después fui llamado a visitar algunos Amigos en la parte norte de Inglaterra, con quienes tenía unión en espíritu antes de que yo viera sus rostros." [Parnell ya estaba teniendo comunión en el Espíritu con otros que también estaban en el Espíritu, aunque estaban separados por una gran distancia.

Parnell escuchó acerca de Jorge Fox, el fundador de los Hijos de la Luz, (que después fueron llamados burlescamente "cuáqueros"). Fox estaba encarcelado en Carlisle. De modo que Jaime caminó 150 millas a visitar a Fox en su celda. Aunque Parnell había sido elevado por Dios a un estado convertido de corazón y mente, cuando Parnell se encontró con Fox, fue beneficiado por el piadoso Fox, que era mayor y había estado predicando por siete años. El Señor pronto convirtió a Parnell también en ministro de Verdad, la Palabra de Vida, y él comenzó a viajar alrededor del área donde estaba su hogar, en el servicio del Señor. Él tuvo mucho éxito, convirtiendo a cientos, sino miles, hacia Cristo en el interior.

Viajando hacia el sur, él desafió a las sectas establecidas en sus reuniones, y esto resultó en problemas con las autoridades. En el verano de 1655 visitó cientos de pueblos en Essex, en uno de los cuales él estuvo encarcelado por disturbios en contra de la paz entre otros cargos. Fue encarcelado en Colchester. 

Aunque fue exonerado de los cargos en un juicio por jurado, se negó a pagar la multa de 40 libras por desacato al tribunal y por desacato al "ministerio" impuesta por el juez que estaba furioso por el veredicto de no culpable entregado por el jurado. Bajo el principio de que él no había hecho nada malo, y que sería una mancha para la verdad pagar la multa, él fue encarcelado.

Aquí está el relato de Jorge Fox acerca de la muerte de Jaime Parnell, sacado de su Diario:

Mientras yo estaba en Carlisle, en el calabozo, vino a verme un joven de unos dieciséis años, llamado Jaime Parnell; se convenció, y el Señor enseguida hizo de él un gran ministro de la Palabra, siendo muchos los que por él volvieron a Cristo, a pesar de lo poco que vivió; pues sucedió que viajando por Essex, en la obra de su ministerio, en el año de 1655, lo encerraron en el castillo de Colchester, donde pasó muchas penalidades y sufrimientos. Un carcelero cruel lo metió en un agujero horadado en el muro del castillo, llamado el horno, tan alto desde el suelo que tenía que subir a él por una escalera que, por ser seis pies demasiado corta, estaba después obligado a trepar de la escalera al agujero por una cuerda que estaba atada arriba. Cuando los Amigos querían echarle una cuerda con una cesta atada para que se subiera el alimento, el inhumano carcelero, no lo consentía, obligándolo a que bajara a buscar el cesto y después volviera a subir por la escalera corta y por la cuerda, lo que hizo por mucho tiempo, pues de no ser así hubiera muerto de hambre en su agujero; finalmente, como sus miembros estaban muy entorpecidos de estar siempre echado en aquel sitio, y que a pesar de ello estaba obligado a descender para subir algunos alimentos, aconteció que, subiendo un día por la escalera, con el cesto en una mano, fue con la otra a coger la cuerda, se le escapó y cayó desde muy alto sobre las piedras; y esta caída le causó tan grandes heridas en la cabeza y en los brazos, y todo su cuerpo quedó tan magullado que murió poco después. Cuando él había muerto, los profesantes impíos (creyentes bautistas, anglicanos, calvinistas puritanos [congregacionalistas], y presbiterianos), para cubrir su crueldad, escribieron un libro acerca de él y dijeron que 'él había ayunado hasta la muerte', lo cual era una falsedad abominable, y fue mostrado que era de esta manera por otro libro, escrito en respuesta a aquel llamado 'La defensa del Cordero en contra de las mentiras'.

Él fue enterrado en una tumba sin nombre en los terrenos del castillo de Colchester. Sus maravillosas palabras, con un profundo entendimiento de la Verdad, viven para siempre, y son una inspiración para nosotros hoy en día — una inspiración para tener a Cristo como nuestro maestro, y así como él le enseñó al muchacho de catorce años Jaime Parnell.

La persecución de los primeros cuáqueros

Jaime Parnell fue el primer cuáquero mártir de 350 de los primeros cuáqueros que murieron encarcelados o por ataques durante sus reuniones en los años 1652 al 1692. Los primeros cuáqueros exhibieron los frutos de la iglesia verdadera de Cristo. Como Cristo fue perseguido cuando él estuvo en la tierra, así él también es perseguido donde sea que él se levante en sus seguidores. En el tiempo del rey Carlos II solamente, 13,000 fueron encarcelados y 200 fueron enviados a la esclavitud en otros mares. Bajo todos los reyes, Los sufrimientos de Besse cuenta 869 cuáqueros que murieron en la cárcel; lo cual no incluye a aquellos que murieron después de ser atacados en reuniones por turbas enfurecidas de episcopales, puritanos congregacionalistas, presbiterianos, y bautistas. Además, muchos miles de cuáqueros sufrieron la pérdida de sus bienes que fueron confiscados como botín después de una condena por algún crimen. Ellos fueron arrestados y encarcelados por viajar en domingo, no asistir a los servicios religiosos aprobados por el estado, por no pagar los diezmos a los sacerdotes aprobados por el estado, por no hacer juramentos de lealtad, además de muchos cargos falsificados como blasfemia. A menudo eran arrastrados hacia las cortes por cargos falsos, y debido a que se negaban a quitarse sus sombreros o a jurar, eran automáticamente encarcelados y sus propiedades eran frecuentemente confiscadas. Jorge Fox, el fundador de los cuáqueros, fue arrestado y llevado ante las cortes más de sesenta veces. Él pasó 6 años y medio duramente encarcelado. Pasó un año en la cárcel por no quitarse su sombrero. Margarita Fox, su esposa, pasó diez años en la cárcel por tener reuniones en su casa y por no jurar en sus juicios. La luz de Cristo era muy amenazadora para la secta anglicana, los bautistas, y el presbiterio, así como también la reciente secta revolucionaria puritana congregacionalista de Oliverio Cromwell, la cual comenzó una sangrienta guerra civil, que se tomó el poder y ejecutó al Rey. Los primeros cuáqueros pacientemente sufrieron bajo todos los gobiernos de ese tiempo; bendiciendo, perdonando y orando por sus acusadores y carceleros. Hicieron apelaciones personales y corteses a las autoridades gobernantes, pero nunca una protesta o resistencia organizada. Su paciente sufrimiento eventualmente resultó en que el Parlamento pasó leyes que garantizaban la libertad religiosa, que también fueron incorporadas en la constitución de los Estados Unidos. El Señor usó sus sufrimientos como una prueba para llevar a muchos hombres y mujeres a la perfección y hacia el Reino del Cielo. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

[A la bestia] también se le permitió hacer la guerra a los santos y vencerlos, y se le dio autoridad sobre toda raza, pueblo, lengua y nación. La bestia del libro de Apocalipsis es la bestia de la autoridad religiosa pagana, cuyo poder fue severamente reducido [una herida en la cabeza] por los primeros cristianos, particularmente en toda la región Mediterránea. Pero poco después se levantó una segunda bestia que tenía cuernos como un cordero, pero era una bestia. Noten que esta bestia parece ser cristiana, y bajo la pretensión de la autoridad del cordero, (aunque actuando por medio del poder del dragón, derivado de la primera bestia de la religión pagana) obliga a los hombres a obedecer esas tradiciones, ceremonias, y rituales, (de deberes cristianos), que se parecían a las costumbres paganas, en su adoración idólatra y superstición. La tierra entera se maravilló en pos de la bestia, y todavía lo hace. Por lo tanto, se levantó la iglesia falsa, y nadie pudo espiritualmente comprar ni vender, (como les sucedió a las vírgenes insensatas con el aceite de sus lámparas), a menos que ellos obedecieran a la bestia y recibieran la marca de la iglesia falsa. Cualquiera que negara esta iglesia falsa, o que tratara de comprar o vender, (obras espirituales por medio de la mente o la mano), sin la sanción de la iglesia falsa eran martirizados, como sus predecesores habían hecho anteriormente, bajo el poder pagano, o la primera bestia. Y mientras que esta iglesia falsa a menudo era identificada por los protestantes como la iglesia romana, todos los protestantes son parte de la misma ramera falsa; la salvación basada en decir ciertas palabras, el agua, el pan y el vino — todos rituales supersticiosos — en vez de un cambio completo de corazón — circuncidado para ser parte de un corazón nuevo y una mente nueva.

Y la ramera estaba embriagada con la sangre de los santos — las inquisiciones de la iglesia romana y las matanzas por toda Europa, seguidas por los protestantes de Inglaterra y de Norteamérica quienes mataron a 869 cuáqueros en el siglo diecisiete. Las sectas protestantes que mataban incluían a los episcopales, presbiterianos, calvinistas puritanos, y bautistas. Ella se jacta de que no es una viuda, y que nunca verá llanto. Las sectas deficientes pretenden que Cristo es su esposo; pero estas iglesias falsas son la ramera de Babilonia, quienes ignoran los mandamientos de Cristo a arrepentirse, sus enseñanzas, sus requerimientos, sus advertencias, su necesaria santidad, su evangelio, su Reino, su promesa de libertad del pecado, y su cruz de la negación propia — La Cruz Perdida de la Pureza. Este misterio de iniquidad es permitido por Dios para probar el compromiso que los elegidos tienen con la verdad. (Vea Babilonia y Apostasía para más información).

Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. Por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.

En este sitio hay otros relatos extensos de las persecuciones que los primeros cuáqueros sufrieron, tanto en sus reuniones, como en juicios, y en la cárcel. Tantos de los primeros cuáqueros sufrieron muertes extrañas y tempranas que hubo un libro publicado en ese tiempo que documentaba la venganza de Dios en contra de los que saqueaban a su pueblo. Como está escrito que sucedería con aquellos que hacen daño a la niña de sus ojos:

Mía es la venganza; yo pagaré.
A su debido tiempo, su pie resbalará.
Se apresura su desastre,
y el día del juicio se avecina.

Deut 32:3

(El movimiento cuáquero hoy en día ya no busca la pureza,
ni entrar en el reino del cielo que está en el interior
En vez de eso, los cuáqueros de hoy están enfocados en la justicia social exterior
y las protestas en contra de las guerras \.)

 

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio