La Cruz Perdida de la Pureza



Jesús Quiere Enseñarle Él Mismo

Venid a mí...llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí;
Mat 11:28-29

Y cuando venga el Espíritu de verdad,
él os guiará a toda la verdad;..
y os hará saber las cosas que han de venir.
..Juan 16:13-14

Pero el Consolador, el Espíritu Santo,
que el Padre enviará en mi nombre,
él os enseñará todas las cosas
.
Juan 14:26

El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente o detalles en escrito.
Cuando haya hecho clic in la Biblia en línea, usted podrá cambiar y actualizar para ver cualquier versión de la Biblia que usted prefiera.

Tabla de Contenidos
1. Jesús quiere enseñarle él mismo
2. ¿Crecer estudiando la palabra?
   2.1 La Biblia son palabras, Cristo es el Verbo de Dios
   2.2 El Espíritu Santo no enseña por medio de la Biblia
   2.3 Cristo criticó a los estudiantes de la Biblia
3. Jesús dijo: Venid a mí
   3.1 Él está en usted
   3.2 Él es todo el maestro que usted necesita
   3.3 La fe por medio de oír a Jesús hablar
   3.4 Esperar al Señor
4. ¿Acaso Él no me puede enseñar mientras estudio la       Biblia?
5. ¿No se supone que debo guardar las palabras de la       Biblia?
   5.1 Una imposibilidad sin la gracia que produce cambio
   5.2 Arrepentimiento sin recibir la gracia
6. ¿Qué tal si mi maestro me enseña?
   6.1 Él es exactamente un fariseo moderno
   6.2 El pedir dinero está prohibido
   6.3 El diezmar murió con Cristo
   6.4 Él es un profeta falso
7. ¿Debería dejar de ir a mi iglesia?
   7.1 Dios debe ser adorado en espíritu y en verdad
   7.2 Es una forma de piedad sin su poder
   7.3 Su iglesia no está en el reposo
   7.4 Cree que Cristo excusa el pecado
   7.5 No tenga nada que ver con gente que excusa el pecado
   7.6 Salgan de ella mi pueblo
8. Vaya a Cristo para ser enseñado y para crecer

Este sitio internet fue diseñado para tratar de mostrarle cómo ser enseñado y cambiado por Jesús mismo. Cristo es la Luz que alumbra todos los hombres, Juan 1:9. Usted no necesita ningún otro maestro más que la unción que ha recibido, 1 Juan 2:27. Al estar quieto y pensando en su nombre, usted lo puede oír — usted puede oír la Palabra viviente de Dios, Cristo. Aquí es donde usted aprende de Él, es limpiado por Él, es guiado por Él, y llega a conocerle a Él. Él vive en usted, el Espíritu de Verdad, listo para enseñarle y guiarle por medio del arrepentimiento hacia la pureza por la gracia; y después hacia el regreso de Cristo para establecer el Reino del Cielo en gloria dentro de usted con su justicia.

Él quiere enseñarle acerca de sí mismo y guiarle por medio del arrepentimiento a un estado sin pecado para que usted pueda entrar en el Reino del Cielo que está dentro de usted y que viene sin señales que se puedan observar o despliegues visibles. Nosotros podemos ser enseñados por Dios en esta vida con relativa facilidad, o podemos ser enseñados dolorosamente por Dios en la próxima vida, porque está escrito: Todos serán enseñados por Dios Juan 6:45. Él dijo: "Si alguno me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él." Este es el regreso de Cristo para establecer su Reino en su corazón, lo cual el mundo no puede ver. Pero para llegar allí usted tiene que ser enseñado por Cristo mismo y obedecer su palabra, la cual lleva al arrepentimiento. Yo les enviaré de parte del Padre, el Espíritu de verdad. Juan 15:26. El Espíritu Santo les enseñará todas las cosas. Juan 14:26

¿Acaso no puedo crecer en Cristo solamente estudiando la "Palabra"?

La Biblia son las palabras registradas de los santos a medida que ellos fueron movidos por el Espíritu Santo a escribir. Cristo es la Palabra de Dios, no la Biblia; contiene las palabras de Cristo registradas en ella, pero están sin espíritu; las palabras registradas son las letras, no el espíritu. Cuando Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Pedro y Pablo hablaron del las escrituras, ellos usaron la palabra escrituras, (presione aquí para ver), no la Palabra de Dios. La Biblia se refiere a los versículos de la Biblia como escrituras; la Biblia se refiere a la Palabra del Señor o Dios como la palabra hablada o espíritu. Las escrituras y el espíritu no son intercambiables. No hay conflicto entre lo que ha sido escrito por el Espíritu de Dios y lo que usted le oirá a Dios hablarle a usted; lo que usted oiga estará adaptado exactamente a su condición y serán palabras que den vida.

El Espíritu Santo puede revelar entendimientos en cualquier lenguaje; pero las universidades bíblicas enseñan de los textos en hebreo, griego y latín, tratando desesperadamente de descubrir el verdadero significado de las escrituras. Si el Espíritu Santo estuviera ayudando el estudio bíblico, no serían necesarios el griego, hebreo o latín, probando que Jesús no le enseña mientras está leyendo la Biblia.

En 1516, antes que la Biblia fuera publicada, había mucho menos de 100 sectas en la cristiandad. Quinientos años de estudiar la Biblia después, hay 30,000 sectas. Es la mente carnal del hombre, en vez del Espíritu Santo, la que controla el aprendizaje a partir de los estudios bíblicos; porque es El propósito del Espíritu Santo es tener la unidad de la fe; sin embargo hay 30,000 sectas en la cristiandad, cada una con una creencia diferente acerca de lo que dice la Biblia. Esto es evidencia contundente de que estudiar la Biblia crea lo opuesto de lo que el Espíritu Santo desea, (una fe) y no resulta en verdad. En vez de estudio bíblico, nosotros necesitamos ser enseñados directamente por el Espíritu Santo [por medio de oír] quien desea enseñarnos todas las cosas. Juan 14:26

Esta era la manera en que Pablo había sido enseñado, quien dijo que no había sido enseñado por un hombre, sino por una revelación directa de Jesucristo.
David dijo que él había sido enseñado por Dios mismo, las palabras del Señor hacia él eran más dulces que la miel;
porque David había sido enseñado por el Señor mismo, ya que había sobrepasado a todos sus maestros.

He comprendido más que todos mis instructores,
porque tus testimonios son mi meditación.
He entendido más que los ancianos,
porque he guardado tus ordenanzas.
De todo mal camino contuve mis pies,
para guardar tu palabra [oída en el interior].
No me aparté de tus juicios,
porque tú me has enseñado.
¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras,
más que la miel en mi boca! Sal 119:99-103

David aprendió por medio el Espíritu Santo que le enseñaba. El Espíritu Santo o Consolador o Espíritu de Verdad le enseñará acerca del pecado y la justicia, le llevará hacia toda la verdad, y le enseñará todas las cosas — si usted está en silencio, escucha, piensa en el nombre de Jesús, oye y obedece. A continuación están las promesas de Jesús:

Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad.
.. y os hará saber las cosas que han de venir.... Juan 16:13-14

Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres;
si el Hijo os hace libres, seréis verdaderamente libres. Juan 8:32,36

Pero el Consolador, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre,
él os enseñará todas las cosas. Juan 14:26

El Consolador ...os lo enviaré.
Cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.
Juan 16:7-8

El hombre no puede ver la profundidad del pecado en su corazón hasta que el Espíritu se lo muestre. El comienzo de la verdad es aprender del espíritu acerca del pecado dentro de sí mismo, y después aprender lo que es justicia. Estamos aquí en la tierra para aprender de nuestras experiencias, para obtener sabiduría, para aprender sobre el pecado comparado con la justicia, el bien con el mal, el amor con la lujuria. Cuanto más aprendemos sobre el mal, el pecado y la lujuria, más somos atraídos a Dios y sus caminos. El Señor ha dado a cada hombre dentro de él un maestro que lo guía y le hace sabio, de modo que puede pasar de la tierra siendo sabio. Si el hombre aprende completamente, será cambiado para llegar a ser justo, bueno, santo y puro como Dios; y luego entrar en el Reino mientras esté todavía en la tierra, y luego estar ahí para siempre.

Si mientras está en la tierra el hombre no aprende a odiar a mal, el pecado y la lujuria; y no aprende a estimar el bien, la justicia, y el amor; entonces ese hombre debe aprender estas lecciones en la próxima vida con mucho dolor y mucho menos recompensa al final. (Vea ¿Hay esperanza para todos? para más información); la elección acerca de dónde aprender es para que cada uno la haga por sí mismo. Dios está en nosotros, deseosos de enseñarnos todas las cosas, si estamos en silencio, escuchamos y obedecemos; pero finalmente la escritura se cumplirá: todos serán enseñados por Dios.

A menos que el hombre vaya persistentemente a Dios al sentarse en humilde silencio, esperando al Señor, escuchandovelandooyendo, y obedeciendo, él nunca conocerá la verdad para llegar a ser libre del pecado, lo cual es salvación.

Jesús nos dio nuestras prioridades:

Como la prioridad más importante de nuestra vida, nos sentamos en humilde silencio con paciencia y persistencia diaria, esperando a Dios para oír sus enseñanzas y mandamientos. Cada palabra que oímoscreemos, y obedecemos, está implantada en nuestros corazón; cada palabra que oímoscreemos y obedecemos, imparte más de la vida de Cristo en nuestros corazones; cada palabra que oímos le añade a la purificación de nuestros corazones. Si perduramos hasta el final, vemos a Cristo traer la salvación la vida eterna.

Así ha dicho Jehovah, tu Protector, el Santo de Israel: "Yo soy Jehovah tu Dios que te enseña a tener éxito, y que te conduce por el camino en que has de andar. Isa 48:17

[Yo el Señor] Te instruiré y te enseñaré el camino en que debes andar. Te guiaré con mis ojos. Sal 32:8

Bueno y recto es Jehovah; por eso él enseñará a los pecadores el camino.
Encaminará a los modesto en lo que es justo y enseñará a los humildes su camino. Sal 25:8-9

La gracia ... enseñándonos a negar la impiedad y los deseos del mundo y a vivir de manera prudente, justa y piadosa en la edad presente. Tito 2:11-12

Cristo criticó a los maestros y estudiantes de la Biblia en su tiempo, cuando dijo (a los fariseos):

Ni tenéis su palabra permaneciendo en vosotros; porque vosotros no creéis a quien él envió.
Usted escudriñad las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna,
y ellas son las que dan testimonio de mí.
Pero vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida. Juan 5:38-40

Aquí Jesús claramente declara la diferencia entre la palabra y las escrituras, (la biblia).
De la Palabra del Señor en el interior:

  • "¿Por qué él las contrasta si no las quiere distinguir?
  • Llamar la Biblia 'la palabra' es la mentira más maligna del cristianismo.
  • Ay de ellos, porque han vinculado una forma externa entre el amor de Dios al hombre.

¿Por qué llamarle a la Biblia la palabra es la mentira más maligna del cristianismo?—porque la gente lee "Bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios y la guardan, Lucas 11:28;" pensando que significa leer la Biblia en vez de escuchar quietamente a Dios esperando que les hable sus palabras. El cristianismo ha puesto un libro entre Dios y el hombre, separando al hombre del amor de Dios, creando una forma de piedad sin poder: un sustituto impotente de escuchar en silencio esperando que Él nos hable a cada uno de nosotros mente a mente con palabras habladas adaptadas a nuestro entendimiento exacto, y que nos imparte la vida de Dios, Cristo, a nosotros. Como Él dijo: "Ay de ellos porque han vinculado una forma externa entre Dios y el hombre."

Ni tenéis su palabra permaneciendo en vosotros; porque vosotros no creéis a quien él envió. Juan 5:38-39
Usted escudriñad las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna,
y ellas son las que dan testimonio de mí.


Y la Palabra que permanece (vive) en usted es claramente mejor que las escrituras.

Además de la Palabra del Señor en el interior:

Su mención de las 'cartas copiadas' se refiere a las cartas de Pablo, Pedro, Juan, Santiago y Judas que usted lee en el Nuevo Testamento. ¿Por qué es la lectura de diez palabras de Él mejores que leer diez de las cartas del Nuevo Testamento? Porque las palabras que usted le oye hablarle imparten la vida de Dios a tu corazón; pero leer diez las cartas del Nuevo Testamento es sólo una obra de la carne, lo cual es no beneficia en nada; de hecho la mayoría de la gente lee las cartas del Nuevo Testamento y piensan que fueron escritas para ellos, cuando de hecho la mayoría fueron escritas a los creyentes muy avanzados quienes habían alcanzado la primera etapa de la perfección. Leer la Biblia es valiosa para la comprensión de lo que es el pecado y para mantener su esperanza en el verdadero evangelio; sin embargo, tu esperanza debe estar en el verdadero evangelio y el beneficio de llevar la cruz para darse cuenta de sus promesas.

Pablo dijo, Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Ésta es la palabra de fe que predicamos. Rom 10:8
Claramente, la Biblia no está en nuestro corazón ni en nuestra boca; es el espíritu de Dios, la Palabra de Dios.
La Palabra de Dios es Espíritu: Espíritu de Dios, o Espíritu Santo, o Espíritu de Cristo en cada uno de nosotros, donde vive y permanece.

Además Jesús no está contento: Usted escudriñad las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna,..
Y vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida. Juan 5:38-39
Él le está diciendo a las personas que ellos están sustituyendo el estudio de la Biblia por venir directamente a él; la Biblia sólo testifica de él.
Y ellos piensan que el estudio de la Biblia les da vida eterna, pero el camino a la vida eterna es ir directamente a él.
Las palabras que oímos son palabras de vida eterna, no las palabras que leemos o que oímos leer de la Biblia.
Aunque la Biblia tiene muchas verdades contenidas en ella, la Biblia no es la verdad. Jesús es el camino, la verdad y la vida. La Biblia sólo testifica del camino, la verdad y la Vida.
Yo les enviaré de parte del Padre, el Espíritu de verdad. Juan 15:26.El Espíritu Santo les enseñará todas las cosas. Juan 14:26
Si nosotros queremos el camino, la verdad o la vida, tenemos que ir a él.
Él quiere que le busquemos a él, no que busquemos conocimiento acerca de él de la Biblia.
Hemos hecho el aprender las escrituras un rival de aprender directamente de Dios al venir a Él.
Pero las escrituras no se equivocan; es la manera como idolatramos las escrituras lo que es incorrecto.

Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar. Mat 11:28-29
Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras hablada, y las hace [las practica y las obedece]. Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos de manera segura sobre una roca. Luc 6:47-8

Pero nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su apariencia. Juan 5:37
Oír la voz del Padre es oírle hablar palabras de su boca.
Jesús nos está diciendo que oír la voz de Dios es muy importante para poder tener su Palabra que mora en nosotros.

Ni tenéis su palabra permaneciendo en vosotros, porque no creéis a quien él envió.  Juan 5:38

Cuando nosotros oímos su voz y obedecemos su palabra, entonces su palabra mora en nosotros. Y vive en nosotros, y nos controla.
Si permanecemos en la palabra, [el espíritu], somos sus verdaderos discípulos y conoceremos la verdad.
Si alguien no permanece en mí, es echado fuera como rama, y se seca. Y las recogen y las echan en el fuego, y son quemadas. Juan 15:6
Si permanecen en m,í y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis, y os será hecho. Juan 15:7
Así es como buscamos a Dios. Buscamos oír su voz y atesoramos lo que oímos, y obedecemos lo que él nos dice que hagamos.
Leer y estudiar la Biblia no es buscar a Dios, o permanecer en Él. El una obra de la carne, que para nada aprovecha.
La Biblia ni siquiera se imprimió hasta 1516, pero la iglesia primitiva floreció hasta el año 320 DC.

Usted escudriñad las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna,y ellas son las que dan testimonio de mí. Juan 5:39
Por lo tanto la Biblia no es la verdad, la Biblia solamente testifica acerca de la verdad.
Jesús es la verdad.
Y usted no lo conoce por medio de la Biblia.
Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:63
Para conocer la verdad, usted debe ser enseñado por Jesús mismo, personalmente, acerca de sí mismo.
Sus palabras vivientes deben permanecer en usted.
Por tanto, Jesús decía a los judíos que habían creído en él: —Si vosotros permanecéis en [obediencia a] mi palabra [enseñanzas y mandatos que hemos oído], seréis verdaderamente mis discípulos; y [entonces] conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:31-32
Ser puesto en libertad es ser liberado del cautiverio. Es ser liberado de la esclavitud. Ser liberado del pecado.
Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Juan 18:37

El estudiar la Biblia aumenta su conocimiento y por lo tanto aumenta su orgullo.
Mientras que estar en quietud para escuchar y obedecer el Espíritu Santo eventualmente destruirá su orgullo.
Por lo tanto estudiar la Biblia es una obra de la carne.
Jesús dijo: El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:63

[Jesús] llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que escuche y le obedezca a él. Heb 5:9
(¿Y cómo le obedecemos para alcanzar la salvación?)

Escuchad y obedecer mi voz; y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Jer 7:23

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Apoc 3:20 (escuchar su palabra no sucede mientras se lee la Biblia)
Jesús a venido a enseñar a las personas él mismo. Él quiere nosotros que vengamos a él y aprendamos de él.

Jesús dijo: Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar.
Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y [entonces] hallaréis descanso para vuestras almas. Mat 11:28-29

¿Cómo podemos aprender de él, a menos que vayamos a él? Él no dijo que aprendiéramos del estudio de la Biblia. Él dijo: aprended de mí.
Él no dijo vengan a los estudios bíblicos, grupos de oración, o a los servicios religiosos; él dijo vengan a mí.

Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras, y las hace [las practica y las obedece]. Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos de manera segura sobre una roca. Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa, y no la pudo sacudir, porque estaba fundada sobre una roca. Luc 6:47-48

¡No lo podía haber dicho de manera más sencilla! Él dijo: viene a mí, escuchen mis palabras
(escúchele hablar), y las hace [las practica y las obedece].
De este seguro fundamento el construye la fe verdadera y la esperanza, las cuales le purifican.

El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra vivienda en él. Juan 14:22-23 

Estas enseñanzas recién presentadas de Jesús son el mensaje principal de este sitio internet:     
Venga a él, escuche sus palabras, ponga en práctica [obedecer] las palabras que él le de.
     Poner en práctica las palabras es obedecer sus mandatos, algunos de los cuales le reprenderán y le disciplinarán.
    Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Sé, pues, celoso y arrepiéntete. Apoc 3:19
    Si usted ama a Jesús, usted le obedecerá. El Padre entonces le amará, y él y Jesús vendrán a usted y habitarán con usted.
    Y su hogar es un Reino, el Reino de Dios que está dentro de usted y alrededor suyo.

Por lo tanto busque, escuche, obedezca ...busque, escuche, obedezca .... Persevere, y Cristo le guiará por medio del arrepentimiento a la unión y al Reino.
El es galardonador de los que le buscan diligentemente. Heb 11:6
(La diligencia es definida como el ocuparse continuamente y esforzarse para alcanzar una meta; ser laborioso, perseverante)

La creencia en el verdadero evangelio y la cruz libera el poder de Dios para purificarnos y hacernos uno con Él.
Jesús vino para destruir al diablo y sus obras [pecado] en nosotros.
Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo. 1 Juan 3:8

Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos. Luc 18:16
Debemos ir a él como niños— humildemente, confiando, y eventualmente inocentes.

Para poder oír debemos ir a él como pecadores, aún cuando hayamos sido 'salvos.' No podemos ir exaltándonos a nosotros mismos.

Y vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida. Juan 5:40. Este es el camino a la vida.

Jesús les dijo: — Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás. Juan 6:35
No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Mat 4:4
Y nosotros necesitamos palabras de la boca de Dios diariamente. Necesitamos nuestro pan diario del cielo — palabras de su boca.
Danos hoy el pan nuestro de cada día. Aquel que tome este Pan para comer vivirá para siempre.
Así como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, de la misma manera el que me come también vivirá por mí. Juan 6:57

Todo lo que el Padre me da vendrá a mí;
y al que a mí viene, jamás lo echaré fuera. Juan 6:37


Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga
y le de el hambre para venir a mí; y yo lo resucitaré en el día final. Juan 6:44


Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba. Juan 7:37

Jesús dijo: Está escrito en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios.
Así que, todo aquel que oye y aprende del Padre viene a mí. Juan 6:45


¿Y cómo venimos a él? Ese es el quid de la cuestión.

Esto es lo que dijo Jesús: si alguien os dice: "Mirad, aquí está el Cristo", o "Está acá", no le creáis. Mat 24:23

Por lo tanto, él no se encuentra en ninguno de los edificios o catedrales de las sectas deficientes, porque él no habita en una estructura hecha con manos humanas. Hechos 7:48-50.
Y obviamente, cualquier persona que diga que es Cristo no es.
(No se ría, realmente existen varias personas en el internet quienes aseveran seriamente que son Jesús)

Entonces, ¿donde está él? Pablo nos dice: ¿O no conocéis en cuanto a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros? 2 Cor 13:5

A éstos, Dios ha querido dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre las naciones, el cual es: Cristo en vosotros, la esperanza de gloria. Col 1:27

Lo que se conoce acerca de Dios se revela en ellos. Rom 1:19
(Nota: Pablo está diciendo que lo que sea que aprendamos de Dios debe ser revelado en el interior del hombre.)

El Espíritu de Dios ha sido derramado sobre toda la humanidad. Hec 2:17

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 1 Cor 3:16

Habitaré en ellos y andaré en ellos. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 2 Cor 5:1

Juan nos dice:
Y en cuanto a vosotros, la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros,
y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe.
Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera

y no falsa, así como os enseñó,
permaneced en él.
1 Juan 2:27

"El Padre está en todos ustedes, Cristo está en ustedes, y el reino de los cielos está en ustedes; allí, en sus corazones, es donde ustedes los encontrarán. Conózcanlo allí, escudriñando sus corazones, y encuéntrenlo allí probando nuestras mentes y corazones; inclinen sus oídos, y óiganlo allí, quien les dará a cada uno de ustedes de acuerdo a sus palabras y obras, si es que son buenas o malas, (Jorge Fox)."

Serán todos enseñados por Dios. Juan 6:45

Bueno y recto es Jehovah; por eso él enseñará a los pecadores el camino.
Encaminará a los modesto en lo que es justo y enseñará a los humildes su camino.
Sal 25:8-9


[Yo el Señor] Te instruiré y te enseñaré el camino en que debes andar. Te guiaré con mis ojo. Sal 32:8


Él está en usted, pero para oírlo, usted tiene que escuchar.
¿Cómo puede usted escuchar a menos que deje todo lo que está haciendo y y se esté quieto?
Después que diga el Padre Nuestro, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que serán oídos por su palabrería. Por tanto, no os hagáis semejantes a ellos, porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que vosotros le pidáis. Mat 6:7-8.

Estad quietos y reconoced que yo soy Dios. Sal 46:10

Calle toda carne delante de Jehová. Zac 2:13

Para más entendimiento acerca de la necesidad de aprender en silencio,
vea los extraordinarios escritos de Jorge Fox acerca de ¿Por qué silencio? (también en la barra lateral)
Y para guía en el proceso del silencio, vea La Guía Espiritual de Miguel de Molinos, también en la barra lateral.

Él quiere que usted le conozca. Él quiere enseñarle. Para ser enseñado, usted no es el que decide lo que el maestro le va a enseñar; el maestro establece la agenda. Para escuchar, usted tiene que dejar de hablar, dejar de leer, y dejar de formar pensamientos. Piense en el nombre de Jesucristo, pero no como una mantra que se repite, y luego deje de pensar lo mejor que usted pueda. Cuando se de cuenta que su mente empieza a vagar, regrese a pensar en el nombre de Jesucristo. Escuche y manténgase alerta y espere. Entonces él le puede enseñar lo que él quiere enseñarle, de acuerdo con el entendimiento que él, su creador, tiene de lo que usted necesita aprender y en qué orden.

Él desea enseñarle cosas individuales, personales acerca de usted mismo, y cómo quiere que usted viva, cómo quiere que usted mejore, lo que usted debe de negarse, y cómo hacerlo — como también quiere animarle, decirle de su amor por usted y abrir las escrituras para usted, incluyendo los misterios. Si usted se limita a leer la Biblia, usted sólo obtendrá las migajas que caen de la mesa.

Recuerde, la Biblia ni siquiera se imprimió hasta el año 1516. Por lo tanto, la iglesia primitiva prosperó en Espíritu y poder sin la Biblia. Por lo tanto, la Biblia no puede ser la Palabra de Dios. Mientras uno está en la búsqueda, la Biblia es buena para mantener la esperanza; es buena para entender el bien y el mal, pero Cristo es la Palabra de Dios — ése es uno de sus nombres. El Antiguo Testamento, al cual los santos llamaron escrituras, es el registro de las palabras del Espíritu de Dios, registradas por los santos — pero no es la Palabra de Dios. "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios." Juan 1:1-3. "Esta vestido de una vestidura teñida en sangre, y su nombre es llamado EL VERBO DE DIOS.... y en su muslo, tiene escrito el nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES" Apoc 19:13-16. Para ver todas las referencias a la Palabra de Dios en las escrituras, presione aquí. Para ver las referencias a las escrituras, presione aquí.

AHORA, considere esta escritura: Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios. Rom 10:17
Estimados lectores, la fe se recibe cuando usted oye la Palabra de Dios, Cristo mismo hablándole a usted.
La fe no viene de oír las palabras de Dios leídas de la Biblia, a pesar de lo maravillosas y verdaderas que son estas palabras registradas.
El apóstol Pablo nos recuerda:
Más bien, ¿qué dice (las escrituras)? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Ésta es la palabra de fe que predicamos." Rom 10:8. El Espíritu está en su boca y en su corazón, no en las escrituras.
Cuando Pablo dijo esto, el Nuevo Testamento ni siquiera existía. Él dijo que no había aprendido de ningún ser humano, sino de la directa revelación de Jesucristo.
La Palabra
es Cristo dentro de usted, la Luz que alumbra a todos los hombres, esperando pacientemente para enseñarle y también revelarse a sí mismo hacia usted.
Recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.
Santiago 1:21 La palabra implanta es lo que usted oye, recibe, y obedece; así sus palabras están implantadas en su corazón.

De cierto, de cierto os digo, viene la hora y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oyen vivirán. Juan 5:25

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz, y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo. Apoc. 3:20

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27

"La fe viene por el oír la palabra de Dios." Cuando usted oye la voz de Cristo, la verdadera voz de Dios, hablándole a usted, su fe crece a pasos agigantados; y seguirá creciendo mientras usted siga escuchando y siendo obediente a los mandatos que él le da.

El cristianismo enseña incorrectamente que la fe viene por la creencia en el mensaje de la Biblia; si es así, entonces ¿cómo tuvieron fe Enoch, Noé, Job, Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, etc., cuando las escrituras todavía no se habían escrito? Si alguien le dice que "la fe viene al oír los versículos de la Biblia (la palabra de Dios de acuerdo con ellos)," ¿no han ellos cortado a Cristo de ser el autor y consumador de la fe, al hacer la Biblia su fuente de fe en vez de la voz viviente que habla del cielo, Cristo el Dios viviente? Si la gente insiste que los versículos de la Biblia son la "palabra de Dios", ¿no han ellos reemplazado a Cristo con la Biblia — haciendo la Biblia su regla, su juez, su fuente de discernimiento, su autoridad — no han hecho de la Biblia su Dios? Piénselo, aunque sea una triste conclusión a la que llegar. En vez de tener a Cristo como la Luz y Palabra viviente dentro de ellos para que sea su maestro, guía, autoridad, regla y Dios; su fe está en la Biblia, como James Parnell, el mártir cristiano de 18 años de edad.

La Biblia es mi fuente para identificar la promesa de perfección, pureza, santidad y el Reino dentro de nosotros mientras estamos en la tierra. Yo valoro mucho la Biblia. Es por mucho mi libro favorito. Es el registro de las palabras de los santos como fueron inspiradas por el Espíritu Santo de Dios. Define aquello que es mi objetivo, define la maldad, edifica mi esperanza, me dice lo que debo hacer para agradar a Dios. Pero no es una fuente de gracia; no me puede mostrar lo que está escondido en mi corazón; no puede juzgarme; no puede convencerme, no puede dar convicción, guiándome al arrepentimiento; no me puede dar fortaleza y quitar mis deseos y pasiones; no puede cambiarme para ser como Cristo, no puede comunicar el espíritu de las palabras que están escritas; no puede enseñarme en el orden que necesito aprender, y con las palabras exactas que necesito; no me puede dar mandamientos, sabiendo qué mandamientos soy capaz de guardar; no me puede advertir cuando estoy en un error sutil; no puede darme palabras de aliento; no puede perdonarme ni darme seguridad; no puede decirme que me ama; no puede agradecerme; no puede tocarme; no puede purificarme; no puede disciplinarme; no puede guiarme al Reino de los Cielos; no puede darme vida — pero Cristo puede hacer esto y más — que viene a enseñar a la gente a través de  él mismo por medio del Espíritu Santo de Dios.

Pero antes que un hombre llegue a un estado espiritual con el cual pueda entender la profundidad del significado de las escrituras, leer las escrituras es provechoso para: 1) edificar esperanza, 2) la definición de lo que es el pecado, y 3) para obtener las promesas de Dios. Es un error serio descartar las escrituras por completo; aún para los que son espiritualmente inmaduros, la lectura de ella es muy provechosa; pero el error muy común es no buscar a aquel de quien testifican las escrituras, sólo leer acerca de Él, en vez de experimentarlo a Él en silencio, esperando recibir sus enseñanzas y su gracia que produce cambio. Cualquier tiempo que usted dedique a la lectura de la Biblia, usted debería dedicar mucho más tiempo a estar en silencio esperando al Señor.

Cuando el Espíritu se comunica con el hombre, el Espíritu tiene acceso a cada experiencia, cada vistazo, cada sonido, cada palabra, cada pensamiento, cada sentimiento que el hombre ha tenido en su vida, y el Espíritu utiliza esas experiencias para ilustrar sus enseñanzas. Además el Espíritu es consciente del lenguaje, dialecto, y la comprensión de vocabulario de cada hombre; por lo que el Espíritu le habla al hombre, precisamente en un lenguaje comprensible, adaptado exactamente a ese hombre. Y el Espíritu habla con inflexiones de amor, bondad, firmeza, etc. No hay comparación entre leer la Biblia, no importa cuán maravillosa sea, y el oír la sabiduría infinita que Dios le expresa a usted en el lenguaje, a menudo acompañados de visiones, que se comunica con precisión y al instante un mensaje, enseñanza, o mandamiento.

El Espíritu de Dios nos enseña a vivir sobria, justa y piadosamente en la edad presente mundo. Dése cuenta de que el mundo cambia, y cambia rápidamente. La Biblia no se mantiene al día con esos cambios, pero el Espíritu de Dios sí, reconociendo todos los cambios en el entorno del hombre y enseñándole lo que tiene que negar y cómo vivir.

Esperar a Dios

La gracia y la verdad vienen por medio de Jesucristo, Juan 1:17, habiendo probado la muerte por cada hombre, Heb 2:9. Jesús hizo que la gracia de Dios que purifica el corazón y el alma estuviera disponible para todos, pero debemos obtener acceso a esa poderosa gracia al ir a Dios para recibir sus enseñanzas, convicciones, y poderosa eliminación del pecado de nuestros cozones. Nosotros obtenemos acceso al poder de Dios por medio de la gracia al esperarlo a Él. La salvación, la cual es ser liberado de todo pecado, viene a aquellos que lo esperan.

Esperarlo a Él es sentarse persistentemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar para ver sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle. La espera en Dios se registra en toda la Biblia, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Esperar a Dios es la manera en como la iglesia primitiva hizo que se cumplieran las promesas del verdadero evangelio: ser liberado de la esclavitud del pecado, para entrar en el reino de Dios, y estar en unión con Cristo y con Dios.

A continuación se presentan algunas de los muchos versículos tanto en el Antiguo como el Nuevo Testamento que hablan del beneficio de esperar:

Sea tu misericordia, oh Señor, sea en proporción a nuestra espera y la esperanza en ti. Sal 33:22

Aguarda y espera en Jehovah. Esfuérzate, y que tu corazón esté confiado. ¡Sí, espera en Jehovah! Sal 27:14

Pero los que esperan en Jehovah renovarán sus fuerzas; levantarán las alas como águilas. Correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:31

Bienaventurado el hombre que me escucha, velando ante mis entradas cada día, esperando en los postes de mis puertas.
Porque el que me halla, halla la vida; y él obtiene el favor de Jehovah. Prov 8:34-35


Se dirá en aquel día: "¡He aquí, éste es nuestro Dios! En él hemos esperado, y él nos salvará: ¡Éste es Jehovah! En él hemos esperado. ¡Gocémonos y alegrémonos en su salvación!" Isa 25:9

De cierto en Dios espera en silencio mi alma; de él proviene mi salvación. Salmo 62:1

Aguarda y espera en Jehovah. Esfuérzate, y que tu corazón esté confiado. ¡Sí, espera en Jehovah! Sal 27:14

Tú, pues, vuélvete a tu Dios; practica la lealtad y el derecho, y espera siempre en tu Dios. Oseas 12:6

Bueno es Jehovah para los que en él esperan, para el alma que le busca. Lam 3:25

¡Tome nota! Esperarle a él es buscarle. Leer la Biblia e ir a los servicios de las sectas no es buscar a Dios.

Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido,
ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isa 64:4

Pablo cita el versículo recién mencionado en 1 Corintios: "Cosas que ojo no vio ni oído oyó, que ni han surgido en el corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman." La diferencia clave: Isaías dice espera, y 1 Cor 2:9 dice aman. Por lo tanto amar a Dios es esperarle: nosotros le esperamos para oír sus palabras que nos enseñan, nos convencen, nos animan, y nos guían — eso es amar a Dios.

Y aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan persistente y pacientemente. Heb 9:28

Esperar persistente y pacientemente es presenciar a Jesús trayéndole su salvación; lo que usted oye usted debe hacer caso y obedecer para obtener la salvación: habiendo sido perfeccionado, [Jesús] llegó a ser Autor y fuente de eterna salvación para todos los que presten atención y le obedezcan, Heb 5:9; es por gracia que a usted se le enseña y es cambiado para llegar a ser puro. Tit 2:11-14

Esperar a Dios nos da el acceso al poder del Espíritu Santo que destruirá la naturaleza pecaminosa dentro de nosotros, por medio de nuestra obediencia a la cruz interna de la negación propia. Esperar a Dios es la manera de responder cuando Jesús nos dice "ven a mí," lo cual él dijo muchas veces a través de todas las escrituras. Haga clic aquí para verlas todas. Puede que pase mucho tiempo esperando al Señor antes de escuchar su voz, pero su espera será recompensada, y usted eventualmente la escuchará.

No sea como los fariseos, a quienes Cristo criticó severamente diciendo: "Usted escudriñad las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí. Pero vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida. " Juan 5:39-40

Jesús dijo: Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:63

Jesús dijo: Considerad lo que oís: Con la medida con que medís, será medido para vosotros. Mar 4:24-5

Pablo dijo: Esto digo e insisto en el Señor: que no os conduzcáis más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes, [la cual es la mente carnal del hombre, que debe ser destruida, para ser reemplazada con la mente de Cristo], teniendo el entendimiento entenebrecido, alejados de la vida de Dios por la ignorancia que hay en ellos, debido a la dureza de su corazón. Una vez perdida toda sensibilidad [remordimiento de conciencia], se entregaron a la sensualidad para cometer ávidamente toda clase de impurezas.
Pero vosotros no habéis aprendido así de Cristo, si en verdad le habéis oído y habéis sido enseñados en él, así como la verdad está en Jesús. Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño; pero renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre [Cristo] que ha sido creado a semejanza de Dios en justicia y santidad de verdad.
Efe 4:17-24
¿Está comenzando a ver lo importante que es oír y ser enseñado por Jesús mismo?

Jesús dijo: Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos [para oír], que oiga, y contemple, discierna, y entienda al oír. Mat 13:43

¿Por qué él no me puede enseñar mientras estoy estudiando la Biblia?

Por supuesto que puede, pero entonces usted estaría estableciendo la agenda — usted le estaría diciendo lo que usted quiere que le revele en ese día. Cuando usted va a la escuela, usted no entra al salón con un libro, ni va a la página que usted quiere que le expliquen, ni le ordena al maestro que le enseñe lo que ha usted ha decidido que le enseñen. Puede que él quiera asegurarse que usted sepa lo más básico en materia espiritual antes que usted le comience a leer el material más complejo a variados grupos cristianos con diferentes niveles de madurez y entendimiento.

¿Recuerda a Pablo? El Nuevo Testamento ni siquiera existía; pero Cristo, desde el cielo, le enseñó todo a él, por la voz de su propia boca y el mensaje de sus labios. Cristo quiere enseñarle todas las cosas a usted también, pero en el orden de él. Al estar quieto y esperar, mientras oye y está alerta esperando al maestro. Él le hablará. En los últimos meses él le ha hablado a muchas personas que han leído acerca de la manera de escuchar su voz en este sitio de internet. Tiene mucho sentido, pero nos hemos olvidado de lo más básico: que para escuchar a cualquier persona, tenemos que estar en silencio; al añadir el poder de su nombre para pensar en él, estamos caminado por la puerta estrecha por la cual pocos entran.

Con la práctica común de "meditar en la palabra" usted todavía está tratando de establecer la agenda. Él puede tener lástima de usted ocasionalmente y hasta revelarle algo mientras usted "medita en la palabra", pero usted se estará perdiendo el 99% de las posibles enseñanzas y comunicaciones; usted sólo está obteniendo las migajas de la mesa.

El aprendizaje natural resulta de las universidades, libros, Biblias, y rumores de otros hombres, en contraste con lo que es enseñado por Jesús, y lo que es enseñado por el Espíritu Santo, y enseñado por el ungimiento que usted ha recibido, y siendo enseñado por la gracia a negar la impiedad y los deseos del mundo y a vivir de manera prudente, justa y piadosa en la edad presente mundo.

Y no piense que usted está siendo enseñado cuando lea la Biblia, porque la letra mata, pero el espíritu da la vida. Cuando usted es enseñado por el Espíritu de Dios, usted oye la voz del Señor hablándole, en su propio lenguaje, sobre sus defectos personales, específicos y únicos en su corazón, los cuales son expuestos, mostrados, y después quitados, siempre y cuando usted reconozca la Voz como verdadera y proveniente de Dios. Usted debe oír y obedecer la palabra hablada del Espíritu de Dios: Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:63. La letra mata, pero el Espíritu da vida. 2 Cor 3:6

Pero la Biblia dice, él que me ama guarda mi palabra; ¿no significa esto que yo debo guardar las palabras que están en la Biblia?

La Biblia no es la palabra de Dios.

Estos dos versículos demuestra que la palabra de Dios o la palabra del Señor es el Señor Jesucristo, que creó todas las cosas en el cielo y la tierra y que es "la Palabra de Dios."

Vea cuán ridículo es este versículo cuando se sustituye la palabra Verbo con la palabra Biblia.

En el principio era el Verbo la Biblia, y el Verbo la Biblia era con Dios, y el Verbo la Biblia era Dios. Juan 1:1

Pensar que el universo fue constituido por la Biblia es ridículo, y por lo tanto es ridículo llamar a la Biblia la palabra.

En el original griego del Nuevo Testamento, todo versículo traducido como "la palabra," o "el Verbo," o "la palabra de Dios," o "la Palabra del Señor" en griego es logos o rhema, y ambos significan "palabras pronunciadas por una voz viviente." La palabra nunca significa escritura o palabras escritras en el original griego. Vea Referencias de la Palabra de Dios para más detalles y enlaces a todos los versículos del Nuevo Testamento en griego que contienen "la palabra."

Para obtener una perspectiva, haga clic en las siguientes referencias bíblicas:

Nos olvidamos que los profetas no leyeron las escrituras para hablar; ellos hablaron y escribieron las escrituras a medida que oyeron la Palabra de Dios, el Espíritu de Jesús, hablándoles. El Espíritu Santo, el Espíritu de Jesús, habló ampliamente a los profetas y la iglesia primitiva, y debido a que Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y para siempre, Heb 13:8, ¡Él todavía nos habla hoy! Por lo tanto hoy en día, si oís su voz, no endurezcáis vuestros corazones. Heb 4:7,1:2,12:25.

No hay un solo versículo en la Biblia que se refiere a "en la palabra está escrito" o "escudriñar las palabras " o "la palabra no puede ser quebrantada" o "la palabra fue abierta," o "conforme a la palabra" o "como dice la palabra" o "lee la palabra" o " la palabra declara" o "entendiendo la palabra" o "sagrado  palabra" porque todas tales referencias se refieren a las "escrituras," (haga clic para ver). Cuando Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Pedro y Pablo hablaron de las escrituras, ellos usaron la palabra 'escrituras,' no la Palabra de Dios.

Cristo es la Palabra de Dios. La Biblia son las palabras registradas de los santos. Cuando Cristo dijo:

El que tiene mis comandos y los obedece, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él. Juan 14:21

Él estaba hablando de comandos que usted le oye a él hablarle a usted, no los comandos de la Biblia. Él no está hablando de los Diez Mandamientos; existen cientos de comandos en el Antiguo Testamento. Si usted trata de guardar todos los comando que se encuentran solamente en el Nuevo Testamento, usted se va a sofocar. Intente estos:

Amen a sus enemigos.
Déle la otra mejilla a alguien que le pegue.
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, mente, alma y fuerza. (Uno de los Diez Mandamientos)
Amen a sus enemigos como a sí mismos. (Uno de los Diez Mandamientos)
Sean perfectos como su Padre que está en los cielos es perfecto.

Usted no puede obedecer ninguno de estos mandamientos si no es cambiado para ser como él. Usted no puede ser perfecto a menos que él le haga perfecto (lo cual él puede hacer, y él desea hacerlo perfecto), no importa cuanto trate. Usted no puede amar a su prójimo como a sí mismo a menos que Él le ayude, no importa cuanto usted trate. Usted no puede amar a su enemigo sin la ayuda de Él. Usted no puede amar a Dios con todo su corazón, mente, alma y fuerza, no importa cuanto lo intente — a menos que él le ayude con su favor inmerecido, su gracia: Jehovah tu Dios circuncidará tu corazón y el corazón de tus descendientes, para que ames a Jehovah tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas. Esto no se hace leyendo la Biblia, ni en grupos de estudio bíblico, ni con orar, ayunar, cantar, escuchar sermones, o tratar, etc. Usted obtiene esta habilidad de guardar sus mandamientos (perfección) por medio de la gracia. La gracia es el favor inmerecido de Dios al cual tenemos acceso por medio de la nuestra fe en el nombre de Jesús. La gracia no es instantánea o algo que se obtenga sólo una vez; la gracia es un proceso. La gracia es una enseñanza para nosotros para vivir en justicia, sobriamente y piadosamente en este mundo al negar la impiedad y los deseos mundanales — esto es arrepentimiento; esto toma tiempo. Él sólo le dará mandamientos personalizados que usted sea capaz de guardar, y él le fortalecerá durante el camino para que usted pueda guardar mandamientos cada vez más difíciles. Cristo, por medio del Espíritu Santo, le convence del pecado al mostrarle lo que está en su corazón, lo convence de la justicia de Cristo al enseñarle acerca de él mismo, y finalmente le juzga. Juan 16:8 La convicción de pecado le muestra aquello de lo cual él quiere que usted se arrepienta, por medio de la Palabra viviente de Dios. Y aquel que le encarga esto, quita su pecado.

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos.
Ve si hay en mí camino de perversidad y guíame por el camino eterno. Sal 129:23-4

Usted obtiene su ayuda al ir a él y estando en silencio para que usted pueda oírle. Si usted está muy ocupado diciéndole todo lo que usted quiere que él haga por usted, ¿cómo puede él enseñarle? Es así de sencillo. Él es su maestro. Él es la Luz que alumbra a todos los hombres. Él está en usted, encadenado, esperando a que usted busque escucharle a él. Y cuando usted se sienta y le espera, usted le oirá y la Luz le mostrará cosas acerca de usted mismo que no son agradables (convicción) permitiéndole que se arrepienta; y si usted ama la Luz, usted lamentará lo que la Luz le muestre, y usted recibirá fortaleza para ser diferente a partir de ese momento -- la operación de la gracia — el proceso limpiador, purificador y perfeccionador de la gracia. Con la Luz, usted no sólo oirá, sino eventualmente verá a Cristo, su Maestro. Y después de la purificación, él y el Padre vendrán a establecer su Reino en el corazón suyo; y usted entrará al paraíso — mientras todavía está en la tierra.

Cristo es la única persona que le entiende suficientemente bien para poder guiarle a dejar su yo carnal para ir a un estado sin pecado. Cada uno de nosotros tiene un grupo diferente de problemas, por lo menos en diferentes grados, de los cuales sólo él puede darle entendimiento y mandamientos individuales y personalizados para obedecer y guardar — sus palabras vivientes, las cuales usted recibirá y escuchará — las cuales usted obedecerá por medio del arrepentimiento. Jesús dijo: "Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído. Guárdalo y arrepiéntete." Apoc. 3:3 Mantenga un cuaderno con todos los mandamientos que usted reciba para que pueda revisarlos, recordarlos y seguir obedeciéndolos. "El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él." Venga tu reino, hágase tu voluntad.

Vea Cómo beneficiarse del poder de Dios que produce cambio para más información.

¿Acaso no puede mi predicador enseñarme todo lo que necesito saber?

Dejad de confiar en el hombre, cuyo aliento está en su nariz; pues, ¿qué valor tiene?¡Mirad a mí y sed salvos, todos los confines de la tierra! Porque yo soy Dios, y no hay otro. Isa 2:22, 45:22

Las únicas personas a la cuales Cristo habló palabras duras fueron los cambiadores de dinero en el templo y los maestros religiosos de ese tiempo, los fariseos. ¿Por qué? El criticó severamente a los maestros porque no habían entrado en "el Reino de Dios" y bloqueaban el camino para que otros pudieran entrar [en el Reino de Dios] por sus enseñanzas incorrectas. ¿Es su maestro como los fariseos, quienes fueron criticados severamente por no guiar a otros al Reino de Dios que está adentro, o está enseñándole su maestro que el cielo sólo sucede después que usted muere? ¿Está su maestro enfocado en buscar el Reino del Dios y su justicia como su primera prioridad, el cual está dentro de usted y no viene con despliegues visibles? Si no es así, él es igual que los fariseos a los cuales Cristo criticó severamente. Su juicio estará basado en el número de personas a las cuales él guió al error. ¿Es usted uno de los cuales están siendo guiados al error?

¿Aprendió él algo de Cristo? ¿Ha oído él la voz del Hijo de Dios? ¿Ha sido él enseñado por Cristo, o fue a una universidad bíblica para aprender de la Biblia en vez de Cristo? Existen 30,000 sectas "cristianas" diferentes en el mundo — cada una con una interpretación diferente de lo que la Biblia nos dice que necesitamos hacer. Si todos los maestros y predicadores de estas 30,000 sectas hubieran sido enseñados por Cristo mismo, habría sólo una iglesia — no habrían interpretaciones diferentes, siempre y cuando ellos hayan esperado hasta llegar a la perfección, y que Cristo les haya dicho que estaban listos para enseñar y predicar, porque como dijo Jesús: "todo el que sea perfeccionado, será como su maestro." Tal autorización viene directa y específicamente de él; usted le oye decir: ahora eres un maestro, o: predica al arrepentimiento con remisión de pecados. (Y, sí: después de haber sido enseñado por años, nosotros hemos escuchado esas palabras exactas).

¿Busca él el lugar de más honor en la asamblea — como los fariseos a quienes Cristo criticó, (arriba de la plataforma, detrás del púlpito). ¿Se le llama a él reverendo, padre o doctor en el mercado como lo fueron los fariseos, a quienes criticó Cristo? ¿Ha sido él purificado por dentro — limpiado de los deseos y pasiones — o es como los fariseos a quienes dijo Cristo que limpiaban el vaso por fuera, pero por dentro estaban llenos de robo y de injusticia? ¿Exhorta él a las viudas a que contribuyan sus ahorros de toda la vida? ¿Hace oraciones largas por pretensión (para presumir)? ¿Usa túnicas largas (nuevamente, para presumir)? Todas estas cosas como los fariseos contra los cuales Jesús habló severamente. De hecho él dijo que las rameras y los publicanos entrarían al cielo antes que los fariseos. ¿Es su predicador un fariseo moderno; encaja con las descripciones dadas por Cristo? ¿Dirige él a su grupo por medio de su posición; reclama autoridad basada en su posición, contra lo cual proclamó Jeremías? ¿Tiene él señorío sobre usted, lo cual Pedro mandó a no hacer? (Presione aquí para ver todas las críticas de Jesús hacia los líderes religiosos, no purificados por medio del arrepentimiento).

¿Pide su predicador que usted le de su dinero cada domingo? El pedir dinero está prohibido por las Escrituras, y los que lo hacen son maldecidos. Cristo le dijo a sus discípulos: "De gracia habéis recibido; dad de gracia", y Pedro le dijo: "Apacentad el rebaño de Dios que está a vuestro cargo, cuidándolo no por la fuerza, sino de buena voluntad según Dios; no por ganancias deshonestas (dinero)". Pablo dijo: Porque no somos, como muchos, traficantes de la palabra de Dios [para ganancia]; ¿Cuál es, pues, mi recompensa? Que predicando el evangelio, pueda yo presentarlo gratuitamente; ni hemos comido de balde el pan de nadie.

La práctica de diezmar se terminó cuando el sacerdocio de Cristo reemplazó el sacerdocio levítico; busque referencias al diezmo en el Nuevo Testamento; la única referencia es la del fariseo con pretensiones de superioridad moral, y su fin en Hebreos 7. Estas son algunas de las falacias del diezmo:

  1. El sacerdocio levítico es el único sacerdocio con el mandato de recaudar los diezmos de los productos de la tierra.
    Los sacerdocios que vinieron antes o después no tuvieron tal mandato. Para ser un sacerdote que recaudara diezmos, usted tenía que ser descendiente de Leví.

  2. El hecho que los diezmos se daban de los productos de la tierra limitaba los diezmos a los granos, ganado, aceite, fruta, etc. — los productos de la tierra. Porque Dios le había dado la tierra a los Judíos.
    Él quería una porción de la producción de la tierra para los levitas, a quienes no se les había dado tierra; y para hacer provisión para los pobres.


  3. Los diezmos eran recaudados por los sacerdotes levitas sólo en un lugar seleccionado y especificado por el Señor.

  4. Debido a que los productos eran comida, se suponía que la gente debían comer la comida con sus hijos, siervos y cualquier levita que viviera dentro de los límites de sus tierras, con acción de gracias y regocijo en el Señor, en un lugar que el Señor escogía.

  5. Después de comer en celebración al Señor, cualquier excedente se debía almacenar en depósitos, los cuales se ubicaban en lugares escogidos por el Señor, para ser distribuidos por los levitas a los extranjeros, las viudas y los huérfanos — la provisión para ayudar a los pobres.

  6. El dinero no era parte de los diezmos - con una excepción. Si la distancia a el lugar escogido por el Señor era muy grande para viajar con los diezmos de la comida, entonces la comida que se iba a diezmar se vendía por dinero. Después la persona viajaba al lugar, con el dinero para comprar cualquier comida que esa persona disfrutara, y entonces la comida se comía en celebración como se menciona en el punto número 4.

  7. MÁS IMPORTANTEMENTE: Cristo eliminó y abolió el sacerdocio levítico. Él se convirtió en el nuevo sacerdocio. Por lo tanto el mandamiento dado al sacerdocio levítico fue eliminado también.
    Cristo eliminó el diezmo, así como también estableció el nuevo pacto.
    Las escrituras que apoyan esta eliminación del diezmo están en Hebreos
    7.
    Usted está negando el sacerdocio de Cristo al continuar diezmando.

Por lo tanto, si su predicador está obteniendo un salario de la congregación, él es un profeta falso, un lobo vestido de oveja, una persona obteniendo ganancias de las palabras de los santos. (Profetizar es predicar; instruir en doctrinas religiosas; interpretar o explicar las escrituras o temas religiosos; exhortar.)

Esto es lo que Cristo dice acerca de los pastores asalariados (aquellos que trabajan para obtener ganancias):

Yo soy el buen pastor; el buen pastor pone su vida por las ovejas. Pero el asalariado, que no es el pastor, y a quien no le pertenecen las ovejas, ve que viene el lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo arrebata y esparce las ovejas. Huye porque es asalariado [que trabaja por paga], y a él no le importan las ovejas. Juan 10:11-13

Él está tratando de enfatizar el hecho de que ya que los asalariados no trabajan por amor a Dios o amor por el rebaño, a la primera señal de adversidad, él huye; a él no le importa el rebaño, de otra manera el no estaría tomando dinero de ellos.

Y Pablo dijo: Porque no somos, como muchos, que trafican la palabra de Dios para ganancia; más bien, con sinceridad y como de parte de Dios, hablamos delante de Dios en Cristo. 2 Cor 2:17
Muchos de los ministros de hoy escogen el ministerio como una forma de ganarse la vida — como ser doctor o abogado; pero se supone que Cristo escoge a sus propios pastores, los educa él mismo,
y después los nombra para servir sin los diezmos, colectas, promesas, o salarios.

Si usted quiere dar y hacer feliz a Dios, déle a los pobres, no a las religiones (pero no le de a los profetas falsos, sean ricos o pobres).

Cristo dijo: "por sus frutos los conoceréis".
Si son de Él, ellos tienen: amor, gozo,paz, paciencia amabilidad, bondad, fe, benignidad [o mansedumbre, o humildad] y dominio propio.
Si vosotros producís mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado,
y ustedes muestran que son verdaderamente mis discípulos [verdaderos seguidores].
Juan 15:8
Si su ministro no ha producido el fruto del Espíritu, él no es ni siquiera un seguidor de Cristo, mucho menos un ministro de Cristo;
de hecho, de acuerdo con Cristo, él es un profeta falso. (En el tiempo de Juan, muchos profetas falsos ya habían salido al mundo):

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces.
      Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?
      Así también, todo árbol sano da buenos frutos, pero el árbol podrido da malos frutos.
      El árbol sano no puede dar malos frutos, ni tampoco puede el árbol podrido dar buenos frutos.
      Todo árbol que no lleva buen fruto es cortado y echado en el fuego.
      Así que, por sus frutos los conocerán. Mat 7:14-21

Los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne [la naturaleza pecaminosa] con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos].Gal 5:24
Si su ministro no ha crucificado su naturaleza pecaminosa con sus pasiones y deseos, demostrado por la destrucción de adulterio, inmoralidad sexual, impureza, desenfreno, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, divisiones,envidia, homicidios, borracheras, orgías [fiestas] y cosas semejantes a éstas; él ni siquiera pertenece a Cristo, no importa lo que él diga; así que ¿cómo puede ser un ministro de Cristo? Gal 5:19-24.
No lo es, es un profeta falso.

De acuerdo con la Biblia, por medio del Espíritu Santo algunos son hechos predicadores, pastores, y maestros para la perfección de los santos
para traer a todos a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo
. Efe 4:11-3
¿Fue su predicador designado por medio del don del Espíritu Santo? ¿O fue designado por su secta, o universidad, o por él mismo?
¿Está su predicador perfeccionado en la plenitud de Cristo, completo en Él?
Si no lo está, él no es un predicador autorizado por Cristo. Él es un profeta falso, un lobo rapaz vestido como oveja.

Como Jesús le dijo a Pablo: Ahora yo te envío para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados, una liberación de la esclavitud del pecado y una herencia entre los purificados por la fe en mí. Hechos 26:17-18

¿Sabe su predicador cómo llevar a la gente de las tinieblas a la luz? ¿O incluso sabe lo que es la luz?
¿Sabe su predicador cómo liberar a las personas de sus pecados? ¿Cómo liberarlos del poder de Satanás y llevarlos a Dios?
¿Sabe su predicador cómo uno puede ser santificado y purificado por la fe en Jesús?
Por supuesto que no. Es un guía ciego, que está en el hoyo, y lo está persuadiendo a permanecer en el hoyo — que conduce al pozo de perdición.

Ni siquiera Jesús juzgó, habló, o actuó sin la inspiración específica del Espíritu:
Yo no puedo hacer nada de mí mismo. Juzgo sólo según lo que oigo. Juan 5:30
lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho. Juan 12:49-50
el hijo no puede hacer nada por su propia cuenta, sino solamente lo que ve que su padre hace,
porque cualquier cosa que hace el padre, la hace también el hijo. Juan 5:19
El que habla de sí mismo busca su propia gloria;
pero el que busca la gloria del que le envió,
éste es verdadero, y en él no hay injusticia. Juan 7:18

Cualquier hombre que hable de Dios o de Cristo sin las palabras específicamente proporcionados por el Espíritu, está buscando su propia gloria,
y se estima a sí mismo como mayor que Cristo, porque Cristo dijo:  El discípulo no es superior a su maestro, mas todo el que fuere perfeccionado [purificado, restaurado a la imagen espiritual de Dios, específicamente autorizado, y perfeccionado] será como su maestro. Lucas 6:40
Los predicadores del cristianismo son condenados por buscar su propia gloria y después aceptar pago por sus palabras indignas; cuando incluso cobrar por palabras verdaderas como lo hizo Balaam, habladas con el espíritu de Dios, está claramente prohibido por Pedro, Pablo y por Jesús. Buscando su propia gloria, los predicadores del cristianismo hablan con sus propias mentes carnales, la naturaleza de la muerte, y predican sus propias opiniones vanas con la imaginación de sus corazones impíos.

Hasta que haya sido perfeccionado, sus predicaciones y enseñanzas vienen de la mente carnal, y la mente carnal es enemistad contra Dios Rom 8:7
Un predicador puede ser un orador maravilloso, que recibe elogios de los hombres, pero así hicieron los profetas de antes. Luc 6:26
Testificar, predicar o enseñar sin la inspiración específica del Espíritu Santo, es estimarse a uno mismo por encima de Jesús.

Jesús habló de la condición espiritual de cualquier líder religioso que no esté purificado, que no haya sido limpiado por él por medio del arrepentimiento.
      Porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.
      ¡Fariseo ciego!, limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera quede limpio.
      ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
      Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.
Mat 23:25-28

Un hipócrita es alguien que habla de religión, pero permanece en el pecado. La iniquidad es la ausencia de valores morales, o estar controlados por el pecado.

Lo que este profeta-rey David le pidió a Dios fervientemente en oración, en el Salmo cincuenta y uno, en verdad establece el estado y condición de los ministros del evangelio verdadero, cuyo ministerio es atendido con Su poder y presencia, y por lo tanto es hecho efectivo para la conversión de los pecadores a Él. "Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado ... Crea en mí, oh Dios, un corazón puro Y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de tu presencia, ni quites de mí tu Santo Espíritu. Devuélveme el gozo de tu salvación, y un espíritu noble me sustente. Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos y los pecadores se convertirán a ti ".

Pablo escribió: Pero aun si nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Gal 1:8
Pablo predicó el Reino del Cielo y santidad. Su predicador no tiene la menor idea acerca del Reino o de cómo llegar allí.
Su predicador no tiene ni idea acerca de cómo ser santo - sin embargo sin santidad nadie verá a Dios.
Por lo tanto su predicador está predicando un evangelio diferente al de Pablo. Él está bajo maldición. Usted está escuchando un profeta falso.

Por lo tanto, ¿de quién preferiría aprender usted? ¿Alguien que es un "experto" en la Biblia bajo maldición (con 30,000 opiniones diferentes acerca de lo que significa), o de Cristo mismo, quien no cambia? Él quiere que usted venga a Él, para que usted pueda tener vida, y tenerla en abundancia.

Tenemos el registro de un ministro así, que nunca fue autorizado o entrenado por Cristo, convencido de su error por el Espíritu, enseñado el verdadero evangelio, que sufrió en la cruz de la pureza, para llegar a ser un ministro autorizado del Señor predicando el evangelio verdadero. Lea el registro del mártir Francis Howgill por sí mismo.

Juan nos dice: La unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él. 1 Juan 2:27. Y él les dijo esto porque había falsos maestros tratando de seducirlos. 1 Juan 2:26. Y el mundo está lleno de falsos maestros hoy en día, esta es la razón por la cual usted debe depender sólo en el Señor para ser enseñado.

Profesan conocer a Dios,
pero con sus hechos lo niegan; son abominables, desobedientes
y descalificado para toda buena obra. Tito 1:6

Este sitio le muestra el camino para ser enseñado directamente por Dios — el camino seguro y libre.

¿Debería dejar de ir a los servicios de mi secta?   (¿Por qué buscan ustedes entre los muertos al que vive?)

La palabra "iglesia", es el Cuerpo de Cristo, no un edificio o una secta. Él me dijo que usara el término "sectas deficientes". Una vez que usted esté convencido del evangelio verdadero, usted no va a poder quedarse; le dolerá escuchar las mentiras y tergiversaciones; escuchar la esperanza falsa, escuchar el evangelio falso; escuchar las promesas falsas de salvación; que le pidan dinero (lo cual está prohibido, así como se discutió anteriormente). Usted tendrá que irse.

De la Palabra del Señor en el interior acerca de todas las sectas deficientes de hoy:

Usted dirá ¿cómo puede ser esto? ¿Incluye acaso su evangelio que Cristo sea capaz de dirigirlos para salir de sus tinieblas a un estado sin pecado? ¿Acaso su Jesús les ofrece la destrucción del pecado y las obras de Satanás dentro de ellos ahora, mientras están en la tierra? ¿Acaso su Jesús les muestra lo que está en su corazón para que ellos se puedan arrepentir y agradarle a Él por medio de la obediencia? ¿Acaso su Jesús les promete el Reino del Cielo mientras todavía están vivos en la tierra, siempre y cuando ellos lo hagan su primera prioridad? Pablo dijo que algunos estaban predicando un evangelio diferente y un Jesús diferente al que él predicaba. Además el dijo que cualquiera que trajera un evangelio diferente cayera bajo maldición; un evangelio y un Jesús diferente a los que él predicaba. ¿Se puede usted imaginar a Cristo discutiendo acerca del pecado, la imperfección, la impureza y la pecaminosidad? Jesús dijo, De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34. ¿Acaso no significa el hecho de que hayan 30,000 sectas que existen 30,000 conceptos diferentes de Jesús? Por lo tanto, cada una está orando a un Jesús diferente — su conciencia colectiva — la opinión colectiva de su grupo acerca de cómo quiere Jesús que ellos vivan, cómo quiere él que le busquen, cómo quiere él que le adoren, lo que él espera que ellos hagan — como les enseñan sus maestros de la Biblia, con 30,000 posibles interpretaciones diferentes — y la cuenta sigue aumentando.

En vano me rinden culto, enseñando como doctrina los mandamientos de hombres. Mar 7:7

Los profetas profetizan con mentira, y los sacerdotes gobiernan por su propia cuenta [autoridad].
Y a la gente le gusta que sea así. ¿Qué, pues, haréis al final? Jer 5:31

Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quieren escuchar la ley de Jehovah.
Ellos han dicho a los videntes: 'No tengáis visiones'; y a los profetas: 'No nos profeticéis cosas rectas.
Decidnos, más bien, cosas halagüeñas; profetizad engaños e ilusiones. Isaías 30:9-10<


Porque vendrá el tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; más bien amontonarán para sí maestros conforme a sus propias pasiones, quienes les dirán lo que sus oídos con comezón quieren oír,
y a la vez que apartarán sus oídos de la verdad, se volverán a las fábulas. 2 Tim 4:3-4


Jesús dijo: Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que
Los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren. Juan 4:23
Dios es espíritu, y los que le adoran, deben le adoren en espíritu y en verdad. Juan 4:24
Para estar en espíritu y en verdad, usted primero debe ser cambiado por Dios mientras permanezca en su Palabra hablada y su Luz.
Por lo tanto todas las adoraciones, si no son en el Espíritu Santo con la verdad dentro de usted, desagradan a Dios.
Para ser convertido en un adorador que agrade a Dios, usted debe: ir a él, escuchar y obedecer. Vea Por qué el silencio para más información.

Porque el mundo prefiere tener un Cristo que los excusa por continuar viviendo en sus pasiones y placeres, sin consecuencia alguna;
pero aquellos que están comprometidos con la verdad prefieren que Cristo los cambie para vivir de manera que agrade a Dios, a cualquier costo.

Siga esta lógica. Si la gente cree que Jesús vino a liberarlos de la culpa, en vez de liberarlos del pecado, entonces Jesús vino para que podamos pecar más fácilmente: eliminar la culpa, haciendo el pecado más fácil, nos permite pecar más; por lo tanto Jesús promueve el pecado. Ellos hacen a Jesús impío. Ellos han ignorado completamente su mensaje básico: ¡ARREPIÉNTANSE, porque el reino de los cielos está cerca! Cuando la gente le ora a un Jesús que promueve el pecado, ¿a quién le están orando? No al Jesús que yo conozco; el Jesús que yo conozco destruye el pecado que está en mí, me purifica, me cambia, me convence de pecado, me habla de su justicia, me muestra mis fallas, me insiste que me arrepienta de mis pecados, me disciplina cuando fallo y celebra nuestras victorias sobre el pecado. Mi Jesús vino a la tierra y perdió su vida para abrir el Reino a todos los que creyeren en el evangelio verdadero. Por lo tanto, ¿es mi Jesús, que destruye el pecado, el mismo Jesús que promueve el pecado; o adoramos a un Jesús diferente? Él no nos condena por nuestros pecados siempre y cuando nos arrepintamos, paso a paso; pero si no estamos haciendo nada, sino agradeciendo a Jesús por permitirnos pecar libres de culpa, ¡entonces somos condenados! ¿Quiero yo adorar con personas que adoran a un Jesús diferente, personas que piensan que el pecado es permitido sin culpa o arrepentimiento, por muy bien intencionado que esto sea, habiendo sido gravemente engañados?

Las sectas deficientes ignoran, hacen caso omiso, y tratan con indiferencia todos los mandamientos de Jesús, mientras que confían en cuatro versículos, de miles que hay, para apoyar su idea de la salvación imaginaria; nunca se molestan en cuestionar cómo estos cuatro versículos deben ser interpretados en conjunto con todas las maravillosas enseñanzas y mandamientos de Jesús. Ellos esperan que Jesús sea su excusa para no obedecer los mandamientos por los que él dejó la gloria del cielo para venir a la tierra a enseñar; y después murió una muerte terrible, para mostrar hasta qué punto es necesaria la obediencia que todos debemos tener para poder agradar a Dios. Él no será su excusa. Jesús dijo que él negará a todos los que continúan pecando, aún aquellos que creen que son cristianos salvos.

Todo aquel que comete pecado infringe también la ley, pues el pecado es infracción de la ley. 1 Juan 3:4
Ellos le dicen que la ley está muerte y debido a que usted cree en Jesús, no tiene que seguir ninguna ley—que la transgresión de la ley es excusada por Jesús.
Sin embargo Jesús dijo: El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles, y recogerán de su Reino a todas las cosas que ofenden, y a los que hacen maldad [o transgreden la ley], y los echarán en el horno de fuego. Allí habrá llanto y crujir de dientes. Mat 13:41-42

¿Qué se puede decir acerca del reposo? ¿Sabe siquiera su secta lo que es el reposo?
"Este es el reposo; dad reposo al cansado. Este es el refrigerio." Pero ellos no quisieron oír Isa 28:12

Temamos, pues, mientras permanezca aún la promesa de entrar en su reposo, no sea que alguno de vosotros parezca quedarse atrás. Heb 4:1
Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y [entonces] hallaréis reposo para vuestras almas. Mat 11:29
El que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, así como Dios de las suyas. Heb 4:10
El reposo viene después de la salvación verdadera, después de la unión con Dios; el reposo es para que nuestras obras sean inspiradas y vigorizadas por Dios, para hacer su voluntad.
¿Ha entrado usted en su reposo? ¿Ha entrado en el reposo alguien en su secta?
¡Levantaos e idos, ya que éste no es el reposo! Debido a que está contaminado, éste os destruirá con dolorosa destrucción. Miq 2:10
¡No! porque las sectas deficientes han ignorado el evangelio de Jesús con sus requerimientos de arrepentimiento
y la recompensa del Reino, lo cual es exactamente lo que Jesús predicó y la razón por la cual lo predicó. (¿Cuán peor puede ser su error?)

¿Cómo piensa usted que se siente Jesús acerca de los grupos que piensan que él excusa el pecado, de esa manera promoviendo el pecado (la maldad)? ¿Cuántas personas sienten repugnancia por aquellos que hacen alarde de su rectitud y de que, a pesar de ser pecadores, tienen un favor especial con Dios con un lugar garantizado en los cielos, mientras continúan en sus pasiones y sus placeres? Cuando usted piensa en esto, ¡el concepto mismo es absurdo! Para las almas pensantes, este concepto de "iglesiandad" es una piedra de tropiezo que dispersa las ovejas, no permitiendo que oigan el mensaje de Jesús.

El que dice al impío: "Eres justo", los pueblos lo maldecirán; las naciones lo detestarán. Prov 24:24

¡Ay de los que a lo malo llaman bueno; y a lo bueno, malo! Que llamada las tinieblas luz y la luz tinieblas. Isa 5:20

Muchos, muchos, de los seguidores de Cristo se han salido, como ovejas esparcidas, de las sectas deficientes por causa de: hipocresía, ser enseñoreados, solicitación de dinero, frustración por no obtener ayuda para dejar de pecar, repugnancia por las posturas sociales que aprueban la maldad, condenación, etc. Los elegidos no son engañados por aquellos teniendo apariencia de piedad, pero negarán su poder. Ellos pueden ver la falta de frutos. Pueden ver la falta de poder. Pueden ver a los guías ciegos trasquilando el rebaño, obteniendo ganancias de los versículos de la Biblia, en un hoyo, ofreciendo nada de esperanza. Por eso es que es necesario que Cristo mismo sea el pastor de su rebaño.

Cuando Cristo, en unión con usted, controla cada uno de sus pensamientos, palabras, y acciones — entonces usted es parte del cuerpo de creyentes de Cristo — la novia de Cristo, parte de su verdadera iglesia. Cada miembro de su cuerpo actúa de acuerdo a la cabeza, que es Cristo. El cuerpo de Cristo no puede tener cada miembro actuando independientemente; de otra manera cada pie caminará de acuerdo a su propia voluntad, cada mano, cada ojo estará fuera del control de la cabeza, sin unidad de propósito, sin la unidad de espíritu, sin que Cristo esté en control. Cada parte del cuerpo de Cristo o de la iglesia debe estar totalmente controlado por la cabeza — así como las partes de su cuerpo físico están todas controladas por su cabeza. Cuando usted está lleno con la plenitud de Dios, entonces (y no será hasta entonces) Cristo es verdaderamente su Maestro, el Señor, y rey en mente, palabra, y acciones. Entonces, y sólo entonces, usted está en Cristo.

El problema es que los 'cristianos' viven de la misma manera que los 'pecadores' — porque niegan el poder de Dios para cambiarlos de las tinieblas a un estado sin pecado, y afirman por un detalle técnico que tienen el favor de Dios — dicen que Jesús es Señor con sus labios, pero lo mantienen lejos de sus corazones y así él no puede ser realmente su Señor y Rey.

Como dijo Pablo a Timoteo acerca de los que tienen apariencia (forma) de piedad, pero niegan su eficacia:

Porque habrá hombres amantes de sí mismos y del dinero. Serán vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, envanecidos y amantes de los placeres más que amantes de los Dios. Tendrán apariencia de piedad, pero negarán su poder. Aléjate de estas personas. 2 Tim. 3:2-5

(Una forma es una serie de prácticas religiosas: cantar, leer la Biblia, el bautismo, comer pan/vino, libros de oración, credos, vestido, incienso, tiempo de lenguas, tiempo de trasquilar el rebaño, campanas, sermones de la mente carnal, tiempo de llamar al altar, etc. — todos son planeados, repetidos, ensayados — de manera que las prácticas se convierten en un ritual para ser repetido y observado. La forma de la adoración que intentan no permite que el Espíritu Santo los guíe y controle su experiencia.)

Los pastores falsos le suplicarán que se quede como cliente que paga: "Pero usted se debe reunir con otros creyentes; no puede dejar de congregarse" como lo indica claramente Hebreos 10:25, pero la gente en Hebreos estaba esperando y "exhortándose unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca", el día del regreso del Señor en su Reino, lo cual es una experiencia personal de los creyentes purificados. La gente en Hebreos no tienen nada en común con la gente que espera el cielo después de la muerte y están contentos con seguir viviendo en pecado hasta la muerte. La gente en Hebreos se estaban exhortando los unos a los otros, lo cual es reprender el pecado, ser obedientes, hacer obras de amor, luchar por la fe. Si ellos no comparten su esperanza de pureza y del Reino por medio del arrepentimiento, con fe que Dios hará realidad su esperanza, entonces ellos no son creyentes; y como dijo Pablo: "¡Aléjate de estas personas!" y:

No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas?

¿O qué armonía tiene Cristo con Belial [el diablo]? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo? ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: HABITARE EN ELLOS, Y ANDARE ENTRE ELLOS; Y SERE SU DIOS, Y ELLOS SERAN MI PUEBLO.

Por tanto, SALID DE EN MEDIO DE ELLOS [los no creyentes] Y APARTAOS, dice el Señor; Y NO TOQUEIS [nada de] LO INMUNDO, y yo os recibiré. 2 Cor 6:14-17


Pero ahora os escribo que no os asociéis con ninguno que, llamándose cristiano, sea sexualmente inmoral, avaro, idólatra, recriminador [verbalmente abusivo], borracho o estafador. Con tal persona ni aun comáis. 1 Cor 5:11

De manera que cualquiera que se llame a sí mismo cristiano pero que sea culpable de inmoralidad, o devoción a cualquier cosa menos Dios, o avaricia, o echar maldiciones, mentir, arrebatos de ira, borracheras, deshonestidad o robo; no debiéramos asociarnos con ellos o siquiera comer una comida con ellos.

De la Carta acerca de la Codicia de Jorge Fox:

Así que el apóstol aquí no está hablando de los fornicadores, ni de los idólatras codiciosos, ni extorsionadores del mundo, que estaban afuera; porque Dios juzga a aquellos. Pero los santos, los apóstoles, y la iglesia verdadera debían juzgar a aquellos que practicaban tales cosas dentro de la iglesia, mostrando que la iglesia de los cristianos verdaderos tenía poder; y no juntarse ni siquiera comer con aquellos, cristianos profesantes, que tuvieran tales prácticas, sabiendo que los impíos no heredarían el reino de Dios; porque ellos eran corruptos, sucios, y no santificados ni justificados, etc. Así que si los santos sí se juntaban o comían con tales personas corruptas, no santificadas, no justificadas, o si tenían comunión con ellos, ellos tomaban los miembros de Cristo y los unían con una ramera; porque el que se una a una ramera es un solo cuerpo; porque "los dos", dijo él, "serán una sola carne". Y por lo tanto, los cuerpos de los santos son miembros de Cristo; ni Dios permita que se unan a una ramera, o que se hagan miembros de una ramera. 'Y aquel que se une al Señor, es uno en espíritu': Y los cuerpos de los santos son templos del Espíritu Santo, el cual proviene de Dios y Cristo, y siendo comprados por precio, la sangre de Cristo, y lavados, santificados, y justificados en el nombre de Jesucristo por el espíritu de Dios, ellos han de glorificar a Dios en sus cuerpos, almas y espíritus, los cuales son de Dios, quien se los ha dado para que así le glorifiquen; gloria sea a su nombre para siempre.

No que nosotros ya seamos puros, y estos otros no; no, es la diferencia en obligación, esperanza y fe lo que nos separa, hasta que estemos purificados. Al separarse usted para hacerse puro, usted tal vez pueda ayudarlos a ellos eventualmente; nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos. Las personas en las sectas deficientes, no importa cuan bien intencionadas sean, creen que están justificadas al seguir pecando — y que Jesús no quiere que se purifiquen, y además que Jesús no puede purificarlos- son incrédulos: ¿Qué tiene en común un creyente con un incrédulo? Vea la Carta número 391 de Jorge Fox para más información.

Si
usted está cerca de gente que comparte su esperanza con los que se pueda reunir, entonces reúnase con ellos para escuchar silenciosamente juntos al Señor.

Hasta que usted tenga tales personas con las cuales usted se pueda reunir, para que él le pueda enseñar usted tiene que alejarse discretamente de su secta deficiente como evidencia al Señor de que usted es sincero al esperar que él le guíe al estado sin pecado y al Reino. Su alejamiento de las enseñanzas falsas de las sectas deficientes es evidencia de su fe y de su esperanza de justicia y de la habilidad de Cristo de llevarlo a ese estado por su gracia y su poder. Si usted se queda, usted perderá su paz o perderá su integridad, y a la vez perderá las enseñanzas del Señor porque él no le edificará sobre un cimiento falso. El continuar teniendo comunión con ellos resultará en estrés, en estar discutiendo (peleando) con ellos, o en ser vencido por sus argumentos falsos y ser cautivo del pecado, sin poder nunca entrar en el reposo de Dios. Si usted se queda, se asocia con personas que piensan que el pecado está bien con Dios, siempre y cuando sean creyentes y apoyen su secta; asociarse con personas que demuestran continuamente que el mal es pasado por alto por Dios no puede ayudar sino más bien debilitar su decisión de deshacerse de su naturaleza pecaminosa. Estas personas constantemente le dirán: "Estamos bien, y tú estás bien porque Dios nos ama tal como somos, aún llenos de pecado; pero eso es un error trágico y colosal. Al asistir a sus reuniones, usted está apoyando a esa gente en sus propios engaños, apoyando las falsas enseñanzas de la secta, y por lo tanto condenándose a sí mismo.

La voz del Señor dijo: "Ellos se deben apartar de su secta para poder ser enseñados;" y "no se aparten de su secta por causa del orgullo o el prejuicio, sino sepárense de ella lo suficiente como para ver la falsedad de sus enseñanzas." Cuidémonos, por tanto, no sea que, aunque la promesa de entrar en su reposo sigue vigente, alguno de ustedes parezca quedarse atrás. Heb 4:1

Discusiones necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad,[a] que toman la piedad como fuente de ganancia. Apártate de los tales. 1 Tim 6:5

Les ruego, hermanos, que se cuiden de los que causan divisiones y dificultades, y van en contra de lo que a ustedes se les ha enseñado. Apártense de ellos. Rom 16:17

Hermanos, en el nombre del Señor Jesucristo les ordenamos que se aparten de todo hermano que esté viviendo como un vago y no según las enseñanzas recibidas de nosotros. 2 Tes 3:6

Si alguien los visita y no lleva esta enseñanza, no lo reciban en casa ni le den la bienvenida, pues quien le da la bienvenida se hace cómplice de sus malas obras. 2 Juan 1:10-11. (Esto se refiere a un maestro o un predicador de una secta deficiente.)

Jesús dijo: Dejadlos solos e ignoradlos. Son ciegos guías y maestros. Pero si el ciego guía al ciego, ambos caerán en el hoyo. Mat 15:14

¡Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis de sus plagas. Apoc 18:4-7

Sí , todas las sectas deficientes de hoy constituyen la Ramera de Babilonia del libro de Apocalipsis, con la cual todas las naciones han bebido del vino de la ira de sus fornicaciones, porque todas las sectas son simplemente variedades evoluciónales de la iglesia del imperio Romano, tanto del este como el oeste, las doctrinas de la cual eran dictadas por los emperadores canonizados Constantino y Justiniano el déspota, eliminando de esa manera el evangelio verdadero alrededor del año 390 DC. La iglesia adulteró con los reyes de la tierra. Este déficit no es de extrañar, si tenemos en cuenta que los discípulos y apóstoles de Cristo (Juan, Pedro, Pablo y Judas) escribieron acerca de los maestros y predicadores falsos de su tiempo, hace 2000 años.

Él [la bestia] también se le permitió hacer guerra con el pueblo santo de Dios (los santos) y vencerlos. Y le fue dado poder para extender su autoridad sobre cada tribu y pueblo y lengua y nación. La bestia del libro de Apocalipsis es la bestia de la autoridad religiosa pagana, el poder de la cual fue severamente reducido [una herida en la cabeza] por los primeros cristianos, particularmente en la región del Mediterráneo. Pero una segunda bestia se levantó un corto tiempo después, que tenía cuernos como los de un cordero, pero era una bestia. Note que esta bestia parece ser cristiana, y bajo la pretensión de la autoridad del cordero (aunque actuando por medio del poder del dragón, derivado de la primera bestia de la religión pagana) obliga a los hombres a conformarse con tales tradiciones, ceremonias y rituales (por el deber cristiano), pareciéndose así a las costumbres de los paganos, en su adoración idólatra y su superstición. Toda la tierra siguió a esta bestia, y todavía lo hace. Así surgió la falsa iglesia, y nadie podía espiritualmente comprar o vender, (como las vírgenes insensatas no pudieron comprar el aceite para sus lámparas), a menos que se sometieran a la bestia y recibieran la marca de la iglesia falsa. Cualquiera que negara a esa iglesia falsa, o tratara de comprar o vender (obras espirituales por medio de la mente o la mano) sin la sanción de la iglesia falsa fueron martirizados, como sus predecesores lo habían sido anteriormente, bajo el poder pagano, o la primera bestia.

De la Palabra del Señor en el interior:
"Se puede ver que cualquier hombre que estuviera actuando fuera de las normas
o en disconformidad con la iglesia Católica era asesinado."

Durante la Edad media (del 800 A.C. hasta el 1500 D.C.) nueve millones de almas fueron llevadas a la muerte por la iglesia Católica, acusadas de brujería. Y mientras esta iglesia falsa es a menudo identificada por los protestantes como la iglesia romana, los protestantes son todos parte de la misma falsa ramera (la bestia tiene muchos nombres), y las sectas deficientes que practicaban las invenciones creadas por el hombre: el bautismo de infantes, jugo de uva y pan, la trinidad, (que no se menciona en las escrituras), el matrimonio por los sacerdotes, los edificios vanos y orgullosos, torres con campanas, túnicas negras, camisas negras, collares especiales, los credos, la lectura de los sermones, los sacramentos, los vicarios, secretarios, párrocos, curas, bachilleres de arte, magisteres, padres, la Navidad, Semana Santa, y los bachilleres de divinidad; la salvación sobre la base de decir ciertas palabras, el agua, el pan y el vino — todos los rituales supersticiosos — en lugar de un cambio completo de corazón — circuncidado para ser un nuevo corazón y una mente nueva en una criatura completamente nueva; todos son inventos heredados de la madre del protestantismo, los católicos romanos.

Los servicios protestantes tienen sus raíces en la misa católica, la cual es contraria a todas las normas del Nuevo Testamento y tiene orígen medieval, que refleja rituales mágicos y paganos y drama griego, al separar el cuerpo de Cristo en dos clases: la orden privilegiada y promocionada de los clérigos en contraste con la audiencia o laicado que sólo miraba y escuchaba el dramático espectáculo, llamado adoración. Bajo el liderazgo del emperador Constantino, quien había envenedado a su hijo y hervido a su esposa hasta la muerte, la secta católica fue personificada en el gobierno romano, que prescribió su doctrina, edificó sus iglesias a través del imperio, le pagó al clérigo, vistió al clérigo igual que los oficiales del gobierno romano, abolió la Pascua Judía reemplazándola con la Pascua de Resurrección, y designó la Navidad para que coincidiera con los días de fiesta paganos de los romanos. Se les aplicaron nombres cristianos a varios rituales y tradiciones paganas, dándoles credibilidad ante los desprevenidos. Todos los creyentes cristianos disidentes fueron ya sea desterrados en el exilio o muertos. 

No solamente fue detenido cualquiera que tratara de enseñar o escuchar una doctrina diferente, comprar o vender aceite espiritual; ellos fueron asesinados — lo cual realmente los dejó incapaces de comprar o vender.

Muchas persecuciones católicas romanas fueron justificadas por las famosas palabras de San(?) Agustín: "¿Por qué ... no debería la iglesia usar fuerza para forzar a sus hijos perdidos a regresar, si los hijos perdidos fuerzan a otros a ir a su destrucción?" — Un clásico ejemplo de "el fin justifica los medios", que hacer perder de vista el mandato principal de Cristo para "amar a los enemigos," no destruirlos. Otro supuesto santo(?), Tomás Aquinas escribió: De parte de la Iglesia, sin embargo, hay misericordia que busca la conversión del errante, por lo cual ella no condena de inmediato, sino "después de la primera y la segunda amonestación," como el apóstol los dirige: después de eso, si él es todavía rebelde, la Iglesia ya no espera su conversión, sino busca la salvación de otros, al excomulgarlo y separarlo de la Iglesia, y además lo entrega a un tribunal secular para ser exterminado así del mundo por la muerte. Estos reverenciados santos(?) ignoraron las escrituras del Nuevo Testamento que señalan claramente que debemos amar a nuestros enemigos, que debemos orar por nuestros enemigos, que debemos dar la otra mejilla, y que era algo satánico incluso pensar acerca de matar a aquellos que no comparten nuestras creencias. Jesús además dijo que si alguien está violando las normas de la iglesia (pecando), ellos deben ser advertidos por uno, después advertidos por dos o tres, después censurado por todo el cuerpo de creyentes, — y si ellos no se arrepienten de su error, ellos deben ser expulsados y evitados — no asesinados, ni encarcelados, ni torturados ni privados de su propiedad. Se supone que debemos amar y orar por nuestros enemigos, no destruirlos.

Los protestantes también mataron herejes. Juan Calvino fue el fundador principal del protestantismo, y tuvo gran influencia sobre los presbiterianos, congregacionalistas, bautistas, y aún luteranos. Calvino hizo arrestar a Servet y presentó cargos de herejía en contra de él, y testificó en contra de él durante su juicio; el crimen de Servet fue haber negado el apoyo bíblico de la trinidad y el bautismo infantil. Los cargos en su contra que Calvino presentó y su eventual arresto resultó en que Servet fuera quemado en la estaca. Calvino también hizo que treinta y cuatro mujeres fueran quemadas en la estaca como brujas acusadas de ser responsables por una plaga, mientras que otra versión le atribuye a su teocracia en Ginebra 58 sentencias de muerte. Calvino justificó la ejecución de los herejes, al escribir: Quien sea que sostiene ese mal que es hecho a los herejes y blasfemos al castigarlos se hace a sí mismo un cómplice en su crimen y culpable como ellos. Aquí no hay duda de la autoridad del hombre; es Dios quien habla, y es claro qué ley él hubiera guardado en la iglesia, aún hasta el fin del mundo. Por lo cual él demanda de nosotros una severidad tal, aunque sea para mostrarnos que no le damos el honor debido, mientras que no pongamos su servicio por encima de toda consideración humana, de modo que no perdonemos ni familiares, ni la sangre de ninguno, y nos olvidemos de toda la humanidad cuando el asunto sea combatir para su gloria. Los defensores de Calvino, derramando sangre y olvidando toda humanidad, mencionan que muchos otros protestantes mataron herejes también — (la defensa de "todos lo han hecho"; mejor dicho es: ¿todos los grandes hombres de Dios(?) ellos fueron asesinos).

Jesús dijo: .. cualquiera que os mate pensará que rinde servicio a Dios. Juan 16:2

Otro protestante venerado era Martín Lutero, que estaba lleno de odio por los judíos. Lo siguiente es parte del artículo de Wikipedia acerca de Martín Lutero:

Lutero inicialmente recomendó ser amables con los judíos, pero sólo con la intención de convertirlos al cristianismo, lo que se llamaba Judenmission. Cuando sus esfuerzos para convertirlos fracasaron, él se hizo cada vez más hostil hacia ellos. Sus obras principales con respecto a los judíos fueron su tratado de 60,000 palabras llamado Von den Juden und Ihren Lügen (Sobres los judíos y sus mentiras), y Vom Schem Hamphoras und vom Geschlecht Christi (Sobre el santo nombre y el linaje de Cristo) — que fueron reimpresos cinco veces durante su vida — ambos escritos en 1543, tres años antes de su muerte. Él dijo que los judíos ya no eran el pueblo escogido de Dios, sino que eran "el pueblo del demonio." Eran el pueblo degradado y adúltero, es decir, no el pueblo de Dios, y su jactancia de ser el linaje, la circuncisión y la ley debía ser considerada como suciedad." La sinagoga era una "novia contaminada, sí, una ramera incorregible y una mujerzuela impía ..." y los judíos estaban llenos de "las heces del diablo ... en las cuales se revuelcan como cerdos." Él recomendó incendiar las sinagogas, destruir los libros de oraciones de los judíos, prohibirle predicar a los rabinos, confiscar la propiedad y el dinero de los judíos, y asegurar que estos "gusanos venenosos" fueran forzados a hacer trabajos pesados o expulsados "para siempre." Él también parecía sancionar su asesinato, cuando escribió "somos culpables por no destruirlos."

Según la opinión del Dr. Robert Michael, las obras de Lutero adquirieron un estatus de escrituras en Alemania, y él llegó a ser el autor más leído de su generación, en parte debido a la naturaleza tosca y apasionada de sus escritos. La opinión prevaleciente entre los historiadores es que su retórica anti-judía contribuyó de manera importante al desarrollo del antisemitismo en Alemania, y en la década de 1930 y 1940 proveyó un fundamento ideal para los ataques del partido nacionalsocialista (NAZI) sobre los judíos. Reinhold Lewin escribió que "cualquiera que escribiera en contra de los judíos por cualquier razón creía que tenía el derecho a justificarse a sí mismo de manera triunfante si se refería a Lutero." Según Michael, casi todos los libros en contra de los judíos que se imprimieron durante el Tercer Reich contenían referencias y citas de Lutero. Heinrich Himmler escribió con admiración acerca de sus escritos y sermones sobre los judíos en el año 1940. La ciudad de Nuremberg presentó una primera edición de Sobres los judíos y sus mentiras a Julius Streicher, editor del periódico Nazi Der Stürmer, en su cumpleaños el año 1937; el periódico lo describió como el tratado más radicalmente anti semítico que se haya publicado. En el 17 de diciembre, 1941, siete confederaciones protestantes regionales emitieron una declaración en la que concordaban con la norma que obligaba a los judíos a usar una banda amarilla, "ya que después de su amarga experiencia Lutero ya había sugerido medidas preventivas en contra de los judíos y su expulsión del territorio alemán."

Todas las sectas protestantes y católicas que mataron (o incluso aprovaron la matanza) de aquellos que tenían una opinión religiosa diferente eran muy diferentes a los verdaderos cristianos; al incluso considerar el asesinato, ellos estaban siguiendo y cediendo a su padre el diablo, quien fue homicida desde el principio.

Tal vez usted está comenzando a ver que para el año 388 d. C., el cristianismo se había transformado en sinagogas de Satanás, con ministros de Satanás transformados para parecer ministros de justicia. Agustín y Tomás son dos de los cuatro pilares del catolicismo romano. Calvino y Lutero son los fundadores principales del protestantismo. Si los venerados fundadores de las sectas son impíos, ¿cómo pueden las sectas mismas y las doctrinas que promulgan no ser también impías? Cuando la raíz es mala, no importa cuántas ramas estén en el árbol — son malas también. De la voz del Señor en el interior: "Ellos son corruptos, hasta la médula;" y "ay de aquellos que tratan de sacar algo bueno de lo malo."

Y la ramera estaba ebria de la sangre de los santos — la inquisición de la iglesia romana y las masacres a través de toda Europa, en la cual durante la Edad media (del 800 A.C. hasta el 1500 D.C.) nueve millones de almas fueron llevadas a la muerte, acusadas de brujería.Los fanáticos protestantes de Alemania, inspirados por la traducción radical de la Biblia por Lutero, mataron a 100.000 católicos y personas de alta clase en la Guerra de los Campesinos. El rey inglés Enrique VIII, el fundador de los episcopales, hizo que 72.000 opositores (mayormente católicos) fueran asesinados. Inglaterra, Escocia e Irlanda sufrieron tres guerras civiles de puritanos* en contra de los gobiernos gobernantes, las cuales dejaron a 190.000 personas muertas en Inglaterra (3.7% de la población); 60.000 muertos en Escocia (6% de la población); y 616.000 muertos en Irlanda (41% de la población, la cual era mayormente católica).

*Justificando su revolución como algo que trajo el reino de Cristo a la tierra, los puritanos consideraron a sus adversarios como enemigos de Cristo. Los puritanos oficiales de su ejército frecuentemente inspiraron a sus tropas al gritar una cita del Antiguo Testamento en contra de la idolatría pagana: "¡Maldito el que haga con negligencia la obra de Jehovah! ¡Maldito el que retraiga su espada de la sangre!" Los victoriosos soldados puritanos y parlamentarios, con sus nombres bíblicos extraordinarios — Alabanza a Dios Barebones y Sargento Hew Agag en Pedazos ante el Señor — recorrían el país, destruyendo imágenes en las iglesias, arrancando las pipas de los órganos, rompiendo los vitrales, y guardando sus caballos en catedrales.

Esto fue seguido en el siglo 17 por los protestantes de Inglaterra y Estados Unidos, quienes en 50 años fueron responsables de las muertes de más de 869 cuáqueros, (incluyendo a tres hombres y una mujer ahorcados en Boston por los puritanos creyetes de la Biblia), encarcelando a decenas de miles, y confiscando las propiedades de decenas de miles; los perseguidores de los cuáqueros incluyeron los episcopales, presbiterianos, puritanos congregacionalistas, y bautistas.

La iglesia falsa se jacta que no es una viuda y que no verá llanto. Ella se jacta de que Cristo es su esposo; pero estas iglesias falsas son la ramera de Babilonia, quienes ignoran el mandamiento de Cristo de arrepentirse, sus enseñanzas, sus requisitos, sus advertencias, su necesaria santidad, su evangelio, su Reino, su promesa de libertad del pecado, y su cruz de negación propia — la Cruz Perdida de la Pureza.

Ahora, el mundo entero, pensando que están adorando a Cristo, adorando al diablo, Apoc 13:3-4. ¿Cómo puede ser esto? Porque el Jesús falso que adoran excusa todo tipo de pecado; el Jesús falso que ellos adoran se desposará con una novia que está llena de adulterio, codicia, ira, lujuria, lenguaje profano, mentiras, etc. Su Jesús falso les permite vivir su vida en pecado hasta que mueren, y después se supone que los va a aceptar en el cielo. Este Jesús falso hace el pecado más fácil, haciendo que el pecado sea supuestamente libre de culpa. Este Jesús falso acepta el pecado y el mal. Su Jesús falso dice: ustedes pueden vivir como ustedes quieran, haciendo decisiones por sí mismos basado en lo que ustedes piensan que es bueno o malo. Amigos, esta es una descripción del diablo que le dijo a Eva que ellos serían como Dios, conociendo el bien y el mal. Este Jesús falso es un dios que aprueba que el hombre camine según las imaginaciones de su corazón, que es peor que adorar ídolos de madera o de piedra, Jer 16:11-12. Este Jesús falso aprueba que el hombre sea su propio dios. Este no es el Jesús verdadero.

Jesús es santo y puro. La novia de Jesús debe ser santa y pura también. Jesús dijo: ¡No pequen más! Y ¡Arrepiéntanse o perezcan! [perder su alma]. Y Jesús dijo: Si tu mano te hace tropezar, córtala. Mejor te es entrar manco a la vida que teniendo dos manos, ir al infierno, al fuego inextinguible. Si tu pie te hace tropezar, córtalo. Mejor te es entrar cojo a la vida que teniendo dos pies, ser echado al infierno. Y si tu ojo te hace tropezar, sácalo. Mejor te es entrar con un solo ojo al reino de Dios que, teniendo dos ojos, ser echado al infierno. Mar 9:43-47. Jesús está tratando desesperadamente de decirnos que para entrar en el reino y escapar el infierno, el pecado debe ser eliminado. Él sabía que los ministros falsos con evangelios falsos que prometen libertad para continuar pecando se levantarían después que él se fuera. Los cambios en nuestro corazón a través de la cruz perdida de la pureza pueden quitar el deseo de la mano, del pie, y del ojo, que causan que pequemos.

Sin santidad, nadie verá a Dios. Heb 12:14. Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. Rom 8:8,13. Y los que son de Cristo han crucificado al carne con sus pasiones y deseos [lujuria y afectos]. Gal 5:24. Y Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoral ni impuro ni avaro, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con vanas palabras, porque a causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. Efe 5:5-6. De modo que todas las 30,000 sectas del cristianismo, que permiten que sus miembros sigan pecando hasta la muerte, están adorando al diablo, que usa una etiqueta que dice Jesús. Pablo nos advirtió acerca de este "Jesús diferente" y los evangelios diferentes. 2 Cor 11:4, Gal 1:8-9.

(Si usted quiere leer más acerca de la ramera y la bestia, tenemos escritos de Isaac Penington en este sitio: 1. Babilonia la Grande, y 2. La Gran Apostasía, y La Historia de la Iglesia de Janney. También hay páginas web por separado que detallan muchas más de las deficiencias y las mentiras de la cristiandad.)

Vaya usted mismo con el Buen Pastor, saltándose los supuestos intermediarios. Vaya al Maestro. La Verdad. La Luz. El Camino. El Capitán de su Salvación. El Autor y Consumador de su fe. Su todo. Él nunca le fallará — si usted le permite, él le guiará, le enseñará, liderará, cambiará, destruirá el pecado dentro de usted, le amará y le llevará al paraíso.

¡Salid de en medio de ellos, y apartaos! dice el Señor. No toquéis lo impuro, y yo os recibiré; y seré para vosotros Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. 2 Cor. 6:17-18

No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el Reino.
Luc 12:32

Vea Cómo beneficiarse del poder de Dios que produce cambio para más información acerca de cómo escuchar y recibir la gracia de Dios que le enseña y le cambia.

_______________________________

Pulse aquí para leer un mensaje increíble
de un mártir cristiano de 18 años que fue enseñado por Cristo mismo

Su conocimiento de Cristo, Dios y la Biblia es tan superior a cualquier cosa que usted alguna vez haya oído de un predicador en esta era de apostasía que usted sabrá que este joven, predicando en su adolescencia, sin educación que no sea Cristo, realmente poseía el Espíritu de Jesús con su sabiduría y conocimiento. Este es el resultado de que Jesús nos enseñe él mismo.

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio