La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Corintios 12:7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Pero a cada hombre le es dada manifestación del Espíritu para el bien de todos.2 [Entonces Pedro se puso de pie con los once, levantó la voz y les declaró: "Hombres de Judea y todos los habitantes de Jerusalén, sea conocido esto a vosotros, y prestad atención a mis palabras. Más bien, esto es lo que fue dicho por medio del profeta Joel: 'Sucederá en los últimos días, dice Dios, que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños. De cierto, sobre mis siervos y mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. Daré prodigios en el cielo arriba, y señales en la tierra abajo: sangre, fuego y vapor de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, grande y glorioso.'" Hechos 2:14-18.]

Tito 2:11-12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 [La gracia, (el Espíritu, la Luz), es dada a todo hombre para que pueda hacer caso a su aparición suave y anónima y el llamado al arrepentimiento de sus malos caminos, porque Dios quiere que todos los hombres sean salvos.]

     Porque la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres,[Para obtener acceso a la gracia, uno debe esperar a Dios, escuchar, velar, y obedecer lo que uno oye. Por gracia por medio de la fe interna el Espíritu nos encarga que neguemos la impiedad y los deseos, enseñándonos cómo vivir justa y piadosamente en este mundo. A medida que oímos, la gracia entonces quita los pecados de nuestro corazón. La salvación es llevada a aquellos que le hacen caso y le obedecen a medida que le esperan persistente y obedientemente. Heb 5:9, 9:28.]

 12 enseñándonos a negar la impiedad y los deseos mundanales, y cómo vivir sobria, justa y piadosamente en este mundo presente, [La gracia está en el corazón de cada hombre, esperando a que él vaya hacia su interior para ser enseñado y cambiado, para que llegue a ser justo, puro, y santo. Un "creyente" que muere mientras todavía está pecando está contaminado y es expulsado del cielo; la gracia no es una excusa para pasar por alto el juicio o el infierno; todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras.]

Juan 1:7,9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen por medio de él [la luz, el Cristo].4 [Juan vino a dar testimonio de la Luz (la Luz de la Palabra), para que todos los hombres pudieran creer lo que la luz revela que es verdad y así sean salvos — esto es creer en Jesús. De la Palabra del Señor en el interior: "Hagan caso a la luz, lo cual es consentir con la verdad." Jesús nos dice: "creed en la luz, para que seáis hijos de luz." Juan 12:36. Esta Luz había sido profetizada como el nuevo pacto de Dios con la salvación hasta los confines de la tierra, tanto a los judíos como a los gentiles. Isa 42:6,49:6. La luz de la vida, que Dios ha escondido en el corazón, es el nuevo pacto; aquel que quiere entrar en el nuevo pacto, hay que creer y obedecer la luz que es Cristo.]

 9 Aquél era la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo.5 [Todos los hombres tienen una pequeña medida de la luz (Cristo) que les es dada para que puedan creer las convicciones anónimas de la luz de que nuestros malos caminos son verdaderos y eventualmente puedan ser salvos; porque Dios quiere que todos los hombres sean salvos, y por lo tanto Él le da a todos los hombres una oportunidad igual de que sean salvos con suficiente luz para guiarlos. Si nosotros hacemos caso persistentemente a la luz y la palabra en nuestros corazones que nos reprende, entonces nosotros recibimos más de su Espíritu, eventualmente somos liberados de todo pecado y vemos a Jesús trayéndonos nuestra salvación y vida eterna. Con un hambre por justicia nosotros buscamos a Dios al exponernos a nosotros mismos a sus otros mandamientos y enseñanzas al esperarle a él en humilde silencio a medida que escuchamos y velamos.]

Romanos 10:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Más bien, ¿qué dice? "La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón [para que la puedas oír y obedecer];" esta es la palabra de fe que predicamos:1 [Esto hace referencia a Deut 30:14, que dice: Ciertamente muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la obedezcas. Los apóstoles predicaron que el Señor habla palabras desde el interior de tu corazón, para ser oídas, creídas, y después obedecidas en fe; por eso es llamada la palabra de fe. Los apóstoles predicaron que la fe viene por el oír la palabra en su corazón, Rom 10:17. Aquel que va a Él comes para escuchar la palabras que Él habla (desde el interior de su corazón), y después las obedece, edifica su fe sobre la roca sólida. Lucas 6:47. Usted viene a Él al sentarse en humilde silencio, esperando en Él, a medida que usted oye las palabras que Él habla y vela esperando sus revelaciones.]

Apocalipsis 3:20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo.6 [La puerta es el corazón de todo hombre; el tocar la puerta es ruego suave y anónimo de él para que usted se aparte del mal. El abrir la puerta es creer que sus ruegos son verdaderos y arrepentirse del mal que él expone, y cambiar su conducta de manera apropiada. El cenar con él es recibir más de su sabiduría que él derrama sobre usted en respuesta a su obediencia cuando usted hace caso a sus reproches. De la Palabra del Señor en el interior: "todo hombre ha oído el llamado al arrepentimiento".]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.