La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Timoteo 2:11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 Fiel es esta palabra: Si morimos con él, también viviremos con él. [Haber muerto con el Señor es haber hecho morir su naturaleza pecaminosa y haberla crucificado en la cruz interna de la negación propia, y haber pasado por el bautismo de la muerte: Pues, por el bautismo fuimos sepultados juntamente con él en la muerte, Rom 6:4; y al ser sepultado con él en el verdadero bautismo, usted también es resucitado con él. Col 2:12. Al igual que la resurrección de Lázaro, después de que tú sometas al bautismo de la muerte, el Señor te llama por tu nombre para "ven fuera". Esto no se debe suponer; se debe experimentar. Suponer es cristianismo falso. Pierdes tu vida al final de tu crucifixión, con muchos muchos actos de arrepentimiento ordenado, varias pruebas con sufrimiento, y luego el bautismo de fuego, cual es el bautismo de muerte. Esta muerte no es una figura retórica. Para obtener detalles sobre este bautismo de fuego y muerte, consulte la nota al pie de página de Mateo 3:11-12 en este sitio.]

Mateo 3:11-12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 Yo, a la verdad, os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene después de mí, cuyo calzado no soy digno de llevar, es más poderoso que yo. Él os bautizará en el Espíritu Santo y fuego. [Este es el bautismo de la muerte, para luego ser resucitado con Cristo como una nueva criatura con un nuevo corazón, mente y espíritu. De la Palabra del Señor en el interior: "Usted es resucitado a una nueva vida, no sólo una imitación; Él es uno con nosotros y está siempre presente".]

 12 Su aventador está en su mano, y limpiará su era. Recogerá su trigo en el granero y quemará la paja en el fuego que nunca se apagará."3 [El Señor separa el trigo de la paja, lo precioso de lo vil. El trigo es las palabras de vida que él le ha hablado, y estas palabras son implantadas en su corazón para formar a Cristo en el interior; la paja es su naturaleza egoísta y pecaminosa de sus deseos, afectos, y orgullo, la cual después de la separación es quemada hasta el olvido por el fuego devorador y las llamas eternas de Jesús, la palabra pura de la vida, la cual es fuego. De la Palabra del Señor en el interior: "Dios pisotea y descarta todo lo que es profano; hay una muerte. Uno realmente muere para entrar al campamento". Este bautismo de muerte es el paso final antes de la traslación hacia el reino de Dios, para estar allí mientras estamos en la tierra y después para siempre.]

Romanos 6:4

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 Pues, por el bautismo fuimos sepultados juntamente con él en la muerte, para que así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros deberíamos andar en novedad de vida. [Al igual que la resurrección de Lázaro, después de que tú sometas al bautismo de la muerte, el Señor te llama por tu nombre para "ven fuera" y ser resucitado con Él a una novedad de vida. El ser sepultado, el bautismo en la muerte, y la novedad de vida no deben ser imaginados, asumidos, o presumidos: De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; as cosas viejas pasaron; he aqui, todas son hechas nuevas. 2 Cor 5:17. Con respecto al bautismo de muerte antes de la novedad de vida, la Palabra del Señor en el interior habló: "Hay una muerte. Uno realmente muere para entrar al campamento. Usted es resucitado a una nueva vida, no sólo una imitación. Él es uno con nosotros y está siempre presente. La nueva vida es tan radicalmente diferente como un hombre que ha vivido en un subterráneo toda su vida, y que de repente sale a la superficie para ver el sol, el cielo, la vegetación, el viento, las estrellas, los colores". Para obtener detalles sobre este bautismo de fuego y muerte, consulte la nota al pie de página de Mateo 3:11-12 en este sitio.]

Colosenses 2:12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 12 sepultado juntamente con él en el bautismo [de muerte], en el cual también serás resucitado juntamente con él, por medio de la fe en el poder de Dios que lo levantó de entre los muertos.3 [Este resucitar con Cristo no es después de la muerte física normal de todos los hombres; es la muerte de un buscador que ha sido crucificado, quién pierde su vida para salvar su vida. Al igual que la resurrección de Lázaro, después de que tú sometas al bautismo de la muerte, el Señor te llama por tu nombre para "ven fuera". De la Palabra del Señor en el interior: "Con respecto al bautismo de muerte antes de la novedad de vida, la Palabra del Señor en el interior habló: "Hay una muerte. Uno realmente muere para entrar al campamento. Cristo en realidad es resucitado en toda persona que viene a Él y le obedece repetidamente. Tú no has experimentado la gracia hasta que hayas sido resucitado con Él. Usted es resucitado a una nueva vida, no sólo una imitación; Él es uno con nosotros y está siempre presente. Con persistente y fiel obediencia, tú también serás resucitado." Para obtener detalles sobre este bautismo de fuego y muerte, consulte la nota al pie de página de Mateo 3:11-12 en este sitio.]

Filipenses 3:10-11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 Para poder conocerle a él, para experimentar el poder de su resurrección, y participar en sus padecimientos, para ser semejante a él en su muerte; [Pablo escribe acerca de experimentar el poder de su resurrección y para ser semejante a él en su muerte. Si usted quiere reinar con él, debe sufrir con él, 2 Tim 2:12; si quiere vivir con él, debe morir con él, 2 Tim 2:11; si muere con él, debe ser sepultado con él, Rom 6:4; y al ser sepultado con él en el verdadero bautismo, usted también se levanta con él. Col 2:12, Efe 2:6. Morimos con él (Jesús) cuando pasamos por el bautismo de fuego y muerte; de la Palabra del Señor en el interior: "Hay una muerte. Uno realmente muere para entrar al campamento. Usted es resucitado a una nueva vida, no sólo una imitación; Él es uno con nosotros y está siempre presente".]

 11 y para alcanzar la resurrección de la muerte. [Después que hemos crucificado nuestro hombre viejo, somos resucitados con Cristo como una nueva criatura. De la Palabra del Señor en el interior: "Cristo es en realidad resucitado en cada persona que viene a Él y le obedece repetidamente." Entonces ya no es usted quien vive, sino Cristo quien vive en usted, Gál 2:20. Pablo está animando a los filipenses que aún no han muerto en el bautismo de la muerte y han resucitado a una nueva vida con Cristo y Dios en ellos.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.