La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 15:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Si vosotros producís mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado, y mostráis que sois verdaderamente mis discípulos [verdaderos seguidores].2 [El fruto que este versículo menciona es el fruto del Espíritu Santo: amor, gozo, paz (quietud y confianza segura para siempre), paciencia (incluyendo longanimidad, constancia y perseverancia), amabilidad, bondad, fe, benignidad, (incluyendo mansedumbre y humildad), y dominio propio (dominio de los apetitos sensuales, deseos y pasiones). Gál 5:22-23. Todo aquel que no produce el fruto del Espíritu Santo en esta vida es echado en el fuego, así como las ramas de un árbol son podadas y echadas en el fuego. Esta es la prueba de un verdadero discípulo o seguidor de Jesús: producir fruto; y cuando un verdadero seguidor produce fruto, ¡el Padre es honorado y glorificado! Yo le pregunto: "¿alguna vez a oído de una meta más digna que traer honor y gloria a su creador?"]

Mateo 5:16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, de modo que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. [Cuando usted es liberado del pecado y del mal en su corazón, la luz de Dios brillará en su corazón, para guiar sus pensamientos, palabras, y obras. Dios nos hace un instrumento apto en sus manos para dirigir en obras de amor, para mostrarle al mundo el amor de Dios, para sacudir a las naciones, y para extender la palabra de vida. Las obras de Dios son realizadas por su pueblo con gran gozo porque ellos saben que todas sus palabras y acciones son perfectas y virtuosas y que traen gloria y honor a Dios; así ellos están obrando verdadera justicia. El propósito de hacerse cristiano es hacer obras según la voluntad de Dios: para que se haga tu voluntad en la tierra como se hace en el cielo. Mat 6:10]

Juan 7:18

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 El que habla de sí mismo [por sus propias palabras] busca su propia gloria;1 pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y en él no hay injusticia. [No lea esto incorrectamente como "el que habla para sí mismo;" si usted no es enviado específicamente, y si usted está decidiendo qué decir, entonces usted está hablando de sí mismo y buscando su propia gloria. Para buscar la gloria de Dios y no la suya, usted debe primero ser enviado y después sólo hablar palabras oídas del Espíritu inmediatamente antes de hablar. Jesús no juzgó, ni habló, ni actuó sin mandos específica del Padre. Si usted está hablando y/o trabajando para Dios sin que Él le ordene específicamente cada palabra y acción, entonces usted está fundamentalmente afirmando que sus propias palabras y acciones son superiores a lo que las palabras de Jesús hubieran sido si él hubiera hecho sus decisiones acerca de qué decir y hacer.]

Filipenses 2:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 porque Dios es el que produce en vosotros tanto la voluntad (para trabajar) y las obras (como son ordenadas), según su buen placer. [Un verdadero cristiano es crucificado y purificado por la gracia de Dios, capaz de hacer la voluntad de Dios en la tierra como en el cielo; ese es el único propósito de un verdadero cristiano: orar, hablar, y actuar como Dios dirige, para así traer placer, honor y gloria a Dios.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.