La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Corintios 3:1,3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Y yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niñitos con Cristo.1 [Un hombre carnal es un hombre de la carne y no de Cristo; un hombre carnal todavía está pecando, todavía está caminando por los impulsos de su carne, su mente caída, y su imaginación impía. No lea este versículo por sí mismo y piense que los hombres carnales y pecadores pueden ser nacidos en Cristo, porque Juan claramente nos dice: Todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él, y no puede seguir pecando, porque ha nacido de Dios; y Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no sigue pecando; más bien, Dios protege a aquel a quien ha engendrado, y el maligno no le toca. 1 Juan 3:9, 1 Juan 5:18.]

 3 porque todavía sois carnales [cautivos de la naturaleza pecaminosa]. Pues en tanto que hay celos y contiendas entre vosotros, ¿no es cierto que sois carnales y andáis como humanos?

Efesios 2:2-3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, conforme a la corriente de este mundo y al príncipe de la potestad del aire [Satanás], que es el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia. [Hasta que usted sea obedientemente guiado por el Espíritu de Cristo en todos sus pensamientos, palabras, y acciones, usted es un hijo de la desobediencia: un descendiente de Adán, el hombre caído y desobediente; y a menos que usted haya crucificado ese espíritu satánico y egoísta dentro de usted, usted está caminando de acuerdo a la dirección de Satanás, lo cual es caminar en lujuria, satisfaciendo los deseos de su carne y los pensamientos de su mente carnal.]

 3 En tiempos pasados todos nosotros tuvimos nuestra conducta entre ellos en la lujuria de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y los pensamientos de nuestra mente; y por naturaleza éramos hijos de ira y el objeto de su indignación, como el resto de la humanidad.1 [¡Tome nota! Toda la humanidad camina en deseos pecaminosos, de acuerdo a los deseos de su carne y los pensamientos de su mente, la cual está bajo la guía de Satanás. Sin embargo, Pablo le está hablando a los creyentes crucificados, quienes ya no están controlados por los deseos de su carne; quienes ya no piensan sus propios pensamientos, cuya naturaleza pecaminosa ha sido destruída, incluyendo su mente carnal, remplazada por la mente de Cristo.]

Romanos 8:6-7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Porque tener una mente carnal es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. [No cometa el error de pensar que usted es una persona con mente espiritual a menos que el Señor haya destruido su mente carnal, liberándolo del pecado, y liberándolo de caminar de acuerdo a los deseos de su carne y los pensamientos de su mente. Cuando usted está caminando con el Espíritu que suple sus pensamientos, sus palabras para que hable, y sus obras para que realice — sólo entonces usted tiene una mente espiritual, poseyendo la mente de Cristo como su guía. La vida que incluye tener una mente espiritual es seguir la luz de Cristo a medida que Él lo guíe; la paz de tener una mente espiritual es la quietud de la mente con una seguridad incuestionable y confianza para siempre.]

 7 Pues la mente carnal es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede.3 [y por lo tanto la mente y la imaginación deben ser destruidas por la gracia de Dios, hasta que usted tenga una mente nueva, la mente de Cristo. La cruz es para la mente carnal del hombre y para la voluntad del hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. Aquellos que siguen sus propias mentes llorarán y se lamentarán; habrá gran dolor. La mente es una cosa terrible. Nosotros trabajamos con una mente maldita. Tú recibirás un nuevo corazón y una nueva mente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todos los pensamientos buenos. Aquello que vive en la enemistad debe ser destruido." Debido a que su mente no puede ser sujeta a la Ley de Dios, obviamente debe ser destruida; llevar la cruz destruye su naturaleza carnal. Hasta que su mente carnal sea destruida, lleve la cruz diariamente, siga obedeciendo todos los mandamientos, y continúe su vida haciendo las mejores decisiones que usted pueda.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.