La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 119:36

Mostrar el Capítulo y las notas   

 36 Inclina mi corazón a tus testimonios, y no a las ganancias deshonestas.

Marcos 7:21-23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 Porque desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los robos, [Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso. Jeremías 17:9]

 22 las avaricias, las maldades, el engaño, la falta de restricción, el ojo maligno [envidia], la blasfemia, el orgullo y la insensatez. [...el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud...Génesis 8:21]

 23 Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre.3 [El corazón de todo hombre comienza lleno de maldad, lleno de pecado, contaminado, y descalificado para el cielo. A menos tu corazón esté limpio por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro un hombre, todos los hombres caminan de acuerdo a los caminos del mundo y al dios de este mundo, satisfaciendo sus deseos y la lujuria de su carne de acuerdo a sus pensamientos, de acuerdo a su imaginación maligna, de acuerdo a sus mentes carnales que son enemistad en contra de Dios y no pueden estar sujetas a la ley de Dios. Rom 8:6-7. Todo hombre es juzgado por sus palabras y obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Sólo un corazón que es limpiado del pecado es aceptable ante Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Si tú todavía estás pecando, perteneces al pecado y no a mi. Veme a mi — que ningún pecado tiene lugar en mi. Estás sin excusa, oh hombre. El pecado en los creyentes es intolerable. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. El puro es inocente de toda contaminación." Usted puede pensar que usted es un cristiano y llamarle "Señor," pero si usted muere mientras todavía está pecando, es expulsado del cielo. Todos los hombres contaminados son expulsados del cielo. Cuando son purificados por la gracia, los hombres son trasladados hacia el cielo mientras todavía están en la tierra, y después para siempre. Para ser liberado del pecado, aún del deseo de pecar, usted debe obedecer los mandatos hablados por el Señor que usted se expone al oír, al espéralo a Él en humilde silencio a medida que usted oye y vela; esa es la única cosa necesaria. Lucas 10:39-42. ]

Efesios 5:3,5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 Pero como corresponde a los santos, no permitáis que la inmoralidad sexual, ni ningún tipo de impureza, ni codicia, sean nombradas entre vosotros ni siquiera una vez.

 5 Porque esto lo sabéis muy bien: que ninguna persona sexualmente inmoral, ni impura, ni codiciosa, quien es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. [Pablo nos dice que la codicia es idolatría. Por lo tanto lo que sea que queremos o que valoramos, eso adoramos; y cómo uno pasa su tiempo libre define su devoción. De la Palabra del Señor en el interior: "debes aprender a odiar todo lo que adoras".]

1 Corintios 5:11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 Pero ahora os escribo que no os asociéis con ninguno que, llamándose cristiano, sea sexualmente inmoral, avaro, idólatra, recriminador [verbalmente abusivo], borracho o estafador. Con tal persona ni aun comáis.3 [Pablo nos dice que la codicia es idolatría. Por lo tanto lo que sea que queremos o que valoramos, eso adoramos; y cómo uno pasa su tiempo libre define su devoción.] 

Lucas 12:15

Mostrar el Capítulo y las notas   

 15 Y les dijo: --Mirad, guardaos de toda codicia, porque la vida de uno no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

Marcos 8:36

Mostrar el Capítulo y las notas   

 36 Pues, ¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero y perder su alma?3

Éxodo 20:17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 17 "No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna que sea de tu prójimo."

1 Timoteo 6:5,10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 y necias rencillas entre hombres de mente corrompida y privados de la verdad, que tienen la piedad como fuente de ganancia;1 apártate de los tales.

 10 Porque el amor al dinero es raíz de todos los males;2 el cual codiciando algunos, fueron descarriados de la fe y se traspasaron a sí mismos con muchos dolores.

Ezequiel 33:31-32

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Vienen a ti como el pueblo acostumbra venir, y se sientan delante de ti como mi pueblo. Oyen tus palabras, pero no las ponen por obra. Más bien, expresan motivos sensuales con sus bocas, y su corazón va en pos de su avaricia. [La avaricia es querer algo más: un nuevo automóbil, una casa nueva, una vacación en Hawaii, ropa, un cuerpo, buena comida, una bebida, una droga, un teléfono celular más genial, etc. La avaricia está prohibida tanto en el Antiguo Testamento como el Nuevo, y por la ley de Dios escrita en el corazón de cada hombre, y por Cristo y sus apóstoles. Pablo ha definido la avaricia como idolatría. El mundo ha olvidado completamente la avaricia, y los predicadores del evangelio de la prosperidad del cristianismo incluso enseñan que la avaricia es recompensada por Dios. Y por lo tanto, mientras los así llamados cristianos de hoy en día confiesan su credo, cantan sus himnos, dicen sus oraciones, y estudian sus Biblias; lo hacen todo con sólo sus bocas porque sus corazones son tan repugnantes como los de sus así llamados prójimos paganos, ambos deseando las mismas cosas. De la Palabra del Señor en el interior: "El cristianismo no tiene idea de lo que soy yo o de lo que represento. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión."]

 32 He aquí que para ellos tú eres como una hermosa canción de alguien que tiene una voz agradable y que toca bien su instrumento, porque ellos oyen tus palabras, pero no las ponen por obra [obedecen].1

Colosenses 3:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Por lo tanto, mortificad [haced morir] las obras del cuerpo que son de la vida terrenal: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos de la carne, y la codicia, que es idolatría.4

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.