La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 12:1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 En esto, habiéndose juntado una multitud de miles y miles, tanto que se pisoteaban unos a otros, él comenzó a decir primeramente a sus discípulos: "Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía.

Mateo 23:2-36

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 diciendo: "Los escribas y los fariseos están sentados en la cátedra de Moisés.

 3 Así que, todo lo que os digan hacedlo y guardadlo; pero no hagáis según sus obras, porque ellos dicen y no hacen.

 4 Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos mismos no las quieren mover ni aun con el dedo.

 5 Más bien, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Ellos ensanchan sus filacterias y alargan los flecos de sus mantos. [Muchos usan túnicas para verse santos. Los católicos incluso usan extraños sombreros con sus túnicas. Algunos usan largas cruces alrededor de sus cuellos. Otros sólo se visten con sus vestiduras más finas. Todo se hace para dejar una impresión sobre los hombres, para aparecer santos.]

 6 Aman los primeros asientos en los banquetes y las primeras sillas en las sinagogas, [Ellos se sientan en la plataforma, se paran en púlpitos elevados.]

 7  las salutaciones en las plazas y el ser llamados por los hombres: Rabí [maestro, señor, reverendo, pastor, padre, doctor], Rabí.

 8 "Pero vosotros, no seáis llamados Rabí [maestro]; porque uno solo es vuestro Maestro,1 y todos vosotros sois hermanos.

 9 Y no llaméis a nadie vuestro Padre en la tierra, porque vuestro Padre que está en los cielos es uno solo.

 10 Ni os llaméis maestro (líder), porque vuestro Maestro (líder) es uno solo, el Cristo.2 [Note que Jesús no dice: "Yo soy vuestro maestro." Él dijo: "el Cristo;" Cristo significa la unción o con el espíritu de Dios. De modo que Jesús nos está diciendo que la unción, o el espíritu de Dios, es su única maestro. Ahora mire lo que Juan está diciendo: Y en cuanto a vosotros, la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Y en cuanto a vosotros, la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él. 1 Juan 2:27. Note que él habla de la unción y dice "permaneced en él;" habla del espíritu como de una "él", a quien Jesús identifica como "el Cristo".]

 11 Pero el que es mayor entre vosotros será vuestro siervo;

 12 porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

 13 "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres. Pues vosotros no entráis, ni dejáis entrar a los que están entrando.3

 14 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque devoráis las casas de viudas y como pretexto hacéis largas oraciones. ¡Por esto recibiréis mayor condenación!

 15 "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque recorréis mar y tierra para hacer un solo prosélito; y cuando lo lográis, le hacéis un hijo del infierno dos veces más que vosotros.4 [Cuando usted testifica, enseña o predica supuestamente para él, pero no de acuerdo a sus instrucciones específicas, usted está desparramando a las ovejas. Recoger con él es ser enviado a una persona (o personas) específicas y hablar con las palabras que él proporciona antes que usted hable. Si usted lleva a alguien al Señor sin sus instrucciones específicas, su converso es dos veces tan apto para el infierno como usted mismo porque usted es un guía ciego que no sabe cómo ayudar a su supuesto converso a llegar a ser un verdadero cristiano.]

 16 "¡Ay de vosotros, guías ciegos! Pues decís: 'Si uno jura por el santuario, no significa nada; pero si jura por el oro del santuario, queda bajo obligación.'

 17 ¡Necios y ciegos! ¿Cuál es más importante: el oro o el santuario que santifica al oro?

 18 O decís: 'Si uno jura por el altar, no significa nada; pero si jura por la ofrenda que está sobre el altar, queda bajo obligación.'

 19  ¡Ciegos! ¿Cuál es más importante: la ofrenda o el altar que santifica a la ofrenda?

 20  Por tanto, el que jura por el altar, jura por el altar y por todo lo que está sobre él.

 21 Y el que jura por el santuario, jura por el santuario y por aquel que habita en él.

 22 Y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por aquel que está sentado sobre él.

 23 "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque diezmáis la menta, el anís y el comino; pero habéis omitido lo más importante de la ley, a saber, el juicio, la misericordia y la fe. Era necesario hacer estas cosas sin omitir aquéllas.

 24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito pero tragáis el camello! [Sigues las reglas insignificantes e ignoras las leyes realmente importantes.]

 25  "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque limpiáis lo de afuera del vaso o del plato, pero por dentro están llenos de robo y de desenfreno. [Los sacerdotes y ministros del cristianismo de hoy se visten con vestiduras finas y pretenden ser muy santos; pero a menos que sean cambiados por el poder de Dios, como todos los hombres, sus corazones están llenos de maldad, ya que están inmundos e impuros. Siendo codiciosos, ellos toman un salario de sus contribuciones, y por su posición ellos gobiernan sobre usted.]

 26  ¡Fariseo ciego! ¡Limpia primero el interior del vaso para que también el exterior se haga limpio! [Su corazón debe ser purificado y limpiado, aún perfeccionado; entonces usted es como Jesús, capaz de testificar, enseñar, o predicar; de otra manera usted es un guía ciego que lleva a sus seguidores al hoyo y al cautiverio. Para no ser excluido del cielo, todos deben llegar a ser puros y santos antes de morir.]

 27 "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque sois semejantes a sepulcros blanqueados que, a la verdad, se muestran hermosos por fuera; pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda impureza. [El corazón de todo hombre está lleno de impureza, la cual nos contamina, como Jesús nos dijo, (haga clic para ver). Un hombre contaminado es excluido del cielo, no importa lo que digan sus labios. Jesús vino a salvarnos del mal en nosotros mismos, pero nosotros debemos ir a Él, exponernos a nosotros mismos a sus instrucciones, y después obedecer fielmente lo que Él nos diga que hagamos — este es el camino a la cruz, y no hay ninguna otra manera de ser excluido del cielo.]

 28  Así también vosotros, a la verdad, por fuera parecéis justos a los hombres; pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad [pecado].5 [Vestirse elegante con la mejor ropa de domingo sirve para hacer una fina demostración de apariencia externa, pero eso no limpia su corazón que está lleno de pecado: lujuria, inmoralidad sexual, codicia, ira, avaricia, orgullo, envidia, etc. Los ministros con sus vestiduras, escenarios, púlpitos, coros, y música de acompañamiento, producen un buen entretenimiento en escena; pero en sus actuaciones ministeriales, los ministros del cristianismo enseñan que el pecado es excusado porque ellos mismos están llenos de codicia, inmoralidad sexual, ira y orgullo  — hipocresía e iniquidad.]

 29 "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque edificáis los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos de los justos,

 30 y decís: 'Si hubiéramos vivido en los días de nuestros padres, no habríamos sido sus cómplices en la sangre de los profetas.'

 31 Así dais testimonio contra vosotros mismos de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas.

 32 ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!

 33 "¡Serpientes! ¡Generación de víboras! ¿Cómo os escaparéis de la condenación del infierno?

 34 Por tanto, mirad; yo os envío profetas, sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas y perseguiréis de ciudad en ciudad,

 35 de manera que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el santuario y el altar. [Así como los judíos mataron a los profetas, pensando que eran impíos; así como los judíos mataron a Jesús y a Esteban, pensando que eran impíos; así como los católicos romanos torturaron y mataron a 9.000.000 de almas en sus inquisiciones, pensando que eran impíos; así también los episcopales, presbiterianos, bautistas y congregacionalistas encarcelaron a decenas de miles, confiscaron las propiedades de decenas de miles, y mataron a mil de los primeros cuáqueros — pensando que eran impíos.]

 36 De cierto os digo, que todo esto recaerá sobre esta generación.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Marcos 7:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Y les respondió diciendo: --Bien profetizó Isaías acerca de vosotros, hipócritas, como está escrito: Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "El hipócrita puede hablar de la fe y hacer el mal. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Sólo un corazón que está purgado del pecado es aceptable para Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión." Todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; ;Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. A menos que su corazón haya sido lavado, limpiado, y purificado, su corazón estará lleno de pecado, y usted estará contaminado; y si usted muere mientras todavía está pecando, usted será expulsado del cielo.]

Tito 1:16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan; son abominables, desobedientes y descalificado para toda buena obra. [No se trata lo que dices que eres, sino lo que haces que demuestra un cristiano o no. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todos los que me profesan, me poseyeran. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. ¿Lo conoces o simplemente pretendes conocerlo; conocerlo es haber tenido un encuentro con él y haberlo escuchado? Busca la reunión". Las buenas obras son aquelloas que Dios dirige al hombre crucificado y puro a que realice. Cuando su naturaleza egoísta e impía ha sido destruída, entonces usted es dirigido en obras a su gloria. Hasta entonces, usted puede llamarle Señor, usted puede llamarle Maestro, pero eso mismo hizo Judas, incluso le besó. Si usted peca, usted lo niega como su Señor y Maestro. Sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado que lleva a la muerte o de la obediencia que lleva a la justicia. Rom 6:16.]

Ezequiel 33:31

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Vienen a ti como el pueblo acostumbra venir, y se sientan delante de ti como mi pueblo. Oyen tus palabras, pero no las ponen por obra. Más bien, expresan motivos sensuales con sus bocas, y su corazón va en pos de su avaricia. [La avaricia es querer algo más: un nuevo automóbil, una casa nueva, una vacación en Hawaii, ropa, un cuerpo, buena comida, una bebida, una droga, un teléfono celular más genial, etc. La avaricia está prohibida tanto en el Antiguo Testamento como el Nuevo, y por la ley de Dios escrita en el corazón de cada hombre, y por Cristo y sus apóstoles. Pablo ha definido la avaricia como idolatría. El mundo ha olvidado completamente la avaricia, y los predicadores del evangelio de la prosperidad del cristianismo incluso enseñan que la avaricia es recompensada por Dios. Y por lo tanto, mientras los así llamados cristianos de hoy en día confiesan su credo, cantan sus himnos, dicen sus oraciones, y estudian sus Biblias; lo hacen todo con sólo sus bocas porque sus corazones son tan repugnantes como los de sus así llamados prójimos paganos, ambos deseando las mismas cosas. De la Palabra del Señor en el interior: "El cristianismo no tiene idea de lo que soy yo o de lo que represento. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión."]

Santiago 1:22

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 Pero sed hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. [Santiago está diciendo que si usted no obedece lo que usted oye a Cristo decirle desde el interior de su corazón, usted se está engañando a sí mismo acerca de que la obediencia no es esencial. La obediencia lleva a la justicia, y la obediencia lleva a la salvación; sin obediencia usted no experimentará ninguna de estas dos.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.