La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 8:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. [¡Tome nota! Si usted está viviendo para sus deseos y placeres, si usted está caminando según su mente carnal, si usted todavía está sin la guía continua del Espíritu de Dios, usted está en la carne. Si usted no ha crucificado la carne en la cruz interna de la negación propia, usted no es de Cristo: porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos [lujuria y afectos]. Gál 5:24.]

Romanos 8:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis.4 [Por lo tanto, haced morir lo terrenal en vuestros miembros: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos y la avaricia, que es idolatría. Col 3:5. Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño. Efe 4:22]

Efesios 4:17-21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 17 Esto digo e insisto en el Señor: que no os conduzcáis más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes, [la cual es la mente carnal del hombre, que debe ser destruida, para ser reemplazada con la mente de Cristo. De la Palabra del Señor en el interior: "Tus pensamientos no son mis pensamientos. En el mejor de los casos, sus pensamientos son como un vano silbido. Son los muchos pensamientos lo que hacen al hombre mortal. Aquellos que siguen su propia mente llorarán y se lamentarán; habrá un gran dolor. La mente es una cosa terrible."]

 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, alejados de la vida de Dios por la ignorancia que hay en ellos, debido a la dureza de su corazón.

 19 Una vez perdida toda sensibilidad [remordimiento de conciencia], se entregaron a la sensualidad para cometer ávidamente toda clase de impurezas.

 20 Pero vosotros no habéis aprendido así de Cristo,

 21 asumiendo que ustedes realmente le habéis oído y habéis sido enseñados por él, así como la verdad está en Jesús.6 [Comenzamos a oír la voz apacible y delicada. Nosotros oímos para escuchar sus palabras habladas y aprender del Espíritu Santo y la Palabra y Luz en nuestros corazones; lista para enseñarnos todas las cosas y guiarnos hacia toda verdad; lista para enseñar qué debemos negar y cómo vivir sobria, justa y piadosamente en este mundo presente; y lista para purificarnos para que podamos servirle y hacer obras virtuosas de gloria al Padre. Cuando estamos suficientemente crucificados, Jesús mismo aparece y nos habla con una voz como trueno sobre las aguas descrita en muchos pasajes del Antiguo Testamento. Cuando oímos su voz por primera vez, Él nos da su juicio final, aplasta a Satanás debajo de nuestros pies, y pasamos de muerte a vida eterna. De la Palabra del Señor en el interior: "Tú oirás la verdad en el juicio final. De cierto te digo, toda la verdad es magnífica; tú te maravillarás cuando la veas. Aun Job se maravilló con lo que vio. Estar en Jesús es estar en la verdad."]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Efesios 2:3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 En tiempos pasados todos nosotros tuvimos nuestra conducta entre ellos en la lujuria de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y los pensamientos de nuestra mente; y por naturaleza éramos hijos de ira y el objeto de su indignación, como el resto de la humanidad.1 [¡Tome nota! Toda la humanidad camina en deseos pecaminosos, de acuerdo a los deseos de su carne y los pensamientos de su mente, la cual está bajo la guía de Satanás. Sin embargo, Pablo le está hablando a los creyentes crucificados, quienes ya no están controlados por los deseos de su carne; quienes ya no piensan sus propios pensamientos, cuya naturaleza pecaminosa ha sido destruída, incluyendo su mente carnal, remplazada por la mente de Cristo.]

Romanos 8:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Porque los que viven conforme a la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu.

Mateo 10:39

Mostrar el Capítulo y las notas   

 39 El que halla su vida la perderá, y el que pierde su vida por mi causa la hallará.3 [Para encontrar la vida superior de Dios, Cristo debe quitar el cuerpo de pecado de su carne al circuncidar su corazón, destruyendo todo el pecado en usted; lo cual ocurre cuando usted sigue a Jesús en la cruz interna de la negación propia, para así salvar su alma para vivir en la Vida superior de Dios en unión con Dios. Si vivís conforme a la carne (la naturaleza pecaminosa), habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. Rom 8:8,13.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.