La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Marcos 7:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Y les respondió diciendo: --Bien profetizó Isaías acerca de vosotros, hipócritas, como está escrito: Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "El hipócrita puede hablar de la fe y hacer el mal. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Sólo un corazón que está purgado del pecado es aceptable para Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión." Todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; ;Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. A menos que su corazón haya sido lavado, limpiado, y purificado, su corazón estará lleno de pecado, y usted estará contaminado; y si usted muere mientras todavía está pecando, usted será expulsado del cielo.]

Tito 1:16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan; son abominables, desobedientes y descalificado para toda buena obra. [No se trata lo que dices que eres, sino lo que haces que demuestra un cristiano o no. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todos los que me profesan, me poseyeran. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. ¿Lo conoces o simplemente pretendes conocerlo; conocerlo es haber tenido un encuentro con él y haberlo escuchado? Busca la reunión". Las buenas obras son aquelloas que Dios dirige al hombre crucificado y puro a que realice. Cuando su naturaleza egoísta e impía ha sido destruída, entonces usted es dirigido en obras a su gloria. Hasta entonces, usted puede llamarle Señor, usted puede llamarle Maestro, pero eso mismo hizo Judas, incluso le besó. Si usted peca, usted lo niega como su Señor y Maestro. Sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado que lleva a la muerte o de la obediencia que lleva a la justicia. Rom 6:16.]

Mateo 15:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Este pueblo se acerca a mí con su boca, pero su corazón está lejos de mí.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "El hipócrita puede hablar de la fe y hacer el mal. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Sólo un corazón que está purgado del pecado es aceptable para Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión." Todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. A menos que su corazón haya sido lavado, limpiado, y purificado, su corazón estará lleno de pecado, y usted estará contaminado; y si usted muere mientras todavía está pecando, usted será expulsado del cielo.]

Ezequiel 33:31-32

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Vienen a ti como el pueblo acostumbra venir, y se sientan delante de ti como mi pueblo. Oyen tus palabras, pero no las ponen por obra. Más bien, expresan motivos sensuales con sus bocas, y su corazón va en pos de su avaricia. [La avaricia es querer algo más: un nuevo automóbil, una casa nueva, una vacación en Hawaii, ropa, un cuerpo, buena comida, una bebida, una droga, un teléfono celular más genial, etc. La avaricia está prohibida tanto en el Antiguo Testamento como el Nuevo, y por la ley de Dios escrita en el corazón de cada hombre, y por Cristo y sus apóstoles. Pablo ha definido la avaricia como idolatría. El mundo ha olvidado completamente la avaricia, y los predicadores del evangelio de la prosperidad del cristianismo incluso enseñan que la avaricia es recompensada por Dios. Y por lo tanto, mientras los así llamados cristianos de hoy en día confiesan su credo, cantan sus himnos, dicen sus oraciones, y estudian sus Biblias; lo hacen todo con sólo sus bocas porque sus corazones son tan repugnantes como los de sus así llamados prójimos paganos, ambos deseando las mismas cosas. De la Palabra del Señor en el interior: "El cristianismo no tiene idea de lo que soy yo o de lo que represento. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión."]

 32 He aquí que para ellos tú eres como una hermosa canción de alguien que tiene una voz agradable y que toca bien su instrumento, porque ellos oyen tus palabras, pero no las ponen por obra [obedecen].1

Juan 14:24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 24 El que no me ama no guarda [y obedece] mis enseñanzas. Y las enseñanzas que escucháis no son mías, sino del Padre que me envió.

1 Juan 3:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Todo aquel que permanece en Él, no peca. Todo aquel que peca, no le ha visto ni le ha conocido. [Usted no puede estar todavía pecando y conocer a Dios o ver a Dios; usted debes estar en unión con Él. El pecado incluye: ira, inmoralidad sexual, lujuria, ambición, codicia, envidia, orgullo, andar en fiestas, necedad, obscenidad, mentir, odiar, deshonestidad, engaño, etc. De la Palabra del Señor en el interior: " Si todos los que me profesan, me poseyeran. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. ¿Lo conoces o simplemente pretendes conocerlo; conocerlo es haber tenido un encuentro con él y haberlo escuchado? Busca la reunión". Cuando usted es liberado de todo pecado y es puro, usted lo ve a Él, lo cual es ver la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús, la sustancia y la imagen del Dios invisible. Entonces usted realmente lo conoce. Hasta entonces: "Vosotros adoráis lo que no sabéis." Juan 4:22]

Santiago 1:22

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 Pero sed hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. [Santiago está diciendo que si usted no obedece lo que usted oye a Cristo decirle desde el interior de su corazón, usted se está engañando a sí mismo acerca de que la obediencia no es esencial. La obediencia lleva a la justicia, y la obediencia lleva a la salvación; sin obediencia usted no experimentará ninguna de estas dos.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.