La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Juan 5:10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 El que cree en el Hijo de Dios tiene el testigo en sí mismo; el que no cree a Dios le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. [Juan ha definido lo que significa creer en el Hijo de Dios. Usted debe haber testificado en su corazón por la luz que manifiesta todas las cosas los tres testigos en la tierra: Primero, el espíritu que da testimonio en la tierra, que los hace morir, que los circuncida, que los lleva a toda verdad; segundo, ellos llegan a conocer el agua que es un testigo en la tierra; por la cual ellos son lavados, sus mentes, sus almas, sus espíritus, y en sus cuerpos, con esta agua pura; y el tercer testigo es su sangre, con la cual los corazones de las personas son rociados, y sus conciencias son rociadas con la sangre de Jesús, y por medio de esta sangre ellos son santificados, ellos son limpiados de todas sus obras muertas, para servir al Dios viviente. En la nota 3 más abajo, vea la descripción completa que da Jorge Fox de estos eventos que usted debe ver, sentir y experimentar para que usted pueda ser un verdadero creyente en el Hijo de Dios. De la Palabra del Señor en el interior: "Los tres testigos: claramente estos tres deben ser manifestados; los ojos deben germinar."]

Juan 6:40

Mostrar el Capítulo y las notas   

 40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: que todo aquel que ve al Hijo y cree [depende, confía, obedece] en él tenga vida eterna,2 y que yo lo resucite en el día final. [Usted lo ve después que usted es bautizado con fuego en el bautismo de la muerte, el último día de su naturaleza pecaminosa, la vida antigua de la carne que ha sido crucificada y ha muerto. Usted pierde su vida para salvar su vida, la vida de Dios en usted. Usted lo ve mientras él viene, trayendo su salvación, para resucitarlo a la nueva vida de una nueva criatura, y para después entrar en el reino con vida eterna.

De la Palabra del Señor en el interior:

2 Corintios 4:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Porque Dios, quien mandó a que la luz resplandeciera de las tinieblas, ha resplandecido en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo.1 [Jesús aparece en el corazón purificado de los creyentes — y allí es visto. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él en ese entonces, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida en las nubes con el reino antes de morir. Además, Pablo, Jesús predicando, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez.]

2 Corintios 3:18

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 Por tanto, todos nosotros, mirando a cara descubierta, contemplamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, por el Espíritu del Señor.4

Colosenses 3:4

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 Y cuando se manifieste Cristo, vuestra vida, entonces también vosotros seréis manifestados con él en gloria.3 [¡2000 años atrás en el libro de Apocalipsis Jesús le dijo a la iglesia de Tiatira "aferraos hasta que yo venga!" Jesús no engaña a la gente, y aquellos a quienes Él se dirigió ya hace mucho tiempo que no están en esta tierra. Para que esta declaración sea verdad, Él tuvo que haber venido a ellos miles de años atrás. Él viene a todo hombre en todas las generaciones que se han esforzado mucho para seguir sus mandatos hablados a ellos. El regreso de Jesús es una experiencia personal en los corazones de los creyentes purificados; Él es visto, Él aparece, Él es revelado. De la Palabra del Señor en el interior: "Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré su corona para liderarlos y guiarlos."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.