La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Ezequiel 18:31-32,36:26

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Echad de vosotros todas vuestras transgresiones que habéis cometido, y adquirid un corazón nuevo, una mente nueva y un espíritu nuevo. ¿Por qué habréis de morir,1 oh casa de Israel?

 32 Ciertamente, yo no quiero la muerte del que muere, dice el Señor Jehovah. "Volveos [de vuestros malos caminos] y vivid."

Mostrar el Capítulo y las notas   

 26 Os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne.1

Romanos 12:2

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.2

Hebreos 8:10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 "Porque éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días," dice el Señor. "Pondré mis leyes en la mente de ellos y en sus corazones las inscribiré.2 Y yo seré para ellos Dios, y para mí ellos serán pueblo. [Cristo, la luz dada a todo hombre para que crea lo que él le muestra y le manda, es el nuevo pacto de Dios. Él es la verdad; él es la gracia; él es la gracia y la verdad que vienen, habiendo probado la muerte por todo hombre, para permitirle a todo hombre que cree en la luz llegar a ser hijo de la luz, un hijo de Dios, quien es luz.]

Efesios 4:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.5 [Si usted es un hombre perfecto y posee la plenitud de Cristo, usted tiene todo lo posible: elevado al cielo, sentado con Cristo en el reino, en unión con Cristo y con Dios, libre de pecado, puro, santo, permanentemente perfeccionado, y protegido de pecar otra vez.]

Romanos 12:2,8:6-7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.2

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Porque tener una mente carnal es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. [No cometa el error de pensar que usted es una persona con mente espiritual a menos que el Señor haya destruido su mente carnal, liberándolo del pecado, y liberándolo de caminar de acuerdo a los deseos de su carne y los pensamientos de su mente. Cuando usted está caminando con el Espíritu que suple sus pensamientos, sus palabras para que hable, y sus obras para que realice — sólo entonces usted tiene una mente espiritual, poseyendo la mente de Cristo como su guía. La vida que incluye tener una mente espiritual es seguir la luz de Cristo a medida que Él lo guíe; la paz de tener una mente espiritual es la quietud de la mente con una seguridad incuestionable y confianza para siempre.]

 7 Pues la mente carnal es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede.3 [y por lo tanto la mente y la imaginación deben ser destruidas por la gracia de Dios, hasta que usted tenga una mente nueva, la mente de Cristo. La cruz es para la mente carnal del hombre y para la voluntad del hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. Aquellos que siguen sus propias mentes llorarán y se lamentarán; habrá gran dolor. La mente es una cosa terrible. Nosotros trabajamos con una mente maldita. Tú recibirás un nuevo corazón y una nueva mente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todos los pensamientos buenos. Aquello que vive en la enemistad debe ser destruido." Debido a que su mente no puede ser sujeta a la Ley de Dios, obviamente debe ser destruida; llevar la cruz destruye su naturaleza carnal. Hasta que su mente carnal sea destruida, lleve la cruz diariamente, siga obedeciendo todos los mandamientos, y continúe su vida haciendo las mejores decisiones que usted pueda.]

1 Corintios 2:16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 Porque, ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo. [De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. Son los muchos pensamientos lo que hacen al hombre mortal. Aquellos que siguen su propia mente llorarán y se lamentarán; habrá un gran dolor. La mente es una cosa terrible. Hay una bendición en hacer cesar la mente de manera permanente. Seamos pacientes. Nosotros debemos crecer en silencio. Sigue buscando la paz. Grande será tu paz si continúas fielmente. Recibirás un nuevo corazón y mente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todas las cosas buenas. Tus pensamientos no son mis pensamientos."]

Filipenses 2:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús: . [De la Palabra del Señor en el interior: "Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todas las cosas buenas. Tus pensamientos no son mis pensamientos. En el mejor de los casos, sus pensamientos son como un vano silbido. Son los muchos pensamientos lo que hacen al hombre mortal. Aquellos que siguen su propia mente llorarán y se lamentarán; habrá un gran dolor. La mente es una cosa terrible. La mente no está sujeta a la ley, ni puede estarlo. Luchamos con una mente maldita porque la mente carnal no está sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede; aquello que está en la enemistad debe morir. Debemos continuar esperando, velando, y escuchando; entonces nuestros corazones estarán en silencio por medio de la gracia. Sigue buscando la paz. Grande será tu paz si continúas fielmente. Recibirás un nuevo corazón y mente."]

1 Corintios 2:16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 Porque, ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo. [De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. Son los muchos pensamientos lo que hacen al hombre mortal. Aquellos que siguen su propia mente llorarán y se lamentarán; habrá un gran dolor. La mente es una cosa terrible. Hay una bendición en hacer cesar la mente de manera permanente. Seamos pacientes. Nosotros debemos crecer en silencio. Sigue buscando la paz. Grande será tu paz si continúas fielmente. Recibirás un nuevo corazón y mente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todas las cosas buenas. Tus pensamientos no son mis pensamientos."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.