La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Corintios 15:34

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 Despertad a la justicia, y no pequéis más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergüenza vuestra lo digo. [Pablo está avergonzando a aquellos que piensan que son justos mientras todavía están pecando, así como Juan nos advirtió que no seamos engañados de la misma manera. De la Palabra del Señor en el interior: "Aspira a la justicia y búscala, sin la cual nadie verá al Señor. No seas engañado con respecto a la justicia; todo pecado es injusticia. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. ¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. La cruz es ofrecida a todos. En este proceso de llevar la cruz, su pecado desaparece gradualmente, por dentro y por fuera, hasta que usted esté satisfecho." Ni siquiera hay una justicia imputada hasta la muerte de la naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia. Vea la definición de justicia en la nota 3 de 1 Juan 3.]

Juan 8:34

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 Jesús les respondió: --De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado.5 [Si usted todavía está pecando, el pecado es su maestro, y el Señor no puede ser su Señor ni Maestro porque como dijo el Señor, no se puede servir a dos maestros. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Aquellos que son de Cristo han acabado con el pecado. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro." Su desafío es ser liberado del pecado por Él, para así ser más bien esclavo de la justicia, sólo hablando las palabras que usted le oye a Él decirle a usted inmediatamente antes de hablar y sólo hacer lo que Él le ordena que usted haga. No se engañe a sí mismo pensando que no está pecando; porque hasta que usted sea guiado por la luz del Señor en cada palabra que debe hablar y cada acción que debe hacer, usted está caminando en los caminos del mundo, de acuerdo al príncipe de la potestad del aire, (Satanás), en los deseos de la carne, satisfaciendo los deseos de su carne y los pensamientos de su mente; y eso es caminar en oscuridad, lo cual es pecado. A menos que su imaginación y su mente carnal hayan sido destruidas por el Señor y reemplazadas con la mente de Cristo, usted todavía está pecando.]

1 Timoteo 5:20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 20 A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor.2 [¡Tome nota! En la iglesia primitiva el pecado no era tolerado; aquellos que estaban pecando debían ser expuestos y reprendidos públicamente, para que otros en la asamblea tuvieran temor de pecar y también de sufrir una reprensión pública. ¿Se parece esto siquiera vagamente al así llamado cristianismo de hoy en día? NO, porque el cristianismo de hoy en día ha pisoteado la gracia, convirtiéndola en un permiso para la inmoralidad, en vez de el proceso de enseñanza para dejar de pecar y vivir una vida piadosa. Y, por lo tanto, no hay temor de Dios dentro del cristianismo; sin embargo el temor de Dios es el punto de partida absoluto de la religión; sin temor para motivarlo a alejarse del mal, usted está perdido sin esperanza.]

Romanos 6:16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 ¿No sabéis que a quien os rindáis para obedecerle como esclavos, sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado que lleva a la muerte o de la obediencia que lleva a la justicia [rectitud]?5 [La obediencia lleva a ser justos. Sin obediencia, escuchando y obedeciendo la Palabra de Dios en su corazón, usted es un esclavo del pecado. Jesús confirma esto decididamente: De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34. Nosotros,por el Espíritu aguardamos pacientemente por la fe la esperanza de la justicia [rectitud]. Gál 5:5]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.