La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Pedro 1:15-17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 15 Antes bien, así como aquel que os ha llamado es santo, también sed santos vosotros en todo aspecto de vuestra manera de vivir,5 [De modo que usted debe ser santo, perfecto, puro, y justo. Usted debe perfeccionar la santidad.]

 16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. [De la Palabra del Señor en el interior: "Tú debes ser santo como yo soy santo. Sigue la justicia y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor."]

 17 Y si invocáis como Padre a aquel que juzga según la obra de cada uno sin hacer distinción de personas, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación. [¡Tome nota! Dios juzga a todas las personas sin parcialidad de acuerdo a las obras de cada persona; todas las personas incluye aquellos que están en las iglesias a quienes Pedro estaba escribiendo; porque si usted no es santo (si todavía está pecando), cuando muere, usted está contaminado y será expulsado del cielo. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo están esperando que Jesús sea su excusa. Ningún hombre que repite el pecado es promovido o excusado. Sólo un corazón que es purificado del pecado es aceptable ante Dios."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

5 Así como aquel que os ha llamado es santo, también sed santos vosotros en todo aspecto de vuestra manera de vivir. ¿Qué clase de santidad es necesaria? Así como Jesús fue santo, usted debe ser santo. De la Palabra del Señor en el interior: "Tú debe ser santo como yo soy santo. Sigue la justicia y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor." De modo que debemos ser santos como Jesús fue santo; debemos ser justos, como Jesús fue justo, y debemos ser perfectos, como el Padre es perfecto. Pedro le recuerda a los creyentes que han dejado sus deseos anteriores. Pero aquellos que se llaman a sí mismos cristianos en las sectas deficientes, todavía están siguiendo sus deseos: los deseos de la carne (comidas exóticas, bebidas, sexo, drogas) y los deseos de los ojos (automóviles, ropa, muebles para la casa). Los deseos son codicia, lo cual significa querer algo, ya sea gente o cosas. En cambio, se supone que nosotros debemos abandonar nuestros deseos, poniéndolos detrás de nosotros, y siendo santos en toda clase de conducta. Ésta es la orden para aquellos que aspiran a llegar a la salvación: Sean santos como Jesús fue santo, sin embargo esto es algo que no importa cuánto usted lo intente, no puede hacer a menos que el Señor purifique su corazón y su alma, cuando usted va a él esperando, escuchando, oyendo, y obedeciendo — repetidamente, hasta el fin, cuando él le trae la salvación.

_______________________________________