La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Timoteo 5:20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 20 A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor.2 [¡Tome nota! En la iglesia primitiva el pecado no era tolerado; aquellos que estaban pecando debían ser expuestos y reprendidos públicamente, para que otros en la asamblea tuvieran temor de pecar y también de sufrir una reprensión pública. ¿Se parece esto siquiera vagamente al así llamado cristianismo de hoy en día? NO, porque el cristianismo de hoy en día ha pisoteado la gracia, convirtiéndola en un permiso para la inmoralidad, en vez de el proceso de enseñanza para dejar de pecar y vivir una vida piadosa. Y, por lo tanto, no hay temor de Dios dentro del cristianismo; sin embargo el temor de Dios es el punto de partida absoluto de la religión; sin temor para motivarlo a alejarse del mal, usted está perdido sin esperanza.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor. ¿Alguna vez usted ha oído a un predicador reprender a alguien en la congregación por algún pecado? Este versículo debería ser una clara evidencia de que las 41,000 sectas deficientes están todas alejadas de la iglesia a la que Pablo se estaba dirigiendo. ¿Por qué? Porque ellos prometen libertad del pecado sin culpa, usando la gracia como un permiso para la inmoralidad. Las sectas deficientes en realidad promueven el pecado, al excusarlo como si no tuviera consecuencias. Un promotor del pecado no tiene parte con Dios, pero Satanás está feliz de poder engañarlo.

Para que los otros tengan temor. Las sectas de hoy no tienen temor de Dios; pero lo tendrán cuando encuentren los juicios de Dios. El temor de Dios es el punto de comiezo absoluto de la religión; sin temor para motivarlo a alejarse de la maldad, usted está perdido sin esperanza. Con temor usted puede buscar la aprobación de Dios al alejarse del mal, y buscar su ayuda para llegar a ser puro; y así ser apto para disfrutar su gloria y poder en su presencia.

_______________________________________