La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Timoteo 5:20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 20 A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor.2 [¡Tome nota! En la iglesia primitiva el pecado no era tolerado; aquellos que estaban pecando debían ser expuestos y reprendidos públicamente, para que otros en la asamblea tuvieran temor de pecar y también de sufrir una reprensión pública. ¿Se parece esto siquiera vagamente al así llamado cristianismo de hoy en día? NO, porque el cristianismo de hoy en día ha pisoteado la gracia, convirtiéndola en un permiso para la inmoralidad, en vez de el proceso de enseñanza para dejar de pecar y vivir una vida piadosa. Y, por lo tanto, no hay temor de Dios dentro del cristianismo; sin embargo el temor de Dios es el punto de partida absoluto de la religión; sin temor para motivarlo a alejarse del mal, usted está perdido sin esperanza.]

Hechos 10:35

Mostrar el Capítulo y las notas   

 35 sino que en toda nación el que le teme y obra justicia, le es acepto.2 [Las primeras obras de justicia son lamentar sus pecados pasados, alejarse del mal que usted conoce, compartir sus excesos con aquellos que no tienen las necesidades básicas de la vida, y hacer un gran esfuerzo para: no mentir, ser honesto, no tomar ventaja de nadie, no oprimir a nadie, no querer más, y no quejarse. Además la justicia resulta de la obediencia a los mandamientos de Dios para usted, los cuales usted oye y ve a medida que usted espera a Dios en humilde silencio, escuchando y velando para oír sus palabras habladas y sus revelaciones para usted.]

Proverbios 8:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 El temor de Jehovah es aborrecer el mal. Aborrezco la soberbia, la arrogancia, el mal camino y el engaño.

Salmos 33:18

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 El ojo de Jehovah está sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia,

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.