La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Corintios 4:6,3:18

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Porque Dios, quien mandó a que la luz resplandeciera de las tinieblas, ha resplandecido en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo.1 [Jesús aparece en el corazón purificado de los creyentes — y allí es visto. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él en ese entonces, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida en las nubes con el reino antes de morir. Además, Pablo, Jesús predicando, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 Por tanto, todos nosotros, mirando a cara descubierta, contemplamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, por el Espíritu del Señor.4

Juan 14:19-23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 Todavía un poquito, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis. Porque yo vivo, también vosotros viviréis.

 20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.3 [De la Palabra del Señor en el interior: "La salvación ocurre cuando tú eres uno con Cristo y Dios. Una vez que estás en unión, es permanente".]

 21 El que tiene mis mandatos y los obedece, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.4 [Obedecer los mandatos que usted le oye hablarle desde el interior de su corazón, y las palabras que él le habla a usted desde el interior de su corazón imparten la vida de Dios, Juan 6:63; esa vida de Dios, Cristo, crece dentro de usted, a medida que sus palabras son implantadas en su corazón, hasta que usted llega a ser puro y ve a Dios en el rostro de Cristo Jesús. Mat 5:8, 2 Cor 4:6.]

 22 Le dijo Judas, no el Iscariote: --Señor, ¿cómo es que te has de manifestar a nosotros y no al mundo? [Esto significa que Jesús sólo aparece por segunda vez a aquellos discípulos que le han obedecido, para ser purificados, y que están esperando su regreso en ellos. Él aparece en el corazón del hombre; pero está escondido para el mundo. Esto se aplica a todos los verdaderos discípulos (2000 años atrás hasta ahora) que llevan su cruz interna de la negación propia para crucificar sus deseos y afectos.]

 23 Respondió Jesús y le dijo: -- El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada5 con él. [en su corazón; y ellos viven en un reino, al cual usted es trasladado. Cuando usted es trasladado al reino, (mientras todavía está vivo en la tierra), usted también le ve a Él. Jesús aparece en su corazón. Jesús es revelado. Oí una gran voz que procedía del trono diciendo: "He aquí el tabernáculo de Dios está con los hombres, y él habitará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios." Apoc 21:3.].

Mostrar el Capítulo y las notas   

Hebreos 9:28

Mostrar el Capítulo y las notas   

 28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos. Y Él aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan persistente y pacientemente.3[Aquellos que están persistente y pacientemente esperando a Dios, ven a Jesús aparecer en sus corazones, y ven a Jesús traer sus salvación, lo cual es ser liberado de todo pecado. Esperar a Dios es sentarse persistentemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle; sólo aquellos que le hacen caso y le obedecen reciben salvación eterna. Heb 5:9. Pero si esperamos lo que no aun vemos, entonces lo aguardamos [la salvación] con paciente perseverancia, Rom 8:25; esperamos a la salvación. De la Palabra del Señor en el interior: "Usted debe esperar en el Señor para recibir la salvación."]

Tito 2:11-14

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 [La gracia, (el Espíritu, la Luz), es dada a todo hombre para que pueda hacer caso a su aparición suave y anónima y el llamado al arrepentimiento de sus malos caminos, porque Dios quiere que todos los hombres sean salvos.]

     Porque la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres,[Para obtener acceso a la gracia, uno debe esperar a Dios, escuchar, velar, y obedecer lo que uno oye. Por gracia por medio de la fe interna el Espíritu nos encarga que neguemos la impiedad y los deseos, enseñándonos cómo vivir justa y piadosamente en este mundo. A medida que oímos, la gracia entonces quita los pecados de nuestro corazón. La salvación es llevada a aquellos que le hacen caso y le obedecen a medida que le esperan persistente y obedientemente. Heb 5:9, 9:28.]

 12 enseñándonos a negar la impiedad y los deseos mundanales, y cómo vivir sobria, justa y piadosamente en este mundo presente, [La gracia está en el corazón de cada hombre, esperando a que él vaya hacia su interior para ser enseñado y cambiado, para que llegue a ser justo, puro, y santo. Un "creyente" que muere mientras todavía está pecando está contaminado y es expulsado del cielo; la gracia no es una excusa para pasar por alto el juicio o el infierno; todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras.]

 13 y recibimos la esperanza bienaventurada, la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo, [El gran Dios, el Padre, y nuestro Salvador, Jesucristo, son revelados mientras vienen y hacen su morada en los corazones de aquellos que aman y obedecen Jesús. Juan 14:23. De la Palabra del Señor en el interior: "La segunda venida es una experiencia personal. La segunda venida es en los corazones de los creyentes purificados".]

 14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [infracción de la ley, pecado] y purificar para sí mismo un pueblo propio, ferviente por buenas obras.1 [Los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne  (la naturaleza pecaminosa) con sus pasiones y deseos  (concupiscencias y afectos). Gál 5:24. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí."]

Mostrar el Capítulo y las notas   

1 Pedro 1:5-9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación preparada para ser revelada en el tiempo final.

 6 En esto alegraos, a pesar de que es necesario sufrir unas pocas aflicciones ahora por medio de muchas pruebas, [Para recibir la salvación y el reino usted primero debe sufrir por medio de tribulaciones y adversidades. Esto ha sido mal traducido de manera que dice: ustedes puede que tengan que sufrir; pero no hay mención de puede o si es necesario en el original griego. "También todos los que estén decididos a vivir piadosamente en Cristo Jesús serán perseguidos". 2 Tim 3:12. "Los mismos sufrimientos están siendo experimentados entre todos vuestros hermanos en el mundo". 1 Ped 5:9. La salvación viene después del sufrimiento. "Porque el Señor disciplina [corrige, reprende] al que ama y flagela a todo el que recibe como hijo. Pero si estáis sin la reprensión [reprimenda y disciplina de corrección] de la cual todos [hijos verdaderos de Dios] deben compartir, entonces sois ilegítimos, y no hijos". Heb 12:6,8. ]

 7  para que la prueba de vuestra fe—más preciosa que el oro que perece, aunque sea probado con fuego—pueda resultar en alabanza, gloria y honor cuando Jesucristo se revele.

 8  Aunque no le habéis visto, le amáis; y aunque no lo veáis ahora, pero en él creéis, vosotros os alegráis con gozo inefable y glorioso,

 9 obteniendo así el fin de vuestra fe — la salvación de vuestras almas.3 [La salvación viene después del sufrimiento; de hecho, hay siete pruebas que todo hijo debe soportar antes de la salvación y de ser aceptado como hijo.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Judas 1:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 conservaos en el amor de Dios, aguardando con esperanza la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.6 [Usted debe experimentar a Jesús trayéndole vida eterna, así como Jesús le trae su salvación. Ni la salvación ni la vida eterna ocurren sin ocurrir primero la destrucción de la naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia, por medio de persistente y paciente espera en Dios en humilde silencio, escuchando, velando, y obedeciéndole, y esa obediencia es evidencia de la creencia. Pero si esperamos lo que no vemos, con perseverancia lo aguardamos. Rom 8:25. La vida y la salvación vienen a aquellos que prestan atención y obedecen los mandatos de Dios y le esperan persistente y pacientemente, Heb 5:9, 9:28]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.