La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Colosenses 1:27

Mostrar el Capítulo y las notas   

 27 A éstos, Dios ha querido dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre las naciones, el cual es: Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.5 [Hay cinco etapas de la formación de Cristo dentro de usted; vea El misterio, Cristo en Usted, para un entendimiento más detallado. En su sermón el cuáquero Esteban Crisp, quien habitó en el reino, testificó que en un día bajo el gobierno de Cristo, (en el reino), uno tiene más placer y deleite que en mil días fuera de él.]

2 Corintios 13:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Examinaos a vosotros mismos para ver si estáis firmes en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no conocéis en cuanto a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que ya estéis reprobados [probados, rechazados, abandonados al pecado]?2

Efesios 3:17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 17 para que Cristo habite en vuestros corazones2 por medio de la fe; de modo que, siendo arraigados y fundamentados en amor,

2 Corintios 4:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Porque Dios, quien mandó a que la luz resplandeciera de las tinieblas, ha resplandecido en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo.1 [Jesús aparece en el corazón purificado de los creyentes — y allí es visto. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él en ese entonces, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida en las nubes con el reino antes de morir. Además, Pablo, Jesús predicando, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez.]

Gálatas 4:6,19

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: "Abba, Padre."1

 19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros,3 [Toda palabra que el oímos hablar a nosotros nos imparte la vida de Dios, quien es Cristo, a nuestros corazones; cada palabra es implantada en nuestros corazones formando a Cristo en nosotros.]

Colosenses 3:11,16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 Aquí no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, esclavo ni libre; sino que Cristo es todo y en todos.

 16 La palabra de Cristo habite abundantemente en vosotros en toda sabiduría, enseñándoos y amonestándoos los unos a los otros [con palabras de Cristo en sus corazones] en salmos, himnos y canciones espirituales, cantando con gracia a Dios en vuestros corazones. [De la Palabra del Señor en el interior: "Que la palabra de Cristo more ricamente en ti. Si tú haces caso a mis palabras, yo moraré en ti y caminaré en ti."]

Romanos 8:9-10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 Sin embargo, vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Si alguno no tiene el Espíritu de Cristo [para que lo gobierne como rey, haciendo su voluntad], no es de él. [Pablo ha dicho claramente en los versículos anteriores que a menos que su naturaleza pecaminosa haya sido destruida, incluyendo su mente carnal; que a menos que usted ya no camine de acuerdo a sus deseos, pasiones, y placeres; que a menos que usted esté caminando bajo el control del Espíritu en pensamiento, palabra y acción; entonces usted no es parte de Cristo — usted no está en Cristo — usted no pertenece a Cristo — todavía. Primero usted debe hacer morir su naturaleza carnal y pecaminosa en la cruz interna de la negación propia... Aquellos que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos]. Gál 5:19-24. Haga clic aquí para ver más información acerca de estar "en Cristo."]

 10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo está muerto a causa del pecado; pero el Espíritu es vuestra vida a causa de la justicia. [Si el Espíritu de Cristo mora dentro de usted, entonces las obras del cuerpo, (la carne, la naturaleza pecaminosa), se hacen morir, versículo 13, a continuación; entonces el cuerpo está muerto, sus deseos y pasiones carnales y pecaminosas ya no controlan su vida. Pero el justo Espíritu de Cristo dentro de usted que ha sido formado a medida que usted carga su cruz interna de la negación propia, no muere.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.