La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Colosenses 3:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Por lo tanto, mortificad [haced morir] las obras del cuerpo que son de la vida terrenal: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos de la carne, y la codicia, que es idolatría.4

2 Corintios 7:1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.1[Ricardo Claridge, destacado entre los primeros cuáqueros, escribió lo siguiente de manera muy profunda: "La verdadera felicidad del hombre consiste en ser verdaderamente religioso, o santo, en nuestras medidas, como Dios es santo; la santidad y la felicidad están tan relacionadas, que la una no puede ser, o subsistir, sin la otra. La santidad es el comienzo de la felicidad, y la felicidad es la santidad en la perfección." De la Palabra del Señor en el interior: "Se llegó a la conclusión de que la felicidad y la santidad son separables."]

Hebreos 10:14

Mostrar el Capítulo y las notas   

 14 Porque con una sola ofrenda ha limpiado completamente y perfeccionado para siempre a aquellos que son santificados.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "Haz el árbol bueno, o hazlo malo. Un árbol que es santo es bueno. Buscamos una perfección duradera de la santidad. La gracia destruye el pecado. Los cambios que el Espíritu hace son duraderos. Buscamos una relación permanente. En el Antiguo Testamento no era una relación permanente; a menudo ellos la perdieron. La perfección temporal es reemplazada por la perfección permanente. Una vez que estás en unión, es permanente".]

Romanos 6:16,19

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 ¿No sabéis que a quien os rindáis para obedecerle como esclavos, sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado que lleva a la muerte o de la obediencia que lleva a la justicia [rectitud]?5 [La obediencia lleva a ser justos. Sin obediencia, escuchando y obedeciendo la Palabra de Dios en su corazón, usted es un esclavo del pecado. Jesús confirma esto decididamente: De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34. Nosotros,por el Espíritu aguardamos pacientemente por la fe la esperanza de la justicia [rectitud]. Gál 5:5]

 19 Os hablo en términos humanos, a causa de la debilidad de vuestra carne. Porque así como presentasteis vuestros miembros como esclavos a la impureza y de iniquidad a iniquidad, así presentad ahora vuestros miembros como esclavos a la justicia [rectitud] para la santidad.8

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.