La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Colosenses 3:5,30:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Por lo tanto, mortificad [haced morir] las obras del cuerpo que son de la vida terrenal: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos de la carne, y la codicia, que es idolatría.4

Mostrar el Capítulo y las notas   
Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /nfs/c12/h04/mnt/220383/domains/hallvworthington.com/html/getverses.php on line 807

Romanos 2:29

Mostrar el Capítulo y las notas   

 29 sino más bien, es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, por el espíritu5 y no por la letra. La alabanza del tal no proviene de los hombres, sino de Dios. [El Espíritu circuncida su corazón, cortando los pecados a medida que usted espera a Dios para recibir su gracia que tanto culpa de pecado como después quita el pecado, purificando a un pueblo peculiar, ferviente para buenas obras. Leer acerca del pecado en la Biblia no quita el deseo de pecar de su corazón; sólo el Espíritu hace eso.]

Colosenses 2:11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 En él también fuisteis circuncidados con una circuncisión no hecha con manos, al despojaros del cuerpo de los pecados de la carne mediante la circuncisión que viene de Cristo.2 [Cristo es la unción, que nos enseña todas las cosas y que circuncida nuestro corazón, cortando el prepucio del pecado y el egoísmo para que lleguemos a ser judíos en lo interior, circuncidados interiormente.]

Efesios 4:22

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño;

1 Juan 3:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 El que comete el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo.4 [Que nadie lo engañe, diciendo que todavía se puede pecar y pertenecer a Dios; los que aún están pecando sirven al diablo. Cristo es revelado en nuestra carne para destruir las obras del diablo, al condenar los pecados secretos en nuestro corazón, y después destruir aún nuestro deseo de pecar. Pablo confirma a Jesús destruyendo las obras del diablo en cada creyente purificado: "el Dios de paz aplastará en breve a Satanás debajo de vuestros pies." Rom 16:20.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.