La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Efesios 4:21-24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 asumiendo que ustedes realmente le habéis oído y habéis sido enseñados por él, así como la verdad está en Jesús.6 [Comenzamos a oír la voz apacible y delicada. Nosotros oímos para escuchar sus palabras habladas y aprender del Espíritu Santo y la Palabra y Luz en nuestros corazones; lista para enseñarnos todas las cosas y guiarnos hacia toda verdad; lista para enseñar qué debemos negar y cómo vivir sobria, justa y piadosamente en este mundo presente; y lista para purificarnos para que podamos servirle y hacer obras virtuosas de gloria al Padre. Cuando estamos suficientemente crucificados, Jesús mismo aparece y nos habla con una voz como trueno sobre las aguas descrita en muchos pasajes del Antiguo Testamento. Cuando oímos su voz por primera vez, Él nos da su juicio final, aplasta a Satanás debajo de nuestros pies, y pasamos de muerte a vida eterna. De la Palabra del Señor en el interior: "Tú oirás la verdad en el juicio final. De cierto te digo, toda la verdad es magnífica; tú te maravillarás cuando la veas. Aun Job se maravilló con lo que vio. Estar en Jesús es estar en la verdad."]

 22 Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño;

 23 pero renovaos en el espíritu de vuestra mente,

 24 y vestíos de la naturaleza que es creada nuevamente [de Cristo] que ha sido creado a la imagen de Dios en justicia y santidad de verdad.7

Mostrar el Capítulo y las notas   

Jeremías 31:33

Mostrar el Capítulo y las notas   

 33 Porque éste será el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehovah: Pondré mi ley en su interior y la escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

2 Corintios 10:4-6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas.

 5 Echando fuera todas nuestras propias decisiones, y toda barrera que se levanta contra la sabiduría de Dios; llevamos cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo,1 [no su voluntad, sino la voluntad de Dios, como el Espíritu le ordena, la palabra de Dios en su corazón. De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. En el mejor de los casos, sus pensamientos son como un vano silbido. Todos los pensamientos deben ser rechazados. Hay una bendición en hacer cesar la mente de manera permanente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todas las cosas buenas."]

 6 y estamos dispuestos a castigar toda desobediencia, una vez que vuestra obediencia sea completa. [cuando usted ha llegado a la unidad con el Espíritu, lo cual es a la medida de la estatura de plenitud de Cristo.]

Romanos 12:2,8:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.2

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Porque tener una mente carnal es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. [No cometa el error de pensar que usted es una persona con mente espiritual a menos que el Señor haya destruido su mente carnal, liberándolo del pecado, y liberándolo de caminar de acuerdo a los deseos de su carne y los pensamientos de su mente. Cuando usted está caminando con el Espíritu que suple sus pensamientos, sus palabras para que hable, y sus obras para que realice — sólo entonces usted tiene una mente espiritual, poseyendo la mente de Cristo como su guía. La vida que incluye tener una mente espiritual es seguir la luz de Cristo a medida que Él lo guíe; la paz de tener una mente espiritual es la quietud de la mente con una seguridad incuestionable y confianza para siempre.]

Isaías 65:2,55:7-9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde que anda por un camino que no es bueno, tras sus propios pensamientos.1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos. Vuélvase a Jehovah, quien tendrá de él misericordia; y a nuestro Dios, quien será amplio en perdonar. [Todos son impíos e injustos hasta que el Espíritu ha destruido sus naturalezas pecaminosas en la cruz interna de la negación propia, la cual destruye la mente egoísta, vana y carnal con sus pensamientos. La operación básica de la gracia nos está enseñando a negar la impiedad y los deseos mundanales, y cómo vivir sobria, justa, y piadosamente en el mundo presente. Tit 2:11-12.]

 8 "Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dice Jehovah.

 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que vuestros pensamientos.

Filipenses 2:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús: . [De la Palabra del Señor en el interior: "Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todas las cosas buenas. Tus pensamientos no son mis pensamientos. En el mejor de los casos, sus pensamientos son como un vano silbido. Son los muchos pensamientos lo que hacen al hombre mortal. Aquellos que siguen su propia mente llorarán y se lamentarán; habrá un gran dolor. La mente es una cosa terrible. La mente no está sujeta a la ley, ni puede estarlo. Luchamos con una mente maldita porque la mente carnal no está sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede; aquello que está en la enemistad debe morir. Debemos continuar esperando, velando, y escuchando; entonces nuestros corazones estarán en silencio por medio de la gracia. Sigue buscando la paz. Grande será tu paz si continúas fielmente. Recibirás un nuevo corazón y mente."]

1 Corintios 2:1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Así que, hermanos, cuando yo fui a vosotros para anunciaros el misterio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.