La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Efesios 4:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 asumiendo que ustedes realmente le habéis oído y habéis sido enseñados por él, así como la verdad está en Jesús.6 [Comenzamos a oír la voz apacible y delicada. Nosotros oímos para escuchar sus palabras habladas y aprender del Espíritu Santo y la Palabra y Luz en nuestros corazones; lista para enseñarnos todas las cosas y guiarnos hacia toda verdad; lista para enseñar qué debemos negar y cómo vivir sobria, justa y piadosamente en este mundo presente; y lista para purificarnos para que podamos servirle y hacer obras virtuosas de gloria al Padre. Cuando estamos suficientemente crucificados, Jesús mismo aparece y nos habla con una voz como trueno sobre las aguas descrita en muchos pasajes del Antiguo Testamento. Cuando oímos su voz por primera vez, Él nos da su juicio final, aplasta a Satanás debajo de nuestros pies, y pasamos de muerte a vida eterna. De la Palabra del Señor en el interior: "Tú oirás la verdad en el juicio final. De cierto te digo, toda la verdad es magnífica; tú te maravillarás cuando la veas. Aun Job se maravilló con lo que vio. Estar en Jesús es estar en la verdad."]

Tito 1:16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan; son abominables, desobedientes y descalificado para toda buena obra. [No se trata lo que dices que eres, sino lo que haces que demuestra un cristiano o no. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todos los que me profesan, me poseyeran. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. ¿Lo conoces o simplemente pretendes conocerlo; conocerlo es haber tenido un encuentro con él y haberlo escuchado? Busca la reunión". Las buenas obras son aquelloas que Dios dirige al hombre crucificado y puro a que realice. Cuando su naturaleza egoísta e impía ha sido destruída, entonces usted es dirigido en obras a su gloria. Hasta entonces, usted puede llamarle Señor, usted puede llamarle Maestro, pero eso mismo hizo Judas, incluso le besó. Si usted peca, usted lo niega como su Señor y Maestro. Sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado que lleva a la muerte o de la obediencia que lleva a la justicia. Rom 6:16.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.