La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Ezequiel 33:31

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Vienen a ti como el pueblo acostumbra venir, y se sientan delante de ti como mi pueblo. Oyen tus palabras, pero no las ponen por obra. Más bien, expresan motivos sensuales con sus bocas, y su corazón va en pos de su avaricia. [La avaricia es querer algo más: un nuevo automóbil, una casa nueva, una vacación en Hawaii, ropa, un cuerpo, buena comida, una bebida, una droga, un teléfono celular más genial, etc. La avaricia está prohibida tanto en el Antiguo Testamento como el Nuevo, y por la ley de Dios escrita en el corazón de cada hombre, y por Cristo y sus apóstoles. Pablo ha definido la avaricia como idolatría. El mundo ha olvidado completamente la avaricia, y los predicadores del evangelio de la prosperidad del cristianismo incluso enseñan que la avaricia es recompensada por Dios. Y por lo tanto, mientras los así llamados cristianos de hoy en día confiesan su credo, cantan sus himnos, dicen sus oraciones, y estudian sus Biblias; lo hacen todo con sólo sus bocas porque sus corazones son tan repugnantes como los de sus así llamados prójimos paganos, ambos deseando las mismas cosas. De la Palabra del Señor en el interior: "El cristianismo no tiene idea de lo que soy yo o de lo que represento. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.