La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Gálatas 1

Próximo Capítulo

 1 Pablo, apóstol--no de parte de hombres ni por medio de hombre, sino por medio de Jesucristo y de Dios Padre, quien lo resucitó de entre los muertos--

 2 y todos los hermanos que están conmigo; a las iglesias de Galacia:

 3 Gracia a vosotros y paz, de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo,

 4 quien se dio a sí mismo por nuestros pecados. De este modo nos libró de la presente época malvada, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,

 5 a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 6 Estoy asombrado de que tan pronto os estéis apartando del que os llamó por la gracia de Cristo, para ir tras un evangelio diferente.

 7 No es que haya otro evangelio, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.

 8 Pero aun si nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema [anatema, sentenciado al castigo eterno].

 9 Como ya lo hemos dicho, ahora mismo vuelvo a decir: Si alguien os está anunciando un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema.1 [El evangelio que los gálatas habían recibido de Pablo había sido explicado a Pablo por Jesús, como está registrado en Hechos 26:17-18, (Jesús hablando a Pablo): "... ahora yo (Jesús) te envío para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados, una liberación de la esclavitud del pecado y una herencia entre purificados por la fe en mí". Hechos 26:17-18]

 10 ¿Busco ahora convencer a los hombres, o a Dios? ¿Será que busco agradar a los hombres? Si yo todavía tratara de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo.

 11 Pero os hago saber, hermanos, que el evangelio que fue anunciado por mí no es según hombre;

 12 porque yo no lo recibí, ni me fue enseñado de parte de ningún hombre, sino por revelación de Jesucristo.2

 13 Ya oísteis acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo: que yo perseguía ferozmente a la iglesia de Dios y la estaba asolando.

 14 Me destacaba en el judaísmo sobre muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres.

 15 Pero cuando Dios--quien me apartó desde el vientre de mi madre y me llamó por su gracia--se complacido

 16 revelar a su Hijo en mí para3 que yo lo anunciase entre los gentiles, no consulté de inmediato con ningún hombre

 17 ni subí a Jerusalén a los que fueron apóstoles antes que yo, sino que partí para Arabia y volví de nuevo a Damasco.

 18 Luego, después de tres años, subí a Jerusalén para entrevistarme con Pedro y permanecí con él quince días.

 19 No vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo, el hermano del Señor;

 20 y en cuanto a lo que os escribo, he aquí delante de Dios, que no miento.

 21 Después fui a las regiones de Siria y de Cilicia.

 22 Y yo no era conocido de vista por las iglesias de Judea, las que están en Cristo.

 23 Solamente oían decir: "El que antes nos perseguía ahora proclama como buena nueva la fe que antes asolaba."

 24 Y daban gloria a Dios por causa de mí.


Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 Pero os hago saber, hermanos, que el evangelio que fue anunciado por mí no es según hombre; porque yo no lo recibí, ni me fue enseñado de parte de ningún hombre, sino por revelación de Jesucristo. El evangelio le fue predicado a Pablo por el Espíritu de Jesucristo a través de la revelación. Él no lo aprendió de un hombre; él no lo leyó en un libro; Cristo se lo predicó. Por cuanto permanecéis fundados y firmes en la fe, sin ser removidos de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual ha sido predicado en toda la creación debajo del cielo. De este evangelio yo, Pablo, llegué a ser ministro. Col 1:23. Lo que se conoce de Dios sólo viene por medio de la revelación del Espíritu a usted.

1 Si alguien os está anunciando un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema.

Pablo fue enviado por Jesús a predicar las buenas nuevas (el evangelio) de la siguiente manera: "yo [Jesús] te envío para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados, una liberación de la esclavitud del pecado y una herencia entre purificados por la fe en mí". Acts 26:17-17.

Además, también se registra que Jesús prometió que puedes volverte uno con él y Dios y que puedes y debes entrar en el reino de los cielos mientras todavía estás en la tierra; vea Juan 14 con el comentario al pie de página (haga clic) y luego Juan 17 con el comentario al pie de página (haga clic). ¿Alguna vez te han dicho que puedes y debes entrar en el reino mientras todavía estás en la tierra? ¿Alguna vez te han dicho que puedes volverte uno con Dios y Jesús? Sin embargo, ambos eventos son parte de las buenas nuevas que Jesús vino a predicar; y luego murió en la cruz para mostrarnos el alcance de nuestra obediencia requerida para alcanzar: 1) libertad de la esclavitud del pecado, 2) pureza, 3) el reino de los cielos, y 4) llegar a ser uno con él y Dios.

El evangelio es el ministerio del Espíritu para liberarlo completamente del pecado, a medida que usted se arrepiente de sus viejos caminos de egoísmo en la cruz interna de la negación propia; para ser lavado, limpiado, y purificado; para entonces ser trasladado al reino de Cristo; y después vivir en unión con Cristo y con Dios, en la tierra y para siempre.

La Escritura nos dice que el evangelio es un misterio:"El misterio que había estado oculto desde los siglos y generaciones, pero que ahora ha sido revelado a sus santos". Col 1:26. Y lo cierto es que el cristianismo de hoy en día, (que no tiene ningún santo), no tiene idea de lo que es el evangelio. Ni siquiera están conscientes de que el evangelio es un misterio. Ellos piensan que es:

  1. "Jesús salva"; o
  2. los libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan; o
  3. la venida inminente sólo-una-vez del reino (cuya venida inminente sólo-una-vez ha tomado 2000 años hasta ahora).

De la Palabra del Señor en el interior: "El evangelio es un misterio para el hombre natural; él no puede concebirlo. El evangelio no es un libro que debe ser leído; debe ser revelado en tu corazón. El evangelio es bastante radical; es alucinante —unidad con Cristo; esto yo le ofrezco gratis a todos. A menos que te purifique, no tendrás parte de mí".

Jesús nunca dijo que usted podía ser salvo si usted recita la oración del pecador, o si es bautizado en el agua, o si come el pan o bebe el jugo de uva; éstos son sólo rituales paganos, el camino ancho y amplio que lleva a la destrucción. Las sectas deficientes, que todavía son esclavas del pecado y el poder de Satanás, creen en un Dios cuyo favor ellas piensan que recibirán automáticamente debido a sus rituales paganos y apariencia de piedad. Ellos niegan que hay un Dios de poder, quien puede y está ansioso de librarnos de la opresión y cautiverio del pecado, para que nosotros podamos asegurarnos sus promesas, que requieren nuestra santidad y pureza. Estas sectas deficientes han definido un evangelio falso que promete el cielo a aquellos que todavía están pecando, y un Jesús falso, quien supuestamente acepta el pecado, la desobediencia, y la indiferencia hacia sus propios mandamientos. Jesús dijo: El que no me ama no obedece mis palabras. Como dijo Pablo, "sea anatema aquel que traiga un evangelio diferente," un evangelio diferente y un Jesús diferente de lo que predicó Pablo. Las sectas deficientes predican falsamente un evangelio diferente al de Pablo, mientras que ignoran completamente, descartan totalmente, y no creen en las Buenas Nuevas que Jesús anunció que él había sido enviado por Dios a proclamar:

El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque me ha ungido para anunciar
el evangelio a los pobres
[en Espíritu];
me ha enviado para me ha enviado a
sanar a los quebrantados de corazón

[que lloran por causa de su esclavitud al pecado],
a proclamar libertad a los cautivos [del pecado] y
restablecimiento de la vista a los ciegos [espirituales],
para liberar aquellos que están oprimidos [por su esclavitud al pecado]
y para proclamar el año agradable del Señor.
Lucas 4:18-19

y [Jesús] diciendo: "El tiempo se ha cumplido,
y el reino de Dios se ha acercado [muy cerca].
¡Arrepentíos y creed en el evangelio!"
Marcos 1:15

Note, el tiempo del comienzo del reino fue entonces, cuando Jesús estaba vivo. El Nuevo Testamento está lleno de referencias a la segunda venida de Jesús como entonces, no miles de años más tarde. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él en ese entonces, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida en las nubes con el reino antes de morir. Además Pablo, Jesús predicando, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. El cristianismo despreocupadamente ignora esta enorme incongruencia entre lo que la Biblia dice claramente en contraste con lo que sus propios guías ciegos les enseñan. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez. De la Palabra del Señor en el interior: "Seis testimonios prueban la existencia del reino. La segunda venida es una experiencia personal. La segunda venida es en los corazones de los creyentes purificados. El Rey es donde él es rey".

En este capítulo de Gálatas, Pablo también escribió: "Pero aun si nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema [anatema, sentenciado al castigo eterno]. Como ya lo hemos dicho, ahora mismo vuelvo a decir: Si alguien os está anunciando un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema". Gál 1:8-9. Y así, los predicadores y maestros del cristianismo de hoy serían eternamente maldecidos por Pablo debido a que predican un evangelio completamente diferente al evangelio verdadero.

El evangelio de este sitio internet aboga por la pureza y un estado sin pecado. ¿Acaso el evangelio que usted ha oído no excusa el pecado, la inmoralidad, la impureza, y la impiedad? ¿Qué evangelio parece ser el camino angosto que pocos encontrarán, y muchos intentarán pero no podrán entrar por la puerta estrecha? ¿Qué evangelio parece ser el camino espacioso y fácil que lleva a la destrucción adónde muchos van? ¿Podría ver usted a Cristo defendiendo el pecado, la imperfección, la impureza, y la falta de santidad? De modo que cuál es el verdadero evangelio; ¿el que promete libertad del pecado, o el que ofrece libertad para pecar sin culpa, pero que le dice que tiene que llevar su "pecado hasta la tumba?" ¿No es esto sólo convertir la gracia en permiso para pecar?

De la Palabra del Señor en el interior:

3 Jesús fue revelado en Pablo por Dios para que Pablo pudiera predicar. Este es el requisito de un ministro verdadero de Cristo: tener al Hijo revelado en él antes de predicar. Esta es la experiencia personal de la segunda venida de Jesucristo, o su regreso, o su segunda aparición. Pablo dijo también: Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado. Col 1:13. Y: Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Gál 2:20. De modo que Pablo aquí testifica de la revelación (la segunda venida) de Jesucristo en él, siendo trasladado hacia el reino, y viviendo en unión con Cristo; todas las grandes promesas, experimentadas por Pablo mientras estaba vivo, y testificadas para nuestro beneficio.

_______________________________________

Próximo Capítulo