La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Hebreos 5:13-14

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Pues todo el que se alimenta de leche no es capaz de entender la palabra de la justicia, porque aún es niño.

 14 Pero el alimento sólido es para aquellos que son perfectos,3 para los que por la práctica [las enseñanzas] tienen los sentidos entrenados para discernir entre el bien y el mal.

Gálatas 5:19-21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Éstas son: inmoralidad sexual (incluyendo la fornicación y el adulterio), impureza, lujuria, [Las obras de la carne son el pecado y la paga del pecado es la muerte. De la Palabra del Señor en el interior: "El pecado libre de consecuencias no existe; las consecuencias son verdaderamente asombrosas. Hay una guerra que usted debe ganar; el pecado debe ser vencido; los deseos de la carne combaten contra su alma."]

 20 idolatría (incluyendo la codicia), hechicería, odio, discusiones (incluyendo las peleas), celos, ira, ambición, divisiones, facciones (incluyendo hacer sectas), [De la Palabra del Señor en el interior: "No seas engañado; la ira debe ser eliminada para entrar en el reino".]

 21 envidia, borracheras, fiestas (con fuertes cantos, bailes, y bebidas alcohólicas) y cosas semejantes a éstas, de las cuales os advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios.4 [Todos los hombres hacen obras de la carne porque sus corazones están contaminados hasta que ellos han sido crucificados en la cruz interna de la negación propia, y de ninguna manera entrará en el cielo ninguna cosa que está contaminada. Apoc 21:27. El fruto de la carne incluye: inmoralidad sexual, impureza, codicia, indecencia, tonterías, bromas groseras, obscenidad, adulterio, desenfreno, hechicería, odio, peleas, celos, iras, ambición egoísta, divisiones, envidias, homicidios, borracheras, fiestas, malos pensamientos, fornicaciones, iniquidad, engaño, blasfemia, orgullo, enojo, jactancia, lisonja, falta de modestia, inmoralidad, e insensatez; Ccualquiera de estas cosas descalifica a cualquier hombre del cielo.]

Gálatas 5:22-23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 Pero el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz (quietud y confianza segura para siempre), paciencia (incluyendo longanimidad, constancia y perseverancia), amabilidad (incluyendo moralidad e integridad), bondad, fe, [De la Palabra del Señor en el interior: "a menos que testifiques acerca de recibir la fe de Cristo, estás bajo la ley." A menos que usted sea guiado por el espíritu, usted está bajo la ley, Gál 5:18; cuando usted recibe este fruto, entonces usted es guiado por el Espíritu. Aquellas ramas que no llevan fruto son echadas al fuego.]

 23 benignidad (incluyendo mansedumbre y humildad), y dominio propio (dominio de los apetitos sensuales, pasiones y deseos). Contra tales cosas no hay ley,5 [Después que usted ha mortificado y crucificado su naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia, usted recibe el fruto del espíritu. Entonces usted ya no está sujeto a la ley porque entonces usted es guiado por el Espíritu. Rom 8:14, Gál 3:25, 5:18. La ley se enseñorea del hombre hasta su muerte, Rom 7:1, y esta muerte ocurre cuando él ha sido crucificado, Rom 7:6,Gál 2:20; como el siguiente versículo enfatiza.]

Marcos 7:21-23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 Porque desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los robos, [Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso. Jeremías 17:9]

 22 las avaricias, las maldades, el engaño, la falta de restricción, el ojo maligno [envidia], la blasfemia, el orgullo y la insensatez. [...el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud...Génesis 8:21]

 23 Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre.3 [El corazón de todo hombre comienza lleno de maldad, lleno de pecado, contaminado, y descalificado para el cielo. A menos tu corazón esté limpio por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro un hombre, todos los hombres caminan de acuerdo a los caminos del mundo y al dios de este mundo, satisfaciendo sus deseos y la lujuria de su carne de acuerdo a sus pensamientos, de acuerdo a su imaginación maligna, de acuerdo a sus mentes carnales que son enemistad en contra de Dios y no pueden estar sujetas a la ley de Dios. Rom 8:6-7. Todo hombre es juzgado por sus palabras y obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Sólo un corazón que es limpiado del pecado es aceptable ante Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Si tú todavía estás pecando, perteneces al pecado y no a mi. Veme a mi — que ningún pecado tiene lugar en mi. Estás sin excusa, oh hombre. El pecado en los creyentes es intolerable. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. El puro es inocente de toda contaminación." Usted puede pensar que usted es un cristiano y llamarle "Señor," pero si usted muere mientras todavía está pecando, es expulsado del cielo. Todos los hombres contaminados son expulsados del cielo. Cuando son purificados por la gracia, los hombres son trasladados hacia el cielo mientras todavía están en la tierra, y después para siempre. Para ser liberado del pecado, aún del deseo de pecar, usted debe obedecer los mandatos hablados por el Señor que usted se expone al oír, al espéralo a Él en humilde silencio a medida que usted oye y vela; esa es la única cosa necesaria. Lucas 10:39-42. ]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.