La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Hebreos 9:13-14,10:10,22

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Porque si la sangre de machos cabríos y de toros, y la ceniza de la vaquilla rociada sobre los impuros, santifican para la purificación del cuerpo,

 14 ¡cuánto más la sangre de Cristo, quien mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará nuestras conciencias de las obras muertas [de vuestra propia voluntad] para servir al Dios vivo!1 [El tercer testigo en la tierra, la sangre de Jesús, es rociada en el corazón y la consciencia; y por esta sangre usted es santificado y limpiado de todas sus obras muertas para servir al Dios viviente y para ya no servir sus obras muertas; las obras muertas son sus obras y palabras que se originaron de su propia voluntad, su mente carnal, y su imaginación impía — obras hechas por los hombres que están muertos a la vida de Dios que Adán perdió por todos los hombres. Las obras de fe obediente a las órdenes de Dios no son obras muertas y son esenciales. De la Palabra del Señor en el interior: "Cuando tú eres limpiado de las obras muertas, eres liberado de servir a la iniquidad para servir a DiosFelices son aquellos que sirven a Dios en su reino." Las obras muertas también incluyen obras obsoletas de la ley tales como: sacrificios, circuncisión, diezmos, días, sábados, comidas, etc.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 Es en esa voluntad que somos santificados, mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

 22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.2 [Esta agua no es el agua del bautismo de Juan. Esta agua es el agua del cielo, el agua de la Palabra, uno de los tres testigos en la tierra; por la cual ellos son lavados — sus mentes, sus almas, sus espíritus, y en sus cuerpos, con esta agua pura y celestial. El tercer testigo en la tierra, la sangre de Jesús, es rociada en sus corazónes y conciencias; por la cual ellos son santificados, y ellos son limpiados de todas sus obras muertas, para servir al Dios viviente, y para ya no servir sus obras muertas. Estos son eventos que usted debe ver, sentir y experimentar para que usted pueda ser un verdadero creyente en el Hijo de Dios.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.