La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Isaías 33:15-17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 15 El que camina en justicia y habla con rectitud, el que aborrece el lucro de la opresión, el que sacude sus manos para no recibir soborno, el que tapa sus oídos para no oír de hechos de sangre, el que cierra sus ojos para no ver la iniquidad,

 16 él vivirá en las alturas, y una fortaleza de roca será su alto refugio. Su pan le será provisto, y su agua no faltará.

 17 Tus ojos verán al Rey en su hermosura; verán una tierra que se extiende a la distancia.

Juan 12:26

Mostrar el Capítulo y las notas   

 26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estoy, allí también estará mi siervo.3 Si alguno me sirve, el Padre le honrará. [Mientras están están vivos en la tierra, sus verdaderos siervos pueden ser trasladados hacia el reino del cielo; ellos todavía permanecen en la tierra caminando, pero su conciencia y su vista están en el cielo en la presencia de Jesús y del Padre. Jesús oró: No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del maligno.  Juan 17:15. Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado,  para que vean mi gloria que me has dado. Juan 17:24. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra. Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré una corona para liderarlos y guiarlos." Mientras Jorge Fox ministró en la tierra, él fue trasladado al paraíso; y entonces él vivió en el paraíso.]

Juan 17:15,24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 15 No ruego que los quites del mundo,1 sino que los guardes del maligno. [Su vista y su conciencia están en el cielo, pero usted todavía está en la tierra sirviendo al Señor. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra. Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré una corona para liderarlos y guiarlos."]

 24 "Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado, 5 para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. [Esto se aplica a todos sus discípulos, ahora y entonces. Se refiere a ser trasladados hacia el reino de los cielos, y ser resucitados con Cristo para sentarse en los lugares celestiales en Cristo; sin embargo ellos no son quitados del mundo (versículo 15 más arriba), físicamente; sus conciencias y su vista están en la paz del cielo, y ven la tierra desde lejos (un abismo espiritual inmenso), a través de los ojos de Dios. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estoy, allí también estará mi siervo. Juan 12:26. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra. Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré una corona para liderarlos y guiarlos." Mientras Jorge Fox ministró en la tierra, él fue trasladado al paraíso; y entonces él vivió en el paraíso.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.