La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Isaías 59:10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 Palpamos la pared como los ciegos, palpamos como si no tuviéramos ojos; tropezamos al medio día como si fuera la noche; entre los fuertes somos como hombres muertos.1 [El corazón de todo hombre es maligno hasta que es purificado cuando la luz surge en su corazón para que él vea por la luz de Dios, viendo lo que Dios quiere que haga y diga con respecto a todas sus palabras para hablar y acciones para hacer. Hasta que la luz se levanta, el hombre camina como un hombre ciego, o como un hombre en la oscuridad; él rebota de las paredes, tratando esto o lo otro; siempre fallando, siempre golpeando las paredes, siempre tropezando, cayendo en hoyos. Sin Dios, somos incapaces de hacer las decisiones correctas; lo mejor que podemos hacer es escoger la alternativa menos maligna, que aun así es maligna. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo pecado es oscuridad. Aquel que busca no escuchar mi voz tantea en la oscuridad. Caminar en la luz es ser guiados a través de la vida por Dios; caminar en la oscuridad es hacer nuestras propias decisiones con respecto a qué hacer y decir. A menos que el Señor te guie, no tienes ninguna posibilidad."]

1 Juan 2:11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 Pero el que odia a su hermano está en tinieblas y anda en tinieblas; y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.

Juan 9:41

Mostrar el Capítulo y las notas   

 41 Les dijo Jesús: --Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; pero ahora porque decís: "Vemos", vuestro pecado permanece.3 [Los cristianos de hoy en día son exactamente como los fariseos en este versículo. La cristiandad dicen: "tenemos un pase libre al cielo. Nuestros pecados, pasados, presentes y furturos son pagados por Jesús. Somos justos creyentes en Jesús, podemos ver y entender, no tenemos necesidad de nada más." Pero Jesús dijo que los creyentes que van a la iglesia de Laodicea: tú eres desaventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Apoc. 3:17-19.]

Apocalipsis 3:17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 17 Ya que tú dices: 'Soy rico; me he enriquecido y no tengo ninguna necesidad', y no sabes que tú eres desgraciado, miserable, pobre, ciego y desnudo,5 [De la Palabra del Señor en el interior: "Yo trabajo con el ciego; pero si tú piensas que puedes ver, y no estás conmigo en el cielo, yo te haré un hazmerreír."]

Juan 8:12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 12 Jesús les habló otra vez a los fariseos diciendo: --Yo soy la luz del mundo [de cada hombre]. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.2 [La Luz (Cristo) es dada a cada hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y al permanecer en la Luz y obedecer la Luz, recibir la salvación para llegar a ser un hijo de la luz, un hijo de Dios. Seguir a Jesús es obedecer lo que Él le muestra y le dice a usted por medio de la revelación. Si usted no guarda ni obedece las palabras que le oye a Cristo hablarle a usted, esas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48. De la Palabra del Señor en el interior: "La obediencia lleva a la restauración de la vida."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.