La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Isaías 59:9-10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 Por lo tanto el juicio está lejos de nosotros, y no nos sobrepasa la justicia [rectitud]; esperamos la luz, pero sólo vemos oscuridad; esperamos la luz brillante, pero caminamos en la oscuridad.

 10 Palpamos la pared como los ciegos, palpamos como si no tuviéramos ojos; tropezamos al medio día como si fuera la noche; entre los fuertes somos como hombres muertos.1 [El corazón de todo hombre es maligno hasta que es purificado cuando la luz surge en su corazón para que él vea por la luz de Dios, viendo lo que Dios quiere que haga y diga con respecto a todas sus palabras para hablar y acciones para hacer. Hasta que la luz se levanta, el hombre camina como un hombre ciego, o como un hombre en la oscuridad; él rebota de las paredes, tratando esto o lo otro; siempre fallando, siempre golpeando las paredes, siempre tropezando, cayendo en hoyos. Sin Dios, somos incapaces de hacer las decisiones correctas; lo mejor que podemos hacer es escoger la alternativa menos maligna, que aun así es maligna. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo pecado es oscuridad. Aquel que busca no escuchar mi voz tantea en la oscuridad. Caminar en la luz es ser guiados a través de la vida por Dios; caminar en la oscuridad es hacer nuestras propias decisiones con respecto a qué hacer y decir. A menos que el Señor te guie, no tienes ninguna posibilidad."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Esperamos la luz, pero solo vemos oscuridad. Esperamos la luz brillante, pero caminamos en la oscuridad. Palpamos la pared como los ciegos, palpamos como si no tuviéramos ojos; tropezamos al medio día como si fuera la noche; entre los fuertes somos como hombres muertos. A menos que el hombre ha sido purificado y la luz surja en su corazón, de manera que vea con los ojos de Dios, viendo sólo lo que es virtuoso y ordenado por Dios, el hombre camina como un hombre ciego, o como un hombre en la oscuridad. Rebota en las paredes, tratando esto, y tratando lo otro; siempre fallando, siempre golpeando las paredes, siempre tropezando, cayendo en las zanjas. Sin Dios, no somos capaces de tomar las decisiones correctas; lo mejor que podemos hacer es elegir la alternativa menos mala, que aún así es impía.

De la Palabra del Señor en el interior: "Aquel que busca no escuchar mi voz tantea en la oscuridad. Caminar en la luz es ser guiados a través de la vida por Dios; caminar en la oscuridad es hacer nuestras propias decisiones con respecto a qué hacer y decir. A menos que el Señor te guie, no tienes ninguna posibilidad."

Respecto a aquellos que vienen a este sitio web y rehusan aceptar su mensaje, la Palabra del Señor en el interior dijo: "Ellos rehusan y continúan tanteando en la oscuridad."

Andad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas. Porque el que anda en tinieblas no sabe a dónde va. Juan 12:35
La lámpara del cuerpo es el ojo [espiritual]. Así que, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz.
Pero si tu ojo es malo, todo tu cuerpo estará en tinieblas. De modo que, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande es esa oscuridad! Mat 6:22-23

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. [Él es Jesús, la vida y la luz de los hombres.]
La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. [Pero los hombres en sus tinieblas no entienden.] Juan 1:4-5

Yo soy la luz del mundo. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

_______________________________________