La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Jeremías 25:33

Mostrar el Capítulo y las notas   

 33 En aquel día los muertos por Jehovah estarán desde un extremo de la tierra hasta el otro. No serán llorados; no serán recogidos ni sepultados. Serán convertidos en abono sobre la superficie de la tierra."2

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 Hasta el año 2009, esta profecía de destrucción de toda la gente maligna del mundo todavía no se ha cumplido; se refiere a la tierra entera y todas las naciones. El Señor va a destruír a toda la gente maligna del mundo entero, y dejará al mundo poblado sólo con aquellos que le oyen y obedecen su voz, que caminan completamente en el camino que él les manda. El Señor ha destruído a Jerusalén y Judá, y entonces razona con nosotros diciéndonos cómo podemos escapar ese castigo cuando nosotros estemos haciendo lo mismo: cuando no lo buscamos, no escuchamos su voz, ni le obedecemos. Casi todos, incluyendo a los así llamados cristianos, estaban caminando tras la imaginación de su propio corazón, lo cual es peor que adorar ídolos o dioses falsos. A menos que estemos escuchando y siguiendo la voz del Señor dentro de nuestros corazones, el Señor no es nuestro Dios; nuestro dios es el yo, y servimos nuestros propios deseos egoístas, siguiendo los deseos de nuestra carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida. Por lo tanto, para hacer al Señor su Dios, usted debe ir a él. Usted debe esperarlo a élescuchar en silencio, con la humildad de un pecador que tiene la necesidad de su poder que produce cambio — la gracia. Por lo tanto busque, escuche, obedezca...busque, escuche, obedezca....busque, escuche, obedezca. Siga haciendo esto hasta que Cristo aparezca en su corazón como una estrella magnífica. Usted debe persistir en hacer esto y debe soportar hasta el fin, cuando Cristo traiga la salvación.

Anda, oh pueblo mío, entra en tus habitaciones; cierra tras de ti tus puertas. Escóndete por un breve momento hasta que pase la ira. Porque he aquí que Jehovah sale de su lugar, para castigar la maldad de los habitantes de la tierra contra él. Isa 26:20-21. Juzgará entre las naciones; las llenará de cadáveres. Aplastará a los jefes sobre la extensa tierra. Sal 110:6. Él destruirá en ella a sus pecadores. Isa 13:9

Estas son profecías del Señor que finalmente hablan de la iniquidad de la tierra, para destruír a todos los que no escuchan su voz ni le obedecen, después de que todo hombre oye la voz del Señor y le da la espalda. Esto es como cuando los primogénitos en Egipto fueron destruídos; aquellos que comieron la cena de la Pascua y marcaron sus dinteles con la sangre del cordero, no sufrieron la muerte. El equivalente espiritual es que todos los del primer nacimiento serán destruídos; aquellos que han muerto realmente a la carne, al crucificar su vida carnal egoísta, serán perdonados; y sus conciencias son rociadas con la sangre de Jesús para ser limpiados de las obras muertas, y viven sólo en obediencia para servir al Dios viviente.

Antes de que esto suceda, como dijo Jeremías en Jer 25:31, "él tiene juicio contra las naciones."Estos son mensajes relacionados de la Palabra del Señor en el interior recibidos en el 2008:

_______________________________________