La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 14:6,10:1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Jesús le dijo: --Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. [No es suficiente creer que Jesús es el Hijo de Dios; usted debe exponerse a si mismo para oírle a él mandarle a arrepentirse y entonces obedecerle — de manera repetida hasta que usted lo vea a él traerle su salvación. Él lo guía por este camino angosto de la cruz, en el cual usted debe negarse a sí mismo diariamente para seguirle, (obedecerle), a Él. Como Isaac Penington, que vivía en el reino, escribió: "el camino es largo, el viaje pesado, los enemigos y las dificultades muchas, y que hay una necesidad de mucha fe, esperanza, paciencia, arrepentimiento, vigilancia en contra de las tentaciones, etc., antes que la vida eterna de dios en ellos llegue a ese nivel". Cada palabra que usted oye de Él transmite la vida de Cristo para ser implantada en su corazón hasta que él está completamente formado y resucitado en usted para que sea su verdadero Señor quien gobierna todas sus palabras y acciones. Entonces usted ha llegado a ser un varón perfecto, hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Efesios 4:13.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 [Muchos de los versículos en este capítulo describen lo que le sucede a un creyente al final de su caminata hacia el reino de Dios y su justicia. El Señor regresa al creyente crucificado, quien recién a pasado por el bautismo de fuego y la muerte, para ser resucitado con el Señor, quien entonces resucita al creyente para ir a vivir al reino de los cielos; pero ese creyente todavía camina sobre la tierra con Jesús quien mora en él a medida que hacen las obras y la voluntad del Padre para mostrar el poder y amor de Dios hacia el mundo.

Primero debemos escuchar al Espíritu Santo y la Palabra del Señor en el interior para oír y obedecer sus muchas enseñanzas y órdenes. Luego, con larga persistencia y paciencia en hacer obras de arrepentimiento obediente, experimentamos el bautismo de fuego y muerte, para después oír la Voz del Señor a la que este capítulo hace referencia, y así podemos reconocer esta voz como la Voz del Señor; entonces somos capaces de ignorar fácilmente la voz de los espíritus malignos que intentan hacerse pasar por Él.

Hay una voz del Señor que es como un trueno sobre las aguas descrita en muchos pasajes del Antiguo Testamento. Esto es radicalmente diferente que la voz apacible y delicada que oímos desde el interior de nuestros corazones proveniente del Espíritu Santo. La Palabra del Señor en el interior y el Espíritu Santo nos hablan con palabras de Jesús, por lo tanto, estamos escuchando de el Hijo de Dios. Pero a menos que podamos realmente escuchar la Voz del Señor, no vamos a saber con certeza que es el Señor quien nos habla. De la Palabra del Señor en el interior: "Siempre tendrás dudas hasta que oigas su voz. Mi voz es como un trueno sobre las aguas. Oirás su voz cuando Él te llama". Nosotros escucharemos la voz del Señor como trueno sobre las aguas por primera vez después que nos hayamos sometido al bautismo de fuego y muerte para ser llamados a venir fuera y resucitados como una nueva criatura, y entonces conocerá su voz; este capítulo se refiere a su voz como un trueno sobre las aguas.]

 1  "De cierto, de cierto os digo que el que no entra al redil de las ovejas por la puerta, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y asaltante.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.