La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 1:7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen por medio de él [la luz, el Cristo].4 [Juan vino a dar testimonio de la Luz (la Luz de la Palabra), para que todos los hombres pudieran creer lo que la luz revela que es verdad y así sean salvos — esto es creer en Jesús. De la Palabra del Señor en el interior: "Hagan caso a la luz, lo cual es consentir con la verdad." Jesús nos dice: "creed en la luz, para que seáis hijos de luz." Juan 12:36. Esta Luz había sido profetizada como el nuevo pacto de Dios con la salvación hasta los confines de la tierra, tanto a los judíos como a los gentiles. Isa 42:6,49:6. La luz de la vida, que Dios ha escondido en el corazón, es el nuevo pacto; aquel que quiere entrar en el nuevo pacto, hay que creer y obedecer la luz que es Cristo.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

4 Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen por medio de él [la luz, el Cristo] . Juan no vino para que todos los hombres creyeran por medio de Juan; él sólo testificó de aquello que todos los hombres deberían creer: la luz dentro de los hombres, quien es Cristo. Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen por medio de él [la luz, el Cristo]. Este versículo es menudo se malinterpreta como "Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen por medio de Juan". Sin embargo, Juan no vino para que todos los hombres creyeran por medio de Juan; él sólo testificó de aquello que todos los hombres deberían creer: la luz dentro de los hombres, quien es Cristo.

¿Puede usted ser salvo al creer por medio de Juan?—¡No! ¿Puede usted ser salvo al creer que hay una luz?—¡No! El creerle a Juan o creer que hay una luz, porque Juan dijo que había una, sólo tiene valor si usted le pone atención, hace caso, y cree en la luz; y esta luz está en cada hombre que viene al mundo, (versículo 9), puesta allí para que todo hombre pueda creer en la verdad que la luz le habla a él. Si usted cree que la luz le muestra y le habla acerca de su mal comportamiento, entonces si usted cambia su comportamiento, está haciendo caso a la luz; y entonces Dios le da más de su Espíritu. Jesús nunca nos dijo que creyéramos en el testimonio de Juan o que creyéramos que hay una luz, sino que Jesús dijo: "Mientras tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz," Juan 12:36; y un hijo de la luz es un hijo del Padre de las luces, quien es Dios, quien es luz, 1 Juan 1:5. Insinuar que hay un gran valor en creer a Juan apoya la falsa doctrina de Babilonia: cree en Jesús y serás salvo, lo cual ignora ligeramente muchos versículos específicos que hablan de las excepciones, requerimientos, y condiciones para calificar de la salvación.

¿Para que creyesen en qué? No en algún hecho histórico, que es el así llamado Credo de los Apóstoles la cristiandad, inventado 350 años después de la muerte de los apóstoles— NO. ¿Creer que hay una luz? — NO. Usted debe creer las súplicas anónimas de la Luz (que todo hombre oye en algún momento de su vida) para alejarse del mal comportamiento, para que usted entonces pueda alejarse de ese comportamiento porque usted ama la verdad que la Luz le muestra. La luz es otra manifestación de la Palabra, Cristo, el Espíritu. La luz o espíritu razona con el hombre para rechazar sus malos caminos; si el hombre cree lo que la luz le muestra o que le dice que es verdad, entonces él cree en la luz, y esta es la razón por la cual Dios le dio a todo hombre la luzpara que todos los hombres puedan creer en ella. Creer en la luz es creer que lo que ella le muestra por revelación es verdad, y después guardar y obedecer sus enseñanzas; esto es creer en Jesús porque Jesús es esa Luz. La búsqueda continua de las revelaciones de la luz resultan en que la luz (o Espíritu de Cristo, o gracia) separa al hombre de sus pecados, lo cual resulta en la salvación; la cual es una liberación de todo pecado y una unión con Dios en su reino para siempre como hijo de la luz. Porque Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas. 1 Juan 1:5. Un hijo de la luz es un hijo de Dios. Los hechos históricos de la Biblia son hermosos e inspiradores, pero creer en ellos no hace al hombre aceptable ante Dios.

¿Qué es necesario para creer? Tres cosas:

1) creer que las palabras habladas que usted oye en su corazón son verdad,
2) creer que la fuente de la verdad es Cristo, quien es la palabra en su corazón, y quien es la verdad, y
3) obediencia — en temor a la desaprobación de Dios de la desobediencia — o el deseo de agradar a Dios, respetando su virtud y con el deseo de no desilusionarlo.

Sin obediencia, su creencia o fe es sólo de la boca para afuera; y su desobediencia es una negación de Jesús como Señor y Maestro.

_______________________________________