La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 3:3-8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 Respondió Jesús y le dijo: --De cierto, de cierto te digo que a menos que uno nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios.

 4 Nicodemo le dijo: --¿Cómo puede nacer un hombre si ya es viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer?

 5 Respondió Jesús: --De cierto, de cierto te digo que a menos que uno nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.1

 6  Lo que ha nacido de la carne, carne es; y lo que ha nacido del Espíritu, espíritu es.

 7 No te maravilles de que te dije: "Os es necesario nacer de nuevo." [De la Palabra del Señor en el interior: "Saber que tú haz nacido otra vez es ver tu salvación aparecer en tu corazón."]

 8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; pero no sabes ni de dónde viene ni a dónde va. Así es todo aquel que ha nacido del Espíritu.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 De cierto, de cierto te digo que a menos que uno nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. El agua no es agua externa; es un tipo de agua santa que lo lava de adentro hacia afuera; es el agua espiritual de la palabra. De la carta 265 de Jorge Fox.

"Por lo tanto Cristo la luz le enseña a su pueblo a creer en la luz que pone de manifiesto todas las cosas; y aquellos que creen en la luz tienen el testigo de Cristo en sí mismos, en quien ellos creen, ellos tienen el testimonio en sí mismos, que él es su redentor, y salvador, y su camino, su verdad, y su vida; porque con la luz ellos lo ven, ellos creen en la luz que pone de manifiesto; y después que ellos creen en la luz, llegan a ser hijos de la luz; ellos mismos testifican, que son sellados, porque su creencia en la luz permanece en Cristo la luz, quien los ha comprado y los ha adquirido; y después que son sellados por el espíritu de la promesa, teniendo la marca o sello de Dios sobre ellos, pueden poner en sus sellos, que Dios es fiel en todas sus promesas, y todos sus profetas, con respecto a Cristo Jesús; quien les enseñó a creer en la luz. Con la luz ellos ven, y llegan a conocer a los "tres que dan testimonio en el cielo", y los "tres que dan testimonio en la tierra, el espíritu del agua, y la sangre."

Y así todo creyente verdadero cree como Cristo les ha enseñado que crea, a creer en la luz, para que puedan llegar a ser hijos de la luz. Ellos tienen estos tres testigos que dan testimonio en la tierra, que dan testimonio en sí mismos; y que pueden poner en su sello, que Dios es fiel en todas sus obras, en sus profetas y apóstoles, y su hijo; y ellos llegarán a conocer, y llegan a conocer, a los tres que dan testimonio en el cielo, y los tres que dan testimonio en la tierra."

De la Palabra del Señor en el interior: "Los tres testigos: estos tres deben ser manifestados claramente; los ojos deben germinar." Usted debe ver claramente los tres testigos con los ojos de su corazón, y los ojos de su corazón primero deben ser desarrollados, lo cual viene con esperar persistente y pacientemente a Dios en humilde silencio para oír y ver sus revelaciones de la Palabra y luz dentro de su corazón.

Ser nacido del Espíritu es primero haber muerto a la naturaleza egoísta de la cruz interna de la negación propia. Usted debe perder su vida para salvarla. Usted debe llegar a ser una criatura completamente nueva, con un corazón nuevo y una mente nueva. Esto no sucede al leer las escrituras, decir una oración, mojarse en el bautismo, o decir que Jesús es Señor. Si usted es nacido otra vez, sus deseos y lujuria han sido crucificados para la muerte del yo de la cruz interna de la negación propia. Todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios [Cristo] permanece en él, y no puede seguir pecando, porque ha nacido de Dios. 1 Juan 3:9. Este es el juicio final, el día del Señor, que ocurre con los individuos que han preparado el camino para el Señor. El verdadero bautismo del Espíritu Santo: en la muerte de Cristo. El compartir su muerte. Y cuando su espíritu egoísta ha muerto, entonces Cristo se une con su alma en las bodas del Cordero, y usted es nacido otra vez; a medida que Jesús es resucitado en usted para ser su verdadero Señor. 2 Cor 4:14, Col 2:11-12,3:1, Efe 2:6, Gál 2:20, Rom 8:11

Del Diario de Jorge Fox:

Usted debe tener comunión con Cristo en sus sufrimientos; 1 Ped 4:12-13
si usted quiere reinar con él, debe sufrir con él; 2 Tim 2:12
si usted quiere vivir con él, debe morir con él; 2 Tim 2:11

y si usted muere con él, debe ser sepultado con él, Rom 6:4
y al ser sepultado con él en el verdadero bautismo, usted también resucitará con él. Col 2:11-12

Debe haber "una venida a su muerte, un sufrimiento con Cristo;" y esta es una necesidad para la salvación;
y no temporalmente, sino continuamente: debe haber una "muerte diaria."

En 1 Juan 5, Juan cuidadosamente define cuáles son las experiencias que califican a un creyente que ha nacido de Dios, las cuales están resumidas aquí:

  1. un creyente nacido de Dios guarda los mandatos de Dios, y éstos no son una carga; versículos 2,3
  2. el creyente nacido de Dios ha vencido al mundo al crucificar su naturaleza pecaminosa, (los antojos prohibidos, los deseos apasionados, y la lujuria de ella), versículos 4,5
  3. el creyente nacido de Dios ha visto en su corazón por la luz que manifiesta todas las cosas los tres testigos en la tierra: (Vea el versículo 8 y la nota número 3 que se encuentra aquí para más descripción de los tres testigos que se deben experimentar antes de que uno nazca otra vez.)
  4. el creyente nacido otra vez tiene vida eterna en él, la cual es ser restaurados a la imagen espiritual de Dios en verdadera justicia y santidad. versículo 12
  5. el creyente nacido otra vez no peca y no puede pecar porque está protegido por su Padre para no caer en ninguna tentación. versículo 18
  6. Jesús está presente dentro del creyente, y el creyente está en Cristo; el creyente está en unión con Cristo y el Padre. versículo 20

Aquellos que dicen que son cristianos nacidos otra vez que todavía están viviendo en los deseos carnales y placeres del mundo, y por lo tanto todavía son esclavos del pecado, están difamando la verdad y crean confusión. De la Palabra del Señor en el interior:

La presunción de ser nacidos otra vez en vez de una realidad experimentada, es una cristianismo falsa.
Tal cristianismo es Babilonia y la bestia con cuernos es como un cordero a la que el mundo entero sigue.

Si usted ha nacido otra vez, Cristo ha sido revelado [visto, oído, sentido, experimentado] en usted.
Jesús es resucitado en nosotros para ser nuestro verdadero Señor. 2 Cor 4:14, Col 2:11-12,3:1, Efe 2:5-6, Gál 2:20, Rom 8:11

Pablo dijo: el Padre estaba complacido revelar a su Hijo en mí para que yo lo anunciase. Gál 1:15-16

Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Gál 2:20
Si usted ha nacido otra vez, su naturaleza pecaminosa ya no vive, ha sido crucificada en la cruz interna de la negación propia.

El único escritura versículo, tomado fuera de contexto, que la gente usa para hacerse a sí mismos creer que han nacido otra vez, es el siguiente:

Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios. 1 Juan 5:1
"Ven," dicen ellos – "las escrituras prueban que he nacido otra vez porque yo creo que Jesús es el Cristo."

Otro gran error es asumir una experiencia espiritual de ser nacido otra vez — cuando es sólo una llamada de atención — sólo Dios visitándole, dándole un hambre de más de él, y motivándolo a buscarlo con todo su corazónbuscar su rostro y estar en su presencia continuamente.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Cor 5:17
Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión ni la incircuncisión valen nada, sino la nueva criatura. Gál 6:15
Y os habéis [propuesto] revestido del nuevo hombre, quien es renovado en conocimiento, conforme a la imagen de aquel que lo creó. Col 3:10
Y vestíos del nuevo hombre [de Cristo] que ha sido creado a semejanza de Dios en justicia y santidad de verdad. Efe 4:24
Porque es necesario que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y que esto mortal sea vestido de inmortalidad. 1 Corintios 15:53


(Juan Richardson, Ministro en el siglo 18): "A menos que uno nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios." No, el hombre natural que no ha sido regenerado no puede ver el reino celestial y espiritual de Cristo, que se sostiene no sólo con poder, sino también en justicia, gozo y paz en el Espíritu Santo; y nacer otra vez no es algo que se hace imperceptiblemente, como tampoco el nacimiento natural puede ocurrir sin molestias; y pretender estar en Cristo y no ser una nueva criatura, es absurdo; pretender ser una nueva criatura y no poder dar cuenta de cómo esto sucedió, es irrazonable; porque no puede ocurrir sin nuestro conocimiento; porque nacer otra vez significa ser despertados y resucitados en una vida nueva espiritual, por medio de la cual el cuerpo de pecado de la carne muere y llega a vivir una vida de negación propia. Aquellos que están crucificados con Cristo son crucificados en sus pecados, para que así como él murió por el pecado, así nosotros debemos morir al pecado. En ese estado no vivimos según la carne, aunque vivimos, como dijo el apóstol Pablo, en la carne; pero la vida que ellos viven es por medio de la fe en el Hijo de Dios. Y suponer tener todo esto, y mucho más en nosotros, sin que nosotros lo sepamos, es inexplicable.

_______________________________________