La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 6:27,47,48,63

Mostrar el Capítulo y las notas   

 27 Trabajad no por la comida que perece, sino [más bien trabajad] por la comida que permanece para vida eterna, que el Hijo del Hombre os dará; porque Dios el Padre lo ha autorizado y certificado con su sello. [żCuáles son las obras que usted debe hacer que perduran para vida eterna?—exponerse persistente y pacientemente a oír a Cristo hablar sus órdenes y enseńanzas a usted, al sentarse, esperar en Dios, escuchar, velar, oír, creer y obedecer; eso es lo único que se necesita y las únicas obras que sobreviven al fuego que todos deben atravesar.]

 47 De cierto, de cierto os digo: El que cree [depende, confía, obedece] tiene vida eterna.

 48 Yo soy el pan de vida.

 63 El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida.6 [Jesús es el pan de vida: la vida de Dios. De la Palabra del Seńor en el interior: "Las palabras que yo les hablo imparten vida; el Espíritu da la vida con cada palabra que es oída." Para adquirir más de Jesús, (la vida), usted debe estar en silencio, esperarlo a Él, oír, escuchar las palabras que él le habla a usted, y obedecer lo que él le manda. Sus palabras que él nos habla nos imparten la vida de Dios y están implantadas en nuestros corazones; y debido a que Jesús es la vida de Dios, sus palabras habladas forman a Jesús dentro de nosotros, hasta que finalmente él es resucitado en nosotros para llegar a ser nuestro verdadero Seńor, gobernando nuestros pensamientos, palabras y obras. De la Palabra del Señor en el interior: "Cristo es en realidad resucitado en cada persona que viene de Él y le obedece repetidamente. Con persistente y fiel obediencia, usted también será resucitado."]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Mateo 4:4

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 Pero él respondió y dijo: --Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. [Para tener vida en Dios, todos los hombres deben oír a Dios hablándoles y vivir por sus palabras, que son espíritu e imparten vida. Juan 6:63.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.